Librería serret auspiciará un certamen literario para escolares diariodeteruel-01-03-14

159 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
159
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Librería serret auspiciará un certamen literario para escolares diariodeteruel-01-03-14

  1. 1. Diario T eruel de •CULTURA T Sábado, 1 de marzo de 2014 35 Librería Serret auspiciará un certamen literario para escolares Su objetivo es que los niños recuperen los modos de vida del ámbito rural M. A. A. G. Teruel La librería Serret de Valderrobres auspiciará un certamen de literatura escolar como otra de las patas del proyecto global de promoción cultural del mundo rural que está llevando a cabo, y que de momento incluye cuatro premios literarios de prosa y uno de poesía, creados por la propia librería, que además colabora con el I Certamen d’Art #3territoris, cuyo ganador creará los galardones para los relatos vencedores del concurso literario. El certamen literario escolar sería una primera conclusión de un proyecto que se está madurando entre Octavio Serret, propietario de la librería, y Jesús Calvo, director del Colegio Público de Valderrobres. Según explica Serret, “desde que fueron presentados los premios literarios de escritores adultos, muchos chavales de los CRA, sobre todo el de La Fresneda, se entusiasmaron y ellos mismos pidieron participar en un concurso”. Promoción del mundo rural El proyecto se articularía a través primero de un programa de actividades en el colegio público de Valderrobres, que cuenta con unos 120 chavales de entre 6 y 12 años, aunque “sería exportable a toda la comarca del Matarraña, si Miguel Ángel Artigas Gracia Teruel El Conservatorio Profesional de Música de Teruel fue ayer escenario de un concierto en homenaje al maestro Paco de Lucía, fallecido el pasado martes en México, que corrió a cargo de la guitarra de Rafael Hoces Ortega, profesor del Conservatorio Profesional de Música Ángel Barrios, de Granada, y del violín de Ana María Gorbe, profesora en el Conservatorio turolense. El granadino, antes de arrancar las primeras notas a su guitarra ante un nutrido público, glosó la importancia que ha tenido Paco de Lucía en el mundo de la guitarra, instrumento al que dotó de identidad propia: “Paco de Lucía comenzó a experimentar y a componer y fue capaz de separar la guitarra del cantaor que hasta entonces siempre le había acompañado, convirtiéndolo por primera vez en un instrumento solista. Después de él una guitarra podía ser la voz principal con una flauta, un violín o cualquier otro instrumento”, explicó. los colegios se implican, y más adelante incluso al resto de Aragón”. El objetivo fundamental consiste en motivar a los chavales, mediante actividades lectivas, para hablar con sus padres y con sus abuelos para recopilar historias sobre los modos de vida tradicionales y plasmarlos en forma de relatos. “Tenemos que promocionar los modos de vida que han existido en el mundo rural, porque si no volvemos a nuestros orígenes no sé dónde vamos a acabar”, asegura Octavio Serret. En este sentido, el propietario de la librería de Valderrobres está convencido de que un proyecto e este tipo “no solo servirá para exportar el modo de vida rural a la gente de las ciudades, sino también, y sobre todo, para que los propios chavales sepan de donde vienen, conozcan su mundo y puedan sentirse orgullosos de lo que son”. No hay nada de malo en las nuevas tecnologías y en la velocidad con la que avanza la sociedad actual, pero para Octavio Serret, profundamente comprometido con la cultura y con su territorio, uno de sus efectos colaterales es que “los chavales que ahora tienen seis, siete u ocho años no tienen el contacto que pude tener yo con mis padres o mis abuelos”, y eso está haciendo que costumbres, historias, mo- Octavio Serret, propietario de la librería Serret de Valderrobres dos de vida, tradiciones y hasta lugares corran el peligro de caer en el olvido. “Estamos cerrando ideas sobre como se puede plantear el programa para el curso que viene”, subraya Octavio Serret, “pero si de aquí a que termine el actual curso los chavales están motivados y quieren investigar, preguntar, hablar con sus familias y escribir, no tenemos que ponerles trabas sino todo lo contrario”. Entre las ideas que baraja Oc- tavio Serret está agrupar en un volumen todos los relatos, “toda la creación literaria que se obtenga de los chavales hablando del pasado, del presente y del futuro de los pueblos, para ellos mismos y para sus familias, y luego recopilar los mejores textos y publicar un libro para el público en general”. En cualquier caso, Serret destaca que “yo puedo motivar, convocar mesas redondas, charlas, o aportar ideas, pero quienes real- El Conservatorio de Teruel honra a Paco de Lucía Imagen de la primera parte del concierto, con Rafael Hoces a la guitarra. M. A. mente tienen que implicarse son los responsables de los centros educativos”. Por el momento varios de los centros y de los CRA con los que se ha puesto en contacto han mostrado su predisposición y su entusiasmo a poner en marcha el proyecto. Un proyecto integrador, que pretende de los niños del ámbito rural recuperen la identidad que han heredado del pasado, para darla a conocer al exterior, que buena falta hace. Según Hoces, puede haber controversia sobre quién es el segundo o el tercer mejor maestro de guitarra flamenca, pero existía absoluto consenso en que “Paco de Lucía era el primero, el que más alto estaba, y además la altura que tenía sobre el resto era enorme”. Más allá de la pérdida personal, la muerte del maestro gaditano deja huérfanos a todos los guitarristas contemporáneos, “que ya no sabemos bien dónde mirarnos”. Hoces comparó a De Lucía con Wagner o Mozart, en el sentido de que “cuando eres coetáneo a un maestro de esa talla te sientes muy afortunado, aunque su pérdida es más dolorosa”. “No tanto por lo que ha hecho y por lo que Paco ha sido”, explicó, “sino sobre todo por todo lo que tenía que dar en el futuro”. Paco de Lucía contaba 66 años a su muerte, y en opinión de Hoces, “todavía tenía muchos años por delante para tocar, para componer, para grabar discos y para seguir investigando sobre el mundo de la guitarra”.

×