Conducta Asertiva

33,090 views

Published on

Curso de asertividad

Published in: News & Politics
1 Comment
8 Likes
Statistics
Notes
  • Excelente muy completo y a la ves sintético.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
33,090
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
536
Actions
Shares
0
Downloads
1,024
Comments
1
Likes
8
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Conducta Asertiva

  1. 1. Conducta asertiva Dr. Juan Romeu
  2. 2. Objetivos • Al terminar el curso, el alumno será capaz de: – Definir los modos relacionales básicos y reconocerlos en sí mismo y en los demás. • Pasivo • Agresivo • Asertivo – Reconocer los derechos asertivos básicos, y asumir la necesidad de defenderlos, sin condicionamientos ni supeditaciones. – Seleccionar las técnicas asertivas necesarias para defender los derechos, aplicándolas en todos los casos. – Seleccionar y aplicar las técnicas anti manipulación en cada caso en que su empleo sea pertinente. 2
  3. 3. Tipos de conductas relacionales • Pasiva: No decir aquello que queremos decir, o no decirlo a la persona adecuada en la ocasión pertinente. No defender nuestros derechos. • Agresiva: Decir lo que queremos decir, de forma abrupta y atacando los derechos de los demás. • Asertiva: Decir lo que queremos decir, y a la persona adecuada, sin atacar ningún derecho al tiempo que defendemos los nuestros. 3
  4. 4. No se trata de una forma de ser… • …sino de un comportamiento en un momento dado. Alguien puede comportarse de forma asertiva con sus iguales, y hacerlo de forma agresiva con sus hijos. O con cualquier combinación posible.
  5. 5. Defender nuestros derechos • Los derechos de las personas se basan en los que reconoce la declaración universal de los derechos humanos: – Vida: Poca explicación merece. Pero es valorado de forma muy relativa en situaciones de guerra, o en países con pena de muerte. – Integridad: También parece muy claro, pero es conculcado por legislaciones que permiten castigos físicos, tales como cortar la mano a quien haya robado. Hay modos de atacar la integridad de las personas vulnerando sus bienes o hurtándoles merecimientos. – Dignidad: Incluye la defensa de la igualdad y la no discriminación en función de sexo, convicciones, religión, orientación sexual, etc. – Libertad: La posibilidad de actuar libremente, en relación con nuestras convicciones.
  6. 6. Con un solo límite • Muy sencillo, además: – No atacar ningún derecho de otras personas. – Nuestros derechos siempre terminan donde empiezan los de otras personas. – No puede haber conflicto de derechos: por definición los derechos son absolutos e inalienables. • Desgraciadamente lo que se llama “administración de justicia” suele estar burocratizada, en manos de seres humanos y, por tanto, falibles.
  7. 7. Ventajas • Las ventajas de comportarse de forma asertiva, en todas las ocasiones, son: – Decimos lo que realmente queremos decir, lo que es causa de satisfacción y autoestima. – No atacamos ningún derecho, con lo que excluimos la posibilidad de iniciar o intensificar una acción agresiva. – Al informar claramente a los demás, dejamos ver, de forma clara, nuestro punto de vista y nuestra posición.
  8. 8. En cambio, las conductas pasivas… • Al no decir lo que realmente queremos decir, no informamos acerca de nuestras necesidades e intenciones, con lo que los demás no sabrán cuáles son estas. • Damos una imagen de personas conformadizas, de aquellas que soportan todo lo que les echen. • Podemos aumentar nuestra sensación de frustración, lo que, a la larga, empeora la autoestima.
  9. 9. Las conductas agresivas • Quizá la persona con conductas agresivas se salga con la suya, pero a costa de empeorar sus relaciones con los demás. • Atacando los derechos de los demás, es como si planteara unas nuevas “reglas de juego” en las que “todo vale”. La nueva situación puede ser difícil de manejar y provocar derivaciones imprevisibles.
  10. 10. Derechos asertivos • Muchas veces, la falta de conducta asertiva se debe a que las personas no tienen claros sus derechos. • Las reglas habituales de comportamiento no suelen ser implantadas, de forma sólida en nuestras sociedades. Muchas normas se dan como sobrentendidas, cuando no son tan claras ni conocidas por todos. • Vale la pena repasar cuáles son esos derechos, cuyos límites, por supuesto, están en el respeto a los derechos de los demás.
  11. 11. Obrar en conciencia • Tenemos derecho a ser los jueces últimos de nuestros sentimientos. • Mientras no perjudiquemos a nadie, podemos obrar en conciencia si creemos que ello es lo correcto.
  12. 12. Equivocarnos • Tenemos derecho a cometer errores. • Si nuestros errores suponen un perjuicio para otros, tendremos la obligación de resarcirles por ello. • Nuestro valor como persona no disminuye por la comisión de errores (que, por supuesto, son involuntarios).
  13. 13. Anteponer necesidades • Tenemos derecho a anteponer nuestras necesidades a las de otras personas (siempre que no conculquemos derechos de otros). • Anteponer nuestras necesidades no es egoísmo. Es, simplemente, pensar en nosotros. • El “amor a ti mismo” es puesto como ejemplo para determinar el amor por los otros (“ama al prójimo como a ti mismo”).
  14. 14. Tener opiniones propias • Tenemos derecho a poseer opiniones propias. • Nadie debe ser avergonzado o perseguido a causa de sus opiniones. • Se entiende como opinión la forma de pensar acerca de temas que puedan entenderse, legítimamente, de varias maneras. • Esto es especialmente importante en el caso de toda forma de creencia.
  15. 15. Cambiar de opinión • Tenemos derecho a cambiar nuestras opiniones, si creemos que hemos de hacerlo. • Nada nos puede obligar a mantenernos inmóviles en nuestras opiniones. Las personas tienen derecho a evolucionar y cambiar.
  16. 16. Pedir aclaraciones • Cuando no entiendas algo, tienes derecho a pedir explicaciones. • Otra cosa es que te las den, o no. Repara en que otras personas (como tú mismo) tienen derecho a dar explicaciones o a no darlas. Pero nadie debe impedir tu derecho a solicitar información acerca de aquello que no entiendes.
  17. 17. No seguir consejos • Tienes derecho a no seguir los consejos de los demás. • No debes sentirte avergonzado o culpable por no seguir tales consejos. • Recuerda que el derecho asertivo fundamental es el de obrar en conciencia. Tu propia conciencia.
  18. 18. Solicitar reconocimiento • Tienes derecho a solicitar reconocimiento por tu trabajo bien hecho. • No es presuntuoso hacerlo. Es una demostración de seguridad en ti mismo y un acto de autoestima.
  19. 19. Decir no • Tienes derecho a decir no, ante cualquier petición que, realmente, no quieras satisfacer. • Las personas que no saben decir no, pueden acabar cargándose de obligaciones que les dificultan la administración del tiempo. • Quienes no saben decir no, acabarán haciendo cosas que, en el fondo, les molesta hacer. Ello comporta acumular frustración y bajar autoestima.
  20. 20. No justificarte • Tienes derecho a no dar explicaciones que sirvan de justificación para tus actos. • Podemos reservarnos nuestras razones, las cuales pueden formar parte de reflexiones íntimas que no tenemos interés en hacer públicas.
  21. 21. No responsabilizarte de problemas ajenos • Tienes derecho a no responsabilizarte de los problemas de los demás y, en consecuencia, a no prestarles ayuda. • Recuerda que prestar ayuda es únicamente una obligación en el caso de accidente de tráfico. • En otras circunstancias, y mientras no conculques un derecho, debes decidir en conciencia si quieres prestar o no la ayuda.
  22. 22. No responder • Tienes derecho a responder, o no hacerlo. • No debes creerte en la obligación de dar respuesta a toda inquisición que te hagan. Únicamente debes hacerlo cuando, en conciencia, lo consideres pertinente. • Lógicamente nos referimos a relaciones “no transaccionales”; alguien que trabaje en “Información” debe responder a cualquier pregunta que se refiera estrictamente a su ámbito profesional.
  23. 23. Técnicas asertivas • En primer lugar expondremos una serie de técnicas útiles para emplear en situaciones en las que queremos mostrarnos asertivos: – Centrar el tema (interrogación negativa). – Disco rayado. – Libre información. – Auto revelación. – Tu… pero yo… – Colaboración o negociación. – Aceptar lo que es cierto. – Aceptar la posibilidad.
  24. 24. Centrar el tema • Muy útil para defenderse de críticas injustas, especialmente si se trata de descalificaciones globales. • Puede hacerse de varias formas: – Interrogación negativa. – Reconducir el foco de atención (cuando los oponentes se desvían).
  25. 25. Auto revelación • Exponer un defecto, o una debilidad. • Mejora la credibilidad: quien revela defectos será más creíble cuando exponga virtudes. • Predispone a los oponentes. Siempre es más fácil ayudar que pedir ayuda.
  26. 26. Tu… pero yo… • Exigir, y conceder, el derecho a tener la propia opinión. • Siempre se emplearán mensajes que definan una opinión: “Tú lo ves de esta manera, pero yo lo veo de otra”; “Tú piensas… yo pienso…”; “Tú opinas… yo opino…” • Si el oponente insiste, emplear “disco rayado”.
  27. 27. Colaboración o negociación • Ofrecer algo a cambio de algo. • Por más razón que creas tener, si deseas algo que no tienes, algo tienes que ofrecer. • Nunca debe parecer un chantaje; lo que se ofrece, se hace de buena gana.
  28. 28. Aceptar lo que es cierto • Muy útil en caso de recibir críticas. Aceptar la parte de crítica que pueda ser verdad. • El oponente cree que le das la razón global, con lo que baja la guardia. • A partir de ahí puede emplearse el “Tú… pero yo…”
  29. 29. Aceptar la posibilidad • Aceptar las críticas o los ataques con mención a la posibilidad de que sean ciertos. El oponente pasa a creer que estás dispuesto a aceptar su opinión. Ejemplo: “Quizá sí que soy áspero al tratar con los demás”.
  30. 30. Aplicaciones • Defenderse de una crítica injusta. • Petición asertiva – Solicitar un favor. – Defender un derecho. – Pedir aclaraciones. • Decir que no.
  31. 31. Defenderse de una crítica injusta • Centrar el tema (pregunta asertiva). • Coincidir en lo que es cierto. • Tú… pero yo… • Disco rayado (y todas las técnicas necesarias para evitar ser manipulado).
  32. 32. Petición asertiva • Buscar el momento adecuado (en el caso de que sea posible). • Decir: “Tengo un problema”. • Exponer los hechos previos, en forma objetiva: simplemente hechos (no opiniones). • Adaptar el mensaje a primera persona, dejando claro que es una opinión: “Yo pienso…” “A mí me parece…” • Petición concreta. • Negociación y colaboración. Compromisos viables.
  33. 33. Decir que no • Tener muy claro que tienes derecho a decir no, y que no vas a dejarte manipular. • Decir: “Prefiero que no”. • Disco rayado. • Técnicas antimanipulación: – “Tengo mis razones”. “No tengo por qué decirlas”. “Prefiero reservármelas”. – “Te quiero mucho”. “Sé que es doloroso, pero prefiero que no”. “Créeme que lo siento” – “Tú… pero yo…”: “Tú lo ves de una manera, pero yo lo veo de otra”. “Prefiero que no”. “Tengo mis razones…”
  34. 34. Otras técnicas útiles para las relaciones • Darse a conocer. Presentarse uno mismo. Iniciar relaciones interpersonales. • Invitar a alguien. Estrechar lazos. Conseguir una cita. • Hacer (y recibir) cumplidos. • Evitar interrupciones intemperantes. • Cómo hacer interrupciones aceptables. • Estilos de lenguaje verbal. • Estilos de lenguaje extraverbal.
  35. 35. Darse a conocer • Las formas más comunes de “romper el hielo” son: – Frases hechas, rituales, tópicos: “Buenos días” – Exponer hechos: “Hoy hace frío”. – Exponer opiniones: “Hace más frío del que sería lógico en esta época”. – Declarar sentimientos: “Me preocupa este cambio de clima”. • Utilidades para “venderse” – Proyectar una imagen verdadera. – Ser específico (aportar datos). – Revelar aspectos negativos. – Dejarse convencer (aunque sea coincidir en lo cierto)
  36. 36. Invitar a alguien • Buscar una actividad favorable para todos. • Ser directo y franco: anunciar la invitación desde la primera palabra. • Ser progresivo (empezar por cosas sencillas). • Ser moderadamente informal. • Si te dicen que no: – Pedir sugerencias. – Sugerir tú mismo otra actividad. – Ofrecer claramente la posibilidad de que digan que no, de forma radical. – Si no se produce esta negativa, puedes insistir (si estás muy interesado).
  37. 37. Hacer y recibir cumplidos • Hacer cumplidos – Hacer cumplidos es valioso para demostrar que alguien te resulta interesante, y que deseas informarle acerca de ello. – Es un buen modo de iniciar una conversación. – Si no los haces, puedes dar la impresión de que los demás no te gustan. • Aceptar cumplidos – Demuestras que sabes apreciar lo que se te dice. – Comunicas que la opinión de quien te los hace, te resulta grata. – Si no los aceptas, reduces la posibilidad de que los demás te valoren positivamente.
  38. 38. Hacer cumplidos • El cumplido puede versar sobre – Aspecto físico. – Cualidades personales, manera de ser. – Posesiones, logros. • Condición imprescindible: Debe ser verdad. • Es mejor hacerlos con una pregunta abierta al final, especialmente si deseas iniciar una conversación: “Qué corbata tan interesante. ¿Cómo se te ocurrió comprártela?”
  39. 39. Aceptar cumplidos • Jamás se debe minimizar un cumplido, ni mucho menos despreciarlo. • Como mínimo hay que decir “Gracias”. • Si deseas proseguir una conversación, puedes incrementar la respuesta: – “Me gusta que te hayas fijado”. “A mí también me gusta mucho”. “Lo sé; gracias por decírmelo”.
  40. 40. Interrupciones • Curiosidades acerca de interrupciones y sexo: – Los hombres interrumpen más a las mujeres que a otros hombres. – Las mujeres interrumpen muchas menos veces, ya sea a hombres ya sea a mujeres. – Las mujeres no toman la palabra tantas veces, ni la mantienen tanto tiempo como los hombres. – Los hombres de posición elevada interrumpen a las mujeres de posición elevada y a hombres y mujeres de posición inferior. – Las mujeres de posición elevada tienden a interrumpir, solamente, a hombres y mujeres de posición inferior.
  41. 41. Evitar interrupciones intemperantes • No mirar directamente a quien te interrumpe. • Mantener el contacto ocular con quien estés hablando (o con el grupo). • Elevar ligeramente el volumen de la voz. • Hacer una señal no verbal de no admitir interrupciones (señal de “alto” con la mano) sin mirar directamente. • Decir: “No he acabado; espere un momento”. • Jamás pedir excusas: “Perdón”. “Disculpe, pero estoy hablando”.
  42. 42. Cómo interrumpir con elegancia • Llamar por el nombre: “Juan, no estoy de acuerdo…” • Aprovechar las pausas de transición. • Coincidir: “Muy interesante; permítame añadir…”
  43. 43. Expresión verbal: Lenguaje • Empezar presentándote, y explicando lo que vas a decir. • Decirlo: – Por puntos. – Directo y afirmativo. – Sin disculpas ni evasivas. – Evitar fórmulas manidas: “No soy orador”. “Voy a ser breve”. “No quiero cansarles”. – Simple, mucho más simple en la forma oral que en la escrita. – No leas nunca un discurso: lleva un guión y desarróllalo. – Coloquial, animado, entendible. – Breve, conciso, punto por punto. – Inclusivo: no se deben emplear términos restrictivos o excluyentes que pudieren ofender a alguien o a algún colectivo. – Si dices: “Para terminar…” Hazlo. Termina. • Decir lo que has dicho. Pequeño resumen.
  44. 44. Comunicación no verbal (1) • Contacto ocular: se mantiene mirando el triángulo limitado por los dos ojos y la boca. • Posición erguida. – Si estás de pie, mantente quieto. No andes ni bascules, a menos que sea para acentuar tu intención hacia una persona o un grupo. – Si estás sentado mantente erguido: ni en la punta de la silla ni repantigado. – Si estás en una mesa no te apoyes excesivamente en ella.
  45. 45. Comunicación no verbal (2) • Voz y entonación. – Clara y audible. – No hables en murmullos. – No hagas entonación de lamentación, ni de soflama militar. • Gestos faciales – Expresión acorde con lo que estás diciendo. – Evitar crispaciones (tensión de cuello, rechinar los dientes…) • Gestos de brazos y manos – Abiertos, no cerrados (brazos cruzados). – Útiles, no inútiles (por ejemplo: frotarse las manos, o jugar con las puntas de los dedos). – Manos abiertas, mostrando la palma. – No señalar a nadie directamente con el índice. – No golpear la mesa (especialmente si hay un micrófono en ella).

×