Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Viaje Cultural a Valladolid: descripción de la Ruta del Hereje

164 views

Published on

14-12-2029 Viaje Cultural a Valladolid: Museo de Escultura Policromada, Belén Napolitano siglo XVIII, Museo Oriental y Ruta del Hereje.
Organizado por la Universidad Popular Carmen de Michelena de Tres Cantos

Published in: Travel
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Viaje Cultural a Valladolid: descripción de la Ruta del Hereje

  1. 1. RUTA DEL HEREJE Nunca se hubieran imaginado los habitantes de la ciudad de Valladolid que un personaje, surgido de la imaginaci�n del gran novelista Miguel Delibes, iba a ser objeto de tal peregrinaci�n tur�stica. Hoy cientos de visitantes siguen la huella de Cipriano Salcedo, en el encandilador escenario que proporciona la capital vallisoletana. Tras el rastro de Cipriano Salcedo Cipriano Salcedo, personaje central de la novela El Hereje, es el hilo conductor que el escritor Miguel Delibes recrea en el escenario del Valladolid del siglo XVI. Despu�s de publicarse la obra, considerada como cumbre de la narrativa espa�ola de la segunda mitad del siglo XX, el impacto fue tal entre los lectores e intelectuales que oblig� al Ayuntamiento de la ciudad a trazar una ruta tur�stica. La ruta recorre los principales lugares que Delibes describe en el libro, bajo la mirada de Cipriano, que se convierte as� no s�lo en el protagonista y eje imaginario de la novela, sino tambi�n en un mito y una aut�ntica referencia tur�stica. Con �l, el viajero descubrir� cada calle, plaza y palacio del antiguo y actual Valladolid. Ni Miguel de Cervantes, ni Crist�bal Col�n, ni siquiera el Conde Ans�rez -fundador de la ciudad- han logrado alcanzar tal dimensi�n popular y tur�stica.
  2. 2. Basada en el texto de Delibes, la ruta reconstruye la villa en su momento de m�ximo esplendor: la primera mitad del siglo XVI, cuando contaba ya con una poblaci�n de 28.000 habitantes. Todo el relato gira en torno a dos grandes autos de fe acaecidos en octubre de 1559 en Valladolid, aunque el itinerario guiado va m�s all� y se detiene en los principales enclaves reflejados en el libro. El recorrido comienza en la plaza de San Pablo y muere en el Campo Grande, donde antiguamente estaban las puertas de la ciudad. Un total de once estaciones trazan la ruta y diversos hitos hacen referencia a alg�n fragmento de El Hereje, acompa�ado del grabado de un personaje del relato. La casa de los Salcedo es el primer alto, al que sigue el de La Corte y la Iglesia, en el magn�fico entorno de la plaza de San Pablo, donde destaca el conjunto de la iglesia, el Museo Nacional de Escultura y el Palacio de Pimentel. A escasos metros, el turista conocer� el mundo de los letrados, en la plaza de Santa Br�gida. Aqu� se encuentra el convento de Santa Br�gida que da nombre a la plaza y en la esquina, entre �sta y la calle de San Diego, lo que fuera el Palacio del Licenciado Francisco de Butr�n, abogado de la Real Audiencia y Chanciller�a. El palacio se convierte en la excusa para explicar la forma de administrar justicia en la �poca. La nobleza y la aspiraci�n nobiliaria marca el siguiente hito en la plaza de Fabio Nelli, donde hoy est� el Museo Provincial de Valladolid. En torno a la plaza de Palacios se ubicaron las principales mansiones y casas palaciegas de Valladolid. Hoy todav�a se mantienen en pie, adem�s del citado palacio, el de los Valverde. En la plaza de la Trinidad, presidida por la iglesia que lleva su nombre y por la Biblioteca Municipal, se hace la siguiente parada conocida como el almac�n de la Juder�a y el Hospital de Exp�sitos. Narra la novela que aqu� la familia de los Salcedo tuvo un almac�n de lanas, muy cerca del antiguo palacio del Conde de Benavente, que m�s tarde ser�a orfanato.
  3. 3. El convento de Santa Catalina, encabezando a los implicados en la Reforma, dista unos 30 metros. Las religiosas tambi�n cobran vida en la narraci�n que explica cu�l era su funci�n en la �poca. El entierro de Leonor de Vivero y la Casa de Alonso Berruguete marcan las siguientes paradas. La primera, en lo que se conoce como la Capilla de Fuensalda�a, en las traseras del convento de San Benito y en las inmediaciones de la iglesia de San Agust�n y el Museo de Arte Contempor�neo. La segunda, junto a la iglesia de San Benito, es una excusa para visitar la iglesia y de paso conocer que el destacado escultor fue el encargado de realizar la 'tabla de bulto' de nuestro protagonista. La Taberna de Garabito, entre la plaza de Fuente Dorada y la calle C�novas del Castillo, fue lugar concurrido por Cipriano quien ya prob� los excelentes vinos de Rueda. Aqu� tambi�n aparece la casa de Orates y el cruce con la comitiva real. La Plaza Mayor, punto neur�lgico de la vida de la ciudad, ser�a el escenario de la celebraci�n del Auto de Fe en el que se condenar�a a Cipriano. Desde aqu� nos dirigimos, rumbo a las puertas de la ciudad, a la calle Santiago, columna vertebral del casco hist�rico del Valladolid presente. Hacia la mitad, en la iglesia de Santiago, una placa recuerda que el doctor Cazalla imparti� m�s de un serm�n en su interior. La ruta concluye en las inmediaciones de la Plaza Zorrilla, presidida por una estatua del c�lebre escritor, m�s en concreto en la Puerta del Campo, puerta de salida y entrada a la ciudad y n�cleo de la manceb�a que se concentraba en la actual Casa Mantilla, antiguo Hospital de la Resurrecci�n.

×