Me caí…me levante
“Toda la dicha que hay en este mundo, toda proviene de desear que los demás
sean felices; y todo el sufr...
hermana Estefani al igual que brincar por todas partes, cuando salimos de viaje me
emocionaba mucho y siempre preguntaba s...
completamente pequeño pero muy feliz, ¿qué podía hacer?, desde pequeña ya
hasta era una aplicada y ni lo sabía hasta secun...
a primera vista, de eso estoy segura, porque aunque él nunca me lo dijo, se
rumoraba y todo lo decía por sus acciones, est...
Conocí a más personas, pero deje de hablarles a otras, fue en cuarto de primaria,
cuando mi madre decidió cambiarme de gru...
Mi graduación fue muy bonita, a pesar de que sabía que tal vez nunca volvería a
ver a muchas personas, odiaba los ensayos,...
regañaban porque no obedecía o porque rezongaba, pero ahora ya no es así, si
algo no me parece, solo me guardo mis comenta...
llegan a su debido tiempo si tienes esperanzas. Pero todo esto fue sino hasta
segundo.
Mi cuerpo de agua, si, estaba total...
me sentía más liberada de mis obligaciones, y ya era necesario tomarme un respiro,
me empecé a llevar más con mis compañer...
me dicen que no he cambiado nada, pero yo creo que no es así, en parte si, pues
son notorios, ya que es cualquier cambio q...
Esta canción más que nada, me gusta la letra, la mayor parte de lo que dice la letra
es lo que yo quiero para los demás y ...
“Tu mirada” de Reik, fue una de las canciones que cante a todo lo que da mi voz,
con mi amigo Joaquín en medio de la clase...
por sus problemas, estoy de acuerdo en que no sepa algunas cosas, pero que no
sea ignorante, que se tome las cosas sin tan...
un excelente futuro donde yo me pueda expresar sin que nadie me lo pueda impedir,
quiero disfrutar en mis tiempos libres, ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

monse

550 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
550
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

monse

  1. 1. Me caí…me levante “Toda la dicha que hay en este mundo, toda proviene de desear que los demás sean felices; y todo el sufrimiento que hay en este mundo, todo proviene de desear ser feliz.” Shantideva No creo que sea buena idea recordar todo aquello que decidiste dejar en el pasado, pues sabes que no vale la pena mencionarlo, pero no hay ni un problema en recordar lo que si vale la pena, ya que el pasado no me hizo quien soy… Enredada por mi cordón umbilical, una vuelta en mi pierna, una en mí estómago y dos en mi cuello, fue la razón por la cual el embarazo de mi mamá fue complicado, ya que fue su primer cesárea, el cual esperaban que fuera un parto natural, ya que con mi hermana mayor fue el caso, pasaron más de los días promedios a que naciera, y todo empezó a tomar una forma preocupante, ya que ni un dolor sentía mi mamá, y no había ninguna señal, pudimos haber muerto ambas, hasta que su ginecóloga le aviso que era necesario realizar la cesárea, fue cuando el 31 de agosto de 1999, aproximadamente a las 12:00, en Puebla, Puebla, en el hospital Central Gineco- Obstetra, nací yo. Mis padres que me otorgaron la vida son Jorge Luis Flavio Mejía Torres y mi mamá Edith Martínez Guerrero, quienes también me dieron la compañía de mis hermanas Estefani y Yunuen, pero lo más importante que me han dado… es mi futuro. Mis primero años… no los recuerdo, pero me han dicho que era un persona muy tranquila, dormía demasiado tiempo, por lo cual soy alta, siempre quería estar al lado de mi mamá, en ningún momento me quería separar de ella, tenía que esconderse de mi, para que pudiera salir sola, también era muy tragona, quería comer a cada rato, lo cual no me sorprende porque sigo siendo esa tragona, solo que con mayor edad, también me gustaba morder todo, mordía todo lo que tenía al alcance de mis pequeñas manos, tal vez solo lo hacía por diversión, pero no fue hasta que empecé a caminar que fue hasta dentro de un año y dos meses, que empecé a descubrir el mundo que me esperaba, era muy curiosa y todo quería tocar, esto claro, es normal en todo niño, quería correr a todas partes con mi
  2. 2. hermana Estefani al igual que brincar por todas partes, cuando salimos de viaje me emocionaba mucho y siempre preguntaba si ya tardaba mucho para llegar, todas las tardes jugaba con mi hermana con las muñecas y aún recuerdo que nunca queríamos levanta y ella siempre me obligaba a juntar casi todo, o en ocasiones veíamos la tele, o veíamos la película de los teletubbies, aún recuerdo que el sol era el rostro de un bebé, lo que de verdad, nunca olvidaré es que cuando tomaban una foto familiar siempre inventaba mis poses, no recuerdo cómo es que se me ocurrió pero todas eran diferentes. Una escalera muy chica, pero para mí entonces era muy grande y larga, estaba a unos cuanto escalones para llegar a mi salón, el miedo poco a poco se apoderaba de mí, ya que no sabría cómo sería desde ahora en adelante, y mientras subía más escalones, poco a poco quería salir un rio de mis ojos, pero obtuve valor y continúe mi camino hasta mi salón, es el más viejo recuerdo desde que tengo uso de razón, no recuerdo como era el salón y si de verdad entre, pero sé que desde que entre al Kínder mi vida cambio completamente, pues en Kínder para mí no solo fueron juegos y libertad sino que también había un lado triste, pero como pude, la disfrute al máximo, algo que nunca olvidare fue que no tenía a nadie, ningún amigo…bueno no es para exagerar, tenía una amiga, fue mi primer amiga, se llamaba Lizbeth, con ella pasamos divertidos momentos y grandes travesuras como una de ellas fue cuando buscábamos entrar por alguna parte a los juegos en receso, casi siempre nos lo prohibían y siempre estaba la maestra vigilando para que nadie pasara, y cierto día lo intentamos y por consecuencia salimos corriendo, porque nos habían descubierto, pero no fuimos las únicas, casi todo el Kínder estaba ahí, solo queríamos divertirnos, no nos pueden culpar por eso, pero había un problema, era que no íbamos en el mismo salón, y yo no era muy sociable (aun lo sigo siendo aunque ya puedo sacar un tema de conversación), lo cual me trajo mucha tristeza, que cuando faltaba mi amiga, me la pasaba sola en receso, aunque siempre tenía a alguien, solo que no supe verlo y valorarlo. Mis mejores maestras tambien se combirtieron en una segunda madre para mi, ellas me otorgaban mucho amor y cariño cuando me sentía triste, nunca olvidare a la maestra Mago, siempre que la necesitara ella estaba para mí, siempre me tomaba la mano cuando saliamos en grupo a cierto lugar, y gracias a ella poco a poco me sentia a gusto en la escuela, ya que para mi fue muy difícil, pero me encanto, muy pocas veces la llego a ver, y cuando tengo la oportunidad siempre la saludo y ella aún me recuerda, y me sorprende que ahora estoy más alta que ella. Algo que me fascina recordar, y que ahora comprendo porque soy muy aplicada, fue cuando mis compañeros estábamos haciendo una plana de…, no recuerdo muy bien de qué, pero era una plana de algo, yo era muy rápida en todo y yo era quien entregaba las cosas primero, y ese día yo termine primero y me regalaron una bolsita rosa de Hello Kitty que la maestra había hecho, y me sentía tan emocionada porque cuando la veía recordaba mis logros y hasta hace unos pocos años aun la tenía, puede que la tenga escondida por ahí pero no sé dónde, ese recuerdo fue
  3. 3. completamente pequeño pero muy feliz, ¿qué podía hacer?, desde pequeña ya hasta era una aplicada y ni lo sabía hasta secundaria. ¡¡¡NO QUERIA COMER!!!, ni jugar, ni trabajar, ni hablar, ¡NADA QUERIA HACER!, un tiempo me puse muy triste y no era por mis problemas de la escuela, mi madre me lo explico cuando era más grande y que me dijo que me había puesto así porque esta embaraza de mi hermana menor, y pues me puse “chípil”, tengo muy pocos recuerdos de eso pero fue verdad, porque recuerdo que me habían colgado un Jesús de esos que salen en las roscas de reyes con un listón rojo, y siempre lo traía puesto, y siempre preguntaba ¿para qué me lo pones?, aunque nunca había respuesta, cuando ya me estaba sintiendo mejor, un día jugando en los juegos se me cayó mi Jesús, es un misterio de adonde podría a ver se ido, porque nunca lo encontré y solo recuerdo que lo buscaba entre el pasto. Un recuerdo muy bonito y refrescante fue cuando nos llevaron a nadar, yo siempre me sentía muy emocionada por cosas de nada, pero ese día fue muy divertido, todos corriendo por todos lados y muchos colores de toallas regadas por el pasto, no recuerdo muy bien cómo fue ese día pero solo veía sonrisas por todos lados y eso me hacía sentir bien, lo último que recuerdo de ese día, es que salpicaba agua por todas partes en la pequeña alberca. ¡¡¡ES LA PRIMERA Y ÚLTIMA VEZ QUE PARTICIPO EN LA ESCOLTA!!!, nunca olvidare eso…pues tengo una foto que me lo recuerda, aunque creo que ahora esta por mi casa perdida, ese día es muy antiguo, pero recuerdo la sensación que tenía, eran nervios, pero a la vez estaba emocionada, yo quería llevar la bandera pero no fue así, aun así me conforme con el puesto que tenía, mi madre me decía que por más que me diera comezón no me tenía que mover, y era de esperarse que en mera ceremonia sentí comezón en mi oreja derecha, estuve a punto de rascarme pero no sé cómo, pero me controle, nunca olvidare ese día, tenía la mirada de todos en mí,…miedo. —Espero que me toque contigo— le había dicho a mi amiga el primer día que entramos a la primaria y nos estaban asignado a que grupo nos tocaría, de verdad quería que me tocara con ella, y también una buena maestra,…no fue así, mi mejor amiga le había tocado un salón diferente y me toco una maestra que…no tenía muy buena fama, al principio lo considere mala suerte, pero al enterarse mi mamá de la maestra que me había tocado, de inmediato me cambio al salón de mi amiga, no todo salía mal, aunque también primaria tubo sus problemas. Lloraba por tonterías como una de ellas fue que en primero que primaria, había roto un recorte que teníamos que pegar en nuestra libreta, tenía tanto miedo de que la maestra me regañara, que me puse a llorar, de verdad lo considero una…tontería pero solo tenía unos 5 años,…si, era una de las más chicas de mi salón. “ME ENAMORE!!”, claro que eso no puede ser, solo era una chiquilla de 5 o 6 años y ni sabía que era el amor, pero esa persona fue muy cariñosa conmigo, fue amor
  4. 4. a primera vista, de eso estoy segura, porque aunque él nunca me lo dijo, se rumoraba y todo lo decía por sus acciones, este “amor” duro aproximadamente unos 4 años, el susodicho se llama Marco, en las clases se sentaba a mi lado y para variar siempre quería estar conmigo en las clases de canto, cuando el maestro decía que por parejas, siempre me buscaba a mí, y tal vez otras cosas más pasamos, de las cuales la mayoría deseche, porque no me acuerdo, solo me acuerdo que le pregunte cuál era su fruta preferida. Algo que parecía ser divertido y emocionante, término convirtiéndose en una pesadilla, de la cual aprendí de ella, pero también reforzó mi dolor. Cuando tenía seis años, ya me faltaba al parecer un mes para cumplir siete años, mi madre decidió meternos a mi hermana mayor y a mí, en las vacaciones, a un curso en el CLUB ALPHA 3, estaba dividido por hombre y mujeres y por edades de 5-6 años, de 7-8, 9-10, 11-12 y de 13-14, por obviedad yo estaba en el curso de 5-6, al principio recuerdo los nervios que tenía, pero resultaron desvanecerse cuando empecé hacer amistades, a pesar de que era tímida, por un momento en mi vida me sentí muy feliz y orgullosa, pero así como vino la felicidad, también se fue, resulta que mi madre decía que era un grupo donde iban puros niños pequeños y que debería estar en el grupo de 7-8, y fue que me cambio de grupo, fue cuando inicio el dolor, ¿cómo es que una niña de seis años se podría adaptar a personas mayores que ella, y más si es débil y tímida?, por más que intentaba hacer amigos, nunca lo pude conseguir, en las actividades, me divertía yo sola como podía, hubo ocasiones en las cuales que ni siquiera me notaban y por eso me llegue a perder en las instalaciones, la verdad no recuerdo eso, pero mi hermana sí, me dijo que me había encontrado y estaba llorando cuando me perdía, lo cual no me sorprende, y siempre me acompañaba a mi grupo, con el cual, ya no quería estar, prefería que me tragara la tierra antes de regresar, pero no me quedaba otra opción, el único recuerdo que tengo de ese curso fue que, me vi obligada a cuidarme yo sola, sin el apoyo de nadie, lo cual, de verdad ahora, sé que podría sobrevivir sin nadie, pero no me refiero a la forma de tener vida, recuerdo que siempre era la primera en salir de la alberca para cambiarme rápido, porque si no, se olvidaban de mí, pero si entonces a esa edad hubiera tenido mente, no me importaría si me abandonaban, SI LAS PERSONAS SUPIERAN APRENDER A CONOCER A LOS DEMÁS, A PESAR DE TODO, CRÉANME QUE SERIAMOS MENOS ESTÚPIDOS, digo esto porque, los de mi grupo nunca se tomaron las molestias de conocerme, a pesar de que yo hacia el esfuerzo por hacer amistades, siempre me ignoraban, criticaban, etc. Pero yo también lo pasaba por alto, aunque por dentro me desmoronaba y ahora que comprendo mejor las cosas, puede que mi madre lo haya hecho para que aprendiera a convivir más con las personas, pero ese no era el método, en parte se lo agradezco porque aprendí muchas cosas, pero nunca olvidare la raíz de mi dolor y siempre que lo recuerdo, me da un vuelco en el corazón, pero también me da fuerza y sé que siempre fui fuerte, aunque nunca lo pude ver.
  5. 5. Conocí a más personas, pero deje de hablarles a otras, fue en cuarto de primaria, cuando mi madre decidió cambiarme de grupo porque le parecía mejor que me tocara otra maestra, al principio no quería, porque no conocía a nadie de otros salones y sabiendo cómo era, claro que me iba a costar trabajo, pero esta vez no fue para tanto, aún tengo esas cartas que me mandaban mis amigas diciendo que me extrañaban y que me querían mucho, al principio pasaba el receso con ellas pero mientras me acostumbraban a mi nuevo salón me hice amiga de muchas personas. Todos querían perseguirme y lo genial es que nadie me alcanzaba, cierto día mi grupo de quinto año, antes de entrar a las clases, decidimos jugar policías y ladrones, los hombres eran los policías y las mujeres las ladronas, era obvio que tan fácil nos iban a atrapar, siempre yo era una de las ultimas en atrapar porque corría muy rápido, en ocasiones estuve a punto de caerme y matarme en ese momento, por ir a gran velocidad, nos daban 10 segundo para correr y escondernos donde sea, la mayoría de mis compañeras se escondían en el baño, en cambio yo, corría hasta el otro edificio, para que me buscaran, ya solo faltan unas 3 niñas por atrapar y yo era una de ellas, pero estaba acorralada, me habían acorralado en el baño y no tuve más remedio que esperar un momento, quería en cualquier momento salir corriendo otra vez, solo que tenía a un compañero esperando a que saliera, estaba planeando mis tácticas de cómo escapar sin que me alcanza, mi respiración era tan agitada al igual que mi corazón, ya que siempre olvidaba cerrar la boca cuando corría, recuerdo que en esos momento quería un agua con hielo, entonces ocurrió, mi amigo se distrajo por ver algo, y aproveche el momento para correr, mi amigo a penas y se dio cuenta, me paso rozando, pero no me alcanzo, pero no contaba que al dar la vuelta al edificio me encontraría con otro compañero y me atrapara, fue un día muy divertido y agotador, casi siempre todos los días era así, y siempre terminaba sudando a cantaros. Mi sexto año de primaria fue muy emocionante, pero también preocupante, estaba tan feliz que iba a despedirme de mi primaria, pero también estaba preocupado porque iba a pasar a secundaria, y no sabía lo que me esperaba, barios decían que iba a ser muy difícil, pero cuando llegue ahí, fue totalmente lo contrario, en mi último año de primaria, también viví mi último día del niño, el cual disfrute muy poco pero con las personas perfectas, resulta que me enferme de varicela y no podía salir a ningún lado, cuando fue el día de niño, ya empezaba a aliviarme, pero de todos modos aun no podía salir, sin embargo mi madre, me sorprendió y me llevo a la escuela a disfrutar mi día, al principio no quería, pero después olvide que estaba enferma, llegue a la escuela y a la entrada me encontré con mis viejos amigos, donde todos se andaban “casando” solo por diversión, pero valla tonterías que hacíamos, estuve un tiempo con ellos, hasta que encontré a mis amigas de mi salón, nos subimos a todos los juegos y después comimos, pensaban que no iba venir, pero también se sorprendieron al verme, no recuerdo muy bien ese día, solo recuerdo que estaba corriendo por todas partes con la enfermedad.
  6. 6. Mi graduación fue muy bonita, a pesar de que sabía que tal vez nunca volvería a ver a muchas personas, odiaba los ensayos, la verdad solo era, que no quería marchar, nunca me ha gustado, pero no me quedaba otra opción, aún resuena en mi memoria el recuerdo de cuando mencionaron mi nombre y pase por mi diploma, fue como dar un paso más hacia mis logros y así fue, siempre decía que en la cena- baile, no iba a bailar pero esa tarde, no me contuve y no me importaba nada, así que me pregunte ¿Por qué no? y me lance hacia la pista, fui una de las ultimas en retirarme de la recepción, pues quería disfrutar mi momento con mis amigos y mi grupo, antes de que según iniciara mi infierno…pero con luz. Mi familia está conformada por 6 integrantes, mi papá: Jorge Luis Flavio Mejía Torres, mi mamá: Edith Martínez Guerrero, mis hermanas: Estefani y Yunuen Mejía Martínez, por mi mascota: Cejas que es un schnauzer y yo. Debo decir que mi familia me ha dejado muchas enseñanzas, pero que YO!! he aprendido por mi cuenta, aunque mi familia no lo note, tengo una mentalidad MUY diferente a la de ellos, la cual yo aprendí solo con observar. Siempre he tenido problemas con toda mi familia…excepto con mi mascota. Mis hermanas: claro que he tenido problemas con ellas y más con mi hermana mayor pero casi todas son por tonterías, cuando éramos niñas recuerdo que siempre me pegaba porque no guardaba los juguetes como era, y si me iba a acusar, de nuevo me volvía a golpear, un día llegue a mentir para que no la regañaran y se enojara conmigo, por lo cual ahora me arrepiento, pero a quien más iba a seguir, aun no tenía vida, y a pesar de los años, mi hermana no ha madurado, siempre quiere ganar la guerra a pesar de que todo esté en su contra, yo sin embargo, solo la ignoro, porque no discutiré por tonterías, aunque tampoco me gusta quedarme callada. Sin embargo la quiero, le doy consejos, y me platica de sus problemas, en ocasiones siempre me dice las cosas a mí antes que a mi madre, pero no sé si sea malo, pero yo, casi no le platico mucho. Con mi hermana menor, solo en ocasiones juego y bromeo con ella, pero en ocasiones me enojo con ella porque toca mis cosas, y nunca las deja en un lugar, en ocasiones hasta me grita y ni me respeta por ser mayor, y siempre me pone en contra de mis papás cuando la culpa es de ella, pero yo que discuto con un niña, pero si siempre la van a proteger, nunca aprenderá, y en su futuro no podrá lidiar con ello, también la quiero, por lo cual en ocasiones me enojo con ella porque llora pos cosas de que no se comparan con otras, y la verdad es que ese no es mi trabajo. Mis padres: creo que nunca acabaran los problemas, peleo más con mi madre que con mi padre, y la verdad, todas inician por dar mi opinión, mi punto de vista, creo que no les parece y por esa razón he perdido la confianza en mi familia, eso puede ser algo triste, pero por más que quiera dar mi confianza, no puedo, no me pueden obligar a cambiar, pero yo tampoco a ellos, cuando era una niña, en ocasiones me
  7. 7. regañaban porque no obedecía o porque rezongaba, pero ahora ya no es así, si algo no me parece, solo me guardo mis comentarios. Lo que cambiaría de mi familia serian muchas cosas, como es que cambien su actitud ante alguna situación que no tiene importancia, que no pelen por tonterías y que después de un rato se reconcilien, y que dejen de ser menos egoísta he ignorantes A pesas de nuestros malos entendidos, de nuestros problemas familiares, quiero a mi familia, la quiero mucho, siempre les doy la seguridad de que pueden contar con mi apoyo, a pesar de todo lo malo, le veo su lado positivo, la verdad es que no sabría cómo sería mi vida sin ellos, no sé si mejor o peor pero me alegra de que Dios me haya otorgado una gran familia a comparación de otras que pueden estar en una situación mucho peor a la mía. La secundaria…me dejo muchas enseñanzas pero también dolores, pero lo más importante es que encontré mi motivo por el cual estoy en este mundo… Mi primer año fue muy bonito, fue cuando descubrí que por dentro llevaba a la niña responsable y cumplida, creí que todo iba ser totalmente difícil, pero todo lo contrario, fue muy sencillo, recuerdo que al principio todos nos comportábamos como ángeles, pero no tardamos en alocarnos, a la mayoría les caían mal los maestros, por la cantidad de trabajos que dejaban, pero también los querían por su personalidad, al igual que yo, no me molestaba el trabajo, pues poco a poco me empecé a acostumbrar, pero ocurrió algo, que gracias a mi entusiasmo, los profes me empezaron a querer y no al revés, empezaron a tomarme cariño no solo por mi responsabilidad, sino que también por cómo era, en ocasiones me “obligaban” a decir cuál era mi materia favorita. —¡¡TODAS!! Siempre era mi respuesta, tal vez lo hacían para ver a quien quería más, pero esto también trajo envidia, enojo, y odio por parte de todos mis compañeros, no me importaba que dijeran de mí, pero en ocasiones si me hacían enojar, algo muy bonito que tengo fue cuando mi profesor Dany, nos había dicho a un compañero mío llamado Jorge y a mí, que por algo insignificante, nunca nos rindiéramos, que a pesar de todo continuáramos y nunca nos detuviéramos, esto nos lo digo cuando antes habíamos reprobado un examen, me alegro oír esas palabras, porque por dentro me sentía destrozada, pero sabía que tenía que ser fuerte y continuar mi camino, ¡NO POR UNA TONTERÍA TE VAS A DETENER!. Resulto que en todos los bimestres fui el primer lugar, al principio no me lo creía, era imposible!!, yo nunca creí toparme con esto, pero también era imposible es que las buenas calificaciones fueran mi futuro, y me costó demasiado, aferrarse a algo solo por no tener nada más, lo cual fue un total error, y aprendí a que las cosas
  8. 8. llegan a su debido tiempo si tienes esperanzas. Pero todo esto fue sino hasta segundo. Mi cuerpo de agua, si, estaba totalmente empapada después y antes de que realizará una exposición sobre las zonas turísticas de región Mixteca y Sierra Negra, fue mi último proyecto de primero, recuerdo todo como la palma de mi mano, era como una tipo feria, todos los grupos presentábamos cosas diferentes como gastronomía, vestimenta, etc. Pero de todas las regiones de Puebla. El organizador era mi tutor, y por lo tanto decidió ponernos a mi antiguo grupo al principio, para abrir la feria, todos creímos que por ser los primeros seriamos los primeros en irnos, pero todo lo contrario, desde que inicio la feria que fue desde aproximadamente a las 12:00, termine llegando a mi casa a las 11:00 ¡¡¡DE LA NOCHE!!! y para acabarla toda mojada de pies a cabeza, porque había llovido, por suerte no había llovido a cantaros, fui uno de los últimos equipos en pasar, pues el profe necesitaba calificarnos, lo disfrute mucho, recuerdo como las personas se paraban a escuchar nuestra exposición al igual que algunos maestros, todo era muy bonito y descubrí que cuando das todo tu esfuerzo, todo saldrá perfecto…pero igual terminaras mojado. El primer año de secundaria fue muy tranquilo y bello, hasta que me pasaron a la matutina, donde me toco el 2°D, al principio no quería, no quería despedirme de aquello que me hizo muy feliz, no quería volver a perder lo que ya tenía ganado, pero no me quedaba otra opción, levantarme temprano me costó demasiado, y aun lo sigue siendo, al principio todo era como vivir en un túnel obcuro, pero con luz, ya que el principio no fue muy bueno, nadie se tomó la molestia se acercarse a mí y conocerme, sin embargo poco a poco empecé a destacarme y mientras más avanzaba, ocurrían mayores cosas, conocí a personas de aquellas que siempre las llevaras en el corazón a pesar del lugar en donde estén, descubrí que una aventura puede iniciar con preguntar si te acompañan a la cafetería, grandes bromas viví en las cuales me sentí libre, como olvidar que podría pasar al decidir salir corriendo con mis compañeros para no tener clases, comprendí lo que era verdaderamente ver, al utilizar lentes, lo más torpe que pude hacer en segundo fue guiarme por mi inmadurez al tomarle importancia a cosas sin sentido, pero ocurrió algo, algo que desde que lo descubrí permanecerá eternamente en mi vida encontré el corazón de la vida…mi pasatiempo favorito, me fui enamorando poco a poco a la literatura, me encantaba leer, nunca creí que la literatura me llegara a gustar tanto, nunca olvidare mis primeros libros, recuerdo como “Los Juegos del Hambre” me pedían a gritos que los leyera, sino hubiera sido porque me cambie de turno, apuesto que aún no hubiera encontrar algo más que hacer y que principalmente encontraría mi objetivo de estar en este mundo. Tercer año de secundaria se me fue muy rápido, no recuerdo que paso en los primeros bimestres, solo recuerdo que gracias a la influencia de mis compañeros
  9. 9. me sentía más liberada de mis obligaciones, y ya era necesario tomarme un respiro, me empecé a llevar más con mis compañeros, a través de que les explicaba cosas que no sabían o algo así, o dependiendo de cómo nos ponían sentados, todos se llevaban la impresión de que estaba mal del cerebro cuando les tocaba cerca de mí, conocí nuevas cosas en ciertas materias que nunca me habían dado, como química y…ya, opino que lo que sí pudo a ver faltado en este último año fueron las travesuras en grupo, pero unas cuantas si las viví con mis amigos, que nunca se olvidaran, nuestro último viaje al parecer fue a six flags, fue muy divertido porque fuimos a mediados de noviembre, cuando estaba el festival del terror, todos queríamos quedarnos hasta las 12:00 pero no fue posible, pero el poco tiempo que estuvimos en la noche, lo disfrutamos al máximo al igual que nuestro miedo se apoderaba de nosotros, mi sueño empezó a crecer cada día más, hasta llegar al punto de que gritara al cielo por la emoción y mostrarle a desconocidos mi emoción, nunca podré olvidar toda la presión que sentía al entregar los proyectos a tiempo o de aprenderme algo para un examen o una exposición, agradezco a todas esas personas que por muy poco que me hayan aportado en mi vida, ahora forman parte, extrañare a muchos de mis amigos, tanto como los que se cambien de escuela por los que se quedan y por los que nunca me hablaron y por los que aprendieron a quererme, a todos les deseo lo mejor del mundo, pero al igual lo peor, para así asegurarme de que siempre tengan en mente que todo no es fácil, pero que pueden superarlo si se lo proponen, definitivamente la secundaria nunca la olvidare porque a pesar del dolor lo que más se destaco fue cuando empecé a vivir. ¡¡CLARO QUE HE CAMBIADO!!, y yo diría que demasiado, por más que pase poco tiempo, cada día cambio, ya no soy esa niña que sentía temor por todo, que lloraba por las noches en mi almohada, ya no me dejo llevar por lo que me dicen los demás, y me alegra que he cambiado para bien, he cambiado como físico y psicológico. El fuego es un arma de destrucción, simboliza respeto, poder y valentía,…yo soy fuego, cálida en tu corazón, hoy te doy esperanzas, mañana sueños y amor, ilumino el camino de aquellos que me necesitan, si te caes yo NO te levantare…primero te enseño como, NO te tengo compasión…pues quiero hacerte fuerte, primero te mato…después te doy vida, destruyo…destruyo aquellas tristezas y el dolor que hay en las personas que amo, quemo todo lo que no sirve y no tiene importancia del pasado, admiración…gracias a mis sacrificios, logros y éxitos, mi fortaleza para todo lo que pueda venir…es mi poder, enfrentarme a lo que parece invencible, resolver mis problemas con firmeza, y lo mejor, nunca huir…es mi valentía...ahora dime ¿sigo siendo fuego?. Mi físico: he cambiado muchos en los últimos años, pues a finales de año pasado empecé a usar lentes pues empecé a dejar de ver de lejos, también me han crecido mis ojos obcuros, cachetes, orejas y nariz, ahora estoy más alta, soy flaquita, aunque soy una tragona, mi cabello es una mezcla de negro con unos mechones cafés y mi piel es morena, mis pies y manos son suaves y siempre están pálidos/as, talvez porque no circula mucho la sangre y porque siempre están fríos/as, muchos
  10. 10. me dicen que no he cambiado nada, pero yo creo que no es así, en parte si, pues son notorios, ya que es cualquier cambio que tiene un adolescente, lo cual odio pero tarde o temprano tenía que pasar y pues me gusto tal y como soy. Mi mente: es enorme la diferencia, ya que en mi primaria creía ser alguien ya dispuesta para todo, pero ahora con el paso del tiempo he visto que no es así, principalmente he madurado, tengo un punto de vista que muy pocos llegan a comprender, aunque no es imposible, me considero una persona que tiene un pensamiento más grande que el de los adultos, siento que al conocer a una persona, puedo ver todo en su interior a pesar de que no me lo haya dicho, solo con oír su voz, acciones y opiniones, tomo las cosas importantes con gran responsabilidad y seriedad, pero he empezado a vivir esa etapa de locura en el cual no me importa lo que digan los demás, pues me siento libre y es más fácil de expresarme, lo más bonito que me puedo pasar es experimentar nuevas emociones que según yo no existían, me gusta ser inteligente, pero más que nada soy responsable, puede que mi pasado no haya sido como quisiera, pero siempre hay un nuevo día para todo, me encanta tener una actitud positiva a lo negativo pero en ocasiones no se pude ser así, me callo mi dolor, ya que, no me gusta defenderme con violencia y groserías, pero como ahora es así en todo el mundo, solo prefiero ignorar y pasar el dolor con una profunda respiración y siempre recordarme quien soy, eso me ha ayudado a continuar con mi camino. Me considero esa persona en la cual cada persona debería tener en su vida, ya que llego a dar ese cariño que necesitan, dar esos momentos de diversión y locura, y también no solo un hombro para llorar sino que también lo más importante…mis palabras. ¿Cómo te describirías en una palabra?...”loca” o “diferente”, es como yo me puedo expresar y sentirme libre, a mis amigos no les molesta por lo cual aún me puedo soltar mas, en la escuela y en casa soy totalmente diferente, dijo ¿Quién no?, ya que en casa siento que no me expreso como realmente me siento y soy, por ciertos problemas, pero aun así prefiero continuar con mi vida “Si antes de correr, olvidar y desaparecer, antes de hablar y herir, después caer y levantarnos. Por qué no caminas junto a mí de la mano solo, sin decir nada, solo basta estar aquí, suficiente con mirarnos.” “No es para mí, vivir así, tal vez si es para ti, ¿qué vas a decidir? Si hay diez mil maneras de olvidar, de rescatarnos e intentar contarnos siempre la verdad ¿por qué decir que no? Si hay diez mil silencios que evitar, ningún secreto que ocultar, no hay por qué decir que no…” 10 mil maneras, David Bisbal
  11. 11. Esta canción más que nada, me gusta la letra, la mayor parte de lo que dice la letra es lo que yo quiero para los demás y es así como yo pienso, y como quiero vivir mi libertad, me alegra de que haya encontrado esta canción, cada vez que la oigo, recuerdo todo por lo que he luchado, es lo mismo pero en otras palabras y con ritmo, estoy en procesos de aprendérmela completa y se ha vuelto en una de mis favorita, si quieren pueden escuchar lo demás y todo lo que dice verán que es cierto. He cambiado gracias a que he descubierto mi verdadero motivo, de porque estoy en este mundo, yo siempre le rogaba a Dios que me diera una señal de que iba a ser en este mundo, nunca le encontraba sentido de porque tenía vida, hasta que por fin reaccione, fue como a ver estado en un cubo de hielo cálido, que ahora ese hielo está roto, está roto por mis manos, pero nunca creí que desde pequeña era la raíz de lo que apenas está naciendo, la verdad es que me he enamorado, y estoy dispuesta a ¡¡¡¡¡TOOODOO!!!!! Para lograrlo, me llena el alma cada vez que lo recuerdo, se ha convertido en mi distracción y mi ilusión, fue un deseo no pedido, al principio creí que sería algo absurdo, pero es totalmente lo contrario, nunca abandonare mis esperanzas, y ¿Qué es lo que rayos quieres?… influir en todos. Los amigos, (mis mantitos): Ana Elisa Cantero Rodríguez, Valeria Méndez Murias, Luis Daniel Martínez Hernández, Alix Fernanda Flores Vargas, Susana Pinto Montiel, Alejandra Huesca Ortega, Joaquín Furlón Rossano, Viridiana Herrera León, Jesica Romero Romo, Karla Juárez, Nuria María Sánchez Alcaide, etc. son todos unos…NACOS!!, gracias a todos ellos, he aprendido a hablar idioma naco, es muy gracioso oírlos, no importa en el orden que estén pues a todos los amo muchooo. Hemos pasado muchos momentos juntos, como salidas al cine, donde recuerdo que una tontería que hicimos fue tirar las palomitas cuando todavía no iniciaba la película, todos ya estábamos en nuestros asientos y Luis tomo las palomitas, estaba sentado a lado mío, pero entonces mientras Luis agarraba las palomitas yo alce mi codo, y así hice tirar medio bote de palomitas, estábamos literalmente envueltos en palomitas, y luego también en toda la sala rebotaban nuestras risas, y eso no fue todo nos reíamos por las tonterías que decíamos en media función y siempre nos terminaban callando. También nuestras travesuras han sido dentro de nuestra escuela, las únicas que recuerdo, todas pasaron en el laboratorio, estábamos haciendo una práctica que consistía en quemar ciertos objetos y observar su comportamiento, color, forma, y olor, entonces, teníamos que quemar un pesado de papel, ¡¡NO UNA HOJA DE PAPEL!!, pues si, los muy burros arrojaron la hoja de papel al fuego y de inmediato se quemó toda, y como había aire la hoja salió volando mientras se quemaba poco a poco, solo recuerdo los gritos de mi manta Vale, y algunas miradas clavadas en la tontería que habíamos hecho, lo único que sé, es que la hoja no quería apagarse con agua…¡¡POR ESTAR BAÑADA EN ALCOHOL!!.
  12. 12. “Tu mirada” de Reik, fue una de las canciones que cante a todo lo que da mi voz, con mi amigo Joaquín en medio de la clase de química, ese día estábamos en el laboratorio, por lo cual no muchas personas se dieron cuenta, recuerdo como había agarrado el batidor de mis amiga Nuria como micrófono, y nos pusimos a cantar, fue muy divertido, porque fue de la nada cuando me pregunto si me sabia una canción de Reik, tal vez fue porque me oyó cantar en voz baja y se animó a cantar conmigo, solo recuerdo el: — ¡SIELNCIO! —de mi amiga Nuria y las miradas extrañas de todos los que me veían toda alborotada. “Vales tanto, que hasta para ti eres demasiado”, esta pequeña, pero muy significativa frase, me la digo mi chiquitita, Jessi, después de que me hayan abandonado mis mantitos Vale y Luis en receso. —nunca estarás sola, y si horita se te acercan los golpeo con una papa—cuando me dijo esto, me di cuenta del tesoro que tengo a mi alrededor. También tengo a mi amiga Viri que la llamo “pollita” (es una larga historia), y a mi amiga Karly, agradezco a Dios que me las haya puesto a las tres en mi camino, para mi, ellas fueron una luz de esperanza, y llegaron cuando más las necesitaba, pasamos grandes travesuras, como que hace poco, inventamos el paso de “la jarafa”, da tanta risa que cada vez que lo veo, no aguanto la risa, siempre lo hacemos cuando estamos a solas. Sin que nadie nos vea, nos ponemos a practicarlo, y es aún más gracioso cuando nos descubren por la cara que ponen de, “llamen al manicomio”. “¡RECADO! El día lunes…”, había escrito en el pizarrón, pensaba poner que cierto día no iba a ver clases, pero en realidad todo era una broma, que estaba haciendo para todo el salón, estaba a punto de borrar el recado, cuando todos preguntaron ¿¡¡Qué, no hay clases el lunes!!? yo solo puse los ojos como platos, pero al poco rato me estaba riendo por los pobres que me creyeron. Y he vivido muchas cosas más traviesas, extrañas y divertidas con TODOS mi mantitos. Mi chico ideal…por desgracia no está aquí, ¡¡pero si existe!!, bueno al menos tengo la fe en que un día se aparezca y me sorprenda, lo que más me importa es su personalidad, pero para empezar, ¡¡¡¡¡QUE SEA MADURO!!!!!, claro que me gustaría salir con locuras, aventuras y diversión, pero que no me venga con sus tonterías de niño de primaria, ¡¡¡¡¡QUE SEA SEGURO!!!!!, no me gusta que se ande con rodeos, que me lo diga en mi cara si tiene algún problema, que este seguro de lo que va a decir, no me enojaría, porque al mismo tiempo me aseguro de que es honesto conmigo, lo cual es un aspecto que me interesa, ME GUSTARÍA QUE FUESE INTELIGENTE, y con eso me refiero también a que sea responsable, aunque no me importaría si es o no, pero que al menos se interese y se preocupe
  13. 13. por sus problemas, estoy de acuerdo en que no sepa algunas cosas, pero que no sea ignorante, que se tome las cosas sin tan preocupación, aunque no me vendría mal a mí también, que siempre tenga un tema de que hablar, y a la hora de que yo hable, no sea cortante conmigo, no le impido estar siempre conmigo, también que se divierta con sus amigos, pero que él no me lo impida a mí, que respete mis decisiones, nunca me cele, si me quiere dar algún regalo, que sea por su propia cuenta y no que yo le este diciendo, y por regalo quiero decir que no solo esa material, si quiere salir, que ambos paguemos, no me importa en qué nivel social se encuentre, y que siempre tenga un espíritu de fortaleza, aunque también de tristeza, ¡¡NO PORQUE SEA HOMBRE NO VA A TENER DEBILIDAD!!. De físico, eso sí, no conozco a nadie como él, aunque es lo que menos me importa, pero si consideraría algunos que otros detalles, me gustaría que tuviera el cabello castaños obcuro, rizado, no corto pero tampoco largo, me encantan los ojos claros y obcuros, pero que tenga una mirada…sorprenderte, me gustaría que fuera fornido y fuerte, que sea alto, (más alto que yo), y unas cuantas cosas más que ninguna persona normal pueda tener. Antes solo hubiera puesto que en mi futuro me deparara una buena salud, buenas calificaciones, una carrera, un trabajo, dinero, etc. Ahora no solo es eso, quiero que me lleve a la libertad y eso es de solo de una manera. Sacar bunas calificación y ser inteligente…no era mi futuro. Para mí, el viento me lleva hacia si mimo, es algo extraño pero yo me entiendo, pero viene relacionada con lo que siempre he querido encontrar en mi vida, mi sueño, es realizar mi historia en un libro y publicarla para que todo aquel que quiera la pueda disfrutar y se acuerde de mí, pero también quiero influir en sus vidas, no sé cómo sea mi futuro pero puedo ver mi historia publicada, de eso si estoy segura, mi sueño hecho realidad, ¡¡ES AHORA DONDE EL VIENTO ME ESTÁ LLEVANDO!!, en ocasiones solo quiero pasarme días escribiendo, sin parar y crear nuevas ideas que me dejen sin aliento, sé que en algún momento me voy a atorar pero no por nada del mundo me detendré, no sé si pienso estudiar la carrera de literatura para reforzar mis conocimientos para lograr lo que quiero, ya que no quiero solo realizar una cosa, ¡¡¡NO PUEDO HACER SOLO UNA COSA!!! a pesar de que tengo millones de ideas para crear todo, quiero hacer cosas diferentes solo por gusto, quiero tener en mi caminos grandes bromas y travesuras, quiero conocer nuevas culturas y viajar a través del mundo, conocer a más personas que siempre llevaras en el corazón, descubrir algo nuevo y extraordinario en el mundo, etc. Espero que en mi camino, Dios me libre de cualquier daño, accidente, que me impida continuar con lo que más deseo, y así lo deseo con todas la personas que me rodean, que encuentren su propósito, no desesperen, sé que muy pronto llegara, todos venimos a este mundo para hacer algo, también no solo el viento me conducirá a lo que deseo, espero que me pueda poner en el camino correcto para no cometer un error del cual después me pueda arrepentir, espero que me depara
  14. 14. un excelente futuro donde yo me pueda expresar sin que nadie me lo pueda impedir, quiero disfrutar en mis tiempos libres, ocuparme para, leer nuevas obras o escribir, espero tener mi casa propia de ensueño, quiero y tengo que aprender a dominar un poco el inglés o cualquier otro idioma, mi opción serial el alemán, pero solo lo que quiero es que el destino me sorprenda, enfrentarme a diferentes circunstancias, superar la guerra con sacrificio, pero obtendré la victoria, nuevas metas alcanzar y si continua así sé que poco a poco empezarán a construir a…Monserrat Mejía Martínez…continuara.

×