IXLatinoamericanode DerechoForestalAmbientalCongresoLibro dePonenciasdel
IXLatinoamericanode DerechoForestalAmbientalCongresoLibro dePonenciasdelOrganizado por:
Autor:Red Latinoamericana de Derecho Forestal - Ambiental (RELADEFA)Auspiciado por:Organismo de Supervisión de los Recurso...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental3ÍNDICEPRESENTACIÓN por Rolando Navarro Gomez ............................
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental4Eje Temático 3: Gobernanza Forestal15.- La participación como mecanism...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental5En un contexto en el que existe la imperiosa necesidad de tomar medida...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental6
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental7PrólogoSiento una gran felicidad de presentarles el compendio de ponen...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental8acontecer en el derecho forestal para contribuir al desarrollo sosteni...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental9I INTRODUCCIÓNLa legislación forestal vigente de Chile, constituye la ...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental10distintos este ámbitos del quehacer latinoamericano, como es una prod...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental11y el otorgamiento de bonificaciones forestales por parte del estado, ...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental12También es necesario destacar, que la ley entregó a la Corporación Na...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental13g) Franquicias tributarias. Todas las personas naturales o jurídicas ...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental142º Ejecución de actividades. Solamente y con posterioridad a una Reso...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental15V POR QUE RAZONES LA LEGISLACIÓN FORESTAL DE CHILE CONTIENEUN SISTEMA...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental16e) Los sistemas de PSA cuando tienen éxito presentan un mayor impacto...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental17Política nacional de cambioclimático en BoliviaApuntes para el anális...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental18mediante Ley N° 1576 de 25 de julio de 1994. Posteriormente en noviem...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental19Enelinciso6)delartículo9,elEstadotieneelfinylafuncióndepromoverelapro...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental20contaminante y sus formas de extracción no esarmónica con el principi...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental21Actualmente ya no sorprende hablar del cambio climático. Las sociedad...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental22Si bien no agotamos la mención de los cambios esperables, estamos pen...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental23Queda claro entonces que al derecho forestal le podremos pedir aporte...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental24LímitesenlagobernanzaforestalAmbiental1Abogada, adscripta de la Cáted...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental25Por otro lado, en nuestro país se legisla a través de la Ley Nº 26.33...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental26Se entiende que nuestro país tiene un enorme potencial en el mercado ...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental27La adaptación al Cambio Climático para el sector forestal requiere un...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental28Para ello, es necesaria la articulación de políticas públicas con la ...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental29En materia de participación social, la legislación debe prever un mar...
IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental30RESUMENLa actividad forestal ha tenido un fuerte crecimiento mundial ...
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013

1,285 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,285
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
151
Actions
Shares
0
Downloads
20
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Libro ponencias del ix congreso reladefa 2013

  1. 1. IXLatinoamericanode DerechoForestalAmbientalCongresoLibro dePonenciasdel
  2. 2. IXLatinoamericanode DerechoForestalAmbientalCongresoLibro dePonenciasdelOrganizado por:
  3. 3. Autor:Red Latinoamericana de Derecho Forestal - Ambiental (RELADEFA)Auspiciado por:Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre (OSINFOR)Editor:Diana Lucía Alvarez NeyraColaboración externa de:Francisco Neira Martinez, Franz Javier Rivero Arce, Mgter. Alba Esther de Bianchetti, María Eugenia SenosiainVerrastro, Ximena Ugarte Trangay, Teresa Gally, Clara María Minaverry, Dr. Samuel José Francke Campaña,Juan Carlos Medrano, Ramón Rivero, Bertha Luz Alvarado Castro, Germán Ríos Arias, Wilson Rocha, WalterBenjamín Rivera Coria, Siu Lang Carrillo Yap, Manuel Alejandro Minaya, Andrea Bedregal, Carmela Arce Urrea,Gisela Hernández Angeles, Hector Herebia Valiente, Carmen Paz Medina Parra, María Cristina Puente Salinas,Jaqueline de Paula Heimann y Elfin Oscar Rafael García Rivas.Diseño y diagramación:Segundo E. Moreno PachecoImpresión:Punto y Grafía S.A.C.Av. Del Río 113 Pueblo LibreTelf.: 332-2328Hecho el deposito legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2013-07647IX Congreso Latinoamericano de Derecho Forestal Ambiental
  4. 4. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental3ÍNDICEPRESENTACIÓN por Rolando Navarro Gomez .............................................................................................................. 5PRÓLOGO por Hugo Che Piu .............................................................................................................................................. 7Eje Temático 1: Cambio Climático1.- Legislación forestal de Chile contiene un sistema de pagos por servicios ambientales yconsecuentemente contribuye a mitigar los efectos del cambio climático por Francisco NeiraMartinez...................................................................................................................................................................................................... 92.- Política nacional de cambio climático en Bolivia. Apuntes para el análisis y la construcción depropuestas por Franz Javier Rivero Arce................................................................................................................................ 173.- Aportes del derecho forestal al cambio climático por Mgter. Alba Esther de Bianchetti........................ 214.- Límites en la gobernanza forestal ambiental por María Eugenia Senosiain Verrastro............................... 245.- Adaptación al cambio climático en el sector forestal por Ximena Ugarte Trangay.................................... 276.- Protección del recurso forestal, buenas prácticas agrícolas y la legislación ambiental en Argentinapor Teresa Gally y Clara María Minaverry................................................................................................................................ 307.- El enfoque de manejo adaptativo de cuencas hidrográficas con énfasis en servicios ambientalesante escenarios inciertos de cambio climático, en el marco de una legislación forestal flexible ydiversificada por Dr. Samuel José Francke Campaña..................................................................................................... 35Eje Temático 2: Pueblos Indígenas8.- Hacia el manejo integral de bosques. Una construcción de la visión y los alcances en Bolivia porJuan Carlos Medrano.......................................................................................................................................................................... 429.- Libre determinación indígena y gestión forestal no lucrativa por Ramón Rivero........................................ 4410.- Avances en la regulación del manejo forestal comunitario y desafíos en su promoción en Perúpor Bertha Luz Alvarado Castro................................................................................................................................................... 5011.- Derechos del campesinado en las reservas forestales. Aportes al proyecto de ley de tierras ydesarrollo rural por Germán Ríos Arias.................................................................................................................................... 5212.- Gestiónterritorialindígena:acciónefectivadeluchacontraelcambioclimáticoyladeforestación“programa COMSERBO pando”por Wilson Rocha .......................................................................................................... 5613.- Nuevos roles de los pueblos indígenas como actores productivos vinculados sector forestal enBolivia por Walter Benjamín Rivera Coria............................................................................................................................... 6114.- El derecho a la tierra y a los recursos forestales de las comunidades indígenas amazónicas deBolivia y Colombia por Siu Lang Carrillo Yap....................................................................................................................... 65
  5. 5. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental4Eje Temático 3: Gobernanza Forestal15.- La participación como mecanismo para promover gobernanza forestal en un enfoquemulticriterial por Manuel Alejandro Minaya ....................................................................................................................... 7116.- Autonomía legislativa y el cambio climático en un escenario de gestión de riesgos por AndreaBedregal...................................................................................................................................................................................................... 7317.- Participación dentro del eje de gobernanza forestal por Carmela Arce Urrea .............................................. 7718.- Descentralización: fortalecimiento de capacidades de los gobiernos subnacionales, para undesarrollo forestal sustentable. Caso mexicano por Gisela Hernández Angeles.......................................... 8019.- Cambio de politicas en el dereho forestal para contribuir al desarrollo sostenible de los bosquespor Hector Herebia Valiente ......................................................................................................................................................... 8420.- La instalación de los tribunales ambientales en Chile, expectativas a la luz del ordenamientojurídico vigente por Carmen Paz Medina Parra................................................................................................................. 8821.- Institucionalidad forestal en América del Sur: reflexiones a partir del caso “programa sociobosque”del ecuador por María Cristina Puente Salinas............................................................................................... 9222.- Governança florestal brasileira: tendências, obstáculos e uma proposta para sua efetivaçãoJaqueline de Paula Heimann......................................................................................................................................................... 9723.- ¿Cómo debe cambiar el derecho forestal para hacer efectiva una descentralización forestal enlatinoamérica? por Elfin Oscar Rafael García Rivas .......................................................................................................... 99
  6. 6. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental5En un contexto en el que existe la imperiosa necesidad de tomar medidas urgentes para lograr un equilibrioadecuado entre desarrollo económico y protección del medio ambiente, la búsqueda de herramientas paralograr este objetivo se hace cada vez mas prioritaria especialmente para los estados que, como los amazónicos,tienen en sus territorios importantes reservas biológicas que proteger.En esa perspectiva, la Ley, como expresión razonada y desapasionada de la voluntad del Estado termina siendouno de los principales instrumentos para lograr ese objetivo pero para ello necesita de un lado un soporte técnicoy científico que sólo puede ser aportado por quienes tienen una formación especializada y de otro ser precedidade un debate intenso en la búsqueda no sólo de consensos políticos sino principalmente de las medidas masidóneas para buscar lograr materializar los objetivos para los cuales es diseñada. Precisamente, el IX CongresoLatinoamericano de Derecho Forestal Ambiental , es uno de esos espacios en donde se discuten las propuestasque deben terminar en la dación de normas de distinta jerarquía pero igualmente útiles constituyendo, porese hecho, en un evento de suma importancia lo cual motiva la edición del documento que a continuación seentrega en un esfuerzo por perennizar materialmente las opiniones de los ponentes que en el participaron parasobre esa base continuar el debate siempre en la búsqueda de lograr alcanzar el tan ansiado desarrollo sostenible.ROLANDO NAVARRO GOMEZPRESIDENTE EJECUTIVO OSINFORPRESENTACIÓN
  7. 7. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental6
  8. 8. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental7PrólogoSiento una gran felicidad de presentarles el compendio de ponencias del IX Congreso Latinoamericano de DerechoForestal Ambiental; que se lleva a cabo en Lima, Perú, entre los días 4 y 7 de junio del 2013. Han transcurrido másde 30 años desde que se inició este camino de análisis y deliberación sobre la relación entre los Bosques y elDerecho. Por ello agradecemos a todas y todos aquellos profesionales que hicieron posible los ocho congresosanteriores. Pero en especial queremos agradecer aquellos que tuvieron el sueño y la visión de organizar el IVCongreso Iberoamericano de Derecho Forestal Ambiental el 2003 en Santiago de Chile. Su decisión rompió unapausa de 20 años e inició una nueva fase en el Derecho Forestal Ambiental en América Latina. Por ello es motivo dealegría que 10 años después de ese segundo inicio podemos decirles a quienes empezaron a caminar y quieneshan construido este camino: seguimos caminado. Porque este IX Congreso es el paso que damos hoy, pero que hasido precedido por el caminar de muchos y anhelamos sea continuado por muchos más.Esta historia no sería posible sin la Red Latinoamericana de Derecho Forestal Ambiental (RELADEFA). Esta RELADEFAdurante los últimos 10 años no solo ha mantenido la secuencia de los congresos latinoamericanos, sino que los haprofundizado y expandido a congresos nacionales, andino amazónicos, meso americanos y de la región Mercosur.Es difícil concebir un espacio similar con la fortaleza y potencialidades de la RELADEFA. Donde durante 10 añosseguidos se ha generado conocimiento, formado expertos y fortalecido líderes de América Latina. Gracias a laRELADEFA varias decenas de profesionales latinoamericanos han mantenido la inquietud por el Derecho ForestalAmbiental y hoy muchos de ellos tienen un rol clave en los sectores forestales, ambientales y rurales de sus países.A la vez nuevos y jóvenes profesionales se han incorporando a esta Red en los últimos años. Será pues tarea de losantiguos y de los nuevos que la RELADEFA contribuya a alcanzar el bienestar y la equidad para todas las personasque viven en y de los bosques de América Latina.El IX Congreso Latinoamericano de Derecho Forestal Ambiental es un espacio privilegiado para que expertos enpolíticaylegislaciónforestaldetodalaregiónsereúnanparaanalizar,discutiryproponersolucionesalosprincipalesproblemas del sector forestal. Este IX Congreso está organizado por la Red Latinoamericana de Derecho Forestal-Ambiental (RELADEFA), el Ministerio del Ambiente de Perú (MINAM), el Organismo de Supervisión de los RecursosForestales y de Fauna Silvestre (OSINFOR) y Derecho Ambiente y Recursos Naturales (DAR). Asimismo, cuenta conel apoyo de la Cooperación Alemana (implementada por la GIZ), la Unión Internacional de Organizaciones deInvestigación Forestal (IUFRO), la Iniciativa del Sector Forestal Peruano (PFSI) y al apoyo del pueblo de los EstadosUnidos de América, a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional- USAID| PERÚ, enel marco de la asistencia técnica del Proyecto Perú Bosques. Su contenido es de responsabilidad de los autores yno necesariamente refleja el punto de vista de USAID| PERÚ. En esta IX edición del Congreso se espera promoverla discusión sobre los cambios que deben acontecer en el derecho forestal para contribuir al desarrollo sostenibleen los bosques de Latinoamérica, planteando recomendaciones y oportunidades de acciones concretas. Enese sentido, las ponencias que aquí se presentan responden a la finalidad de identificar los cambios que debenPRÓLOGO
  9. 9. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental8acontecer en el derecho forestal para contribuir al desarrollo sostenible en los bosques latinoamericanos. Porello, las ponencias se han trabajado en tres ejes temáticos de suma importancia en la coyuntura actual de losbosques. Estos son: Cambio Climático, Pueblos Indígenas y Gobernanza Forestal. A su vez, cada eje temático buscaresponder y profundizar respecto a temas puntuales como: ¿Cómo debe cambiar el derecho forestal para que sepueda asegurar el desarrollo sostenible en un contexto de cambio climático?, ¿Cómo debe cambiar el derechoforestal para asegurar los derechos de los pueblos indígenas en los bosques de Latinoamérica? Y ¿Cómo debecambiar el derecho forestal para hacer efectiva una descentralización forestal en Latinoamérica?.La presente publicación compendia los resúmenes de las ponencias de distintos profesionales y académicoslatinoamericanosqueparticipancomoponentesyasistentesdelIXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental. Este compendio es posible gracias a todas las organizaciones que hemos aunado esfuerzos para larealización del IX Congreso Latinoamericano de Derecho Forestal Ambiental; pero en particular a la importantecontribución OSINFOR. Por su puesto también queremos agradecer a los ponentes, quienes contribuyen a lageneración de nuevo conocimientos y nuevos debates con los análisis y propuestas que nos plantean. Confiamosque este compendio sea de utilidad para los participantes del congreso, pero también a todos los que se contagiende la inquietud de servir a todas y todos latinoamericanos que viven en y de los bosques, así como de todos losdemás que nos beneficiamos de los servicios y bienes que nos proveen los bosques de América Latina.Todos ellosesperan y necesitan que el Derecho se convierta en una herramienta útil para la conservación y aprovechamientosostenible de los bosques. Es tarea de todos nosotros seguir adelante y no defraudarlos.Hugo Che Piu DezaCoordinadorIX Congreso Latinoamericano de Derecho Forestal AmbientalPresidenteDerecho Ambiente y Recursos Naturales – DAR
  10. 10. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental9I INTRODUCCIÓNLa legislación forestal vigente de Chile, constituye la base del desarrollo forestal sustentable que ostenta en laactualidadnuestropaís,enellayensusrespectivosreglamentos,seestablecenclaramentetantolasobligacionescomo los beneficios económicos que se conceden para efectos de proceder al manejo y utilización racional delos recursos boscosos de del país, legislación sectorial y tal como se señala a lo largo de la presente ponencia,contribuye en forma indudable, a lograr el desarrollo forestal sustentable y a la mitigación del cambio climático.En efecto, el sector forestal de Chile, se ha convertido ya desde hace mucho tiempo, a lo menos durante losúltimos 10 años, en el segundo sector exportador de la economía nacional después de la minería, éste cuentacon un potencial forestal compuesto por 13,6 millones de hectáreas de bosque nativo y de 2,5 millones dehectáreas de plantaciones forestales, recursos que le dan vida a la producción forestal del país, la que generódurante el pasado año 2012 sólo en retornos por exportaciones de productos forestales, un total de US$ 5.389,4millones, cifra que representó una disminución del orden del 9,6% en relación los retornos obtenidos durante2011, que ascendieron a US$ 5.906,0 millones, correspondiente esta última cifra a un record histórico para lasexportaciones del sector forestal.Las citadas cifras representan en términos promedios un porcentaje cercano al 3,5 % del PIB Nacional,estimándose mantener similares volúmenes y montos de exportación como aquellos mostrados en 20011para los próximos 10 años. Por otra parte, se debe considerar que las exportaciones totales de Chile realizadasdurante el año 2012, fueron del orden de US$ 78.812,8 80.765 millones, cifra que representa también unadisminución equivalente a 2,5% respecto del año anterior, correspondiendo al sector forestal una contribucióndel orden del 6,83 % en este total con los US$ 5.389,4 ya señalados.Para efectos didácticos y sin ánimo de desvirtuar el trabajo a desarrollar, sólo se pretendió mostrar elcomportamiento de las exportaciones de productos forestales y su participación en el total nacional, sin resaltarlas alentadoras cifras de toda índole que presenta el sector forestal de Chile, sus tasas promedios de forestacióny cosecha de bosques, el número de empleos directos e indirectos, la cantidad y condiciones que presentala industria forestal, el número y cantidad de propietarios de predios forestales con sus respectivos aportesa las economías regionales y nacionales bosques, y ahora último, la gran cantidad de superficies cubiertascon bosques nativos de cuyos propietarios ingresarán al sistema de beneficios económicos consagrados enla nueva legislación, indicadores que indudablemente dejan a Chile con marcadas ventajas competitivas enLegislación forestal de Chilecontiene un sistema de pagospor servicios ambientales yconsecuentemente contribuyea mitigar los efectos delcambio climáticoEje Temático 1:Cambio ClimáticoFrancisco Neira Martinez
  11. 11. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental10distintos este ámbitos del quehacer latinoamericano, como es una producción forestal con bajos costos, unainstitucionalidad que puede exhibir importantes registros de buen desempeño ambiental y laboral, aspectosmuy importantes para diferenciarse positivamente en los mercados más exigentes.Uno de los pilares en que se ha sustentado el sector forestal de Chile para mostrar los resultados queactualmente ostenta, se encuentran basados en la existencia de una adecuada legislación forestalcontenida en el Decreto Ley N°701, de 1974, herramienta legal vigente desde el 28 de octubre de1974, cuyo objetivo principal se encuentra orientado a regular la actividad forestal en suelos de aptitudpreferentemente forestal y en suelos degradados e incentivar la forestación, en especial, por parte de lospequeños propietarios forestales y aquélla necesaria para la prevención de la degradación, protección yrecuperación de los suelos del territorio.Porotraparte,el30dejuliode2008,sepublicaeneldiariooficial,laLeyN°20.283,sobreRecuperacióndelBosqueNativo y Fomento Forestal, herramienta legal orientada a la protección, la recuperación y el mejoramiento delbosque nativo en Chile.Tanto los objetivos como la aplicación de sus mecanismos de fomento, regulación y fomento forestal que ambasherramientas legales presentan, serán analizados seguidamente y que constituyen la base de la afirmaciónrelacionada con el título de la ponencia del autor, en el sentido que razonablemente se puede afirmar que la“Legislación Forestal de Chile contiene un Sistema de Pagos por Servicios Ambientales y consecuentementecontribuye a mitigar los efectos del cambio climático” contribución que se sustenta en los antecedentes yargumentos que se precisan seguidamenteII LAS DOS PRINCIPALES HERRAMIENTAS LEGALES SOBRE FOMENTOFORESTAL1°) EL DECRETO LEY Nº 701, DE 1974, SOBRE FOMENTO FORESTALa) Objetivos. El 28 de octubre de 1974, se publica en el Diario Oficial de la República de Chile, el decreto leyNº 701, de 1974, sobre fomento forestal, cuerpo legal que tiene como objetivo principal regular la actividadforestal en suelos de aptitud preferentemente forestal y en suelos degradados del país, como asimismo,incentivar la ejecución de programas de forestación y aquellos trabajos necesarios para la prevención dela degradación, protección y recuperación de los suelos del territorio nacional.b) Regulaciones. De conformidad a lo establecido en sus artículos 21º y 22º, en Chile, ante cualquiera acciónde corta o explotación de bosques, ya sea naturales o artificiales, es obligación por parte del propietariodel terreno donde se realizará la actividad, someter a consideración de la Corporación Nacional Forestal lapropuesta de un plan de manejo, quedando autorizado el propietario para la ejecución de las actividadesde corta, sólo una vez que dicho organismo se pronuncie favorablemente para realizar tal actividad.De la misma manera y una vez ejecutadas las acciones de corta contenidas en el plan de manejo aprobado, elpropietario del terreno tiene la obligación de proceder a la reforestación de a lo menos, la misma superficie cortada.c) Incentivos a la actividad forestal. Tal como se mencionó anteriormente, la ley incentiva y fomenta laejecución de programas de forestación y recuperación de suelos degradados, objetivo que se cumpledesde el punto de vista de aplicación de los artículos 12º y siguientes del citado decreto ley Nº 701, dondese conceden franquicias de carácter tributarias a quiénes incursionen bajo el régimen de fomento forestal,Eje Temático 1: Cambio Climático
  12. 12. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental11y el otorgamiento de bonificaciones forestales por parte del estado, beneficio equivalente al 75% de loscostos invertidos en el proceso de forestación y recuperación de suelos degradados.d) Franquicias tributarias. Todas las personas naturales o jurídicas que realicen actividades de forestación yrecuperación de suelos degradados y que cuenten con plantaciones bonificadas a través de la ley, ademásde los propietarios de bosques nativos, quedan exentos de pago del ImpuestoTerritorial. Este impuesto seaplica en general, a todos los propietarios de bienes raíces urbanos y bienes raíces agrícolas, lo que de noexistir tal franquicia, los contribuyentes propietarios de predios forestales deberían pagar este impuestocon una tasa del 1,5% que se calcula sobre el avalúo fiscal que tenga la propiedad.De igual manera, estos bosques y plantaciones quedan exentos de pago de un Impuesto sobre Asignaciones,Donaciones y Herencias.e) Bonificaciones. De conformidad a lo establecido en los artículos 12º, 15º y 16º del decreto ley Nº 701, de1974, el Estado en un período de 15 años, contados desde las actividades realizadas desde el 1º de enerode 1996, bonificará un porcentaje general del 75% y en casos especiales el 90% los costos netos de lasactividades que se señalan a continuación:La forestación en suelos frágiles, en ñadis o en áreas en proceso de desertificación;La forestación en suelos degradados y las actividades de recuperación de dichos suelos o deestabilización de dunas;El establecimiento de cortinas cortavientos, en suelos de cualquier clase, que se encuentrendegradados o con serio peligro de erosión por efecto de la acción eólica;Laforestaciónqueefectúenlospequeñospropietariosforestalesensuelosdeaptitudpreferentementeforestal o en suelos degradados de cualquier clase, incluidas aquellas plantaciones con baja densidadpara fines de uso silvopastoral.La primera poda y el raleo de la masa proveniente de las forestaciones realizadas por los pequeñospropietarios forestales, siempre que se hagan dentro de los plazos que establezca el reglamento, yLas forestaciones en suelos degradados con pendientes superiores al 100%.Cabe señalar que a través de ley N°20.488, publicada en el Diario Oficial del 03 de enero de 2011, el sistema debonificaciones se posterga hasta el 31 de diciembre de 2012, encontrándonos en la actualidad con un proyectode ley en tramitación en el Congreso Nacional, mediante el cual se pretende extender por un período adicionalde 20 años el beneficio, bonificaciones orientadas principalmente a la forestación de pequeños propietariosforestales, a la creación de nuevos bosques con fines ambientales y al establecimiento y mantención decubiertas forestales permanentesf) Aplicación de sanciones y facultades entregadas a la Corporación Nacional Forestal. Tal como fueraseñalado anteriormente, la ley entrega a la Corporación Nacional Forestal, organismo rector del sector forestalde Chile, la facultad para la administración, control y fiscalización del decreto ley Nº 701, de 1974.El incumplimiento de planes de manejo, cortas de bosques no autorizadas y en general las distintas figurasinfracciónales contenidas a lo largo del articulado del decreto ley Nº 701, de 1974, deben ser denunciadaspor la Corporación Nacional Forestal a los tribunales que la propia ley asignó, en este caso, a los Juzgadosde Policía Local, quiénes necesariamente tienen que aplicar las multas y sanciones que correspondan, lasque den quedar establecidas en el proceso.Las acciones destinadas a perseguir las infracciones a la ley, prescriben en el plazo de dos años, contadodesde la fecha de la contravención.Eje Temático 1: Cambio Climático
  13. 13. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental12También es necesario destacar, que la ley entregó a la Corporación Nacional Forestal la facultad paraproceder a la paralización de faenas ante una eventual corta ilegal de bosques, como asimismo, la facultadde proceder al comiso de los productos cortados ilegalmente.2° LEY N° 20.283, SOBRE RECUPERACIÓN SOBRE EL BOSQUE NATIVO Y FOMENTO FORESTALa) Objetivos. En el diario oficial del 30 de julio de 2008, se publica la ley N° 20.283, sobre recuperación delbosque nativo y fomento forestal, herramienta legal orientada a la recuperación, protección, mejoramientoy manejo del bosque nativo existente en el país, esto es, sus disposiciones se aplican a un potencialcompuesto por más de 13,6 millones de hectáreas distribuidas a lo largo del territorio nacionalb) Regulaciones. Al igual como sucede con las disposiciones contenidas en el D.L.N° 701, de 1974, la ley debosque nativo, considera una serie de regulaciones sobre las cuales los propietarios de los bosques debenconsiderar.Enefecto,antecualquieraccióndecortadebosquenativo,serequieredeunplandemanejoaprobadoporCONAFy de la misma manera, después de efectuada la corta, existe la obligatoriedad de reforestación o la regeneracióndel bosque nativo cortado, existiendo para ello, un sistema regulado por ley, donde se establecen en primer lugar,los tipos forestales existentes en el país, los métodos de corta aplicable a estos bosques nativos según sea el tipoforestal que se trate y finalmente, la obligación de regenerar o reponer el bosque cortado, obligaciones todas, quepermanecen bajo la supervigilancia de la Corporación Nacional ForestalPor otra parte, este tipo de legislación también exige de la aprobación de un plan de manejo para realizar lasactividades de manejo forestal que en definitiva son fomentadas a través de un sistema de bonificación forestalque la ley consideraLa reglamentación para las distintas regulaciones dispuestas en la ley, se encuentran contenidas en 4 reglamentosy que se encuentran en sendos decretos supremos emanados por la más alta autoridad del país, a saber:a) Decreto Supremo N° 93, de 2008, del Ministerio de Agricultura, sobre Reglamento General de la Ley deBosque Nativo, publicado en el diario oficial del 05 de octubre de 2009.b) Decreto Supremo N° 95, de 2008, del Ministerio de Agricultura, sobre Reglamento del Fondo deConservación, Recuperación y Manejo Sustentable del Bosque Nativo, publicado en el diario oficial del 05de octubre de 2009.c) Decreto Supremo N° 96, de 2008, de los Ministerios de Agricultura y Hacienda, sobre Reglamento de losRecursos destinados a la Investigación del Bosque Nativo, publicado en el diario oficial del 05 de octubrede 2009.d) Decreto Supremo N° 80, de 2008,de los Ministerios de Agricultura y Hacienda, sobre Reglamento delConsejo Consultivo del Bosque Nativo, publicado en el diario oficial del 11 de febrero de 2009.e) Decreto Supremo N° 82, de 2010, del Ministerio de Agricultura, sobre Reglamento de suelos; Aguas yhumedales de la ley N° 20.283, publicado en el diario oficial del 11 de febrero de 2011.f) Incentivos a la actividad forestal. Tal como se mencionó anteriormente, la ley incentiva y fomenta laejecución de programas de manejo del bosque nativo, donde se conceden franquicias de carácter tributariasa los propietarios de este tipo de recursos nativos además del otorgamiento de bonificaciones forestales porparte del Estado, a quiénes ejecuten programas y actividades silvícola en beneficio del bosque nativo.Eje Temático 1: Cambio Climático
  14. 14. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental13g) Franquicias tributarias. Todas las personas naturales o jurídicas que realicen actividades de manejo en susbosques nativos, quedan exentos de pago del ImpuestoTerritorial. Este impuesto se aplica en general, a todoslos propietarios de bienes raíces urbanos y agrícolas, lo que de no existir tal franquicia, los contribuyentespropietarios de predios forestales deberían pagar este impuesto con una tasa del 1,5% que se calcula sobre elavalúo fiscal que tenga la propiedad.De igual manera, estos bosques y plantaciones quedan exentos de pago de un Impuesto sobre Asignaciones,Donaciones y Herencias.También cobra importancia la forma de tributación a la renta de las actividades forestales emprendidas a travésde esta legislación de fomento forestal, en el sentido que la ley concede a los dueños de los bosques nativos, laposibilidad que puedan pagar sus impuestos en base a un sistema de presunción de renta, equivalente a unarenta anual que se calcula sobre la aplicación de un 10% del avalúo fiscal del predio.h) Bonificaciones. De conformidad a lo establecido en la ley y básicamente en su Reglamento, secontempla un sistema de otorgamiento de bonificación forestal a financiar por parte del Estado, a laspersonas propietarias de terrenos cubiertos con bosque nativo y que realicen en ellos, actividades demanejo forestal. Para ello, se dispone de un Fondo concursable destinado a la conservación, recuperacióno manejo sustentable del bosque nativo, a través del cual se otorgará una bonificación destinada acontribuir a solventar el costo de las siguientes actividades:1. Actividades que favorezcan la regeneración, recuperación o protección de formaciones xerofíticas de altovalor ecológico o de bosques nativos de preservación, con el fin de lograr la mantención de la diversidadbiológica,conexcepcióndeaquellospertenecientesalSistemaNacionaldeÁreasSilvestresProtegidasdelEstado. Dicha bonificación alcanzará hasta 5 unidades tributarias mensuales por hectárea;2. Actividades silviculturales dirigidas a la obtención de productos no madereros. Dicha bonificaciónalcanzará hasta 5 unidades tributarias mensuales por hectárea, y3. Actividades silviculturales destinadas a manejar y recuperar bosques nativos para fines de producciónmaderera. Dicha bonificación alcanzará hasta 10 unidades tributarias mensuales por hectárea.i) Aplicación de sanciones y facultades entregadas a la Corporación Nacional Forestal. Al igual comoacontececonlasnormasdelD.L.N°701,de1974,laleyentregaalaCorporaciónNacionalForestal,lafacultadparala administración, control y fiscalización del decreto ley Nº 20.283, funciones que son realizadas a través de todoel territorio nacional de una manera muy similar a lo que se realiza con motivo de la aplicación de la citada leyIII PROCEDIMIENTOS PARA ACCEDER AL SISTEMA DE BONIFICACIONESFORESTALES DISPUESTAS EN EL D.L. N° 701, de 1974De conformidad a lo establecido en la ley y la reglamentación vigente, para la procedencia de pago de labonificación forestal, es requisito el cumplimiento de las siguientes fases:1º Calificación de terrenos de aptitud preferentemente forestal. El propietario del predio donde seránrealizadas las actividades de forestación y optativamente, de recuperación de suelos degradados, debesometeraconsideracióndelaCorporaciónNacionalForestal,unestudiotécnicopatrocinadoyelaboradoporun Ingeniero Forestal mediante el cual se solicite que el organismo rector, le califique el predio o sectores delpredio donde se realizarán las actividades productivas, como de aptitud preferentemente forestal, aprobadodicho estudio, el propietario se encuentra en condiciones de realizar las actividades que correspondan.Eje Temático 1: Cambio Climático
  15. 15. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental142º Ejecución de actividades. Solamente y con posterioridad a una Resolución de CONAF mediante la cualse acredite que los terrenos donde se realizarán las actividades productivas, corresponden a terrenos deaptitud preferentemente forestal, el propietario del predio podrá iniciar la ejecución de las actividadescontempladas en el estudio técnico señalado en el punto anterior, las que en definitiva serán sujetas delpago de la bonificación que contempla la ley.3º Valores y costos de bonificación. Los beneficiarios del sistema de bonificación forestal, no requierende la presentación a CONAF de un detalle de los distintos costos y gastos incurridos en los procesosde forestación y otras actividades bonificables, dado que por ley se establece, que los montos sujetos abonificación estarán en función a los valores establecidos en una tabla de costos, que se debe fijar el 31de julio de cada año y con la debida publicidad en el Diario Oficial de la República.4º Verificación del éxito de las actividades y solicitud de pago de la bonificación. A contar del día 1º deabril del año siguiente al de ejecución de las actividades de forestación, el beneficiario podrá solicitar aCONAF el pago de la bonificación contemplada en la ley, la que será procedente en la medida que lasolicitud de pago, vaya acompañada de un estudio técnico patrocinado y elaborado por un IngenieroForestal mediante el cual se acredite la existencia de la forestación.Cumplido lo anterior y previa verificación de los antecedentes técnicos y administrativos, CONAF procedea emitir un documento que se denomina Certificado de Bonificación Forestal, el que debe ser presentadopor los beneficiarios para su pago en las distintas oficinas de la Tesorería de la República, terminando allíel procedimiento establecido en la ley y sus reglamentos.IV PROCEDIMIENTOS PARA ACCEDER AL SISTEMA DE BONIFICACIONESFORESTALES DISPUESTAS EN LEY 20.283Los procedimientos dispuestos en la ley para acceder al sistema de bonificaciones forestales, son totalmentedistintos a aquellos dispuestos en el D.L.N° 701, dado que para el caso de manejo del bosque nativo serequiere del cumplimiento de los siguientes requisitos1º Se trata de Fondos Concursables. La ley dispone la entrega de bonificaciones exclusivamente a las personasnaturales o jurídicas, que al margen de poseer los bosques nativos de que se trate, postulen en forma previa unconcurso público que se realiza en forma anual en el transcurso del primer trimestre de cada año2º Debe haber adjudicación de la bonificación a percibir a través del sistema de concurso, una vez realizado elllamado a concurso, la ley señala claramente la realización de un sistema de selección, admisión y adjudicación delconcurso, posteriormente el beneficiario debe continuar realizando los trámites que se indican3º Presentación de plan de manejo. El propietario de los bosques nativos y que se haya adjudicado elconcurso público, tiene un período de 6 meses para efectos de presentar en CONAF el respectivo plan demanejo, instrumento que le permitirá realizar las actividades silvícola con la seguridad que una vez realizadasse le otorgará el respectivo pago de la bonificación que corresponda4º Cumplido los pasos anteriores y en forma posterior a la ejecución de las actividades silviculturalescontempladas en el plan de manejo, el beneficiario presenta en CONAF los estudios técnicos patrocinadospor los profesionales que la ley señala a fin de solicitar el pago de la correspondiente bonificación, para lo cualCONAF dispone de un plazo máximo de 90 días para el pronunciamiento de la solicitud. En caso que no existatal pronunciamiento en las condiciones señaladas, la solicitud debe ser aprobada por Ministerio de la Ley.Eje Temático 1: Cambio Climático
  16. 16. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental15V POR QUE RAZONES LA LEGISLACIÓN FORESTAL DE CHILE CONTIENEUN SISTEMA DE PAGOS POR SERVICIOS AMBIENTALESa) Si consideramos que el concepto de Pago por Servicios Ambientales (PSA) se refiere a un mecanismo flexibley adaptable a diferentes condiciones, que apunta a un pago o compensación directo por el mantenimientoo provisión de un servicio ambiental específico para lograr la sustentabilidad o desarrollo sustentable,indudablemente que el D.L.N° 701, de 1974, y la ley N° 20.283, sobre Recuperación del Bosque Nativo yFomento Forestal, principales herramientas de fomento forestal con que cuenta Chile, se constituyentambién, desde el punto de vista de aplicación del derecho forestal, en importantes herramientas queconsagran dentro de sus disposiciones un Sistema de Pago por Servicios Ambientales (PSA), por cuantoy tal como se señaló precedentemente, aquellas personas naturales o jurídicas que realicen programas deforestación, como aquellas que realicen programas y actividades de recuperación de suelos degradadosen cuencas hidrográficas, y quiénes mantengan y conserven en el tiempo sus bosques nativos, accedenpor una parte, a bonificaciones forestales entregadas directamente por el Estado y también, a franquiciastributarias y formas especiales en la determinación de las rentas generadas por la actividad forestal, sistemasde incentivos y de PSA que se detallarán en los capítulos correspondientes.b) LossistemasdePSApordefinicióntambiénconsideranparaelcasodecuencashidrográficas,laimplantaciónde mecanismos de mercado para la compensación a los propietarios de tierras aguas arriba con la finalidadde mantener o modificar un uso particular del suelo que afecta la disponibilidad y/o la calidad del recursohídrico, acciones que se dan en Chile, en primer lugar, en el sentido que desde el punto de vista jurídicoexisten derechos de agua y consecuentemente, no es fácil hacer utilización de este importante recurso,sin las autorizaciones y títulos correspondientes. Por otra parte, la misma legislación forestal vigente, enparticular el D.L.N° 701, de 1974 y el reciente Reglamento de Aguas, Suelos y Humedales antes descrito,contienen regulaciones y disposiciones muy especiales que prohíben la corta o explotación de árboles ybosques nativos, en franjas de protección y cercanas a todo tipo de masas y cursos de aguas y humedalescomo asimismo, en aquellos tipos de suelos que presentan mayores niveles de erosión, regulaciones queclaramente se encuentran dispuestas en ambos cuerpos legales.c) Los sistemas de PSA compensan el incremento en la calidad y cantidad de los servicios ambientales,(secuestro y almacenamiento de carbono, protección de la biodiversidad, protección de cuencashidrográficas y mantención de belleza escénica), y no constituye en sí mismo un pago por los recursosambientales, ello llevado a la práctica y con relación a las características que presentan las dos legislacionesespeciales con que cuenta Chile, tenemos que dicha legislación, indirectamente trata de una forma deaceptar la responsabilidad de la sociedad de Chile hacia el mantenimiento sustentable de sus ecosistemas,por cuanto a través de la aplicación de sus disposiciones relacionadas al fomento forestal, el Estado alentregar directamente a los beneficiarios de la ley, pagos en dinero en efectivo respecto de ejecución deprogramas de forestación y de manejo en sus bosques nativos, por la vía de entrega de una bonificaciónforestal, y por otra parte, dejar de cobrarles impuestos territoriales y otorgar franquicias en la determinaciónde la renta forestal, estaría otorgando incentivos económicos en pos de la mantención e incremento desus recursos forestales con todas las implicancias y beneficios que lleva consigo la biodiversidad, sistemasque son garantizados en Chile, a través de la correcta aplicación de las dos legislaciones citadas.d) Los sistemas de PSA son instrumentos diseñados para la conservación de los recursos naturales y noa una restauración ambiental integral, objetivamente ambas leyes de fomento forestal de Chile (D.L.N°701 y ley 20.283) se caracterizan por contener diversas disposiciones tendientes a la conservación de losrecursos naturales renovables, en primer lugar se debe destacar la instauración y definición del principalinstrumento de regulación forestal, constituido por el “Plan de Manejo” se dispone en los primerosarticulados de estas leyes cuyas definiciones jurídicas hablan por si solaEje Temático 1: Cambio Climático
  17. 17. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental16e) Los sistemas de PSA cuando tienen éxito presentan un mayor impacto en el logro de objetivos a largoplazo y con alcances nacionales. En efecto, la ley 20.283 sobre recuperación del bosque nativo y tal comofue señalado, a la fecha, no ha tenido grandes resultados en su aplicación, ello por cuanto se trata de unadisposición legal que recién entró en aplicación plena, a partir de la publicación y vigencia de todos susreglamentos en el año 2010. Por otra parte, los indicadores macroeconómicos que presenta el sector forestalde Chile, se deben en gran medida, a la existencia de una ley forestal consagrada en las normas del D.L.N° 701,de 1974, herramienta que ya cuenta con más de 38 años de aplicación, lo que ha permitido la creación deuna masa forestal de mas de 2,5 millones de hectáreas que actualmente constituyen la base de sustentaciónde la producción forestal, convirtiéndose esta herramienta legal, en un sistema jurídico de incentivo para lacreación de nuevos bosques, manejo de actividades de recuperación de suelos degradados, conservación ypreservación de biodiversidad, colaboración en la captura de carbono y del desarrollo sustentable del país.IX CONCLUSIONESIndudablemente, la principal herramienta legal sobre regulaciones y fomento de las actividades forestalesrealizadas en Chile, la constituye el decreto ley Nº 701, de 1974, disposición legal que de alguna u otra manera,representa una de las bases sobre la cual se ha logrado el desarrollo forestal que actualmente ostenta el país,cuerpo legal que al interior de sus normas contiene un sistema de pagos de servicios ambientalesLa ley N° 20.283, si bien es cierto que data desde el 30 de julio de 2008, su aplicación es incipiente, toda vez quesu plena aplicación comienza en el mes de mayo de 2010, esperándose en el futuro cercano, obtener similaresresultados que la legislación del D.L.701No obstante la reciente data de la ley 20.283, ésta contempla al interior de sus normas, efectos y consecuenciasmuy similares al sistema de PSA, dispuestos en el tantas veces citado decreto ley 701, constituyéndose en unaherramienta legal que prevé la incorporación a sus beneficios, de miles de propietarios de terrenos cubiertoscon bosques nativos, quiénes en definitiva, podrán gozar de los beneficios económicos y tributarios queofrecen sus disposiciones y consecuentemente, se beneficiarán con el sistema de PSA que ofrecen sus normasA partir de la vigencia primeramente, del decreto ley Nº 701, de 1974, y últimamente con la vigencia de la ley20.283, Chile presenta un cambio cultural en los distintos actores que participan en las actividades forestales,principalmente empresas y propietarios de bosques y plantaciones forestales, ello debido al hecho que existeobligación legal de realizar actividades de corta y reforestación de bosques con autorización del OrganismoRector del sector forestal de ChileLadictacióndeldecretoleyNº701en1974,constituyeunpilaradicionalalasdistintasherramientaseinstrumentosorientados al desarrollo del país, particularmente en la década de su creación, ya que a nivel nacional se da inicio auna gran transformación de carácter económica no quedando al margen de ella, un nuevo sistema de legislaciónforestal creado de cuyos resultados se señalaron precedentemente, ello, incidió posteriormente, en la creacióntambién de una ley de recuperación del bosque nativo, como lo es, la ley N° 20.283Ambas legislaciones de fomento forestal, constituyen herramientas legales que contienen un esquema demáxima solidez y ordenación, con normas técnicas y ambientales totalmente aplicables en la realidad, con unaestructura acorde a la institucionalidad vigente y de sobre manera, entregando facultades de administración yfiscalización de sus normas a una Corporación Nacional Forestal, organismo que orgullosamente le he brindadomas de 30 años de mi vida profesional y de la que en esta oportunidad estoy presente en calidad de representanteEje Temático 1: Cambio Climático
  18. 18. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental17Política nacional de cambioclimático en BoliviaApuntes para el análisis yla construcción de propuestasFranz Javier Rivero ArceOBJETIVOEste documento tiene el objetivo de constituirse en una referencia para el análisis, reflexión y construcción de loslineamientos que podrían considerarse para la elaboración de una política nacional en materia de cambio climáticoa nivel regional.INTRODUCCIÓNBolivia, uno de los países más mega biodiversos del planeta, cuenta con aproximadamente 45 millones de hectáreasde superficie boscosa, que lamentablemente se van perdiendo a una velocidad de 5% de superficie de bosques poraño1, debido a diversas actividades, como ellas la ampliación de la barrera agrícola, ganadera, a la presión urbana ya la colonización de áreas protegidas.El cambio climático es la modificación del clima en nuestro planeta respecto a los antecedentes históricos que setienen registrados por causas naturales y humanas. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre CambioClimático, establece en su art. 1 que "por cambio climático se entiende un cambio de clima atribuido directao indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a lavariabilidad natural del clima observada durante períodos comparables".LasmedidasquedebentomarlosEstadosrespectoalosimpactosnegativosenelmedioambiente,estánenmarcadasen las políticas nacionales definidas por una serie de normas de diferentes jerarquías. Muchas de las decisiones quegeneran un mayor o menor grado de impacto negativo a los bosques y zonas ricas en biodiversidad de Bolivia, sedeben a la aplicación de normas y políticas que no reflejan la realidad y necesidad ambiental de país.Por esos motivos, en este documento será considerada la actual política boliviana en materia de cambio climático yse perfilarán ideas para una mejora o ajuste de la misma, en un espacio de reflexión e intercambio de opiniones conlos aportes de quienes integran la Red Latinoamericana de Derecho Forestal Ambiental – RELADEFA.BOLIVIA Y SU POLÍTICA NACIONAL DE CAMBIO CLIMÁTICOEl trabajo gubernamental de Bolivia respecto al cambio climático, inicia con la firma de la Convención Marco de lasNaciones Unidas sobre el Cambio Climático – CMNUCC en 1992, en ocasión de la Cumbre de Río, que es ratificada1Según exposición del director de la ABT, desde 1975 hasta el 2006, Bolivia ha perdido 7 millones de hectáreas de bosques.Eje Temático 1: Cambio Climático
  19. 19. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental18mediante Ley N° 1576 de 25 de julio de 1994. Posteriormente en noviembre de 1994 la Secretaría de la Convenciónrecibe y acuerda dicha ratificación.A raíz de dicha situación, a inicios de 1995 el gobierno nacional crea el Programa Nacional de Cambios Climáticos– PNCC, como institución dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Desarrollo Forestal,para la toma de acciones que permitan el cumplimiento de las obligaciones contraídas ante la convención marco ypara iniciar estudios de investigación científica en esos temas.Desde ese entonces ha desarrollado una serie de estudios e informes conforme a los parámetros establecidos por laCMNUCC y el IPC en materia de emisión de GEI, escenarios climáticos, propuestas e implementación de proyectosde mitigación al cambio climático. Siguiendo su línea de trabajo para reducir los efectos del cambio climático, elgobierno boliviano ratifica el protocolo de Kioto mediante Ley N° 1988 de 22 de julio de 1999.Entre sus principales resultados están:La conformación del Consejo Interinstitucional delCambio Climático, compuesto por instituciones gu-bernamentales, no gubernamentales, científicas yprivadas junto al Programa de las Naciones Unidaspara el Desarrollo – PNUD, con el objetivo de sugerirpolíticas de cambio climático al gobierno central.La creación del Directorio del Programa deImplementación Conjunta, integrado porinstituciones y personas de la sociedad civil,empresas privadas y el gobierno, tenía elpropósito de aprobar proyectos enmarcados enla fase piloto de las Actividades ImplementadasConjuntamente de la Convención del Clima.Captó importante recursos económicos para elapoyo a centros de investigación universitariospara el desarrollo de estudios nacionales enCambio Climático.Reunió a grupos de expertos para que perfilenmodelos relacionados con la temática climática.Creó el Proyecto de Desarrollo de Capacidadespara transacciones financieras de carbono.También el Proyecto de Adaptación y Mitigación alCambio Climático (Plan Quinquenal del PNCC).Junto a otras organizaciones, apoyo el Programa deAcción Climática Noel Kempff Mercado – PACNK,en el parque nacional del mismo nombre.Presentó el Proyecto Andino de Adaptación alCambio Climático.Se han publicado y difundido importantesdocumentos que han sido expuestos en lasConferencia de las Partes (COPs) del Protocolo deKioto y en la reciente Cumbre de Rio+20Organizó y participó en talleres y conferencias na-cionales sobre cambio climático y de capacitación.Hasta el presente, el PNCC ha participado trabajado arduamente con organismos de cooperación de varios países,principalmente europeos, para definir su posición respecto a los mecanismos de mitigación del cambio climático comoREDD, REDD+ y REDD++. Sin embargo, dicha posición representada en su política nacional, ha tenido más una influenciapolítica que técnica, sin que ello pretenda desmerecer el importante trabajo que han realizado durante casi 20 años.Desde que el partido político de izquierda denominado Movimiento al Socialismo - MAS llegó al gobierno bolivianoel 2006, la política boliviana en torno al cambio climático dio un giro radical que hasta el presente ha posicionadoal país a nivel internacional como uno de los firmes opositores a vincularse a los mercados de bonos de carbono.Sin embargo, un avance importante fue la constitucionalización de los derechos ambientales plasmados en la nuevaconstitución boliviana promulgada el año 2009, como resultado de la Asamblea Constituyente. Respecto al medioambiente y recursos naturales, la nueva constitución incorporó aproximadamente 63 artículos en distintos capítulosy secciones, como por ejemplo, los 2 artículos en el capitulo quinto de los derechos sociales y económicos, porlos que se reconoce el derecho humano a un medio ambiente saludable, protegido y equilibrado, y se faculta acualquier persona a ejercitar acciones legales en defensa del medio ambiente, a través de la garantía constitucionalde la Acción popular, desarrollada en los arts. 135 y 136.Eje Temático 1: Cambio Climático
  20. 20. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental19Enelinciso6)delartículo9,elEstadotieneelfinylafuncióndepromoverelaprovechamientoresponsableyplanificadode los recursos naturales, e impulsar su industrialización. De igual forma, se establece que es competencia privativa delnivel central del Estado, la política y el régimen general de los suelos, recursos forestales y bosques, situación que fueuna de las principales aspiraciones, principalmente de las regiones orientales del país, ricas en recursos forestales, paraque sean una competencia del nivel departamental de gobierno, ya que desde el mismo se podrían construir políticasmás acordes a la realidad y necesidad de los actores forestales (gobierno-privados-pueblos indígenas).Un aspecto relevante fue la inclusión de la jurisdicción y competencia del Tribunal agroambiental, descrito en losartículos 186 al 189. Esta instancia judicial, conocerá recursos de casación y nulidad de las acciones reales agrarias,forestales y ambientales, y tomará conocimiento de los asuntos contenciosos-administrativos. El artículo 388 referidoa la titularidad del derecho exclusivo que tienen las comunidades indígena originario campesinas situadas dentro deáreas forestales, ya fue reconocido por la ley forestal aún vigente y aprobada el año 1996 (art. 14, VI.).La amazonia también fue incorporada en la constitución como un espacio estratégico del desarrollo nacional. En losarts. 390 al 392, se mencionan a los bosques húmedos tropicales con sus particulares potencialidades extractivas yrecolectoras. Lo importante de este reconocimiento legal y expreso, es que el gobierno deberá priorizar el desarrollosustentable de esta zona de forma integral, participativa y compartida.Con ese marco constitucional, en diciembre del 2010 el gobierno boliviano promulga la “Ley de los derechos de laMadre Tierra – N° 071”, que en sus 10 artículos establece las siguientes características:Concepto de madre tierra:“es el sistema viviente dinámico conformado por la comunidad indivisible de todoslos sistemas de vida y los seres vivos, interrelacionados, interdependientes y complementarios, que compartenun destino común. La Madre Tierra es considerada sagrada, desde las cosmovisiones de las naciones y pueblosindígena originario campesinos.”2Principios: armonía, bien colectivo, garantía de generación de la madre tierra, respeto y defensa de los derechosde la madre tierra, no mercantilización e interculturalidad.Además de los deberes y obligaciones de las personas y del Estado respecto a la madre tierra. En septiembre del2012, se logra la promulgación de la“Ley marco de los derechos de la MadreTierra y Desarrollo integral para vivir bien– N° 300”, que lamentablemente hasta el presente (mayo del 2013) carece de regulación que la haga efectivamenteoperativa. En su texto, desarrolla de forma más amplia los principios de la ley N° 071 y crea nuevas institucionescomo la Defensoría, la Autoridad Plurinacional y el Fondo Plurinacional, todos ellos de la Madre Tierra.Apuntes para la construcción de una política nacional para el desarrollo sostenible en un contexto de cambioclimático en Bolivia.De los antecedentes y características expuestos sobre el marco normativo, político e institucional que forman lapolítica nacional de cambio climático en Bolivia, se proponen los siguientes elementos para la reflexión y análisis deuna política más concordante con la realidad nacional y mundial:2BOLIVIA, Ley de los derechos de la Madre Tierra, 2012, art. 3.Bolivia es un país que actualmente disfruta de unabonanza de precios internacionales de materiasprimas o commodities, que permiten al tesoronacional importantes ingresos económicos parala inversión pública sostenible. Esa situación quees muy difundida como un logro de la actualadministración del presidente Morales, no essostenible en el mediano plazo por diversascausas, como la imposibilidad de cumplir con lasexigencias futuras de los principales compradores,Brasil y Argentina porque están invirtiendo enla prospección y extracción de gas y petróleo,y también, porque en la práctica y en esencia,la industria del petróleo y gas, es altamenteEje Temático 1: Cambio Climático
  21. 21. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental20contaminante y sus formas de extracción no esarmónica con el principio de “restauración de lamadre tierra” por citar un caso. Con solo el 50%de los recursos que se destinan anualmente ainvestigaciónyextracciónhidrocarburifera,podríandesarrollarse cientos de iniciativas en reducción deemisiones por degradación o deforestación queproducen muy bajo impacto ambiental, beneficiana los bosques y generen empleos dignos a variasfamilias bolivianas.Por otra parte, la construcción de la política nacionalboliviana sobre cambio climático debe tener comoprioridad la participación activa de diversos actoresde la sociedad civil, conformada por organizacionesprivadas de investigación, académicas, sociales eindígenas que dejen de lado sus posiciones político-partidarias para que la ciencia y el bien colectivoprevalezcan por sobre la política.El concepto de desarrollo sostenible debe incluirlos elementos del desarrollo sustentable, es decir, lapreservacióndelosrecursosnaturalesylaproteccióndel medio ambiente, con la diferencia que lapreservación de la vida debe ser el fin supremo dela misma, y no solo de la vida del ser humano, sinode todas las otras especies que cohabitan junto a él,para alcanzar el equilibrio ideal.El desarrollo sostenible también implicar justicia,pero no solo la entendida para condenar alque tiene una conducta contraria al desarrolloequilibrado y que piensen diferente al gobiernode turno, sino también al propio Estado que seaincoherente con sus propias políticas, leyes yprincipios.La cooperación debe ser asimilada en el másamplio sentido de solidaridad entre Estado yorganismos, sean públicas, privadas, nacionaleso internacionales. El cuidado de nuestro granhogar, el planeta tierra, y de todos los que vivimosen él, debe anteponerse a los interés mezquinosy egoístas de tipo económico y político. Todoslos Estados deben entender que la cooperacióninternacional debe estar únicamente condicionadaal aprovechamiento sostenible conjunto, dela madre tierra y de los seres vivos, y no alaprovechamiento del ser vivo a costa de la madretierra.Por último, todos los elementos descritos, si soncorrectamente amalgamados, deben lograr unaprovechamiento eficaz de los recursos naturalespara la preservación de la vida de todos los seresvivos, sin excepción.Eje Temático 1: Cambio Climático
  22. 22. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental21Actualmente ya no sorprende hablar del cambio climático. Las sociedades en general admiten que se adviertencambios que generan graves problemas, que afectan a todas las actividades humanas. Por ende tienen impacto social,económico y la naturaleza nos devuelve como un espejo respuestas inusitadas, generadas por la acción antropica.Dejamos atrás la etapa negatoria, para rescatar que desde 1992 en adelante, en el marco de Naciones Unidas y otrosámbitos, se reconocen con mucho menos resistencia, los cambios en el clima global y sus efectos negativos. Por citaralguno, el aumento de la concentración de gases de efecto invernadero (GEI), entre otros fenómenos que se vieronalterados, en su anterior equilibrio.Lo cierto es, que los efectos del calentamiento global, inciden sobre la seguridad económica y social de los seres humanos.Entonces los países reaccionan de modos diversos: los desarrollados económicamente, generan proyectos y aportes eco-nómicosquesederivanadistintasaccionesyactividadesylospaísesenvíasdedesarrolloadeudanlaadecuacióndelmarcolegal o intentar mejorar su sistema de monitoreo y acceso a información valiosa, con relación a la vulnerabilidad regional.No obstante el grado de conocimiento y tecnologías disponibles alcanzado por la humanidad, se requiere incrementaraun más el conocimiento, a fin de tener certeza para las predicciones en materia de cambio climático y optimizar lasposibilidades del control de los efectos negativos. Así no tendremos que ser espectadores –por ejemplo- de un Estadoimpotente ante las inundaciones urbanas, catástrofe ocurrida en el mes de abril, en la ciudad de la Plata, Argentina. Elfenómeno fue provocado por una lluvia un poco intensa y fue causante de numerosas victimas fatales.En ese contexto y para asegurar un desarrollo sostenible, nos planteamos: ¿Cómo debe cambiar el derecho forestal?O ¿Qué puede aportar el derecho forestal al cambio climático?A mi entender, ello se deriva evidentemente de la importancia de los bosques para la mitigación del cambioclimático, por su función de "sumidero de carbono" y su roll en el equilibrio natural del planeta.En una primera visión macro podríamos afirmar que encontraremos respuestas comunes y otras diferenciadassegún el país latinoamericano de que se trate.Partiendo de la base que al derecho forestal no le podemos pedir la solución de los problemas, sino apenas elmarco legal adecuado para los planes, programas y actividades que deberán encarar las políticas públicas, tanto paraprevenir como para encarar los efectos del cambio climático, sean aptos y eficaces.Ese marco legal debe ser ecosistémico, holístico, integrador, es decir tratar la regulación del recurso forestal, en el marcodel derecho ambiental. No quedan dudas que el cambio climático afecta directamente a los bosques; los que sufriráncambios relevantes, de igual modo los pastizales se verán alterados, los desiertos resultaran más secos, también lossistemas acuáticos se verán influenciados tanto en su temperatura, como los cambios en el flujo y niveles del agua.Se modificaran los sistemas de producción agrícola, se afectara la salud humana entre otras cuestiones. O sea que losefectos del cambio climático son también sistémicos, aunque podamos discurrir analizando recurso por recurso.Aportes del derecho forestalal cambio climáticoMgter. Alba Esther de Bianchetti11Alba Esther de Bianchetti – Abogada – Magister en Derecho Fundiario y Empresa Agraria – Doctorado en Derecho Publico, Políticay Gobierno – Profesora full time en la asignatura Derecho Agrario, Minería y Ambiente en la Facultad de Derecho Ciencias Socialesy Políticas de la Universidad Nacional del Nordeste, Argentina.Eje Temático 1: Cambio Climático
  23. 23. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental22Si bien no agotamos la mención de los cambios esperables, estamos pensando cuanto pedirle al derecho forestal,expresado en un corpus de normas, que siempre va a tender hacia un estatus inamovible y si ello implica exigir más alláde lo que puede aportar el derecho. Deberíamos incorporar a esa nueva rama del derecho, hojas de ruta, que permitanla necesaria movilidad para generar estrategias de adaptación al cambio climático. A escala regional y global.En líneas generales se puede proponer que el derecho forestal debiera receptar –en primer lugar- los consensosmundiales arribados con relación al cambio climático, para que cada región o país traduzca ello, a las particularidadesde su orden interno.En el ámbito latinoamericano podemos decir que habrá un grupo de países que aún requieren incorporar el marcolegal adecuado, para contar con las herramientas jurídicas necesarias para el tratamiento del cambio climático. Eneste grupo de países, la desactualización de las normas es un retraso que debe ser solucionado en el más corto plazo.Hay países que tienen las normas necesarias para actuar en el contexto de un cambio climático, pero cuyas políticaspúblicas no se reflejan en planes, programas y actividades acordes con las normas internas. Cabe preguntarse si elloobedece al desconocimiento generalizado de las mismas, o a una indiferencia cultural acerca del cumplimientodel marco legal. En estos, la acción de la ciudadanía aparece como necesaria a fin de reclamar, exigir y activar losinstrumentos de gestión ambiental correspondiente.Encuantoalaspolíticaspúblicasdeberíamoshablarenprimerlugardepolíticasdeprevención,demaneratalquelasocie-dad se responsabilice en la evitación de los daños con que nos amenaza el cambio climático. Por mencionar un ejemplode nuestro país, la Argentina, podemos citar problemas con el agua, tanto su exceso traducido en inundaciones, como suescasez traducido en sequias extremas. Fenómenos que causan cuantiosas pérdidas en términos económicos y sociales,por no haber realizado el Estado las obras de infraestructura necesaria o la adopción de medidas acorde a las necesidades.Si bien los fenómenos derivados del cambio climático en si mismos son impredecibles, son factibles de prevenirsecon obras públicas, tales como contención del agua, canalización adecuada, desagües con aptitud para escurrirlas lluvias copiosas, entre otras políticas que también mejoren la matriz energética cada vez más compleja. Y nopodemos dejar de mencionar el debate vigente entre el cambio climático y el comercio, ya que a escala internacionalse debe armonizar los acuerdos ambientales, con las normas de tráfico comercial.En segundo lugar se requieren políticas públicas claras en materia de bosques, tanto en lo que refiere a mecanismosdeconservacióndebosquesnativos,oconrelaciónabosquescultivadosysumanejosustentable.Debenserpolíticascoordinadas entre estas dos variables, pero además coordinadas con políticas referidas a recursos interdependientescomo el agua y la tierra y con actividades que compiten por el mismo espacio, como la agricultura. Por citar ejemplos:el necesario ordenamiento territorial ambiental, el acceso a la información ambiental, la participación ciudadana enlas decisiones que afectan al ambiente.En lo que a bosques se refiere y su función como sumideros y depósitos naturales de gases de efecto invernaderopara los ecosistemas terrestres y marinos, cabe fortalecer no solo el derecho, sino las acciones en torno a formulary aplicar planes y programas de reducción de emisiones, que se traducen en actividades diversas tales como:reducción de la deforestación, intensificar la forestación y reforestación, enriquecimiento de bosques degradados,entre otras posibilidades. Relevante resulta en esta propuesta la acción de REDD+, la difusión de su sistema, para asídesarrollar y acrecentar actividades que mitiguen los efectos del cambio climático.En este sentido se deben fortalecer los parámetros de un desarrollo sustentable, aumentando los mecanismos dedesarrollo limpio, optimización del aporte de la tecnología que nos permita anticipar los factores de incidenciade las variaciones climáticas, trabajar en el sentido de disminuir los efectos de concentración de gases de efectoinvernadero. Todo ello, no puede estar encorsetado ni previsto casuísticamente por el derecho, aunque los marcosjurídicos en el cual han de desenvolverse estas cuestiones son necesarios incuestionablemente.Eje Temático 1: Cambio Climático
  24. 24. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental23Queda claro entonces que al derecho forestal le podremos pedir aportes, pero no únicamente a esta rama delderecho, dado que; y sin realizar una enumeración exhaustiva importan también la normativa sobre los otros recursosnaturales, las normas agrícolas, la de propiedad intelectual de semillas, la de energías alternativas y sostenibles, porcitar solo algunas –a titulo de ejemplo- que necesariamente y en términos de eficacia, deben compartir objetivos.Los desafíos que plantea el cambio climático, lo podemos ver como una oportunidad para incrementar lasinvestigaciones y análisis multidisciplinar, que pueda generar y aportar conocimiento necesario para un abordajemás integral y también optimizar el aprendizaje ya logrado.Encontrar también los caminos necesarios para superar las antinomias entre ambiente y desarrollo, derivando enun uso más responsable de los recursos, estrechando y coordinando los vínculos entre gobierno, empresas y todosaquellos comprometidos con el tema.Al derecho le podemos exigir el cambio de aquellos paradigmas fijos o inmutables por otros más sistémicos yflexibles. El bosque como objeto disparador de las normas que conforman el derecho forestal lo posibilitan, todavez que se trata de un ecosistema diverso y frágil, pero funcionalmente esencial para el sostenimiento de la vida. Losobjetivos de la política y la legislación forestal, deben armonizar con los objetivos de desarrollo y los ambientales.Los países a su vez, deben procesar la cuestión a partir de su organización: ya que será diversa la cuestión si setrata de aquellos organizados unitariamente y los que adoptan un sistema federal que implica algunas facultadescompartidas. A su vez incide la forma de gobierno y la política, ya que no es igual si se trata de gobiernos autoritariosque probablemente regulen con base en normas de comando y control, que otros con perfil democrático quetrabajaran sobre consensos. El bosque es un recurso natural clave para el desarrollo y un muy buen ejemplo parapensar políticas a largo plazo, porque se trata de un recurso multifuncional y polifacético.Creemos en definitiva que al derecho forestal ambiental, le podemos pedir los aportes necesarios para afrontar con mássolvencia, los fenómenos traídos por el cambio climático. Pero tal y como se comportan los bosques, podrá ser el derecho.Si al bosque se lo utiliza y aprovecha bajo principios y criterios sustentables, el mismo perdura y genera funciones vitalespara la sociedad. Pero si se ignoran tales parámetros el bosque se degrada y afloran consecuencias negativas para todos.En el derecho es similar, si se regula sobre la base de principios consensuados por participación social, serán acogidas lasprescripciones y cumplidas las mismas. Si se regula desde el centro hacia la periferia, las normas llegan devaluadas y no sonobedecidas. Por ello las políticas públicas que se vean reflejadas en leyes, tienen que evitar burocracia innecesaria y gestiónfragmentada. Hay países que cuentan con un Código Forestal, otros tienen disposiciones varias en una ley unificada y otros–comoelnuestro-cuentanconlegislaciónyconorganismosdeaplicacióntotalmentefragmentadosendistintasagencias.Pero a su vez el legislador debe generar leyes claras, sencillas, comprensibles para aquellos a quienes va destinada,a fin de que incorporadas en el imaginario colectivo, se cumplan; porque se reconoce en ellas el objetivo de unbienestar común. Ello implica la adopción de criterios holísticos amplios, coordinados entre las jurisdiccionesnacionales y locales, a fin de que la sociedad no se encuentre vulnerable y sometida a los vaivenes del cambioclimático global, sino que pueda generar los anticuerpos necesarios para adaptarse y no perecer.Lamentablemente en toda Latinoamérica el avance desmesurado de la agricultura, a costa de la disminución de lamasa boscosa nativa, se llevo a cabo bajo la vigencia de normas restrictivas y limitativas al derecho de propiedad. Espor ello que afirmamos que el paradigma tradicional, debe ser reemplazado por criterios sistémicos actualizados, enbúsqueda de eficacia de la norma.Recién entonces veríamos si lo que le reclamamos al derecho forestal-ambiental, esta dentro de las posibilidadesreales de un desarrollo sustentable y perdurable.Eje Temático 1: Cambio Climático
  25. 25. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental24LímitesenlagobernanzaforestalAmbiental1Abogada, adscripta de la Cátedra“B”de Derecho Agrario, Energía, Minería y Ambiente de la Facultad de Derecho y Ciencias Socialesy Políticas de la Universidad Nacional del Nordeste y Becaria de Iniciación “B” de la Secretaría General de Ciencia y Técnica de laUniversidad Nacional del Nordeste.2Adoptaremos a la Gobernanza Forestal como la forma en que los Organismos del Estado y las Empresas adquieren y manejan losrecursos forestales.María Eugenia Senosiain Verrastro1Este trabajo tiene por objetivo abordar la situación actual que se vive en la Argentina y en la Provincia de Corrientesante el cambio climático que avanza a nivel internacional, destacando algunas limitaciones que posee en lagobernanza forestal y las consecuencias que ello conlleva.Es importante destacar que en todo el trabajo expondremos dos ámbitos diferentes para llevar adelante una eficaz gober-nanza forestal2, por un lado las políticas públicas y por otro las políticas empresariales. Estas acciones si bien son diferentes,se encuentran relacionadas y hasta en algún punto se las puede tomar como interdependientes las unas de las otras.En algunas circunstancias, el Estado no es visto solo como un mero limitador de las empresas, sino que forma partedel grupo de los implicados que posee la empresa, en interdependencia con ella.Al adentrarnos en los aspectos que limitan la eficaz gobernanza forestal en el país, abordaremos dos problemáticasmas destacadas:Una de las problemáticas que limitan una correcta gobernanza forestal tanto a nivel nacional como provincial, es ladeficiencia de una política forestal-ambiental clara y abarcativa, que presente al bosque como una herramienta demitigación del cambio climático.En la Argentina las competencias forestales se encuentran divididas, por un lado tenemos a los Bosques Nativosque forman parte de la competencia del Ministerio de Desarrollo Social y Medio Ambiente y por otro a los BosquesCultivados que se encuentran dentro de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación. Lo querespecta a las áreas protegidas de nivel nacional, la Administración de Parques Nacionales ha sido incluida en laSecretaría de Turismo de la Nación manteniendo su autarquía.Actualmente se encuentran vigentes la ley N° 25.080/99 de inversiones para Bosques Cultivados, ley que como bienlo señala su nombre, fomenta las inversiones productivas de los bosques a través de la forestación. Esta ley reflejauna política productiva hacia el sector forestal, y en la misma medida incorpora regulaciones de tipo ambiental alexigir que los proyectos presentados deban cumplir con el requisito indispensable de la sustentabilidad.Luego de la aplicación de esta legislación, ha aumentado la superficie forestal plantada en la Argentina; y Corrienteses una de las provincias que se ha beneficiado de este crecimiento por contar con todas las aptitudes necesarias parala producción forestal. Ello generó que en los últimos años aumente considerablemente la cantidad de hectáreas debosques plantados, pasando de 320.000ha en el año 1998 a contar aproximadamente con 500.000ha. en el año 2012.Eje Temático 1: Cambio Climático
  26. 26. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental25Por otro lado, en nuestro país se legisla a través de la Ley Nº 26.331/ 2007, la protección de los bosques nativos,determinandolospresupuestosmínimosdeprotecciónambientaldelosbosquesnativos.Estaleyprevéunaprotecciónambientalparaelenriquecimiento,larestauración,conservación,aprovechamientoymanejosostenibledelosbosquesnativos, y de los servicios ambientales que éstos brindan a la sociedad. Asimismo, establece un régimen de fomento ycriterios para la distribución de fondos por los servicios ambientales que brindan los bosques nativos existentes.Para ello, la Provincia de Corrientes ha realizado su OrdenamientoTerritorial de Bosques Nativos, que hasta el momento noobtiene beneficios a nivel nacional ni se ha implementado el pago por servicios ambientales dispuesto en la ley nacional.Entonces podemos observar cómo, a nivel nacional y su correspondiente aplicación provincial permiten avanzaren ciertos aspectos diferenciados de una política forestal, pero no se encuentra a nivel nacional una idea de PolíticaForestal Ambiental abarcativa de una producción sustentable que incluya, más allá de una legislación de incentivosa la plantación de Bosques Cultivados y de conservación de los Bosques Nativos, un tratamiento de políticas queconlleven a la disminución de la deforestación y degradación de los bosques, como actividad ilegal.Es clara la expansión de la frontera agrícola-ganadera que se da en la Argentina, a través de una actividad forestalilegal: la deforestación.Esa conversión ilegal de los bosques a otros usos para actividades no siempre sustentables, se ve reflejado en dosconsecuencias importantes:La pérdida de masa forestal.La profundización del cambio climático.Estas situaciones, se reflejan parcialmente en el marco político y legal, pero no se prevén avances en lo que respectaa un marco regulatorio del Manejo Forestal Sostenible y de mecanismos de mitigación del cambio climático.Esto nos lleva de la mano a otra problemática identificada como limitante de la gobernanza forestal, que es lainsuficiencia del tratamiento en las políticas de cuestiones como la disminución de la deforestación y su consiguientefalta de conciencia ante el cambio climático. Tampoco se prevé la necesidad de implementar estrategias sosteniblesde gestión forestal que incrementen o mantengan las reservas forestales de carbono.Estas aspectos que en la realidad son llevados a cabo por privados, pero que no están regulados por el Estado, noslleva a concluir en la necesidad que sufre nuestro país, de una Gobernanza Forestal que permita superar los enclavesde la incongruencia entre las políticas forestales y la legislación aplicable que se presenta, generando un escenariode incertidumbre e inseguridad jurídica.En lo que respecta a los bosques como objetos de posibles inversiones con la finalidad de mitigar los efectos del cambioclimáticomediantelosmecanismosREDD,debemoshacerhincapiéenunfortalecimientodelasdebilidadesdemostradasen la deficiente gobernanza forestal, en búsqueda de una gobernanza estable y favorable para futuras inversiones.Si bien a nivel Nacional la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (SAGPyA) ha logrado lahabilitación de los Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL), permitiendo de tal manera, a las plantaciones forestalesque cumplan las condiciones requeridas, ser consideradas internacionalmente como captadores de Carbono.Nuestro país juega un papel importante, porque para cumplir con los compromisos asumidos, los países en el AnexoI del Protocolo de Kioto pueden emprender acciones nacionales o participar en proyectos que reduzcan emisioneso secuestren CO2 en otros países, y claramente al emprender estas acciones en un país en desarrollo, es menoscostoso (siendo Argentina uno de estos países). Por otro lado, los países receptores, como ser Argentina, tambiénse benefician por el aporte al desarrollo sustentable que estas inversiones deben realizar. Es decir, que nuestropaís podría participar activamente en el mercado de carbono mediante la oferta de reducciones de emisionescertificadas, si emprendiera una tarea que propenda a otorgar a los actores mayores seguridades jurídicas.Eje Temático 1: Cambio Climático
  27. 27. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental26Se entiende que nuestro país tiene un enorme potencial en el mercado de bonos de carbono, sin embargo no sonmuchos los proyectos que fueron aprobados a nivel internacional. Situación generada porque estas inversionesno escapan a la situación general de la economía, y si bien se puede lograr financiamiento a través de firmas ygobiernos interesados en hacerse de bonos de carbono, el volumen de reducción de emisiones es pequeño en elcaso de los proyectos argentinos, por lo que el beneficio no logra ser significativo.En este contexto no debemos perder de vista la relevancia que adquiere la responsabilidad social del sector privado enla aplicación de mecanismos que permita al país, en los próximos años, un crecimiento del sector forestal sostenible.No quedan dudas que la actividad principal de las empresas es la producción de bienes y servicios en forma eficientey rentable, pero no es menos cierto, que la responsabilidad social de las empresas forestales se ha extendido a laadopción de políticas de acción que incluyen estos parámetros de responsabilidad acompañados de un desarrollosustentable de su actividad.Podemos observar entonces, avances del sector empresarial forestal en lo referente a la adopción de acciones quedemuestran un enlace con la sostenibilidad de la producción y el mejoramiento del manejo forestal, destacandoprimordialmente las certificaciones y las adopciones de mecanismos de desarrollo limpio y su consecuenteobtención de certificaciones de carbono.Esto se observa a través de las certificaciones voluntarias, destacando que en mayor porcentaje las empresas poseencertificación FSC, pero que actualmente Argentina ha obtenido un sello propio de certificación forestal “CerFoAr”,contando Corrientes con aproximadamente el 40 % de su superficie forestada bajo el sistema de certificación de calidad,garantizando la gestión sustentable de los bosques, logrando fijar la trazabilidad del árbol hasta el producto terminado.También la ONU, en el marco de su política de Responsabilidad Social Empresaria, aprobó el primer proyectode captura de dióxido de carbono por forestación en Argentina. El proyecto se realiza en Ituzaingo, Provincia deCorrientes y se desarrolló bajo el Mecanismo de Desarrollo Limpio del Convenio Marco sobre Cambio Climático dela Organización de Naciones Unidas.Es decir que, las empresas forestales, por medio de una adopción de políticas de responsabilidad social avanzanen aspectos parcialmente regulados por políticas del Estado, quedando su actividad al arbitrio de las disposicionesestablecidas entre partes.Pero debemos tener en cuenta que existen ciertas cuestiones que no se encuentran resultas y que pueden generarconflictos, como ser:¿Existe claridad sobre quién es el propietario del carbono?,¿Existe legislación aplicable en el país? ¿O se trabajará sin una tutela legal clara?¿La venta de carbono se hará por un contrato de compraventa?Entonces podemos concluir que nuestro país necesita con urgencia trabajar en una estrategia ambiental clara queabarque todos los aspectos del sector forestal y con ello, avanzar en el refuerzo de la calidad de la gobernanzaforestal. Esto requiere de políticas públicas responsables y acordes con el crecimiento sustentable del sector porparte del gobierno, por un lado; una participación activa de la sociedad civil en la toma de decisiones, por otro.Y por último, y no por ello menos importante, la responsabilidad social del sector privado que permita al país,en los próximos años, implementar mecanismos REED plus, situación que abarcaría ampliamente un trabajo en lareducción de la deforestación y la degradación de los bosques, junto con políticas de promoción de la forestación,la reforestación y la restauración de los bosques y su manejo sostenible.Y para lograr estos resultados se requiere de un trabajo integrado entre todos los actores, de manera tal de obteneruna sinergia que permita un crecimiento sustentable de la actividad, junto con marco legal adecuado para REDDque incluya las salvaguardias socio ambientales necesarias.Eje Temático 1: Cambio Climático
  28. 28. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental27La adaptación al Cambio Climático para el sector forestal requiere una serie de elementos que permitan ajustar lossistemas humanos que habitan, manejan o aprovechan los ecosistemas forestales, a las condiciones cambiantes delclima y sus efectos, para que de esa manera se pueda moderar el daño proyectado o real, o en su caso, aprovechar demanera efectiva y eficaz los aspectos beneficiosos, con el objetivo general de lograr un Desarrollo Sustentable Bajo enEmisiones y Adaptado al Cambio Climático, con enfoque de respeto, garantía y protección de los Derechos Humanos.La capacidad de adaptarse al Cambio Climático de los ecosistemas forestales, depende de una serie de factoresvinculados entre sí, que surgen a partir de una correcta gestión territorial, es decir, de un manejo ordenado,planificado, sostenible y eficiente del territorio. La preparación para implementar mecanismos, procesos y políticasde adaptación para los ecosistemas forestales, requiere de un proceso que defina un rango de enfoques analíticosy participativos, que funcionen para integrar consideraciones ambientales y sociales en el marco de las políticas yprogramas, evaluando sus resultados e impacto en las interrelaciones económicas, político-institucionales y socialesque se relacionan con los ecosistemas forestales.Así entonces, consideramos que en materia de adaptación al Cambio Climático, el sector forestal requiere uncambio de paradigma en el enfoque de ordenamiento territorial, de manera que permita a las comunidades y a losecosistemas forestales adecuarse a las transformaciones climáticas presentes y por venir. Demanerageneral,sepuedeafirmarquelosinstrumentosdeordenamientoterritorialnotienenunaaplicacióneficaz,ya que éstos no son utilizados para promover un manejo integrado del territorio, ni tampoco definen en la prácticael aprovechamiento conforme a la aptitud territorial. Aunado a lo anterior, prácticamente no se utilizan como basepara la elaboración e implementación de programas y proyectos de desarrollo, ni como un instrumento rector parael fomento de actividades productivas. Lo anterior se traduce en desarticulación de programas gubernamentales,en desvinculación de los órdenes de gobierno y en una ausencia de participación efectiva de las comunidades en elmismo, teniendo ello consecuencias negativas para el sector forestal.Entonces, considerando que uno de los grandes retos identificados en los procesos de planeación en previsión delCambio Climático es el mayor rango de incertidumbre y el amplio rango de riesgos desconocidos, hace necesariocambiarelenfoquedepaisajeestáticoadinámicoeintegrado,yestoúltimoasuvez,conaltosgradosdeimpredecibilidad,Para lograr ese cambio de paradigma, una de las primeras condiciones es transitar de una planeación de cortoplazo y generalmente reactiva, a un planeación de largo plazo y ordenada, lo que podríamos llamar una adaptaciónplanificada. En este marco, gran parte de las decisiones deben ser tomadas bajo el principio precautorio, debiendoenfocarse a reducir sistemáticamente los riesgos en respuesta a los riesgos pronosticados.Enestemarco,elinvolucramientodelaspartesinteresadasenelprocesodeplaneaciónyelaboracióndelordenamientoterritorial,debeserunejetransversalnecesario,bajounenfoquedeabajohaciaarribaydearribahaciaabajo.Esnecesarioentonces aprovechar estratégicamente las facultades de los órdenes de gobierno más cercanos a la población (comolo son en México los municipios) y en el caso específico las comunidades forestales, lo que permitiría el diagnóstico delas condiciones ambientales de manera muy específica y, en colaboración con centros de investigación y el gobiernofederal, la proyección particularizada de las consecuencias del Cambio Climático en el mismo.Adaptación al cambio climáticoen el sector forestalLic. Ximena Ugarte Trangay, Vocal Legado Sustentable, A.C.Eje Temático 1: Cambio Climático
  29. 29. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental28Para ello, es necesaria la articulación de políticas públicas con la participación efectiva de la sociedad civil, de manera libree informada, a través de procesos basados en resultados y en impactos esperados de las políticas o acciones planteadas. En este punto, resulta eficaz y eficiente la integración de órganos colegiados de decisión y grupos de trabajosectoriales a nivel nacional, con la participación de los estados y municipios, así como otros órganos de participaciónpública en la integración de una agenda nacional para la formulación de un proceso de planeación estratégica.Dicha planeación estratégica debe permitir:Identificar los problemas que deben ser atendidosde manera prioritaria en cada país en función desu impacto social, ambiental y económico en eldesarrollo nacional.Establecer los objetivos generales y específicos.Establecer las líneas de acción estratégica.Establecer programas necesarios para su instru-mentación.Establecer actores responsables de suimplementación, monitoreo y evaluación.Establecer criterios que permitan un manejoadaptativo de las acciones, de conformidad con elavance en el conocimiento de los problemas y sussoluciones, así como el desarrollo de capacidades enel país para su ejecución.Deben estar alineados a los objetivos estratégicosdel desarrollo nacional (ej. Desarrollo Integral ySostenible)Deben estar alineados a los objetivos del planestratégico en materia de cambio climático.Deben comprender estrategias diferenciadas enmateria de adaptación y mitigaciónDeben comprender acciones conjuntas entre losdiversos sectores responsables de su ejecución, lascuáles deben estar alineadas a los objetivos de laestrategia general.Deben comprender metas susceptibles de serreportadas, monitoreadas y verificadas (MRV)Deben prever mecanismo para una gestiónadaptativa, que permita modificar las acciones deconformidad con el avance en el conocimiento delosproblemasysussoluciones,asícomoeldesarrollode capacidades en el país para su ejecución.Sus acciones deben contar con un fundamentolegal que permita su aplicación efectivaDeben contar con un presupuesto e identificar losmecanismos de financiamiento e instrumentoseconómicos para su implementación.Deben contar con indicadores y un sistema demonitoreo y evaluación que permita identificarlos avances reales en su ejecución, así como lasmedidas correctivas oportunas.De esta manera la formulación de agendas nacionales para el desarrollo de programas y estrategias para el sectorforestal, debe atender como mínimo los siguientes criterios:A fin de que las acciones se apliquen de manera efectiva, es necesario que el país aproveche la cooperacióninternacional aunada a las capacidades nacionales instaladas tanto en el gobierno como en el sector social yprivado. Así mismo, es fundamental que se identifiquen debilidades institucionales en materia de recursos humanos,materiales, financieros y tecnológicos, a fin de que se desarrollen programas específicos para fortalecer, y en su casocrear nuevas capacidades bajo el enfoque de adaptación al Cambio Climático.Lo anterior, implica la promoción y facilitación en el plano nacional y, según proceda, en los planos subnacionales de:El acceso público a la información, así como lacomunicación entre los diferentes actores quedeben conocer los efectos del cambio climático enlos ecosistemas forestales.Los programas, así como la información relacio-nada con los procesos de ejecución, monitoreo yevaluación deben ser públicos, para lo cual los res-ponsables de su implementación deberán asegu-rarse de que existan mecanismos de transparenciay rendición de cuentas.La elaboración y aplicación de programas deeducación y sensibilización del público sobre el CCy sus efectos en los ecosistemas forestales.La formación de personal científico, técnico y di-rectivo a través de la elaboración y aplicación deprogramas de educación y formación, así como elintercambio o adscripción de personal encargadode formar expertos en esta esfera.Promover una agenda legislativa de largo plazoque brinde el fundamento legal a la política públicay le dé certidumbre jurídica a su aplicación.
  30. 30. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental29En materia de participación social, la legislación debe prever un marco para la integración de un Sistema deParticipación Pública orientado al Desarrollo Rural Sustentable, en el que la totalidad de espacios de participaciónpública vigentes se articulen de manera efectiva para la toma de decisiones relacionadas con la planeación,implementación de acciones, monitoreo y evaluación.Otro elemento fundamental para lograr los objetivos expuestos, se traduce en la creación de un sistema de información efi-caz, eficiente y efectivo que permita la toma de decisiones prontas y acertadas, y cuyo acceso esté al alcance tanto de los to-madoresdedecisionesguberntamentales,comolosgruposuorganizacionessocialesquehabitany/omanejanlosbosques. Uno de los problemas identificados es que existe una amplia variedad de sistemas e instrumentos de información,sin que se induzca de manera vinculatoria a su uso para la toma de decisiones y gestión integrada del territorio ysus recursos. En México por ejemplo, el sistema de información forestal no considera los factores de presión queproducen deforestación y degradación de los bosques, o se cuenta con centros comunitarios de información queresultan ineficaces ya que no están considerados en los esquemas de gestión.Así entonces, resulta necesario generar un Sistema Integral de información y monitoreo ambiental y forestal, quecontemple mecanismos de generación de información en base a lineamientos y protocolos adecuados, con especialénfasis en la permanente actualización de información relacionada con el Cambio Climático.Por último, se considera necesario contar con mecanismos fluidos y eficaces de financiamiento e incentivos fiscalespara la implementación de políticas y acciones específicas. Para ello debe considerarse una arquitectura financieraeficiente y eficaz, capaz de movilizar el capital público y privado de manera tal que permita el financiamiento y lageneración de incentivos para acciones que permitan la adaptación de los bosques al Cambio Climático.Es ampliamente reconocido que una de las principales causas de la deforestación y la degradación de los bosques radica enel alto costo de oportunidad que conlleva el manejo forestal sostenible y la conservación de la biodiversidad asociada. Usosalternativosdelsuelocomolaagricultura,laagro-industríaolaganaderíaproducenmayoresingresosparalosdueñosousuariosde los bosques. Generalmente quienes conservan los bosques aprovechándolos de manera sostenible, no sólo deben superaringentesobstáculosypagarmayorestasaseimpuestos,sinoqueademásoperanenunclimadenegociosquelesesadverso.Derivado de lo anterior, y como una de las líneas obligatorias para el logro de una política integrada de desarrolloforestal sustentable que permita la adaptación de los bosques al Cambio Climático, es necesario:Identificar el costo de oportunidad que conlleva el manejo forestal sostenible y la conservación de labiodiversidad asociada a los productores o poseedores de predios forestales.Identificar los obstáculos burocráticos o administrativos que imponen costos de transacción para los procesosde autorización, permisos, avisos u otros instrumentos de gestión.Determinar si los programas gubernamentales en materia forestal, así como los instrumentos de gestióncontemplados en las legislaciones forestales, son eficaces, eficientes y efectivos en términos de costo/beneficiopara los productores nacionales, así como su impacto en el desarrollo forestal nacional.Aunado a lo anterior, a fin de contar con dicha arquitectura financiera, resulta necesario el análisis de los mecanismosexistentes, aprovechando su capacidad para garantizar al menos:La disponibilidad y capacidad de administrar y desembolsar de manera eficiente y oportuna fondos paraacciones tendientes a la adaptación y mitigación.La existencia de un mecanismo para habilitar una red de fondos nacionales y regionales, que permitan ladispersión de fondos de manera eficaz, eficiente y efectiva.Por otro lado, se deben incentivar las actividades tendientes al desarrollo forestal sustentable, disminuyendo costosen trámites para el acceso a recursos o programas, y promoviendo esquemas fiscales que incentiven el crecimientosostenido del sector silvícola, que le permita además su competitividad a escala nacional e internacional.
  31. 31. IXCongresoLatinoamericanodeDerechoForestalAmbiental30RESUMENLa actividad forestal ha tenido un fuerte crecimiento mundial en las últimas décadas, y una evolución tecnológica yeconómica constante.Asimismo, el productor ha incorporado la visión de la protección ambiental y del bienestar de los trabajadores. Eneste contexto surgen las Buenas Prácticas Agrícolas y los sistemas de certificación, los cuales ayudan a los productoresa demostrar a través de una tercera parte, el cumplimiento de este“buen hacer”en sus sistemas de producción.A su vez, desde el Derecho Ambiental argentino contamos con normativa que complementa a las BPA, y que seorienta a la protección de los recursos forestales a través de las siguientes:Ley Nº 20.247 de semillas y creaciones filogenéticas.Ley N° 13.273 de defensa de la riqueza forestal.Ley N° 24.857 sobre la actividad forestal y el aprovechamiento de los bosques.Ley N° 25.080 (modificada por la ley 26.432) sobre el régimen de promoción de las inversiones en bosquesimplantados.Ley N° 25.509 crea el derecho real de superficie forestal.Ley Nº 26.331 de protección de bosques nativos.En este trabajo se estudiaran las etapas más importantes a tener en cuenta para la implementación de las BPA enproducciones forestales, destacando la importancia de la aplicación del Manejo Integrado de Plagas, con el fin degenerar el menor impacto ambiental y colaborar de esta manera con la seguridad de los trabajadores.A modo de conclusión, podemos decir que las técnicas de manejo sustentables, también preferenciales en laimplementación de las BPA, son herramientas que junto con la legislación vigente colaboran en una primera etapade producción con la obtención de productos confiables y con mayor valor agregado.Asimismo, la implementación de las normas voluntarias contribuye a la efectiva aplicación de la normativa deDerecho Ambiental en Argentina, cubriendo ausencias legislativas que no están explícitamente establecidas.Palabras claves: Buenas prácticas agrícolas, sanidad, sustentabilidad.Protección del recurso forestal,buenas prácticas agrícolas y lalegislación ambiental en ArgentinaTeresa Gally1; Clara María Minaverry21Departamento de Tecnología, Universidad Nacional de Luján, Rutas 5 y ex 7. Luján, Provincia de Buenos Aires, Argentina,teresagally@hotmail.com.2Instituto de Investigaciones Jurídicas y Sociales Ambrosio Gioja, Facultad de Derecho, Universidad de Buenos Aires, yDepartamento de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de Luján, Argentina, cminaverry@derecho.uba.ar.Eje Temático 1: Cambio Climático

×