Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
CARTA DEL OBISPO BERNARDO BASTRES F.
A LAS COMUNIDADES
DE LA DIÓCESIS DE PUNTA ARENAS
PASCUA DEL AÑO 2015
DIÓCESIS DE PUNTA ARENAS - CHILE
COMUNIDAD DEL SANTUARIO DE JESÚS NAZARENO
“El Evangelio en el corazón de Magallanes”
(Mateo 28, 19 -20)
MISIÓN TERRITORIAL
SEGUNDA ETAPA
Año que el Papa Francisco nos ha llamado a dedicarlo a la Vida
Consagrada. Ha invitado a los consagrados, varones y mujere...
I
MISIÓN TERRITORIAL
CONTEXTO
1.- Acogiendo el llamado, que nos hizo el Papa
Benedicto XVI en Brasil, en el Santuario de Nuestra
Señora Aparecida (2007)...
2.- Como les decía el año pasado en la carta de
convocación a la Misión Territorial del 5 de
Marzo de 2014, veníamos prepa...
3.- El Papa Francisco nos ha animado a ir al
encuentro de los otros para compartir con ellos, “la
alegría del Evangelio ll...
Para llegar a ser verdaderos discípulos y misioneros,
necesitamos cada uno de nosotros, renovar cada día, “el
encuentro pe...
Nuestra tarea, es ser una Iglesia en “salida”. Salir hacia los
demás para llegar a las “periferias humanas”.
Lo hemos seña...
Algunas preguntas para profundizar:
• ¿Cuál es el contexto en que ha nacido la Misión
Territorial?
• Recordamos, ¿cuáles h...
II
PRIMERA ETAPA
DE LA MISIÓN TERRITORIAL
4.- Durante el año pasado, en la primera
etapa de la Misión Territorial, hemos vivido
algunos momentos importantes:
La car...
Año 2014, algunos momentos importantes…
El equipo diocesano de animación misionera,
realizó asambleas en todas las parroqu...
Año 2014, algunos momentos importantes…
En el mes de Mayo, realizamos el primer curso
para ministros extraordinarios de co...
En la mitad del año, todos fuimos invitados a
participar en los cursos de invierno y redescubrir
nuestra vocación misioner...
Durante los días 10 al 12 de Octubre, un grupo de
jóvenes (13), participó del Encuentro Nacional de
los CEVAS en Curanilah...
Hacia estos últimos meses, hemos comenzado a
recorrer nuestras calles y barrios, para conocer
con la mirada de Jesús nuest...
Algunas preguntas para profundizar:
• ¿En cuál de estas actividades he
participado durante el 2014? ¿Cuál de
ellas, ha sid...
III
EL DESAFIO DE ESTE AÑO ES
SALIR
A
ESCUCHAR, ANUNCIAR Y SERVIR
3.1.- Iglesia que escucha
5.- Durante este tiempo hemos comenzado
un camino, cuya meta es entrar en un estado
de “misión p...
a.- El primer momento es la elaboración del “Mapa
misionero”, que consiste en mirar la REALIDAD y
tomar conciencia que nue...
b.- El segundo paso es el “Discernimiento misionero”,
donde cada uno y cada comunidad, con su consejo
pastoral, discernimo...
c.- Y el tercer paso es la “Elaboración del plan”.
Es bueno recordar que no se trata de organizar una
misión que tenga un ...
6.- El ejercicio de escucharnos y preguntarnos,
que hicimos el año pasado, en el curso de
formación de invierno, debemos p...
Las orientaciones pastorales, que iluminan
nuestro caminar, son fruto de un gran proceso de
discernimiento, que comenzó co...
Este mismo ejercicio, deseamos hacerlo en
nuestras comunidades, colegios y
movimientos. Ser capaces de dialogar a partir
d...
Serán temas de profundización y formación, para nuestros
consejos, temas tales como: ¿el rol de la mujer en la Iglesia?
¿E...
7.- Uno de nuestros grandes desafíos eclesiales, es ir
renovándonos. ¿Qué estamos haciendo para integrar nuevas
personas a...
8.- Todas estas inquietudes, preguntas y desafíos, deben
“movernos a crecer en una constante actitud de
discernimiento de ...
Algunas preguntas para profundizar:
• ¿En qué etapa del proceso de la Misión Territorial
nos encontramos?
• ¿Qué nos falta...
3. 2.- Iglesia que anuncia
9.- Nuestra vocación de bautizados, nos impulsa anunciar el
Evangelio, la Buena Noticia de Jesú...
Necesitamos que cada comunidad cristiana
se convierta en un poderoso centro de
irradiación de la vida en Cristo. Esperamos...
10.- Por ello, en este tiempo de Misión
territorial, queremos salir al encuentro de
nuestros hermanos y hermanas, para lle...
Para anunciar a Jesucristo, en primer lugar tenemos que
vivirlo cada uno en nuestra existencia y en la vida de la
comunida...
11.- A Jesús lo encontramos de manera especial:
En la escucha atenta y dialogante de su Palabra. Necesitamos
renovar y rev...
Cuidando la oración personal. Cada uno tenemos que
tener un tiempo diario para colocarnos en presencia
del Señor. Recordem...
Algunas preguntas para profundizar:
• ¿Cuál es el medio más fácil para tener un encuentro personal y
comunitario con Crist...
3. 3.- Iglesia que sirve
12.- Nuestra fe, sin obras, es una fe muerta, como bien
sostiene el Apóstol Santiago (St. 2, 14 –...
13.- Hemos sido, en nuestra historia reciente, una
Iglesia que sirve defendiendo la vida en todas sus
etapas y dimensiones...
14.- Invitados a ser una Iglesia acogedora y
misericordiosa, que acompaña el dolor y muestra a Jesús.
Nuestra propia exper...
Algunas preguntas para profundizar:
• ¿Qué testimonio damos en nuestra comunidad, en el colegio
o en el movimiento de ser ...
IV
UNA IGLESIA
EN PERMANENTE MISIÓN
15.- Para concluir esta carta pastoral, deseo recordarles a
todos, que el espíritu misionero al que nos ha invitado
Aparec...
16.- En el contexto de la Misión Territorial, nos
propusimos crecer en humanidad y al llegar a esta etapa
podríamos cuesti...
Alguna pregunta para profundizar:
• ¿Qué actitudes debo asumir, para servir a los
demás con los mismos sentimientos de Cri...
17.- La misión permanente territorial será poner
el evangelio en nuestro corazón y a ejemplo de
María Santísima estar disp...
Cada uno reciba mi afecto y oración de Pastor,
✚ Bernardo Bastres F
Padre Obispo de Magallanes
Punta Arenas, 05 abril de 2...
DIÓCESIS DE PUNTA ARENAS - CHILE
SANTUARIO DE JESÚS NAZARENO
COMUNIDAD EN MISIÓN
Mision Territorial en Magallanes - Carta del Obispo 2015
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Mision Territorial en Magallanes - Carta del Obispo 2015

63,913 views

Published on

En el contexto de la Misión Territorial, nos propusimos crecer en humanidad y al llegar a esta etapa podríamos cuestionarnos para medir cuanto hemos avanzado. Jesús se identifica con los pequeños a quienes llama “hermanos míos”. Hay una presencia sacramental de Jesús en ellos y más aún son sus hermanos en sufrimiento. Por tanto nuestro modo de tratarlos, de mirarlos, de considerarlos, refleja el modo como nos comportamos con Cristo. “Cuánto hicieron a uno de estos hermanos míos, más pequeños, a mí me lo hicieron” (Mt. 25, 40). Desde que Dios se hizo hombre, cada rostro humano se vuelve un lugar de encuentro con él.
Alguna pregunta para profundizar:
• ¿Qué actitudes debo asumir, para servir a los demás con los mismos sentimientos de Cristo?
• ¿Cómo hacer atrayente el anuncio del Evangelio y la persona de Jesucristo?

La misión permanente territorial será poner el evangelio en nuestro corazón y a ejemplo de María Santísima estar disponibles para salir, sin demora (Lc. 1, 39) al encuentro de nuestros hermanos.

En esta tarea, nos acompañe siempre la Madre del Señor, María Santísima. Su maternal protección sea el Auxilio que necesitamos para vivir nuestra Misión Territorial.

Cada uno reciba mi afecto y oración de Pastor,







+ Bernardo Bastres F
Padre Obispo de Magallanes






Punta Arenas, 05 abril de 2015
Domingo de Resurrección

Published in: Spiritual
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Mision Territorial en Magallanes - Carta del Obispo 2015

  1. 1. CARTA DEL OBISPO BERNARDO BASTRES F. A LAS COMUNIDADES DE LA DIÓCESIS DE PUNTA ARENAS PASCUA DEL AÑO 2015
  2. 2. DIÓCESIS DE PUNTA ARENAS - CHILE COMUNIDAD DEL SANTUARIO DE JESÚS NAZARENO
  3. 3. “El Evangelio en el corazón de Magallanes” (Mateo 28, 19 -20) MISIÓN TERRITORIAL SEGUNDA ETAPA
  4. 4. Año que el Papa Francisco nos ha llamado a dedicarlo a la Vida Consagrada. Ha invitado a los consagrados, varones y mujeres a que lo vivan en la alegría: “Quería deciros una palabra, y la palabra era alegría. Siempre, donde están los consagrados, siempre hay alegría”. Dentro de este llamado a reconocer la alegría en aquellos y aquellas que han consagrado la vida al Señor y a su Iglesia, nosotros queremos continuar en la segunda etapa de “Nuestra Misión Territorial”. Queridos hermanos y hermanas en el Señor, Nos encontramos en el inicio de este nuevo año pastoral 2015.
  5. 5. I MISIÓN TERRITORIAL CONTEXTO
  6. 6. 1.- Acogiendo el llamado, que nos hizo el Papa Benedicto XVI en Brasil, en el Santuario de Nuestra Señora Aparecida (2007), de realizar una gran Misión Continental en América Latina, donde laicos, religiosos y sacerdotes, de acuerdo a nuestra condición de bautizados, como discípulos y misioneros de Jesucristo, salgamos a todas partes a proclamar la Buena Noticia del Evangelio a todos nuestros hermanos. Nuestra Iglesia que peregrina en Chile, de acuerdo a esta invitación del Papa, nos convocó el año pasado a realizar la Misión Territorial.
  7. 7. 2.- Como les decía el año pasado en la carta de convocación a la Misión Territorial del 5 de Marzo de 2014, veníamos preparando hace varios años este tiempo de Misión. Con toda la Iglesia que peregrina en Chile, comenzamos en el 2014, nuestra primera etapa de Misión Territorial.
  8. 8. 3.- El Papa Francisco nos ha animado a ir al encuentro de los otros para compartir con ellos, “la alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría”. (Francisco, Exhortación Apostólica, Evangelii Gaudium. 24 Noviembre, 2013, N.1)
  9. 9. Para llegar a ser verdaderos discípulos y misioneros, necesitamos cada uno de nosotros, renovar cada día, “el encuentro personal con Jesucristo o, al menos, a tomar la decisión de dejarse encontrar por Él”. Los “discípulos misioneros”, debemos ser hombres y mujeres, que con nuestro testimonio de vida y nuestra alegría profunda contagiemos a los demás. Por consiguiente, señala el Papa, “un evangelizador no debería tener permanentemente cara de funeral. El mundo actual – que busca a veces con angustia, a veces con esperanza– puede así recibir la Buena Nueva, no a través de evangelizadores tristes y desalentados, impacientes o ansiosos, sino a través de ministros del Evangelio, cuya vida irradie el fervor de quienes han recibido, ante todo en sí mismos, la alegría de Cristo”. (Francisco, Exhortación Apostólica, Evangelii Gaudium. 24 Noviembre, 2013, N. 2 y 10).
  10. 10. Nuestra tarea, es ser una Iglesia en “salida”. Salir hacia los demás para llegar a las “periferias humanas”. Lo hemos señalado muchas veces, queremos ser una Iglesia, que antes de anunciar, escuche al hermano. Para ello, debemos cultivar la humildad y paciencia. Crecer en la capacidad de abrir nuestros brazos y ser la Iglesia que está llamada a ser siempre una casa abierta y acogedora. (Francisco, Exhortación Apostólica, Evangelii Gaudium. 24 Noviembre, 2013, N.47).
  11. 11. Algunas preguntas para profundizar: • ¿Cuál es el contexto en que ha nacido la Misión Territorial? • Recordamos, ¿cuáles han sido los grandes acontecimientos que hemos vivido estos años de Misión Continental?. • ¿Con qué actitud, comenzamos esta segunda etapa de nuestra Misión Territorial?
  12. 12. II PRIMERA ETAPA DE LA MISIÓN TERRITORIAL
  13. 13. 4.- Durante el año pasado, en la primera etapa de la Misión Territorial, hemos vivido algunos momentos importantes: La carta motivadora, del Pastor, que nos convocaba a la misión territorial y nos llamaba tomar conciencia de nuestra condición de bautizados.
  14. 14. Año 2014, algunos momentos importantes… El equipo diocesano de animación misionera, realizó asambleas en todas las parroquias para entrar en un estado de misión permanente, llamando a configurar sus equipos y asumir los contenidos y etapas de la misión territorial en nuestra Diócesis.
  15. 15. Año 2014, algunos momentos importantes… En el mes de Mayo, realizamos el primer curso para ministros extraordinarios de comunión, para ir al encuentro de los enfermos que permanecen postrados en sus casas. Este curso lo repetimos en el mes de Octubre y al final de ese mes recibieron el envío de parte del Padre Obispo en una celebración en la Catedral.
  16. 16. En la mitad del año, todos fuimos invitados a participar en los cursos de invierno y redescubrir nuestra vocación misionera para escuchar, anunciar y servir a los hombres y mujeres de nuestras comunidades. Fue un hermoso periodo de aprendizaje, que nos dio pistas para abrirnos y salir de nuestros acostumbrados esquemas. En el envío misionero, del desfile de la Virgen del Carmen, nos dijeron “Vayan por todo el mundo”. Este es mandato del Señor, que resonó fuertemente en nuestros corazones, para continuar la Misión de Cristo evangelizador… Enviados a dar testimonio de nuestra Fe y ser los discípulos misioneros de nuestro tiempo.
  17. 17. Durante los días 10 al 12 de Octubre, un grupo de jóvenes (13), participó del Encuentro Nacional de los CEVAS en Curanilahe, Séptima Región. Allí se reconoció a nuestra Iglesia Diocesana por haber sido los fundadores y creadores de esta iniciativa hace 43 años.
  18. 18. Hacia estos últimos meses, hemos comenzado a recorrer nuestras calles y barrios, para conocer con la mirada de Jesús nuestro entorno y descubrir las “periferias” a evangelizar. Para este trabajo, hemos marcado claramente el territorio de cada Parroquia y comunidad eclesial.
  19. 19. Algunas preguntas para profundizar: • ¿En cuál de estas actividades he participado durante el 2014? ¿Cuál de ellas, ha sido más significativa en mi vida de fe? • ¿Qué debo hacer personalmente, para asumir este tiempo de misión? • ¿Cuál es mi disposición para seguir con el compromiso de la Misión Territorial?
  20. 20. III EL DESAFIO DE ESTE AÑO ES SALIR A ESCUCHAR, ANUNCIAR Y SERVIR
  21. 21. 3.1.- Iglesia que escucha 5.- Durante este tiempo hemos comenzado un camino, cuya meta es entrar en un estado de “misión permanente”, camino que estamos realizando juntos y cuyas tareas para el presente año pastoral contempla los siguientes pasos:
  22. 22. a.- El primer momento es la elaboración del “Mapa misionero”, que consiste en mirar la REALIDAD y tomar conciencia que nuestro territorio está en constante modificación, lo que hace que día a día surjan nuevos desafíos que conocer y asumir. La propuesta es que cada miembro de la comunidad ayude a confeccionar el “Mapa Misionero”. Para ello es necesario salir a la calle, caminar el territorio, contemplar su vida y sus rostros, escuchar mucho y dialogar.
  23. 23. b.- El segundo paso es el “Discernimiento misionero”, donde cada uno y cada comunidad, con su consejo pastoral, discernimos cuál es el camino por donde nos quiere el Señor: “salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio”. (Evangelii Gaudium N. 20). Tomar conciencia de las “opciones pastorales” asumidas por la Iglesia Diocesana. En el fondo es dar respuesta a la pregunta: ¿Cuáles de estas prioridades y necesidades podemos asumir? ¿De qué forma podemos enfrentarlas y en qué plazos podemos realizarla?.
  24. 24. c.- Y el tercer paso es la “Elaboración del plan”. Es bueno recordar que no se trata de organizar una misión que tenga un comienzo y un término, sino suscitar actitudes misioneras que se prolonguen en el tiempo. Es una invitación a ser comunidades misioneras permanentes, que cada cierto tiempo repitamos el ejercicio que hemos venido realizando.
  25. 25. 6.- El ejercicio de escucharnos y preguntarnos, que hicimos el año pasado, en el curso de formación de invierno, debemos profundizarlo este año en todos los niveles de participación de la comunidad eclesial.
  26. 26. Las orientaciones pastorales, que iluminan nuestro caminar, son fruto de un gran proceso de discernimiento, que comenzó con la participación de cada Diócesis y dentro de ella, de todas las comunidades, colegios y movimientos. Todo ese material, lo trabajamos luego en la Segunda Asamblea Eclesial, realizada en el mes de Junio de 2013.
  27. 27. Este mismo ejercicio, deseamos hacerlo en nuestras comunidades, colegios y movimientos. Ser capaces de dialogar a partir de algunas preguntas que nos formulan a los creyentes y por otra parte entre nosotros plantear algunos aspectos que necesitamos reforzar, formarnos y dar razones a partir de nuestra fe.
  28. 28. Serán temas de profundización y formación, para nuestros consejos, temas tales como: ¿el rol de la mujer en la Iglesia? ¿El celibato sacerdotal? ¿Cómo fomentamos la Pastoral Juvenil? ¿Pastoral vocacional? ¿El valor de la vida, el aborto, la eutanasia? ¿El Sacramento del Matrimonio y su significado? ¿Matrimonio entre personas del mismo sexo? Los Obispos de Chile, a partir del 2011, han pedido crear en cada Diócesis la “Comisión para la prevención de los delitos de abusos sexuales”. ¿Conocemos esta comisión? ¿Sabemos si funciona en nuestra Diócesis? ¿Estamos informados del trabajo que este campo se está desarrollando? ¿Qué nos falta en este aspecto para crecer y darlo a conocer? ¿Han visitado nuestra comunidad?
  29. 29. 7.- Uno de nuestros grandes desafíos eclesiales, es ir renovándonos. ¿Qué estamos haciendo para integrar nuevas personas a nuestras comunidades? ¿Somos acogedores, afectivos hacia aquellos que llegan a nuestra catequesis, liturgias, etc.? Por otro lado, es bueno profundizar y ver el sentido pastoral de la finalidad del dinero, ¿Nuestra comunidad rinde públicamente cuenta de sus ingresos y egresos? ¿Damos cuenta a la Diócesis de estos aspectos económicos, como se nos ha pedido? ¿Hay en nuestra comunidad transparencia de los bienes materiales? ¿Existen libros de inventarios, de títulos de propiedad, recepciones municipales, etc.?
  30. 30. 8.- Todas estas inquietudes, preguntas y desafíos, deben “movernos a crecer en una constante actitud de discernimiento de los signos de los tiempos. Por nuestra fe estamos invitados a ser comunidades cristianas siempre vigilantes, con capacidad de estudiar los signos de los tiempos. Necesitamos una mirada de discípulos que nos permita ver con ojos de creyentes toda la realidad, reconociendo el paso de Dios por nuestra historia, e impulsándonos a responder fielmente. La mirada de fe nos permite ver y entender con mayor hondura las dinámicas profundas de nuestra realidad. (ver Aparecida 19)”. (OOPP Una Iglesia que escucha, anuncia y sirve. N° 10).
  31. 31. Algunas preguntas para profundizar: • ¿En qué etapa del proceso de la Misión Territorial nos encontramos? • ¿Qué nos falta aún? • Si tuviéramos la posibilidad de evaluar nuestra comunidad, colegio o movimiento, a la luz de lo señalado en los puntos 6 al 8, qué nota nos colocaríamos. ¿Por qué? • ¿Cuáles son los peligros que amenazan hoy a nuestra comunidad, colegio o movimiento?
  32. 32. 3. 2.- Iglesia que anuncia 9.- Nuestra vocación de bautizados, nos impulsa anunciar el Evangelio, la Buena Noticia de Jesús a todos. Vivimos en una realidad que es nueva y cambiante. Nuestra sociedad nos desafía cada día a responder con renovada fe y revitalizando nuestro impulso misionero. Se trata de un auténtico llamado a la conversión para fortalecer la dimensión misionera de la Iglesia. “La Iglesia necesita una fuerte conmoción que le impida instalarse en la comodidad, el estancamiento y en la tibieza, al margen del sufrimiento de los pobres del Continente.
  33. 33. Necesitamos que cada comunidad cristiana se convierta en un poderoso centro de irradiación de la vida en Cristo. Esperamos un nuevo Pentecostés que nos libre de la fatiga, la desilusión, la acomodación al ambiente; una venida del Espíritu que renueve nuestra alegría y nuestra esperanza.” (Aparecida 362)
  34. 34. 10.- Por ello, en este tiempo de Misión territorial, queremos salir al encuentro de nuestros hermanos y hermanas, para llevarles la Buena Noticia de la Salvación. Estamos invitados por el Señor y su Iglesia a ser mensajeros convencidos y convincentes de la novedad del Evangelio.
  35. 35. Para anunciar a Jesucristo, en primer lugar tenemos que vivirlo cada uno en nuestra existencia y en la vida de la comunidad. Esta la invitación que nos ha realizado el Papa Francisco, cuando nos dice: “debemos volver a Jesús y reencontrarnos vitalmente con Él para hacernos sus verdaderos discípulos, sus seguidores. Esto significa tener sus mismos sentimientos, sus mismos afectos, su misma entrega, sus mismas actitudes ante Dios y ante nuestros semejantes. Como Él, debemos hacer nuestra la causa de los pobres, de los más débiles y marginados porque esa es la causa de Dios. De este modo nos aproximaremos a todo lo humano, despojados de todo sentido de poder, superioridad o suficiencia” (Cfr. Evangelii Gaudium N. 113).
  36. 36. 11.- A Jesús lo encontramos de manera especial: En la escucha atenta y dialogante de su Palabra. Necesitamos renovar y revitalizar la novedad del Evangelio desde un encuentro personal y comunitario con Jesucristo, en su Palabra, para ello intensificar el ejercicio de la Lectio Divina, cuidar el estudio sistemático y orante del Nuevo Testamento. En la Celebración festiva, alegre y vitalizante de la Eucaristía Dominical. Una celebración bien preparada, con cantos, signos y participación activa de todos. Nuestra celebración Eucarística es el reflejo semanal de la vivencia de nuestra fe. No tengamos miedo a incorporar, aplausos, invocaciones con nuestros brazos y manos, en fin signos que expresen nuestra alegría pascual.
  37. 37. Cuidando la oración personal. Cada uno tenemos que tener un tiempo diario para colocarnos en presencia del Señor. Recordemos las oraciones que aprendimos de nuestros abuelos y padres cuando éramos niños: las tres Ave María al acostarnos, el persignarnos al levantarnos y comenzar el día, etc. Si nuestra oración personal es robusta, la oración comunitaria será profunda. Acudir, con humildad y sencillez al Sacramento de la Reconciliación, sabiendo que este Sacramento nos otorga una gracia especial en el seguimiento fiel a Cristo y su Evangelio. (OO. PP. Una Iglesia que escucha, anuncia y sirve. N° 22 y ss.).
  38. 38. Algunas preguntas para profundizar: • ¿Cuál es el medio más fácil para tener un encuentro personal y comunitario con Cristo? • ¿Qué testimonio debo dar, en mi entorno, para que el anuncio que estoy invitado a dar, sea creíble, entusiasmaste, e invite a otros a seguirnos? • Nuestra Comunidad ha crecido en la “Lectio Divina”, en el conocimiento de la Palabra de Dios. • Nuestras celebraciones Eucarísticas, ¿son expresión de nuestra alegría cristiana, de nuestra fraternidad y de nuestra fe? • Si tuviéramos la posibilidad de evaluar nuestra comunidad, colegio o movimiento, a la luz de lo señalado en el punto 14, ¿qué nota nos colocaríamos. ¿Por qué?
  39. 39. 3. 3.- Iglesia que sirve 12.- Nuestra fe, sin obras, es una fe muerta, como bien sostiene el Apóstol Santiago (St. 2, 14 – 16). Acogiendo la invitación de los Obispos, queremos ser “una Iglesia servidora y samaritana, una Iglesia pobre y servidora de los pobres. Nos interpela el llamado del papa Francisco para luchar contra las tendencias autorreferentes y salir a los márgenes para ponernos al servicio de los pobres y los sufrientes. Queremos ser una comunidad de creyentes que reconoce el rostro de Cristo sufriente en los pobres; conscientes de que en todo hombre o mujer que sufre es el Señor quien nos sale al encuentro”. (Aparecida , N° 65, 393, y 402).
  40. 40. 13.- Hemos sido, en nuestra historia reciente, una Iglesia que sirve defendiendo la vida en todas sus etapas y dimensiones; por ello desde nuestra conciencia de creyentes, afirmamos con toda la fuerza del Evangelio, que “no existe una vida humana más sagrada que otra, como no existe una vida humana cualitativamente más significativa que otra”. Defendemos la vida desde la concepción en el seno de la madre hasta su muerte natural. (Papa Francisco, 20 Septiembre de 2013, encuentro con médicos.)
  41. 41. 14.- Invitados a ser una Iglesia acogedora y misericordiosa, que acompaña el dolor y muestra a Jesús. Nuestra propia experiencia de fragilidad nos ha enseñado a reconocer el poder sanador del amor de Dios. “Nos reconocemos como comunidad de pobres pecadores, mendicantes de la misericordia de Dios, congregada, reconciliada, unida y enviada por la fuerza de la Resurrección de su Hijo y la gracia de conversión del Espíritu Santo”. (Aparecida , N° 100) Por ello, quienes ejercemos algún tipo de servicio o ministerio dentro de la Iglesia estamos llamados a ser testigos privilegiados de la misericordia de Dios; de modo especial mediante una atenta y generosa escucha a las personas, a sus angustias y alegrías, a sus sueños y esperanzas.
  42. 42. Algunas preguntas para profundizar: • ¿Qué testimonio damos en nuestra comunidad, en el colegio o en el movimiento de ser una Iglesia acogedora, samaritana, al servicio de los hermanos? • Damos testimonio, como Iglesia, que cuidamos y defendemos la vida en las diferentes etapas de las personas. • Nuestra pastoral social, ¿Refleja la opción por la vida humana y es signo de nuestra caridad hacia los pobres y marginados? • Si tuviéramos la posibilidad de evaluar nuestra comunidad, colegio o movimiento, a la luz de lo señalado en los puntos 15 al 17, ¿Qué nota nos colocaríamos. ¿Por qué?
  43. 43. IV UNA IGLESIA EN PERMANENTE MISIÓN
  44. 44. 15.- Para concluir esta carta pastoral, deseo recordarles a todos, que el espíritu misionero al que nos ha invitado Aparecida, no termina con la Misión Territorial, sino que este ejercicio nos debe colocar en la actitud de ser una “Iglesia en permanente estado de Misión”. Nuestra “Misión Territorial” termina, como bien lo dijo un hermano sacerdote el año pasado, “hasta que Él vuelva”. Por tanto, nuestro fervor espiritual no concluye en el tiempo, sino que nos debe acompañar en toda nuestra vida cristiana. Siempre que nos encontremos en nuestra familia, en nuestro trabajo, en nuestro barrio o con otra persona, no podemos renunciar a dar testimonio con nuestras acciones, palabras y obras de nuestra vocación bautismal: “discípulos y misioneros” del Señor.
  45. 45. 16.- En el contexto de la Misión Territorial, nos propusimos crecer en humanidad y al llegar a esta etapa podríamos cuestionarnos para medir cuanto hemos avanzado. Jesús se identifica con los pequeños a quienes llama “hermanos míos”. Hay una presencia sacramental de Jesús en ellos y más aún son sus hermanos en el sufrimiento. Por tanto nuestro modo de tratarlos, de mirarlos, de considerarlos, refleja el modo como nos comportamos con Cristo. “Cuánto hicieron a uno de estos hermanos míos, más pequeños, a mí me lo hicieron” (Mt. 25, 40). Desde que Dios se hizo hombre, cada rostro humano se vuelve un lugar de encuentro con él.
  46. 46. Alguna pregunta para profundizar: • ¿Qué actitudes debo asumir, para servir a los demás con los mismos sentimientos de Cristo? • ¿Cómo hacer atrayente el anuncio del Evangelio y la persona de Jesucristo?
  47. 47. 17.- La misión permanente territorial será poner el evangelio en nuestro corazón y a ejemplo de María Santísima estar disponibles para salir, sin demora (Lucas 1, 39) al encuentro de nuestros hermanos. En esta tarea, nos acompañe siempre la Madre del Señor, María Santísima. Su maternal protección sea el Auxilio que necesitamos para vivir nuestra Misión Territorial.
  48. 48. Cada uno reciba mi afecto y oración de Pastor, ✚ Bernardo Bastres F Padre Obispo de Magallanes Punta Arenas, 05 abril de 2015 Domingo de Resurrección
  49. 49. DIÓCESIS DE PUNTA ARENAS - CHILE SANTUARIO DE JESÚS NAZARENO COMUNIDAD EN MISIÓN

×