SUMARIO DEL CAPITULO XL         MADERO EN MEXICO Y EN EL StiR     Arribo del señor Madero a Mexico.—Primera entrevista de ...
•C	   ..	   iJ •	   -
CAPITULO XI             MADERO EN MEXICO V EN EL SUB.                                           A rribo del señor Madero a...
Al general Zapata rue IlnO de Ins prinieros it quienes saludO ci eior Madero cuaitth, bajo del tren. El Jefe de lit       ...
"cuatro" enando acordamos Macar Jojutia. Teugo tamblén en nil po-der ins proposieloneM clue se me hicieron pan clue 70 def...
tamo8 de triunfo y con Ins armas en la mane. jqué serA cuando nosentz*guemos a Ja voluntad de nuestros enemigos?      —No,...
Sin oeultar su disgusto, Zapata UIÔ un paso atrá.s y golpeando elsuelo fuertemente con su carabLua, en tono reapetuoso, pe...
VISITA A MORELOS I GUERRERO     Cumpliendo six ofrecimiento el señor Madero, ci .11* 12 de junkemprendiô ci viaje at Sur a...
tie estudlo detenido pant proceder de acuerdo con las dos partes:hacendados y revoluejonarios.     Al paso del convoy por ...
I& cauthdatura Eseandén, que el gobierno del general Diaz habla,al fin, impuesto por la. fuerza.                          ...
Estado Mayor tie! general Zapata. en uno de los corredores            del hotel Moctezuma. en Cuernavaca.                 ...
T 113 	                                                     C -	       .•	   -	                     na	                   ...
EL asesinato de Gabriel Tepepa.        El Caudillo hizo all regreso de Iguala hasta Puente de Irtla, endoiide trasbordO a ...
P.—. -         cargos pie le pudiesen resultar, mayormeute cuandc, existlan auto•          ridades competentes y Be distru...
RECORDANDO A SANTIAGO DE LA HOZ                                    Un fraternal bamqucic.     Hemos visto que eY general Z...
Is     Antes de levantaree de      mesa, el general Zapata, visiblementeentusiazmado, dlrigiéndose a Bodolfo Magaña, le dU...
Con hambre y sin virtud, baja el azoteDe esa nefanda Trinidad del crimen:El tirano, ci bnrgués y el sacerdote!EntrO a Is P...
En el campo, lo mismo qua en la villa,  Se y e el amargo fruto  De ese maraalno que a Is patria humilla; Nadie se acuerda ...
Desde el negro cubil de mercaderesQue llama iglesia at vulgo embrutecido,Roba at pueblo y le viola sus mujeres!No hay una ...
La earn de un Edipo triste y rudo Que nose atreve a hablar ante Is Esfinge! ;Para quc habies con verho de centelins V desp...
Otlio at hairdo que Ilora y pie suspiraMientras NerOn triunfaute to despreciaV ama a Lord Byron pie cambiO an Un[or unit 4...
Tuyo ha de ser el reino de mañana!  Que si e8ta sociedad estulta y vana  Roy se halls. dividida  En el hombre de arriba y ...
Se escucha de log pobreH la. protesta: Tus hujos piden pan y no lo tienen!Y sin embargo. Pueblo, no to irritas;Sigues coba...
-	    .. -: -r A- •-. - - - - - -IMF      Ys veráa cóxno acaban Ins ultrajes      Por deapertar a tu leôn dormidu...      ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Madero en la Ciudad de México y el Sur

624 views

Published on

Los desencuentro de Madero con el General Emiliano Zapata

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
624
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Madero en la Ciudad de México y el Sur

  1. 1. SUMARIO DEL CAPITULO XL MADERO EN MEXICO Y EN EL StiR Arribo del señor Madero a Mexico.—Primera entrevista de Madero y Zapata.—Zapata expresa clararnente sus ideales. VISITA A MORELOS Y GUERREROLas intrigas cit los hacendados.—El señor Madero en Cuernavaca.—Ranquete at que no concurriA Zapata.—Et asesinato de Gabriel Tepepa. RECORDANDO A SANTIAGO DE LA HOZ Un fraternal Banquete.—Sinfortia cit Combate.
  2. 2. •C .. iJ • -
  3. 3. CAPITULO XI MADERO EN MEXICO V EN EL SUB. A rribo del señor Madero a Mexico. Tan prm:I o .oiuo 0 general Zapata t n yu conoci miento del pro- i Iflhl Z1 III leo tie! senor Madero a Is capital. env i6 itna cornisiôn pa IZtijne ioeali:tia do! iiigeniero Robles Dominguez, representante de In ltevolnciOn cii Mexico, ]as órdenes necosarias par pie ]as tropas.siirianas pa.saran a Is MetrOpol i a recibir 8 811 Caudillo y rendirleel lionienaje U 41110 era justarnente aereedor. No Lith oJ t1 1(1011 IL incotiveniente liara accede I it tiescos de los t H1ntll, g(:lllV N iii Su v: pero Ii a biendo Va iii unfado In RevoluclOn Robles Douii nguez siigkiO it Zapata. por conducto dc In in isina tw in i siOii, In eon von i enc I a ile tine sus uiteiza s perma neciern ii en MorelosV solo so I raslndzt t;I Ii 4l jefe sliliallo v sits p11 neipaleR sitbord lund os In Capital. El din clt jit ii io I legii a h i fiid a I Ic Méx ire el general Zapatacolt etut t ro 0 cinvo •le S118 jIl lie pales sti hal tetnos y acorn paftado do(Orfl (SC(tl UI. e alojavoll ell céntrico hotel. E ll Ins plimeras ii was k In inn a tin • tomb si in natit ralez.a li n.I i(ra (lisencli, :Iti iii tin r a ios metropol itanos In prOx inia Ilegada CIII.Tt•fe do In Rev :ciin t minnfani e. moron despert ados por intenso rn"vi IttIQIlt() sISflhico. i-:i giblivrol Zapata, seglI hi o tie los tevul ud ona vies q tie lo acorn-JI r, a bati. so di i-igiO a In estac ión de Colon in desca Mo Per de los pri-I serbs cmi sal uda r a l señor Madero. Mill flIes (IC pelsonas estaba ii en In estaci On. La inn It it ud, benle efltmisinsnio y I lena (IC en riosidad, queria conocer al hombre queIittl i:t :ieaitil ii lath p In lCe-oI ur ion, pie tin bin derrotado al "Iléroe doIn ls z. a Potfi tin Dl az. 157
  4. 4. Al general Zapata rue IlnO de Ins prinieros it quienes saludO ci eior Madero cuaitth, bajo del tren. El Jefe de lit lo in-vitO a tieguirlo y Ic indieó brevernente que tendria gusto ellrafts tarde ell residencia Ale las calies tie Berlin. Madero eontinuO saludando a sits sinipataznclt.res, y ernpnjatlo porIn multit ud. pronto est UVO oil In mile y I nego <lent ro de UI! degan-I IJIlc) Ininl(, t ifltd(, poI sol,eilnos calntllos. Los Ilerrntlws Zapata.con Cu ndidos en t re lit much ed u rubre. sign iero u tie ci Itil el (I)(Ik delCaudillo baN lit verb, p 11* ra y tfl) *1 I ø lltCi() ).*cionai. lo 11 oras (1e81)ués, el general Zapata Ii llI)!al)a nuevamt • n te trol Madeni CU sit ; peru comb aquel (lift (tie de in tell So TilOYi RI IIII to,el Caudillo (Ic In. Revoluc iOu lo ci to pat ra ci sign len ft. coat objet u tietralar con In dehida atenciOn lo g aaun ton de Morelos, imw ithutlolupans title Jo acontpaflant a almorzai-. El din S v dee pués del :1) muerxo, 3lndero V vi jeli • Kur iano eaiiititaron iln I nesion cs sobtc litsit*iaci.,n y problemnas do Morelos. Pr&,,u,ru en tre r j 81,: vie Madero , Zapa ta. 1iiiepi6 felirtlaittin a! general Zapata Jun Sit ;tettiitciOn, y dispiiés tie intormnarse tie Ins fucizas rivoiitrtomiaijns qile 101118 fl sos /r,le-mien. Ic expu so que ha biontic, t ri nfl fado In Rev 1)111 ci On , eia A-011 %V.niente proceder it puts wi no li;tl,in r(tZ,:i de qui conti-•atiaran armadas. —Tengo eon Oc un iemi to. general —4 jo 31 ade p o—, tue cmi tie us-led s• ci general Figueroa hay algimnas d ificultaden quo deben den-;tpalreeer. No es tonvelliemito title ent re los buenos ekineuitos de lit lhvol mmci on ex ista n di ferene ian title no tienen rathm I do ser. —Sefloa- 31 adero —me pusi.) Zapata cmi t Olin one rg ie - Vigueroa110 es flu revolueionario lea! a pmilitipios tie 11111)0 •nviO it sm Ill!maim don Francisco it pie entrant en eofl)pOmII!lcIHs loll (I (;oI)at•Imlo V(IVVI8IJtIOIl i (I bI i cinieiite quc In paz cii ci Sur .-tli:l nn IteIllo p01que chu g va estaban de aenirdo (Oft 1(1 (jLI( 4l*hii) liilnrIts ofrcticlq,ci I)ietador. Si no diejon térmuinc, a fillS nrnglo}4. fIit. 1,orqtcc ci Iriilmlb vuto antes tie In pme v!los ice sii1,omihmn. Sobri tcnio, si iisttd treeq tie Al l general Figueroa sea un linen elemen to pa ma lit ii rióai.(OIL title fiG SQ mezcle oil - asu n los tie Morelos, tod() cit It a mregIa -do ; yo, por in i pa tie, tarn pOet) intervendr6 ell tie Guerrero; 1$flQ,francamente. no quiero tener tratos con quién, al empezar ha India,en tró en eoi veit los sospeeliosos eon ci ( blue run y qui o pone rmne un 158
  5. 5. "cuatro" enando acordamos Macar Jojutia. Teugo tamblén en nil po-der ins proposieloneM clue se me hicieron pan clue 70 defeecionara deI II RevolueiOn y inc unie8e ni (iobkrno, y pie, me aseguraron. sonigiak8 a ilLs qiw hacicron a Figueroa; solo que mi contestaciOn tuelornar flunutia. ;. Usteil, señor Madero, autorizh al general Figueroain tine inandara 8 n hermano it ceiebrar arveglon de paz con is1)1 eta tin ra? —No, general —replieó Madero—, ereo clue tisted prejuzga o lohan informado mal: ci general Figueroa es como tisted, an buen elernento do in RevolnciOu y no conviene que exst an estas d ifienitadespie solo a 1it caua pevjnd lean. Yo deseo pie teruhinen esoi nialostut end i in j ell tos en tnt ustedes, plies prohablemente pros wnen (IC ill- ii gas q tie, por clesgraeia. no fat tau. —( olin. iistvd Jo ordene, señor Madero —dijo Zapata— pew elI lempo tios desen ga ha ia tie Qit jell CS 7 tOrno oi,ra ci genera! ligiiercnl Lo (1110 ft nosot ros nos interesa OS, pie desde Inego, scan devuel tasLis I iciras a los pueblos v pie me en inpi nit his plt)mCS:i S 4 1 j 1e 1)17A) III ltevolueiOn. —111 od0 080 se ha rA nro en debido or(Ien y dentro tie Ia ley, pot l :00111tos &lcI icados iue )to piieileii ni debeit resoiverse do una pl ninani a v a I a li gera. Tot I driin que ext ud in nte. t iii in i ta rse y peo1 VtiSt pOI Ins a ii toiidatles del EstIttlo. Lo • fl y eon vie tie de P ion to--;Igi igó i fls si ionilo ci .Icfc tie Ia ltevoluethn--, is proeeder al licen-ciainioiltn iii Ins fiit•r y.as revoineionaimd, ;0Iqiie Iiaihieiicic, liegado;it I riuinfo Va lit) ha y PflZ q )U ito qtir sigilflios Moliro Ins jirinas. Zapata irpreat rFau ,.i en ti . na /.aI}itn clijo cittonc-es a Madero (lull esta!m oil In TIWJOI disjiosiciOli de en rnplir todas sus Ot-denes. cjut iieeiieiaria "its (inrzls COUlOin disponla 3 clue it bri gala a bsoi itt a eonfl an za ell pie M. Madero.&-nnipiira eon his promosns Ileellas por In I{evolii,ion. sohie twin onto relat iso a In ilevol in-i On de Ins I ierras ; pero to iutitit i ftstO SlIM clii -ii :ls (14! (Ili(- ci F:jeieito Federal Ia apoya ra len I men te On el lodi. —Es nuestro natural eikelfligo —le dijo— ;, o nec tisted, señorMadero. que por ci heeho de que el pueblo derroeó ai tirano, estogseftores van a eamhiar de manera de sex-? Iit te usted lo pie estâpasando eon ci nuevo Gobernador, el seflor Carreón, que eatâ corn-j)letamente a favor tie lost hacendados, y si esto pasa ahr,ra pie es 159
  6. 6. tamo8 de triunfo y con Ins armas en la mane. jqué serA cuando nosentz*guemos a Ja voluntad de nuestros enemigos? —No, genera] —repuso Madero—, la época en que se necesitabado Ins armas, ya pasO: ahora lit lucia la vamos a sostener en otroterreno. Si el actual gobernante de Morelos no garantiza Ins intere-ses revolucionarios del Estado, so pondr4 iwo pie cumpla COD $11deber; pero debemos ser prudentes y no obror con violencin, In pieituestros enemigos y In opiniOn pñblica nos reprochatian. La Revo•melOn necesita garantizar el onion, sei resjeti;osa con la j)rI)J)iedfl(I. El lider suriano se puso de pie, y sin dejar In carabina (de 18pie no se liabla separado iii durante Is coinida), Se acercO a Madei.y sefia Ia ndole Ia cadent tie oio q lie I leva ha en ci eltaleto. Ic l IJO —Mire, seflor Madero; si yo, nprovechndome de quo estoy ar-mado, le quito su tel oj y flu In g tin vdo. y a ii (Ia ndo ci t ICIIIJ)O IIt,S liegamo8 a encontrar los dos arniados y eon iglial fuerza, tentlr1a nsted derecho a exigirme an devoiución? —; Gémo no, general, y liasta ie3ldria ilereulao (IC peilirle uua in--itenmizaciOn por el tiempo quo ustod lo nsó indebidameiite •—Ic(ontestO el Jefe do la Revolucibn. -Pues eso justaniente es lo que nos ha pasado on el Estado deMorelos —replicA Zapata—. en iloitcie 11110% CU Ull I Os Im it lii atlos sehan apoderaclo por In fuer7at do Ins tierras do los pueblos. Mis soldaclos, los campesinos armados y Ins pueblos todos, me exigen 1ligaa usted. con I odu resj eto, qIie ,lesen ii se ti ce In di si it , uQgc a It estituciôn de sits tierras. Madero niw to a Zapain 4 111 0 t o das Ins p toniesas 50 Cu mph na U,quo tuviera Ic en M y cjue todo se arreglaria satisfaetorinrnente; que.adletnAs. -se seleccionarla n, cut y e I os elerneit tos revol ittiolni 1105. dedzstantas regiones del pals. qile est itriernu uwjor organ izados. nigunos cont ingentes ifl rzl iiitegrn : (ltreIIn inado niinieio ile coVpOrflejonos irregulares del Ejéreito. —No8otros descamos. señor Madero —dijo /upala—. qiie llstei"isite nuestro Estado pira quo so dt cuenta do nuestras necesidadesy cuanto autos se devuelvan Ns tierras a los pueblos. —lie ofre7,eo 11 V est itti j ar (Ietenidn fllQfl t C (I (U $0 fit, 3! )ItI lsia resolverlo con apego a III V en ateitciOn a los servicingqbe ha prestado usted a ];I VOy a pracurar quo se Ic gr:I-(I iiq ne eon von i en temeii to tie manern quo puecla adq Di ni r nfl buen ran(ho— ii Un ci (u till lü e% su na no. 169
  7. 7. Sin oeultar su disgusto, Zapata UIÔ un paso atrá.s y golpeando elsuelo fuertemente con su carabLua, en tono reapetuoso, pero con lavoi. an tanto alterada, pues lo oyeron todos los presentes, dijo: —Señor Madero, yo no entré a Is Revolución para hacerme ha-ceudado; si valgo aigo, Cs por Is contzanza pie en ml ham deposi-taclo los rancheros, que tienen fe en nosotros pues creen que lea Va-inos a cumplir lo que se lea tiene ofrecido, y si abandonamos a esepueblo title ha liecho la RevoluejOn, tendria razón nara volver sus at-was en contra de quienes se olvidan de SUB compronhisos. an &fla y le thjo: Madero, sonriente, levautése de —No, general Zapata, eutiéndame usted Ic pie le quiero (lecir;que lo ofrecido se cumplirá y además, a quienes han prestado vs.liosos *9ervicio.s como tasted y muchos otros jefea, se les retribuirAtlel,idainente. -Lo ahiico pie nosotros queremos. señor Madero, es que nosdevuelvan Ins tierras que nos han robado los "cientificos" hacenda-dos —conhi rnió el sit riano. Madero salió del salOn unos minutos y Zapata estuvn coilver-saudo sobre asuntos agrarios tie Morelos con ci licencindo EmiliaVázquez GOme; quien se encontraba en el mismo local juntamenteroil los señores Venustiano Carranza y Benito Juárez Maza pie pre-sen(,iaron lo ocurrido. Conu a lo g veinticinco ininutos. aproxirnadamente, regresO elseñor Madero, y ofreciô a Zapata que, tan pronto como sus ocupaclo-Des SC lo permitieran, iris a Morelos aceptnudo la invitación que IsliarS a. Y a si term i nO aq tad In in U resa zit e en t rev ista, después tie lacurtl regresé el jefe morelense a Cuernavaca. 161 E
  8. 8. VISITA A MORELOS I GUERRERO Cumpliendo six ofrecimiento el señor Madero, ci .11* 12 de junkemprendiô ci viaje at Sur acoinpafiado do sit alinegada esposa, deun numeroso grupo de jefes maderistas y del defensor do los terra-tenientes morelenses, señor ingeniero Tornits Ruiz de Velasco, quienen aquella época cultivaba los terrenos de El lliguerUn y Tiaquiltenan-go, eutregando sit a )as haciendas tie Zacatepec y San Nicolás.Parece pie ci ingeniero Ruiz de elasco habla tenido it sit serviciaen dichos trabajos a don Ambrosio Figueroa qilien, a Is sazón. erael jefe de mayor relieve entre los maderistas guerrerenes. Es d°creerse pie el conociniieuto entre ambos huya originado que, posh-riormeute, como pronto vereinos, ci general Figueroa se convirtientdefensor de los latifundistas de Morelos. intrigat de loll Hacendudos. Los hacendados morelenses, perseveratites y tenaces, 110 per• dieron ci t iempo. y por med in de sir rep resenta nrc, t ia ta ron do 1 1e var al Iininio del .Jefe tie la RevoluciOn, la idea tie que ci general Zn- pata y stis Tropics, eran elenientos nocivos en grado tal. que dejar tail al guerrillero cuniquiera infi tienva por ieqneiia pie fnec, equivalia a sni al Enatlo en unu sit liac101i nnãrqnka. ii Ofrecieron it 31 adero q tw da rlati Ira l)ajo en su4 iineieitda s, a. m4s do siete mil inThvi,l taos SiCliiplC quc no (l(jfl ra till solo made rista tie los de Zapata sobre las armus ptdierori. atIenus. quo se nombra ra C obernador provisional del EM ado al erwral A rnbi-osio Figueroa, en caso de q tie fuese removi do don .1 tin it N. (a rreOn ( a quien no aceptaban los revoluejoitarios do Znjmt:i piws titian full- - dadamen to encon t ra r nit al in do en ci quo, segli ii oil o. era ci fill LeO resolucionarie del Stir." 3Iuv clara se ye (lile I)tIStaIM% ii In ti ivisiAn ent re ci elernento ansurgente pain obtener ci triunfo do sits ititere- ses sobre ci do In just Ida y In RevoinriOn. Madero, que (IC solira conoela In piigna ya existeii to entre Zit pata y Figrierna y Ins catisas cute In hatijan oiigixiado, so ronret6 d pronto a ol r a los In ii fit rid i Sti 5, I rid leA ndu I es q tiC to dcl I irelicia in ion - to do los insurgentes del jefe mor&en$e era yn rosa rosirelta pero quo, en lo referonte :11 U ill hi-ant am to (IC C ohcriia*Ior. sen a cuest I 162
  9. 9. tie estudlo detenido pant proceder de acuerdo con las dos partes:hacendados y revoluejonarios. Al paso del convoy por Is estaciOn tie Tres Marias subieron aJar la bieuvenida it Madero, el jefe insurgente Manuel Asunsolo conso Estado Mayor y turn coniisión enviada por el (iobernador del Es-tado. don Juan N. Canton, presidida por et seflor Manuel DávilaMadrid. El señor Madero en Cuernavaca. Ioeo tlospués del medioda hizo su nrribo ci tren del (andilloa to estaeión de Cuernavaca en donde the recibido en medio tie ada-maciones del Iran te.s q ne Ic t ci butó ci puel)o lode tie la ctulad y dolos Itigares cornarcanos, que con antelaclén, so hablan dado cita pararecibir (iignaJIIeIlte at •Jete (IC Ia Itevolucioji triun fante. La niayorlado los alli congregados era tie hi clase campesina. El señor Madero saliô a la platafornia del carro, desde dondesaluslô cariftosarnente a aquel conglomerado quo de corazón to vito-reaba, al pie hizo preseitte so agra{lecirnzento. Sc habht forinado mitt doble vallzt tie revoluc jonarjog surianostiesde Ia esta(iOn liastit el centro de Is cidad, y en rnodio cia esa Va-11* hizo sit rc•eorrido el sercor Madero, constanternente aclamado perci pueblo que vertiO, COfl Sn entusiasmo, nun iluvia de flores y con-fetti (lesde Ins veiitanas tie las casas. El Caudillo cozrespondio esasdernostrncionc-s con saludos cariiiosos. El codie dcl scior Madero Cue escolac4o por algiinos tie Los Jo-fes quo desde Mexico to acompaliaron y pot los principales subordi-nados do Zapata, con (,ste a in cabeza, marelianclo todos a pie alrc•declot dcl auto. Al Itegar at paz-quo Romero Rubio, ci general Erni-liano Zapata y los hermanos Miranda montaron a caballo, ponién•dose a In lesciibicrtt (10 ins fuerzas insurgentes quo escoltaron atCaudillo liasta ci centro do Cuernavaca. La escoita personal tie Erniliano Zapata hizo los honorç at Je-fe de In Itevol uc ion it su 11 egada at Ii istOrico Pal ado tie ( ortês. d erniefud recil,ido en ci salon tie sesioiics del Congreso Local por ekt Go-beriiador provisional, cnrnbiándose entre ambos, cortos discursos. Madero hizo presente Sn agradecawiento pots Ins ninestras do sun-patla tie quo era objeto por parte del pueblo y dcl (lobierno del Es-tado: dijo quo so cnt1;t orguiloso do pisar In tierra (Inc lievaba elnombre (let gran Morelos, en donde se hahia iniciado Is verdaderalucia democrática at oponerse virilinente el pueblo at triunfo de 163
  10. 10. I& cauthdatura Eseandén, que el gobierno del general Diaz habla,al fin, impuesto por la. fuerza. Jianquctc al quc no co,rc:lr:io Zapata. En el jardiit Borda tue servklo tin bauquete at señor Madero atque concurrieron, ademâs de $its numerosos acompailantes, ci Go-bernador dcl Estado, quid Ii, ofreeiô, y elementos represontu.tiVOSde In close conservadora tuorelense. Este hecho motivó que el ge-neral Emiliano Zapata se abstuviera tie asistir, resistiéndose a sen•terse a In mesa en Ia que tambien estutnin 1() q citeliligOs de La lie-votilcióIfl peni llegó en log momeutos en quo terminaba el agape. El sefior 3ILLderO pasO revista a Ins tropas surlanas, at frentetie Ins cuales iban el revohtcionario inorelense y ci general •JoaquinN. Miranda, montados ellbriosos cahallos. Las fuerzas, en Unieroaproxintado de 4,000 hombres, desfilaron ante el Caudillo de In Re-voluciOn, quien en eompaña de algiuios jefes, preseneiO el acto (1e8de nato de log haleones del edifido quo ociipnba et Banco de Morelos.donde previamente so Ic habhi preparatlo alojauiiento. Despuós dcl desfile (IC revol tic ionu rios. Madero conferenció ewiet ( ;oberuador (let Estado y luego con Zapata a quién reiteró to qiteva Itabia ofreehlo en Mexico ell Sn anterior entrevista: quo Si SC hacia necesario Se notnbraria tin Gobernador pie glLrantilAtra los in- tereses revolucioiiarios (IC! Est ado, rat i fieCi udole a III vez, sits ills. t ruectones para que desde luego Se procetlietit al licenciaIItieulI a de lag fuerzas, pant lo cnnl quedO coinisionado, en represetttfieloli del Jefe de In Revolueiôn. el señor licenciado Gabriel Robles i)ozuing1LeZ, con cuva intervencióu se proecdio :i cli nipi ii • d lelias inst lil(CIIfflVS. CO no pronto veteiflos. A Ins ocho de Ia maflana dcl din siguiente. Madero abandonO Onernavaca entre lag aelarnaciolles populares, eoiistahlteS (lurante sit penn nencia en la ci ud aid sun a ii a. F116 uiota Ide In cxli ihiei. ii de grim nlrnero do estandnrtes de diversos dubes leyvistas tie In locn• I hi ad. ilenul os coma U lift demost radon de q lie HO SC oL v Id itd a la pa tiatd a lucia. Al niedzolia del 13 (Ic julio IIig;ti.ii c•I 519101 liidero V ski 1111 inerosa corn it I va a I g itnin. Guerrero. y a Ill. eornt B (liii pa ii ci ligo. doncle anilth en In mañana del 14. InC recihido cariiiosn meiite par ci pueblo y sus goberntintes. En el trayecto so incorporó a In comi- iva ci general (Juan Andrew A !mnzitil. 164
  11. 11. Estado Mayor tie! general Zapata. en uno de los corredores del hotel Moctezuma. en Cuernavaca. i:.El señor Madero en su arribo a Cuernavaca, escoltado por fuertas del general Zapata.
  12. 12. T 113 C - .• - na - -.tt. -_.S---.t. mata.-
  13. 13. EL asesinato de Gabriel Tepepa. El Caudillo hizo all regreso de Iguala hasta Puente de Irtla, endoiide trasbordO a la via del Ferrocarril Interocéanico, encontrân(lose ft Ski j)O por TiaquiltenangO con In novedad de que GabrielTepepa, antiguo jefe revolucionailo quo se distiuguió desde in mi g(iaciôn (IC in lueha, babia silo pasado por la armas. El viejo Tepepa, como cariuosamrnte Be Ic Ilamaba ell la g 70 altos;region, cit in que era aniplianiente conocitlo, frisabu en lopen) tenia linUs eneagitis (jilt no jofl• n y hIlLS out iisi*istflOS 1)01 el ver-dadero triunfo de In RevoluciOn, que cualquier revolncioiiario piecontara coil mitad (IC sit e(latl. Ell pretéritas, siendo nonjoveit, ha bin pekado cot flu el I zn1Ierio y contra la g I ropas I iaiicesas en lnebla ci 2 de abril y mil itO (lespiis en ins flin g revoiuciona tins del general lorfirio Diaz. Posterionicitte se ret irO at In vida privtula, prestó sits servicios en Jos ingenios de San cicols Obispo y Temilpa y cumpliO siempre con esniero y (Illigencia Jos cargos pie so Ic dieron. Era honrado a earth cabal y nitty estamado por cuantos to trataron; pero estaba ineonforme coil triitnfo aparetite do Ia Revolución ell log inisnios caciques segnialt expol inudo Al pueblo; corno tuvo la fran• queza de linen puhlica sit inconformidad, esto originó pie quienes vomit ell a flu enernigo de sits intereses, cinpezaran a intri gar ell contra. Federico Morales, guerrcrense, jefe revoluciona rio suboril inado del general Ambrosio Figueron, me a quien Jos eleinentos conser- V8tIOFOM (IC .Jojiitla emploaron coma insirtimento par acabar con Ia vida del patriota y anciano guerrilleto. Ell del acaudalado corneiciante eSl)afiOl Lamadriti, so sir. vi() tin banqitete al pie se invitu it Morales y a Gabriel Tepeim. Este, sin imaginarse to pie le esperaba. acepté In invitación, dejando siis fuerzas ell su pueblo natal, cercano a .1 opt! Ia v atieItIo de sit I eiteral. Llegó at lugar del agape, acompaflado sOlo de sit asisteute y sin la menor desconfianza; pero grijude Cue sit sorpresu cii a nib S!i}lO q tic ha h a 81(10 11 amado rmr me- ito do ese engailo par encnielaiiO y cii segukIa pnsarlo por lag arm as. Ls familiares do Tepepa protestaron ante ci señor Madero por aq tiel Ia ejecilción pie calif [ca 101% (10 a scsi nato, pues pensa ban que en 14)(11) (0 SO dcl ,erl a ha I )(•rsele coils igitud o pt ma q u e respond i era ut? I (S 105
  14. 14. P.—. - cargos pie le pudiesen resultar, mayormeute cuandc, existlan auto• ridades competentes y Be distrutaba ya tie completa Paz. El seflor Madero, desfavorablemente impresionado por los exagerados e in. teresados informes que hasta éI hicieron Ilegar en contra tie Tepepa, lamento to acontecido y aprobo In conducta tie Federico Morales, quien azegurO haber obrado de acuerdo con el general Figueroa. Este incidente produjo una imprestén niuy penosa entre Is muI titud pie no esperaba pie el Caudillo tie Is RevoluciOii aprobara Ia conducta de Morales. El pueblo y Is estación tie Tiaquultenango, estaban tapizados tie. papel negro en sefial tie Into por el asesinato de Tepepa. - En Cuautla tiM recibido el señor Madero con la misma simpa- ta que Be le demostrO en otros lugares pie liabia tocado tie Is Enti• dad suriana, y después (IC visitar los prineipales puntos tie la citi- dad, que todavIa rnostraba los desperfeetos caiisados durante la tre- menda lucha sostenida tin mes antes, escuché detenidamente a una nutrida comisiOii tie canipesinos que le expuso In farina inicua en que log liacendados, enyas propiedades circundaban totairnente a Cuautla, In hablan despojado de todas sus tierras, ensanchando asi sue feudos que Ilegaban hasta las propias calles tie Is población, at grado tie haberle arrebatado hasta los terrenos en que Be arrojaban las basuras. Estaba cornisionado el ingeniero Manuel N. Rabies, oficial tie Estado Mayor, Para formar el itinerario del siaje del señor Madero at Stir, con Is recomendaciôn del Jefe del Cuartel General tie la se- gunda zona4 ingeniero Alfredo Robles Dominguez, tie ponerse tic acuerdo con don Manuel i3nch, propietario de Ia hacienda tie Santa Inés, cercana a Cuautla, en Is qi.ie Be proyectaba ofrecer un almuerzo a Madero, quien at fin rehus6 aceptarlo, y regreso a Is Capital el 16 per la noche. HE
  15. 15. RECORDANDO A SANTIAGO DE LA HOZ Un fraternal bamqucic. Hemos visto que eY general Zapata no concurriô at banquetsofrecido al señor Madero pot &emtntos que juzgo Inainceros; veamosen cambio an proceder para quienes considerO afines a sue ideas. Después de que salle del Estado ci Caudillo de la Revolnciôn, et an Estado. Mayor,general Zapata coinisionO a Rodolfo Magafla, dey a quien hab$a designado Pagador General de las fuerzas del Surdurante ci corto lapso que estuvieron disfrutando de una pequeflaayuda pecuniaria en calidad de haberes, para que se trasladara a laciudad 4e Mexico, e invitase a on nombre, a quienes habtan integrado ci grupo pie prociamé el "Plan Politico Social" de que ya hemoshablado en páginas anteriores y en el que, en forma más clara 7terminante que en el Plan de San Luis, se trataba de 1* detolu-dOn de las tierras usurpadas a Ins pueblos. Magafla llegó a Is capital y en la irnposibilidad de reunir atodo el grupo. regresO a Cuernavaca acompafiado do Is señorita Do-lores JimCnez y Mum, de quien hemos dicho d16 forma al menclo-nado documento; de Antonio Navarrete, que me quien lo imprimlé;de Carlos B. Mügica, de Francisco Sanchez Correa, de nosotros 7dos correligionarios más cuyos nombres no recordamos. El general Zapata los saludé afectuosamente, los felicitó, y leedió una comida en el hotel Moctezuma, donde estaban las of icinas desu Cuartel General. Abraham Martinez, Jefe del Estado Mayor del general Zapata,ofreció a nombre de éste Is comda al grupo de thvitados, exhortAn-clolos pars pie continuaran trabajando dentro del nuevo orden decons, a fin (le lievar a Is práctica los postulados que contenia aquelinteresante documento. sobre todo en lo relativo a la devoluciôn delas tierras a los pueblos, idea que en Is mente del guerriliero an.riano constitula una constante preocupactOn. MUgica contestô en nombre del grupo de invitados, agradeciendo las atenciones de que eran objeto; hizo otro tanto, lacónicamen-te, La señorita Jirnénez y Muro y ambos ofrecieron que desde Is pren-sa continuarlan luchando par aquellos principios. 167
  16. 16. Is Antes de levantaree de mesa, el general Zapata, visiblementeentusiazmado, dlrigiéndose a Bodolfo Magaña, le dUo: —Oye, gotdito, reeltanos In "Sinfonla de Combate" de Santiagode Is floz. V Magana, accediendo a lo g deseos del guerrillero, so puso dcpie y Ia reeitó con Ia general aprobación de los presentes. La oda rebeide del poets veracruzano, Santiago de Is lloz, ha-Ma aido olda yn en varias ocasiones por el general X81)ntn. de Jnl,iode Magaila, y le agradaba eseucharla con trecuencia. Era el guerrillero suriano un franco admivadoi 4lel l)HtdO piehablâ condensado en on alma Ins ansias de rebeidia quo tarnbiéneatremeclan con vibraciones de entusiasmo ci alma campesina y jus-ticiera de Zapata. Dice Ia oda de referenda: SINIONJA DE COMI3ATE Taciturno, medroso. . cabizbajo, Cargado de cadenas y grilletes, Con is piel ulcerada 1)01 los Notes, Mirando siempre abajo, Sin aprender a erguirse turbulento V a quebrantar un mundo oil furores, Alit estâ. sin virtuil y sin vigore8c Degradado y hambriento, Sofiando en sus perdidas libertades V on an gloria sin par de otras edades. El pueblo que en homéiieas peleas Baflando COli an sangre sus montaffas. Sabla ilevar al triunfo sus ideas V verter sin temblores sus entraftas, V arrojar los pedazos de sus yugos A Los craneos de todos stis serdtigos! Alit esth... pesaroso y oprimido! 1.0 engailO con sus falsos relumbrones La fama do tin Etioltes. de un bandido, V ere pueblo de indómitos leones Enclav& aus cafiones, F:itvaino silencioso sus flCeiOs, V enfrennn(16 sus Impetus guerreros. Eutió a esa paz on que los pueblos gimen 1619
  17. 17. Con hambre y sin virtud, baja el azoteDe esa nefanda Trinidad del crimen:El tirano, ci bnrgués y el sacerdote!EntrO a Is Paz de In abyccelén, al cienoDe una infarne y odiosa tirantaDonde laurnillado y de verguenza Ileno,Es un eunuco a plena luz del din!Alit está... to ban dejado sin hacienda,Ban sofocado en Bangre an civismo,Le ban dado pot escuela ci egoismoY le ban puesto en los ojos una venda:La venda (let cinismoConque inmundos lacayos Ic ban contadoQile In Patria es felix y ha progresado!Alit está. Be ha enervado 8U grandeza,Ha olvidado sus glories, an cabezaHa cubierto (IC oprobiosSu cabeza Inureada en den victories!He quebrado su espada,V en abyceta y monatrtiosa mancebiaCon an paz una hetal ra desdichadn,En In lremen(la national orgiaSe ha entrealnerto Jan venasY muere contemplando sus cadenas! Pobre pueblo ; Petronlo sin vigores!Petronio miserable y degradadoQue muert entre deleites y sopores; Sin virtud par erguirse denodadoY Ileno de valor y de esperanzaFrente pot frente del NerOn maldito, Hasta Ins nubes levantar tin grito Grito de rebelión y de venganza AIIi estit ci pueblo ubyugado. triste, Sin honra y sin dineros; Li, humillan y cobarde se resiste A protestar par sus hohlados I ueros; Lo robai... y doblega Is cabeza, Y da Mt sangre y an Mulct y calla; Lo ultrajan y no se aiza con fiereza Ni en explosibn de céleras entails! 169
  18. 18. En el campo, lo mismo qua en la villa, Se y e el amargo fruto De ese maraalno que a Is patria humilla; Nadie se acuerda del puàal de l3ruto Ni del pueblo frances en Is Bastilla! Hay pat-a mengua de Ia patria historia Una vet-dad notoria Que Is deegracia de an pueblo eucieara: Que alit, los ciudadanos Solo existen debajo de Is tierra Muertos pot nies mercenarias manos! Alit está el pueblo. triste lrometeo Que sujeto at taller como a una roca, Siente al buitre burgnés que, en on deseo Insaciable de oro, en ansia loca, i.e desgarra implacable ba pul.mones Come rompe el minero los filones! V los indios membrudos, Los atletas de espiritu aitanero.Los ciclopes de bronce que, safludos,Cuando escuehaban el clarin guerreroSe alzaban indomahleg.Hey ]loran miseralilesBajo et látigo ardiente del negrero!flasta el fraile! Ese Judas IscarioteQue ha vendido a Is patria, ese maivado,Ese histriOn pie se llama sacerdote Cs tan sólo tin handido dial razado;Ese pie tulmino an robin implaSobre Hidalgo y Morelos y MercadoY quizá Ins rnaldice todavia:rite torpe canaliaQue en Ion anales de In ITistoria se ItaliaSiempre contra In patria y ci (lerecho,Siempre contra Is ciencia y lo pie es noble;Ese que Ileva en an mezquino pechoVu egotsti corazón de roblePara el dolor de todos los qne gimen;Ese aborto del crimeaTaznbién pot- el tirano sostenido, 170
  19. 19. Desde el negro cubil de mercaderesQue llama iglesia at vulgo embrutecido,Roba at pueblo y le viola sus mujeres!No hay una voz viril que se levanteSabre tanto desastre y t.auto duelo;El pundonor se arra8tra por el sitelo;No hay tin poeta pie atrevido canteIlimnos de redención y tie veuganza;Dc tin DIEX IRAE sucumbe la esperanza!Y come el pueblo de instrticciOn carece,En sus negros momentos de amarguraSe encanalla en el vicio que le of receFAcil consuelo a tanta deaventura, Pueblo, eseuclia mi voz flora que vienesA recordar un triunfo del pasado;Hoy gue en ci pecho conmovido tienesAlga de tits grandezas despertado,Es fnerza pie en mis iras de patriotsTe ensefle hi desgracia• hi infamante condiciôn de hots,• ci cuadro de hi muerta Democracia! Es (uerza quc con Impetus soberbiosAizando en alto ml land ardiente,Lance ]as tempestades de mis nerviosSobre las ignorninias de hi frente! Es fuerza pie en tim ilagas tie oprimido,Antique me asalten criticas y mofafi,I )erra me (lee I di doEl eniiterio do enérgicas estrofas Hoy vine a fiistigitrte eon In plumaPara ver si del mar de tu corajeSe alza iracundo el tempestuoso oleajeflusta escupir at cielo con so espuma! Para ver si revientaDc tits sagradas iras In torments! Para ver si te hajas del CalvarloA castigar ci golpe die LonginoV eres de nuevo el pueblo temerarioQue hurnIIlô at vencedo p de Solterino!;Para pie alees Ia Ianza y el escudoV so inflame hi rostro que ahora tinge 171
  20. 20. La earn de un Edipo triste y rudo Que nose atreve a hablar ante Is Esfinge! ;Para quc habies con verho de centelins V despierten tu g Gracos, Broten tus Catilinas y Espartacos, Y anunciando ci terror de cien querellas, Vi bre Un J U wio Final en las cia vinesMientrae se aizan tus bravos paladines V M irabeau se avert-it a lit tribminV ci nifto Libertad horn en in cuna!;Pueblo: que se levanten tu g vigoresDel tango de tit opvobio y de titV at sonar de In equila de Dolores,Provocado leOn Win la arenaCon saiigrc (IC tiranos y trai(lores! : Hasta cuánclo j)C)strndoHas de estar a Ins plantas del magnate? Pueblo, ievniita tit airadoI Iánzate a Jo g canipos de combate!Y si eno no haces. i Is diosa Astre:iEn vano aiixilio de tu honor implora,Si no levantas in incendiaria ten,Si no brilia ep tun Ojos mm auroiaDe tuna vengadora,Mientrag dame bunilla(Ilt In Justicia.Mientras el César triunk y duerma Brute,Mientras ml amadà Patvia esté de Into.Yo, en vez tie ha cariciaCon que te halaga ci orador cobarde.Fustigaré In n icilo y tit un puti IC aCon Ia palabra que revienta y aide!Que ante Ins corrllpeiones (le In PJel.e,El poeta no debeEn irnisoria y femenil tareaPulir el verso duke y exquisito;Debe exnpapar on pluma en hit febenI escribir en cuartillas de granito!No debe se a! Jnfeliz copleroQue canta amores mientras Jame ci yngo:Debe eer el coloso fctor flugoQue hace temblar a Napoleon tereero! 1 1-. 0
  21. 21. Otlio at hairdo que Ilora y pie suspiraMientras NerOn triunfaute to despreciaV ama a Lord Byron pie cambiO an Un[or unit 4pada ante el dolor de Grecia!La misiOn del poeta es redentora:V cuando ci Pueblo & la abyección se lanza,1)ebe, at vet que la. Patria sufre y flora,Ilablar tie rebeiiôn y de vengauza!Y debe justiciero.Azotar, decidido y aitanero,Tanto at C68ar quo triunfa y asesinaComa a la Plebe que su cuello inclina!Iloy, por esa, ml côlera vibranteEn on misiOn despertadora y juata,I)ilacera tits carnes de gigunte,Implacable y brutal, cual una fuata!V no encuentres extraflo que nil liraFe arroje sOlo la candente estrofa:Mi muss, pie arde en Ira,No es Its doliente Ofelia pie suspira,Es una Juana do Arco pie apostrofa! Pueblo, deepierta ya! Tits hijos crecen V tina Iterencia de oprobia no merecen; nelve yn en U de esa locura iqsana, Si siguen criando siervos tantas uiadres, Tits liijos. los escIaos de maftana, Renegarán del nombre de sus padres! Levãntate y inedita En los grancles problemas de Ui suerte! Pon en salvo tu cuerpo que gravita Sobre tin abismo de afrentosa muerte Y piensa, con orgullo noble y bravo, Que no has nacido para set esciavo; Que la tierra en que boy gimes cual cautivo, Que Ia tierra en pie hoy ores pordiosero, Mañana, quo to yergas revavido V te Itagas respetar con el acero V de malvados tu camino alfombres, Reth to pie te anuncian tits Meslas: La tierra donde no hays tiranfas V en <juice comunlbn vivan Ion hombres! 173
  22. 22. Tuyo ha de ser el reino de mañana! Que si e8ta sociedad estulta y vana Roy se halls. dividida En el hombre de arriba y el do abajo, Cuando fulgure tu cabeza erguida Y a Neron y al burguéa lieves a! tajo Medidos con la vara del trabajty, Todos serán iguaies en la vlda! Pueblo, piensa y combate! El pueblo debe Combatir y pensar; el pensamiento Sienipre ha de set nun ala que lo eleve: Y si sabe luchar a todo viento Con In plunta, In espacla y ci rugido 0 con Ia ma do mârtir sobre ci hombro, Ha de ver quo del trono (lemolido, Sobre ci huzneante escombro, Se levantan sia gloria y sit ventura Radinntes de puzeza y ( IC hermosura! Pueblo, levanta ya ! Hondo lit vista Del poderosc, en Ia mansiOn dorada! Mira cOtno en la copa cincelada Per In mario macstra do tin artista lTiervc• ci rublo charnpnzne ....El poderoso Apura eutre bandidos y mlIjores El sudor qUO derramas generoso Como bestia do carga, en lo g taileres! Y el rojo vino en quo sus IaI,ios moja Is tu szullgre. tu saugie quo raM zero Ilizo brotar con mercenaria hoja Por rol,arte tin puiado tie di neroSon he ru:t n Os ci (fl vu 3 ci rita z ii ateLos dos beben lit sangre do dos Cristos;TMs dos, a torla inrniuiz slernpve listosCuando Ia Plebe sii eer yj z abatePorq no ci brutal tiranoLa liumilla con la fiierza do sus tropas,Aizando alegres sus lierinanas copas,fl :1 ii dan pot In a bycce ion dcl ei u dada noV en frente del derLochc Y (le la fiestaEn pie sit ocio lo g grandes entretienen, 174
  23. 23. Se escucha de log pobreH la. protesta: Tus hujos piden pan y no lo tienen!Y sin embargo. Pueblo, no to irritas;Sigues cobarde en tu menguada calms. V al eleno en ansia cruel te previpitas:4Estás, acaso iuválido del alma?£PQr qué no roznpes tu letargo insano?,Por qué to obstinas en besar el suelo? Ous... Cóndor quo has caldo en Un pantano!&No sientes ansias de emprender ci vuelo? Madre patria, tu pueblo esta perdido! Se acabaron Las bravos luchadores! 8610 queda un raza sin vigoresQuo wuere bajo el yugo de un bandido! Tus hombres de taleutoViven boy la existencia del iacayo;Nan olvidado ya que ci pensamiento1)ebe ser esgrimido come ci rayo! Tus poetna se arrastran con libreas!;Tu juventud se infama en el plostibulo!El hierro despedaza Ins ideasY ci apOstol suciuube en el patbu1o!En ci palacio de Nerón, la tgnaraTurba do bandoleros encumbrajosCelebr con orgiásticn algazaraLa nbyeeción de tus bijos degradados;Es ci festin do Haitasar, la tierraAl peso do In infarnia so e8trerneceY no relunibra el rayo tie la guerra;El4 MANE, TILECEL, IJJARES no apzrec•iPero no, no te atlijaa. Patria ma,El mal nilnea perdura;Sieznpre despuéa de toda UraniaLa red iv sn Ii bertad fnigii inEn ci Lingo (IC inniensas abyeccionesSc incuban los campeones!En Is misma opresióu se agita el fetoDel Angel de SU ruina! angel El mismo Luis CapetoEngendré In implacable guillotina! 175
  24. 24. - .. -: -r A- •-. - - - - - -IMF Ys veráa cóxno acaban Ins ultrajes Por deapertar a tu leôn dormidu... • cuando el pueblo lance an rugido, • se inflamen SUS impetus salvajes, • sacuda on anliente cabellera, • levante Is pica entre Bus manos • brute deaplegada su baudera, Rodarn per ci poivo los tirnuos! 176

×