Werther

5,044 views

Published on

Fragmento de la obra de Werther

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
5,044
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2,970
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Werther

  1. 1. Te JOHANN WOLFGANG VON <br />COMPRENSIÓN LECTORA:<br />GOETHE:<br />LAS DESVENTURAS DEL JOVEN WERTHER<br />Fragmento<br />Werther es un joven verdaderamente desventurado. Ha perdido la ilusión por el amor de Carlota, también su empleo en la embajada y, además, es rechazado por la sociedad tras haber defendido a un reo por homicidio. Desilusionado del todo, le escribe a su amigo Guillermo.<br />Estimado Guillermo: Me encuentro en un estado que debe parecerse al de los desgraciados que antiguamente se creían poseídos del espíritu maligno. No es el pesar; no es tampoco un deseo ardiente, sino una rabia sorda y sin nombre que me desgarra el pecho, me anuda la garganta y me sofoca. Sufro, quisiera huir de mí mismo, y paso las noches vagando por los parajes desiertos y sombríos en que abunda esta estación enemiga.<br />Anoche salí. Sobrevino súbitamente el deshielo y supe que el río se había salido de su cauce, que todos los arroyos de Wahlheim corrían desbordados y que la inundación era completa en mi querido valle. Me dirigí a él cuando rayaba la media noche, y presencié un espectáculo aterrador. Desde la cumbre de una<br /> roca vi, a la claridad de la luna, revolverse los torrentes por los campos, devorándolo y sumergiéndolo todo; vi desaparecer el valle; vi, en su lugar, un mar rugiente y espumoso, azotado por el soplo de los huracanes. Después, profundas tinieblas; después, la luna, que aparecía de nuevo para arrojar una siniestra claridad sobre aquel soberbio e imponente cuadro. Las olas rodaban con estrépito…, venían a estrellarse a mis pies violentamente… Un extraño temblor y una tentación inexplicable se apoderaron de mí. Me encontraba allí con los brazos extendidos hacia el abismo. Acariciando la idea de arrojarme en él. Sí, arrojarme y sepultar conmigo en su fondo mis dolores y sufrimientos. Pero ¡ay!, ¡qué desgraciado soy! No tuve fuerzas para concluir de una vez con mis males; mi hora no ha llegado todavía, lo conozco. ¡Ah, Guillermo; con qué placer hubiera dado esta pobre vida humana para confundirme con el huracán, rasgar con él los mares y agitar sus olas! ¡Ah!, ¿no alcanzaremos nunca esta dicha los que nos consumimos en nuestra prisión?<br />¡Qué tristeza se apoderó de mí cuando mis ojos se fijaron en el sitio donde había descansado con Carlota , bajo un sauce, después de un largo paseo! También allí había llegado la inundación y a duras penas pude distinguir la copa del sauce. (Pensé entonces en la casa de Carlota, en sus prados… el torrente debía haber arrancado también nuestros pabellones y destruido nuestros lechos de césped. Un luminoso rayo del pasado brilló delante de mi alma, como brilla en los sueños de un cautivo una ola de luz que le finge praderas, ganados o grandezas de la vida. Yo estaba allí de pie…, ¡ah!, ¿es que me falta valor para morir?<br />Yo debía…y, sin embargo, heme aquí como una pobre vieja que recoge del suelo sus andrajos y va, de puerta en puerta, pidiendo pan para sostener y prolongar un instante su miserable vida.)<br />¿Qué es esto, apreciado amigo? A mí mismo me doy miedo (…) ¡Esta noche – cómo tiemblo al decirlo – la tuve a ella en mis brazos, fuertemente apretada contra mi pecho, y estampé en sus labios, murmurantes de amor, infinitos besos! ¿Mis ojos se perdían en la embriaguez de los suyos! ¡Dios! ¿Seré merecedor de castigo por sentir aún ahora una felicidad al evocar con íntimo fervor esos candentes goces? ¡Carlota! ¡Carlota!... ¡Soy hombre al agua!... Llenos de confusión tengo los sentidos; ocho días llevo ya sin fuerzas para pensar en nada, llenos de lágrimas mis ojos. En ninguna parte me encuentro a gusto, y en todas me hallo bien. Nada deseo, no pido nada. ¡Lo mejor que podría hacer sería irme!<br />ACTIVIDADES:<br />1.Resume brevemente las ideas y sentimientos que Werther le expresa a su amigo Guillermo.<br />2.Según lo que has entendido, marca V (verdadero) o F (Falso).<br />( ) El héroe pasa de la rabia y desesperación a la dulce nostalgia.<br />( ) El poeta siente resignación por haber perdido a su amada.<br />( ) El joven Werther se siente poseído por la fuerza de la naturaleza.<br />( ) El protagonista considera que la muerte sería para él una liberación.<br />3.¿Te parece que el amor que sentía Werther por Carlota era correspondido?<br />•Indica en el texto las palabras que fundamenten tu respuesta.<br />4.La naturaleza es presentada como un ser vivo que participa de los sentimientos del joven Werther.<br />•Teniendo esto en cuenta, reflexiona y responde:<br />•¿De qué manera la naturaleza colabora con Werther en la expresión de sus sentimientos?<br />•¿Qué sentimientos te sugiere la descripción que Werther hace de la naturaleza?<br />•Compara esta visión romántica de la naturaleza, con la que tenían los renacentistas.<br />5.Emite tu opinión y escucha la de tus compañeros respecto a lo siguiente:<br />a) ¿Qué emociones produjo en ti la lectura de este fragmento?<br />b) ¿Qué partes te gustaron más?<br />c) ¿Cómo te imaginas al joven Werther? Describe los principales rasgos de su carácter que has podido percibir a través del texto.<br />6.Analiza lo siguiente:<br />* ¿Qué afinidad encuentran entre Hamlet, protagonista de la obra de Shakespeare y el joven Werther?<br /> <br />rovich3@hotmail.com<br />http://excelencia-rovich.blogspot.com/<br />

×