04 Creo En Dios Padre

4,107 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
4,107
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
17
Actions
Shares
0
Downloads
178
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

04 Creo En Dios Padre

  1. 1. Creo en Dios Al principio ya existía la Palabra y la palabra estaba frente a Dios y la Palabra era Dios. Catequesis de confirmación de adultos. Diócesis de Palencia. José Alfredo Elía Marcos
  2. 2. “Escucha Israel: el Señor nuestro Dios es el único Señor. Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza” Dt 6, 4-5
  3. 3. El hombre es capaz de Dios  El deseo de Dios está inscrito en el corazón del hombre, porque el hombre ha sido creado por Dios y para Dios; y Dios no cesa de atraer al hombre hacia sí, y sólo en Dios encontrará el hombre la verdad y la dicha que no cesa de buscar. Luz interior. Isabel Guerra
  4. 4. El hombre es un ser religioso  De múltiples maneras, en su historia, y hasta el día de hoy, los hombres han expresado su búsqueda de Dios por medio de sus creencias y sus comportamientos religiosos (oraciones, sacrificios, cultos, meditaciones, etc.) A pesar de las ambigüedades que pueden entrañar, estas formas de expresión son tan universales que se puede llamar al hombre un ser religioso.
  5. 5.  Pero esta “unión íntima y vital con Dios” puede ser olvidada, desconocida e incluso rechazada explícitamente por el hombre.
  6. 6.  Pero si el hombre puede olvidar o rechazar a Dios, Dios no cesa de llamar a todo hombre a buscarle para que viva y encuentre la dicha.  Pero esta búsqueda exige del hombre todo el esfuerzo de su inteligencia, la rectitud de su voluntad, “un corazón recto”, y también el testimonio de otros que le enseñen a buscar a Dios.
  7. 7. Creado a imagen de Dios, llamado a conocer y amar a Dios, el hombre que busca a Dios descubre ciertas “vías” o caminos para acceder al conocimiento de Dios. Se las llama también “pruebas de la existencia de Dios”, en el sentido de las pruebas propias de las ciencias naturales, sino en el sentido de “argumentos convergentes y convincentes” que permiten llegar a verdaderas certezas. Estas vías tiene como punto de partida la creación: el mundo material y la persona humana.
  8. 8. El mundo como vía para conocer a Dios “Interroga a la belleza de la tierra, interroga a la belleza del mar, interroga a la belleza del aire que se dilata y se difunde, interroga a la belleza del cielo... interroga a todas estas realidades. Todas te  A partir del movimiento y responden: Ve, nosotras del devenir, de la somos bellas. Su belleza es una confesión. Estas bellezas contingencia, del orden y sujetas a cambio, ¿quién las de la belleza del mundo se ha hecho sino la Suma puede conocer a Dios como Belleza, no sujeta a cambio?” origen y fin del universo. San Agustín
  9. 9. El hombre como vía para conocer la bondad de Dios El hombre con su apertura a la verdad y a la belleza, con su sentido del bien moral, con su libertad y la voz de su conciencia, con su aspiración al infinito y a la dicha, el hombre se interroga sobre la existencia de Dios. En estas aperturas, percibe signos de su alma espiritual. La semilla de eternidad que lleva en sí, la ser irreductible a la sola materia, su alma, no puede tener origen más que en Dios.
  10. 10. El hombre en busca de sentido  El hombre trata de buscar un sentido, una orientación, un por qué de su existencia y de su vida en el mundo. Ante esta pregunta caben varias actitudes o respuestas: – Pasotismo – Desesperación – Autosuficiencia
  11. 11. Narciso. Caravaggio El pasotismo Es la respuesta del que no se interroga. Pasa de preguntarse (“No quiero comerme la cabeza”). Es la postura del que renuncia a ver la realidad. Es la “estrategia del avestruz”, de la que se dice que cuando se ve a atacada o en peligro, opta por meter la cabeza debajo del ala y pensar que, como ella no ve nada, ya ha pasado el peligro. El ambiente que nos rodea nos invita a pasar de todo. Las preguntas claves de nuestra existencia se eluden. El lema de esta sociedad podría ser “consume y calla”. Muchas personas viven en el vértigo que supone el día a día, la acción frenética, la huida hacia delante. Trabajan para divertirse el fin de semana y se divierten para descansar del trabajo de la semana. Les violenta el silencio y se refugian en la diversión. Su objetivo en la vida es la evasión, su ideología es el nihilismo (vacío existencial) y su estilo de vida es la falta de compromiso y de responsabilidad. Para ellos la vida es un “sin-sentido”.
  12. 12. La desesperación  Para otros la respuesta al interrogante sobre el sentido tienen tintes dramáticos, ya que para ellos la vida es un asco, una “pasión inútil”, algo que no merece la pena ser vivido. Es la respuesta del existencialismo materialista cuyos exponentes son Albert Camús (que se terminó suicidando) y de Jean Paul Sastre.  Camús expresó esta visión de la vida en su “mito de Sísifo”. Un hombre intentaba subir una Sísifo arrastrando la piedra enorme piedra cilíndrica por una pendiente que cada vez era más empinada. Cuando ya le La postura desesperada acarrea faltaba poco para llegar a la cumbre le fallan las una amargura interior que fuerzas y la piedra rueda hasta abajo. Vuelta a impulsa a huir de la realidad; sea empezar para no conseguir nada, y así toda su por medio de las drogas, alcohol, vida consiste en repetir ese intento inútil. Es extremismos políticos, etc. La vida decir, Camús quiere decirnos con esta parábola se convierte en una pesada carga que la vida es una pasión inútil, porque en ella que levantar todos los días. uno se esfuerza para nada. Nada tiene sentido.
  13. 13. La autosuficiencia  Es la respuesta del hombre que se cree superior sobre los demás y se cree que él solo se vale y se basta para encontrar sentido y solución a su vida. Se entrega a la acción frenética por hacer, olvidándose de lo que es.  Es el mito de Prometeo, que en un gesto de osadía arrebata el fuego que los dioses guardaban en el Olimpo para entregárselo a los hombres. Pero este hombre al final termina siendo lobo para el mismo hombre. Todo aquel que no esté de su parte termina convirtiéndose en enemigo suyo.  La historia ha revelado que cuando más se han apartado los hombres de Dios, más crueles han terminado siendo esos hombres para sus congéneres. El nazismo, el comunismo, las grandes dictaduras, y los totalitarismos han sido formas de organizar Prometeo robando el el mundo sin Dios y que siempre han fuego. Caravaggio terminado de forma trágica.
  14. 14. Dios es la respuesta El hombre no es una pasión inútil, o un proyecto sin sentido, ni una pregunta sin respuesta; existen unos valores absolutos en la vida, y la vida del hombre tiene sentido en referencia a ellos. Dios nos ha creado por amor absolutos en la vida, y la vida del hombre tiene sentido en referencia a ellos. Dios nos ha creado por amor y ha trazado para cada uno de nosotros planes de amor. Lo importante no es, incluso, lo que yo espero de la vida, sino lo que Dios espera de mí.
  15. 15. La creación del hombre. Miguel Ángel Por ello, el sentido de nuestra experiencia consiste en descubrir e intentar vivir los valores de la vida; valores que han salido de las manos de Dios, auténtico arquitecto amoroso de este mundo. Existen valores materiales, sociales, personales, espirituales… Por eso, como nosotros pensamos que Dios es la respuesta sensata, esperamos que el proceso catequético en el que estamos, nos ayude a aclarar la pregunta clave desde la que partimos: ¿Quién soy yo?
  16. 16. El verdadero Dios no es de madera  A veces pasa que la repulsa de un Dios percibido como falso despierta, en unos más que en otros, un sentimiento de culpabilidad, por tratarse de reminiscencias infantiles a las que, sin querer nos sentimos apegados. Conviene, no obstante, superar ese sentimiento con toda naturalidad. “Si te asalta el pensamiento de que todo cuanto has imaginado sobre Dios es falso y equivocado y que Dios no existe, no te sobresaltes por eso. A todos les sucede lo mismo. Pero no creas que tu incredulidad procede de que Dios no existe. Si ya no puedes creer en el Dios en que antes creías eso se debe a que en tu fe había algo equivocado y falso y tienes que esforzarte en comprender mejor eso que llamas Dios. Cuando un salvaje deja de creer en su Dios de madera, eso no significa que no hay Dios, sino que el verdadero Dios no es de madera” El becerro de oro León Tolstoi
  17. 17. “Nos hiciste para ti Señor y nuestro corazón no descansará hasta que no repose en ti” San Agustín

×