¿Quiénes son los demonios?

957 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
957
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
9
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

¿Quiénes son los demonios?

  1. 1. FANTASMAS, duendes, genios, demonios... Personas dediversas religiones creen en estos espíritus y los consideranmalignos, buenos, o ambas cosas a la vez. Otras, encambio, opinan que no son más que una superstición, unproducto de la imaginación. Ahora bien, ¿qué dice la Bibliasobre este tema?La Biblia enseña que el Creador mismo es un Espíritu y quesus primeras creaciones fueron espíritus, o ángeles (Juan4:24; Hebreos 1:13, 14). Además, habla de espíritusmalignos, a los que a veces llama demonios (1 Corintios10:20, 21; Santiago 2:19). Pero no enseña que Dios creara alos demonios. Entonces, ¿quiénes son, y de dónde salieron?
  2. 2. “Ángeles que pecaron” Cuando Dios creó a seres espirituales, los dotó de libre albedrío, es decir, de la capacidad de elegir por ellos mismos si hacer el bien o el mal. Por desgracia, tras la creación del ser humano, un número no especificado de ángeles optó por hacer el mal rebelándose contra Dios. El primer espíritu que se rebeló, el más infame, se convirtió en Satanás. “No permaneció firme en la verdad”, dijo Jesucristo (Juan 8:44). ¿Qué impulsó a Satanás a volverse contra Dios? Empezó a codiciar la adoración que le pertenece exclusivamente al Creador, actuó en conformidad con ese deseo y se erigió en un dios rival. De esta manera se hizo a sí mismo Satanás, palabra que significa “opositor”.
  3. 3.  Siglos más tarde, antes del diluvio universal, otros ángeles se unieron a él al abandonar su puesto en los cielos y materializarse en forma humana para vivir en la Tierra (Génesis 6:1-4; Santiago 1:13-15). Cuando vino el Diluvio, todo indica que “los ángeles que pecaron” se desmaterializaron y regresaron a la región espiritual (2 Pedro 2:4; Génesis 7:17-24). Andando el tiempo se les llegó a conocer como demonios (Deuteronomio 32:17; Marcos 1:34). Pero la situación de los ángeles desobedientes pasó a ser muy distinta de la que habían tenido antes de rebelarse. Judas 6 explica: “A los ángeles que no guardaron su posición original, sino que abandonaron su propio y debido lugar de habitación, [Dios] los ha reservado con cadenas sempiternas bajo densa oscuridad para el juicio del gran día”. En efecto, Dios no permitió que los demonios volvieran a tener los privilegios que antes habían disfrutado en el cielo. Más bien, los privó de toda iluminación espiritual echándolos en simbólicos “hoyos de densa oscuridad”.
  4. 4. “Extraviando a toda la tierra habitada” Aunque todo apunta a que los demonios no pueden materializarse de nuevo como seres humanos, siguen teniendo mucho poder y ejerciendo gran influencia sobre las ideas y la vida de la gente. De hecho, Satanás, junto con sus huestes demoníacas, “está extraviando a toda la tierra habitada” (Revelación [Apocalipsis] 12:9; 16:14). ¿De qué manera? En buena medida, a través de “enseñanzas de demonios” (1 Timoteo 4:1). Estas doctrinas falsas, a menudo de carácter religioso, han cegado la mente de millones de personas a la verdad sobre Dios (2 Corintios 4:4). Lo invitamos a considerar algunas de tales enseñanzas.
  5. 5.  La creencia de que los muertos siguen vivos. Por medio de apariciones, voces y diversos engaños, los demonios inducen a la gente a creer que los vivos pueden comunicarse con los muertos. Con ello también fomentan la mentira de que hay un alma que sobrevive a la muerte del cuerpo. Sin embargo, la Biblia afirma rotundamente que los muertos “no tienen conciencia de nada en absoluto” (Eclesiastés 9:5, 6). Puesto que „han bajado al silencio‟, ni siquiera pueden alabar a Dios (Salmo 115:17).
  6. 6.  La moral del “todo vale”. “El mundo entero yace en el poder del inicuo”, dice 1 Juan 5:19. Valiéndose de los medios de comunicación y de otros canales, Satanás y sus demonios promueven la maliciosa idea de que los seres humanos deben dar rienda suelta a sus más bajos deseos (Efesios 2:1-3). Por esa razón, el mundo de hoy está plagado de perversiones sexuales y de todo tipo de inmoralidad. Estas conductas llegan incluso a verse como normales, mientras que los principios bíblicos se suelen considerar anticuados o intolerantes.
  7. 7.  La creencia en el espiritismo. En cierta ocasión, el apóstol Pablo se encontró con una sirvienta poseída por “un demonio de adivinación [mediante el que] proporcionaba mucha ganancia a sus amos practicando el arte de la predicción” (Hechos 16:16). Pablo se negó a escucharla, pues sabía de dónde procedían sus dotes sobrenaturales. Además, no quería ofender a Dios, para quien son detestables todas las formas de espiritismo, incluyendo la astrología y la práctica de invocar a poderes ocultos (Deuteronomio 18:10-12).
  8. 8. Protéjase de los demonios ¿Cómo puede usted protegerse de los espíritus malignos? La Biblia responde: “Sujétense [...] a Dios; pero opónganse al Diablo, y él huirá de ustedes” (Santiago 4:7). Podemos seguir este mandato obedeciendo en nuestra vida las enseñanzas de la Biblia, el único libro sagrado que denuncia abiertamente a Satanás, los demonios y sus “artimañas” (Efesios 6:11, nota; 2 Corintios 2:11). La Biblia también nos dice que los espíritus malignos y todos los que se oponen a Dios dejarán de existir (Romanos 16:20). “Los rectos son los que residirán en la tierra, y los exentos de culpa son los que quedarán en ella”, asegura Proverbios 2:21. Fuente: www.watchtower.org

×