Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Coaching politico 3 la persona

1,634 views

Published on

Tercera sesión del curso de coaching político realizado para EMAN (www.emana.net)

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

Coaching politico 3 la persona

  1. 1. Coaching   polí-co   La  persona  que  está  en   polí0ca  www.sacanell.net 1  
  2. 2. La  matriz  del  coaching  polí-co   El  polí-co   como   persona   La  relación   El  proyecto   con  el   polí-co  y   entorno   sus  valores   La   ciudadanía   Los   La   problemas   proyección   de  ges-ón   pública   2  
  3. 3. El  manejo  de  la  temporalidad  de  la  polí-ca   3  
  4. 4. Gobernar  como  si  fueras  a  permanecer  en  el  poder  muchos  años…   Y  hacerlo  con  la   maleta  preparada   en  la  puerta.   4  
  5. 5. Tres  momentos  del  proceso  de  coaching  polí-co:   1. La  fase  de  acceso  del   poder.   2. La  fase  de  ejercicio  del   poder.   3. La  fase  del  traspaso  del   poder   5  
  6. 6. Estudio  de  caso   “Me  han  propuesto   para  un  cargo   polí-co  y  no  se  qué   hacer”.   6  
  7. 7. ¿Habla  el  par-do,  o  hablas  tú?   7  
  8. 8. La  polí-ca  versus  la  competencia  profesional   ¿estoy  preparado?   8  
  9. 9. Se  llega  con  ilusión  e  inocencia,  sin  preparación  ante  las  consecuencias  de  estar  en  polí-ca   9  
  10. 10. Se  abandona  prematuramente   Se  aguanta  hasta  el  final  de  la   legislatura  con  un  alto  coste  personal  Se  genera  una  costra  de  cinismo   Se  ges-ona  la  situación   cuidándose  uno  mismo   10  
  11. 11. ¿Para  qué  estoy  en  polí-ca?    ¿Para  qué  estoy  en  este  lugar?   La  pérdida  del   “sen-do”   11  
  12. 12. “El  liderazgo  vale  la  pena  porque  las  metas  van  más  allá  de  la  ganancia  material  o  del  progreso  personal.  Al  mejorar  las  vidas  de  las  personas  que  le  rodean,  el  liderazgo  da  un  sen-do  a  su  vida.  Crea  un  propósito”   Ronald  A.  Heifetz  y  Marty  Linsky  “Liderazgo  sin  límites”   12  
  13. 13. ¿Cómo  me  sitúo  ante  los  que  estuvieron  y  lo  que  han  dejado?   13  
  14. 14. Una  clase  de  Zsica  prác-ca   14  
  15. 15. Descubriendo  otro  virus   El  N.S.P.H.   No Se Puede Hacer 15  
  16. 16. Lo  que  quiero  hacer   Lo  que  hay  que  hacer   Lo  que  puedo  hacer   16  
  17. 17. Estudio  de  caso   “Cuando  me  planteé  entrar  en   polí-ca  lo  hice  para  mejorar  la  vida   de  las  personas,  ahora  tengo  que   tomar  medidas  que  recortan  ayudas   sociales,  pero  si  yo  renuncio  creo   que  los  recortes  serían  aún   mayores.  Pero  me  duele   demasiado.  No  se  qué  hacer”   17  
  18. 18. El  peso  de  las  decisiones   18  
  19. 19. 19  
  20. 20. “Nada  como  la  presidencia  hace  que  un  hombre  se  enfrente  directamente  a  su  consciencia.  Sentarse  en  ese  sillón  supone  tomar  decisiones  que  ponen  a  prueba  los  compromisos  fundamentales  de  un  hombre.  La  carga  de  la  responsabilidad  adquirida  le  abre  literalmente  el  alma.  Ya  no  puede  aceptar  las  cues-ones  como  dadas:  ya  no  puede  dar  por  imposibles  de  sa-sfacer  las  esperanzas  y  las  necesidades.  En  esa  casa  de  decisión,  la  Casa  Blanca,  un  hombre  se  convierte  en  sus  compromisos.  Comprende  quién  es  realmente.  Aprende  quien  quiere  ser  autén-camente.”   Lyndon  B.  Johnson,  “Memorias”   (36º  Presidente  de  EEUU  entre  1963  y  1969)   20  
  21. 21. Estudio  de  caso   “Tengo  que  tomar  una  decisión  que  va  a   generar  dolor  a  mucha  gente,  pero  si  no   la  tomo  sería  una  irresponsabilidad   mayor  ya  que  hipotecaría  el  futuro  y   acabaría  generando  aún  más  dolor.     Pero  no  sé  como  podré  vivir  con  el  peso   de  haberla  adoptado.  No  puedo  dormir   pensando  en  todo  ello”   21  
  22. 22. Dirigir  a  personas  que  saben  más  que  yo   22  
  23. 23. Estudio  de  caso   “Todas  las  personas  que  están  bajo  mi   responsabilidad  -enen  -tulaciones  más  altas  que   la  mía  y  además  conocen  los  temas  en   profundidad,  mientras  que  para  mi  son  nuevos.     Siento  que  con-nuamente  queda  en  evidencia   mi  ignorancia,  incluso  me  parece  que  algunas   personas  se  esfuerzan  de  que  quede  clara.     Nunca  sabré  tanto  como  ellas.  Pero  he  asumido   este  compromiso  y  tengo  que  mantenerlo.  No  sé   que  hacer  y  me  siento  mal”   23  
  24. 24. ¿Cuál  es  mi  lugar?   La  compleja  relación   entre  el  rol  polí-co  y  el   rol  técnico   24  
  25. 25. Pero  ¿no  éramos  un  equipo?   25  
  26. 26. Estudio  de  caso   “Teóricamente  somos  el  equipo  de  gobierno,   pero  aquí  cada  uno  va  a  lo  suyo.  Alguno  solo   piensa  en  su  carrera  polí-ca,  otros  parecen   más  portavoces  de  los  técnicos  de  su  Área  que   personas  que  han  ido  en  la  lista  del  par-do.   Otros  no  abren  la  boca  si  no  es  para  decir  si  a   lo  que  se  plantea.  ¿Cómo  vamos  a  gobernar   esto  así?  No  se  que  hacer,  es  el  par-do  el  que   les  ha  puesto  y  el  que  tendría  que  cambiarles.   Y  yo  me  sobrecargo  tapando  todos  los  huecos.   Soy  la  única  con  una  visión  global”   26  
  27. 27. ¿Lo  estaré  haciendo  bien?   27  
  28. 28. ¿Es  esto  para  lo  que  yo  he  dado  este  paso?  ¿Compensa  los  sacrificios?   28  
  29. 29. El  deseo  de  sa-sfacer  a  todos  y  el  complejo  de  Zelig   29  
  30. 30. Estudio  de  caso   “Llevo  varios  días  sin  dormir.  Tengo   que  tomar  una  decisión  sobre  si   seguimos  adelante  con  un  proyecto   de  reurbanización  y,  decida  lo  que   decida,  hay  personas  que  van  a   cri-carlo  con  dureza.  Me  gustaría   encontrar  una  alterna-va  que  dejara   sa-sfechos,  aunque  fuera   moderadamente,  a  todos.  No  la   encuentro  y  eso  me  hace  sen-rme   fatal”   30  
  31. 31. La  ceguera  ante  el  entorno   Cuando  las  urgencias  y  la   hiperac-vidad  del  día  a  día   hacen  que  deje  de  ver  lo   que  le  rodea  y  se  sumerge   en  un  ac-vismo  sin   dirección.   31  
  32. 32. Los  monstruos  del  día  a  día   32  
  33. 33. La  trampa  de  la  responsabilidad.   33  
  34. 34. Estudio  de  caso   “Esto  es  una  locura.  Se  me  amontonan  los   temas  y  no  puedo  delegarlos.  Es  mi   responsabilidad  tomar  una  postura.  No  puedo   pedir  a  otros  que  asuman  ese  papel,  soy  la   alcaldesa  y  me  corresponde  a  mi,  pero  el   volumen  de  asuntos  es  ingente  y  no  puedo  con   ellos.  Me  come  la  vida,  casi  no  veo  a  mis  hijos.   Me  gustaría  seguir  pero  así  no  puedo.  Creo  que   voy  a  dimi-r  aunque  me  quede  para  siempre  la   espina  de  no  haber  dado  la  talla”     34  
  35. 35. El  ensimismamiento  como  SOLEDAD   35  
  36. 36. ¿Cómo  me  afecta,  cómo  vivo,  cómo  ges-ono  la  forma  en  que  ve  la  polí-ca  una  gran  parte  de  la  ciudadanía?   36  
  37. 37. “El  primer  arte  que  deben  aprender  los  que  aspiran  al  poder  es  el  de  ser  capaces  de  soportar  el  odio”   Lucio  Anneo  Séneca  .  2  AC-­‐65.  Filósofo  la0no   37  
  38. 38. Estudio  de  caso   “¿Por  qué  me  atacan  así?  ¿Qué  les  he  hecho   yo?  Si  lo  que  pretendo  es  ayudar,  contribuir  a   que  las  cosas  vayan  mejor  y  solo  encuentro   agresividad,  odio  hacia  mi  persona.     Están  diciendo  barbaridades  de  mi,  no  voy  a   poder  soportarlo  mucho  más.  Este  tema  me   -ene  hecho  polvo”     38  
  39. 39. El  rol   La  persona   39  
  40. 40. El  daño  más  doloroso  viene  de  los  leales   40  
  41. 41. El  doble  compromiso.   Cuando  aparece  la   disyun-va  entre  lo  que   considera  que  ha  de   hacer  y  lo  que  su  par-do   o  su  base  social  quiere   que  haga.   41  
  42. 42. El  coste  psicológico  de  decir  lo  que  NO  pensamos,  de  defender  aquello  en  lo  que  NO  estamos  de  acuerdo.   42  
  43. 43. ¿Haces  lo  que  se  espera  que  hagas  o  haces  lo  que  sientes  que  -enes  que  hacer?   43  
  44. 44. El  lugar  para  la  familia  y  sus  demandas   44  
  45. 45. Polí-ca  y  emociones   45  
  46. 46. 46  
  47. 47. 47  
  48. 48. El  conflicto  entre  medios  y  fines   48  
  49. 49. Cuando  la  corrupción  se  siente  cerca   49  
  50. 50. Despedida  y  cierre   50  
  51. 51. Estudio  de  caso   “Llevo  demasiado  -empo  en  polí-ca  y   creo  que  tendría  que  dejarlo.  Pero  hace   muchos  años  que  he  dejado  mi   profesión  y  siento  que  si  lo  dejo  me  iba  a   costar  mucho  generar  ingresos  para   mantener  a  mi  familia.  Si  estuviera  solo   no  me  importaría  pero  tengo  hijos  y  me   resulta  muy  duro  pensar  que  no  podría   darles  lo  que  necesitan.  Cada  vez  me   siento  peor  en  esta  situación”   51  
  52. 52. Ges-onar  el  cierre  de  una  etapa   ü ¿Ha  merecido  la  pena?   ü ¿Dónde  se  sitúa  el  criterio  para  realizar  esa  valoración   de  lo  realizado?   ü La  angus-a  existencial  ¿he  respondido  a  lo  que  se   esperaba  de  mi?   ü En  qué  medida  se  ha  sabido  mantener  la  diferencia   entre  el  rol  polí-co  y  la  persona.   ü Cómo  cerrar  el  proceso  adecuadamente  tanto  desde  la   perspec-va  polí-ca  como  desde  la  técnica  y  desde  la   emocional.   ü Saber  despedirse.   52  
  53. 53. Coaching  polí-co:  la  ges-ón  de  la  relación  con  personas  “poderosas”.   53  
  54. 54. ¿Es  posible  realizar  coaching  a  una  persona  que  está  en  la  polí-ca  desde  cualquier  mirada  hacia  la  polí-ca?   54  
  55. 55. El  trabajo  polí-co  como  trabajo  lingüís-co   55  
  56. 56. El  trabajo  polí-co  como  trabajo  lingüís-co   ü  La  capacidad  de  realizar  una  escucha   ac-va,  una  escucha  que  incluya   inquietudes  y  no  solo  intenciones.   ü  Los  modelos  mentales  de  la  persona   que  se  plasman  en  juicios  y   valoraciones  que  abren  o  cierran   posibilidades.   ü  Las  declaraciones  que  se  realizan   generan  entornos  y  -enen   consecuencias  tanto  si  se  cumplen   como  si  no.   56  
  57. 57. El  trabajo  polí-co  como  trabajo  lingüís-co  ü  La  habilidad  para  realizar  ofertas  y   pe-ciones.  ü  La  capacidad  para  decir  no  y  la   habilidad  para  hacerlo  de  manera   efec-va.  ü  Cómo  entregar  opiniones   crí-cas  a  otras  personas  generando   dinámicas  construc-vas  en  lugar  de   confrontación.  ü  Establecer  compromisos  y   respetarlos.   57  
  58. 58. Coaching:  el  arte  de  preguntar   58  
  59. 59. Algunas  preguntas    •  ¿Para  qué  estás  en  la  polí-ca?  •  ¿Cuál  es  tu  proyecto?  •  ¿Qué  valores  fundamentales  lo   orientan?  •  ¿Qué  harías  que  no  haces  si  siguieras  tus   valores  con  determinación?  •  ¿Qué    no    te    perdonarías    no    haber     hecho,    ahora    que    -enes      poder    para     ello,    si    te    vieras    dentro    de    10    años?   59  
  60. 60. Algunas  preguntas     •  ¿Qué  estás  postergando  de  -   mismo?  ¿En  qué  no  te  estás  siendo   leal  a  -  mismo?   •  ¿Qué  -enes  que  pedir  a  tus   seguidores/votantes?   •  ¿Qué  deberías  decir  a  tus   seguidores/votantes  que  aún  no   les  has  dicho?   60  
  61. 61. Algunas  preguntas    •  ¿Por    qué    deberían    seguirte/votarte?    ¿Qué     les    ofreces    realmente?  •  ¿Qué    podrías    hacer    para    favorecer    a     quienes    -enes    enfrente      que    no     perjudique    tu    iden-dad    y    tus    creencias?  •  ¿Quiénes  se  ven  amenazados  por  tu   liderazgo  /  proyecto?  •  ¿Cuál  es  el  nivel  de  disenso  que  estás   dispuesto  a  permi-r  en  tu  equipo?   61  
  62. 62. Algunas  preguntas    •  ¿Dónde  se  encuentran  las   principales  resistencias  para  que   logres  tus  sueños?  •  ¿Cuáles  son  los  principales   aprendizajes  en  el  -empo  que  llevas   en  la  polí-ca?  •  En  este  -empo  ¿has  crecido  como   persona  en  algún  sen-do?  •  ¿Cómo  está  viviendo  tu  familia  y  tu   entorno  más  cercano  tu  ac-vidad   polí-ca?   62  
  63. 63. 63  

×