Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

1433539290 2068487243

186 views

Published on

ESTE ARCHIVO ES SOBRE LAS ARMAS Y SERVICIOS DEL EJERCITO

Published in: Services
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

1433539290 2068487243

  1. 1. ARMAS & SERVICIOS Agosto de 2014 AS& “Todas las cosas se pueden conseguir con esfuerzo, perseverancia, estudio y orden…”
  2. 2. En esta edición...En esta edición... Preparando la fuerza La simulación a la vanguardia del entrenamiento Pág. 4 Apoyo a la fuerza Mantenimiento de la Fuerza Terrestre Pág. 10 Con nuestra gente Reestructurando nuestro sistema de salud Pág. 20 Breves Ejército Pág. 23 Virtud y valores ¿Por qué el militar debe ser virtuoso? Pág. 27 Vida sana Cómo alimentarse sanamente Pág. 30 Deporte XV Campeonato internacional de esquí militar Pág. 32 Siempre camaradas Nuestras pioneras Pág. 34 Zona de juegos Pág. 35 Ayudar es recibir Fundación de Señoras del Ejército de Chile Pág. 28 Fuerza terrestre COT a once años de su creación Pág. 6 Director Responsable Coronel Cristóbal de la Cerda Rodríguez Jefe del Departamento Comunicacional Comité Editorial Teniente Coronel Claudio Orellana Burrows Jefe Sección Información Pública Mayor Shirley Maitland Galaz Jefe Sección Apoyo Editor General Hermes López Baeza Editoras Lorena Soto Guzmán Carolina Thielemann Parga Periodistas Maite Jara Zuazagoitía Carolina Carrillo Ruiz Consuelo Ebner Bustos Diego Navarrete Campos Paula Soza Guerra Diseño Jhonny Vega Lobos Fotógrafos Juan Muñoz Navarro Ramón Otárola Valencia Miguel Ferrada Martínez Dirección y Administración: Avenida Almirante Blanco Encalada Nº 1724 Santiago - Fono: 269 34 458 - Fax: 269 34 273 Revista fundada en diciembre de 1974. El material gráfico de la revista no podrá ser reproducido salvo expresa autorización del Ejército de Chile. Registro de Propiedad Intelectual Nº 89.922 PROHIBIDA SU VENTA AS& Nuevo fusil para el Ejército de Chile Pág. 13Innovación y tecnología Pág. 14 Pág. 16 Actualidad institucional En el Ejército son todos bienvenidos...................................................................... “Soy uno más … y el Ejército uno más de Chile”................................................... Editorial ¿En qué estamos? Pág. 3
  3. 3. Editorial Editorial Armas y Servicios ¿En qué estamos? L a Revista Armas y Servicios próximamente cumple cuarenta años desde su primera edición en diciembre de 1974. Su espíritu original era reunir los contenidos que las respectivas armas y servicios difundían independientemente. El editorial de esa revista inaugural mencionaba: “Aunando los esfuerzos y colaboraciones de todos los miembros del Ejército, es obvio que se obtendrá una publicación de más alta jerarquía,laqueperiódicamenteharállegar a todos los escalones las inquietudes y el progreso que el tiempo va introduciendo en todas las actividades humanas”. Ese es precisamente uno de los principales fundamentos de la nueva estructura de la edición que se presenta ahora. De sus 92 ediciones publicadas, durante un extenso período, su estructura se basó en artículos profesionales de las diferentes armas y servicios. Posteriormente se le incorporaron algunas especialidades y temas de interés institucional. En el último tiempo, se focalizó en temáticas de interés institucional, con dos ediciones al año, que se complementaban con la revista Alborada y El Soldado, dirigidas a diferentes segmentos del personal. La nueva estructura de la revista, es tan diversa como la propia estructura institucional. Se intenta incluir aquellos temas de interés que se desea dar a conocer a todo su personal, e incluso, a la comunidad nacional. Sus contenidos constituirán un registro histórico del Ejército desde una dimensión comunicacional, diferente a lo contenido en su memoria, reportes o informes oficiales. En síntesis, se busca dar respuesta a la pregunta: ¿En qué estamos? Así entonces, en esta edición se da a conocerunperfildenuestroComandante en Jefe, porque no necesariamente es conocido por todos los integrantes de la institución. También se incluyen diferentes artículos que abarcan variados ámbitos de acción del Ejército, que dicen relación con la preparación, apoyo y bienestar de nuestra fuerza, además de aspectos propios de la tecnología militar, la importancia de nuestras tradiciones y patrimonio histórico, temas valóricos, deportes y vida sana, en fin, un amplio espectro de materias que precisamente dan cuenta del universo de inquietudes y dinámicas por las que transita el devenir institucional. Esperamos que A&S sea de su agrado, que cumpla con sus expectativas y que su periodicidad bimensual logre mantenerlo informado, como un complemento de los otros canales de comunicación existentes.
  4. 4. La simulación a la vanguardia del entrenamiento E l Ejército ha desarrollado pro- gresos importantes en el ámbito de la simulación, que lo sitúan como un referente en la región y le permiten abaratar costos en la pre- paración del personal, disminuir riesgos de accidentes y contribuir al medioambiente. Los diversos desafíos que impone el cambiante escenario moderno obliga estar a la vanguardia del conocimien- to y de las nuevas tendencias del saber en la preparación de la fuerza. entrenamiento con los que cuenta la institución a lo largo del país, que permiten a los alumnos desarrollar sus capacidades conductuales (ser- saber-hacer) lo más real posible, al tiempo que los hace parte de este proceso de enseñanza-aprendizaje, posibilitando que ellos mismos se cercioren de sus aciertos y errores, logrando un mejoramiento continuo de sus prácticas profesionales. El Ejército clasifica sus sistemas de simulación en tres categorías: Simu- Es en este terreno convergente don- de el Ejército ha desarrollado, en el ámbito de la informática y especí- ficamente en lo que respecta a la simulación, progresos importantes que lo sitúan como un referente pre- ponderante en la región. Prueba de ello, es la creación del Centro de Modelación y Simulación del Ejército (CEMSE), que a partir de 2009 es el organismo responsable de la investigación y desarrollo en este ámbito, y los distintos centros de Preparando la fuerza 4 Revista Armas y Servicios
  5. 5. lación en Vivo, Simulación Virtual y Simulación Constructiva, cada uno de los cuales permite entrenar distintas conductas y sistematizar procedi- mientos como parte complementaria al entrenamiento real. En la Simulación en Vivo, el escena- rio, combatiente y equipamiento son reales. En este tipo de entrenamien- to, donde el hombre y la tecnología están acoplados plenamente, se utili- za un sofisticado sistema de sensores para otorgar una mayor capacidad de simulación, lo que permite, ade- más, evaluar en terreno gracias a los datos obtenidos. El objetivo es for- mar un líder ágil, versátil, creativo y compenetrado con su tropa. La Simulación Virtual, por su parte, corresponde a aquella donde el com- batiente entrena en un escenario virtual con equipos reales adaptados para la simulación, como es el caso de polígonos de tiro virtual, simula- dores de conducción y de tanques. Finalmente, la Simulación Constructi- va es donde el escenario, ambiente, equipamiento, material, unidades y su interacción se carga en un software con el fin de analizar y simular distin- tas posibilidades y escenarios. Con el uso de esta herramienta en sus distintas categorías, el Ejército obtiene diversas ventajas, como la disminución del riesgo de accidentes de su personal y el ahorro de recur- sos debido al bajo costo operativo que deriva de no tener que desplegar grandes unidades en terreno ni usar munición ni combustible, al tiempo que se contribuye al cuidado y pre- servación del medioambiente, tal cual lo establece la Política de Res- ponsabilidad Social institucional. Es por todo lo anterior que, la simula- ción se posiciona cada día más como una efectiva y eficaz herramienta de entrenamiento, que si bien no busca reemplazar el entrenamiento real, tiene como objetivo construir esce- narios y ambientes los más cercanos a la realidad, con el propósito que el combatiente tenga una mayor y me- jor preparación para su desempeño en dichos escenarios. Ejemplo de lo anterior son los 11 centros de entrenamiento con los que cuenta la institución a lo lar- go del país, entre ellos el Centro de Entrenamiento de Combate de Infantería (CECOMBI), Centro de Entrenamiento de Ingenieros (CE- ING), Centro de Entrenamiento de Combate Acorazado (CECOMBAC), Centro de Entrenamiento para Ope- raciones Internacionales (CENTROPI) y Centro de Entrenamiento de Mon- taña (CEMON), todos los que están orientados a mejorar las capacida- des humanas mediante ensayos que se desarrollan a través de sistemas computacionales, que posibilitan a los usuarios practicar en un espacio virtual distintos comportamientos que se podrían llevar a cabo en un ambiente real, teniendo presente el mejoramiento continuo del entrena- miento militar. La simulación en terreno Uno de los cursos que se imparte en el CECOMBAC, ubicado en el norte del país, es el de Instructor Avanza- do de Tiro del Sistema de Armas del Carro Marder 1 A3, entrenamiento virtual que es destacado por uno de sus alumnos, el teniente Felipe Schiessler Martoni (Infantería), para quien los beneficios obtenidos de la mecanización de procedimientos y el liderazgo que se desarrolla han sido fundamentales en su capacitación. El sistema de simulación permite que el nivel de entrenamiento alcanzado sea mucho mejor, considerando el ambiente realista que logra el simulador, el que permite que la tripulación ponga en práctica todo lo aprendido durante el curso. Además, pasar por este nivel de entrenamiento me permite como oficial poder adquirir mayor conocimiento de situaciones que podrían pasar en la vida real con mi pelotón en terreno y así tomar la mejor decisión de manera más rápida”. 5Revista Armas y Servicios Preparando la fuerza
  6. 6. E l Comando de Operaciones Te- rrestres (COT) es una entidad que obedece al nuevo concep- to de gestión organizacional de la institución que, como tal, cumple la función matriz de “accionar” y, por lo tanto, desarrolla integralmente to- dos los procesos que materializan las operaciones terrestres, ya sean de guerra o distintas de la guerra. Su posición paralela con el resto de las funciones matrices, como el Co- mando General del Personal (CGP), Comando Educación y Doctrina (CE- DOC), Comando de Apoyo a la Fuerza (CAF) y Estado Mayor General del Ejército (EMGE), le permite interac- tuar al más alto nivel institucional en las materias propias de su misión, orientada a incrementar el Alista- miento Operacional (AO) de la fuerza terrestre, en función de las capacida- des estratégicas, operativas y tácticas establecidas. La primera capital militar de Chile, Concepción, fue la guarnición elegida para albergar al Comando de Opera- ciones Terrestres, creado mediante Decreto Supremo, de 23 de junio de 2003, que autorizaba al Comandan- te en Jefe del Ejército para fijar, entre otros aspectos, la dependencia, orga- nización, funcionamiento, misiones y tareas fundamentales del comando, como asimismo, su relación con los demás organismos institucionales. Su creación obedeció a la necesi- dad de contar con un organismo a nivel institucional que centralizara las funciones de planificar, conducir, coordinar, impulsar y evaluar las ac- tividades operacionales en las áreas de instrucción, entrenamiento, ma- niobras, alistamiento operacional, movilización, operaciones de paz, doctrina y organización para el com- bate de las diferentes unidades de armas combinadas del Ejército. Se radicó en la capital de la región del Biobío, por las ventajas que presen- taba la ciudad para el cumplimiento de sus misiones, como el evidente avance en lo tecnológico, los adelan- tos en sus comunicaciones –tanto terrestres, marítimas como aéreas– y muy especialmente su ubicación en el centro del país, que permite un control de las unidades desple- gadas en el norte y sur del territorio, concretando el concepto de descen- tralización, tanto geográfica como de importantes tareas en el ámbito ins- titucional. Su actual comandante es el gene- ral de división Juan Carlos Núñez Bustamante, quien manifiesta la im- portancia que reviste para la fuerza terrestre, el contar con un estamento que asegure la eficiencia operativa. “Hoy el COT es una organización que se encuentra en pleno proceso de consoli- dación, considerando que el corazón y músculo del Ejército es la fuerza terrestre y que todos los esfuerzos instituciona- les están destinados a contar con una fuerza terrestre entrenada para ven- cer en la guerra polivalente y con un alto sentido de compromiso con Chile. Nuestro Comando es el responsable de asegurar que estamos en condiciones de cumplir exitosamente las tareas en- comendadas, ya sea en situaciones de emergencia, operaciones internaciona- les, crisis y/o guerra”, expresa el oficial. COT a once años de su creación 6 Revista Armas y Servicios
  7. 7. Operaciones de paz y cooperación al desarrollo nacional El 2004, a pocos meses de su crea- ción, el COT tuvo que organizar en 48 horas una unidad para integrar la fuerza multinacional provisional de la ONU (MIFH), con la finalidad de contribuir a crear un entorno de seguridad y estabilidad en un convul- sionado Haití. Esta muestra de eficiencia y rápi- da capacidad de respuesta militar del Ejército, fue motivo de recono- cimiento por parte de las más altas autoridades del gobierno de la épo- ca, como asimismo, por la comunidad internacional y la propia ciudadanía chilena. Eficiente accionar Con el fin de cumplir las misiones dispuestas por el mando en jefe del Ejército, este comando planifica, con- duce, coordina y controla la gestión de la instrucción y entrenamiento y las acciones destinadas a provocar un incremento de la capacidad operativa delasunidadesdearmascombinadas, Brigada de Aviación Ejército y Brigada de Operaciones Especiales “Lautaro”, además de supervisar su alistamiento operacional (AO). Para ello se materializan certifica- ciones a las tareas esenciales de la misión de las unidades, a las habili- dades guerreras del personal, al AO, y se fiscaliza el empleo de los cen- tros de entrenamiento de combate. Todo lo anterior con el fin de evaluar los niveles alcanzados y asegurar la interoperatividad de las armas, ser- vicios y especialidades y permitir la acción conjunta del Ejército con la Armada y Fuerza Aérea. A esto se suman, en el plano emi- nentemente operativo, los ejercicios conjuntos con las otras ramas de las Fuerzas Armadas (Ejercicios Ci- clón y Huracán, desarrollados en el norte de Chile), y multinacionales, como han sido los ejercicios Atenea, Ciclón, Charlie, Eco, Marará (con tro- pas francesas), Panamax (con tropas de EE.UU. y Centroamérica), PKO Américas (con ejércitos de América), Estrella Austral (con tropas de las Fuerzas Especiales de EE.UU.), Soli- daridad y Aurora Austral (con tropas argentinas). Bajo esta temática, la capacidad operativa de la reserva adscrita y con- trolada también es responsabilidad del COT, estamento que en conjunto con el Comando de Personal, diseña- ron un programa de controles a las Unidades Bases de Movilización, que desde mayo de 2014, se ha venido materializando y que ha permitido evidenciar el verdadero nivel de ins- trucción y entrenamiento de este segmento de la fuerza terrestre (FT). “Es importante asegurar la eficiencia que debe tener la reserva para comple- tar unidades en caso de emergencias y crisis, es decir, que sea un agente cola- borador y un segundo rol, que busca que los reservistas sean nuestros em- bajadores con la sociedad, difundiendo las actividades institucionales y colabo- rando desde sus particulares ámbitos de desempeño”, enfatiza al respecto el general de división Núñez. Fuerza terrestre 7Revista Armas y Servicios
  8. 8. Hasta hoy el Ejército participa con efectivos, debidamente entrenados en diversas misiones de paz alre- dedor del mundo. Es así que bajo la coordinación y dirección de este comando, se han desplegado hom- bres y mujeres en Haití, integrando el Batallón Chile y la Compañía de In- genieros de Construcción Horizontal, por períodos de seis meses, además del personal militar que cumple mi- siones en Chipre, integrando una unidad del Ejército Argentino y en Bosnia Herzegovina, formando parte de una fuerza de la Unión Europea. Además de las tareas asociadas al personal que cumple misiones de paz, los esfuerzos del COT se han cen- trado en el alistamiento de la Fuerza Conjunta Combinada Permanente “Cruz del Sur”, de forma de verificar que se encuentra en condiciones de ser desplegada, en cumplimiento a los acuerdos firmados por Argentina y Chile ante Naciones Unidas. Otro aspecto importante es el ha- ber recibido, de parte del mando en jefe de la institución, la misión de desempeñarse como el comando encargado de la planificación, coor- dinación, ejecución y control de las actividades que conforman el proce- so de selección y acuartelamiento del contingente que anualmente ingresa al Ejército támbien con el propósito de centralizar las tareas de empleo de la fuerza en un solo organismo; a partir de 2005, el COT asumió la responsabilidad de la planificación y control del despliegue de la fuerza destinada a brindar seguridad en los locales dispuestos para el desarrollo de las votaciones populares y escru- tinios. Además, en los años 2006 y 2007, en el plano de la cooperación al desarrollo nacional, asumió un rol fundamental en la coordinación y efectivo empleo de los medios ins- titucionales que se emplearon en ayuda de nuestros conciudadanos, para hacer frente a las situaciones de emergencias ocasionadas por la alta pluviosidad registrada en las regiones del Biobío y del Mau- le; la erupción del volcán Llaima; como también en los grandes mo- vimientos telúricos que asolaron la primera región, especialmente en Huara, Pozo Almonte y comunas del interior y posteriormente a la Segunda Región, cuyo epicentro se hizo sentir con fuerza en la ciudad de Tocopilla. A ello se suma una exitosa gestión de ayuda, por parte del Ejército du- rante el 2008, ante la emergencia vivida en la ciudad de Chaitén con motivo de la erupción del volcán del mismo nombre, en la que los medios institucionales se emplearon coordi- nadamente bajo la dirección de este comando, como también tras el te- rremoto del 27 de febrero de 2010, que azotó el centro-sur del país. 8 Revista Armas y Servicios
  9. 9. En este último caso, luego que la autoridad gubernamental decretara estado de excepción constitucional por catástrofe, desde el COT y a través de un cuartel general confor- mado por personal del Ejército, Armada, Fuerza Aérea, Carabineros y Policía de Investigaciones, se pla- nificó, dirigió y ejecutó el empleo de los medios humanos y logísticos, que operaron en beneficio de la po- blación. De la misma manera y a través de la conformación de un cuartel gene- ral de emergencia que operó desde Concepción, se coordinó el desplie- gue de medios humanos y logísticos, para inicialmente cooperar en las actividades de mitigación de los efec- tos del terremoto, que en abril de 2014 afectó al norte de nuestro país, y posteriormente, en el apoyo a la población civil afectada por el voraz incendio registrado en Valparaíso. Cabe mencionar que para dar cum- plimiento en forma integral al apoyo a la comunidad, se realizan una vez al año seminarios y juegos de simula- ción de emergencia ante catástrofes naturales, con participación de auto- ridades y funcionarios de gobierno y municipales. En ese contexto, se protocolizó un “Acuerdo Marco” con la Oficina Nacional de Emergencia Nacional (ONEMI), con la finalidad de regular la relación de cooperación entre el Ejército y la ONEMI. Ejemplo de ello son las cinco versio- nes de los ejercicios de simulación de desastres naturales “Volcano”, que ha realizado el COT en distin- tas ciudades del país y que este año se concretará en la guarnición de Arica. A través de todas estar tareas y de- safíos, el Comando de Operaciones Terrestres ha cumplido –en sus 10 años de existencia– con la misión para el que fue creado, la de mantener un alistamiento operativo institucional en cuanto a sus capacidades estra- tégicas, operacionales y tácticas cada vez que se ha requerido; que aunque en los tiempos de paz que vivimos se han circunscrito principalmente a emergencias, catástrofes y desastres naturales, deja de manifiesto el ele- vado nivel de la Fuerza Terreste del Ejército de Chile: “Eficaz y Eficiente”. Fuerza terrestre 9Revista Armas y Servicios
  10. 10. U na tarea fundamental para la operatividad de la fuerza te- rrestre es la mantención de sus sistemas de armas y material acora- zado, la se que se debe efectuar de una manera planificada, ordenada y eficiente, para contribuir al logro de la capacidad de combate requerida por la institución, asegurando están- dares de operación y rendimiento, y con los niveles de disponibilidad y confiabilidad requeridos. Por ese motivo lograr una disponibili- dad de material acorazado de 84% al mes de diciembre de 2013, es uno de los grandes éxitos que ha obtenido la División Mantenimiento (DIVMAN), gracias al sistema de mantenimiento institucional, del cual está a cargo. Este sistema es abordado a través de un modelo colaborativo con las Fábricas y Maestranzas del Ejérci- to (FAMAE), que tiene a su cargo el mantenimiento de Leopard 2 A4, Marder 1 A3 y M-109, en el que se exige un 70% de disponibilidad mensual. También el 30% de la línea M-113 y la totalidad de los vehículos Mantenimiento de la Fuerza Terrestre blindados de ingenieros en chasis Leopard 1 está externalizado con esta empresa. Por otra parte el sistema de man- tenimiento institucional continúa operando con las unidades de mante- nimiento de las brigadas acorazadas y de los regimientos logísticos divi- sionarios, los que se encargan del mantenimiento del 70% restante de los vehículos de la línea “M” y del ma- terial Leopard 1V de la guarnición de Punta Arenas. 10 Revista Armas y Servicios
  11. 11. Proyecto F6 En complemento de lo anterior en el año 2013 se autorizó por el Mi- nisterio de Defensa un proyecto de mantenimiento denominado F6, cuyo objetivo es recuperar las capacidades que debido al uso y a la antigüedad del material se han venido perdien- do. De esta manera se aprobó un programa a seis años, desde el año 2013 al 2018, el que involucra al 90% de los vehículos blindados de la insti- tución. Este programa se encuentra en ejecución utilizando las instalacio- nes de FAMAE y del Ejército a lo largo del país, para lograr la recuperación de más de 1.000 vehículos al término del proyecto. Vehículos de campaña El sistema de mantenimiento ade- más incluye a los vehículos de campaña (liviano, mediano y pesado), área en que la DIVMAN planifica, ges- tiona recursos, dirige y controla los diferentes mantenimientos a nivel institucional, logrando en el año 2013 alcanzar un 78,03% de operacionali- dad del material, considerando que existen vehículos hasta con 40 años de servicio. Estos mantenimientos se desarro- llan mediante dos estrategias, la primera es institucional, por medio de personal especialista encuadrado en las unidades de mantenimien- to de cada unidad regimentaría y unidad logística, y la segunda me- diante la externalización de servicios contratados a entidades externas, gestionando de forma eficiente los recursos económicos asignados, lo que se ve reflejado en los resultados obtenidos. De esta manera, en el año 2013, de los más de 2.500 vehículos de campaña, 400 camiones MB reali- zaron su Mantención Recuperativa Integral (MRI), con la empresa Kauf- mann S.A., en las ciudades de Arica e Iquique conforme a los progra- mas contratados. 11Revista Armas y Servicios Apoyo a la fuerza
  12. 12. Para este año se están realizando MRI a 450 vehículos correspondien- tes a la I, IV y V división, 83 Jeep Storm de la II División Motorizada y de la III División de Montaña y al material Humvee de cargo en el Regimiento de Infantería N° 1 “Buin”. Material acuático A partir del año 2013 nace la iniciativa de incorporar al sistema el material acuático institucional, mediante una estrategia de tercerización con AS- MAR. De esta forma dicha empresa, en conjunto con la DIVMAN, realizó una evaluación a las unidades que poseen material acuático (botes, motores fuera de borda, botellas de buceo, reguladores de buceo y vál- vulas de botellas de buceo), con la finalidad de obtener un catastro del estado de operacionalidad de estos elementos y poder así proponer un programa de mantenimiento y repa- ración a dichos sistemas acuáticos. De esta forma se inicia la primera fase de recuperación de este material, como a su vez la capacitación a nivel básico al personal del Ejército me- diante la modalidad “training on the job”, para poder contar con personal especialista en el mantenimiento de motores fuera de borda, equipos de buceo y botes inflables. ASMAR se encuentra evaluando el resto del material, para poder continuar con la segunda fase de mantenimiento durante este año, a las unidades de la Brigada de Operaciones Especiales “Lautaro”, Regimiento Reforzado Nº 9 “Arauco” y la Escuela de Ingenieros, llevando a cabo una segunda capacitación de nivel básico-especializado. Operaciones de paz Otra de las tareas importantes del sis- tema de mantenimiento institucional es la de asegurar el apoyo logístico en el área de mantenimiento al per- sonal y unidades que se encuentran cumpliendo o cumplirán misiones de paz bajo el control del Estado Mayor Conjunto, coordinando la satisfacción de las necesidades formuladas por el Comando de Apoyo a la Fuerza. Así el sistema debe planificar, coor- dinar, controlar y supervisar las actividades de mantenimiento re- lacionados con sistemas de armas, material y equipos logísticos del car- go en las unidades desplegadas en Haití, con el propósito de que estos conserven en el tiempo su perfil funcional, a través de sistemas de mantenimiento programado y de tipo correctivo, conforme a la asig- nación de recursos provenientes del potencial bélico y fondos presupues- tarios remitidos semestralmente por el Estado Mayor Conjunto. A partir del año 2014, mediante lici- tación pública se contrató a FAMAE con el requisito de tener un coordi- nador logístico en el área de misión (Haití), con la finalidad de mejorar los tiempos de respuesta ante las nece- sidades logísticas, como la calidad de los servicios prestados en esa zona geográfica. 12 Revista Armas y Servicios Apoyo a la fuerza
  13. 13. NUEVO FUSIL PARA EL EJÉRCITO DE CHILE M ayor eficiencia y efectividad en el combate es el elemento principal que el Ejército busca al renovar sus fusiles, y así dotar a los integrantes de la institución con un armamento acorde a las exigencias y requerimientos institucionales. De esta forma se dio origen al pro- yecto “Esparta” en la Dirección de Proyectos e Investigación del Ejército, que concluyó con la selección del fu- sil Galil Ace 22 NC, arma cofabricada por FAMAE, y la Israel Weapon Indus- tries (IWI). La planta menor de FAMAE se encarga de elaborar cuatro piezas principales, concluyendo el proceso productivo que comienza en Israel. “Esta arma está compuesta por 95 pie- zas, que en su mayoría son fabricadas en el extranjero. El cargador, que es un ac- cesorio, proviene de Bulgaria y a FAMAE le corresponde fabricar las piezas de su columna vertebral”, explica el capitán Manuel Espinoza, jefe de la Planta de Armamento Menor de FAMAE. FAMAE es el encargado de fabricar el cajón de los mecanismos, el soporte del cierre, cañón y la toma de gases. A esto se le suma el armado en blan- co que se trata de la unión del cajón de los mecanismos, cañón y toma de gases, además del armado de subconjuntos (punto de mira, culata, empuñadura, etc.) y el armado en negro que corresponde al ensamble completo del fusil. El mayor desafío consiste en la elabo- ración del cajón de los mecanismos, debido a que la materia prima llega en bloques de acero de 4.579 gramos desde Israel, los que son mecaniza- dos hasta llegar a la pieza final, que pesa 541 gramos. Galil Ace 22 NC, 5,56mm Cargador extraíble curvo, de 35 y 50 tiros (5,56 x 45 OTAN) Tipo: Fusil de asalto Calibre: 5,56 mm Peso 3,5 kilos 95 piezas Selector de tiro por ambos lados, con tres posiciones (seguro, tiro-tiro y ráfaga) Riel picatinny a lo largo del arma Culata retráctil con cuatro posiciones Esta operación requiere de gran precisión para sortear con éxito los exhaustivos controles de calidad es- tablecidos por IWI y FAMAE. El cajón de mecanismo cuenta con más de 300 parámetros, los que son medi- dos por una máquina tridimensional de última generación con que cuenta la Gerencia de Calidad de FAMAE. Finalmente, como resultado de todos los procesos que realizan tanto IWI como FAMAE, se obtiene una versátil herramienta de combate que se ca- racteriza por pesar 3,5 kilos, y poseer una culata retráctil con cuatro posi- ciones, un selector de tiro por ambos lados que cuenta con tres posiciones (seguro, tiro-tiro y ráfaga) y un riel pi- catinny a lo largo del arma. 13Revista Armas y Servicios Innovación y tecnología
  14. 14. En el Ejército son todos bienvenidos El concepto “diversidad” se ha transformado en uno de los elementos esenciales para el desarrollo del talento humano en nuestra institución. El Ejército de Chile desarrolla su quehacer junto a la sociedad a la que se debe en todo ámbito de com- petencia; es parte de ella y todo lo que suceda se verá ahí reflejado. Por esta razón esta institución bicente- naria ha tomado plena conciencia de los cambios sociales y cultura- les y, en su andar, ha generado en forma paulatina las instancias de adaptación, como también se ha adelantado en su accionar frente a los distintos acontecimientos de nuestro país, como un componente más de ella. Es verdad que para formar parte de sus filas, las personas deben re- nunciar a algunas de sus libertades de carácter personal para volunta- riamente acogerse y subordinarse a la norma institucional de carácter conductual, como lo es la disciplina, el respeto, las costumbres, entre otras virtudes militares que serán fundamentales para las buenas relaciones interpersonales en la ins- titución; como también a aquellas de carácter funcional, como lo son la disponibilidad y movilidad geográfica. Sin embargo, ser parte de la institu- ción no significa salir de la sociedad y desentenderse de la problemática nacional, pues cada integrante per- tenece de igual manera a ella y tiene claro su rol, sus derechos y deberes. En suma, para el profesional militar, actuar conforme a los valores funda- mentales constituye una obligación permanente, cuyo cumplimiento lo debe transformar en una persona virtuosa. Por ello una de las prin- cipales virtudes es el respeto a la dignidad humana, que se entiende institucionalmente en el sentido de llevar la propia actuación valorando los derechos, condición y circunstan- cias de los demás sin discriminación ni marginación de ninguna especie, lo que ha estado intrínsecamente li- gado a la vocación militar y buenas prácticas de conducta en el Ejército de Chile. Es así como el concepto “diversidad”, que se ha practicado por años en el Ejército, se ha transformado en uno de los elementos esenciales para el desarrollo del talento humano en nuestra institución. Diversidad de género, culturas, credos, ideologías, edad, rasgos físicos, idioma, religión, entre otros, son valorados en su justa dimensión, como un elemento más de la vida cotidiana y que en todo ámbito de desempeño se deben res- petar. La diversidad es una característica esencial de nuestra realidad, que no solo exige tolerancia y respeto para garantizar la convivencia, si no que supone una oportunidad para el desarrollo y la sostenibilidad de la sociedad en general. Ello, en el en- tendido de que la diversidad aporta valor a la organización a través de una mayor creatividad, el crecimien- to de la reputación y la calidad del capital humano, pues las personas diversas aportan puntos de vista di- ferentes, los que engrandecen a una institución. 14 Revista Armas y Servicios
  15. 15. En este sentido, y para avanzar en este tema, se deben generar ins- tancias de adaptación al cambio, en el que toda la acción educadora se encamine a provocar un proceso que viene marcado por acciones ta- les como optar, preferir y adherirse a un sistema de valores, tarea donde el compromiso del mando es impres- cindible, tanto como guía conductora, orientadora o correctora. Por tanto, la gestión de esa diversidad debe ser regulada con actos acordes a la tradi- ción y disciplina militar. El generar ambientes de confianza y credibilidad, como espacios conte- nedores de la generación del estrés lógico que requiere este cambio con- ductual adaptativo, es una condición que demanda de los comandantes el ejercicio de un liderazgo trans- formacional, es decir, movilizar a las personas desde un estado hacia otro, donde se desarrollen mejores competencias personales, donde ya no exista la tolerancia sino que la in- clusión, sin discriminación desde el propio juicio de las personas. En el Ejército de Chile, todos quienes deseen servir en él, renunciando a parte de su libertad per- sonal y apegado a las normas y doctri- na institucional, son bienvenidos. Es de esta forma como damos cuenta a la sociedad a la que nos debemos, que somos la organización del Es- tado más inclusiva y con una gran capacidad de adaptación a los signos de los tiempos. El Ejército es parte integral de nues- tra sociedad, una sociedad cada vez más abierta, heterogénea y plural, en la que la diversidad y la inclusión reflejan una actitud, una filosofía y mentalidad abierta al conocimiento del otro, respetando la individualidad humana. Finalmente, es necesario enfatizar que este proceso de adaptación del quehacer del Ejército a dichos escenarios actuales y emergentes, como también la adaptabilidad de sus integrantes, no significa des- naturalizar, desviar o modificar los componentes esenciales que dan sustento a la profesión militar, no es más que la identificación de los principales cambios sociales de Chile y el mundo, así como la forma en que ellos influyen direc- tamente en las personas que son el capital más valioso de nuestra institución. 15Revista Armas y Servicios Nuestro Ejército
  16. 16. Nació en Santiago, el 28 de julio de 1959. Hijo de un oficial de Ejército, ingresó a la Escuela Militar el año 1975, graduándose en diciembre de 1978 como subteniente del arma de Infantería, con la primera antigüedad de su promoción. Casado con Marianne Stegmann y padre de tres hijos, en más de 35 años de servicio ha desempeñado distintos cargos en el país, además de una destinación de un año en Estados Unidos. Es comando, buzo táctico, traductor e intérprete en idioma inglés y paracaidista militar. Se graduó de la Academia de Guerra como oficial de Estado Mayor con la primera antigüedad de su promoción. Es Licenciado en Ciencias Militares y posee varios magísteres y estudios afines que han fortalecido su formación. El 19 de noviembre de 2013 fue designado Comandante en Jefe del Ejército por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, cargo que asumió el 10 de marzo de 2014. “SOY UNO MÁS … Y EL EJÉRCITO UNO MÁS DE CHILE” “Todas las cosas se pueden conseguir con esfuerzo, perseverancia, estudio y orden… se debe valorar la formación sin importar en qué lugar se recibe, lo importante es cómo uno la recibe”. Así reflexiona el general Oviedo al recordar el homenaje recibido a co- mienzos de año –tras ser nombrado Comandante en Jefe del Ejército– por el que fuera su colegio, el Salesiano San José en Punta Arenas. “Un colegio transversal, donde éramos estudiantes de todos los estratos de la sociedad, y donde lo que primaba era el rendimien- to académico, el estudio”, rememora con nostalgia, cuando ya han pasado más de 40 años. General de Ejército Humberto Oviedo Arriagada 16 Revista Armas y Servicios
  17. 17. En ese homenaje, dice, “me dio mu- cho orgullo sentir el respeto que se tiene por el Ejército más allá de la per- sona. Es el hecho de que un exalumno haya sido nombrado Comandante en Jefe del Ejército, porque el Ejército genera algo importante en el país”, y agrega que vio en los alumnos que estaban presentes ese día, mucha disciplina, “un acto que me marcó mu- cho, un gimnasio con niños de todas las edades, ordenados”. Este es uno de los recuerdos que mejor lo definen. Una vida marcada por el mundo militar, pero con un concepto de integración y servicio a la sociedad. Con un padre militar, el coronel Jaime Oviedo Cavada, él y sus hermanos se criaron en un ambien- te de cuarteles y fueron su referente para elegir esta profesión, aunque en algún momento, a los 15 años, pensó en tomar otro camino. “Me gustaba la biología, y pensé orientarme a la medi- cina, aunque buen cirujano no habría sido, porque mi motricidad fina no es muy buena –señala entre risas–, pero pudo más mi interés por ingresar a la Escuela Militar, y cuando entré, me sentí cómodo con los valores, el orden, la dis- ciplina. Nunca me concebí restringido, y eso lo valoro en los comandantes que tuve”, señala. Su “Yo” interno Se define como un hombre sin ma- yores complicaciones, le gusta la vida al aire libre pero es a la vez muy ho- gareño, de vida familiar, marcado por una niñez de mucha cercanía con sus padres y hermanos. Se apura en señalar que “la motivación para ser militar vino de mis padres, por lo que la decisión de ingresar a la Escuela Militar fue la mejor”, asegura. Disfruta con la lectura de textos his- tóricos y militares y también con novelas, pero siempre con algo de historia, por ejemplo una de Napo- león en Egipto, dice, “creo que así es una bonita forma de aprender historia”. Le gusta también el cine, siempre que sean películas que le dejen una sen- sación de agrado y entusiasmo con la vida. Sin embargo, no le llaman la atención las redes sociales, no tiene Twitter ni Facebook. “Marianne tiene y ella me comenta de la familia y los amigos”, explica, “lo que sí utilizo es el correo y Whatsapp, porque es una he- rramienta de respuesta inmediata muy buena”. Reconoce que la tolerancia a la frus- tración es un tema que ha debido trabajar, porque se reconoce muy perfeccionista, no obstante, “no soy una persona que pierda el control y que pueda afectar a quienes están en mi alrededor, algunas veces soy más exi- gente en la casa… porque desde chico me enseñaron a cumplir con los límites que me daban, por lo que he aprendido a ser más tolerante, a entender las par- ticularidades de las personas partiendo por la casa. Y en el Ejército cuando las cosas no funcionan como yo las con- cebí, trato de usar el seguir insistiendo en la educación, reiterar, y me ha dado buenos resultados, con perseverancia… Junto a sus padres en Antofagasta, en la Esmeralda, tras obtener la primera antigüedad de su promoción. Homenaje de su colegio de infancia, “Salesiano San José”, en Punta Arenas. Racionalización, funcionalidad y completación de capacidades 17Revista Armas y Servicios
  18. 18. 18 Revista Armas y Servicios porque lo que me frustra es que las cosas se hagan a medias, sin entregar valor”. Es de pocos amigos, y los que tiene son de años, porque según afirma es más bien de casa. Cuando se le pregunta por su principal motivación en la vida, se acomoda en su sillón y señala convencido con serenidad y satisfacción que “el tema familiar es muy potente, porque esta es una pro- fesión muy especial, ni mejor o peor que otra, todas tienen sus particulari- dades y de entrega y servicio, pero en esta la familia no está aislada, es de compartir en comunidad, y es parte del proyecto de vida de uno”, y agrega de inmediato “con Marianne hemos aprendido que el proyecto es de los dos, ella estuvo dispuesta a que este proyecto fuera de ella también”. Por eso, destaca la generosidad y dispo- sición a ceder incluso cosas que son del ámbito del desarrollo personal, y lo ve en la predisposición de su se- ñora en estar presente durante los casi 33 años de matrimonio, y en las actividades que ahora realiza en la Fundación de Señoras, donde la ve comprometida. Le gustan los desafíos. “Soy exigente conmigo en cuanto a tratar de hacer las cosas bien, perfeccionista, me gus- ta tomar contacto con las personas, conversar para retroalimentarme en cómo generar esa sensibilidad en las decisiones, y que la decisión sea lo más adecuada e informada posible”, y vie- ne como añadidura nuevamente el concepto de disciplina, uno de sus principales rasgos, que quedó refleja- do el 7 de junio pasado, cuando luego de la ceremonia de Asalto y Toma del Morro en Arica, dijo “quienes quie- ran servir a la patria son bienvenidos al Ejército”, al tiempo que agregó “sin embargo, en instituciones tan jerarqui- zadas como las armadas, es necesario preservar la disciplina en función de nuestro trabajo”. Un sello propio Es categórico en aclarar que junto a lo anterior hay una motivación que es fundamental y que comparte con quienes le ha tocado ser comandan- te, “el sentirse todos los días haciendo un aporte a algo trascendente en el país, porque hay profesiones que son más concretas, que salvan una vida, que construyen, entonces es bueno preguntarse hoy día qué generé, para que este concepto tan subjetivo de la defensa sea eficiente”. Agrega que si se tiene una sección, una compañía o el mando del Ejército, este debe ser siempre un instrumento eficien- te y adecuado para lo que el país estima necesario en la defensa. “Este es el desafío de todos los días, el de- cir yo estoy aportando en algo, y estar al mando de la institución ya requiere de un aporte, es una obligación que tengo, tratando de aminorar mis limi- taciones”. Respecto de su actual cargo asegu- ra que cuando ingresó a la Escuela Militar nunca pensó en llegar a ser Comandante en Jefe. “Al reflexionar, habría estado mal si lo hubiese pen- sado, porque las cosas no suceden así, sino que van surgiendo etapas en fun- ción de querer hacer un buen trabajo, me puse metas cuando fui alumno, en el curso de capitanes, en la Academia de Guerra, y si tenía un buen rendi- miento, lo estaba haciendo porque quería aprender y ser eficiente, porque estoy convencido de que hay pocos ilu- minados que sus resultados no sean producto del estudio … yo estudié y me saqué la mugre … yo no soy producto de la genialidad, soy una persona que se esfuerza y me gusta”. Cada Comandante en Jefe se defi- ne por las decisiones que toma y cómo estas se implementan. En ese sentido aclara que “he tratado de ser consecuente con la formación que tuve y con la participación en diferen- tes niveles, lo que según la doctrina militar nos permite hacer muy activo el trabajo del Estado Mayor General del Ejército. En este caso, con la nue- va formación funcional que tiene la institución, de hacer participar mucho a los comandantes de las funciones matrices, y por eso se formalizó la constitución del Comité de Asesoría Es- tratégica (compuesta por los generales de división), todo ello para tomar de- cisiones que sean lo más informadas posibles, que hayan sido discutidas y con participación”. Enfatiza que ser la máxima autoridad institucional no es un ente abstracto o figura encapsulada, “tengo que tratar de que la gente me vea como el coman- dante de la unidad Ejército, por eso soy uno más de la estructura” y explica que deben ver en el Comandante en Jefe a la persona que está preocupada de que tengan las condiciones para el día a día, la instrucción, entrena- miento, equipo adecuado, que la alimentación llegue en las raciones
  19. 19. 19Revista Armas y Servicios que corresponda, que tengan mejor habitabilidad y más modernas. “Que me vean como una persona que está en ese afán, y no de visita, porque soy parte del Ejército, uno más… y cuando voy a las unidades, lo hago para ins- peccionar y asegurar que tengan lo que requieren”. Lo mismo extrapola a nivel del Ejército en el país, porque añade Para el logro de estos objetivos, dice, no pueden faltar en el personal mi- litar atributos como la motivación por el servicio, “una entrega con sen- tido”, cariño por la patria, donde se brinden condiciones por parte de la defensa, que le permiten tranquili- dad al país para su desarrollo. “No hay ninguna profesión donde se jura dar la vida por la patria. Es un com- promiso superior y con ello se debe asumir conscientemente el tema de la disciplina, como un eje conductor para todos los integrantes del Ejército, que lo asumen con libertad”. Bajo estas premisas implementará el primer Plan de Acción (2015-2018), de acuerdo a la concepción estratégi- ca de la institución al 2026, orientado a una mayor funcionalidad en cuanto a su trabajo, la disposición de los me- dios humanos, del material y cómo se conforma en el territorio, para que en cinco años más se pueda decir “logramos tener la conformación de los núcleos lo más equilibrado en relación al desafío de la defensa y a las opera- ciones distintas a la guerra, que es lo que hacemos en definitiva; esto porque a mí se me exige en el Plan de Acción que se base en racionalización, funcionalidad y completación de ca- pacidades, y es en lo que estamos trabajando”, puntualiza. “es importante que vean al Ejército como un elemento más de Chile”. Más cerca de todos “Hemos venido mejorando nuestra vinculación con la sociedad, y en unos cinco años más, nos pueden ver como un elemento muy eficiente en operacio- nes distintas a la guerra, porque hay conciencia en todos los organismos del Estado y en la sociedad civil, para que nosotros en situaciones complejas, emergencias de todo tipo, tengamos reacciones con respuestas rápidas, con los medios adecuados y con la ins- trucción y disponibilidad de la gente”. Todo esto, señala, contribuirá a la confianza en el Ejército, aunque aún subsisten aprensiones con la institu- ción, pero pareciera que el colectivo de la gente “piensa en el Ejército con respeto. Se valora ver a los jóvenes sol- dados ayudando en una catástrofe, incluso dejando a sus propias familias”. Son esos soldados los que, dice el general Oviedo, también hay que motivar; que vean en el Ejército una opción profesional depende de “no- sotros mismos, porque ya tienen un proceso de formación y un potencial. Para ello, tal vez, debemos ser menos restrictivos en los procesos, lo que tiene mucho valor en relación a un joven que viene de la civilidad para ingresar a una escuela, sin haber vivido la experiencia del Servicio Militar”. Antes de terminar la entrevista, pide que no se deje de lado transmitir la experiencia vivida al transitar por esta carrera tan diversa, donde “pri- mero tengo que darle gracias a mi familia, tanto la de origen, mis papás, como a mi señora y mis hijos, porque en ellos he visto un apoyo. Si al final del día uno quisiera tirar una lágrima por algo, ahí está el soporte”; por eso a los jóvenes les dice que “no cedan y tra- ten de salvar la familia que tienen, o el hacer familia, porque eso incluso ayu- da en la convivencia a nivel de unidad, se ve estabilidad que se proyecta”, sin dejar de considerar que la sociedad es un constante proceso de cambio, el concepto de familia ha variado, pero su sentido de estabilidad per- manece. Primera actividad en terreno como Comandante en Jefe en la Brigada de Operaciones Especiales “Lautaro”. Racionalización, funcionalidad y completación de capacidades
  20. 20. Reestructurando nuestro sistema de salud D esde el año 2012 el Sistema de Salud Previsional del Ejér- cito viene implementando modificaciones estructurales, orien- tadas a asegurar la sustentabilidad financiera del Sistema de Salud institu- cional, el que se ha visto afectado por el excesivo uso de los beneficiarios durante décadas, el envejecimiento de la población y el alto costo actual de la salud. Se trata de medidas que se adoptaron secuencialmente y que han significado un cambio en la forma de enfrentar la solución de salud y que además busca un cambio cultural, ge- nerando un desarrollo importante en los niveles de respuesta y buscando el respeto, por parte de los beneficia- rios, de la cadena sanitaria establecida en la Ley de Salud de las FAs. Desde la década de los 90 en el “Plan Alcázar”, ya se visualizaban cambios en materias de salud, las que quedaron en el contexto del Proyecto Integral de Modernización del Sistema de Sa- lud del Ejército (PIMSSE 1998-2001). Durante su implementación y como consecuencia de las características del Sistema de Salud del Ejército (SISAE), cuya cobertura según valor arancel institucional para el personal activo es de un 100%, con un mínimo de un 75% para el sector pasivo y de un 50% para las cargas familiares, como también de la ausencia de un siste- ma de control de gestión, generaron factores que contribuyeron en el tiempo a un incremento desmedido de la demanda y requerimientos de atención, lo que unido al alza en los costos en salud y en particular de la tecnología de última generación em- pleada en las distintas instalaciones, ahondando una problemática para el financiamiento del sistema de salud. Esto fue comprometiendo la sustentabilidad del Fondo de Medicina Curativa (FODEME- CU), lo que se vio reflejado en la capacidad de pago a pres- tadores y/o proveedores de las instalaciones de salud y del Hospital Militar de Santia- go (flujo de caja, capacidad de pago a proveedores y suministro de insumos) y en la dificultad para mantener el primer nivel de tecnología médica en las instalaciones de salud. Después de varios años se determinó la ne- cesidad de implementar medidas específicas que garantizaran la sus- tentabilidad del sistema y se dispuso la aplicación de una serie de acciones estructurales remediales en los ám- bitos de contención del gasto. 20 Revista Armas y Servicios
  21. 21. Una de las más importantes ha sido fortalecer y promover las atenciones médicas del 1er y 2do nivel de atención (enfermerías regimentarias, centros médicos y centros clínicos militares), lo que mejoró considerablemente la sustentabilidad del sistema, al ser las prestaciones en esas instalacio- nes de un menor costo, donde se resuelven gran parte de las consultas médicas de carácter general u odon- tológica, evitando las derivaciones al nivel superior o instalaciones priva- das. Para el desarrollo señalado, la institución aportó recursos extraor- dinarios orientados a la renovación tecnológica en toda la red salud. Por su parte, el COSALE, con recursos propios, desarrolló un importante proyecto de digitación de la zona norte del país que abarcó el Hospital Militar del Norte y los centros clínicos militares de Arica e Iquique. Además implementó el pago a las enferme- rías regimentarias por la atenciones de salud del personal activo y en el caso de los centros clínicos y médi- cos militares de toda la red de salud, se ampliaron notablemente las ca- pacidades de respuesta, generando importantes ampliaciones en su in- fraestructura para incorporar nuevas especialidades médicas; todo lo ante- rior en busca de la solución en salud en esos niveles, para evitar la llegada innecesaria al tercer nivel en los hos- pitales militares, de tal forma de no aumentar las latencias en las consul- tas y un mayor gasto para el sistema y los beneficiarios. Otra de las medidas relevantes para mejorar la cobertura de nuestro sis- tema de salud, fue la incorporación de nuevas prestaciones de solución médica, en aquellas áreas que no con- sidera el fondo principal (FODEMECU). Lo anterior mediante el incremento del aporte mensual en los fondos so- lidarios voluntarios (FOSAFE para el personal activo y fondo complemen- tario para el personal en retiro), de tal forma de generar los recursos nece- sarios para el financiamiento de esas nuevas coberturas. Este aporte permitió incorporar bene- ficiosadicionales,talescomoconsultas de libre elección de especialidades crí- ticas, cirugía lásik, descuento adicional de medicamentos ambulatorios (20% adicional), cobertura catastrófica, ser- vicio telefónico de asistencia médica, desgravamen para cargas de personal activo, exámenes de fertilidad, implan- tes dentales, aumento del tope anual por beneficiario en la concurrencia de cobertura de los Fondos Solidarios Voluntarios, entre otros. Dentro de estos cambios, también como una medida de gran relevancia, se determinó la diferencia existen- te entre el “Arancel Ejército” (monto máximo que el FODEMECU puede pagar en virtud de la demanda actual de los beneficiarios) y una estructura arancelaria que es el “Valor Presta- ción”, que corresponde al costo real de las atenciones en las instalaciones de salud. La diferencia entre ambos valores, es de cargo de los beneficia- rios. Sin embargo, y con la finalidad de 21Revista Armas y Servicios Con nuestra gente
  22. 22. apoyar en el financiamiento del pago adicional, se bonifica un determina- do porcentaje a través de los Fondos Solidarios Voluntarios (lo que implica pertenecer a ellos para optar a este beneficio), especialmente, en aque- llas prestaciones que presenten los mayores diferenciales como las hos- pitalarias. Por su parte, el Comandante de Salud, GDB Óscar Bustos Carrasco junto a personal de la JEAFOSALE, han reco- rrido las distintas unidades del país para difundir e informar sobre estas medidas. Modelo de salud con énfasis en medicina preventiva El Sistema de Salud del Ejército, si bien se encuentra en una condición de reestructuración desde el punto de vista de la contención del gasto, las medidas aplicadas para ello deben contar con la capacidad de respon- der a los actuales requerimientos de la demanda, calidad asistencial y se- guridad que exigen los beneficiarios. Para esto se sitúa al usuario en un rol protagónico para acoger un cambio cultural que lo lleve mucho más a lo preventivo y promocional, transfi- riendo a cada paciente y su familia, la responsabilidad de hacerse cargo del cuidado de su propia salud, evitando la aparición de enfermedades graves para la salud y de alto costo para el sistema. A partir de esto surge la necesidad de reestructurar el actual SISAE, por un diseño que permita un cambio pro- gresivo, de un modelo asistencial por niveles, a un modelo de salud integral con enfoque familiar, con énfasis en la medicina preventiva, que cuente con equipos de salud multidisciplinarios que desarrollen estrategias de pro- moción de la salud, prevención de enfermedades, acceso al diagnóstico y tratamiento oportuno. El enfoque de las políticas de salud hacia la promoción y prevención en salud ha demostrado ser más efi- ciente en cuanto a que acciona antes de que se genere el problema, pre- viniendo antes que el daño ya esté establecido. Además la inversión en prevención es más conveniente que la destinada a la curación. La medici- na preventiva aborda la salud con el ánimo de preservarla, actuando con medidas de fomento y educación y exámenes preventivos para pesqui- sar patologías en forma temprana; por otra parte, la medicina curativa lo hace reaccionando con el tratamiento de patologías, muchas veces en forma tardía, y que generan secuelas cróni- cas y permanentes. Dado lo anterior, se pretende imple- mentar para el personal en servicio activo un modelo orientado a la “Vida Sana”, generando instancias de apo- yo a las unidades, con especialistas en varias disciplinas (enfermeras uni- versitarias, psicólogos, nutricionista, profesores de educación física) y fo- mentar entre el personal esta cultura, generando conciencia de “preven- ción en salud”, apoyando planes de entrenamiento, alimentación sana, estimulando hábitos saludables, implementación de exámenes pre- ventivos, etc. Con respecto al personal pasivo y las cargas familiares, se encuentra en estudio para su implementación a partir del año 2015, un ambicioso plan preventivo y promocional que busca detectar en forma temprana patologías graves, mediante la apli- cación de exámenes preventivos, financiados por el sistema de salud. Lo anterior permitirá alertar sobre la presencia de alteraciones en la sa- lud, que de tratarse oportunamente permitirán salvar vidas y ahorrar im- portantes recursos. Con nuestra gente 22 Revista Armas y Servicios
  23. 23. Nombramiento de suboficial mayor del Ejército El Comandante en Jefe del Ejér- cito, general Humberto Oviedo Arriagada, presentó ante el cuerpo de suboficiales mayores, el nuevo cargo de Suboficial Mayor de Ejército, que recayó en el SOM Julio Alberto Peña B. y que tiene como fin asesorar y ser el nexo entre el cuadro perma- nente y el CJE. “El propósito es que ustedes se sientan tranquilos y representados en esta ins- tancia, porque el suboficial mayor Peña se transforma en el delegado del Co- mandante en Jefe para el trabajo, en una estructura que permitirá generar confian- zas” (Comandante en Jefe del Ejército). El SOM Peña nació en Santiago, ingre- só a la Escuela de Suboficiales el año 1983. Pertenece al arma de Infantería y tiene las especialidades secundarias de instructor militar de educación físi- ca, profesor militar de escuela y auxiliar de Estado Mayor. Es casado, tiene dos hijas y, antes de intergrarse a la Coman- dancia en Jefe, ha estado destinado en la Escuela de Infantería y en la agre- gaduría militar en la embajada de Chile en Buenos Aires, Argentina. Lanzamiento del libro “Los Subtenientes de La Concepción: La Tríada Heroica” En el Teatro Municipal de Calama se realizó el lanzamiento del libro “Los Subtenientes de La Concepción: La Tríada Heroica”, del investigador y profesor de historia Julio Miranda E. El libro narra la vida de los subtenien- tes Julio Montt Salamanca, Arturo Pérez Canto y Luis Cruz Martínez, desde la niñez, ingreso al Ejército y su lucha por defender la patria, y for- ma parte de una trilogía que se inició con el ya publicado “Ignacio Carrera Pinto: El Héroe”, y que se cerrará el próximo año con un tercer texto de- nominado “Los Clases y Soldados de la Concepción”. “Don Julio Miranda nos da a conocer el temple nacional… los 77 son la muestra perfecta de esos tiempos. El libro busca que los héroes no queden en las figuras de hierro, sino que sean cercanos a la gente” (General Marcos López Ardiles). “Agradezco al autor por su voluntad de hurgar en la historia, ya que para cons- truir el presente la necesitamos… y así contribuir a las nuevas generaciones” (Ministro de Defensa Nacional). Inauguración de condominio para personal en Antofagasta Con la entrega de las llaves de los de- partamentos a 5 familias del personal militar fue inaugurado el Condominio “Mayor General Carol Urzúa Ibáñez”, en el sector sur de Antofagasta. El fi- nanciamiento del proyecto estuvo a cargo del Comando de Bienestar y la construcción fue supervisada por el Comando de Ingenieros, en un trabajo que buscó otorgar espacios cómodos al personal y sus familias. Tienen 76 m², con tres dormitorios, dos baños, cocina, living-comedor, terraza, logia y balcón, además de un estacionamien- to y una bodega de 5 m². “Este proyecto significó dar una so- lución integral a las necesidades de habitabilidad de la I División. Represen- ta la preocupación y esfuerzo que hace la institución por dar respuesta a la problemática habitacional”. (Jefe de Estado Mayor del Comando de Bienestar, coronel Carlos Quiroz A.). BrevesEjército BrevesEjército BrevesEjército BrevesEjército BrevesEjército BrevesEjército BrevesEjército BrevesEjército BrevesEjército BrevesEjército BrevesEjército BrevesEjército BrevesEjército BrevesEjército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército 23Revista Armas y Servicios
  24. 24. Ejército participó en GRULAC 28 países participaron en la 15° Reunión Regional de Autoridades Nacionales de los Estados Partes de América Latina y el Caribe (GRULAC), realizada en nuestro país y cuyo ob- jetivo fue compartir experiencias en cuanto a la aplicación de la Conven- ción sobre las Armas Químicas, el control y fiscalización de tales sustan- cias y sus precursores. En la actividad participó el Director General de Movi- lización Nacional (DGMN), general de brigada Óscar Mezzano, quien señaló que la DGMN, en coordinación con el Ministerio de Defensa, es la encar- gada de realizar las fiscalizaciones a empresas e instalaciones que mane- jan sustancias químicas en el país. “El control de las armas químicas constituye uno de los temas más im- portantes de este rubro y el hecho que seamos sede, es una muestra más del compromiso de sus autoridades, del Es- tado, de su legislación, de su Congreso y de la seriedad del país en el ámbito de la seguridad nacional”, (Subsecretario de Fuerzas Armadas, Gabriel Gaspar). Inauguración de casa de acogida “Peñalolén” La jefatura Asistencial, dependiente del Comando de Bienestar, remo- deló cinco cabañas a un costado del Comando de Telecomunicaciones, como nuevas casas de acogida para el personal del cuadro permanente y sus familias. El proyecto significó una inversión de $120 millones y consis- tió en la remodelación de las cabañas que cuentan con capacidad para cua- tro personas cada una. Dos de ellas fueron adaptadas para minusválidos. “El proyecto recoge la necesidad de sa- tisfacer la demanda de las diferentes unidades regimentarias del país, por contar con un lugar donde hospedar, en la guarnición de Santiago, a nuestro Juramento a la Bandera 12.074 integrantes del Ejército, entre ellos 192 oficiales, 999 clases, 1.173 alumnos, 949 SLTPs y 8.765 SLCs, juraron a la Bandera, desde Arica a Tierra del Fuego. Las ceremonias constituyen un legado permanente de honor y gloria de quienes son los mártires del deber militar, los héroes del Combate de La Concepción, don- de 77 chilenos entregaron su vida en una de las hazañas más valerosas de la historia militar del país. cuadro permanente y sus familias que concurren al hospital, demanda que año a año se ha venido incrementado” (Coronel Marcos Derpich M., Jefatura Asistencial). “En la Fundación de Señoras del Ejér- cito asumieron un compromiso con nosotros, de asistir a las familias que concurren, desde un punto de vista más espiritual y afectivo”. (General Hum- berto Oviedo Arriagada). Para mayor información contactarse con el TCL. (R) Joaquín Pietrantoni, teléfono móvil: 9 - 8791 2691 o Norma Aguayo, teléfono móvil: 9 - 6831 3817. BrevesEjércitoBrevesEjércitoBrevesEjércitoBrevesEjércitoBrevesEjércitoBrevesEjércitoBrevesEjército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército 24 Revista Armas y Servicios
  25. 25. Cadetes realizaron entrenamiento en West Point Seis alumnos de la Escuela Militar se integraron al Regimiento de Cadetes de segundo año en la Academia Militar de West Point (EE.UU.) para ser parte de un período de entrenamiento de combate. Los cadetes Joaquín Asenjo, Albano Morales, Diego Oyarce, Igna- cio Ramírez, Andrés Schuler y Trinidad Suárez recibieron entrenamiento de nivel escuadra y pelotón, profundizan- do temas como el fuego y movimiento de la escuadra, acción sobre un obje- tivo como escuadra y como pelotón, formaciones y desplazamientos de pa- trullas, tiro, comunicaciones, primeros auxilios nivel II y otras temáticas. “La participación de cadetes extranjeros (Brasil, Chile, Colombia y Kazajstán) en nuestra Academia aportó una aproxima- ción diferente y consistente a la solución de problemas tácticos de nivel escuadra y pelotón en el campo de instrucción. Fue muy positiva” (Superintendente de la Academia, teniente general Robert Caslen Jr.). Seminario internacional de emergencias El Ejército participó en el Seminario Internacional de Emergencias, en- marcado en la 6ta Feria Internacional de Seguridad (FISEG). El GDB Miguel Alfonso Bellet, quien se desempeñó como Jefe de las Fuerzas en la Re- gión de Arica y Parinacota luego del terremoto, expuso sobre los sucesos ocurridos durante la catástrofe hasta que se decretó el Estado de Excepción Constitucional. También expuso el TCL. Cristián Ore- llana, Jefe de Sanidad Militar, quien se refirió al despliegue de las instalacio- nes sanitarias en Iquique y sobre la extensión de la ayuda que fue solici- tada por las autoridades. En la FISEG el Ejército también estuvo presente con un stand con repre- sentantes del COT, II DIVMOT, IGM y ACAGUE, con información sobre seguridad, sistemas de simulación, aporte del Ejército en catástrofes y capacitación, entre otras materias. “Ha sido una buena oportunidad de entregar los conocimientos a la gente joven sobre todo, quienes tomarán las decisiones y asumirán responsabilida- des ante nuevos eventos a futuro; ha sido muy enriquecedor”. (GDB Miguel Alfonso Bellet). Instalación de refugios en la ruta a campo de hielo sur Con el fin de favorecer la investigación científica y estimular el desarrollo de expediciones a Campos de Hielo Sur, el Ejército instaló dos refugios dise- ñados y construidos por la Unidad de Arquitectura Extrema de la Universi- dad Federico Santa María (UFSM), en los márgenes del Glaciar Chico. Los domos fueron ensamblados e insta- lados por integrantes de la Compañía Andina Divisionaria N° 20 “Cochrane”, en el sector de El Cajón y en el valle Gaea. “La instalación de estos refugios signifi- ca un gran paso para el desplazamiento hasta el Paso Marconi, último punto al sur de la región de Aysén, donde era fundamental marcar presencia institu- cional. Sin embargo, el largo camino y el clima agreste hasta este sector, re- quería de una estación de descanso. Es así como se crea una ruta segura en la que estos dos refugios forman par- te importante, dando resguardo hasta 15 personas” (teniente coronel Jorge Osorio, IV División de Ejército). “El Ejército apoya con su gente espe- cialmente capacitada y equipamientos más modernos para facilitar la pre- sencia humana en esos territorios, hoy despoblados, haciendo, además, lo que se conoce como soberanía activa para Chile. La UFSM en su rol público, ofrece la ciencia, la técnica y la arqui- tectura adecuada para llevar adelante aquello. Al final, este es un proyecto del más absoluto interés nacional”. (Pedro Serrano, UFSM). BrevesEjércitoBrevesEjércitoBrevesEjércitoBrevesEjércitoBrevesEjércitoBrevesEjércitoBrevesEjército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército Breves Ejército 25Revista Armas y Servicios
  26. 26. Dentro de sus múltiples funcio- nes el Ejército se preocupa también de rescatar, con- servar y difundir la historia militar, para que la ciuda- danía y las futuras generaciones pue- dan conocer su pasado. Como el tema his- tórico patrimonial del Ejército abar- ca muchas áreas de acción, la ins- titución organizó un sistema para ordenar los or- ganismos que desarrollan tareas relacionadas a este ámbito. El Sistema del Patrimonio His- tórico-Cultural del Ejército es el conjunto de or- ganismos cuya responsabilidad es rescatar las raíces históricas del Ejército, investigarlas, conservarlas y difundirlas, en la institución y a la ciu- dadanía en general. Está integrado por un organismo di- rectivo que es el Departamento de Historia Militar del Ejército (DHME) dependiente de la Jefatura del Estado Mayor del Ejército, que entrega ase- soría técnica en las áreas vinculadas con el patrimonio histórico cultural militar y por los organismos ejecutivos que desarrollan tareas relacionadas a esta temática. Dentro del sistema, existen los si- guientes subsistemas: Al rescate de la historia militar Patrimonio Histórico Que corresponde al inventario estandarizado de todos los bienes cul- turales muebles del Ejército. De este subsistema forman parte las Altas Re- particiones, Unidades y el DHME. Registro Histórico y Archivo Corresponde a los organismos que custodian la memoria histórica ins- titucional en forma transitoria (las unidades por un período de años) o en forma permanente (DHME u su sección Archivo General del Ejército). Plataforma Museográfica Se compone de los museos, salas de exhibición, galerías de comandantes y todos aquellos lugares, elementos y obras de arte que tienen como fina- lidad conservar la memoria histórica del Ejército. Enseñanza Histórica Corresponde a los organismos en- cargados de la docencia de materias históricas y patrimoniales. Los respon- sables de dar las pautas y directrices docentes para la enseñanza de la his- toria en la institución, son el DHME y el Comando de Educación y Doctrina (CEDOC) e institutos dependientes. Investigación Histórica y Difusión Corresponde a los organismos en- cargados del análisis e investigación histórica de la institución y su poste- rior difusión, como el DHME, CEDOC, Centro de Estudios e investigación Militar y el Departamento Comunica- cional del Ejército. Conservación y Restauración Constituido por los organismos insti- tuciones que se encargan del cuidado y preservación de todos los objetos patrimoniales del Ejército. Lo com- ponen los museos institucionales, el Comando de Ingenieros del Ejército y el DHME. Regulación y Acreditación Está destinado a establecer criterios y normas para la existencia de unidades históricas, el desarrollo de la plataforma museográfica y acreditar la historia de las distintas unidades institucionales. Lo componen las unidades y el DHME. Gestión de Proyectos Culturales Se relaciona con la planificación y pro- gramación de proyectos que tengan como finalidad mejorar y acrecentar las condiciones de conservación del patrimonio del Ejército. A través del desarrollo y funciona- miento de este Sistema del Patrimonio Histórico-Cultural del Ejército y sus subsistemas, se busca proteger la historia y el patrimonio del Ejército, el que es muy vulnerable y enfrenta diversas amenazas. Su destrucción o deterioro constituiría una pérdida para la institución. Nuestra historia nos entrega en- señanzas que son útiles para el presente y el futuro y que debemos conservarla para las nuevas genera- ciones, porque el pasado es la base de la doctrina del Ejército de Chile. PATRIMONIO: Son todas las manifestaciones histórico y culturales pasadas y presentes, tangibles e intangibles; recursos culturales muebles e inmuebles, indivisibles e inalienables, que son en su conjunto testimonio de un determinado modo de vida o de un período histórico. Mayores antecedentes contactarse al teléfono: 2 2693 2603 Nuestra Historia 26 Revista Armas y Servicios
  27. 27. ¿Por qué el militar debe ser virtuoso? El hombre tiene una naturaleza bondadosa pero en su interior se encuentra la capacidad de buscar el bien o dejarse llevar por el mal. En el fondo, depende del hombre aspirar cada día a lo más excelente de su existencia, a las virtudes, o bien, se- guir la dirección contraria, los vicios. Pero sin duda que la invitación a toda persona es perseguir lo mejor para su existencia y que lo conduzca a la feli- cidad. Pues bien, este camino está en adquirir y cultivar permanentemente las virtudes. De hecho “somos buenos y malos en razón de las virtudes y los vicios… (y también) recibimos elogios o censuras en razón de las virtudes y los vicios” (Aristóteles, Ética a Nicómaco, II, V). Por lo tanto, el hombre tendrá el desafío permanente de adquirir las virtudes por el aprendizaje teó- rico de ellas pero sobre todo en su práctica constante con la experiencia y el tiempo. Un propósito esencial ya que “toda virtud se origina como consecuencia y a través de las mismas acciones” (Aristóteles, Ética a Nicóma- co, II, I). Así, por ejemplo, de construir bien se hará un buen constructor, en cambio, de construir mal se hará un mal constructor. De este modo per- cibimos que la virtud trae consigo el desarrollo de las capacidades del alma y tiene como fin la felicidad del hombre. Por lo indicado, toda persona, inde- pendientemente de su vocación o condición de vida, está llamada a una vida virtuosa. Y entre ello, el militar no es la excepción. Más aún, el mili- tar tiene la doble exigencia, personal y profesional, de cultivar las virtudes, dado que “la naturaleza de la profe- sión militar exige identificar un marco de principios y un conjunto de valores que actúen como guías de conductas” (OGE, III, 2, a). Ahora, si bien dichos principios y valores pueden ser culti- vados por cualquier persona (justicia, templanza, espíritu de servicio, entre otras), para el militar son fundamen- tales en el cumplimiento de las exigencias propias de la vida castren- se. Este propósito no lo hace “mejor ni peor” que los demás ciudadanos pero le son obligatorias “ya que hay cierto tipo de conductas que no resultan compatibles con el sentido genuino del ejercicio profesional del militar” (OGE, III, 2, a). Para ello basta mirar el regla- mento de disciplina e identificar las que son faltas a la misma: esquivar el saludo al superior o no devolver el saludo militar, la mentira en cosas del servicio, la embriaguez en cualquier caso, infringir el conducto regular, inducir a otros a cometer una falta, entre otras (art. 76). Elementos que si bien pueden ser tolerados en otros ámbitos de la vida social, en el mun- do militar son incompatibles. Frente a este desafío y para lograr su desarrollo profesional como para cumplir con las obligaciones propias de su vocación, el militar debe ad- quirir las virtudes que le permitan orientar su conducta y ejercer el li- derazgo de acuerdo a su función. De manera que la disciplina, lealtad, honor, valor, espíritu de cuerpo, ab- negación, cumplimiento del deber militar, integridad, respeto, espíritu de servicio y subordinación al dere- cho deberán ser una constante en su vida (OGE, III, 2, c). Virtudes tan importantes para el militar “pues si carece de ellas no está en condiciones de cumplir con su deber” (OGE, III, 2, c). Por lo que podemos decir que el mi- litar debe ser una persona virtuosa dado que ello le ayudará a compor- tarse bien en toda circunstancia y le entregará la fortaleza para com- batir el mal; porque le permitirá estar consciente de sus cualidades y limitaciones para actuar adecuada- mente; porque es necesario para su crecimiento personal y profesional; porque es indispensable para ejer- cer sus labores con autoridad moral, constancia y perfección; porque ello lo llevará a conquistar la felicidad hu- mana y cristiana. Mayor Claudio Verdugo Cavieres Capellán de la Escuela Militar 27Revista Armas y Servicios Valores y Virtudes
  28. 28. E s mediodía en la Fundación de Señoras del Ejército y los escrito- rios de una de sus oficinas están llenas de artículos escolares y juegos didácticos. En pocos días parte un nuevo contingente a Haití, y con él la ayuda reunida durante semanas por las socias y amigas de esta entidad de apoyo a la familia militar. En otra oficina se entregan las invi- taciones para la “Gran Noche con el Arte”, uno de los eventos masivos que efectúa la Fundación, para reunir fondos que permitan ir en ayuda de aquellas familias que lo necesitan. A la misma hora, en distintas salas, grupos de señoras realizan talleres de manualidades, mientras las volun- tarias del Centro de Rehabilitación Infantil del Ejército (CRIE) se en- cuentran reunidas cosiendo cojines, almohadas y otros elementos que La Fundación de Señoras del Ejército realiza actividades de voluntariado, en el Hospital Militar de Santiago (HMS) y el Centro de Rehabilitación Infantil del Ejército (CRIE); capacitación, mediante cursos y charlas; recreación, a través de talleres de manualidades y deportivos, además de iniciativas sociales. Dentro de estas últimas existe un “Botiquín” en el HMS, destinado a entregar medicamentos de alto costo a aquellos pacientes que tienen dificultades para solventarlos; una guardería, “Chiquilladas”, ubicada también en el Hospital, permite a los padres hacer trámites y consultas mientras sus hijos están bien cuidados; casas de acogida, donde llegan pacientes del HMS que deben permanecer en Santiago mientras se realizan tratamientos, y residencias universitarias, para jóvenes que estudian en Santiago, que son hijos de oficiales y del cuadro permanente destinados fuera de la Región Metropolitana. En regiones cada filial de la Fundación está a cargo de la esposa del Comandante de la División respectiva, y realiza acciones sociales en coordinación con la casa central, tal como ocurrió en el terremoto de abril pasado en el norte o en el incendio de Valparaíso. “Ayudar es Recibir” colaborarán en la recuperación de los niños. Paralelamente, otro grupo de vo- luntarias participa activamente en hospitales militares, enfermerías regimentarias, guardería infantil o entregando medicamentos, mien- tras otras señoras visitan las casas de acogida, jardines y salas cuna y residencias universitarias; además colaboran entregando canastas familiares, becas de incentivos esco- lares y entregando ayudas solidarias en casos de terremoto, incendio u otro desastre de la naturaleza. Estas son algunas de las actividades que ellas realizan y no solo en San- tiago, ya que esta entidad sin fines de lucro cuenta con filiales en todas las divisiones, estando presente, de una u otra manera, en cada lugar donde hay una familia militar. Prestar ayuda económica, apoyo emocional y espiritual, fomentar actividades culturales y recreativas son parte de las acciones que realiza la Fundación de Señoras del Ejército. 28 Revista Armas y Servicios
  29. 29. Esa ha sido la intención desde su creación, que con fecha 28 de mayo de 1998, fue impulsada por Beatriz Linzmayer de Izurieta. Tarea que posteriormente fue continuada por Isabel Forestier de Cheyre, Ginetta Fornazzari de Izurieta, Anita María Pi- nochet de Fuente-Alba y que también es motivación de su actual presiden- te, Marianne Stegmann de Oviedo, quien asumió en marzo pasado. Si bien esta Fundación está integrada por señoras de oficiales y suboficia- les en servicio activo y en retiro, hay muchas familias que desconocen los beneficios que ofrece y de qué manera pueden contribuir. En ese sentido, la Presidenta de la Funda- ción asegura que “la idea es llegar a la mayor cantidad de personas y fa- milias que se puedan ver favorecidas con nuestra labor. Estamos inician- do una fuerte campaña de difusión para que se sepa lo que hacemos. No contamos con un aporte mensual permanente, solo tenemos aportes esporádicos por ingresos de eventos o actividades que realizamos, pero necesitamos más socias”. Respecto de las actividades planifi- cadas para este año, señala que son muchas las iniciativas, pero que para concretarlas se requiere el apoyo de las esposas del personal. “Tenemos muchas necesidades y proyectos pero nuestros recursos son esca- sos. Queremos llegar, a través de las señoras de los comandantes de uni- dades, de las señoras de suboficiales mayores, asistentes sociales y a cada familia sin importar en qué rincón del país se encuentre. Lo importante es que se sienta apoyada”. Uno de los proyectos es concretar Centros de Tarea, “donde los menores que se encuentren solos varias horas al día mientras sus padres trabajan, puedan acudir después del colegio y avanzar en sus estudios, monito- reados por adultos que los ayuden”, explicó. Al respecto, agrega que “queremos que todas las esposas de militares se sientan parte de esta labor social, que se sientan integradas y que co- laboren, porque hoy puede que me toque dar, pero mañana puedo ser yo la que necesite recibir. Mientras más cerca estemos, más posibili- dades habrá de que nos enteremos dónde se necesita apoyo, cómo ges- tionarlo y de qué manera entregarlo para que llegue oportunamente. La verdad es que no buscamos más que hacer honor a nuestro lema, porque hemos comprobado con hechos que DAR ES RECIBIR”. Desde este año, junto con el nombramiento del primer Suboficial Mayor de Ejército, Juan Peña B., su esposa, Norma Jara E., se transformó en el enlace de la Fundación con las señoras del personal que integra el Cuadro Permanente de la institución. Para conocer más o saber cómo ayudar se debe ingresar a la página web de la fundación www.senorasdelejercito.cl, enviar un correo electrónico a fundación@senorasdelejercito. cl, o llamar al teléfono 2 2378 6300. Ayudar es recibir 29Revista Armas y Servicios
  30. 30. CÓMOALIMENTARSESANAMENTE P ara desarrollarse y vivir ple- namente, protegerse de enfermedades y trabajar en buenas condiciones siempre hay que tener presente que una ali- mentación saludable será parte fundamental en ello, pues aportará los nutrientes esenciales y la ener- gía que cada persona necesita para mantenerse sana. Además de mejorar la calidad de vida, está demostrado que una buena ali- mentación previene enfermedades como la obesidad, diabetes, hiperten- sión arterial, osteoporosis, dislipemia, algunos tipos de cáncer, anemia e infecciones, enfermedades cardio y cerebrovasculares, entre otras. Uno de los principios básicos de una buena alimentación es ingerir al me- nos dos litros de líquido al día, para compensar la pérdida en el organis- mo. Lo ideal es optar por agua mineral o de la llave, jugos de fruta mezclados con agua e infusiones sin azúcar. Por su parte, las verduras y frutas garantizan aporte de nutrientes re- levantes como las vitaminas. Los vegetales son ricos en componentes de gran valor como las vitaminas, mi- nerales, oligoelementos, metabolitos secundarios de las plantas y fibra. Diversos estudios científicos han constatado el efecto beneficioso para la salud que ejercen los vegetales y sus propiedades preventivas frente a las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Se recomienda consu- mir una gran cantidad de vegetales cada día, por ejemplo 300 gramos de verdura cocida y una ración de verdura cruda o ensalada (100 gramos) o 200 gramos de verdura cruda o ensalada y 200 gramos de verdura cocida. Asimismo, la leche y los lácteos son ricos en vitamina A, vitamina B2, vitamina B12, fósforo, magnesio, zinc y yodo. En lo que respecta a una dieta sana, cumplen funciones relevantes pues tienen un alto con- tenido en proteína de alta calidad, clave para aportar aminoácidos (componentes de las proteínas) al organismo. Una desventaja es que la leche y los lácteos tienen un con- tenido relativamente alto de grasa, por eso se recomienda optar por las variantes semidescremadas o descremadas. La proporción de alimentos de ori- gen animal debe ser muy inferior respecto a los de origen vegetal, pues tienen un mayor porcentaje de grasa, lo que equivale a un elevado 30 Revista Armas y Servicios
  31. 31. índice calórico. Además, las grasas animales tienen un alto contenido en colesterol y ácidos grasos satu- rados, que incrementan el riesgo de desarrollar dislipidemias y, por tan- to, enfermedades cardiovasculares. La carne es saludable cuando se ingiere en su justa medida, ya que contiene un alto porcentaje de proteí- nas de alta calidad. En lo que respecta a una alimentación saludable, estas proteínas de alta calidad desempeñan un papel importante ya que aportan todos los aminoácidos esenciales que el organismo necesita. También el pescado debe formar parte de una alimentación sana, ya que contiene entre un 15 y 20 por ciento de proteínas de alta calidad, así como diversos minerales y vitami- nas como vitamina B12, vitamina D, potasio, zinc, flúor y yodo. Se reco- mienda consumir pescado dos o tres veces a la semana, por ejemplo una ración pequeña (70 g) de pescados marinos ricos en grasa y una ración algo mayor (80 a 150 g) de pescado bajo en grasa. Por otra parte, las grasas y acei- tes deben formar parte del menú en una proporción pequeña; estas constituyen una fuente importan- te de vitamina E y proporcionan al organismo ácidos grasos poliinsatu- rados. Lo importante es seleccionar las grasas y aceites correctos, para lo que es decisiva la concentración de ácidos grasos insaturados. Los aceites de maní, nuez, linaza y soja repercuten de manera positiva so- bre el nivel de colesterol y protegen frente a enfermedades cardiovas- culares. Los aceites de germen de trigo, girasol, maíz o calabaza tienen un alto contenido en vitamina E, que también previene dichas patologías. Sin duda es el aceite de oliva aquel que aporta más efectos beneficiosos para la salud por su contenido en ácidos grasos monoinsaturados que son eficaces tanto en la disminución del colesterol LDL (“el colesterol malo”), como en el aumento del HDL (“el colesterol bueno”). Para comer sano se recomienda: • Distribuir los alimentos en 4 comidas principales y 2 colaciones. • Moderar el tamaño de las porciones. • Consumir por día 2 frutas y 3 porciones de verduras de todo tipo y color preferentemente crudas. • En el almuerzo y en la cena, la mitad del plato que sean verdu- ras y de postre una fruta. • Incorpore legumbres, cereales integrales, semillas y frutas secas. • Consuma carnes rojas o blancas (pollo o pescado) no más de 5 veces por semana. • Cocine sin sal. Reemplácela por perejil, albahaca, tomillo, romero y otros condimentos. • Evite el uso del salero en la mesa. • Disminuya el consumo de azúcar y elimine alcohol. • Realizar actividad física a lo menos 3 veces por semana, por 30 minutos. 31Revista Armas y Servicios Vida sana
  32. 32. E l Cuartel Militar de Portillo fue el escenario de la XV versión del Campeonato Internacional de Esquí Militar 2014, que organizó la Escuela de Montaña del Ejército, jun- to a la Federación Deportiva Militar (FEDEM). La competencia, en la que partici- paron seleccionados de Argentina, Brasil, Italia y Chile, consistió en biatlón militar y competencia de patrullas en que los equipos debían hacer un recorrido por la nieve con esquíes nórdicos y una carabina a la espalda con distintas pasadas a polígonos de tiro, tendidos y de pie. El biatlón parte como un ejercicio que usaban los soldados noruegos como método de entrenamiento, aunque antes se usaban los esquíes y armas para cazar. La primera competencia fue en 1767 entre dos compañías que guardaban la frontera entre Sue- cia y Noruega. XV Campeonato internacional de esquí militar En nuestro país, las competencias militares de esquí nacieron en 1960 entre Argentina y Chile, en los deno- minados Juegos Andinos Militares. En 1972, le correspondió al Ejército organizar el primer campeonato en Chile, con la competencia llamada Biatlón Andino Militar (BAM) y ya en el año 2000, se realizó el primer Cam- peonato de Esquí Militar con países de Europa y Norteamérica. 36 personas componen el equipo chileno, entre corredores y cuerpo técnico. Uno de ellos es el profesor de Educación Física, Jorge Villar R., entrenador y preparador físico del seleccionado de biatlón quien, desde hace 5 años está a cargo del entrena- miento físico y ahora también en la dirección técnica. “Estamos en un pro- ceso de recambio, donde todos estamos trabajando para tener un seleccionado de un muy buen nivel. Pretendemos de- jar muy en alto la bandera nacional y los colores del Ejército”, señaló. En la ceremonia de inauguración, el director de la Escuela de Montaña, coronel Luis Rojas, señaló que estas instancias “dan un nuevo impulso para que las nuevas generaciones continúen desarrollándose a nivel nacional y con genuinas expectativas de figuración internacional a nivel militar. Ustedes demuestran los valores que adornan 32 Revista Armas y Servicios
  33. 33. a todo militar y deportista, principios de trabajo en equipo, la mantención de un objetivo común, la generosidad, hidalguía y grandeza de espíritu”, agre- gando que iniciativas de este tipo contribuyen al entrenamiento de las tropas de montaña . Entre los deportistas que participaron se encuentra el CB1º Marcos Zúñiga, quien trabaja actualmente en la Sub- dirección de la Escuela de Montaña y que quiso ser parte de este campeo- nato, entregando lo mejor de sí para aportar con el buen rendimiento del seleccionado chileno. “Estoy feliz de haber participado en el campeonato y representar bien al Ejército de Chile. Mi sueño en el futuro es ser entrenador y entregar mis conocimientos a las nue- vas generaciones”, señaló. Asimismo, la CB1º Claudia Salcedo, quien ya lleva 13 años compitiendo en este deporte, está muy contenta con su desempeño en la competencia y pre- tende seguir entregando lo mejor de sus capacidades. PRUEBA ARGENTINA CHILE ITALIA BRASIL Varones Damas Varones Damas Varones Damas Varones Damas INDIVIDUAL 17 8 13 6 18 0 4 0 SPRINT 14 6 16 8 18 0 3 0 PARTIDA EN MASA 15 8 15 6 18 0 0 0 PATRULLAS 13 0 15 0 0 0 0 0 SUBTOTALES 59 22 59 20 54 0 7 0 TOTAL GENERAL 81 79 54 7 PUESTO 1º 2º 3º 4º Resultado por país Deportes 33Revista Armas y Servicios
  34. 34. Es la ceremonia de ingreso a la Es- cuela de Servicio Auxiliar Femenino del Ejército “Javiera Carrera”, más conocida como ESAFE, donde 75 jóvenes muje- res se convierten en pioneras en Chile, al formar parte del primer Curso Regu- lardeOficialesyelprimerCursoRegular de Suboficiales del recientemente crea- do Servicio Militar Femenino del Ejército en agosto de 1974. Dejando de lado sus ropas de ci- vil y ya con el uniforme verde oliva característico de los 70, recibieron instrucción, durante un año, en su querida escuela ubicada en Gua- yacán, en el Cajón del Maipo, en las antiguas instalaciones del Sanatorio Militar “Franklin Delano Roosevelt”. Así en 1975 y luego de modificarse el DFL N° 1, se incorporan a la planta institucional las primeras 31 subte- nientes y 33 cabos segundo, siendo las precursoras de la carrera profe- sional de la mujer en el Ejército Desde el año 1974 a 1982, de esa escuela egresaron diez cursos re- gulares de oficiales de línea, para desempeñarse como instructoras, ayudantía general, telecomunicacio- nes, intendencia, material de guerra, bienestar social y sanidad. También se graduaron ocho cursos regula- res de cuadro permanente y dos en la Escuela Cuartel Rinconada de Maipú, pudiendo desempeñarse como instructoras, ayudantía gene- ral, intendencia, sanidad, material de guerra, transporte o dactilógrafas. Además podían optar a las especia- lidades secundarias de inteligencia, instructor de educación física, profe- sor militar y traductor y/o intérprete militar. Igualmente se efectuó un curso de integración para oficiales de los servicios para asistentes sociales y educadoras de párvulos y un curso de oficiales de línea para personal del cuadro permanente En total egresaron de la ESAFE alrede- dor de 290 oficiales y 335 integrantes del cuadro permanente. “Soy mujer, y mi emblema la patria, mi ideal, su par tricolor su canción nacional mi plegaria ¡Viva Chile! Mi escuela y mi Dios” Nuestras pionerasVestidas con minifaldas y pantalones patas de elefantes típicos de la moda de la época, 40 años atrás un grupo de mujeres se dispone a hacer historia. Aunque se inicia en octubre, es un día frío, pero significativo para comenzar una aventura solo para valientes. Siempre Camaradas 34 Revista Armas y Servicios
  35. 35. tropieza (inv) Foto 5 Foto 3 term. verbal (inv.) un billón señora letra chuncha habla final idea enf. oído protegen temp. (inv) letra bailadora hogar ingl (inv) elevación terreno recorrer c/ vista inversa azimut actinio cereal del pan (inv.) sonreí (inv.) plana(inv.). tipo ácido jovencita ástato infusión Foto 1 tiene s/voc se obtiene líquido equivale a 20 pies (inv.). tipo de pilas Foto 2 cortar en inglés siempre se debe solicitar Foto 4 radio titanio ciego s/voc protección semicircular ruta acosos carga explosiva (inv) famoso mago dirigirse tantalio (inv.). animador festival Viña nombre femenino mundo en desorden iridio (inv.) de esta forma textual (inv.) sol y sombra cuarto(inv) es, inglés oro en medio de alma es la primera indica plural trayectoria tensa bloqueo del cierre 2 3 4 51 Zona de Juegos 35Revista Armas y Servicios
  36. 36. www.ejercito.cl Nuestra misión es entrenarnos para mantener la PAZ DEPARTAMENTO COMUNICACIONAL DEL EJÉRCITO DE CHILE 2014 www.ejercito.cl

×