Observatorio Chileno de DrogasInforme Anualde la Situación de las Drogas en Chile
Observatorio Chileno de DrogasInforme Anual de la Situación de las Drogasen Chile.Consejo Nacional para el Control deEstup...
Índice                                                                              Págs.Introducción                     ...
Tratamiento y Rehabilitación                                            55 Necesidad de Tratamiento                       ...
IntroducciónEntre las funciones asignadas al Observatorio Chileno de          dores incluidos en este sistema tienen difer...
El contenido de este Informe se estructura de acuerdo            Una de las secciones recoge indicadores de reduccióncon l...
Presentación        del Observatorio Chileno de DrogasDesde la creación del Consejo Nacional para el Control              ...
2. Suministrar información que permita mejorar el                     el fin de desarrollar un Sistema Subregional de Inve...
Con   text       o   Mun              dial                   de   la M                            agn                     ...
Contexto mundial           de la magnitud del uso de drogasEl World Drug Report de 2006 indica que de 4.102 millo-        ...
Diagnóstico delFenómeno de las Drogas en Chile
Diagnóstico         del fenómeno de las drogas en CHILEChile como país que se desarrolla y que está inserto en el         ...
Estudios nacionales de drogas enpoblación general de CHILE    Drogas ilícitas                                             ...
Psicofármacos                                                por encima del consumo de cocaína en personas de los         ...
Gráfico 3Prevalencia de último año de consumo de drogas ilícitas, según nivel de ingreso familiar total al mes        10  ...
Gráfico 4Tendencia del consumo de drogas ilícitas (marihuana, cocaína y/o pasta base) según prevalencia de último año     ...
El estudio de 2004 muestra también que la brecha que               en 2004 (4,5:1) con relación a 1998 (6:1), ello se debe...
Descentralización del consumo de drogas                                                En el año 2004, por primera vez la ...
En el caso de las drogas ilícitas, una medida de aproxi-            205 mil a los consumidores problemáticos de drogas ilí...
Percepción de riesgo, de facilidad de acceso                       en el de la cocaína. Inversamente, adolescentes y sobre...
La percepción de facilidad de acceso a drogas, por su             declaraciones de facilidad de acceso se mantienen es-par...
Gráfico 12Tendencia 2000 – 2004 de la percepción de gravedad del consumo (%) y de la oferta de drogas ilícitas en elbarrio...
Problemas Asociados al Consumo yTráfico de Drogas en Chile
Problemas asociados        al consumo y tráfico de drogas en ChileLa preocupación social por el fenómeno de las drogas se ...
Gráfico 14Evolución 2002 – 2005 de los procedimientos asociados a la Ley de Drogas                14.000                  ...
Gráfico 16Evolución 2003 – 2005 de los detenidos por DMCS y detenidos por Ley de Drogas        160000         150129      ...
En un estudio de CONACE y Gendarmería de Chile (2002)                     caso de condenados reincidentes por delitos de r...
Gráfico 19Uso de alcohol y/o de drogas ilícitas (%) en la comisión del delito de reclusos reincidentes          60        ...
El problema de las drogas en población penal y SENAME    Policonsumo de drogas                                       consu...
Gráfico 22Prevalencia de último año de consumo de drogas en adolescentes (14-17 años) infractores de ley de SENAME        ...
Gráfico 23Resultados positivos en test de orina (%) en detenidos en comisarías del Gran Santiago por Delitos de MayorConno...
Metropolitana, que aparece concentrando el 94,3% de                  Al comparar estas cifras con los dos años anteriores,...
Gráfico 25Tendencia de decomisos, según unidades de drogas decomisadas     200.000                                        ...
de beneficios judiciales o penitenciarios están recién en        menores, con alrededor de 1.000 plazas de atenciónuna fas...
Prevención Escolar
Prevención escolar      Contexto internacional                                                Las medidas de control sobre...
esta materia han ganado terreno y los Estados miembros             de tratamiento para aquellos grupos de adolescentes yde...
Para asegurar la calidad técnica de éstos y otros progra-                han consumido drogas, es importante constatar, po...
Gráfico 27Porcentaje* de familias participantes alguna vez, profesores capacitados desde inicio del programa y cursosque a...
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Estudio Drogas
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Estudio Drogas

1,591 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,591
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
296
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Estudio Drogas

  1. 1. Observatorio Chileno de DrogasInforme Anualde la Situación de las Drogas en Chile
  2. 2. Observatorio Chileno de DrogasInforme Anual de la Situación de las Drogasen Chile.Consejo Nacional para el Control deEstupefacientes (CONACE)Ministerio del InteriorGobierno de ChileI.S.B.N. 956-7808-58-9Equipo Responsable: Área Evaluacción y EstudiosCONACEDiseño y diagramación: controlzeta.clImpresión: Maval Ltda.
  3. 3. Índice Págs.Introducción 5Presentación del Observatorio Chileno de Drogas 7 Configuración 7 Propósito 7 Objetivos 7 Estructura 8 Proyecciones 8Contexto Mundial de la Magnitud del Uso de Drogas 11Diagnóstico del Fenómeno de las Drogas en Chile 15 Estudios nacionales de drogas en población general de Chile 16 Drogas ilícitas 16 Psicofármacos 17 Consumo de drogas e ingreso económico familiar 17 Principales tendencias 18 Una década de medición de la magnitud y tendencias del consumo de drogas 18 Descentralización del consumo de drogas 21 Dependencia, abuso y consumo problemático 21 Percepción de riesgo, facilidad de acceso y gravedad en el barrio 23 Ofrecimientos directos de drogas 25Problemas Asociados al Consumo y Tráfico de Drogas en Chile 29 Delitos relacionados con las drogas 29 Infracciones a la Ley de Drogas y delitos de mayor connotación social 29 Fracciones atribuibles 31 El problema de las drogas en población penal y SENAME 34 Policonsumo de drogas 34 Consumo de drogas en detenidos 35 Decomisos de drogas 36 Algunas medidas adoptadas 38Prevención Escolar 43 Contexto Internacional 43 Programas de prevención de drogas en escolares de Chile 44 Los programas de prevención en familias 46 Estudios en población escolar 47 Magnitud y tendencias del consumo 47 Percepción de riesgo 50 Oferta de drogas 51
  4. 4. Tratamiento y Rehabilitación 55 Necesidad de Tratamiento 55 Desafíos en Tratamiento 56 Evaluación de los resultados en tratamiento 57 Metodología del estudio 57 Breve síntesis de resultados 58Costos Humanos, Sociales y Económicos de las Drogas en Chile 63 Resultados 64 Estrategia de reduccción del Problema 65La Cultura del Éxtasis y la Escena Electrónica en Santiago de Chile 69 Consumo de éxtasis en Chile 69 Una droga de moda 70 Los efectos del éxtasis 70 El día después 71 Proyecciones 71 Éxtasis y música electrónica 71 Facilidad y condiciones de acceso 72 El éxtasis está sujeto a mucha adulteración 72 Percepción de riesgo 72 Riesgos secundarios 73Uso de Tabaco 77 Antecedentes 77 Nueva ley del tabaco 77 Las claves de la nueva Ley 77 La prevención del consumo de tabaco 78 Magnitud del consumo de tabaco en Chile 79 Contexto internacional 79 Contexto nacional 80 Resultados en población general de Chile 80 Resultados en población escolar de Chile 91Magnitud del Consumo y Abuso de Alcohol 97 Contexto internacional 97 Tasa de bebedores problema de alcohol según el Cuarto Estudio Nacional de Drogas en Población General de Chile, 2000 97 Magnitud del consumo y tasa de dependencia a Alcohol según el Sexto Estudio Nacional de Drogas en Población General de Chile, 2004 100 Tasa de consumidores con signos de dependencia de Alcohol 110Bibliografía 117
  5. 5. IntroducciónEntre las funciones asignadas al Observatorio Chileno de dores incluidos en este sistema tienen diferentes gra-Drogas figura la difusión de información sobre diversos dos de especificidad, sensibilidad y comparabilidad, esaspectos relevantes relacionados con las drogas, a través decir, distintas fortalezas o capacidad descriptiva, pesede la investigación, la sistematización y la publicación de a lo cual, considerados en su conjunto, pueden facilitarinformes periódicos. un conocimiento adecuado de la situación actual de la magnitud y tendencias del consumo de drogas en ChileEn los Informes Anuales del Observatorio Chileno de Dro- y, mediante la evaluación de los programas vigentes, delgas se expondrán con mayor amplitud en los aspectos avance en los procesos y la eficacia de las políticas pues-técnicos, que en la Memoria Institucional de CONACE, tas en marcha para hacerles frente.los datos procedentes de encuestas, estadísticas y estu-dios puntuales sobre el tema drogas. Estos Informes se Los indicadores pueden tener una naturaleza directa oeditarán con un carácter monográfico, cuando la impor- indirecta. Los indicadores directos facilitan mediciones di-tancia del tema o el valor de los datos recogidos sobre rectas de la población objeto de estudio (consumidoresun determinado aspecto de las drogas así lo requiera. de drogas), a través de encuestas y otros métodos de re- colección de información. Los indicadores indirectos, porEl objetivo de este primer Informe del Observatorio Chi- su parte, ofrecen mediciones indirectas del fenómeno,leno de Drogas es poner a disposición de aquellas insti- fundamentalmente a través de información recogida entuciones públicas y privadas que desarrollan su actividad diferentes registros y centros, con los cuales la poblaciónen el ámbito de las drogas, así como de investigadores consumidora tiene contacto.y profesionales del sector, los últimos datos de que se Los indicadores que comprende el Sistema adoptado pordispone en relación con una serie de indicadores. Tales el Observatorio Chileno de Drogas y con los cuales se haindicadores forman parte de un Sistema Nacional de In- estructurado el presente Informe, son los siguientes:formación sobre Drogas, que se ha desarrollado desdeel Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes, Magnitud del consumo de drogasy fortalecido desde 1994 hasta la fecha. Dicho sistema Tendencia del consumo de drogaspretende abarcar de manera global a los diferentes as- Factores de riesgo/protecciónpectos que confluyen en una temática tan polifacética o Prevenciónmultidimensional como es la de las drogas. Tratamiento MorbilidadEl Sistema de Información del Observatorio Chileno Mortalidadde Drogas se propone facilitar en forma periódica me- Costo de las drogasdiciones cuantitativas y, en algunos casos aportar con Oferta y/o disponibilidad de drogasestudios cualitativos, acerca de determinados aspectos Policiales y aduaneros: control de drogaso dimensiones relacionados con el fenómeno de las Judiciales: ley de drogas, asociación drogas-delitodrogas y sus principales factores asociados. Los indica- Abuso de drogas lícitas 5
  6. 6. El contenido de este Informe se estructura de acuerdo Una de las secciones recoge indicadores de reduccióncon los indicadores mencionados, aunque algunos de de la demanda de drogas, con algunas generalidadesellos, como los de morbilidad y mortalidad, no fueron acerca de actividades de prevención, específicamenteincluidos en esta ocasión. En primer lugar se recogen en población escolar. También se aborda la respuestalos objetivos del Observatorio Chileno de Drogas, sus asistencial que comprende indicadores de tratamiento yfunciones, su configuración y coordinación con otros evaluaciones del éstos programas a partir del seguimien-observatorios. A continuación se expone el estado de to de una cohorte de pacientes egresados de los planessituación del consumo de drogas, de acuerdo con indi- de tratamiento. De manera breve, se exponen los princi-cadores sociológicos y epidemiológicos y de patrones pales resultados del estudio de costos humanos socialesde consumo, que se sustentan en los datos proporciona- y económicos de las drogas en Chile, realizado con datosdos por diferentes encuestas y estudios. Destacan entre e información correspondientes al año 2003. Asimismo,éstas los Estudios Nacionales de Drogas en Población dada su condición de droga emergente, se otorga unGeneral de Chile y datos de una explotación específica espacio a un estudio sobre el consumo de éxtasis y sude la última Encuesta Nacional de Drogas a la Población asociación con la escena electrónica. El Informe se cierraEscolar. A continuación se aborda el control de la ofer- con dos resúmenes considerados de gran importanciata, que incluye indicadores de oferta, así como otros de hoy en día en el abordaje de la prevención y tratamientocarácter policial relativos a actividades de represión del de las drogas ilícitas, como lo son los indicadores sobretráfico ilegal de drogas. También aparecen datos sobre el uso, abuso y dependencia, así como de los problemasestudios que establecen una asociación entre el uso de asociados al tabaco y alcohol.drogas y la comisión de delitos. 6
  7. 7. Presentación del Observatorio Chileno de DrogasDesde la creación del Consejo Nacional para el Control Configuraciónde Estupefacientes, (CONACE) en 1990, una de las pri-meras preocupaciones ha sido disponer de información El Observatorio Chileno de Drogas es un área permanen-válida y confiable sobre distintos aspectos relacionados te de generación y recogida de información de los múlti-con el fenómeno de las drogas y, asimismo, contar con ples aspectos relacionados con las drogas, dependienteun sistema nacional estandarizado de información. Con- de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Nacional para elforme a ello tanto la Política y Plan Nacional de Drogas, Control de Estupefacientes, del Ministerio del Interior.vigente en Chile entre los años 1993 y 2002 y, posterior-mente, la Estrategia Nacional de Drogas 2003-2008 han Propósitodado gran importancia a la consolidación de un Obser-vatorio Nacional de Drogas. El propósito del Observatorio Chileno de Drogas es gene- rar, recopilar, sistematizar, analizar y difundir informaciónA partir del año 1994 CONACE inicia el desarrollo de la relevante sobre el fenómeno de las drogas y sus activi-serie bienal de estudios nacionales sobre consumo de dades asociadas, tales como reducción de la demanda ydrogas en población general de Chile y, al año siguiente, de la oferta, tanto a nivel nacional como internacional.el Ministerio de Educación realizó el primer estudio na-cional sobre consumo de drogas en población escolar. El Observatorio fue diseñado con el mismo fin que ins-Ambos estudios han seguido realizándose con una pe- pira a otros observatorios de drogas en el mundo, estoriodicidad bienal y son la base de investigación y de las es, una estructura cooperativa, integrada por diferentesestadísticas del Observatorio Chileno de Drogas. A partir fuentes de información, proveniente de institucionesdel año 2000 ambos estudios nacionales, en población públicas y privadas, nacionales y extranjeras, sobre lageneral y escolar, son realizados con financiamiento y base del respeto de las responsabilidades y competen-bajo la coordinación técnica directa de CONACE. cias respectivas.Conforme a lo anterior, CONACE ha puesto en marcha Objetivosdesde 1994 un sistema integrado de registro, informa-ción y análisis del fenómeno de las drogas en Chile, que 1. Facilitar una visión global, permanente, confiable y ac-cuenta ya con más de una década de experiencia en in- tualizada de los problemas relacionados con el consumovestigación y una variada serie de estadísticas, tanto en de drogas en Chile (elaborar diagnósticos sobre la situa-población general como en poblaciones específicas. ción de las drogas). 7
  8. 8. 2. Suministrar información que permita mejorar el el fin de desarrollar un Sistema Subregional de Investiga-proceso de toma de decisiones acerca de las políticas ción e Información sobre Drogas. Dentro de los desafíosa adoptar en materia de reducción de la demanda de de este proyecto se incluye el generar información cien-drogas, así como la adecuación de los programas de in- tíficamente comparable entre los diversos países que lotervención a las nuevas situaciones y necesidades que integran, como también incorporar a otros países de lavayan surgiendo (facilitar el diseño y la evaluación de las región con el mismo propósito.políticas sobre drogas). Proyecciones Estructura En el año 2005 se incorporó como nuevo integrante delEl Observatorio ha sido diseñado pensando en su utili- Grupo Subregional, el Observatorio Interamericano dedad para diferentes tipos de usuarios, tanto en el ámbi- Drogas (OID/CICAD), que aporta el apoyo técnico nece-to nacional como internacional: Autoridades del Poder sario para asegurar que la información obtenida de losEjecutivo, Legislativo y Judicial, así como los miembros estudios no sólo sea comparable a nivel de los paísesdel Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes, que forman parte del proyecto, sino también con los de-las diversas áreas de la Secretaría Ejecutiva de CONACE, más países del hemisferio. Con tal fin, se han realizadolos CONACE Regionales y los programas comunales de reuniones técnicas que han tenido como producto ladrogas (PREVIENE), programas gubernamentales sobre elaboración de instrumentos y metodologías estanda-drogas, Organismos No Gubernamentales, organismos rizadas para la realización de estudios sobre magnitudacadémicos y de investigación, profesionales de la salud, del consumo y observación de la tendencia del uso deOrganismos Internacionales, entre otros. drogas.En el ámbito del control y la fiscalización, y todo lo re-lacionado con la reducción de la oferta de drogas, elObservatorio se coordina con la División de SeguridadCiudadana del Ministerio del Interior y dispone de infor-mación actualizada, trimestralmente, relativa a deteni-dos por tráfico de drogas, decomisos de drogas, controlde psicotrópicos y control de precursores químicos.En el ámbito internacional, se coordina desde el año2000 con el Observatorio Interamericano de Drogas dela CICAD/OEA1 y desde 1998 con la Oficina de las Nacio-nes Unidas Contra las Drogas y el Delito, ONUDD. Conéste último organismo internacional el Ministerio del In-terior, a través de CONACE, ha firmado un memorandode entendimiento que incluye a otros cinco países, con 1 Antes de la conformación del OID, la coordinación con la CICAD/OEA se realizaba directamente con el SIDUC. 8
  9. 9. Con text o Mun dial de la M agn itud del Us o de Dro gas
  10. 10. Contexto mundial de la magnitud del uso de drogasEl World Drug Report de 2006 indica que de 4.102 millo- edad en el mundo nunca han usado una droga ilícita ennes de personas en todo el mundo entre 15 y 64 años de dicho período. De igual modo, ONUDD ha estimado queedad, unos 200 millones de personas (4,9%) han usado 110 millones de personas (2,7%) de la población mundialalguna droga ilícita en el último año y que entre éstas entre 15 y 64 años usó drogas ilícitas alguna vez en losel cannabis es la droga ilícita de mayor consumo a nivel últimos 30 días y que unos 25 millones de personas demundial, con una estimación de 162 millones de perso- este grupo de edad (0,6%), son consumidores problemá-nas que la usaron alguna vez en el último año. Por contra- ticos de drogas.partida, 3.902 millones de personas entre 15 a 64 años de Uso de drogas ilícitas a nivel mundial (2004) Total población mundial: 6389 millones de personas Población mundial de 15 a 64 años: 4102 millones de personas (100%) Población de 15 -64 años no usaría de drogas: 3902 millones de personas (95,1%) Prevalentes año de drogas ilícitas: 200 millones de personas (4,9%) Prevalentes mes de drogas ilícitas: 110 millones de personas (2,7%) Consumo problemático de drogas ilícitas: 25 millones de personas (0,6%)** En porcentaje de la población de 15-64 años de edad 11
  11. 11. Diagnóstico delFenómeno de las Drogas en Chile
  12. 12. Diagnóstico del fenómeno de las drogas en CHILEChile como país que se desarrolla y que está inserto en el ciales más emergentes de las dos últimas décadas y lamundo globalizado no es ajeno a éste problema de ca- mayoría de las encuestas de opinión lo incluyen dentrorácter transnacional. El fenómeno de las drogas en nues- de los diez temas de mayor preocupación ciudadana.tro país ha sido considerado como uno de los temas so- Gráfico 1Encuesta CEP junio-julio 2006: ¿Cuáles son los tres problemas a los que debería dedicar el mayor esfuerzoen solucionar el Gobierno? (%) 60 55 50 40 37 37 33 32 30 27 20 18 13 12 12 10 Alzas de precios, inflacio’n Vivienda Salud Delincuencia, asaltos , robos Sueldos Sistema judicial Educacio’n Empleo Pobreza DrogasEn los últimos años diversos estudios sociales y epide- asociados, lo cual ha llegado al conocimiento de todamiológicos dan cuenta de la magnitud del problema la ciudadanía a través de los medios de comunicación,del consumo de drogas y de sus principales factores básicamente en la noticia contingente. 15
  13. 13. Estudios nacionales de drogas enpoblación general de CHILE Drogas ilícitas Los resultados del citado estudio indican que el porcentaje de personas que declaran haber usado alguna droga ilícitaDentro de los estudios de mayor cobertura en nuestro en los últimos 12 meses previos a la aplicación de la en-país destacan los Estudios Nacionales de Drogas en cuesta es de 5,8%, estimándose que unas 508 mil personasPoblación General de Chile, serie de investigaciones han usado drogas ilícitas recientemente en Chile. Las sus-comenzada en el año 1994. El último de ellos, realizado tancias ilícitas más usadas en nuestro país son marihuanaen el año 2004 representó a 8.715.567 personas entre 12 (5,3%), clorhidrato de cocaína (1.3%) y pasta base de cocaí-y 64 años de edad, realizando 16.366 encuestas a nivel na (0.6%). Sin duda que el mayor consumo de drogas ilíci-nacional. El Sexto Estudio Nacional de Drogas contó con tas es el de marihuana en éste y todos los estudios realiza-muestras representativas de la población urbana en 86 dos sobre el tema. Se estima que de cada 4 consumidorescomunas de las 13 regiones del país, lo cual explica el recientes de marihuana, 1 de ellos presenta signos de de-gran tamaño de la muestra. pendencia a esa droga. Asimismo, un tercio de los usuarios recientes de cocaína presenta signos de dependencia, lo cual asciende a 1 de cada 2 en el caso de la pasta base. Gráfico 2Prevalencia de último año de consumo de marihuana, cocaína y pasta base 6 5,3 5 4 3 2 1,3 1 0,6 Marihuana Cocaína Pasta baseEl uso de drogas ilícitas está fuertemente concentrado palabras, 1 de cada 10 personas entre 15 y 35 años deen la población joven entre los 15 y 35 años de edad, edad ha usado drogas en forma reciente. Menos del 2%donde el 11% ha consumido en forma reciente drogas de la población ha usado drogas fuera de ese tramo deilícitas como marihuana, cocaína y/o pasta base. En otras edad. 16
  14. 14. Psicofármacos por encima del consumo de cocaína en personas de los otros tres grupos de ingresos. La pasta base, en cambio,Los estudios dan cuenta también del alto uso de fárma- se consume mayoritariamente entre las personas de fa-cos sin prescripción médica entre los chilenos. El 3% de milias con más bajos ingresos, con una tasa de 0,8% en-la población entre 12 y 64 años de edad ha usado algún tre individuos con ingresos familiares de 200 mil pesostipo de tranquilizante benzodiacepínico en los últimos hacia abajo.12 meses previos a la encuesta. De igual modo, el 0,4%usó recientemente algún tipo de estimulante como an-fetaminas o metanfetaminas. En su conjunto, alrededorde 285 mil personas usaron algún psicofármaco sin pres-cripción médica en los últimos 12 meses previos a la apli-cación de la encuesta. En nuestro país la automedicaciónse ha ido convirtiendo en una respuesta cada vez másfrecuente a los problemas del estrés y de la vida agitada.De esta forma, los psicofármacos abandonan cada vezmás la categoría de medicamentos para ser pensados yconsumidos como una pastilla para el estilo de vida, queproporciona al sujeto un alivio rápido a las condicionesde molestia y malestar que acarrea la vida actual en losdiferentes ámbitos (laboral, social, afectivo). Consumo de drogas e ingreso económico familiarEl consumo de drogas no es particularmente exclusivode las familias con los mayores o menores niveles deingresos económicos, diferenciándose más bien por eltipo de droga utilizada. Es así como la mayor declaraciónde consumo de marihuana se registra entre las personascuyas familias tienen ingresos promedio mensuales so-bre 1 millón de pesos, es decir, en el grupo de mayoresingresos, con una tasa de 9,2%. Esta tasa de marihuanaduplica a la de personas cuyas familias tienen los másbajos ingresos, con tasas de 4,5%. Asimismo, el mayorconsumo de cocaína se registra entre personas de fami-lias de mayores ingresos, de más de 1 millón de pesos,con tasas de consumo de 2,1%, casi 1 punto porcentual 17
  15. 15. Gráfico 3Prevalencia de último año de consumo de drogas ilícitas, según nivel de ingreso familiar total al mes 10 9,2 9 8 7 6,2 6 5,2 5 4,5 4 3 2,1 2 1,3 1,3 1,2 1 0,8 0,4 0,3 0,2 0 Menos de $ 200.001 - $ 500.000 $ 500.001 - $ 1.000.000 $ 1.000.001 - Más de $ 100.000 - $ 200.000 $ 2.000.000 Marihuana Pasta Base Cocaína Principales tendencias esto es una marca ligeramente más alta que el 5,4% del estudio anterior (aunque estadísticamente no significa-Una década de medición de la magnitud y tiva), pero siempre más baja que la cumbre alcanzada entendencias del consumo de drogas el año 2000 (6,2%) que en casi todos los casos fue el año en que se obtuvieron las prevalencias de consumo másLos estudios nacionales realizados por CONACE cada dos altas registradas en la serie.años desde 1994, tanto en población general como enpoblación escolar, han permitido conocer la magnituddel consumo de drogas en Chile y observar su evolucióna través del tiempo. La tendencia señala un crecimientomoderado pero sostenido, tanto en drogas lícitas comoilícitas hasta el año 2000 y un estancamiento del consu-mo hacia el año 2002.El Sexto Estudio de Consumo de Drogas en PoblaciónGeneral realizado durante el 2004 señala que el uso decualquier droga ilícita (considerando marihuana, pastabase y cocaína) durante el último año alcanzó a 5,8%, 18
  16. 16. Gráfico 4Tendencia del consumo de drogas ilícitas (marihuana, cocaína y/o pasta base) según prevalencia de último año 7 6,2 6 5,8 5,2 5,4 5 4,1 4,1 4 3 2 1 0 1994 1996 1998 2000 2002 2004El estudio confirmó que la droga ilícita de mayor consu- en 2004, la marca más alta que ha obtenido este grupomo en nuestro país sigue siendo la marihuana, y además en toda la serie de estudios. En todo el decenio el uso deevidencia que el aumento de la participación femenina marihuana entre las mujeres se ha duplicado, con pre-en el consumo de ésta es un dato característico de toda valencias año de 1,5% en 1994 y casi 3% en 2004. Entrela década. La diferencia de 1:4 (por cada 4 hombres ha- los hombres, luego de la tasa de consumo de marihua-bía una mujer que consumía marihuana) se ha ido ce- na más alta de la serie, de 8,8% en 2000, la prevalenciarrando hasta llegar a 1:3 según los resultados actuales. se mantiene estable en alrededor de 8% entre los añosEn el caso de las mujeres se produce una variación en la 2002 y 2004.tasa de consumo de marihuana de 2% en 2002 a 2,9% Gráfico 5Tendencia del consumo marihuana, según prevalencia de último año, por sexo 10 8,8 9 8,1 7,9 8 7,4 7 6,0 6,0 6 5 Hombres 4 2,9 Mujeres 3 2,6 2,1 2,0 1,8 2 1,5 1 0 1994 1996 1998 2000 2002 2004 19
  17. 17. El estudio de 2004 muestra también que la brecha que en 2004 (4,5:1) con relación a 1998 (6:1), ello se debe mássepara al consumo de hombres y mujeres en derivados bien a una tasa de consumo bastante estable entre lasde la hoja de coca, como clorhidrato de cocaína y pasta mujeres y a una leve tendencia a la baja mostrada en losbase, es considerablemente más amplia que en el caso hombres.de marihuana. A pesar de que le brecha es más estrecha Gráfico 6Tendencia del consumo cocaína total (cocaína y/o pasta base), según prevalencia de último año, por sexo 3,5 3,2 3,1 3,0 3 2,8 2,5 2 1,5 Hombres 1 0,6 0,6 0,5 0,5 Mujeres 0,5 0 1998 2000 2002 2004Por su parte, el grupo etario con las mayores tasas de algo más de un punto porcentual, de 14,7% en 2002 aconsumo de drogas en toda la serie de estudios corres- 16% en 2004, una variación que no es estadísticamen-ponde a los jóvenes de 19 a 25 años. En aquel grupo el te significativa, pero que se encuentra muy cerca de lauso de drogas tiende a estabilizarse, pero en torno a los cumbre de 2000 (16,3%) y muy por encima del comien-puntos más altos de la serie alcanzados en el año 2000. zo de la serie en 1994 (9,9%).En este grupo el uso de cualquier droga ilícita varía en Gráfico 7Tendencia del consumo drogas ilícitas (marihuana y/o cocaína y/o pasta base), según prevalencia de últimoaño, en jóvenes de 19 a 25 años de edad 20 16,3 16,0 16 14,7 13,7 11,7 12 9,9 8 4 0 1994 1996 1998 2000 2002 2004 20
  18. 18. Descentralización del consumo de drogas En el año 2004, por primera vez la tasa más alta de con- sumo reciente de drogas ilícitas la encabeza la Prime-Después de la década de los noventa, la distribución ra Región, con 7,9%. Le sigue la Región Metropolitanageográfica del consumo de drogas ha pasado de ser un (7,2%) y la Quinta Región (6,0%). Las otras diez regionesfenómeno centralizado en la Región Metropolitana, a ser del país presentan tasas de consumo más bajas que lasun fenómeno que tiene expresiones en todo el país. Es ya mencionadas y están por debajo del promedio nacio-así como en el estudio de 2002 el mayor consumo de nal, de 5,8%. Es interesante notar el menor uso de drogasmarihuana lo registró la Quinta Región y el de pasta base ilícitas en la Octava Región, con una tasa de consumo dela Primera Región. En ese mismo año el mayor consumo 3,9%, considerando su tamaño poblacional y compleji-de las tres principales drogas ilícitas, en su conjunto, se dad urbana y, en general, las bajas tasas de consumo deregistró en la Quinta Región. todas las regiones del sur del país. Gráfico 8Tendencia del consumo drogas ilícitas (marihuana y/o cocaína y/o pasta base), según prevalencia de últimoaño, por regiones10 2002 7,9 8 7,1 7,2 6,3 2004 5,9 6 6 4,7 5,1 3,9 3,7 4,2 3,7 3,9 4 3,3 3,6 3,5 2,6 2,6 3 2,7 3 2,8 2,3 2 2,1 1,9 2 0 I II III IV V RM VI VII VIII IX X XI XIIDe acuerdo a los estudios de CONACE, tanto en pobla- Dependencia, abuso y consumo problemá-ción general como en escolares, las regiones indicadas ticocomo las de mayor consumo son también aquellas endonde existe una mayor percepción de acceso a drogas Los estudios en población general de CONACE utilizany una mayor oferta directa. Según los informes estadísti- una medida de aproximación a la dependencia y el abu-cos de la División de Seguridad Ciudadana del Ministerio so de drogas, obtenido a partir de preguntas específicasdel Interior, es en aquellas mismas regiones donde ade- que se aplican a personas prevalentes de último añomás se registra la mayor cantidad de denuncias por de- a drogas o consumidores recientes. Los criterios paralitos de mayor connotación social, contra la propiedad y dependencia a drogas corresponden a los de la Clasi-contra las personas. ficación Internacional de Enfermedades (CIE-10) de la Organización Mundial de la Salud. Los criterios para la medida de abuso a drogas corresponden a la American Psychiatric Association (DSM-IV). 21
  19. 19. En el caso de las drogas ilícitas, una medida de aproxi- 205 mil a los consumidores problemáticos de drogas ilí-mación a dependencia se relaciona con la detección de citas, esto es, los consumidores recientes que presentanlos siguientes signos o síntomas: signos de abuso y/o dependencia a alguna de las tres drogas ilícitas de mayor uso en Chile. Síntoma de privación: se usa la droga para evitar al- gunos problemas o éstos aparecen cuando se deja Los resultados para aproximación a dependencia mues- de usar la droga; tran el fuerte poder adictivo de la pasta base, ya que la Tolerancia: se requiere consumir más drogas que an- mitad de los prevalentes de último año de pasta base tes para producir el mismo efecto o la misma canti- caen en la condición de dependientes (50,7%). Asimis- dad de drogas tiene menos efectos; y mo, la tasa de dependencia de quienes usan marihua- Uso compulsivo: se usa drogas a pesar de que se tie- na es de 24,3% esto es, 1 de cada 4 usuarios del último ne la intención de no hacerlo o de que ella provoca año; y la de cocaína es cercana al 35,6% (3 de cada 10 manifiestamente problemas y trastornos que se de- usuarios del último año). Entre 2002 y 2004 hay una leve searían evitar. disminución en la tasa de dependencia a marihuana y pasta base, pero se registra un aumento en la tasa deConforme a lo anterior, se estima que cerca de 150 mil dependencia a cocaínaconsumidores recientes de alguna de las tres drogas ilí-citas más usadas en el país (marihuana, cocaína, pasta Las tasas de dependencia respecto de la marihuana tien-base) presentan signos de dependencia a drogas. Por den a ser más altas entre los jóvenes y mayores entre losotra parte, se estima en cerca de 190 mil a los abusado- hombres que en las mujeres. En el caso de la pasta base,res de drogas ilícitas. El abuso implica un uso continuado las tasas más altas de dependencia se observa en las mu-o recurrente de una sustancia psicoactiva, sin que se reú- jeres y en el grupo de jóvenes de 19 a 25 años. En cocaí-nan los criterios para el diagnóstico de dependencia a na son levemente más altas las tasas de dependencia endicha sustancia. Finalmente, se ha estimado en cerca de los hombres y en el grupo de 35 a 44 años de edad. Gráfico 9Evolución de la tasa de consumidores con signos de dependencia a drogas ilícitas, 2002 - 2004 60 51,8 50,7 50 40 2002 35,6 30 27,8 28,5 2004 24,3 20 10 Marihuana Cocaína Pasta base 22
  20. 20. Percepción de riesgo, de facilidad de acceso en el de la cocaína. Inversamente, adolescentes y sobrey de gravedad en el barrio todo jóvenes, que tienen mayor compromiso con el uso de drogas, muestran percepciones de riesgo más bajas.La percepción de riesgo fija una barrera subjetiva frenteal uso de drogas (quienes perciben gran riesgo tienden En el caso de los adolescentes, la percepción de riesgoa evitar el uso de drogas), mientras que la dificultad de ante el uso de marihuana bajó 5 puntos en el períodoacceso fija una barrera objetiva (limita las oportunidades 2000-2004 (con una disminución de 70% a 65%), aun-de consumo de quienes tienen una predisposición a ha- que en el último bienio se mantuvo estable. Por su par-cerlo). te la percepción de riesgo ante el uso de cocaína bajó de 73% a 69% entre 2000 y 2004. Una constatación im-Los programas de prevención universal, orientados fun- portante de los estudios es que los adolescentes hacendamentalmente a la población que no ha usado drogas, poca diferencia entre el riesgo de usar marihuana y co-persiguen entre sus objetivos aumentar la percepción caína. En el caso de los jóvenes la percepción de riesgode riesgo con el fin de evitar que quienes no han consu- ha bajado entre 2000 y 2004 en una magnitud similar,mido drogas ilícitas lleguen a hacerlo. pero la diferencia entre el riesgo de usar marihuana y co- caína es más marcada. La marihuana ha bajado 6 puntosLa percepción de gran riesgo ante el uso de marihuana en percepción de riesgo (de 61% a 55%, especialmentebajó de 74% a 72% entre los años 2000-2004 y de 84% pronunciada en el último bienio), mientras que la cocaí-a 82% en el de la cocaína. Como ocurre con las diferen- na ha bajado 3 puntos (de 77% a 74%). En su conjunto, lacias en las tasas de consumo, las mujeres mantienen una percepción de riesgo ha bajado aunque muy ligeramen-percepción de riesgo más alta que los hombres, hasta te en el período 2000-2004.diez puntos en el caso de marihuana y algo más ceñida Gráfico 10Tendencia 2000 – 2004 de la percepción de riesgo (%) con relación al uso de drogas ilícitas 90 84 81 82 80 74 74 72 70 2000 60 50 2002 40 2004 30 20 10 0 Fuma marihuana una o dos veces por semana Usa cocaína o pasta base una vez al mes 23
  21. 21. La percepción de facilidad de acceso a drogas, por su declaraciones de facilidad de acceso se mantienen es-parte, se mantiene prácticamente inalterada en los úl- tables en todos los grupos de edad. Las oportunidadestimos cuatro años. El porcentaje que declara que le se- de conseguir fácilmente pasta base/cocaína son muchoría fácil conseguir marihuana fluctúa alrededor del 52% más restringidas y pesan sobre todo entre los adolescen-en todas las mediciones, mientras que la facilidad para tes, donde sólo un porcentaje menor declara que podríaconseguir pasta base y cocaína declina muy ligeramente hacerlo con facilidad.(36% a 34% en pasta base y 29% a 27% en cocaína). Las Gráfico 11Tendencia 2000 – 2004 de la percepción de facilidad de acceso (%) para conseguir drogas ilícitas 60 52 51 51 50 40 36 34 2000 32 29 30 27 2002 24 20 2004 10 Marihuana Pasta base CocaínaEl porcentaje de personas que califica de grave el consu-mo de drogas en su barrio o sector desciende 10 puntosporcentuales en el período 2000-2004, de 46% a 36%.Un poco menos alentador es el porcentaje de personasque sabe de lugares, pasajes, calles o zonas dentro de subarrio donde se venden drogas, pues éste se ha mante-nido relativamente estable en el período, con porcenta-jes de 29% y 30%. 24
  22. 22. Gráfico 12Tendencia 2000 – 2004 de la percepción de gravedad del consumo (%) y de la oferta de drogas ilícitas en elbarrio 50 46 45 40 39 36 35 30 29 30 2000 28 25 2002 20 2004 15 10 5 0 Califica como grave el consumo de Sabes de lugares, pasajes , calles, zonas dentro drogas en su barrio o sector de su barrio, donde se venden drogasOfrecimientos directos de drogas ofrecido una determinada droga ilícita en los últimos 12 meses. En el bienio 2002-2004 la exposición a ofertas deLa estabilidad de los resultados sobre percepción se co- marihuana aumentó levemente de 14% a 15%. Por surresponde con las declaraciones de exposición a ofre- parte, la exposición a ofertas de cocaína subió de 4% acimientos recientes de drogas ilícitas, definido como el 5% y la de pasta base de 3% a 4%.porcentaje de personas que declara que alguien le ha Gráfico 13Evolución 2002 – 2004 de la oferta directa (%) de drogas ilícitas 80 15 14 70 60 2002 50 40 2004 30 5 4 20 4 3 10 0 Marihuana Pasta base Cocaína 25
  23. 23. Problemas Asociados al Consumo yTráfico de Drogas en Chile
  24. 24. Problemas asociados al consumo y tráfico de drogas en ChileLa preocupación social por el fenómeno de las drogas se das las drogas. Sin embargo, gran parte de la poblaciónrefleja tanto en los debates parlamentarios y de las au- se inclina por los niveles moderados, que siguen consi-toridades de gobierno, como en los debates en los me- derando la multiplicidad de causas de este fenómenodios de comunicación. Muy pocas personas consideran y su asociación con varios otros problemas de nuestraactualmente que las drogas no son un problema para sociedad y, por tanto, plantean un enfoque mixto, desdenuestra sociedad y más bien las diferencias se observan la salud pública con orientación biopsicosocial en lo re-en las diversas formas propuestas para abordar el proble- ferente a la reducción de la demanda de drogas, y desdema, desde los niveles más extremos de control total para el control legal y policial en lo concerniente al tráfico deevitar el uso de drogas, hasta el otro extremo, que es el sustancias ilícitas.de controlar el consumo mediante la legalización de to-Delitos relacionados con las drogasLa asociación entre drogas y delitos comprende tres di- cuatro últimos años al igual que lo observado en añosmensiones principales: infracciones a la Ley de Drogas, anteriores, los procedimientos policiales correspondendelitos que se cometen bajo la influencia de alguna dro- principalmente a delitos flagrantes, que concentran unga y delitos que se cometen con el motivo de comprar porcentaje superior al 70% en el período 2002 a 2005.o proveerse de drogas. En nuestro país existe evidenciaacerca de esta asociación, aunque faltan estudios siste-máticos que den cuenta de tendencias y de característi-cas específicas del problema. Infracciones a la Ley de Drogas ydelitos de mayor connotación socialDurante el año 2005 Carabineros de Chile, la Policía deInvestigaciones de Chile y el Servicio Nacional de Adua-nas reportaron un total de 13.122 procedimientos enmateria de Infracción a la Ley de Drogas, cifra que re-presenta un aumento de un 47,42% respecto de 2004,manteniéndose la tendencia al alza registrada en los 29
  25. 25. Gráfico 14Evolución 2002 – 2005 de los procedimientos asociados a la Ley de Drogas 14.000 13.122 12.000 10.000 8.901 8.000 6.890 6.401 6.000 4.000 2.000 0 2002 2003 2004 2005En el año 2005 el país registra una tasa de denuncias por un crecimiento de la tasa de 0,3%. Este incremento esdelitos de mayor connotación social de 2.562 casos, significativamente menor al observado en años anterio-cada 100 mil habitantes. Respecto de 2004 se observa res. Gráfico 15Evolución 2003 – 2005 de la tasa de denuncias por delitos de mayor connotación social (DMCS=tasa porcada 100 mil habitantes) 2600 2554,9 2562,5 2550 2500 2450 2400 2350 2321,9 2300 2250 2200 2003 2004 2005El total de detenidos en 2005 por delitos de mayor con- tenidos por DMCS y un aumento de los detenidos pornotación social fue de 118.521 (incluye robo con violen- Ley de Drogas. Mientras en 2004 la razón entre deteni-cia, intimidación, sorpresa y fuerza, hurto, lesiones, ho- dos por LD/DMCS era de 1:10, en 2005 la razón es demicidio y violación), mientras que el total de detenidos 1:7, es decir, por cada detenido según Ley de Drogas haypor Ley de Drogas fue de 18.160. No obstante lo anterior, aproximadamente 7 que lo son por delitos de mayoren los últimos años se observa una disminución de de- connotación social. 30
  26. 26. Gráfico 16Evolución 2003 – 2005 de los detenidos por DMCS y detenidos por Ley de Drogas 160000 150129 118521 140000 127193 120000 DMCS 100000 80000 Ley de drogas 60000 40000 20000 10523 12435 18160 0 2003 2004 2005Los delitos por los que se encuentra recluida más de un Fracciones atribuiblestercio de la población penal son contra la propiedad. Se-guidamente se ubica la infracción a la Ley 19.366 (actual En el año 2005 el país registra un aumento de 3,7% en laLey 20.000) de tráfico ilícito de estupefacientes (6,8%). tasa de detenciones por robos con violencia (de 23,3 aCabe destacar que la población femenina se encuentra 24,1 casos por cada 100 mil habitantes). Asimismo, en elmayoritariamente recluida por los delitos de tráfico de año 2005 el país registra un aumento de 10,4% en la tasaestupefacientes y tráfico ilícito de drogas (30,7%), situa- de detenciones por robos con intimidación (de 28,8 a 31,8ción que difiere a la proporción que estos mismos deli- casos cada 100 mil habitantes). Estudios de CONACE hantos representan en los hombres (7%). establecido una importante asociación entre los delitos de robo con violencia y robo con intimidación y uso drogas. Gráfico 17Evolución 2003 – 2005 de las tasas de detenidos, por cada 100 mil habitantes, en robo con violencia y robocon intimidación 35 33,1 30,4 31,8 28,8 30 2003 23,3 24,1 25 2004 20 2005 15 10 5 0 Robo con violencia Robo con intimidación 31
  27. 27. En un estudio de CONACE y Gendarmería de Chile (2002) caso de condenados reincidentes por delitos de robosobre reclusos de sexo masculino condenados por deli- con violencia y robo con intimidación el 39% cometiótos de robo con violencia y robo con intimidación se el delito bajo la influencia de drogas ilícitas. Asimismo, al-encontró que el 25% cometió el primer delito bajo la in- rededor del 57% de éstos delitos en internos reinciden-fluencia de drogas ilícitas. Asimismo, alrededor del 38% tes se cometieron bajo el uso de alcohol o drogas. Existecometieron el primer delito con uso de alcohol o drogas evidencia de que la influencia del uso de drogas es másilícitas. Un 40% de los reclusos declaró haber delinquido fuerte en delitos de mayor gravedad, como el robo conalguna vez con el único afán de comprar o proveerse intimidación y robo con violencia, de manera que esta 2de drogas . En el mismo estudio se observó que en el razón no es atribuible a todos los delitos. Gráfico 18Uso de alcohol y/o de drogas ilícitas (%) en la comisión del primer delito 45 40 38,3 35 30 24,7 25 20 15 13,5 12,4 12,3 10 5 0 Sólo alcohol Sólo drogas ilícitas Alcohol y drogas Total de presencias Total de alcohol y de drogas ilícitas drogas 2 Coincidentemente con los datos registrado en Chile, el Informe Anual del Observatorio Europeo de Drogas (2005) indica que en una encuesta realizada en el año 2004 en la República Checa, los agentes de policía que trabajan en los cuarteles regionales calcularon que el 40% de los robos ordinarios y el 30% de los robos con allanamiento se habían cometido con el fin de comprar drogas. 32
  28. 28. Gráfico 19Uso de alcohol y/o de drogas ilícitas (%) en la comisión del delito de reclusos reincidentes 60 56,8 50 38,9 40 30 23,1 20 17,9 15,8 10 0 Sólo alcohol Sólo drogas ilicitas Alcohol y drogas Total de presencias Total de alcohol y de drogas ilícitas drogas Gráfico 20Uso de alcohol o de drogas ilícitas (%) en la comisión del primer delito y en reclusos reincidentes 100% 90% 80% 41,5% 70% 59,9% Alcohol o drogas ilícitas 60% 50% Ni alcohol ni drogas 40% 30% 56,8% 20% 38,3% 10% 0% Primer delito ReincidenteEn un estudio realizado por CONACE (2001) sobre expe- portaron alguna al momento de delinquir, fueron pas-dientes judiciales de Tribunales del Crimen de Santiago ta base en el 45% de los casos y marihuana en 13%. Dese encontró que el uso de drogas aparece asociado acuerdo al mismo estudio, 15% de los jóvenes entre 18con el 32% de los delitos de robo con violencia y 31% y 24 años de edad cometió el delito bajo la influencia dede los homicidios, para descender al 23% del robo con alguna droga.fuerza. Las drogas más mencionadas, entre los que re- 33
  29. 29. El problema de las drogas en población penal y SENAME Policonsumo de drogas consumidor frecuente de pasta base y 1 de cada 10 de cocaína, mientras que 5% de los reclusos declaró haberEn el mismo estudio citado sobre población penal de consumido alguna droga por vía endovenosa. Más delCONACE y Gendarmería de Chile se indica que el 88% 60% declaró haber consumido tres o más drogas, evi-de los reclusos consumió marihuana alguna vez en la denciando que ésta es una población altamente poli-vida, 57% pasta base y 44% cocaína. Según intensidad consumidora.de consumo autodeclarada, 1 de cada 4 internos era Gráfico 21Policonsumo de drogas ilícitas (%) en condenados por robo con violencia y robo con intimidación 70 62,5 60 50 40 30 20 13,5 16,8 10 7,2 0 Ninguna droga Sólo 1 Sólo 2 3 o más drogasEn registros de Gendarmería de Chile acerca de “sustan- En un estudio de CONACE y SENAME del año 2002, encias declaradas al ingreso a las unidades penales” se ha menores infractores de ley entre 14 y 17 años acogidosdetectado un 13% de consumidores recientes de pasta en centros y hogares de SENAME, se encontró que el 64%base y cocaína y 6% de policonsumidores, seguramen- había usado marihuana en el último año, 35% cocaína yte vinculados con el uso de esas sustancias. Las estima- 32% pasta base. Los menores del mismo rango de edad,ciones debieran fluctuar entre 15% y 25% de población pero en línea de protección, tenían prevalencias recien-penal fuertemente comprometida con el uso de drogas, tes mucho más bajas. Un 15% de los adolescentes infrac-como pasta base y cocaína. Considerando el tamaño tores declaró haber vendido drogas alguna vez.promedio de población penal, alrededor de 37.000 per-sonas recluidas o en sistema cerrado, las cifras debenestimarse entre 5.000 y 9.000 internos con trayectoriasde consumo problemático de drogas que requieren dealguna clase de ayuda o tratamiento. 34
  30. 30. Gráfico 22Prevalencia de último año de consumo de drogas en adolescentes (14-17 años) infractores de ley de SENAME Chicota 24,9 Estimulantes 20,6 Tranquilizantes 20,3 Inhalables 21 Pasta base 31,7 Cocaína 34,8 Marihuana 63,8 Alcohol 68,5 Tabaco 89,5 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Consumo de drogas en detenidos En el caso de los aprehendidos por Ley de Drogas (N=146), los resultados positivos ascendieron a 75% paraEntre los principales hallazgos de un estudio realizado derivados de la hoja de coca y 47% para marihuana. Enen abril de 2005 por la Fundación Paz Ciudadana3, en 15 total, cerca del 90% de los detenidos por Ley de Drogascomisarías del Gran Santiago, se destaca que el análisis resultó positivo al menos a una droga ilícita.de muestras de orina proporcionadas por los detenidospor Delitos de Mayor Connotación Social (N=386) arro-jó 60% de resultados positivos para derivados de la hojade coca y 38% para marihuana. En total, el 67% de losdetenidos resultó positivo al menos a una droga ilícita. 3 Aplicación de la metodología I-ADAM ( International Arrestee Drug Abuse Monitoring Program). 35
  31. 31. Gráfico 23Resultados positivos en test de orina (%) en detenidos en comisarías del Gran Santiago por Delitos de MayorConnotación Social y Ley de Drogas. I-ADAM en Chile, Fundación Paz Ciudadana, 2005 100 90 80 70 DMCS 60 50 Ley de Drogas 89,7 40 74,7 30 59,6 67,1 46,6 20 38,1 10 0 Cocaína/Pasta base Marihuana Al menos una droga Decomisos de drogas tos que representan más de cuatro toneladas de droga (4.319,097 Kg.), cifra que representa el 67% del total de-Los mayores decomisos se observaron en marihuana comisado en el año. Estos procedimientos fueron reali-procesada con 6.437 kilos, seguido de la pasta base de zados en las Regiones V de Valparaíso y Metropolitanacocaína con 3.091 kilos y el clorhidrato de cocaína con de Santiago.2.275 kilogramos. En comparación con el año 2004, seprodujeron aumentos y disminuciones de decomisos Considerando la distribución regional de los decomisossegún tipo de droga. El clorhidrato de cocaína, las plan- efectuados en el año 2005, se observa que las incauta-tas de marihuana, los fármacos y la heroína disminuye- ciones de clorhidrato de cocaína y pasta base de cocaínaron, en cambio, los decomisos de pasta base de cocaína se concentran en la Región Metropolitana de Santiagoy marihuana procesada aumentaron. y las Regiones I, II y IV en la zona norte del país. Por su parte, la marihuana procesada se concentra en las gran-Los significativos aumentos de los volúmenes de pas- des regiones de la zona central: Metropolitana de San-ta base de cocaína decomisados en 2005 se explican tiago y V de Valparaíso. Mientras que los decomisos depor dos importantes procedimientos que en conjunto las plantas de marihuana se concentraron en regionesconcentran 500,506 kilos de droga, lo que en términos eminentemente agrícolas de la zona central como la VIIporcentuales equivale al 16,19% del total de droga in- y VI, junto a la Región IV en la zona centro norte, patróncautada en el país. similar al de años anteriores.El aumento observado en los decomisos de marihua- Por su parte, los decomisos de fármacos se concentranna procesada (29%), se explica por siete procedimien- en la Región I y Metropolitana. La situación de la Región 36
  32. 32. Metropolitana, que aparece concentrando el 94,3% de Al comparar estas cifras con los dos años anteriores, seestos decomisos, se explica por dos procedimientos en aprecia un aumento significativo en todos los tipos delos que se incautaron 85.924 unidades (85,1% del año). armas (por sobre el 25%), sobre todo con respecto del año 2004. Se mantiene la tendencia histórica de concen-Los decomisos de marihuana procesada han aumenta- tración en la Región Metropolitana de Santiago, con undo en los últimos tres años. Con todo, la mayor cantidad peso porcentual superior al 37% en todas las armas.decomisada se registra el año 2002 con 8.832,67 kilos. Durante el año 2005 en el marco de los procedimientosRespecto de las incautaciones de armas en procedi- por Ley de Drogas se registraron 49 personas lesionadasmientos por Ley de Drogas, durante el año 2005 se (18 detenidos y 29 funcionarios policiales). No se regis-recuperaron 362 armas de fuego cortas, 104 armas de tran fallecidos. En cuanto a las lesiones, esta cifra es ma-fuego largas, 25 armas de fuego hechizas, 2 armas auto- yor a la observada en años anteriores.máticas, 2 armas semiautomáticas y 177 armas blancas. Gráfico 24Tendencia de decomisos, según kilogramos de drogas decomisadas10.000 8.833 9.000 8.000 7.000 6.438 2002 6.000 4.990 2003 4.620 5.000 3.737 2004 4.000 3.092 3.000 2005 2.276 1.562 1.526 2.000 1.441 821 849 1.000 0 Clohidrato de Cocaína Pasta Base de Cocaína Marihuana Procesada (Kg.) (Kg.) (Kg.) 37
  33. 33. Gráfico 25Tendencia de decomisos, según unidades de drogas decomisadas 200.000 178.649 180.000 166.878 165.927 160.000 140.000 128.754 2002 120.000 101.365 100.949 2003 100.000 79.228 80.000 69.891 2004 60.000 2005 40.000 20.000 0 Plantas de Marihuana (unidades) Fármacos (unidades) Algunas medidas adoptadas apunta expresamente a controlar el tráfico de drogas y de armas, y mejorar la habitabilidad en espacios urbanosMedidas para mejorar la eficacia de la persecución judi- críticos. Los resultados arrojan 2.150 personas detenidascial del tráfico de drogas: la última modificación de la Ley en esas poblaciones, 534 procesadas y 72 condenadasde Drogas resuelve problemas de tipificación del delito por tráfico de drogas, lo que explica parte del aumen-de tráfico y aseguran una persecución más eficiente del to de procedimientos policiales por Ley de Drogas en latráfico en pequeña escala o “microtráfico” que antes se Región Metropolitana de 2.200 promedio en 2002-2003decidía judicialmente como consumo y dejaba a mu- a 3.892 en 2004. También en la Región Metropolitana laschos traficantes en libertad. incautaciones de cocaína aumentaron de alrededor de 300 kilos anuales a 1.400 en el mismo período.Medidas para mejorar la eficacia policial en microtráfico ynarcotráfico: los incrementos en procedimientos policia- Medidas para mejorar los programas de rehabilitaciónles y detenciones pueden atribuirse en alguna medida a de drogas en población penal: creación de centros deuna mayor eficacia policial. También debe considerarse tratamiento y atención psicosocial en unidades pena-el éxito en incautaciones de cocaína que aumentaron les (comunidades residenciales en Arica, Iquique, Anto-de 821 kilos a 3.737 kilos en 2004, lo que se debe pro- fagasta, Colina I, Santiago, Talca, Angol y comunidadesbadamente a investigaciones exitosas en la Primera y ambulatorias en Arica, Antofagasta, Valparaíso y Concep-Segunda regiones, además de la Región Metropolitana. ción). Debe admitirse que los sistemas de detección deEl programa de Barrios Intervenidos (La Victoria, Santa abuso de drogas y de atención terapéutica en estableci-Adriana, Intendente Saavedra, Sara Gajardo, José María mientos penales son todavía muy insuficientes. TambiénCaro y 18 de Septiembre en Hualpén, Región del Bío-Bío) los mecanismos coercitivos de rehabilitación a cambio 38
  34. 34. de beneficios judiciales o penitenciarios están recién en menores, con alrededor de 1.000 plazas de atenciónuna fase experimental. Debe mencionarse, sin embargo, simultánea en las principales regiones del país, aunquela nueva política penitenciaria que aumenta en 100% la con déficit todavía evidentes en la línea de infractoresinfraestructura actual, a través del “Programa de Conce- de ley. El proyecto “Intervención Psicosocial de Drogassiones en Infraestructura Penitenciaria”. La nueva norma con Niños, Niñas y Adolescentes de y en la calle” (CO-penitenciaria incluye centros de tratamiento en todos NACE-SENAME), que establece vínculos de reinserciónlos nuevos penales concesionados, con atención de al social en niños con abandono crítico, ha tenido tambiénmenos 60% de los consumidores problemáticos y 100% resultados alentadores, con proyectos en Iquique, Val-de cobertura en diagnóstico médico incluyendo expre- paraíso, Temuco, San Bernardo y Lo Espejo. También ensamente la detección del consumo de drogas. este caso, sin embargo, los mecanismos de detección de abuso y dependencia, y de rehabilitación, requieren serMedidas de protección y rehabilitación en menores en revisados y probablemente ampliados en sus alcances yriesgo social: también en este ámbito se han comenza- coberturas.do a construir programas especializados de tratamien-to en abuso de drogas dentro de la red de tuición de 39
  35. 35. Prevención Escolar
  36. 36. Prevención escolar Contexto internacional Las medidas de control sobre las drogas legales ayudan a establecer las bases normativas en virtud de las cua-Los valores y el comportamiento de los individuos se ven les pueden adoptarse otras medidas de prevención. Lasinfluenciados por lo que ellos perciben como normal normas sociales que favorecen el consumo de tabaco yen su entorno social y esto es especialmente cierto en alcohol y toleran su influencia sobre el comportamien-los jóvenes. Si ellos perciben el consumo experimental to son reconocidos factores de riesgo para una actitudde marihuana como «normal» y socialmente aceptable comprensiva hacia el consumo de drogas ilegales (Be-(asociándolo a niveles de riesgo bajos y fácil disponibili- coña, 2002)5.dad), ésta puede ser una influencia clave en sus valores ysu comportamiento en cuanto al consumo de marihua- Contrariamente a la creencia popular, las normas socia-na (Botvin, 2000)4. El reto de la prevención es proporcio- les están más influidas por las políticas de control quenar a los jóvenes estrategias sociales y cognitivas para por las campañas de los medios de comunicación dedirigir estas influencias. Ésta es la razón por lo que no es masas o los enfoques educativos (Hawks y cols., 2002;realista valorar la eficacia de las políticas de prevención Canning y cols., 2004). Eurostat (2002)6 ha compara-utilizando datos sobre el consumo de drogas por parte do las medidas de control del tabaco y los indicadoresde los jóvenes, particularmente sin cálculos del consu- de tabaquismo en niños y adolescentes de los Estadosmo experimental, ya que reflejan normas sociales y no miembros de la UE y ha descubierto que existe una re-verdaderos problemas de conducta. lación entre la dureza de las políticas de control del ta- baco (la prohibición de la publicidad, los límites de edadEn su lugar, la prevención debería evaluarse desde cri- para su adquisición, las restricciones al consumo, etc.) yterios claros: objetivos bien definidos, grupos precisos y los hábitos de los fumadores. El porcentaje de fumado-acciones específicas en el marco de estrategias naciona- res adolescentes es superior en los países que aplicanles y basadas en un conocimiento internacional, además políticas relativamente indulgentes, que en los paísesdel nacional, junto con medidas de control de calidad, donde existen controles más rigurosos. Se sabe que lasdesarrollo de medidas de prevención selectivas y de intervenciones de prevención tienen efectos limitados siprevención basada en la familia, y medidas reguladoras encuentran oposición o falta de apoyo en las normas ysobre las drogas legales dirigidas a influir en las normas políticas sociales. Las iniciativas de la UE y de la OMS ensociales que conllevan la aprobación o el consentimien-to de conductas de consumo concretas. 4 Botvin, G.J. (2000), ‘Preventing drug abuse in schools: social and competence enhancement approaches targeting individual-level etiological factors’ [«Prevención del consumo abusivo de drogas en las escuelas: enfoques sociales y de mejora de la competencia dirigido a factores etiológicos individuales»], Addictive Behaviours nº 25, pp. 887-97. 5 Becoña, E. (2002), Bases científicas de la prevención de las drogodependencias, Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Madrid. 6 Eurostat (2002), Health statistics: Key data on health 2002 [Estadísticas sanitarias: datos clave sobre salud 2002], Oficina de Publicacio- nes Oficiales de las Comunidades Europeas, Luxemburgo, p. 58. 43
  37. 37. esta materia han ganado terreno y los Estados miembros de tratamiento para aquellos grupos de adolescentes yde la UE relacionan cada vez más las políticas de control jóvenes, escolarizados o no, que ya consumen y/o abu-antitabaco con la prevención frente a las drogas ilícitas. san de drogas y que, por tanto, se encuentran en situa- ciones de mayor riesgo. Programas de prevención de El programa escolar de CONACE y el Ministerio de Educa-drogas en escolares de Chile ción ha logrado capacitar a 35 mil 655 docentes en todo el país. En la actualidad el programa tiene presencia enA partir del año 2003 y en el marco de la Estrategia Na- 10.577 establecimientos municipales y particulares sub-cional de Drogas, CONACE y el Ministerio de Educación vencionados que suman una población de 3 millones deiniciaron la implementación de un programa de preven- alumnos.ción escolar de carácter continuo y sistemático para losdiversos ciclos de enseñanza de la educación nacional. Lo que nos muestran los estudios de seguimiento es queEl llamado “continuo preventivo escolar” se inicia con el hoy las condiciones de base para una adecuada imple-programa “En Busca del Tesoro” dirigido a estudiantes de mentación masiva de estos programas están cubiertas.nivel pre-escolar y continúa en el primer ciclo de la ense- Así, más del 80% de los establecimientos educacionalesñanza básica (1º a 4º años de enseñanza general básica) del país acceden en calidad, cantidad y oportunidadcon el programa “Marori y Tutibú”. En el segundo ciclo de adecuada a materiales educativos para alumnos y do-la enseñanza básica, esto es, para alumnos entre el 5º y 8º centes y cerca del 50% de los docentes han participado,básicos, se desarrolla el programa preventivo “Quiero Ser”. en los últimos años, en capacitación para implementarFinalmente, en todo el ciclo de enseñanza media, cuya estos programas.duración es de cuatro años, se desarrolla el programa deprevención para estudiantes secundarios “Yo decido”. El desafío es, entonces, asegurar las condiciones de ges- tión y tiempo que permitan a todos los estudiantes deCada uno de estos programas cuenta con una guía de Chile participar sistemáticamente a lo largo de su vidacontenidos para el alumno, material audiovisual para el escolar, en experiencias formativas de prevención en lodesarrollo de las sesiones y una guía de ayuda para el relacionado con el uso y abuso de drogas.profesor, quienes además reciben cursos de capacitación.La evaluación tanto del proceso (buena transmisión de En esta perspectiva el Gobierno de Chile ha incluido, enlos contenidos) como de sus consecuencias comienzan el proceso de revisión del proyecto pedagógico de laa ser incluidas como un componente fundamental de jornada escolar completa en los más de 7.000 estableci-estos programas. La meta es lograr que estos programas mientos adscritos a ésta, los programas que constituyende prevención universal logren cubrir a la totalidad de el continuo preventivo, como parte del menú posible delos estudiantes del sistema educativo público en Chile. mejoramiento del uso del tiempo escolar. De este modoLos nuevos desafíos de aquí al año 2010 implican la im- y potenciando la jornada escolar completa, el gobiernoplementación y ampliación de programas de prevención responde integradamente al desafío de mejorar la masi-selectiva que permitan generar contextos escolares pre- ficación con alta calidad de los programas de prevenciónventivos y saludables, así como dar respuestas oportunas de drogas. 44
  38. 38. Para asegurar la calidad técnica de éstos y otros progra- han consumido drogas, es importante constatar, pormas de prevención, se han desarrollado sistemas de mo- ejemplo, que el programa de prevención “Quiero Ser”nitoreo permanente para el seguimiento de los mismos, ha obtenido resultados alentadores. Los alumnos de 8ºa través de la herramienta informática “Colabora”, me- básico con dos años de participación en este programadiante la licitación de evaluaciones externas de procesos llegan a mejorar hasta en 10 puntos porcentuales su per-y resultados, además de preguntas específicas incorpo- cepción de gran riesgo en el uso de marihuana y hastaradas en los estudios de población escolar para conocer en 11 puntos porcentuales su percepción de gran riesgolos resultados del programa en el fortalecimiento de los en el uso de cocaína. Los estudios también han mostra-principales factores de protección. En el entendido que do que en general los adolescentes no hacen una granlos programas de prevención universal de drogas en po- diferencia en el riesgo asociado a marihuana o cocaína,blación escolar están orientados a desarrollar y fortalecer como sí lo hacen los jóvenes mayores de 18 años. Losfactores protectores y conductas de autocuidado en sa- mismos estudios indican que el reforzamiento continuolud, mediante un refuerzo continuo en todo el proceso de estos programas es muy importante para lograr loseducativo y fundamentalmente en estudiantes que no resultados esperados. Gráfico 26Porcentaje de percepción de gran riesgo en alumnos de 8º básico, según número de años de participaciónen programa de prevención escolar de drogas para el segundo ciclo básico, “Quiero Ser”. 70 62 62 60 57 55 52 51 50 40 30 20 10 0 Ninguno Uno Dos Años de Quiero Ser Percibe gran riesgo en : Percibe gran riesgo en : Fumar Marihuana 1 o 2 veces por semana Usar Cocaína 1 vez al mes 45
  39. 39. Gráfico 27Porcentaje* de familias participantes alguna vez, profesores capacitados desde inicio del programa y cursosque aplican los programas del continuo preventivo escolar en 2006, de acuerdo al sistema de monitoreopermanente de los programas de CONACE. 97,5 99,8 100 96,7 97,6 90 80 68,1 % de familias que participan 70 63,9 61,5 59,3 60 58,1 % de profesores capacitados 51,9 50 % de cursos que aplican 39,8 40 35,9 30 20 10 0 “En Busca del Tesoro” “Marori y Tutibú” “Quiero Ser” “Yo Decido”*Porcentaje sobre los que aplican el programa Los programas de prevención en Además, todos los programas de prevención escolarfamilias contienen actividades para los padres y apoderados y, como parte del programa de prevención laboral, tam-La familia –independiente de la forma y composición de bién se capacita a las familias de los trabajadores.ésta - constituye un actor de insustituible relevancia enla prevención del consumo de drogas. Por ello desde el El gran desafío en esta perspectiva es profundizar y es-año 2003 CONACE viene desarrollando el programa “Pre- pecializar la acción del programa, complementando convenir en Familia”. A través de él monitores comunitarios más fuerza el trabajo con familias adscritas al programay agentes preventivos acercan información y desarrollan Chile Solidario. El pilar de dinámica familiar del programaacciones educativas que mejoran las capacidades de los Chile Solidario debe considerar necesariamente el po-padres y madres para prevenir el consumo. Hasta este tenciar las capacidades preventivas de las familias. Peromomento han pasado por el programa 193 mil familias, no es lo único, en otros segmentos de familias el fenó-para lo cual se han preparado a 20 mil monitores y se meno también existe, por lo que apoyarlas con respues-han desplegado redes de trabajo comunitario en más tas pertinentes es igualmente necesario.de 100 comunas o gobiernos locales administrados porun municipio, cubriendo a aquellas más densamentepobladas en Chile. 46

×