1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                        EN ESPAÑOL SOBRE MARCResolución y transformación deconflictos...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                        EN ESPAÑOL SOBRE MARCse acompañan de nuevas conductas intoler...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                        EN ESPAÑOL SOBRE MARCUna de las principales preocupaciones de...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                        EN ESPAÑOL SOBRE MARClos compañeros y el profesor. Todas esta...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                       EN ESPAÑOL SOBRE MARCcomprenda su obligación profesional y mor...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                       EN ESPAÑOL SOBRE MARCvida para comprender, profundizar, escoge...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                        EN ESPAÑOL SOBRE MARCy con la práctica de ciertos valores par...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                        EN ESPAÑOL SOBRE MARCy aprendizaje consiste no sólo en respet...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                          EN ESPAÑOL SOBRE MARC                                      ...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                       EN ESPAÑOL SOBRE MARCalcanzar voluntariamente el arreglo mutua...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                       EN ESPAÑOL SOBRE MARCEn resumen, educar en el camino de la div...
1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011                       EN ESPAÑOL SOBRE MARCCOVEY, S. (2006), Los siete hábitos de la...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Sandoval y Salazar - Mexico

1,019 views

Published on

www.e-marc.net

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,019
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Sandoval y Salazar - Mexico

  1. 1. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCResolución y transformación deconflictos en la escuela, desde lainterculturalidad para la pazEduardo Andrés Sandoval ForeroDr. en SociologíaCIEAP, Universidad Autónoma del Estado de MéxicoPaseo Tollocan s/n, Ciudad UniversitariaToluca, Estado de MéxicoCp. 50100esaforero2002@yahoo.comIrma Isabel Salazar MastacheEstudiante del Doctorado en Ciencias de la EducaciónInstituto Superior de Ciencias de la Educación del Estado de MéxicoEx-Racho de los Uribe, Santa Cruz AtzcapotzaltongoToluca, Estado de Méxicomastacheirma@yahoo.com.mx ResumenEn la escuela secundaria es común encontrar en algunos alumnos actitudes y prácticas deintolerancia frente a los otros compañeros que son diferentes en lo religioso, en laspreferencias sexuales, en la condición étnica, en el aspecto físico, o en alumnos minusválidos.Es frecuente que los intolerantes procedan con agresiones físicas y verbales contra loscompañeros que no comparten su pensar y su actuar, rechazando las diferencias ydesconociendo los derechos del otro diferente. Proponer métodos apropiados de resolución ytransformación pacífica de estos conflictos para la mejora de la convivencia escolar, es lo quese propone en esta ponencia, la cual tiene como perspectiva de análisis la educaciónintercultural para la paz. IntroducciónTrabajar en los procesos de mediación de conflictos es hoy una necesidad ante los grandescambios sociales, culturales, económicos y políticos que enfrentamos los humanos de maneraconstante. Los colosales avances tecnológicos que simplifican la vida moderna por lo general
  2. 2. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCse acompañan de nuevas conductas intolerantes en los hombres, estas actitudes intolerantespueden llegar a detonar conflictos entre las personas y en muchas ocasiones estos conflictosse llegan a convertir en problemas que aplican la violencia como herramienta, método yestrategia de solución. Sin embargo, una revisión de la historia de la humanidad advierte que laviolencia no se soluciona con más violencia, generando por ello una nueva manera deenfrentar los conflictos por la vía pacífica, por la mediación no violenta de los conflictos.En el ámbito educativo y de manera particular la escuela secundaria, no queda exenta desituaciones que detonan conflicto en su interior. Por tratarse de un espacio socioeducativo en elque interactúan distintas culturas y formas de pensar, la secundaria se considera un escenariode múltiples diferencias que se tejen con la relaciones de interculturalidad de sus actores.Desde esta perspectiva es común encontrar en algunos alumnos actitudes y prácticas deintolerancia frente a los otros compañeros que son diferentes en lo religioso, en laspreferencias sexuales, en la condición étnica, en el aspecto físico, o en alumnos minusválidos.Prácticas intolerantes que la mayoría de las veces generan violencias al interior de las escuelasy que permiten que las agresiones intraescolares se vuelvan constantes y cotidianas entrealgunos de los estudiantes. Es pertinente señalar que en este trabajo aludimos a lasagresiones intraescolares como el daño que se infringe entre compañeros cuando uno de ellosmanifiesta su ira sobre el “otro compañero” sin ningún motivo más que el de perjudicar(Salazar, 2010).Los diversos tipos de agresiones intraescolares se manifiestan de formas distintas, amplias ycomplejas que tienen que ver con situaciones que involucran infinidad de variables que demanera explícita e implícita son manifestadas en los estudiantes víctimas y victimarios.Es decir, tan diversas son las prácticas de intolerancia que se generan al interior de la escuelacomo variados son los factores que giran en su entorno y su relación con los adolescentes ylos grupos sociales a los que estos pertenecen, dejando al descubierto que la realidad que sevive dentro de las aulas de clase, y en general en la escuela, no es una realidad pacífica en sutotalidad, debido al no reconocimiento de la diversidad e interculturalidad entre los compañeros.De ahí que el presente texto pretenda exponer algunos aspectos teóricos y metodológicosdesde la perspectiva de los estudios de paz para entender al conflicto desde tres dimensiones:la intolerancia, la interculturalidad, y los procesos de mediación que permiten transformar lassituaciones violentas en relaciones pacíficas. Partiendo de estas consideraciones es que sepropone una nueva perspectiva de reconocer el conflicto, de vivir el conflicto, de participar en elconflicto y de buscas aquellos procesos adecuados que permitan hacer de la mediación unaforma de vida tolerante y pacífica en los seres humanos. El conflicto y la intolerancia en el aula
  3. 3. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCUna de las principales preocupaciones de los profesores en las instituciones educativas hansido, y continúan siendo, las cuestiones relacionadas con la indisciplina escolar. Algunosteóricos de la educación consideran que el modelo del docente autoritario en las aulas de claseimpide el aprendizaje y desarrollo personal, social y emotivo en los estudiantes. A pesar deello, todavía existen escuelas que funcionan desde la pedagogía tradicional y mantienenmodelos de enseñanza que no satisfacen las necesidades socioculturales y educativas que hoydemandan los adolescentes, provocando en ellos descontento, rebeldía, aburrimiento,desmotivación y rechazo a las normas escolares; incrementando así las manifestaciones deintolerancia, conflictos y agresiones entre iguales. Ya lo muestran los resultados arrojados en2008 por los estudios de (Teaching and Learning International Survey), también conocida como 1prueba TALIS que determinó que los profesores mexicanos en comparación con los de otrospaíses no dedican la mayor parte de su clase a enseñar por dos razones: por mantener elorden al interior de su salón de clases y por realizar tareas administrativas en su tiempo clase,otorgándole a México el primer lugar en tiempo de enseñanza perdido.Las causas del conflicto en la escuela son múltiples, pero en general surgen en escenarios dedescontento, inconformidad y desorden. Para fines de este escrito, el conflicto se piensa comoun rasgo inevitable de las relaciones sociales y escolares. De acuerdo con Fierro (2010:1), “Enla actualidad, el conflicto se considera como algo negativo. La Real Academia Española lodefine como combate, lucha, pelea, enfrentamiento armado, apuro, situación desgraciada y dedifícil salida, problema, cuestión o materia de discusión. En términos psicológicos, el conflictose define como la coexistencia de tendencias contradictorias en el individuo, capaces degenerar angustia y trastornos neuróticos. El conflicto surge cuando se rompen las expectativasprevistas por los sujetos”.Para Moore (2008:11), el conflicto no es necesariamente negativo, anormal ni disfuncional; esun hecho real. El conflicto y las disputas existen cuando las personas compiten para alcanzarmetas percibidas como incompatibles, o que lo son realmente. Para Parkinson (2005:21), elconflicto en sí mismo no es positivo ni negativo. Es una fuerza natural necesaria para elcrecimiento y el cambio. De manera concreta cuando hablamos de conflicto en las aulas, nosreferimos a las faltas de disciplina continuadas, incumplimiento sistemático de los deberesescolares, falta de respeto a los compañeros, al profesor, resistencia al cumplimiento de lasnormas establecidas en el centro, falta sistemática de puntualidad, interrupción del trabajo de1 TALIS que en su traducción oficial al español es Estudio Internacional de Enseñanza y Aprendizaje.Elaborado por la organización de la cooperación y el desarrollo económico (OCDE), aplicado a 27 paísesentre ellos México y dado a conocer el 16 de junio de 2009.
  4. 4. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARClos compañeros y el profesor. Todas estas conductas generan conflictos muy perjudiciales parala escuela comenta David Cruz (2008).El problema estriba en que todo conflicto puede adoptar un curso constructivo o destructivo ypor tanto, la cuestión no es eliminar o prevenir el conflicto, sino saber asumir dichas situacionesconflictivas, enfrentándolas con los recursos suficientes para que los implicados resultenbeneficiados. Transformando así el conflicto en un proceso de mediación en el que todosganen. Covey (2006:233) lo considera ganar/ganar, y lo explica como aquella manera quedenota una estructura de pensamiento que sistemáticamente procura el beneficio mutuo entodas las interacciones humanas. Ganar/ganar significa que los acuerdos o soluciones sonmutuamente benéficos y satisfactorios y que todas las partes se sienten bien por la decisiónque se toma por lo que comprometen con el plan de acción derivado del acuerdo.Es decir, la manera más sencilla de querer entender un conflicto es partir de la situación en lasque algunas personas no están de acuerdo con la forma de actuar de otras. Y aunque casisiempre asociamos el conflicto con situaciones negativas que llevan a tratar de evitarlos,evadirlos o eliminarlos, los conflictos, son situaciones de vida cotidiana, que ocurren demanera constante en el ámbito familiar, laboral, cultural, social, religioso, económico yeducativo. Por ello, debemos ser conscientes que así como existen infinitas formas de pensary distintos conceptos y posturas para enfrentar un conflicto, también existen varias alternativaspara resolverlos. Algunas radicales que pretenden eliminarlos de una manera violenta y total, yotras más que proponen el uso de metodologías pacíficas para lograr su mediación.Desde los estudios para la paz, los conflictos son inherentes a la naturaleza humana queconsisten en la contraposición de intereses, necesidades, sentimientos, valores, objetivos, ydemás aconteceres entre personas o grupos. Contrario a la consideración del conflicto comonegativo, la perspectiva de la paz y de muchos conflictólogos, es la de ver a los conflictos en símismos como una realidad que no es ni positiva ni negativa, y esas dimensiones dependen delos actores y sus formas de enfrentarlos (Enciclopedia de Paz y conflictos, 2004). Es por elloque desde la investigación para la paz, el conflicto se constituye en una gran palanca detransformación social y de educación para la paz, es decir potencialmente positivo.Desde esta perspectiva y en el escenario educativo, la escuela secundaria alberga al interiorde sus aulas de clase una multiplicidad de caracteres que en busca de una diaria convivenciachocan constantemente, surgiendo así prácticas intolerantes que lastimas y laceran a losestudiantes, mismas que con cultura de mediación se pueden constituir en fuente de educaciónintercultural pacífica y de bienestar en la escuela. .En resumen, la palabra conflicto tiene connotación de problema y de oportunidades, de ahí,que lo que aquí se plantea es la importancia de hacer consciencia en todo docente para que
  5. 5. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCcomprenda su obligación profesional y moral de transformar situación conflictivas y violentas enuna aceptación a los derechos del otro diferente, abordando de este modo el problema conojos de solución y buscando la preservación de los derechos de todos los implicados.Por tanto, reflexionar e identificar los conflictos escolares, sus orígenes, sus causas, susconsecuencias y sus posibles soluciones, es una tarea docente difícil, pero necesaria en laactualidad debido a que los conflictos pueden ser considerados como obstáculos y problemaspuesto que suponen dificultades para que realicemos alguna o varias acciones. Pero nodebemos olvidar que los conflictos nos han acompañado a los humanos desde nuestros inicioshasta hoy, y por tanto, hemos vivido y requerimos de constantes mediaciones. El conflicto en el salón de clases y la educación intercultural para la pazLa Paz forma parte de las preocupaciones que la investigación de las ciencias humanas ysociales tienen planteadas por estar comprometidos con los desafíos del mundo actual ycomplejo, conflictivo y desigual, globalizado e individualizado. Bajo este enfoque, educar parala paz tiene que ver con educar para el conflicto, y, reconocer la interculturalidad en lossalones de clase, tiene que ver con prevenir agresiones intraescolares.Desde la perspectiva de los estudios de la paz se entiende lo intercultural como todo lo queimplica diferencia y que puede generar conflictos, así como también convivencias de respeto,reconocimiento, tolerancia y relaciones de igualdad en la diversidad. Las diferencias son porejemplo de cultura, género, religión, condición socioeconómica, política, preferencias sexuales,personas con capacidades diferentes, origen étnico, y nacionalidad entre otras. La intoleranciaa esas diferencias entre alumno- alumno, son parte de las causas de las agresiones que sepresentan en la escuela (Sandoval, 2010). Desde la perspectiva de los pacifistas los conflictosson una de las bases teóricas y prácticas de toda la actividad humana, por ello intentamoscomprenderlos lo mejor posible y, a partir de ahí, proponer técnicas y metodologías deregulación y prevención de los mismos (Muñoz, s/f).La contribución de los estudios para la paz obliga a realizar investigaciones que tienen que vercon la interculturalidad y con la educación para el conflicto. Desde esta perspectiva no sólointeresa el análisis y conocimiento de las técnicas de resolución de conflictos que nos permitanintervenir en la resolución de los mismos, sino que, al mismo tiempo, se trata de suscitar unaactitud y una sensibilización ante los conflictos en general, ante determinadas situacionesconflictivas en particular y ante los comportamientos que sobre los mismos se puedan dar. Enconsecuencia, no sólo se trata de estudiar el conflicto y de “aprender técnicas más o menosmentales y abstractas; sino de confrontar aquello que se estudia con la propia experiencia de
  6. 6. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCvida para comprender, profundizar, escoger una posición precisa en un conflicto” (Salio, 1983citando en Jares, 1999:168).Cuando hablamos de paz nos estamos refiriendo a situaciones de no conflicto agresivo,violento, de no exclusión, no intolerancia, no violencia, no discriminación, no abusos. La pazsignifica evitar o acabar con todas las expresiones de violencia, incluidas aquellas que sepresentan en los salones de clases, sin embargo, lo que vemos y vivimos hoy es quepredomina la injusticia, el desencuentro, la miseria, la explotación, la incomunicación, laintolerancia, la sumisión y la desigualdad.La paz implica al igual que la violencia variados entornos de la vida del hombre, por elloreferirnos solo a un tipo de paz o a un tipo de conflicto o de violencia resulta poco acertado.La paz tiene distintas formas de abordarse, de aplicarse, de comprenderse y de enseñarse. Lainterculturalidad para la paz se basa en el principio de pensar en el otro. El otro está en lacomunidad, en la colectividad, en la escuela, en el salón de clase. Hay que volver al conceptocomunitario, a la convivencia, a vivir y compartir, porque esto es la paz. La clave de lasrelaciones interculturales se encuentra en el respeto al derecho del otro.Por su parte, la educación para la paz surge como un intento de querer contextualizar, integrar,cambiar las conductas de la gente, hacer realidad los derechos de los humanos siempre deuna forma no violenta y si tolerante. Para Jares (1999:120), un modelo de educación para lapaz presupone no sólo informar sobre la amplia cosmovisión de la paz, sino que paralelamenteexige un replanteamiento del propio proceso de enseñanza-aprendizaje acorde con los valoresde paz.Al venir al mundo, todo ser humano tiene el derecho a que se le eduque; después, en pago,tiene el deber de contribuir a la educación de los demás. Estas palabras entendidas comoderecho y deber son vitales para forjar el cimiento de una sociedad de aprendizaje para la pazy el desarrollo, en un mundo dividido y sometido a cambios drásticos. Interpretando a Galtung(2003) padre de los estudios para la Paz, el tratamiento del conflicto por medios no violentos ycreativos es crucial para lograr la paz y eso requiere profundizar en la cultura y estructurasocial, donde se origina el conflicto, como mejor forma de prevenir y, en su caso, resolver losbrotes de violencia.La educación para la paz ve más allá de la información de valores; la educación para la paztiene que ver directamente con la educación en valores, con la formación a partir de los valores
  7. 7. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCy con la práctica de ciertos valores para lograr el cambio de actitud en los humanos. En esenciatoda una construcción cultural que implica un pensar y un hacer cotidianos pacíficos.La educación y la cultura para la paz, puede apreciarse como un proceso que debe estarpresente en el desarrollo de la personalidad. Como proceso debe ser continuo y permanente,para enseñar a los alumnos a aprender a vivir en la noviolencia y a que depositen su confianzaen la justicia, el respeto, la tolerancia y la felicidad.Educativamente la educación para la paz pretende por medio del proceso de enseñanza,aprendizaje y conocimiento, formar una nueva cultura que implique una ética personal ysocial fundamental para la convivencia. Basada en la libertad y en la igualdad sociocultural.Inspirada en el respeto y reconocimiento de los derechos humanos, convenios internacionales,igualdad de trato y justicia. La educación para la paz fundamenta su carácter intercultural anivel mundial con la meta de que todos los pueblos sin importar genero, condicioneseconómica o raza opten por el desarme, por la noviolencia y por la transformación de conflictospara lograr entablar relaciones pacíficas.Los adolescentes que hoy ocupan las aulas de secundaria se caracterizan por tipos de religión,de familia, de situación económica, de origen étnico y de nacionalidad entre otras,características que se vinculan con sus múltiples modos de pensar, de percibir, de sentir y deactuar. Distinguiéndose así, unos de otros y produciendo significados, visiones, culturas yformas diversas en el vestir, en el hablar, en el actuar y en la interpretación de la realidad. Enpalabras de Ana Ornelas (2007:56), el salón de clases significa y presupone formas deinteracción específicas, orientadas por objetivos preestablecidos institucionalmente, peromatizados por los sujetos particulares, en torno a temas y contenidos curriculares…y esprecisamente el sujeto el enlace cotidiano entre lo macrosocial y lo microsocial de la vida y delproceso escolar. Por su parte Pérez Sánchez (2005:17), evidencia que las institucionesaparecen como un lugar de encuentro, de negociación y como el eje articulador de losprocesos socioculturales confrontados en el contexto. Desde esta perspectiva es imposibleseguir distinguiendo a los adolescentes solo por su edad, género o grado de estudios. Estiempo de comenzar a verlos como humanos con ciertas categorías sociales agrupadas bajo elmismo fin.Desde la perspectiva de la UNESCO, la diversidad cultural fue reconocida como “patrimoniocomún de la humanidad” el 2 de noviembre de 2001 refiriendo el término como un sistemacultural para designar la multiplicidad de sub-culturas que comparten un conjunto de valores yde ideas fundamentales. El propósito de aceptar la diversidad en los escenarios de enseñanza
  8. 8. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCy aprendizaje consiste no sólo en respetar lo diverso, sino en enseñar a distinguir y aceptar lasdiferencias. Sin embargo, como hemos venido enfatizando en el escrito sabemos que ante lasdiferencias surge los conflicto y son los procesos de mediación lo que otorgarán al conflicto eléxito o el fracaso.Para ello, la educación intercultural a pesar de admitir distintas interpretaciones, constituye unaalternativa pedagógica de intervención en escenarios escolares. La educación intercultural parala paz, se dispone a modificar los modelos culturales que transmite la escuela en consonanciacon la nueva realidad. Lo que supone entonces, es transmitir a los estudiantes actitudes,valores y contenidos de carácter más universal, sin desatender las tareas comunes del procesode enseñanza, puesto que no se trata de restarle a la educación, sino de sumarle lainterculturalidad y de hacer de la educación intercultural una forma de vida para la paz unanueva manera de ver la educación básica partiendo de la diversidad infinita que nos caracterizaa los humanos.Hablar entonces de interculturalidad para la paz en el ámbito escolar, es abordar los derechoshumanos y la universalidad de los valores con respecto a las diversas culturas que conviven enese determinado escenario. En palabras de Edgar Morín: la cultura está constituida por elconjunto de los saberes, saber-hacer, reglas, normas, interdicciones, estrategias, ideas,valores, mitos, que se transmiten de generación en generación, se reproducen en cadaindividuo, controla la existencia de la sociedad y mantiene la complejidad sicológica y social. Espertinente, en cambio, concebir una unidad que asegure y favorezca la diversidad, unadiversidad que se inscriba en una unidad…La cultura mantiene la identidad humana en lo quetienen de específico; las culturas mantienen las identidades sociales en lo que ellas tienen deespecífico. Las culturas están aparentemente encerradas en sí mismas para salvaguardar suidentidad singular. Pero en realidad, también son abiertas: integran en ellas no solamentesaberes y técnicas sino también ideas, costumbres, alimentos, individuos provenientes de otraspartes. Las asimilaciones de una cultura a otra son enriquecedoras (Morín, citado en Casillas ySantini, 2009:43).Bajo esta concepción de cultura es como se intenta explicar en este escrito la interculturalidadpara la paz en el aula de clases de secundaria. Esas distintas formas de enfrentar el día a día,de intentar convivir dentro de un mismo espacio y de asimilar los conocimientos al mismotiempo pero en distintas perspectivas y dimensiones es lo que provocan que al interior de lasaulas de clase de secundaria se viva una rica interculturalidad y al mismo tiempo unreconocimiento y respeto entre iguales, originando que sea la convivencia escolar un elementofundamental tanto para la estabilidad emocional del estudiante, como para su rendimientoacadémico y en bienestar general en el aula y en la escuela.
  9. 9. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARC Educación para el conflictoLa diversidad étnica, cultural y social que hoy se vive en las instituciones educativas y loselevados índices de agresiones intraescolares, obligan a buscar alternativas de mejoracontinua. Aprender, enseñar y practicar métodos apropiados de resolución de conflictos en laescuela, tiene como principio la interculturalidad para la paz, es decir las relaciones reciprocasy de igualdad en la diferencia, con respeto, reconocimiento y aceptación de todos los diferentesque se encuentran en el aula y en la escuela. Este principio deriva en una resolución ytransformación de los conflictos en el salón y la escuela a partir de la no violencia, que induce acanalizar los problemas disciplinarios y considerar que todos los estudiantes tienen laposibilidad de ser instruidos acerca de la resolución pacífica de conflictos mediante lanegociación de intereses y del empoderamiento pacífico que todos/as los protagonistas tienenderecho con compromisos reales y cumplibles.Por lo anotado anteriormente es que se torna imprescindible que los profesores aprendan elejercicio creativo de la mediación y las habilidades de comunicación intercultural. Bajo estaperspectiva, hablar de mediar conflictos, no es solo aceptar las injusticias y las exclusionesentre los alumnos de secundaria, ignorándolas o queriendo solucionarlas con prácticasviolentas como el castigo. Mediar conflictos lleva implícito darle oportunidad a los involucradospara que externen sus inconformidades, sus intereses, sus ideas, sus reivindicaciones, susderechos, sus propuestas y deseos. Nos referimos entonces a todo un proceso de mediación através del diálogo franco y abierto, en el que los argumentos darán la pauta a lasnegociaciones y el mediador tendrá que buscar los argumentos suficientes para que las partesinvolucradas lleguen a establecer acuerdos comunes, cumplibles y verificables.Los conflictos desde la perspectiva de la paz pretenden detener la violencia y la agresiónfísicas, verbales y simbólicas entre los implicados, invitando y facilitando los procesos denegociación, intentando al mismo tiempo resolver las causas que dieron origen al conflictotratado. Dicho de otro modo, si no se trabaja para modificar las causas, difícilmente se resuelveel conflicto.En el proceso de negociación de conflictos o de su transformación en relaciones pacíficas espertinente considerar aspectos auxiliares como la imaginación, la calma, el dominio depasiones, la posibilidad de llegar a consensos que permitan lograr su transformación. En esteúltimo las partes involucradas deben definir la forma y el contenido de la mediación con unenfoque hacia el futuro más que hacia el pasado.Moore (2008:32), considera a la mediación como un proceso voluntario en cuanto losparticipantes deben estar dispuestos a aceptar la ayuda de un tercero aceptable, imparcial yneutro, que carece de poder de decisión y habilitado para ayudar a las partes contendientes a
  10. 10. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCalcanzar voluntariamente el arreglo mutuamente aceptable de los temas en discusión. Losmediadores, comenta Parkinson (2005:22), ayudan a los participantes a explorar las opcionesdisponibles y, en su caso, a tomar decisiones que satisfagan las necesidades de todos losinteresados. La mediación ofrece un medio positivo de resolver las disputas y de gestionar elconflicto. En ella, el mediador se coloca en una posición centrada y equilibrada entre losparticipantes desde la cual puede ayudarles a encauzar y conjugar sus energías para ideassoluciones, en lugar de luchar, rendirse o aceptar un compromiso poco satisfactorio.En el ámbito educativo, el mediador puede ser representado por un profesor, profesora, alumnoo alumna, autoridad escolar, padre o madre de familia que cumplan con los requisitos de saberescuchar, de ser aceptado por los sujetos involucrados en la negociación, y sobre todo demantenerse al margen sin imponer resultados, pues la imparcialidad responsable quedemuestre en el proceso de mediación facilitará la comunicación y la colaboración de losimplicados. De este modo la honestidad se hará presente en el proceso de mediación y no seránecesario que alguien pierda, puesto que ambas partas quedan satisfechas. Se trata deconciliar intereses, actitudes y acciones que por la intransigencia derivan en violencia física,cultural o simbólica. En algunos casos habrá re-conciliación, en otros no, pero se llegará aacuerdo básicos de convivencias pacíficas no-violentas.Cabe señalar que la transformación de conflictos en el aula puede tener enfoques distintos: eldiálogo, la empatía, la tolerancia, la mediación, la aceptación de la diversidad, y la solidaridadcon algunas de las herramientas que permiten establecer una comunicación entre las partesimplicadas sin provocarles mayor enojo. Estas acciones se pueden constituir en estrategias deexperiencias educativas para la resolución, transformación y mediación pacífica de conflictosque permitan mejores convivencias en el aula y en la escuela.Y es que la mediación resulta ser un método y una técnica favorables de resolución ytransformación de los conflictos escolares de una manera pacífica, a partir de los objetivosprincipales de la mediación que son: reducir el ambiente hostil que impera en las aulas, mejorarlas relaciones entre estudiantes y profesor y mejorar e incrementar la participación de losestudiantes elevando de este modo su autoestima. Por tanto, se sugiere que sea el profesor oprofesora quien adopte el papel de mediador y busque por este medio una sana convivenciaescolar. Como lo indica Sandoval Forero, la inquietud está en invitar al sector educativo, socialy político a erradicar la repetición y sumisión trabajando para lograr la concientización de losniños, con el interés de fomentar un pensamientos crítico que permita exterminar las prácticasdiscriminatorias y, al mismo tiempo, formar en las aulas, desde temprana edad, la tolerancia, laaceptación y el respeto a los otros… (Sandoval, 2009:14).
  11. 11. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCEn resumen, educar en el camino de la diversidad escolar para la convivencia pacífica de lajuventud de secundaria, implica que los profesores sean conscientes de las realidades queenfrentan sus alumnos, asumiendo compromisos de resolución pacífica de conflictos, quemediante la mediación apropiada generen respeto y reconocimiento de todos los educando yde las distintas culturas que ahí se interculturalizan para evitar que los conflictos causados porla intolerancia hacia las diferencias, lleguen a convertirse en actos violentos.Algunas conclusionesEl conflicto desde el paradigma de la interculturalidad para la paz, es inherente a la vida de losseres humanos e implica aprendizaje y crecimiento, es un valor positivo que fortalece a todos,los involucrados son los responsables de su resolución y una de las consecuencias es que“todos ganen” mediante estrategias de mediación dialogada.La educación intercultural para la paz genera grandes oportunidades de desarrollo entre losestudiantes y se puede considerar un principio orientador para la resolución no violenta de losconflictos y sus diferentes formas de mediación. Esta educación se fundamenta en laconvivencia pacífica escolar que induce a la tolerancia, al respeto, al reconocimiento de lasdiferencias y de los derechos de todos como seres humanos. Esta teoría y está práctica debeser aprehendida mediante dinámicas cotidianas de profesores, alumnos, autoridades, madres ypadres de familia que a través de la mediación forje futuros de reconciliación, consenso, ymanejo pacífico de los conflictos.Estas ideas obligan a pensar en la necesidad de formar a los profesores y a los profesionistasde las escuelas en la interculturalidad para la paz y en el manejo de los conflictos escolares através de la mediación adecuada de transformación de los problemas. Es decir educar desde lainterculturalidad para la paz, considerando el proceso de mediación como uno de los pilarespedagógicos en el aula que propicie el diálogo en oposición a la confrontación entre losalumnos y sus diversidades, así como con todos los integrantes de la comunidad escolar.Lamentablemente la escuela no cuenta con esta perspectiva intercultural de resolución ymediación de conflictos, por lo que su práctica se limita a la imposición de la disciplina, laautoridad y el autoritarismo, sin solucionar ni transformar el fondo de los conflictos,convirtiéndose en una práctica más de las violencias en la escuela. Referentes bibliográficosAutores varios (2004), Enciclopedia de Paz y Conflictos, Instituto de la Paz y los Conflictos,Universidad de Granada, España.
  12. 12. 1ER CONGRESO MUNDIAL A DISTANCIA 2011 EN ESPAÑOL SOBRE MARCCOVEY, S. (2006), Los siete hábitos de la gente altamente efectiva, Paidós, México.CRUZ, David (2008), Identificación y resignificación de conflictos. Cuaderno de trabajo 1, enMediación de conflictos y prevención de la violencia y las adicciones en escuelas de educaciónbásica, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sede académica México.FIERRO, Ferráez Ana Elena (2010), Manejo de conflictos y mediación, Oxford University Press,Editorial Mexicana, México.GALTUNG, JOHAN (2003), Paz por medios pacíficos: paz y conflicto, desarrollo ycivilización. Bilbao: Bakeaz.JARES, Xesús R. (1999), Educación para la paz. Su teoría y su práctica, Editorial Popular,España.MUÑOZ, Francisco, Qué son los conflictos. Disponible enhttp://www.buenastareas.com/ensayos/Que-Son-Los-Conflictos/472403.html.Fecha de consulta: 26 de febrero 2011.ORNELAS, Ana (2007), Comunicación y vida cotidiana escolar en la sociedad contemporánea.Universidad Pedagógica Nacional, México.PARKINSON, Lisa (2005), Mediación familiar. Teoría y práctica: principios y estrategiasoperativas, Editorial Gedisa, España.PÉREZ, Sánchez Sergio (2005), Escuela, etnia y religión, Instituto Superior de Ciencias de laEducación del Estado de México, Colección Tesis.SALAZAR, Mastache Irma Isabel (2010) Paz y Ciudadanía en el proceso de formación básicade los jóvenes de secundaria, Edición electrónica gratuita. Texto completo enwww.eumed.net/libros/2010e/843/SANDOVAL, Forero Eduardo Andrés (2010), “Educación para la paz”, conferencia impartidaen el Simposio: Teorías y perspectivas en investigación educativa, ISCEEM, México, 5 dejunio.SANDOVAL, Forero Eduardo Andrés (2009), Dimensión socioantropológica de la cultura.Revista Controversias y Concurrencias Latinoamericanas, No. 1, pp. 71-104.

×