Selvicultura V Slidesh

4,000 views

Published on

Published in: Business, Technology
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
4,000
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
744
Actions
Shares
0
Downloads
259
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Selvicultura V Slidesh

  1. 1. SELVICULTURA V Presentaciones del Aula de Selvicultura Práctica 2007-2008 Juan Picos http://creativecommons.org/licenses/by/2.5/es/
  2. 2. FACTORES AMBIENTALES
  3. 5. FACTORES CLIMATICOS <ul><li>Precipitación (balance hídrico) </li></ul><ul><li>Los árboles obtienen el agua que necesitan para vivir exclusivamente de las precipitaciones siempre que no haya aportes hídricos especiales bien sean naturales (situaciones edáficas especiales – aprovechamiento capa freática, riberas…) o artificiales (riegos,…) </li></ul><ul><li>Según Serrada (2002) la precipitación caída puede descomponerse en </li></ul><ul><li>Intercepción: Evaporada directamente desde la copa </li></ul><ul><li>Escorrentía: Agua no infiltrada </li></ul><ul><li>Infiltración: Fracción que incrementa las disponibilidades hídricas del suelo </li></ul><ul><li>Evaporación: Pérdida directa desde el Suelo </li></ul><ul><li>Transpiración: Consumida por la planta y devuelta a la atmósfera desde las hojas </li></ul>
  4. 6. FACTORES CLIMATICOS <ul><li>Precipitación </li></ul><ul><li>La interpretación selvícola de los datos de las precipitaciones de una zona concreta necesita para su complemento un conocimiento detallado de las necesidades hídricas de las especies presentes, así como de los factores que en ellas influyen. </li></ul><ul><li>Como mínimo deberán evaluarse pues: </li></ul><ul><ul><li>Precipitación Total Anual </li></ul></ul><ul><ul><li>Distribución Temporal de la Precipitación </li></ul></ul><ul><ul><li>Precipitación en el periodo vegetativo </li></ul></ul><ul><ul><li>Necesidades hídricas durante periodo vegetativo (Evapotranspiración) </li></ul></ul>
  5. 7. FACTORES CLIMATICOS <ul><li>Precipitación (balance PPT-EPT) </li></ul>Árboles muertos por sequía Australia 2003 Foto: Battaglia
  6. 8. Crecimiento Corriente 2003 Crecimiento Corriente Condiciones climáticas medias Diferencia 50 km Battaglia, Almeida, O’Grady & Mendham 2006 P rocess-based model in Eucalyptus plantation management:
  7. 9. Michael Battaglia and Auro Almeida 2006 Modelling to support an industry: E. globulus plantation case study Simposio Iberoamericano del Eucalyptus globulus.
  8. 10. Jiménez, Vega, Pérez-Gorostiaga, Fonturbel, Cuiñas, Fernández. 2006. Evaluación de la transpiración de Eucalyptus glóbulus mediante densidad de flujo de savia y su relación con variable meteorológicas y dendrometricas DFS= Desnidad Flujo de Savia DPV = déficit de presión de vapor, determina la tasa de pérdida de agua de la planta, es decir el poder desecante del aire.
  9. 11. FACTORES <ul><li>Precipitación en periodo vegetativo </li></ul>PROCLI v 1.0
  10. 12. PROCLI v 1.0
  11. 13. <ul><li>Estimación del balance de agua (%) para el periodo (Sp-My) de la estación de Santiago de Compostela. Fuente: Adaptado de Calvo de Anta 1992. </li></ul>PRECIPITACIÓN = 1.151mm = 100 22 27 25 25 29 32 53 ETP Intercepción Escorrentía Reserva Drenaje 44 Escorrentía Reserva Drenaje 43 Escorrentía Reserva Drenaje ETP ETP Intercepción Intercepción ROBLE PINO EUCALIPTO 78 73 75
  12. 14. <ul><li>Estimación del balance de agua (%) para el periodo seco (Jl-Ag) de la estación de Santiago de Compostela. Fuente: Adaptado de Calvo de Anta 1992. </li></ul>PRECIPITACIÓN = 137 mm = 100 40 31 27 133 128 146 -73 ETP Intercepción Escorrentía Reserva Drenaje -59 Escorrentía Reserva Drenaje -73 Escorrentía Reserva Drenaje ETP ETP Intercepción Intercepción ROBLE PINO EUCALIPTO 60 69 73
  13. 15. FACTORES <ul><li>Precipitación horizontal </li></ul><ul><li>La precipitación horizontal se produce al entrar vientos cargados de humedad en contacto con densas masas forestales y producirse la condensación sobre los “obstáculos” que suponen hojas, ramas y ramillas de los árboles. </li></ul><ul><li>En determinados casos este tipo de precipitación puede ser significativo. Incluso en algunas zonas (Canarias Occidentales) puede llegar a superar en cantidad al aporte producido por la lluvia. </li></ul>
  14. 16. FACTORES <ul><li>Nieve </li></ul><ul><li>Los efectos de las precipitaciones en forma de nieve pueden ser: </li></ul><ul><li>Posibilidad de producir daños mecánicos como roturas de ramas y fustes, o incluso derribo de pequeños grupos de árboles (más frecuente en monte bravo y latizal) </li></ul><ul><li>Impedir el desarrollo de determinadas especies (quionófobas) al acortar la presencia de nieve el periodo vegetativo. </li></ul><ul><li>Favorecer el desarrollo de algunas especies (quionofilas) o a algunas clases de edad de poca talla, pues el manto de nieve aísla tejidos de la parte aérea de las bajas temperaturas del aire y de la presencia de herbívoros cuando la disponibilidad de alimento es baja. </li></ul>
  15. 17. <ul><li>Los daños por nieve se producen principalmente en los días con un alto contenido en humedad atmosférica y temperaturas cercanas a 0ºC durante los cuales la nieve presenta un peso especifico elevado. </li></ul><ul><li>Además de sobre árboles enfermos o debilitados , las roturas se producen preferentemente en árboles con pobre estabilidad individual (alto ínicde de esbeltez ) y con copas altas y estrechas . </li></ul><ul><li>El efecto de la nieve se agrava en condiciones de viento debido a la oscilación del árbol. </li></ul><ul><li>Si el suelo está húmedo el árbol tenderás a ser derribado. </li></ul><ul><li>Si el suelo está congelado el árbol tenderá a partirse. </li></ul>
  16. 18. Foto: skyandsummit
  17. 19. Foto: skyandsummit
  18. 20. Daños mecánicos por nieve en eucaliptales de A Mariña Lucense en 1997. Nótese exceso de esbeltez.
  19. 21. Daños mecánicos por nieve en eucaliptales de A Mariña Lucense en 1997. Nótese más afectación en pies más esbeltos.
  20. 22. Daños mecánicos por nieve en eucaliptales de A Mariña Lucense en 1997. Nótese más afectación en pies más esbeltos.
  21. 23. Daños por alud Foto: A. Steven Munson, USDA Forest Service, Bugwood.org
  22. 24. <ul><li>Daños en Pinus ponderosa posiblemente provocados por sal esparcida en carretera durante las nevadas </li></ul>Foto:   William M. Ciesla, Forest Health Management International, Bugwood.org
  23. 25. <ul><li>RAYO </li></ul>
  24. 26. <ul><li>Erich G. Vallery, USDA Forest Service – </li></ul><ul><li>SRS-4552, Bugwood.org </li></ul>Pinus taeda L.   Paul A. Mistretta, USDA Forest Service, Bugwood.org
  25. 27. Linda Haugen, USDA Forest Service, Bugwood.org Quercus alba L. Foto: :Randy Cyr, GREENTREE Technologies, Bugwood.org
  26. 28. FACTORES <ul><li>HR </li></ul>
  27. 29. FACTORES <ul><li>LUZ y RaDIACION </li></ul>
  28. 31. TEMPERAMENTO DE LAS ESPECIES FORESTALES BALANCE FOTOSÍNTESIS - RESPIRACIÓN FOTOSÍNTESIS NETA RESPIRACIÓN NETA 0 INTENSIDAD DE LA LUZ Adaptado de Florence (****) ---- ESPECIE TOLERANTE ---- ESPECIE INTOLERANTE Puntos de compensación de la luz Puntos de saturación de la luz
  29. 35. FACTORES <ul><li>SUELO </li></ul>Disponibilidad de Agua en función de la textura del Suelo (Fuente: Forestry Handbook – Karl F. Wenger)
  30. 38. <ul><li>Disponibilidad de Nutrientes en función del pH del Suelo </li></ul><ul><li>(Fuente: Forestry Handbook – Karl F. Wenger) </li></ul>
  31. 39. Outeiro de Rei – Comparación del efecto de la fertilización en E.globulus de 1 año
  32. 40. FACTORES <ul><li>TEMPERATURA </li></ul>Daños por heladas en repoblaciones de E.globulus en Litoral Oeste Uruguayo
  33. 41. <ul><li>Rotura por Helada (EEUU) Robert L. Anderson, </li></ul><ul><li>USDA Forest Service, Bugwood.org </li></ul>
  34. 42. FACTORES <ul><li>VIENTO </li></ul><ul><li>Los efectos son: </li></ul><ul><ul><li>Renovación de masa de aire (aporte CO 2 ,y reduciendo Tª) </li></ul></ul><ul><ul><li>Estimula transpiración y desecación </li></ul></ul><ul><ul><li>Si humedad es alta puede favorecer precipitación horizontal </li></ul></ul><ul><ul><li>Produce efecto mecánico de empuje afectando a arquitectura del árbol y pudiendo producir roturas, derribos, descalces. </li></ul></ul><ul><ul><li>Favorece polinización de especies anemófilas </li></ul></ul><ul><ul><li>Transporte de gotas de agua salada en proximidad de la costa. </li></ul></ul><ul><li>Las formaciones inducen efecto cortaviento en su interior y en zonas próximas </li></ul><ul><li>Aumento del riesgo de daños mecánicos tras intervenciones selvícolas muy intensas </li></ul><ul><li>La velocidad del viento crece con la distancia al suelo </li></ul>
  35. 43. 10X the tree height El arbolado como barrera cortaviento
  36. 44. Barrera Impermeable Barrera Permeable Caborn 1957 citado por Forestry & Society - Urban Forestry/Windbreaks-
  37. 45. Geiger 1950 citado por Forestry & Society Urban Forestry/Windbreaks- Very Dense D .-Permeable A .-Impermeable
  38. 46. Cortavientos en Cerro Largo - Uruguay
  39. 47. <ul><li>Efecto del Viento y los Claros en la masa </li></ul>Dirección del Viento
  40. 51. <ul><li>Las dos tormentas que asolaron Europa Occidental a finales de Diciembre de 1999 (denominadas Lothar y Martin) han creado una situación particularmente dramática en Francia, donde derribaron arbolado equivalente a más de 140 millones de m3 (aproximadamente la sexta parte de las existencias en pie), con unas pérdidas estimadas de entre 6.000 (Birot y Gollier, 2001) y 8.000 millones de euros. </li></ul><ul><li>En 1990 : 90 millones de m3 en Alemania. </li></ul>
  41. 53. <ul><li>Slovakia (Tatras) 2004 </li></ul><ul><li>Segun Edad Menores de 61 años (26.7% </li></ul><ul><li>Edad 61 – 80 años (28.5%), </li></ul><ul><li>Edad 81 – 100 años (23.0%) </li></ul><ul><li>Edad 101 – 120 (21.8%). </li></ul><ul><li>Según Especie Abeto (Picea abies) (81.5%), </li></ul><ul><li>Pino silvestre ( 8.8%) </li></ul><ul><li>Alerce ( 7.0%) </li></ul><ul><li>Abeto (Abies sp.) (1.5%) Otras menores en abedul y aliso </li></ul>REPORT ON STORM DAMAGES IN SLOVAKIA by the Ministry of Agriculture of Slovakia as of 27 January 2005
  42. 54. Daños por GUDRUN en Suecia – Enero 2005 – 75 millones de m3
  43. 55. Daños en pinar por Huracán Hugo Foto: Robert L. Anderson, USDA Forest Service, www.forestryimages.org
  44. 56. Daños en pinar por Huracán Hugo Foto: USDA Forest Service, www.forestryimages.org
  45. 57. Efecto del Katrina, (Mississippi). Pinar que habñia sido aclarado hacía 2 años Foto:Ricky Layson Photography, www.forestryimages.org
  46. 58. :Daños por viento en Pisz Forest Division, Polonia Foto: Gil Wojciech, Polish Forest Research Institute, www.forestryimages.org
  47. 59. Parte Oriental de los High Tatras / Eslovaquia Foto: M. Zubrick, Forest Research Institute - Slovakia, www.forestryimages.org
  48. 60. Mount Saint Helens, knock down in 20 km Foto: Joseph O'Brien, USDA Forest Service, www.forestryimages.org
  49. 61. Daños por viento salino en E.globulus Foto: San Román - Vicedo - Lugo
  50. 62. Daños por viento salino en E.globulus Foto: San Román - Vicedo - Lugo
  51. 63. Daños por viento salino en E.globulus Foto: Portocelo- Viveiro - Lugo
  52. 64. FACTORES <ul><li>FACTORES BIOTICOS </li></ul>
  53. 65. Alelopatía
  54. 66. <ul><li>Plagas y enfermedades </li></ul>
  55. 68. <ul><li>Mountain Pine Beetle: </li></ul><ul><li>8 millones de ha (400 millones de m 3 ) afectadas en Canadá </li></ul>
  56. 69. <ul><li>It's not always clear when a tree becomes a snag... This tree still has some foliage up top, but is clearly well on the way to becoming a true snag (standing dead tree). Trees like this provide habitat for a huge number of vertebrate and invertebrate species literally for decades after they die.  ESAGOR </li></ul>
  57. 71. <ul><li>Daños de Corzo en Pinus sylvestris </li></ul>
  58. 72. Grafico: Jerry Price, Georgia Forestry Commission, Bugwood.org Brinzal de pino dañado por conejos Foto:  John H. Ghent, USDA Forest Service, Bugwood.org
  59. 73. Daños por Castores – Siikaneva (Finlandia)
  60. 74. FACTORES <ul><li>FACTORES ANTROPICOS </li></ul>
  61. 75. FACTORES <ul><li>FACTORES ANTROPICOS </li></ul>Daños durante corta y saca de madera Foto:  Robert L. Anderson, USDA Forest Service, Bugwood.org
  62. 76. Factores antrópicos – Deposicion de contaminantes
  63. 77. <ul><li>INCENDIOS </li></ul>
  64. 78. <ul><li>La mera existencia de una u otra especie en una zona concreta no es tan determinante como la forma en la que se gestionan esas extensiones forestales, los usos que se le den, la relación que tenga la sociedad con el monte, etc. (CCG 2007). </li></ul><ul><li>Uno de los principales factores del comportamiento del fuego se refiere al estado de los combustibles vegetales existentes, más concretamente a su grado de combustibilidad, su cantidad, densidad, estratificación y humedad (Viger et al., 2004). </li></ul><ul><li>Entre las citadas condiciones de los combustibles, se ha demostrado que el contenido de humedad es una variable clave en la ignición y en el comportamiento del fuego (Van Wagner, 1967; Brown & Kenneth, 1979; Burgan et al., 1998; Chuvieco et al., 2002). </li></ul><ul><li>Es claro que alguna de las masas que se consideran menos afectadas por los incendios, vegetan naturalmente en áreas más húmedas, y por tanto suelen resultar tan afectadas como otras especies de zonas más secas y de peor suelo. (Vega 2007) </li></ul>
  65. 79. <ul><li>Especie Pirófita: Especie adaptada a sobrevivir tras los incendios. </li></ul><ul><li>Las especies arbóreas, tanto autóctonas como foráneas, más abundantes en Galicia y que más se usan en repoblación: Q. robur, Q. pyrenaíca, Betula pendula, P. pinaster, P. radiata, P. sylvestris y E. globulus, no son pirófitas en el sentido estricto del término, ya que sus rasgos adaptativos al fuego no fueron desarrollados de forma exclusiva debido a este, sino debido al estrés producido por la sequía, herbivorismo u otras causas. Algunas de estas especies, sin embargo, muestran cierta adaptación al fuego. (Carballas 2003). </li></ul><ul><ul><li>Ulex europaeus (toxo), Eucalyptus globulus y Arbutus unedo (Érvedo – Madroño), por su capacidad de rebrote y germinación tras el incendio, </li></ul></ul><ul><ul><li>Pinus pinaster , por la existencia de piñas serotinas, </li></ul></ul><ul><ul><li>Quercus suber (sobreira – alcornoque) por poseer una corteza aislante (corcho), </li></ul></ul><ul><li>  </li></ul>
  66. 80. <ul><li>Inflamabilidad: Facilidad con la cual un material puede arder, tanto espontáneamente por exposición a un ambiente de alta temperatura como a chispa o llama abierta. Incluye también la velocidad de propagación de una llama una vez se ha iniciado. Cuanto más fácil es la ignición, más inflamable es el material; los materiales que se encienden menos fácilmente se dice que son combustibles. (Hawley – Diccionario de Quimica y prod. quimicos – Ed. Omega) </li></ul>Es pues claro que el pirofitismo es meramente una característica adaptativa de las especies forestales que no tiene que estar directamente correlacionado con la inflamabilidad, la combustibilidad, la capacidad de propagación de incendios o la dificultad de las labores de prevención o extinción.
  67. 81. <ul><li>Los investigadores Nuñez Regueira, Rodriguez Añón y Proupin Castiñeiras del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Santiago de Compostela han desarrollado distintos estudios comparando los valores de la inflamabilidad y poder calorífico de las distintas especies forestales presentes en Galicia para el “diseño de estrategias para la prevención y lucha contra incendios forestales”. </li></ul><ul><li>Vease por ejemplo: </li></ul><ul><li>Núñez-Regueira, J.A. Rodríguez-Añón, J. Proupín-Castiñeiras, I. Núñez-Fernández (2001) Calculation of forest biomass indices as a tool to fight forest fires / Thermochimica acta.-- Vol. 378, no. 1-2 (2001) ; p. 9-25. </li></ul><ul><li>Núñez Regueira, Rodríguez Añón, Proupín, (2002) Calorimetry as a tool to design campaigns to prevent and fight forest fires originating from shrub species Thermochimica acta.-- Vol. 394, n. 1-2 (oct. 2002); p.279-287. </li></ul><ul><li>Núñez-Regueira, Rodríguez-Añón, Proupín-Castiñeiras (2000) Design of risk index maps as a tool to prevent forest fires in the humid Atlantic zone of Galicia (NW Spain) / Thermochimica acta.-- Vol. 349, n. 1-2 (2000) ; p. 103-119. </li></ul><ul><li>Rodríguez Añón (1994) Determinación del poder calorífico e inflamabilidad de la biomasa forestal gallega para su aplicación en la prevención de incendios forestales Tese-Universidade de Santiago-Departamento de Física Aplicada - Núñez Regueira, L.(dir.) </li></ul><ul><li>Proupín Castiñeiras (1998) Aplicación de la calorimetría para la determinación de índices de riesgo de diferentes biomasas forestales para su contribución a la prevención y lucha contra los incendios forestales [director, Lisardo Núñez Regueira] Tese-Universidade de Santiago de Compostela-Departamento de Física Aplicada </li></ul><ul><li>Núñez-Regueira, Rodríguez-Añón, Proupín-Castiñeiras (1998) Prevention of, and fight against forest fires through the elaboration of energy maps, and the use the energy contained in forest waste. International Conference on Forest Fire Research (3ª. 1998. Luso, Coimbra).-- Forest fire research : III International conference on forest fire research and 14th Conference on fire and forest meteorology : Luso, Coimbra, 16-20November 1998, Portugal / edited by D.X. Viegas.-- Coimbra : ADAI, 1998.-- Vol. 2, p. 2227-2242. </li></ul>
  68. 84. Según se ha comprobado mediante el análisis de los incendios entre 1996 e 2005 en Portugal y los ocurridos en Galicia en 2005 y 2006 los grandes incendios tienden a ser poco selectivos y que la proporción de áreas ardidas guarda una buena correlación con la proporción en la que un tipo de cultivo o masa forestal se encuentra en el territorio afectado.
  69. 85. Es evidente que, la propia labor de los servicios de extinción estará muy encaminada a impedir que los incendios afecten “aleatoriamente” a las superficies que se encuentre por el territorio. Es decir, como este año ha sido muy patente, la defensa de determinadas áreas (urbanización, industria, etc.) será prioritaria respecto a otras. Por eso si realizamos la comparación de porcentajes de afección solo para los usos forestales será mas fácil comprobar los poco selectivos que son los resultados de los incendios de 2005 y 2006.

×