Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Consumo como “el conjunto de procesossocioculturales en que se realizan la apropiación ylos usos de los productos” (García...
La problemática del consumo cultural surge como nuevo enfoque de la   recepción y se transforma, por un lado, en reflexión...
Los bienes culturales implican una relación de coproducción entre el autor yel público, y que el bien no se agota al ser c...
El consumo se entiende entonces como:   el lugar de la reproducción de la fuerza de trabajo y de la    expansión del capi...
Se define consumo culturalcomo “el conjunto de procesos deapropiación y usos de productos enlos que el valor simbólico pre...
Sus características fundamentales --la heterogeneidad y la hibridación de  consumos debidas en parte a la expansión y dive...
Para García Canclini, el consumo llega a brindar una idea de nación, ya  que esta “es, en parte, una comunidad hermenéutic...
En un trabajo reciente, García Canclini (2007) se refiere al vínculo entre  consumo y ciudadanía como un juego complejo ya...
Consumo  cultural
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Consumo cultural

12,065 views

Published on

  • Be the first to comment

Consumo cultural

  1. 1. Consumo como “el conjunto de procesossocioculturales en que se realizan la apropiación ylos usos de los productos” (García Canclini, 1991) En Argentina es a partir de los años ochenta que algunos antropólogos comienzan a explorar las relaciones culturales urbanas que proceden de las comunicaciones y consumos masivos; primero, en su vinculación con las culturas populares y luego, en cuanto a los efectos de la cultura audiovisual en las prácticas (García Canclini y Rosas Mantecón, 2005).
  2. 2. La problemática del consumo cultural surge como nuevo enfoque de la recepción y se transforma, por un lado, en reflexión teórica y, por otro, en eje de investigaciones en las que se exploraban los hábitos, comportamientos o gustos de los entrevistados en el consumo de medios, la relación entre ocio, prácticas y consumos culturales, y uso del tiempo libre. Canclini sostiene que “lo que llamamos necesidades –aun las de mayor base biológica- surgen en sus diversas ‘presentaciones’ culturales como resultado de la interiorización de determinaciones de la sociedad y de la elaboración psicosocial de los deseos. La clase, la etnia o el grupo al que pertenecemos nos acostumbra a necesitar tales objetos y a apropiarlos de cierta manera” (1992). Lo necesario cambia históricamente.
  3. 3. Los bienes culturales implican una relación de coproducción entre el autor yel público, y que el bien no se agota al ser consumido, sino que en muchoscasos se sigue recreando por largo tiempo. Las características de este procesohacen que escape a la lógica estrechamente económica del consumo, aunqueel mismo se ubique en el terreno comercial. En este sentido, la noción de consumo “se combina con otras prácticas: • comportamientos, • hábitos, • preferencias, • usos, • gustos.
  4. 4. El consumo se entiende entonces como: el lugar de la reproducción de la fuerza de trabajo y de la expansión del capital; el lugar donde las clases y los grupos compiten por la apropiación del producto social; el lugar de la diferenciación social y la distinción simbólica entre los grupos; el sistema de integración y comunicación; el escenario de objetivación de los deseos, y el proceso ritual.
  5. 5. Se define consumo culturalcomo “el conjunto de procesos deapropiación y usos de productos enlos que el valor simbólico prevalecesobre los valores de uso y de cambio,o donde al menos estos últimos seconfiguran subordinados a ladimensión simbólica” (Canclini, 1999)
  6. 6. Sus características fundamentales --la heterogeneidad y la hibridación de consumos debidas en parte a la expansión y diversificación de los mercados-- no eliminan las desigualdades sociales, que “se manifiestan y reproducen en las distinciones simbólicas que separan a los consumidores” (1999). Según el autor, “la historia de los consumos muestra una interacción dinámica, abierta y creativa entre (varios) proyectos de modelación social y (varios) estilos de apropiación y uso de los productos”. El consumo de bienes culturales está mediado por algunos “escenarios reinterpretadores”, como la familia, la escuela o el barrio, que condicionarán los “movimientos de asimilación, rechazo, negociación y refuncionalización”.
  7. 7. Para García Canclini, el consumo llega a brindar una idea de nación, ya que esta “es, en parte, una comunidad hermenéutica de consumidores. Aún los bienes que no son compartidos por todos son significativos para la mayoría. Las diferencias y desigualdades se asientan en un régimen de transacciones que hace posible la coexistencia entre etnias, clases y grupos” (1999). Sin embargo, la agudización de la segmentación desigual de los consumos afecta indudablemente la democratización política y la participación de la mayoría. Para este autor, el estudio de los consumos culturales resulta de importancia estratégica para reflexionar acerca del tipo de sociedad que queremos y cómo participamos en la construcción social de sentidos.
  8. 8. En un trabajo reciente, García Canclini (2007) se refiere al vínculo entre consumo y ciudadanía como un juego complejo ya que algunas formas de expansión del consumo, como Internet o la escolaridad media y superior, crean mejores condiciones para ampliar repertorios culturales y estéticos.Si bien en el texto mencionado, García Canclini advierte sobre el problema de sobreestimar los cambios de hábitos culturales generados por las innovaciones tecnológicas, la “tecnosocialidad” muestra que los recursos inalámbricos de comunicación se convierten en contextos, condiciones ambientales de formas de ser, valores y acontecimientos.

×