La cenicienta - present tense stem changing

760 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
760
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La cenicienta - present tense stem changing

  1. 1. La Cenicienta
  2. 2. <ul><li>H ubo una vez una joven muy bella que no tiene padres, sino una madrastra, una viuda impertinente con dos hijas a cual es la más fea. </li></ul><ul><li>Es ella quien hace los trabajos más duros de la casa y como sus vestidos están siempre tan manchados de ceniza ( cinders ) , todos la llaman Cenicienta. Cuesta mucho limpiar y mantener la casa en orden y nunca tiene tiempo libre por si mismo. </li></ul>
  3. 3. <ul><li>U n día el Rey de aquel país anuncia que va a dar una gran fiesta a la que invita a todas las jóvenes casaderas ( of marriageable age ) del reino. No niega a ninguna joven, y pide que vengan todas a la fiesta participar en los festivales nacionales. </li></ul><ul><li>  </li></ul><ul><li>- Tú Cenicienta, no vas a ir - dice la madrastra-. - Prefiero que quede en casa para </li></ul><ul><li>fregar el suelo y preparar la cena </li></ul><ul><li>para cuando vuelven </li></ul><ul><li>tus hermanastras. - </li></ul>
  4. 4. <ul><li>L lega el día del baile y Cenicienta apesadumbrada (saddened) ve partir a sus hermanastras hacia el Palacio Real. Cuando se encuentra sola en la cocina no puede parar sus sollozos (sobs) . </li></ul><ul><li>  </li></ul><ul><li>- ¿Por qué voy a ser tan desgraciada? -exclama-. De pronto se le aparece su Hada Madrina. </li></ul><ul><li>- No te preocupes -exclama el Hada-. Tú también puedes ir al baile, pero con una condición, que cuando el reloj de Palacio suena las doce campanadas vuelves sin falta. Y tocándola con su varita mágica la transforma en una maravillosa joven. </li></ul>
  5. 5. <ul><li>L a llegada de Cenicienta al Palacio causa honda admiración. Al entrar en la sala de baile, el Rey queda tan prendado de su belleza que baila con ella toda la noche. Sus hermanastras no la reconocen y se preguntan quién sería aquella joven. No piensan que puede ser su propia Cenicienta. </li></ul>
  6. 6. <ul><li>E n medio de tanta felicidad empieza sonar en el reloj de Palacio las doce. </li></ul><ul><li>¡Oh, Dios mío! ¡Tengo que irme! –exclama -. </li></ul><ul><li>C omo una exhalación atraviesa el salón y baja la escalera y pierde en su huída un zapato de cristal, que el Rey recoge asombrado. No duerme nada el príncipe toda la noche, y despierta con un plan buscar su media naranja tan bonita. </li></ul>
  7. 7. <ul><li>P ara encontrar a la bella joven, el Rey declara que se va a casar con aquella que puede calzarse el zapato. Envía a sus heraldos a recorrer todo el Reino. Las doncellas se lo prueban en vano, pues no hay ni una a quien le queda bien el zapatito. </li></ul>
  8. 8. <ul><li>A l fin llegan a la casa de Cenicienta, y claro está que sus hermanastras no pueden calzar el zapato, pero cuando se lo pone Cenicienta ven con estupor que le queda perfecto. Recomienda el heraldo que se casan inmediatamente. </li></ul><ul><li>Y así sucede que el Príncipe se casa con la joven, gobiernan su reino y viven muy felices. </li></ul>
  9. 9. El fin

×