Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Seminario La Globalización Mundial. Sesión 1, Introducción y Nociones generales sobre Globalización - Documento 2

109 views

Published on

Más información en:
https://www.universidadpopularc3c.es/index.php/actividades/seminarios/event/3468-seminario-sobre-globalizacion-mundial-1-introduccion-y-nociones-generales-sobre-globalizacion
Ponente: Vicente Ausín, Doctor en Ciencias Físicas
Tema: La Globalización Mundial: Introducción y Nociones generales sobre Globalización
Fecha: 15 de octubre de 2019
Lugar: Universidad Popular Carmen de Michelena de Tres Cantos (España).

Published in: Economy & Finance
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Seminario La Globalización Mundial. Sesión 1, Introducción y Nociones generales sobre Globalización - Documento 2

  1. 1. 1 UNIVERSIDAD POPULAR CARMEN DE MICHELENA (TRES CANTOS)-CURSO 2019-2020 SEMINARIO SOBRE GLOBALIZACIÓN Tema 1-día 15-Octubre-2019 “INTRODUCCIÓN Y NOCIONES GENERALES SOBRE GLOBALIZACIÓN: LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA COMO IMPULSORES DE LA GLOBALIZACIÓN 1.-INTRODUCCIÓN Vivimos inevitablemente en un mundo global para lo bueno y para lo malo, con cambios profundos a nivel mundial en el comercio, las relaciones políticas y socio- económicas, la geopolítica y la cultura; todo en un proceso de cambio permanente empujado por las nuevas tecnologías de información y comunicación en entornos digitales (big-data, inteligencia artificial, redes de comunicación, internet, etc). Vivimos una interconexión cada vez mayor a nivel mundial de todos los países, con influencia decisiva en el comercio, los puestos de trabajo, la emigración, etc. Cada vez somos más interdependientes a nivel global, la interconexión y la dependencia son crecientes y eso genera tanto ilusiones (anhelos de un mundo hermanado, remembranza de un proletariado unido) como grandes rechazos por sus evidentes aspectos negativos. La Globalización genera múltiples visiones y muchas dudas, con movimientos de aceptación como fenómeno a la postre positivo y también con fuertes oposiciones antiglobalización. El rechazo a la globalización tiene mucho que ver actualmente con la evidencia de que este fenómeno está siendo fuertemente aprovechado por las élites más ricas (internacionalmente) para empujar el reparto de la riqueza mundial en proporción creciente hacia ellas y decreciente hacia los asalariados: los ricos lo son cada vez más y los pobres ahondan en su pobreza. No podemos ignorar que el futuro de la humanidad está inevitablemente ligado a la globalización; eso está claro para los aspectos negativos y nos hacemos la pregunta de si también se decantarán las posibles consecuencias positivas. La respuesta es que eso dependerá de lo que hagamos los ciudadanos en todo el mundo, y la clave será una vez más la educación: hay que dotar a los futuros ciudadanos de herramientas y formación para defenderse en entornos cambiantes e integrarse con suficiencia en la sociedad digital, dentro de los nuevos modelos de producción y comunicación que van apareciendo. Pero no podemos olvidar que la globalización económica y tecnológica de los medios de comunicación traslada también la globalización a los problemas: mercado de trabajo, ecología, criminalidad, trata de personas (nuevas formas de esclavitud), etc. Lo cual a su vez demanda una globalización ética, con un número de valores éticos compartidos por todas las naciones, religiones y grupos de intereses. No sólo es necesario un nuevo orden mundial sino también un ethos universalmente aceptado. Por lo que respecta a España frente a la globalización tenemos que hacer un cambio total de modelo productivo y educativo en el que deberían confluir los esfuerzos de
  2. 2. 2 todas las fuerzas políticas, con una fuerte ligazón e implicación en la Comunidad Europea. Ante la inevitable globalización no hay que tener desafección sino implicación y, a pesar de los aspectos negativos y el rechazo que a veces produce el fenómeno de la globalización, todo sería mucho peor sin la intervención de los organismos internacionales (OMC, CE, ONU, etc) aunque no lleguemos a verlo ni seamos conscientes las más de las veces. No podemos ser meros espectadores de este fenómeno inevitable que condiciona, queramos o no, nuestras vidas. La respuesta no puede ser la indiferencia sino la implicación, y el primer paso para ello tiene que ser la información y la comprensión del fenómeno. Ese es el fin y el por qué de este Seminario. 2.-CONTENIDO Y TEMÁTICA DEL SEMINARIO. Para dar respuesta a las cuestiones que se han avanzado en la Introducción hemos diseñado un Seminario con 6 sesiones cuyas temáticas recogemos a continuación: 1ª.- Introducción y Nociones generales sobre Globalización: Ciencia y Tecnología impulsores de la Globalización: Tecnologías I&C (información y Comunicación); sociedad del conocimiento (globalización de la información); problema del uso y protección de datos personales; reto de la tecnología 5G (batalla entre superpotencias); el papel de la robotización. 2ª.Globalización económica: capitalismo financiero; nueva economía global; mercados globales; tensión entre el mundo rural y el urbano(divorcio ciudad-campo); el avance de la desigualdad entre países, zonas geográficas y personas (mercado laboral). 3ª.-Globalización Política y Social: globalización y geopolítica; desigualdad social ; avance de los populismos; geopolítica (gobierno mundial, mundialización democrática); fin del Estado-nación. 4ª.-La inmigración como problema y como oportunidad: la distribución de la riqueza como impulsora de la emigración; refugiados y desplazados; efectos en el mercado de trabajo local; la inmigración como vector de la globalización; prostitución e inmigración. 5ª.-Globalización Cultural: globalización del conocimiento (Wikipedia y otros fenómenos paralelos); uniformización de culturas; pérdida de lo autóctono (diversidad); empobrecimiento cultural. 6ª.-Proyección de futuro y retos de la Globalización: retos económicos (capitalismo financiero), retos sociales, miedos y antiglobalización (Desarrollismo y Dirigismo en un mundo globalizado). 3.-¿QUÉ ENTENDEMOS POR GLOBALIZACIÓN? Comúnmente se entiende como Globalización “un fenómeno a escala mundial que a través de procesos económicos, políticos, sociales, tecnológicos, empresariales y culturales han ido creando una creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo uniendo sus mercados, sociedades y culturas, todo lo cual
  3. 3. 3 está desencadenando una serie de transformaciones sociales, económicas y políticas de carácter global o mundial”. El Diccionario de la Lengua Española (DRAE-2006) define la Globalización como “la tendencia de los mercado y de las empresas a extenderse, alcanzando una dimensión mundial que sobrepasa las fronteras nacionales”. Por su parte José Luís Sampedro definía la globalización como “Constelación de centros con fuerte poder económico y fines lucrativos, unidos por intereses paralelos, cuyas decisiones dominan los mercados mundiales, especialmente los financieros, usando la más avanzada tecnología y aprovechando la ausencia o debilidad de medidas reguladoras y de controles públicos.” Por último recogemos la definición que da Omar Alejandro Martínez sobre la Globalización como: la etapa actual que vive el capitalismo mundial, siendo caracterizada por la desaparición de las fronteras económicas que impedían la libre circulación de bienes, productos y capitales, incluyendo tanto las leyes de comercio como la política misma produciendo efectos en el medio ambiente, la cultura, los sistemas políticos, el desarrollo y la prosperidad económica, al igual que en el bienestar físico de los seres humanos que conforman las sociedades de todo el mundo. En definitiva vemos que las características que definen y enmarcan el fenómeno que llamamos Globalización son las siguientes: .-Es un conjunto de procesos económicos, políticos, sociales, tecnológicos, empresariales y culturales .-Tiene una dimensión mundial .- Fundamentalmente promovido por centros con fuerte poder económico y fines lucrativos .-Es un fenómeno del CAPITALISMO MUNDIAL: Sus decisiones dominan los mercados mundiales .-Hace uso de la más avanzada tecnología .-Se aprovecha de la ausencia o debilidad de medidas reguladoras y de controles públicos. .-Busca y provoca la desaparición de las fronteras económicas .- Promueve la libre circulación de bienes, productos y capitales .-Tiene efectos en el medio ambiente, la cultura, los sistemas políticos, el desarrollo y la prosperidad económica, .-Afecta en general al bienestar físico de los seres humanos que conforman las sociedades de todo el mundo. 4.-LA GLOBALIZACIÓN EN LA HISTORIA La Globalización como concepto general no es un fenómeno totalmente nuevo, aunque sí lo son algunas de las características que presenta actualmente. A lo largo de la historia ha habido muchos períodos y episodios que podríamos enmarcar dentro de
  4. 4. 4 un proceso de “globalización progresiva”, entendido como el descubrimiento de nuevos territorios, la conexión e interacción entre pueblos y culturas diferentes hasta llegar a entender siquiera someramente cómo es la Tierra en la que habitamos y ser capaces de alcanzar con los medios de transporte disponibles cualquier punto de esa esfera terrestre. Baste recordar el Imperio Macedonio de Alejandro Magno, el basto y muy influyente Imperio Romano, la Ruta de la Seda de Marco Polo, etc, hasta llegar al momento crucial del Descubrimiento de América en 1492 y la subsiguiente vuelta al Mundo con Magallanes y Elcano, la extensión del imperio español a América y el Pacífico, el posterior imperio británico con su apabullante poderío naval, la colonización y reparto de África entre unos pocos países europeos en el S. XIX, etc. Todo ello muy ligado a los avances en los medios de transporte (sobre todo la navegación) que condicionaron en todo momento la comunicación hasta el descubrimiento de la radio y el telégrafo. Hasta entonces la información desde los puntos extremos de los imperios hasta los centros de decisión (la capital del Imperio) podía tardar meses, y unos cuantos días en el mejor de los casos. Los avances actuales en el transporte y sobre todo en los medios de comunicación han sido cruciales para facilitar y promover el fenómeno actual de la Globalización. Pero el fenómeno actual de la globalización, tal y como lo hemos definido en el punto 3 es un salto cualitativo de gran magnitud respecto a esos procesos históricos de creciente comunicación e interdependencia territorial en todo el planeta. Algunos sitúan su comienzo en la invención del chip electrónico (1958), otros en el final de la Guerra Fría y la desaparición de la Unión Soviética (1989). Pero hay un hito tecnológico que está en el origen de la gran revolución que supone la globalización, y es la creación de Internet en 1969 (hace ahora 50 años) que coincide también con la llegada del hombre a la Luna donde se produce la primera transmisión mundial vía satélite; todos pudimos ver en su momento casi “on line” las imágenes de los astronautas americanos pisando por primera vez el suelo lunar, y si no las vimos entonces ya nos los han recordado infinidad de veces en este año de aniversario. Desde la invención de Internet hace 50 años los avances en el mundo de las comunicaciones han tenido un carácter exponencial y las capacidades actuales de transmitir información a cualquier lugar del mundo y sus aplicaciones múltiples hace que aquel incipiente Internet de 1969 (que nació con una clara intención de intercambio rápido de conocimientos entre científicos, con su origen en el CERN) nos parezca a día de hoy un juego de niños. 5.-CAUSAS DE LA GLOBALIZACIÓN. Ya henos dicho que tanto el final de la Guerra Fría con la caída del muro de Berlín como la invención de Internet están detrás del comienzo de esta etapa de la economía mundial y de las relaciones entre países que llamamos Globalización. Pero ahondando un poco más en las causas destacaremos las siguientes: A.-El avance imparable de las tecnologías de la Información y Comunicación (I&C) que ha hecho que la intercomunicación mundial sea un hecho de la mano del teléfono móvil, las tabletas, las redes sociales (Faceboof, Instagram, Twiter, etc), y que ha revolucionado tanto la relación entre personas cercanas y lejanas como el intercambio
  5. 5. 5 comercial (con fenómenos como Amazon y Ali Baba),, las transacciones financieras, la relación entre los estados (con reuniones en vídeo), la aparición del Big Data con todos los problemas que subyacen bajo el mismo, etc. Fenómenos nuevos como el Big Data, la IA (Inteligencia artificial), la universalización en el uso de las redes sociales que han dado un vuelco total a los medios de comunicación, los usos de la nueva política basándose en esas redes sociales e incrementando y haciendo uso habitual de las “fake news” (noticias falsas) han acabado configurando un mundo de relaciones nuevo en el que la información veraz y objetiva parece haber dejado de ser un derecho universal para transformarse en lo que los vendedores y políticos nos ofrecen como su relato, que pretenden que aceptemos como cierto y lo abracemos como lo mejor que el mundo nos puede ofrecer. B.-La transformación paulatina de China en la “fábrica del mundo”: este fenómeno que empezó hace unas pocas décadas se ha consolidado ya como una especie de estándar industrial en el que los países occidentales más prósperos dejan de fabricar todo tipo de mercancías (inicialmente de bajo valor añadido pero posteriormente subiendo el nivel técnico) y conciertan con empresas chinas su fabricación en ese país a coste muy inferior pero manteniendo el diseño y las redes de distribución; el transporte naval en contenedores cada vez más grandes abarata extraordinariamente los costes de envío desde China hasta los países consumidores. Esta tendencia inicialmente centrada en China continental se ha ido extendiendo a los países de su entorno (India, Vietnam, Tailandia, etc) y hoy prácticamente sectores enteros de la fabricación se asientan en esos países: el textil, calzado, bienes de consumo habitual (múltiples objetos que encontramos en los bazares chinos), informática, telefonía móvil y elementos auxiliares de la electrónica, aparatos audiovisuales, ferretería, mobiliario (IKEA fabrica todo en esos países), etc. Muchas marcas de prestigio en el mundo deportivo (Nike, Adidas, …) y en el del lujo (Vuiton, Chanel, …) tienen el grueso de su producción allí aunque luego la vendan en los países de alto poder adquisitivo. Esto ha supuesto la deslocalización de multitud de industrias en los países occidentales donde sólo quedan unas pocas industrias de alta tecnología (no transferidas a China) o de sectores estratégicos (militar, biotecnología); eso ha tenido un impacto importante en el mercado de trabajo de esas industrias perdidas que en parte han tenido que ser sustituidas por empleo en servicios pero con un déficit de puestos importante y un debilitamiento de las fortalezas económicas de esos países. Pero además esos países receptores de la fabricación exportada desde occidente, con China en cabeza, no se han quedado parados y apoyándose en la nueva riqueza que sus industrias les proporcionan han ido accediendo a cotas crecientes de conocimiento y desarrollo tecnológico, hasta el punto de que ya tienen sus diseños propios y ofrecen productos de alta tecnología competitivos con los que pretendemos reservarnos en Occidente. Como ejemplo, el mundo de la telefonía móvil en el que ya varias compañías chinas e indias ofrecen productos con una relación calidad/precio muy competitivos. Y como exponente de que el esquema inicial de la deslocalización de industrias por reducción drástica de costes se ha ido complicando tenemos hoy en día el enorme problema del inmediato mercado del 5G que está dando lugar a la guerra comercial (con serias implicaciones políticas y diplomáticas) entre EE.UU. (empujado por el presidente Trump) y China (de la mano de Huawey).
  6. 6. 6 Todo este proceso ha dado a China una potencia económica impensable hace 10 años y China ha empezado seriamente a ser la amenaza más próxima contra la hegemonía mundial de EE.UU. en el campo económico lo que ha abierto una guerra comercial y de divisas entre estas dos potencias que están condicionando negativamente a toda la economía mundial. C.-Las mejoras en el transporte, sobre todo el naval, y la distribución. Producir en lugares lejanos y vender en puntos cercanos a precio competitivo exige recudir al mínimo posible los costes de transporte y distribución. El transporte, en abrumadora mayoría mediante contenedores en barcos diseñados “ad-hoc”, ha reducido de manera constante sus costes con nuevas tecnologías en las que tanto el embarque como la entrega de mercancías en puertos diseñados para tal fin han mejorado notablemente, con hitos históricos como la ampliación del canal de Panamá, la nueva ruta ártica explorada por Rusia, etc. Y en el campo de la distribución todos conocemos de 1ª mano el fenómeno de las nuevas plataformas de distribución vía “on line”, como Amazon (abierta a múltiples vendedores), Ebay (admite subastas), Wallapop (2ª mano) y Rakuten en el mundo occidental ; Ali Baba en China; todo ello gracias a las nuevas capacidades que las tecnologías de I&C facilitan para convertir las pantallas de dispositivos móviles en escaparates, los medios inmediatos de pago, las facilidades de devolución, etc. Todas estas tecnologías nuevas de distribución que empezaron centradas en productos no perecederos están ya ampliando su área de aplicación en productos frescos de alimentación y hasta en servicios de restauración, dada la mejora importante que se va consiguiendo en los tiempos de entrega. Sectores como el de los supermercados y tiendas de alimentación , así como la restauración ven amenazado su futuro por esta invasión de nuevas fórmulas. D.-El ansia del capitalismo por desarrollarse cada vez más y ampliar continuamente nuevos mercados. Es evidente que la Globalización es una consecuencia inevitable del capitalismo que aparece cuando el avance tecnológico le ofrece nuevas oportunidades de desarrollo y ampliación de mercados, que fueron desde el principio objetivos prioritarios de la burguesía. Ni con el Socialismo ni con el Comunismo este fenómeno se hubiera producido. Si se argumenta que China es hoy un país de régimen comunista hay que aclarar que lo es como régimen político pero en cambio en el terreno económico hace mucho tiempo que China derivó hacia el modelo capitalista, aunque controlado por el estado. De nuevo hay que hacer alusión a las tecnologías de la I&C como facilitadoras de este fenómeno. No hay ningún punto del planeta al que actualmente no llegue el teléfono móvil; hasta en la aldea más miserable de África pueden encontrarse móviles, y esto es un elemento fundamental para ampliar mercados. Para vender más hay que ampliar el número de compradores y ofrecer la mercancía exige disponer de escaparates mundiales, y los móviles lo son, aunque ello derive en otros muchos problemas de los que hablaremos más adelante. E.-La necesidad y disponibilidad de materias primas.
  7. 7. 7 Una economía globalizada no sólo necesita el mundo para distribuir los productos fabricados sino que necesita acopiar materiales procedentes de todo el mundo y eso implica un mercado global de esos materiales, ya sean petróleo, metales estratégicos (tierras raras, wolframio, litio, etc), alimentos, … Es significativo en ese sentido la geo- estrategia que desde hace muchos años viene desarrollándose en torno al mundo del petróleo y la penetración creciente de China en África en busca de controlar la riqueza de las materias primas que posee. No es sólo un problema de disponibilidad (recursos totales disponibles) sino también de posesión y reparto, que se utiliza habitualmente como arma de negociación política. F.-La interdependencia global. El imparable proceso de globalización ha hecho que una vez metidos en su dinámica seamos ya incapaces de salir de un bucle en el que las consecuencias (la interdependencia global) se convierten en una causa más, pasando a ser un mecanismo que se retroalimenta sin parar. Es impensable volver a la situación de hace 50-60 años con economías cerradas sobre sí mismas y autocracias que pretenden excluir de su menú todo lo que venga de fuera. En ese sentido los nuevos proteccionismos que pretenden poner en marcha determinados regímenes populistas (empezando por los EE.UU. de Trump y siguiendo por el Brexit) están llamados al fracaso y pasarán caras facturas a sus países pero también al entorno de su influencia mundial. 6.-CONSECUENCIAS POSITIVAS Y NEGATIVAS DE LA GLOBALIZACIÓN. Ya hemos dicho anteriormente que nos guste o no la Globalización es un hecho, no una opción, que ha llegado para quedarse y como tal no podemos plantearnos su aceptación o rechazo sin más, sino a lo sumo aspirar a cambiarla con nuestra participación en el proceso, tratando de limitar e incluso rectificar sus consecuencias negativas y por el contrario incentivando e impulsando las positivas. Son muchas las consecuencias derivadas de la Globalización creciente. Citaremos sólo las que nos parecen más significativas: A.-Un nuevo reparto de la riqueza mundial: la globalización ha hecho de “vasos comunicantes” entre las economías mundiales y eso ha llevado a que un porcentaje mayor de la riqueza producida vaya a países anteriormente más pobres y se reduzcan las desigualdades en ese reparto del pastel de la producción mundial. Como ejemplo (no es el único) podemos citar el caso de China donde ha sido espectacular la mejora en sus índices de pobreza: desde 1974 China ha sacado de la pobreza (miseria cabría decir en muchos casos) a millones de personas y puede decirse sin eufemismos que por primera vez en la historia China ha salido de las hambrunas endémicas, aunque haya todavía millones de pobres y desnutrición entre los 1300 millones de su población; hay que recordar que en 1974 la 1ª Conferencia mundial de la alimentación celebrada en Roma pronosticaba que China no podría alimentar a los 1.000 millones de chinos de su población y acabaría en una catástrofe, pronóstico que por fortuna no se ha cumplido. Con el “Gran salto adelante” de Mao entre 1960 y 1970 hubo decenas de millones de chinos que murieron de hambre.
  8. 8. 8 Lo mismo podría decirse, aunque en menor medida. De India y otros países de su entorno, y en ese proceso desde luego la Globalización ha jugado un papel fundamental. En definitiva por tanto puede decirse que la Globalización ha tenido un efecto positivo en mejorar la igualdad mundial del reparto de la riqueza entre países y ha permitido que muchas zonas subdesarrolladas hayan salido o estén saliendo de la pobreza y el hambre, cuyos índices han ido bajando año tras año. B.-Efectos de la deslocalización de la producción industrial. El traslado de gran parte de la producción industrial convencional (y parte de productos de media y alta tecnología) hacia las fábricas de países donde los costes de mano de obra son mucho menores que en los países productores originales ha dejado serias heridas en la sociedad de esos países: desempleo fuerte de los sectores deslocalizados con el paro correspondiente; necesidad de encontrar nuevas líneas de producción que habitualmente han ido decantándose hacia el sector servicios (turismo sobre todo en el caso de España); disminución de los costes salariales por efecto de la disponibilidad mayor de mano de obra dispuesta a trabajar por menos dinero, sobre todo en sectores de baja cualificación técnica. La alternativa de sustituir la fabricación deslocalizada por nuevas industrias de productos de alta tecnología no es posible en países en los que una infraestructura de I+D muy pobre no es capaz de suministrar a la industria el conocimiento suficiente para abordar nuevos productos con tecnologías avanzadas y competitivos en el mercado global; ese es el caso de España. Una consecuencia de lo anterior es el fenómeno de despoblación de las áreas rurales en favor de las grandes urbes que se viene observando desde hace años en el mundo occidental; la urbanización crece y el campo retrocede, creando una tensión cada vez mayor entre el campo y la ciudad, de lo cual es una manifestación clara el fenómeno de los “chalecos amarillos” en Francia, impulsado mayoritariamente desde las zonas rurales. C.-La Globalización como factor de cambio en nuestros modelos de vida. La Globalización está provocando grandes distorsiones en todos los ámbitos de nuestra vida, tanto en lo socio-económico y político como en lo laboral, cultural y estructura financiera mundial. Y eso traslada a la sociedad en general retos permanentes para adaptarse a esas nuevas realidades so pena de quedar descolgados y fuera de la corriente general. Luchar contra las fuerzas enormes que impulsan estos cambios globales no es posible desde el ámbito individual y exigen compromisos institucionales de muchos países, como es el caso claro del “cambio climático” que no conseguimos que tenga una respuesta correcta. A pesar de toda la verborrea sobre calentamiento global y cambio climático que oímos a diario en los medios de comunicación la mayoría de los países no han hecho todavía nada efectivo contra ello (algunos incluso están todavía en fase negacionista), no se plantean sacrificios serios para mejorar la situación y cuando llega el momento de elegir entre crecimiento económico y estabilidad ecológica los políticos, los directores de empresa y el público en general elige el crecimiento casi siempre. Y es que el crecimiento económico es una condición irrenunciable para el capitalismo que es el verdadero impulsor de la Globalización.
  9. 9. 9 Muchas cosas importantes tendremos que cambiar si queremos evitar en el S. XXI las catástrofes que se nos profetizan al respecto. D-Crecimiento de la desigualdad social dentro de cada país. Así como la Globalización ha tenido un efecto positivo de vasos comunicantes en el traspaso de riqueza entre países y áreas del planeta debemos decir que ha tenido también un efecto claramente negativo en la distribución de la riqueza dentro de la sociedad de cada país: el crecimiento de la riqueza se va distribuyendo de manera desigual, favoreciendo mucho más al sector empresarial en detrimento de los asalariados; la masa salarial disminuye y la riqueza empresarial y financiera (el capital) aumenta, o dicho en simple “los pobres son cada vez más pobres y los ricos aumentan su riqueza”. Detrás de todo ello está la deslocalización empresarial de la que acabamos de hablar, que deja disponible un número creciente de asalariados (aumenta el paro), promueve reformas laborales que lo desprotegen y obligan a aceptar los mismos trabajos anteriores cobrando sueldos menores y sin opción a la protesta porque peligra su magro sueldo. Es importante matizar a este respecto que esta desigualdad social tiene también una distribución diferente según la preparación técnica o nivel de estudios de los asalariados: aquellos con alta cualificación suelen mantener sus puestos de trabajo y sueldos porque la competencia es baja, pero en los no cualificados las condiciones de trabajo han empeorado notablemente en la última década y son los que pagan la factura mayor de las crisis económicas que se producen. Socialmente estamos creando un sector social de excluidos (los que no tienen trabajo ni esperanza de encontrarlo porque no tienen las condiciones de reciclaje necesarias ni los servicios de empleo se los proporcionan); otro sector que trabaja bajo mínimos (en sueldo y en tiempo) y se instala por debajo del umbral de la pobreza, sin apenas esperanza de superarla. La dura factura de la crisis parece que se la hemos asignado a esos sectores que en nuestro país ronda el 20 % sin que eso provoque una protesta social o política tangible. Algunos futuristas que escudriñan lo que puede ser nuestro mundo a 20 y 50 años ya hablan de una sociedad en la que tendremos una clase social “inútil” (incapaces de realizar ninguna tarea productiva porque ya los robots y la IA habrán copado esos trabajos) y en el extremo opuesto una élite de superhumanos mejorados como consecuencia de los descubrimientos científicos y avances tecnológicos. De ahí que se plantee cada vez con más insistencia la necesidad de que las sociedades del bienestar definan un salario mínimo de supervivencia que debería pagarse a esa clase de excluidos. No nos planteamos incluirlos sino dejarlos donde están, asegurando un mínimo que garantice su “no rebelión”. E.-Las reacciones populistas. Derivado de todo lo anterior aparecen las reacciones populistas en un número creciente de paisas del área occidental, algunos con gobiernos claramente populistas y peligrosamente reaccionarios que intentan resucitar doctrinas que en el pasado llevaron al mundo a grandes tragedias; ese es el caso actual de EE. UU., Brasil, Italia, Polonia, Hungría y en parte Reino Unido inmerso en el embrollo del Brexit. En el resto de países también han ido apareciendo partidos con un ideario claramente populista y reaccionario (España incluida) que pugnan por crecer y conseguir gobiernos con
  10. 10. 10 alianzas diversas y que además están contagiando al resto de partidos sus hábitos populistas y poco democráticos. F.-Los avances hacia una gobernabilidad global o mundial. Los avances en la comunicación mundial que han convertido el mundo en algo mucho más pequeño a efectos de conocimiento inmediato han acuñado la expresión “aldea global”, en el sentido de que nuestro planeta se va pareciendo a una pequeña aldea donde casi todo el mundo se conoce y cualquier acontecimiento es conocido de inmediato por todo sus habitantes. Aunque sea una imagen en exceso optimista y edulcorada sí es cierto que vivimos una época en que cualquier acontecimiento mundial es transmitido de inmediato al resto del mundo y tiene en ocasiones repercusiones en el mismo (sobre todo en las bolsas). La Globalización en ese sentido ha ido ampliando las democracias liberales por todo el mundo (aún con los retrocesos populistas que acabamos de citar) y se han ido fortaleciendo una serie de instituciones de representación mundial que intentan unificar criterios y conseguir respuestas comunes y consensuadas sobre problemas globales, con resultados muy pobres todavía; pero las herramientas empiezan a desarrollarse. En el futuro podríamos estar planteando el final de los estados-nación y ver aparecer estructuras nuevas de gobernanza mundial, de las cuales la Comunidad Europea es un preludio y ensayo sobre la que planean grandes amenazas pero que indica la tendencia correcta (en contra de los populismos proteccionistas). Pero hasta llegar a un hipotético Gobierno Mundial sobre bases democráticas habrá mucho trabajo que hacer y muchas resistencias a vencer. G.-La gran contradicción de la comunicación. Es ciertamente una sorprendente contradicción que en la época en que existen medios más poderosos de comunicación que llegan a cualquier punto del planeta la información veraz y objetiva se vea cada vez más amenazada. Se ha ido creando una burbuja de información en la que la cantidad se impone abrumadoramente a la calidad o veracidad/objetividad de la misma, donde la anécdota ha sustituido a la categoría, el acceso de todos a opinar a través de las redes sociales enmascara las verdades y se convierte en un arma de decisiones políticas presuntamente democráticas que complican y hacen a veces imposible el juego habitual del compromiso y la negociación política. Algunos parecen desear sustituir el funcionamiento de la democracia representativa por una aparente asamblea permanente del pueblo que opina y se impone a través de las redes, con sondeos y preguntas que contraponen a las posibles decisiones parlamentarias. Toda esta facilidad de comunicación podría ser ciertamente muy útil pero se ve empañada y dificultada por la aparición y uso creciente de las falsas noticias, utilizadas cada vez más. La verdad ya no es lo que los hechos y documentos atestigüen sino lo que grite la mayoría, frecuentemente mal e interesadamente informada. La aldea primitiva vivía inmersa en leyendas y en la aldea global parece que también la gente prefiere las leyendas a la verdad, aunque cada uno juegue con sus leyendas, enfrentadas con las del otro, y todas derivadas de un mal uso de los medios, una manipulación dirigida con objetivos muy claros para unos pocos pero ocultos para la mayoría. Hace falta una nueva “alfabetización digital” de la población que les permita
  11. 11. 11 usar la inmensidad de información disponible correctamente, descubriendo lo falso entre lo verdadero y usando sobre todo de su sentido crítico, cada vez menos usado y más pobre. Hay con todo aspectos muy positivos en el terreno de la comunicación que se han ido desarrollando alrededor del Internet global y las herramientas que la han ido construyendo y enriqueciendo. Por citar la más evidente tenemos que reconocer que la Wikipedia se está convirtiendo en un medio de ofrecer gran parte del conocimiento actual (salvo lo más técnico y especializado, objeto de patentes en muchos casos) disponible para todo el mundo y su patrocinador, la Fundación Wikimedia sin ánimo de lucro, ha dado un vuelco total al uso y disponibilidad del conocimiento que hasta entonces estaba disperso entre múltiples enciclopedias en papel y archivos remotos. Es cierto que adolece todavía de muchos defectos y sesgos pero su apertura universal hace que sea un instrumento de información y documentación muy prometedor en el futuro (ya lo es actualmente, con limitaciones). 7.-VENTAJAS, DESVENTAJAS Y RIESGOS DE LA GLOBALIZACIÓN Acabamos de ver en el punto anterior algunas de las consecuencias de la Globalización, algunas claramente positivas, otras como promesas todavía incumplidas y muchas como factores negativos a corregir. Todo está incluido en el menú y por desgracia no es a la carta, es un menú único que no tenemos más remedio que digerir y desear que nuestras sociedades lo digieran lo mejor que sean capaces. La Globalización es hoy por hoy un proceso imparable que nos ha puesto a los pies una serie de riesgos que debemos afrontar y combatir lo mejor que podamos y sepamos. Uno de los motores de la Globalización es la evolución del capitalismo clásico hacia un capitalismo financiero que tiene como objetivo irrenunciable el crecimiento económico permanente. Y es este objetivo el que nos lleva a una encrucijada de problemas de cuya solución dependerá el futuro del planeta y de nuestras sociedades. En el conjunto de estos riesgos (problemas) que la Globalización nos trae destacaremos los dos principales: los límites del crecimiento y el posible tránsito hacia una sociedad dual de ricos y pobres. 7.1.-Los límites del crecimiento. Parece evidente que un mundo de recursos limitados como es el planeta Tierra no puede soportar indefinidamente una economía global de crecimiento permanente. Con los baremos actuales de superpoblación y bienes consumidos por persona las predicciones sobre el límite de aguante del planeta en el corto plazo no pueden ser más pesimistas, a pesar de que los descubrimientos científicos y avances tecnológicos aporten soluciones parciales (a veces meros parches) que parezcan alejar los problemas. Cuestiones tan serias como el cambio climático ya están aquí reclamando soluciones urgentes que no somos capaces de conciliar a nivel mundial porque en el fondo los recursos son limitados y no somos capaces de asumir que esas soluciones pasan por renunciar a cierto grado de confort en nuestras vidas. A nuestro ritmo de consumo actual para mantener los estándares medios de la sociedad de EE. UU. se necesitarían los recursos equivalentes a 5 veces el planeta Tierra, y en el caso de España
  12. 12. 12 necesitaríamos 2,5 planetas. Pero sólo tenemos uno y la solución no es encontrar otros planetas más o menos accesibles y en condiciones de habitabilidad muy difíciles sino ponerle el stop al ritmo actual de consumo mundial. Estamos acabando con algunos de los recursos indispensables para nuestra economía actual y sabemos que otros muchos tienen un límite preciso. El cambio climático y la sobre-explotación de los recursos no es un problema a cientos de años vista sino que ya está aquí y nos avisan de que disponemos de unas pocas decenas de años para evitar una catástrofe mayor, porque no vamos a poder revertir el mal ya hecho (altas concentraciones de CO2, otros óxidos y partículas en la atmósfera) sino sólo ir viendo y estudiando cómo podemos adaptar nuestro futuro a esa nueva realidad que ya está aquí y cuyos efectos iremos sufriendo de manera creciente en años futuros. Pero como ya hemos dicho anteriormente cada vez que se plantea el dilema entre seguir creciendo o limitar/reducir el cambio climático la opción de los políticos, empresarios, financieros y población en general ha sido hasta ahora elegir el crecimiento. Ese es uno de los grandes retos de futuro: aceptar que el crecimiento económico tiene un límite y estamos llegando al final del mismo y que el planeta Tierra tiene unos recursos limitados y su resistencia está cerca también de su máximo. 7.2.-El tránsito hacia la consolidación de una sociedad dual de ricos y pobres como consecuencia de la automatización creciente del trabajo. Una de las consecuencias de las innovaciones tecnológicas y de la Inteligencia Artificial (IA) está siendo su intromisión en el mundo del trabajo con la incorporación progresiva de robots y la incorporación de algoritmos inteligentes en muchas áreas de trabajo que sustituyen progresivamente mano de obra tanto en tareas de bajo nivel de conocimientos como en áreas especializadas. El crecimiento exponencial de este sector de la robótica y de la IA no hubiese sido posible sin la Globalización ya que todos estos desarrollos exigen inversiones enormes y la aportación de recursos inteligentes en cantidades que sólo unas pocas compañías multinacionales son capaces de suministrar, todas ellas nacidas a impulsos de las nuevas oportunidades económica abiertas por la Globalización. Hay voces muy diversas acerca de los efectos reales de la robotización y la IA en el mundo del trabajo; algunos intentan defender la hipótesis de que ésta última revolución industrial no será distinta de las anteriores y que seremos capaces de preservar el trabajo porque nacerán nuevos sectores de actividad y nuevas oportunidades que darán trabajo a los puestos eliminados por los robots. Pero los estudios más serios al respecto ofrecen un panorama muy distinto. Un estudio de 2013 de la Universidad de Oxford sobre robótica y trabajo sacaba como conclusión respecto al futuro del empleo en USA que el 47 % de los puestos de trabajo corren serio riesgo de desaparecer para alrededor de 2033 (a 20 años vista), con sectores poco cualificados (obreros de la construcción, guardias de seguridad, cajeros, televendedores, etc) en los que el riesgo se sitúa alrededor del 90 % y otros (camareros, carpinteros y oficios más o menos artesanales) en que estaría alrededor del 70 %.
  13. 13. 13 La OCDE en un estudio reciente sobre el “futuro del trabajo” (2019)y en relación con el impacto de la tecnología en el empleo apunta que el 22 % de los empleos actuales en España están en situación de alto riesgo de desaparición y el 30 % en riesgo considerable de restructuración, y eso mientras seguimos teniendo un desempleo superior al 30 % entre la población activa joven y con un sector importante de empresas que no consiguen cubrir los puestos de trabajo que demandan para trabajos técnicamente cualificados. Aunque el problema en España está más agudizado el reto es prácticamente universal ya que según este mismo estudio el 14 % de los empleos en las 36 economías más ricas del planeta tiene un alto riesgo de ser automatizado. Este hecho abre enormes incertidumbres de futuro: el cambio de paradigma que trae consigo la automatización del empleo es un hecho sobre cuyas consecuencias no hay coincidencia en el diagnóstico; para unos serán consecuencias destructivas pero unos pocos optimistas creen que en conjunto traerá mejoras a nuestras vidas. En lo que todos coinciden es que será (ya lo está siendo) una transición difícil, que muchos de los empleos que se perderán serán de clases medias y que mucha gente va a sufrir. La gran pregunta que algunos expertos economistas se hacen (Emilio Ontiveros- Presidente de AFI) es si los nuevos empleos que se van a crear serán generadores de la suficiente renta como para compensar la destrucción de los empleos antiguos. Hay razones para ser escépticos pero sobre todo para sospechar que las mejoras de productividad que se vayan produciendo en el futuro no se van a repartir equitativamente entre salarios y capital. Y de eso ya vamos teniendo experiencia y no parece que haya nada que profetizar, ya que entre 2007 y 2013 la productividad total en España creció un 12,4 % pero ese incremento no se trasladó a los salarios; antes al contrario, el salario medio en la España de hoy es menor que el de hace 10 años, o dicho de otro modo la parte del pastel que se llevan los salarios va disminuyendo año tras año. Eso gracias a decisiones políticas y empresariales, en las que las máquinas no intervienen. Algunos economistas apuntan que para compensar este desequilibrio que afecta seriamente al futuro de nuestra sociedad del bienestar (pensiones, Educación, Sanidad, Asistencia social) será necesario plantear impuestos especiales y pagos a la Seguridad Social tanto al uso y la producción de manufacturas por los robots como a la producción digital en los servicios. Otros apuntan hacia un reparto general del trabajo que dejen las máquinas en base a una rebaja creciente de horarios e incremento de días libres y vacaciones. Todo ello es un debate complejo porque los escenarios posibles son muy amplios y diferentes entre sí, ya que dependerán de las decisiones políticas que se tomen en cada país y a nivel global. Puede parecer absurdo intentar predecir el mañana pero sabemos el vector por donde van a ir las cosas en términos de automatización del empleo y no cabe ignorarlo sino intentar prepararse para ello. Y en ese campo la Educación de cada país juega un papel fundamental en dos sentidos principales: la asunción por parte de los trabajadores de que no van a poder mantenerse toda la vida con el mismo oficio y nivel de conocimientos que adquirieron al principio; tendrán que aceptar un proceso de educación continuo y una adaptación permanente a las nuevas actualizaciones tecnológicas, para lo cual la actitud y la educación básica serán fundamentales; y por otra parte la enseñanza en facultades y escuelas técnicas tiene que dar un cambio radical, con una actualización y respuesta a las demandas del mercado del trabajo automatizado que elimine esa estadística
  14. 14. 14 preocupante de que el 75 % de empleos ofertados en trabajos cualificados se queda sin cubrir. Pero la cualificación técnica sólo es una parte del problema en el reparto de la riqueza; la otra parte es dotar a los trabajadores de unos derechos laborales lo suficientemente sólidos como para permitir que el reparto de la riqueza del empleo sea justo para todo el mundo. De no ser así el futuro de la automatización del empleo apunta al nacimiento de una “clase inútil” que será excluida del acceso a un puesto de trabajo digno y justamente retribuido, una clase socialmente excluida y que sólo tendrá acceso a las migajas mínimas en el reparto de la riqueza, las que en cada momento la sociedad considere imprescindible para evitar la rebelión de los excluidos. Eso no es un futuro a largo plazo; en nuestro país ya tenemos una clase social excluida prácticamente consolidada, y el debate sobre la “Renta Mínima Universal” está ya en muchos países occidentales, con alguna experiencia en ciernes de resultados poco prometedores. ¿Vamos por tanto dirigiéndonos a una sociedad real de ricos y pobres?. Los datos de hoy apuntan en esa dirección y parece que finalmente la factura dela Globalización la pagará mayoritariamente esa clase inútil de los excluidos. 8.-PROYECCIÓN DE FUTURO DE LA GLOBALIZACIÓN Ya hemos hecho un recorrido general por la Globalización y hemos hablado de algunos de los riesgos que tenemos que afrontar. Muchos de los temas apuntados serán objeto de desarrollo en las sesiones siguientes de este Seminario. Pero antes de acabar es oportuno repasar, aunque sea someramente, cómo se configura el futuro en función de esta Globalización ya imparable. Este fenómeno lleva ya unas pocas décadas de existencia y en ese corto espacio de tiempo ha condicionado nuestras vidas quizá más de lo que imaginamos; pero el proceso está en curso y en el futuro inmediato y a medio-largo plazo va a seguir condicionando nuestras vidas. Repasemos de manera general algunas cuestiones que ese futuro nos va plantear y que no podremos eludir: A.-Los retos y riesgos inmediatos que tenemos que afrontar y que ya han sido explicitados en el punto anterior: los límites del crecimiento y el reparto de la riqueza en un futuro a medio plazo, con los fenómenos ya presentes y problemáticos del cambio climático (con la difícil asignatura de la transición energética desde los combustibles fósiles a energías limpias) y la automatización creciente en el trabajo, condicionando los puestos de trabajo futuros. B.-La Geopolítica como telón de fondo del escenario de la Globalización. El hecho más inquietante en este sentido es el enfrentamiento descarnado entre USA y China por ser la potencia hegemónica en el mundo, no sólo en el terreno económico- comercial sino también en el financiero y en poderío militar. Los EE.UU. de Trump reclaman volver a ser la 1ª potencia mundial y el gendarme del Mundo sin que nadie le haga sombra, y ve en China a su gran competidor porque en el terreno económico está consiguiendo una penetración importante en amplias zonas del planeta, África y América del Sur sobre todo, pero también en parte en la propia Comunidad Europea. La guerra de aranceles, la devaluación del yuan por parte de China y la batalla de 5 G son algunas de las manifestaciones incipientes de la guerra entre estas dos grandes potencias.
  15. 15. 15 También Rusia intenta jugar un papel y la C.E. debería jugarlo y poner en activo su influencia pero de momento son piezas auxiliares en el tablero de ajedrez entre los dos grandes contendientes. La C.E. en el futuro próximo tendrá que enfrentarse a decisiones importantes en ese sentido puesto que alineada en el pasado próximo con los EE.UU. (a partir de las 2 Guerras Mundiales) pero desconsiderada (e incluso atacada) actualmente por éstos, al tiempo que China la corteja en el terreno económico (intercambios comerciales importantes y crecientes) e incluso en la disponibilidad de tecnologías de última generación (redes 5G) tendrán que tomar decisiones importantes a favor de uno u otro contendiente y le será muy difícil (si no imposible) mantenerse al margen. No es descartable que entremos en una era en la que el uso de nuevos misiles hipersónicos, de robots asesinos en enfrentamientos bélicos sustituyendo a soldados, y sobre todo ataques cibernéticos a las redes de comunicación y control de los países se conviertan en realidades muy peligrosas contra las que será difícil protegerse. Ya tenemos noticia de ataques cibernéticos de distinto alcance en puntos diversos del planeta (elecciones americanas y europeas, apagones eléctricos generales, intromisión en las redes de grandes compañías, etc); el gasto militar mundial está en máximos; el difícil sistema de control de armamentos y desarme (sobre todo el nuclear) se está derrumbando, y todo parece estar configurando una nueva era más insegura e imprevisible en manos de unas pocas potencias, fundamentalmente China, Rusia y USA. Ya hay protestas en foros mundiales contra estas amenazas en ciernes (en la ONU y organismos internacionales) e incluso peticiones de prohibición de los robots asesinos y peticiones de regulación seria de las intromisiones cibernéticas (con autoridad mundial y fuertes sanciones) pero la realidad de hoy es extremadamente alarmante en ese sentido. C.-El desafío mundial de los Populismos y la derechización creciente en el mundo. La aparición de los populismos como presunta y falsa respuesta al problema evidente del crecimiento de la desigualdad en el mundo está también entre los elementos a tener en cuenta en la proyección futura de la Globalización. La Globalización ha supuesto una crítica total a las utopías ideológicas tanto socialistas como comunistas, y está suponiendo un éxito notable del capitalismo en su nueva versión de capitalismo financiero y nueva economía (seguida también por China y Rusia). Parece que vamos muy rápido a la conclusión resignada de que el mundo es como es y no tiene mejores soluciones que las que vivimos, detrás de la cual puede estar escondiéndose una vuelta general a los totalitarismos. En cierto modo parece como si la consumación ideológica actual que viene propiciando la Globalización nos condujese a perder la esperanza de mejorar y que el futuro sólo puede ir a peor y en él no tendrán cabida ni esperanza los cambios radicales. ¿Es esto el final de los proyectos críticos y de posibles revoluciones? ¿aparecerán nuevos Gulag´s?. Es todo muy complicado y complejo pero al menos deberíamos tener claras algunas pocas cosas:
  16. 16. 16 a.- el futuro está muy condicionado pero no escrito ni cerrado. b.- los actores principales no somos nosotros pero si queremos podremos ser actores secundarios o al menos terciarios si unimos nuestras voces y participamos en la medida de lo posible. No demos la partida por perdida antes de acabar el juego. c.- la participación exige conocimiento previo y no vale tener sólo cuatro ideas generales sobre la Globalización, sus problemas y retos. El problema es complejo y no valen recetas simplistas ni una mera reclamación de derechos que no se conceden sin más sino que hay que conquistar. d.- España en todo este proceso va a remolque y por sí sola (al igual que la mayoría de países, salvo los 3-4 actores principales) no puede conseguir nada. Sólo a través de nuestra pertenencia a la C.E. podemos aspirar a tener algún papel y hacer oir nuestra voz, defendiendo nuestros derechos. Estamos en la GLOBALIZACIÓN y nadie por sí solo va a poder cambiar nada. Vicente Ausín Alonso (Dr. En CC. Físicas) UPCM-Tres Cantos -02/09/19

×