Conferencia de fujiko asano japon y la ciudad de yamagata

1,803 views

Published on

Fujiko Asano on Yamagata, Japan. How Japan overcame a disaster. Conference at the Madrid-Castilla Rotary Club; April, 26th, 2012. Conferencia en el Club Rotario Madrid-Castilla. Japón, Yamagata y como sobrevivir a una catástrofe.

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,803
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
599
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Conferencia de fujiko asano japon y la ciudad de yamagata

  1. 1. La ciudad deYamagata, JapónFujiko Takeyama
  2. 2. Japón
  3. 3. Fukushima y Yamagata La ciudad de Yamagata La Central Nuclear de Fukushima
  4. 4. La ciudad de Yamagata (1) La ciudad de Yamagata
  5. 5. La ciudad de Yamagata (2)La población de Japón: 130.000.000La región de Yamagata: 1.169.000 (0.9%)La de la ciudad de Yamagata: 250.000 (0,19 % )
  6. 6. La ciudad de Yamagata (3)Primavera, Veranolos cerezos Campo de arroz
  7. 7. La ciudad de Yamagata (4)Otoño Imoni
  8. 8. La ciudad de Yamagata (5)Invierno
  9. 9. Los cultivos
  10. 10. La ciudad de Yamagata (6)La montaña Zao
  11. 11. Familia
  12. 12. Después del 11 de marzo, 2011en Tokio...
  13. 13. CONFERENCIA DE FUJIKO ASANORotary Madrid-Castilla - 26-04-2012Buenos días. Me llamo Fujiko Takeyama y soy de Yamagata, en Japón.Actualmente recibo una Beca de Buena Voluntad correspondiente a la Fundación Rotaria yes un verdadero honor para mí presentarme hoy ante los miembros del Club RotarioMadrid-Castilla.Mis años escolares y universitarios los realicé en Canadá y en Estados Unidos. Y meespecialicé en cine japonés y documental. Trabajé en los festivales de cine internacional enTokio y en Yamagata hace trece años.Tengo dos objetivos durante mi estancia en España: aprender español e investigar sobre elcine español.Actualmente estudio español en la Universidad Antonio de Nebrija y visiono películasespañolas en la Filmoteca desde enero de este año. En un futuro próximo, espero podertener la oportunidad de presentar cine español en Japón y cine japonés en España, a modode intercambio cultural entre ambos países.(2)A continuación, voy a presentarles algunos aspectos culturales de mi país y de mi ciudad.Como pueden ver, Japón está conformado por cuatro islas principales y unas islas pequeñas,y se divide territorialmente en ocho regiones.(3)Una de estas regiones es Tohoku, de la que probablemente muchos de Uds. Habrán oídohablar porque es se trata de la región donde se encuentra instalada la Central Nuclear deFukushima.(2)A su vez, Tohoku se divide en seis provincias: Fukushima, Miyagi, Iwate, Aomori, Akiya yYamagata.(4)La ciudad de Yamagata está en la de Yamagata.(5)La población de la región Yamagata está compuesta por más de un millón de habitantes(concretamente un millón ciento sesenta y nueve mil, 1.169.000), de los cuales dos cientos
  14. 14. cincuenta mil se concentran en la ciudad de Yamagata.La población total de Japón es de ciento treinta millones de habitantes (130.000.000), lo cualsignifica que el cero coma nueve por ciento (0,9 %) vive en esta región.(6)El clima de Japón tiene cuatro estaciones al año bien definidas: con cálidas primaveras;veranos sofocantes; otoños templados e inviernos muy fríos y nevados.Aunque ahora mismo hace un poco frío, la ciudad está repleta de maravillosas flores decerezo. Es la época en que la que celebramos la llegada de la primavera con una fiesta bajolos cerezos de los parques y las montañas.(7)En otoño hay una fiesta llamada “imoni”. Es el evento tradicional en este barrio, para esperaruna buena cosecha de arroz. Imoni es una sopa hecha a base de patatas, carne de vaca,cebolleta, soja y sake. La gente la hace en al aire libre cerca del río en septiembre y octubre.Es tan popular, que resulta muy difícil encontrar sitio durante el fin de semana, por lo tantomucha gente trata de reservarlo unos días antes de la fiesta.(8) Estas fotos de invierno(9)Yamagata es famosa por sus cultivos de arroz, cereza, uva, pera, y, lúpulo para producircerveza.(10)La montaña Zao es un lugar muy concurrido por el turismo. Hay baños termales al aire libre.En Japón los baños termales están muy bien considerados por ser beneficiosos para la saludy para relajarse, así que mucha gente disfruta de ellos el fin de semana. Yo siempre losvisitaba cada dos semanas con mi madre.(11)Les presento a mi familia: mi madre, mi hermana mayor, mi cuñado y una sobrina. Mi cuñadotomó esta foto y no está con nosotros.Mi madre ya se jubiló y vive en Yamagata. La familia de mi hermana vive en Tokio.Ella es ama de casa y su marido trabaja como ayudante de director en la industria del cinejaponés.Desde que llegué a Madrid, ha sido frecuente que me preguntaran por el terremoto, eltsunami y el accidente de Fukushima, así que he pensado que tal vez Uds. estén interesados
  15. 15. en saber algo más. Me gustaría, pues, compartir con ustedes una historia personal que mesucedió ese día.Como ustedes sabrán, el 11 de marzo de 2011 se ha convertido en un día inolvidable paratodos los japoneses. No solamente para los japoneses, sino para todas las personas queestaban en Japón en aquel momento, y también para aquellos que fueron testigos deldesastre a través de los medios de comunicación. En definitiva, para gran parte del mundo.Para mí también no puedo olvidar ese día para siempre.Ese día yo me encontraba en la quinta planta de un edificio en el barrio de Ginza, en Tokyo.Sentí un temblor muy fuerte, y enseguida salí corriendo fuera del edificio. El escenario quepresencié fue el de los grandes almacenes, cines, restaurantes, todos los edificios de unaavenida grande como la Gran Vía, oscilando como si fueran flanes. Parecían que se iban aderrumbar. Era todo como la escena de una película. Me horroricé con la idea de queestuviera presenciando el final del mundo.Eran a las dos y cuarenta y seis. El metro y los autobuses dejaron de funcionar a partir deeste momento.Vi la escena del tsunami a través del móvil. Me di cuenta de que era la provincia de Miyagi, laregión de Tohoku, que está cerca de la ciudad de Yamagata. Inmediatamente llamé a mimadre, pero no funcionaban las conexiones; después a mi hermana y a mi cuñado, perotampoco fue posible la conexión. Nada funcionaba en ese momento en Japón. Me puse muynerviosa y me preocupé mucho por mi familia. Entonces, decidí volver a mi piso de Tokio apie. Hacía frío y un gran vendaval, y todo estaba oscuro, pero no había otro remedio. Tardédos horas y media en llegar.Mientras andaba por las calles, muchísimas personas se aglomeraban andando sin decirnada en la oscuridad. Me dio miedo mirarlas porque nadie sabía nada en ese momento.Cuando pasé por la estación de Shibuya —que para que se hagan una idea es como la deSol—, había cerca de quinientas (500) personas esperando el taxi y el autobús. Se dice quealgunos esperaron el taxi por tres horas en medio del frío.Tuve que hacer una larga cola para usar el teléfono público porque los móviles nofuncionaban. Intenté llamar desde allí a mi madre, pero no pude hablar con ella.Por fin pude mandar un sms a mi hermana aquella noche, y me aseguré de que la familia demi hermana estaba bien, pero no pude saber nada sobre mi madre. Al día siguiente todavíano pude asegurarme donde estaba mi madre. Entonces, un amigo que vivía en Yamagatavisitó a mi madre y me mandó un sms.
  16. 16. Ella se había quedado en casa y estaba bien. Pero no tenía electricidad como ya imaginan.Dos días más tarde finalmente pude hablar con ella. Y, al mismo tiempo, estaba muypreocupada por la fuga de radiación de la central de Fukushima.Como Yamagata está a menos de cien kilómetros de la nuclear, temí que mi madre resultaracontaminada por la radiación.Después del 11 de marzo, los transportes terrestres no funcionaban en la región de Tohoku.Tampoco el bullet tren —una especie de AVE— porque casi todos los trenes sufrieron dañosdel terremoto. En definitiva, allí no había bastante comida, agua ni gasolina.Sin embargo, me di cuenta de que había tres asientos en el avión entre Yamagata y Tokio, y,pidí a mi madre que se mudara a Tokio donde vivíamos mi hermana y yo.Tokio está a dos cientos kilómetros de la nuclear y pensaba que era un lugar más seguro queYamagata.Aunque se lo rogué, se negó. Me dijo “soy vieja y deseo vivir en Yamagata aunque tenga quepreocuparme por la radiación.”Le dije: “Iré a Yamagata para llevarte a Tokio”Ella continuó “No. Quédate allí y no vengas a Yamagata. Hay menos alimentos en Yamagata.Si hubiera radiación aquí, es absurdo que las dos recibamos el daño de la radiación.”Mi madre es una mujer muy fuerte y ya había decidido esperar su destino. Sólo pude respetarsu decisión y llorar por lo que me dijo.Pese a mi preocupación, afortunadamente hay grandes montañas entre las regiones deFukushima y Yamagata, y se dice que poca radiación llegó a Yamagata.(12)En Tokio también era difícil obtener alimentos. La razón no era la falta de transporte, sinoporque la gente compró demasiada comida para sobrevivir. Cuando fui a la compra alsupermercado, no había fideos como los que ven en la foto.Pero a la semana siguiente, había fideos koreanos.Muchos españoles me preguntaron que por qué los japoneses, en ese horror, pudieron hacercola para obtener comida sin gritar, llorar o saquear los establecimientos. Para mí es normal ycomprensible ese comportamiento.La industria principal de Tohoku se basa en la agricultura y la pesca. Debido a desastresnaturales como los tsunamis, o los daños causados por el frío, es muy común la conciliacióncon los otros. Los habitantes dan más importancia a la comunidad que al indiviuo en esaregión. Si no se presta atención a la coexistencia, no se puede sobrevivir allí. Parece que
  17. 17. esta costumbre funcionó bastante bien durante esta devastación.En definitiva, uno de mis parientes murió a causa del tsunami y una amiga de mi madre fuearrastrada por la riada delante de su marido.Me deprimí mucho con todas estas historias y pensé en cancelar mis estudios en Madrid.Un día, una amiga me dijo que no podíamos hacer nada por las víctimas del desastre, y quetodo lo que podíamos hacer era seguir con nuestra vida.Pensé, entonces, en qué podía hacer. Me di cuenta de que lo que podía presentardocumentales sobre el desastre a los espectadores y mi recuerdo personal del 11 de marzo.Por lo tanto, decidí venir aquí para continuar con lo que realmente podía hacer.Gracias por darme esta oportunidad, me alegro de estudiar en España y de conocer losespañoles. Estoy divirtiéndome mucho con mi estancia aquí.Para terminar, me gustaría reiterar mi más profundo agradecimiento al presidente del ClubRotario (Castilla ) Sr. ( ), que me invitó esta ponencia, a mi tutora Sra. Ariane Léonard,quien me ayuda con cualquier cosa que necesito, y a todos los rotarios aquí presentes.Muchísimas gracias por su atención.Yamagata región 1,169,000 0.9%Tokyo 13,159,000 10.3%Osaka 8,865,000 6.9%Kyoto 2,636,000 2.1%Hiroshima 2,861,000 2.2%España 47,150,819

×