Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Carta de Intelectuales a Donald Trump

36,819 views

Published on

Intelectuales solicitaron al Gobierno de EE.UU. cesar las acciones contra Venezuela

Published in: Government & Nonprofit
  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

Carta de Intelectuales a Donald Trump

  1. 1. El gobierno de los Estados Unidos debe dejar de interferir en la pol�tica interna de Venezuela, especialmente con el prop�sito de derrocar al gobierno del pa�s.Es casi seguro que las acciones de la administraci�n Trump y sus aliados en el hemisferio empeoren la situaci�n en Venezuela, lo que lleva a un sufrimiento humano innecesario, violencia e inestabilidad. La polarizaci�n pol�tica de Venezuela no es nueva; El pa�s ha estado dividido por mucho tiempo en t�rminos raciales y socioecon�micos. Pero la polarizaci�n se ha profundizado en los �ltimos a�os. Esto se debe en parte al apoyo de los Estados Unidos a una estrategia de oposici�n dirigida a destituir al gobierno de Nicol�s Maduro por medios extraelectorales. Si bien la oposici�n se ha dividido en esta estrategia, el apoyo de los EE. UU. Ha respaldado a los sectores de la l�nea dura en su objetivo de derrocar al gobierno de Maduro mediante protestas a menudo violentas, un golpe de estado militar u otras v�as que evitan la urna electoral. Bajo la administraci�n de Trump, la ret�rica agresiva contra el gobierno venezolano se ha disparado a un nivel m�s extremo y amenazador, con funcionarios de la administraci�n de Trump hablando de "acci�n militar" y condenando a Venezuela, junto con Cuba y Nicaragua, como parte de una "troika de tiran�a". "Los problemas resultantes de la pol�tica del gobierno venezolano se han agravado por las sanciones econ�micas de EE. UU., Ilegales seg�n la Organizaci�n de los Estados Americanos y las Naciones Unidas, as� como por la legislaci�n de los EE. UU. Y otros tratados y convenciones internacionales. Estas sanciones han cortado los medios por los cuales el gobierno venezolano podr�a escapar de la recesi�n econ�mica, mientras que causan una dram�tica falloff en la producci�n de petr�leo y el empeoramiento de la crisis econ�mica, y causando la muerte de muchas personas porque no pueden acceder a medicamentos que pueden salvar vidas. Mientras tanto, los Estados Unidos y otros gobiernos contin�an culpando al gobierno venezolano, �nicamente, por el da�o econ�mico, incluso el causado por las sanciones de los Estados Unidos. Ahora EE. UU. Y sus aliados, incluido el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, han empujado a Venezuela al precipicio. Al reconocer al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaido, como el nuevo presidente de Venezuela, algo ilegal bajo la Carta de la OEA , el gobierno de Trump ha acelerado la crisis pol�tica de Venezuela con la esperanza de dividir a los militares venezolanos y polarizar a�n m�s a la poblaci�n, oblig�ndolos a elegir bandos. El objetivo obvio, y en ocasiones declarado , es expulsar a Maduro mediante un golpe de estado. La realidad es que a pesar de la hiperinflaci�n, la escasez y una profunda depresi�n, Venezuela sigue siendo un pa�s pol�ticamente polarizado. Los Estados Unidos y sus aliados deben dejar de alentar la violencia presionando por un cambio violento y extralegal del r�gimen. Si la administraci�n de Trump y sus aliados contin�an su curso imprudente en Venezuela, el resultado m�s probable ser� el derramamiento de sangre, el caos y la inestabilidad. Estados Unidos deber�a haber aprendido algo de las empresas de cambio de r�gimen en Irak, Siria, Libia y su larga y violenta historia de patrocinio del cambio de r�gimen en Am�rica Latina.
  2. 2. Ning�n lado en Venezuela puede simplemente vencer al otro. El ej�rcito, por ejemplo, tiene al menos 235,000 miembros de primera l�nea, y hay al menos 1.6 millones en milicias. Muchas de estas personas luchar�n, no solo sobre la base de una creencia en la soberan�a nacional que se mantiene ampliamente en Am�rica Latina, en vista de lo que parece ser una intervenci�n liderada por Estados Unidos, sino tambi�n para protegerse de una posible represi�n si La oposici�n derroca al gobierno por la fuerza. En tales situaciones, la �nica soluci�n es un acuerdo negociado, como sucedi� en el pasado en pa�ses latinoamericanos cuando las sociedades polarizadas pol�ticamente no pudieron resolver sus diferencias a trav�s de las elecciones. Se han realizado esfuerzos, como los dirigidos por el Vaticano en el oto�o de 2016, que ten�an potencial, pero no recibieron el apoyo de Washington y sus aliados que favorecieron el cambio de r�gimen. Esta estrategia debe cambiar para que exista una soluci�n viable a la crisis actual en Venezuela. Por el bien del pueblo venezolano, la regi�n y por el principio de la soberan�a nacional, estos actores internacionales deben apoyar las negociaciones entre el gobierno venezolano y sus oponentes que permitir�n que el pa�s salga finalmente de su crisis pol�tica y econ�mica.

×