Valor pastos

4,763 views

Published on

0 Comments
8 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
4,763
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
183
Actions
Shares
0
Downloads
279
Comments
0
Likes
8
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Valor pastos

  1. 1. COMPOSICIÓN QUÍMICA DE LOS PASTOS AGUA COMPUESTOS NITROGENADOS Aminoácidos Proteínas Amidas Aminas Nitritos Nitratos Alcaloides Fibra CELULOSA HEMICELULOSA LIGNINA Hidratos de carbono PASTOS COMPUESTOS NO NITROGENADOS ELN ALMIDONES AZÚCARES Grasa MATERIA ORGÁNICA MACROELEMENTOS Ca, P, Na, K, Mg, S, Cl MATERIA SECA MICROELEMENTOS MATERIA INORGÁNICA Mn, Zn, Fe, Co, Se, Cu, Mo I
  2. 2.   Como los forrajes se producen principalmente para la alimentación del ganado es importante conocer los factores que son pertinentes para determinar su valor nutritivo. Desde el punto de vista de las aplicaciones prácticas el valor de un forraje depende principalmente de su contenido de proteínas e hidratos de carbono.
  3. 3.  Es el elemento mas abundante de las plantas forrajeras, esto varia con el estado de maduración de la planta y con el contenido de humedad del suelo, una hierba suculenta contiene un 80% aproximadamente de agua, la calidad de un pasto con alto contenido de humedad depende de que sea alto el valor nutritivo por Kg. de materia seca. AGUA
  4. 4.   De un 85 a un 90% aproximadamente del contenido del nitrógeno celular de las plantas forrajeras, es proteína bruta, sintetizada a partir de los aminoácidos. El nitrógeno de los forrajes procede del nitrógeno del suelo y del nitrógeno del aire (simbiosis). La proteína de las gramíneas no se considera inferior a la proteína de las leguminosas, cuando se analizan químicamente los forrajes, pueden contener de un 3 a un 35% de proteína bruta.
  5. 5.  El proceso de la maduración afecta el valor nutritivo de los forrajes, de un modo mas significativo que cualquier otro factor, la hierba tierna tiene un alto valor nutritivo, durante la maduración se acumulan concentraciones crecientes de fibra lignificada en la armadura estructural de las plantas forrajeras, cuando esto ocurre el valor nutritivo decrece, los forrajes contienen de 3 a 20% de lignina según el estado de maduración en que se encuentran.
  6. 6.   Las plantas forrajeras contienen, vitaminas, hormonas y enzimas que son esenciales para las plantas y para los animales, desde el punto de vista de la nutrición animal los mas importantes son las vitaminas, del complejo B, C, E, K y el Caroteno (o pro - vitamina A) son rara vez limitantes en los forrajes utilizados como raciones. La vitamina D se encuentra en la hierba sometida al rayo del sol, la exposición de los animales a los rayos ultravioletas activan la provitamina D en los tejidos de la piel, los rumiantes y los microorganismos de la panza sintetizan las vitaminas del Complejo B.
  7. 7.    La fertilidad del suelo afecta el contenido de elementos minerales y el desarrollo de los tejidos de las plantas y por tanto al vigor de los animales que consumen el forraje. En general los forrajes producidos en condiciones adecuadas de fertilidad, contienen una cantidad suficiente de los elementos principales: fósforo, potasio, calcio y magnesio, para satisfacer las necesidades del animal que lo consume. Los elementos menores que necesitan los animales para su crecimiento y reproducción normal son: el Bo, Co, Cu, I, Fe, Mn, Mo, Na y Zn, estos elementos suelen encontrarse en cantidades adecuadas en los forrajes.
  8. 8.  Para expresar el valor nutritivo de los forrajes se emplean términos muy diferentes entre ellos figuran el PNDT (Principios Nutritivos Digestibles Totales); la energía digestible, la energía metabolizable, la energía neta y la eficiencia en la utilización de los alimentos.
  9. 9. Es la diferencia entre la energía de los alimentos y la energía que contienen las heces. Esta diferencia es la digestibilidad aparente, pues algunos de los constituyentes de las heces son de origen metabólico, sin embargo en los rumiantes, una gran parte de las heces están formadas por alimentos no digeridos, especialmente celulosa bruta. Vienen a ser el equivalente fisiológico de la energía digestible y también son una diferencia entre los alimentos y las heces. En otras palabras se expresa sobre la base del peso y no sobre la base de la energía. La proteína digestible esta incluida en las determinaciones de la energía metabolizable, energía neta y de los principios nutritivos digestibles totales.
  10. 10.    Es la parte de la energía de los alimentos utilizables solamente por el animal para su sostenimiento y para el aumento de peso. La energía neta es un término que se usa para indicar el residuo neto de la energía de los alimentos, después de deducir todos los gastos de utilización. La eficiencia en la utilización de los alimentos es un valor aritmético que se obtiene dividiendo el aumento del peso del cuerpo de un animal, entre el peso del alimento consumido para producir su aumento.
  11. 11.  Se sabe que un determinado forraje no mantiene constante a lo largo del tiempo su valor nutritivo. Su valor depende de muchos factores que se van a analizar a continuación.
  12. 12.     Según la composición de especies vegetales del forraje que se vaya a suministrar al ganado de una explotación, tendrá mayor o menor valor nutritivo. Las gramíneas a un mismo estado fenológico poseen más pared celular (PC) que las leguminosas y estas últimas presentan su PC más lignificada, disminuyendo así su valor nutritivo. El contenido celular (CC) es la fracción de mayor velocidad de digestión, lo cual afecta al consumo en forma positiva. Por lo tanto la composición química no solo afecta la digestibilidad sino también la tasa de digestión o velocidad con que se digiere el alimento. Las gramíneas poseen menor CC que las leguminosas, por lo tanto estas últimas aumentan el consumo.
  13. 13. Prefloración Floración 1er. Ciclo de Crecimiento Prefloración Floración VALORES ORIENTATIVOS DE LA CALIDAD NUTRICIONAL DE LEGUMINOSAS Macollaje VALORES ORIENTATIVOS DE LA CALIDAD NUTRICIONAL DE GRAMÍNEAS % MS 15-25 30-35 40-45 % MS 15-20 20-25 25-30 % DivMS 70-75 60-65 50-55 % DivMS 75-80 65-70 60-65 % PB 15-20 12-14 8-10 % PB 20-25 15-20 12-15 % Pared Celular 35-40 50-60 65-75 % Pared Celular 30-35 40-45 50-55 % Celulosa 20 30 35 % Celulosa 18 23 28 % Hemicelulosa 18 25 28 % Hemicelulosa 10 15 20 % Lignina 2 5 9 % Lignina 4 8 10 % EE 4-5 3-4 2-3 % EE 4-5 3-4 2-3 Energía (Mcal/kgMS) 2,5-2,7 2,2-2,3 1,8-2,0 Energía (Mcal/kgMS) 2,6-2,8 2,3-2,5 2,1-2,2
  14. 14.    Una determinada especie vegetal difiere mucho en su valor nutritivo según la edad que tenga; muchas de las especies perennes que permaneces varios años en el campo deben ser cambiadas ya que su cantidad y calidad forrajera disminuye considerablemente. A medida que el forraje va envejeciendo, la relación hojas/tallo va disminuyendo. A medida que envejece la planta el contenido de celulosa aumenta, lo que disminuye su digestibilidad.
  15. 15.  El valor nutritivo tanto de las leguminosas como de las gramíneas tiene una estrecha dependencia con el estado fenológico: en macollaje y/o primer ciclo de crecimiento la calidad es máxima; comienza a decaer a partir del momento de elongación de entrenudos (gramíneas) o de botón florar (leguminosas), llegando a su mínimo nivel cuando las plantas están espigadas o al final de la floración.
  16. 16.  La digestibilidad varia en la medida que cambian la proporciones del forraje y esto nos puede orientar sobre cual es mejor momento de utilización de los mismos. En las gramíneas disminuye la digestibilidad del tallo y hojas con la madurez del forraje, en cambio en las leguminosas la digestibilidad de las hojas tiende a permanecer constante.
  17. 17.   Cuanto mayor sea el porcentaje de hojas, tendrá mayor digestibilidad, mayor porcentaje de proteínas, carbohidratos solubles. Cuando varía la proporción hoja-tallo, aumentando la de tallo, baja el valor nutritivo. Las hojas tiernas poseen mayor valor nutritivo que las viejas. Las partes que acumulan las sustancias de reserva, como los rizomas, base de los tallos, tubérculos, semillas, etc. son más nutritivas. Estudios indican que en leguminosas las hojas conservan su digestibilidad, aún maduras y que son los tallos al crecer los que la pierden.
  18. 18. Los pastos poseen características fisiológicas y morfológicas propias que le brindan adaptación específica para su crecimiento y calidad. Sin embargo, experimentan modificaciones morfológicas en su rendimiento y calidad cuando ocurren cambios en las condiciones climáticas, donde la temperatura, la radiación solar, las precipitaciones alcanzan valores críticos. Cuando un factor climático o la interacción de varios factores son desfavorables para el pasto, por acelerar en muchos casos los procesos fisiológicos que alteran sus constituyentes químicos, se sugiere darle un manejo diferente al pastizal:   Acortar la frecuencia de corte, para obtener un material forrajero con aceptable contenido de proteína cruda, y bajo contenido de carbohidratos estructurales, en especial la lignina; obteniéndose un pasto más aceptable por parte del animal. Aumentar la altura de corte, ya que al ser muy bajo el corte, el pastizal tardaría mas en recuperarse por estar eliminándole sus puntos de reservas. Se sabe que hay especies que ante estrés sea por sequía o inundación detienen su crecimiento y se endurecen
  19. 19. Temperatura No todas las especies de pastos tienen el mismo valor óptimo de temperatura para el cumplimiento de estas funciones. Cuando este valor óptimo es superado, los pastos utilizan mecanismos estructurales para reducir los efectos de estrés por altas temperaturas, como es el aumento del contenido de la pared celular, en especial de la lignina, la cual reduce de forma muy marcada la digestibilidad y la calidad de los pastos.
  20. 20. Radiación Solar Influye en los procesos metabólicos de la planta que determinan su composición química, por cambios en la intensidad y en la calidad de la luz. E El aumento en la intensidad de la luz favorece los procesos de síntesis y acumulación de carbohidratos solubles en la planta, mostrando un comportamiento inverso con el resto de los constituyentes solubles y estructurales, siempre que otros factores no sean limitantes.
  21. 21. Precipitaciones • Tanto el exceso como el déficit de precipitaciones pueden provocar estrés en los cultivos forrajeros. • El efecto de la disponibilidad de agua en los forrajes radíca en que está asociado a cambios morfológicos en las plantas, tales como: reducción en el crecimiento de los tallos y aumento en la proporción de hojas, elementos característicos en el retraso de la madurez de las plantas. • El estrés hídrico disminuye la concentración de la pared celular en las hojas y tallos de los forrajes, aunque de forma variable en sus componentes estructurales (celulosa, hemicelulosa y lignina), atribuible esto último a la necesidad de la planta de mantener altos valores de carbohidratos en formas solubles.
  22. 22.    El animal en pastoreo directo ejerce un efecto sobre la cantidad y la calidad del forraje, así como sobre la composición botánica de la pastura a través de la frecuencia, intensidad y momento de la defoliación, así como por su selectividad durante el pastoreo. El pastoreo afecta la calidad de las pasturas, entre otras causas debido a la selección que realizan los animales, aparición de manchones en las pasturas (áreas de pastoreo diferencial), presencia de material muerto por senescencia natural de las plantas o por factores climáticos (heladas). Los animales seleccionan un forraje con mayor contenido de proteína bruta (PB) y digestibilidad. Ello se debe a que seleccionan aquellas fracciones de la planta (hoja verde) de mayor calidad, en detrimento del material seco o de los tallos. El grado de selección depende de la disponibilidad de forraje por hectárea, de la estructura de la pastura y de la carga animal, fundamentalmente. Además por el solo hecho de estar físicamente sobre la pastura, el animal afecta mediante el pisoteo en forma diferencial a las distintas especies vegetales que la componen y afecta a la pastura en general a través de sus deyecciones (bosta y orina).
  23. 23. Las enfermedades atacan principalmente las partes más tiernas de las plantas, disminuye el valor nutritivo de la pradera.
  24. 24. El valor nutritivo de una pastura se modifica de acuerdo al método de conservación que se utiliza. Los métodos son: henificación, ensilado y henolaje. Henificación Es el método de conservación más utilizado. Si el secado es muy rápido (con temperaturas de 100° C), el valor nutritivo del heno resultante será similar al forraje fresco. Sin embargo en el campo se requiere que el pasto permanezca al sol, con la pérdida de hidratos de carbono solubles por la respiración, hay pérdidas de hojas durante el corte y secado quedando mayor proporción de tallos, perdidas de hidratos de carbono por lixiviación. Estos factores aumentaran el porcentaje de pared celular, bajando la digestibilidad y por ende la capacidad física del consumo. Ensilado Este no afecta directamente la digestibilidad, la concentración de energía metabólica o la eficiencia de utilización de esta, pero el consumo es menor comparado con el forraje fresco. Si existe una mala fermentación, el forraje disminuye su palatabilidad, afectando así negativamente el consumo. Henolaje Es un método de conservación de forraje que combina parcialmente los procesos de henificación y ensilaje. El producto obtenido esta definido como un forraje cosechado y dejado marchitar.
  25. 25.    Es importante tener una adecuada provisión de P para las leguminosas y de N para las gramíneas. Por otro lado, suelos excesivamente ácidos afectan los procesos de nodulación en leguminosas, disminuyendo su provisión de N. Al aumentar la disponibilidad de estos elementos en el suelo, aumenta el valor nutritivo de los forrajes. Por otro lado, se debe fertilizar de acuerdo al análisis de suelo el cual da idea del nivel" de nutrientes que se tiene. De acuerdo con estos resultados y con los objetivos de producción será la dosis y el tipo de fertilizantes a utilizar.
  26. 26.    Selección de la especie: Se debe considerar una serie de características inherentes a la planta: a) adaptación a factores climáticos, edáficos y bióticos; b) alto potencial productivo y de calidad; c) factores morfológicos y fisiológicos relacionados con el manejo. Control de la frecuencia y altura de corte o de pastoreo: Estas prácticas de manejo son importantes para obtener altos rendimientos de materia seca con una buena composición química y excelente digestibilidad. Control de la carga animal o presión de pastoreo: Seleccionar un método adecuado de utilización de pasturas, adaptar un sistema de tiempos de pastoreo u ocupación, de reposo satisfactorio y presión de pastoreo, tanto para la planta consumida como para los animales que la pastorean.
  27. 27.    Control de la fertilización: La fertilización nitrogenada puede modificar el patrón de crecimiento de las gramíneas. Se ha utilizado como práctica, la fertilización a las salidas de lluvias con la finalidad de lograr un incremento en la cantidad de forraje en los potreros de uso diferido. Mejorar el suministro de forrajes en épocas de escasez: Mediante el riego, suministro de alimento concentrado, suministro de residuos de cosechas y agroindustriales y conservación de forrajes (henificación y ensilaje). Uso de leguminosas: El papel más importante de las leguminosas forrajeras se presenta cuando se cultivan en asociación con las gramíneas, ya que además del aporte individual de las leguminosas a la dieta, en términos de calidad y cantidad, se suministra nitrógeno a la gramínea asociada, la cual aumenta su producción de proteína cruda y por extensión, la disponibilidad de proteína para el animal en un porcentaje significativamente mayor que en gramíneas solas.
  28. 28. Proteína Deficiencia En animales jóvenes, una deficiencia de proteína, ocasiona un retraso en el crecimiento, por lo tanto también se ocasionará un retraso en la presentación de la pubertad. Así mismo se verá disminuida la producción de leche y habrá pérdida en la condición corporal. En casos extremos de desnutrición, los animales afectados se presentan postrados, temperatura corporal disminuida, hasta llegar a morir en un tiempo aproximado de dos semanas. Exceso Un exceso de proteína en la dieta va a disminuir la disponibilidad de energía, ya que el exceso de proteína se tiene que convertir a amoniaco para posteriormente transformar en urea y excretarse. Asimismo, el exceso de nitrógeno ureico afecta el metabolismo de la glucosa. Se ha comprobado que el alimentar animales con exceso de proteína, disminuye la eficiencia reproductiva, afectándose el número de servicios, los días abiertos, fertilidad, prolificidad.
  29. 29. Fibra Las raciones de los animales deben contener una cierta cantidad de carbohidratos estructurales (fibra) para permitir una correcta funcionalidad intestinal Deficiencia La deficiencia de fibra resulta en una depresión de la grasa en la leche, acidosis, laminitis y desplazamiento de abomaso, debido a desequilibrios físicos (falta de llenado ruminal) o fermentativos (reducción del pH ruminal). Exceso El exceso de fibra reduce la capacidad de ingestión de alimentos, la digestibilidad de la ración, la síntesis de proteína microbiana ruminal, y el aporte de energía.
  30. 30. Minerales Los minerales se clasifican en: Macrominerales (calcio, fósforo, sodio, potasio, cloro, magnesio y azufre) que se necesitan en cantidades apreciables en la dieta. Microminerales (hierro, cobre, zinc, manganeso, molibdeno, yodo, flúor, cobalto y selenio) que se necesitan en muy pequeña cantidad.
  31. 31. CALCIO Síntomas de deficiencia y de toxicidad Produce reblandecimiento de los huesos y, con frecuencia, se deforman a causa de una falta de calcificación. Deficiencia de Ca puede provocar: debilidad de los huesos, reducción en el crecimiento, baja producción de leche reducción en el crecimiento No hay indicios de toxicidad aguda de calcio, pero una ingestión elevada de este mineral produce anormalidades de los huesos. FÓSFORO Deficiencia El signo más común de deficiencia de fósforo es el raquitismo. Exceso Un exceso de fósforo podría producir cojera y fracturas espontáneas de huesos largos.
  32. 32. SODIO Signos de deficiencia y exceso La deficiencia produce un mal aspecto de la piel y el pelaje, así como una disminución del consumo y la producción animal. En los animales, la falta de sodio se manifiesta con un apetito depravado; el animal lame cualquier objeto que encuentra. Sin embargo, no es frecuente una toxicidad por este mineral. HIERRO Signos de deficiencia y exceso La anemia debida a la deficiencia en hierro es muy frecuente en animales jóvenes que sólo toman la leche de la madre, ya que ésta es baja en hierro. Por tanto, la anemia no suele presentarse en los terneros ya que la alimentación no es exclusivamente láctea. En rumiantes, el exceso de hierro da color rojizo a la canal por lo que se recomienda no aportar hierro extra a aquellos animales que requieren un tono pálido de carne para su comercialización.
  33. 33. COBALTO Carencia y exceso Si los rumiantes se mantienen en pastos deficientes en cobalto, pueden transcurrir varios meses antes de que se presenten los síntomas de deficiencia. Los síntomas son descenso gradual en el apetito, con la consiguiente pérdida de peso, anemia y, en ocasiones, la muerte. En condiciones normales es muy difícil la toxicidad por este mineral. MANGANESO Deficiencia Los síntomas producidos son: Retraso del crecimiento, Anormalidades en el esqueleto Trastornos en la reproducción.
  34. 34. SELENIO En el ganado vacuno de carne y de leche mantenido en pastos con poco nivel de selenio, puede aparecer una enfermedad llamada illthrift caracterizada por pérdida de peso y, en ocasiones, produce la muerte. Los síntomas por un exceso de este mineral son somnolencia y rigidez de las articulaciones. FLUOR Síntomas de deficiencia y exceso No se han observado síntomas de deficiencia en los animales explotados en condiciones normales. Sin embargo, el flúor es muy tóxico en elevadas concentraciones, siendo los rumiantes los más susceptibles. Los niveles superiores a 20 miligramos por kilogramo de peso producen el desgaste y caries de las piezas dentarias. Si aumentan las cantidades se produce pérdida de apetito, cojeras y descenso en las producciones.

×