Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Ilustre y Benemérita
Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística
Fundada el 18 de abril de 1833
Primera Sociedad Científi...
Ilustre y Benemérita
Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística
Fundada el 18 de abril de 1833
Primera Sociedad Científi...
Ilustre y Benemérita
Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística
Fundada el 18 de abril de 1833
Primera Sociedad Científi...
Ilustre y Benemérita
Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística
Fundada el 18 de abril de 1833
Primera Sociedad Científi...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

1840 MARIANO OTERO MESTAS

778 views

Published on

Biografías de Miembros Ilustres de la SMGE MÉXICO

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

1840 MARIANO OTERO MESTAS

  1. 1. Ilustre y Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística Fundada el 18 de abril de 1833 Primera Sociedad Científica en América BREVES BIOGRAFÍAS DE CONSOCIOS ILUSTRES Página 1 de 4 GRUPO EDAM MÉXICO http://grupo-edam.blogspot.com MARIANO OTERO MESTAS (1840) Nace en Guadalajara, Jalisco en 1817 y muere en la Ciudad de México en 1850 fue uno de los continuadores del movimiento liberal del siglo XIX, con trascendentes logros sociales y políticos; sus avanzados planteamientos en materia de garantías individuales quedaron plasmados en la Constitución de 1857. Este 4 de febrero se conmemora el 192 aniversario de su natalicio. Tanto en la tribuna parlamentaria como en las páginas del periódico El Siglo XIX, Otero expresó sus ideas liberales. Su capacidad crítica lo llevó al análisis de la problemática social del país, en los que incluyó temas tales como la propiedad y las clases sociales. Producto de ese minucioso análisis, le hizo anticipar la agresión que más tarde sufriría nuestro país por parte de los Estados Unidos. La solución que Otero proponía a la situación por la que atravesaba el país, era la unificación nacional. Con una visión clara con relación a los acontecimientos internos y externos de México, propuso que a la denominación inicial de la nación mexicana "República popular representativa", se le añadiera la palabra "federal". Su propuesta no fue del agrado de los conservadores porque con ella se afectaban sus intereses, particularmente los de carácter religioso. El sector militar también se sintió agraviado porque Otero promovía la libertad de prensa. Fue en su natal Guadalajara, donde se graduó de abogado a la corta edad de 18 años. Estuvo dotado de una claridad de pensamiento único sobre los asuntos de la esfera pública y a sus 25 años fue electo diputado federal.
  2. 2. Ilustre y Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística Fundada el 18 de abril de 1833 Primera Sociedad Científica en América BREVES BIOGRAFÍAS DE CONSOCIOS ILUSTRES Página 2 de 4 GRUPO EDAM MÉXICO http://grupo-edam.blogspot.com Su pasión por la doctrina liberal europea le permitió alcanzar un rigor académico e ideológico muy notorio. Fue redactor de uno de los periódicos más importantes de la época: El Siglo XIX. Antes de cumplir los 25 años, en 1842, publica el “Ensayo sobre el verdadero estado de la cuestión social y política que se agita en la República Mexicana”, donde da a conocer un análisis de la situación social del país en 1821. Fue justo al término la guerra de Independencia, cuando exhibe una línea de pensamiento muy influida por Alexis de Tocqueville en lo concerniente a legalidad, control constitucional de leyes, el funcionamiento del Poder Judicial, el deslindamiento de las competencias federal y estatal y el análisis del modelo de juicio político existente en los Estados Unidos de Norteamérica. En ese mismo “Ensayo”, Otero expone conceptos muy apegados a la doctrina socialista utópica, muy al modo de Charles Fourier y de Saint Simon, al pretender analizar a la sociedad mexicana a partir de la distribución de la propiedad. Su intensa pero breve carrera pública hizo que gran parte de su pensamiento –aunque ya no viviera para verlo– quedara plasmado en la Constitución de 1857, la cual fue producto de profundas disertaciones históricas, jurídicas y filosóficas. Además de la labor de Otero, que pretendía una revisión exhaustiva en algunas disposiciones de la Carta Magna de 1824, fueron destacadas las aportaciones de Francisco Zarco y de Ponciano Arriaga. El 3 de junio de 1848, José Joaquín de Herrera fue declarado presidente constitucional, reemplazando a Antonio López de Santa Anna. Ya en el poder, De Herrera colocó a dos figuras que resultaron ser clave en su gabinete: Manuel Gómez Pedraza y Mariano Otero. Al segundo lo nombró Ministro de Relaciones Interiores y Exteriores. De entre los asuntos que exigieron la atención inmediata del nuevo ministro fue el de emprender la negociación diplomática que derivara en el reconocimiento de independencia de Texas, así como la entrega de la aduana marítima de Veracruz.
  3. 3. Ilustre y Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística Fundada el 18 de abril de 1833 Primera Sociedad Científica en América BREVES BIOGRAFÍAS DE CONSOCIOS ILUSTRES Página 3 de 4 GRUPO EDAM MÉXICO http://grupo-edam.blogspot.com Uno más: alusivo a una controversia con Inglaterra por el armamento que los indígenas de Yucatán obtenían de la colonia de Belice, y también le correspondió formalizar la reincorporación de Yucatán al pacto federal. Asimismo, un asunto diplomático de gran trascendencia fue el relacionado con el proyecto de colonización, que invitó a los emigrantes de los países europeos a poblar las tierras del norte de México. En su desempeño como ministro de Relaciones Interiores y Exteriores, Mariano Otero soportó las presiones de los acreedores particulares ingleses que exigían sus pagos a nuestro país que no habían podido saldarse durante el periodo de guerra. Otero renunció al Ministerio el 14 de noviembre de 1848. Junto con Manuel Crescencio Rejón, comparte el moldeado de una de las figuras de nuestro sistema jurídico más importantes, relativa a la defensa de las garantías individuales: el juicio de amparo, que constituye –incluso en nuestros días– el instrumento previsto en la Constitución para hacer cumplir la protección de las garantías respecto de todas las personas que estén dentro del territorio nacional frente a un acto de abuso de una autoridad. De tal forma, la llamada fórmula Otero consiste en el principio de relatividad de la sentencia de amparo, en el sentido de que los Tribunales de la Federación brindan protección constitucional solamente al caso particular que originó el proceso, sin pronunciarse respecto de la ley o acto que lo motivó. En opinión de Miguel Soto, los avanzados planteamientos que Mariano Otero trató de impulsar en materia de garantías individuales quedaron supeditados ante las condiciones de apuro político, a las que tuvo que darles prioridad en aras de mantener la unidad en los gobiernos en que participó. Para Rafael Sánchez Vázquez, en contraparte, el gran legado de Mariano Otero consistió en ser uno de los continuadores del movimiento liberal del siglo XIX, cuyo logro más importante fue el de acotar la esfera de actuación e influencia de la iglesia católica, al quitarle privilegios, exenciones y todos aquellos bienes que no eran indispensables para su ministerio; el control de la educación laica y gratuita por parte
  4. 4. Ilustre y Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística Fundada el 18 de abril de 1833 Primera Sociedad Científica en América BREVES BIOGRAFÍAS DE CONSOCIOS ILUSTRES Página 4 de 4 GRUPO EDAM MÉXICO http://grupo-edam.blogspot.com del Estado; el registro y control de los actos en materia civil y, principalmente, el no reconocer a ninguna religión como oficial. En 1850, el ex ministro de Relaciones Interiores y Exteriores –quien nació el 4 de febrero de 1817– fue víctima de cólera, enfermedad que puso fin a su vida el 31 de mayo de ese año. Fuente: CONACULTA publicado en Artes e Historia por Manuel Zavala y Alonso Otros sitios de interés: Mariano Otero Mestas: Padre del juicio de amparo, SEMBLANZA DE DON MARIANO OTERO por Ignacio Burgoa UNAM

×