Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Textos recorrido géneros

9,637 views

Published on

textos 6to año

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Textos recorrido géneros

  1. 1. Literatura 6ºDejar de ser mono de Augusto MonterrosoEL espíritu de investigación no tiene límites. En los Estados Unidos y en Europa han descubierto a últimas fechas queexiste una especie de monos hispanoamericanos capaces de expresarse por escrito, réplicas quizá del mono diligente que afuerza de teclear una máquina termina por escribir de nuevo, azarosamente, los sonetos de Shakespeare. Tal cosa, como esnatural, llena estas buenas gentes de asombro, y no falta quien traduzca nuestros libros, ni, mucho menos, ociosos que loscompren, como antes compraban las cabecitas reducidas de los jíbaros. Hace más de cuatro siglos que fray Bartolomé de lasCasas pudo convencer a los europeos de que éramos humanos y de que teníamos un alma porque nos reíamos; ahoraquieren convencerse de lo mismo porque escribimos.Instrucciones para llorar, de Julio CortázarInstrucciones para llorar. Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto unllanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio uordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estosúltimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginaciónhacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en unpato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto,se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del sacocontra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------Baby H. P., de Juan José ArreolaSeñora ama de casa: convierta usted en fuerza motriz la vitalidad de sus niños. Ya tenemos a la venta el maravilloso Baby H.P., unaparato que está llamado a revolucionar la economía hogareña.El Baby H.P. es una estructura de metal muy resistente y ligera que se adapta con perfección al delicado cuerpo infantil, mediantecómodos cinturones, pulseras, anillos y broches. Las ramificaciones de este esqueleto suplementario recogen cada uno de losmovimientos del niño, haciéndolos converger en una botellita de Leyden que puede colocarse en la espalda o en el pecho, segúnnecesidad. Una aguja indicadora señala el momento en que la botella está llena. Entonces usted, señora, debe desprenderla yenchufarla en un depósito especial, para que se descargue automáticamente. Este depósito puede colocarse en cualquier rincón dela casa, y representa una preciosa alcancía de electricidad disponible en todo momento para fines de alumbrado y calefacción, asícomo para impulsar alguno de los innumerables artefactos que invaden ahora los hogares.De hoy en adelante usted verá con otros ojos el agobiante ajetreo de sus hijos. Y ni siquiera perderá la paciencia ante una rabietaconvulsiva, pensando en que es una fuente generosa de energía. El pataleo de un niño de pecho durante las veinticuatro horas deldía se transforma, gracias al Baby H.P., en unos inútiles segundos de tromba licuadora, o en quince minutos de músicaradiofónica.Las familias numerosas pueden satisfacer todas sus demandas de electricidad instalando un Baby H.P. en cada uno de susvástagos, y hasta realizar un pequeño y lucrativo negocio, trasmitiendo a los vecinos un poco de la energía sobrante. En losgrandes edificios de departamentos pueden suplirse satisfactoriamente las fallas del servicio público, enlazando todos losdepósitos familiares.El Baby H.P. no causa ningún trastorno físico ni psíquico en los niños, porque no cohíbe ni trastorna sus movimientos. Por elcontrario, algunos médicos opinan que contribuye al desarrollo armonioso de su cuerpo. Y por lo que toca a su espíritu, puededespertarse la ambición individual de las criaturas, otorgándoles pequeñas recompensas cuando sobrepasen sus récords habituales.Para este fin se recomiendan las golosinas azucaradas, que devuelven con creces su valor. Mientras más calorías se añadan a ladieta del niño, más kilovatios se economizan en el contador eléctrico.Los niños deben tener puesto día y noche su lucrativo H.P. Es importante que lo lleven siempre a la escuela, para que no sepierdan las horas preciosas del recreo, de las que ellos vuelven con el acumulador rebosante de energía.Los rumores acerca de que algunos niños mueren electrocutados por la corriente que ellos mismos generan son completamenteirresponsables. Lo mismo debe decirse sobre el temor supersticioso de que las criaturas provistas de un Baby H.P. atraen rayos ycentellas. Ningún accidente de esta naturaleza puede ocurrir, sobre todo si se siguen al pie de la letra las indicaciones contenidasen los folletos explicativos que se obsequian en cada aparato.El Baby H.P. está disponible en las buenas tiendas en distintos tamaños, modelos y precios. Es un aparato moderno, durable ydigno de confianza, y todas sus coyunturas son extensibles. Lleva la garantía de fabricación de la casa J. P. Mansfield & Sons, deAtlanta, Ill.
  2. 2. Literatura 6º Test, de Nicanor Parra Qué es un antipoeta: Un comerciante en urnas y ataúdes? Un sacerdote que no cree en nada? Un general que duda de sí mismo? Un vagabundo que se ríe de todo Hasta de la vejez y de la muerte? Un interlocutor de mal carácter? Un bailarín al borde del abismo? Un narciso que ama a todo el mundo? Un bromista sangriento Deliberadamente miserable Un poeta que duerme en una silla? Un alquimista de los tiempos modernos? Un revolucionario de bolsillo? Un pequeño burgués? Un charlatán? un dios? un inocente? Un aldeano de Santiago de Chile? Subraye la frase que considere correcta. Qué es la antipoesía: Un temporal en una taza de té? Una mancha de nieve en una roca? Un azafate lleno de excrementos humanos Como lo cree el padre Salvatierra? Un espejo que dice la verdad? Un bofetón al rostro Del Presidente de la Sociedad de Escritores? (Dios lo tenga en su santo reino) Una advertencia a los poetas jóvenes? Un ataúd a chorro? Un ataúd a fuerza centrífuga? Un ataúd a gas de parafina? Una capilla ardiente sin difunto? Marque con una cruz La definición que considere correcta.Oración, de Juan GelmanHabítame, penétrame.Sea tu sangre una con mi sangre.Tu boca entre a mi boca.Tu corazón agrande el mío hasta estallar.Desgárrame.Caigas entera en mis entrañas.Anden tus manos en mis manos.Tus pies caminen en mis pies, tus pies.Ardeme, árdeme.Cólmeme tu dulzura.Báñeme tu saliva el paladar.Estés en mi como está la madera en el palito.Que ya no puedo así, con esta sedquemándome.Con esta sed quemándome.La soledad, sus cuervos, sus perros, sus pedazos.
  3. 3. Literatura 6ºOriental de pollo y jamón, de Susana LangerIngredientes: Una cebolla, un puerro, un apio picado Un pocillo de aceite. Una zanahoria pelada. Una cabeza de tomate triturado. 100 gr. De Miguel en cuchillos afilados. ¼ de pollo destrozado. (Afuera llueve. No limpié los baños). ½ taza de champignones en lá-minas Una copa de vino blanco convidrio triturado. Sal, pimienta, salsa de soja. Un pocillo de caldo.Procedimiento: Rehogar la rutina con Miguel, el puerro y el apio en el aceite. Agregar la zanahoria y cocinar unos minutos. Añadirel tomate, la angustia, el pollo, la cuenta de Entel, el crédito vencido, el vino, los champignones y condimentos. Calcinarunos treinta minutos más. Finalmente incorporar el caldo, dejar unos minutos para tirar bien y caer con la pasta de suelección sobre la mesa de su cocina. Caer ahí y dejarse estar, hasta que vengan los chicos con sus dedos pringosos queengrasan el pelo y pidan agua y pidan pis y pidan caca y levantarse como todos los días y abrir la heladera y encender la luzdel baño y darse cuenta de que el rollo de papel higiénico se terminó y colocar otro y mirarse al espejo y ver, no sé, ver unamujer gris, desconocida, con el pelo aceitado y ojos de robot. -----------------------------------------------------------------------Los discursos, de Javier Villafañe. Damas y caballeros: Salud por los perseguidos y los pobres perseguidores y por los líricos señalados por la miseria yel dolor. Por las espaldas que cargan bolsas en todos los puertos del mundo. Por los nadadores que cruzan los ríos de frentea frente y llegan a la otra orilla sin aliento. Por los héroes y por los filatélicos y los colombófilos. Por los ortopedistas y porlos pintores que se les acaba el pomo de óleo en la nariz del modelo y le faltan la boca, un lunar y el mentón para que elmodelo se parezca al retrato y salgan los dos del brazo con el mismo marco. Por los fotógrafos y por las amas de leche.Salud. Damas y caballeros: Salud. Saludo al campo y al trigo. A las vacas pariendo. Al toro. Al vatídico. Al veterinario. Alagrimensor. Al constructor de establos. Al balido de la oveja. A la lana. Al colchón. Al sueño con todos los gremios unidosde la mano desde el tornillo al carpintero. Salud. Damas y caballeros: Salud. Viva la revolución social. Vivan la Iglesia y la Sinagoga. Vivan todos los templos u susdioses. Viva Mahoma sentado tomando leche con Jesús. Viva Jesús en la cruz tomando vino con Mahoma. Viva Buda encuclillas y los Mil Budas alrededor. Vivan las leyes de Moisés. El ojo del ahogado no engorda a los peces. Salud. Damas y caballero: Salud. A los caballos los vamos a comer. Van a venir uno detrás del otro con el pelaje distinto yuno por uno entrarán en el mar y los comeremos como ellos nos comieron a nosotros. No somos amuletos. Somos hierbascon dientes. Salud. Damas y caballeros: ja jo ju.Oración de un desocupado de Juan GelmanPadre,
  4. 4. Literatura 6ºdesde los cielos bájate, he olvidadolas oraciones que me enseñó la abuela,pobrecita, ella reposa ahora,no tiene que lavar, limpiar, no tieneque preocuparse andando el día por la ropa,no tiene que velar la noche, pena y pena,rezar, pedirte cosas, rezongarte dulcemente.Desde los cielos bájate, si estás, bájate entonces,que me muero de hambre en esta esquina,que no sé de qué sirve haber nacido,que me miro las manos rechazadas,que no hay trabajo, no hay, bájate un poco, contemplaesto que soy, este zapato roto,esta angustia, este estómago vacío,esta ciudad sin pan para mis dientes, la fiebrecavándome la carne, este dormir así,bajo la lluvia, castigado por el frío, perseguidote digo que no entiendo, Padre, bájate,tócame el alma, mírameel corazón,yo no robé, no asesiné, fui niñoy en cambio me golpean y golpean,te digo que no entiendo, Padre, bájate,si estás, que buscoresignación en mí y no tengo y voya agarrarme la rabia y a afilarlapara pegar y voya gritar a sangre en cuellopor que no puedo más, tengo riñonesy soy un hombre, bájate, qué han hechode tu criatura, Padre? un animal furiosoque mastica la piedra de la calle? ---------------------------------------------------------------La botella, de Eduardo GaleanoEn la mañana de su desdicha, Jorge Pérez se echó a caminar. Caminó sin saber por qué, sin saber a dónde, obedeciendo a suspiernas, que estaban más vivas que él y se movían sin consultarlo.Aquella mañana, Jorge se había quedado sin trabajo. En un santiamén, y sin explicaciones, había sido echado de su empleo demuchos años en la refinería de petróleo. Y al llegar a casa había recibido carta de su único hijo, que era toda la familia que lequedaba. El hijo le decía que se sentía de lo más bien navegando en alta mar y no pensaba volver.Sin nada, sin nadie, Jorge se echó a caminar a la hora en que nada ni nadie hace sombra en el mundo. Bajo el sol vertical, laspiernas lo fueron llevando a lo largo de la costa sur de Puerto Rosales. Y por allí andaba, mirando sin ver, cuando le golpeó losojos el fulgor de una botella atrapada entre los juncos. Jorge se agachó en el barro y la recogió. Era una botella de vino, pero noera vino lo que tenía adentro. En la botella, cerrada con tapón y lacre, había papales. No hay dos sin tres, temió Jorge, pero máspudo la curiosidad. Rompió el pico contra una piedra y encontró unos dibujos, algo borroneados por el agua que se había filtrado.Eran dibujos de soles y gaviotas, soles que volaban, gaviotas que brillaban. También había una carta, que había venido desdeBahía Blanca navegando por el mar y estaba dirigida a quien encuentre este mensaje:Hola, soy Martín.Yo tengo ocho anios.A mí me gustan los nioqis, los huebos fritos y el color berde.A mí me gusta dibujar.Yo busco un amigo por los caminos del agua.
  5. 5. Literatura 6ºLiteratura con vallas de Leo MaslíahEl ómnibus se detuvo en el kilómetro doscientos once. Marisa bajó y el chofer también, para entregarle su equipaje.Cuando el ómnibus retomó su marcha Marisa empezó a caminar. Eran parajes de tierras rojizas. Ignoro por qué teníaneste color; en verdad no sé nada de geología.Marisa caminó un par de kilómetros y se sentó a descansar sobre su equipaje. Ignoro si hacía calor o frío porque no sénada de meteorología (además yo no estaba allí). Marisa quería levantarse y seguir su camino, pero tenía dolores en lapelvis. Nada puedo decir, por desgracia, sobre el origen de estos dolores, porque carezco de los más elementalesconocimientos de ginecología.Marisa hizo acopio de fuerzas y se levantó. Para orientarse mejor sacó de su bolso unos binoculares (o quizá fuera uncatalejo; no sé nada sobre instrumentos ópticos) y echó una ojeada a los confines de su visibilidad. Avistó una figurahumana, mosqueando en el horizonte. Caminó hacia ella. La figura caminaba a su vez hacia Marisa. Esto es lo quecreo, aunque no me respalda en ello ningún conocimiento de geometría.Unos minutos después la figura se hizo reconocible para Marisa. Era un hombre. Andaba casi desnudo y estabapeinado y maquillado con arreglo a las normas vigentes en el grupo humano, tribu, clan o a lo que fuera que élpertenecía. No quiero dar detalles sobre esto por miedo a meter la pata, ya que no sé absolutamente nada deantropología.Cuando lo tuvo cerca, Marisa sacó su cámara fotográfica. Creo que se puso a regular el fotómetro, y no sé cuántascosas más. Marisa era una excelente fotógrafa, pero yo no solamente no lo soy sino que no tengo la más puta idea decómo se saca una foto. Parece que aquel hombre tampoco la tenía, porque cuando vio el artefacto se asustó. Se acercóa Marisa y le arrancó la cámara de las manos. No conforme con esto, le arrancó también la ropa y —ya con másdelicadeza— se sacó él mismo la poca que traía puesta.Entonces ocurrió algo que me veo incapacitado de describir, quizá por falta de experiencia personal en la materia. Nosé nada sobre sexo, y creo que por ahí corría el asunto. (Perdón si en algún momento me expreso de forma confusa oincorrecta; es que no sé nada de gramática.) En verdad la única disciplina que domino es la literatura. Sinceramente,creo que sé más que nadie en esta materia. Pero ya no puedo escribir más, lo siento. Mi falta de formación en otrasdisciplinas me lo impide, interponiéndose constantemente entre mi pluma y mis lectores. Esta traba merecería de miparte, sin duda, un profundo estudio, pero yo no lo puedo hacer porque no sé nada de epistemología.Sólo me queda entonces decir adiós, y gracias (no sé si corresponde despedirme así; perdón, pero es que no sé nadasobre modales).FONTANARROSA, Roberto: MierdaEl uso de la palabra MIERDA es una cuestión de educación, ya que nadie puede negar que la usamos paramúltiples circunstancias relacionadas con muchísimas cosas, por ejemplo:* Ubicación geográfica: "Andate a la mierda"* Adjetivo calificativo: "Sos una mierda"* Momento de escepticismo: "No te creo ni mierda"* Deseo de venganza: "Lo voy a hacer mierda"* Accidente: "Se hizo mierda"* Efecto visual: "No se ve una mierda"* Sensación olfativa: "Huele a mierda"* Deseo de despedirnos: "Váyanse a la mierda"* Especulación de conocimiento: "¿Qué mierda es eso?"* Momento de sorpresa: "¡A la mierda!"* Actitud de resentimiento: "No me regaló una mierda"* Sensación gustativa: "Esto tiene gusto a mierda"* Acto de impotencia: "No anda esta mierda"* Deseo de ánimo: "Apurate con esa mierda"* Situación de desorden: "Todo está hecho una mierda"* Rechazo despectivo: "Qué se cree la mierda esa"* Situación alquimista: "Todo lo que toca se vuelve mierda"
  6. 6. Literatura 6º¿Cómo nos arreglaríamos sin esta palabra?

×