Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Upcoming SlideShare
C H I N A Festival Hielo Y Nieve
Next
Download to read offline and view in fullscreen.

Share

Ontofenomenologia Hermenútica

Download to read offline

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

Ontofenomenologia Hermenútica

  1. 1. Enfoque de Onto-fenomenología hermenéutica Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 1
  2. 2. Rodolfo-J. Rodríguez Rodríguez E-mail 1: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr E-mail 2: rodolfojrr@gmail.com U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor U.R.L: http://rodolfor.ifastnet.com • http://cienciascognoscitivas.275mb.com/epistemecs.html • http://ccognoscitivas.275mb.com /epistemecs.html • http://epistemologia.zoomblog.com Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 2
  3. 3. Martin Heidegger(1889-1976) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 3
  4. 4. Onto-fenomenología Martin Heidegger (Nace en Messkirch, 26 de septiembre de 1889 – Muere en Friburgo de Brisgovia (Freiburg im Breisgau), 26 de mayo de 1976). Estudió teología católica, y luego filosofía en la Universidad de Friburgo de Brisgovia, donde fue discípulo de Husserl, el fundador de la fenomenología. Comenzó su actividad docente en Friburgo en 1915, para luego enseñar durante un período (1923-28) en Marburgo. Retornó a Friburgo en ese último año, ya como Profesor de Filosofía. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 4
  5. 5. Onto-fenomenología Al inicio de la Primera Guerra Mundial es reclutado por el ejército, donde se le licencia por una dolencia cardiaca, y un año después es nombrado privatdozent en la Universidad Albert-Ludwig de Friburgo de Brisgovia, dando diferentes cursos y seminarios, como San Agustín y el neoplatonismo y Lecciones fenomenológicas, en torno a la filosofía de Husserl. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 5
  6. 6. Onto-fenomenología En 1917 contrae matrimonio con Elfriede Petri, hija de un alto oficial prusiano, y seis años después se le nombra profesor extraordinario de la Universidad Philipps de Marburgo, donde imparte numerosas lecciones sobre un gran número de filósofos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 6
  7. 7. Onto-fenomenología Después de establecer una historia de amor con Hannah Arendt, en 1926 Heidegger termina Sein und Seit (Ser y Tiempo), una de sus obras más influyentes e importantes, a pesar de quedar inconclusa. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 7
  8. 8. Onto-fenomenología Hannah y Martin Hannah Arendt (Stacy Ross) y Martin Heidegger (Robert Krakovski) hacen más que sólo filosofar en 'Hannah y Martin.' San Jose Repertory Theatre production Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 8
  9. 9. Onto-fenomenología Heidgger fue un discípulo destacado de Edmund Husserl, a quien sustituiría como Catedrático en la Universidad de Friburgo(1929) a raíz de la popularidad adquiridacon la publicación de Sein und Zeit (1927), obra que dio piea su distanciamiento con respecto a su maestro. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 9
  10. 10. Onto-fenomenología Tomó posesión del rectorado de dicha universidad (1933) con el discurso La autoafirmación de la Universidad alemana por el que, junto con posteriores actuaciones, se afilia al partido nacionalsocialista cuando los nazis llegan al poder. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 10
  11. 11. Onto-fenomenología En un primer momento, realiza una labor propagandista del régimen, pero un año después, desilusionado, renuncia a su cargo, hecho que no le libra de una ambigua y controvertida situación duramente criticada por sus contemporáneos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 11
  12. 12. Onto-fenomenología A partir de entonces, Heidegger no publicará prácticamente nada hasta 1942, dedicándose intensivamente a la labor docente, que se plasma en los siguientes cursos: Introducción a la metafísica (dictado en 1935 y publicado 1953), Lecciones sobre Hegel (1934), Hölderlin en la esencia de la poesía (1936), y El origen de la obra de arte, que sirvió como base de una obra más amplia titulada Caminos del bosque. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 12
  13. 13. Onto-fenomenología Al acabar la guerra, se le prohíbe enseñar entre 1946 y 1951, período en el que escribe Carta sobre el humanismo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 13
  14. 14. Onto-fenomenología A partir de entonces, se retira de la vida pública y se dedica a realizar seminarios como: La cosa, El peligro, Qué significa pensar y Tiempo y ser, entre otros. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 14
  15. 15. Onto-fenomenología Después de publicarse la primera edición completa de sus obras, en 1975, Heidegger muere al año siguiente, el 26 de mayo, en Messkirch. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 15
  16. 16. Onto-fenomenología El estilo didáctico y escritural de Heidegger en Ser y Tiempo, influyó en el estilo que utiliza Jean-Paul Sartre en El Ser y La Nada, en el de Jacques Lacan cuando redacta sus "Escritos", e incluso en el estilo en algunas secciones de Sociología Comprensiva de la Teoría de la Acción Comunicativa de Jürgen Habermas. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 16
  17. 17. Onto-fenomenología La obra de Heidegger aborda, al tratar problemas ontológicos, también problemas de tipo semiótico; es de este modo que influye directamente en los hermenéuticos: Paul Ricoeur, Rüdiger Bubner y Hans-Georg Gadamer. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 17
  18. 18. Onto-fenomenología Períodos de su obra La obra de Heidegger suele entenderse como separada en dos períodos distintos cuya ruptura se encontraría en el viraje ("Kehre") experimentado por su enfoque filosófico, por lo que es habitual hablar de dos etapas o momentos en su pensamiento: 1)Búqueda de Ser de Tiempo 2)Búsqueda de los Tiempos del Ser Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 18
  19. 19. Onto-fenomenología 1)Búsqueda del Ser del Tiempo Momento en que se sirve de la analítica existencial como instrumento o "prolegómeno" para replantear la pregunta tradicional de la metafísica, la pregunta por el "ser", como pregunta por el "sentido del ser". Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 19
  20. 20. Onto-fenomenología En esta etapa se concluye que el sentido del ser es íntimamente dependiente del tiempo, por esto podemos considerar la primera etapa como marcada por una búsqueda del "ser del tiempo". Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 20
  21. 21. Onto-fenomenología 2)Búsqueda de los tiempos del Ser Un segundo periodo en el que, como el propio autor señala, concibe su pensamiento como el desarrollo de una "historia del ser". El objetivo fundamental de esta "historia del ser" radica en la comprensión de los vínculos entre el desarrollo de la cuestión del ser en la filosofía y la historia de Occidente. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 21
  22. 22. Onto-fenomenología Esta segunda etapa ya no pretende abordar el "ser del tiempo" sino que se encara frente a los "tiempos del ser", en este sentido puede ser comprendido en viraje Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 22
  23. 23. Onto-fenomenología Sin embargo, en ambos períodos hay un mismo objetivo unificador: la elaboración y consiguiente respuesta a la pregunta por el sentido del ser ("Sein"). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 23
  24. 24. Onto-fenomenología El primer período viene marcado por su principal obra, Ser y tiempo (1927), obra que pretenda abordar la pregunta por el sentido del ser pero que, quedando inconclusa, se centra en el estudio de la existencia humana. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 24
  25. 25. Onto-fenomenología En esta obra confluyen, principalmente, tres tradiciones filosóficas: Historicismo y Hermenéutica a través de la lectura de (Dilthey), Irracionalismo (Kierkegaard) y Fenomenología (Husserl). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 25
  26. 26. Onto-fenomenología En la segunda etapa de su pensamiento, cuyos primeros síntomas se perciben en su texto sobre la esencia de la verdad, el filósofo estudia la historia de la metafísica como proceso de olvido del ser (Seinsvergessenheit), desde Platón, y como caída inevitable en el nihilismo (cuando se piensa el ente tan sólo, éste termina por aparecer vacío). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 26
  27. 27. Onto-fenomenología En este sentido será fundamental su obra Nietzsche, obra donde se define su concepto de nihilismo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 27
  28. 28. Onto-fenomenología Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 28
  29. 29. Onto-fenomenología Ser y tiempo La obra Sein und Zeit ( El ser y el tiempo o Ser y tiempo ) ha sido traducida al castellano por el filósofo español —discípulo de José Ortega y Gasset—, José Gaos (Ed. Fondo de Cultura Económica, México, 1951), y por el filósofo chileno —discípulo de Xavier Zubiri y de Hans-Georg Gadamer—, Jorge Eduardo Rivera Cruchaga (Ed. Universitaria, Santiago de Chile, 1997 (Cuarta edición: 2005). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 29
  30. 30. Onto-fenomenología Ser y tiempo En Ser y Tiempo, pese a ser una obra que quedó incompleta, Heidegger plantea ideas centrales de todo su pensamiento. En ella, el autor parte del supuesto de que la tarea de la filosofía consiste en determinar plena y completamente el sentido del ser, no de los entes, entendiendo por «ser» (aunque la definición de este concepto ocupa toda la obra del autor, y es en cierto sentido imposible),en general, aquello que instala y mantiene a los entes concretos en su entidad. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 30
  31. 31. Onto-fenomenología En la comprensión heideggeriana, el hombre es el ente abierto al ser, pues sólo a él «le va» su propio ser, es decir, mantiene una ex-plicita relación de co-pertenencia con él. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 31
  32. 32. Onto-fenomenología La forma específica de ser que corresponde al hombre es el «ser-ahí» (Dasein), en cuanto se halla en cada caso abocado al mundo, lo cual define al «ser-ahí» como «ser-en-el-mundo» (Gaos) o «estar-en-el-mundo» (Rivera). De esa estructura parte la analítica existencial del Dasein, que en Ser y Tiempo juega el papel de ontología fundamental. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 32
  33. 33. Onto-fenomenología La distinción de la filosofía moderna, desde Descartes, entre un sujeto encerrado en sí mismo que se enfrenta a un mundo totalmente ajeno es inconsistente para Heidegger: el ser del hombre se define por su relación con el mundo, que es además práctica («ser-a-la-mano») (Zuhandensein) antes que teórica («ser ante-los-ojos»)(Vorhandensein). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 33
  34. 34. Onto-fenomenología Estas categorías le sirven para comprender por dónde pasa la diferencia entre una vida auténtica, que reconozca el carácter de «caída» que tiene la existencia (propiedad), es decir, la imposibilidad de dominar su fundamento (el ser), y una vida inauténtica o enajenada, que olvida el ser en nombre de los entes concretos (impropiedad). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 34
  35. 35. Onto-fenomenología La existencia así descrita tiene dos modos posibles: el de la autenticidad (Eigentlichkeit) o modo propio o auténtico, y el de la inautenticidad (Üneigentchlikeit) o modo impropio o inauténtico. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 35
  36. 36. Onto-fenomenología Entendemos por modo impropio aquél en el que el ser-ahí no toma su existencia como un proyecto arrojado ni, por tanto, la estructura ser-en-el- mundo como una estructura unitaria constitutiva de su propio ser, sino que, considerando el mundo como un conjunto de entes a conocer, se asimila él mismo a esos entes. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 36
  37. 37. Onto-fenomenología Decimos que se trata de una existencia impropia, caída en la impersonalidad (el uno, man), porque es interpretada como la de un ente cualquiera, y no la que es en cada caso mía. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 37
  38. 38. Onto-fenomenología Esta caída (Verfallen) no la toma Heidegger de modo exclusivamente negativo, sino que la ve como una de las caras ontológicas del ser-ahí, que sólo podrá superarse, a través de la angustia (Angst) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 38
  39. 39. Onto-fenomenología El “Da Sein es un ser-para-la-muerte. La vida auténtica, del “Da Sein”, sólo es posible si reconozce el carácter de «caída» que tiene la existencia (propiedad), es decir, la imposibilidad de dominar su fundamento (el ser) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 39
  40. 40. Onto-fenomenología A partir de aquí surgen todavía otros existenciarios más: •el encontrarse (Befindlichkeit) • el comprender (Verstehen) • interpretar (Auslegung) •el habla (Rede) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 40
  41. 41. Onto-fenomenología Se refieren, a disposiciones ontológicas del ser-ahí que corresponden, respectivamente: •al “estado de ánimo”, no psicológica sino ontológicamente entendido, relativo al arrojamiento; •a que de este mundo hay una comprensión que implica un entendimiento previo del ser ligado a la proyección de sus posibilidades; •y a una organización lingüística de este mundo y de las interrelaciones entre sus entes. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 41
  42. 42. Onto-fenomenología Estos existenciarios pueden corresponder tanto a una existencia propia como impropia. Un modo fundamental del primero de ellos es la angustia, que es lo que sobreviene en el darse cuenta de que, a parte del haber de ser mismo, nada sostiene su ser si no es en referencia precisamente a este haber de ser del ser-ahí. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 42
  43. 43. Onto-fenomenología La noción de Cura en Heidegger Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 43
  44. 44. Onto-fenomenología Es esta nadificación de lo ente lo que empuja a la superación de la existencia impropia, para asumir la existencia tal como es, en su carácter, de “cura”(latín), “Sorge”(alemán). Con esta noción termina la primera sección de Ser y tiempo, esto es, la analítica existenciaria del ser-ahí. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 44
  45. 45. Onto-fenomenología La Cura es la totalidad de las estructuras ontológicas del Da Sein (“ser ahí”), en cuanto ser- en-el-mundo; esto es, en otros términos, comprende todas las posibilidades de la existencia en cuanto vinculadas con las cosas de los otros hombres y dominadas por la situación. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 45
  46. 46. Onto-fenomenología Todos los existenciarios se estructuran unitariamente en la noción de cura (Sorge) que expresa, por tanto, el mundo como horizonte de mis posibilidades y el estar arrojados en él teniéndonos que hacer cargo de nuestro propio ser en una situación fáctica de caída. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 46
  47. 47. Onto-fenomenología Heiddeger, acude a la alegoría de Higinio en su fábula 220, como: “un testimonio pre-ontológico” de la doctrina de la cura. La fábula termina con estas palabras: “Cura, quien primero dio forma a este ser, que mientras viva posea” (Sein 8un Zeit, 42) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 47
  48. 48. Onto-fenomenología Die Sorge, Joseph Uhl en: Zeitschrift fur Bildende Kunst circa 1895 Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 48
  49. 49. Onto-fenomenología Higinio, fábula CCXX Cura cum quendam fluuium transiret, uidit cretosum lutum, sustulit cogitabunda et coepit fingere hominem. Dum deliberat secum quidnam fecisset, interuenit Iouis; rogat eum Cura ut ei dare spiritum, quod facile ab Ioue impetrauit. Cui cum uellet Cura nomen suum imponere, Iouis prohibuit suumque nomen ei dandum esse dixit. Dum de nomine Cura et Iouis disceptarent, surrexit et Tellus suumque nomen ei imponi debere dicebat, quandoquidem corpus suum praebuisset. Sumpserunt Saturnum iudicem; quibus Saturnus secus uidetur iudicasse: ‘Tu Iouis quoniam spiritum dedisti ……. ………………………………………………..Corpus recipito. Cura quoniam prima eum finxit, quamdiu uixerit Cura eum possideat; sed quoniam de nomine eius controuersia est, homo uocetur quoniam ex humo uidetur esse factus. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 49
  50. 50. Onto-fenomenología La fábula [de Higinio, incorporada por Heidegger a Ser y tiempo] convierte a la inquietud en figura alegórica y cuenta que: “`[La inquietud(cura)]cruzando ella en cierta ocasión un río, distinguió un barro arcilloso y tomó un trozo de él para darle forma. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 50
  51. 51. Onto-fenomenología Mientras reflexiona qué es eso que ha modelado, llega Júpiter. La inquietud (Cura)le pide que infunda espíritu a su imagen de arcilla y Júpiter así lo hace enseguida. Ella quiere también darle su propio nombre a su obra; pero eso lo prohíbe Júpiter, que insiste en que el nombre que le sea dado sea el suyo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 51
  52. 52. Onto-fenomenología Mientras ambos discuten, se alza Tellus, la tierra, y reclama que sea nombrada con su nombre pues para eso había ella dado un trozo de su cuerpo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 52
  53. 53. Onto-fenomenología Se decide tomar a Saturno como árbitro, y éste emite equitativamente su dictamen: “Tú, Júpiter, debes recuperar el espíritu tras la muerte, puesto que tú has infundido el espíritu; tú, Tellus, puesto que has provisto el cuerpo, debes acoger de nuevo el cuerpo; Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 53
  54. 54. Onto-fenomenología la inquietud, sin embargo, dado que ella fue la primera a la que se le ocurrió esta imagen, debe poseerla en tanto viva. Pero en lo que atañe a la actual discusión acerca del nombre, debe llamarse homo, pues de humus fue hecho” (Hans Blumenberg: La inquietud que atraviesa el río. Un ensayo sobre la metáfora, Ed. Península, Barcelona, 1992, pp. 165-166). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 54
  55. 55. Onto-fenomenología No obstante, Heidegger advierte: “La expresión(“cura”) no tiene nada que ver con la “pena”, la “melancolía”, la “preocupación por la vida” que se encuentra ónticamente en todo “ser ahí”. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 55
  56. 56. Onto-fenomenología Estas cosas son ónticamente posibles, así como la “incuria” y la “serenidad” porque el “Da Sein”( “ser ahí”) es, ontológicamente comprendido, “cura”. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 56
  57. 57. Onto-fenomenología Por ser esencialmente inherente al “Da Sein”(“ser ahí”) el “ser en el mundo” es su ser “relativamente la mundo” en esencia, `curarse de´”. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 57
  58. 58. Onto-fenomenología La cura no constituye, sin embargo, la conclusión de la ontología fundamental, sino que es la noción que nos va a permitir entender el Da Sein(ser-ahí) a partir de la muerte y de la temporalidad, y pasar así del análisis de la existencia al del sentido del ser del ser-ahí, lo que compone la segunda sección de la obra. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 58
  59. 59. Onto-fenomenología El Ser la muerte Sein zum Tode Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 59
  60. 60. Onto-fenomenología La muerte es concebida como un “no ser ya más”. Implica, por tanto, la no realizabilidad de ninguna de mis posibilidades. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 60
  61. 61. Onto-fenomenología Es, sin embargo, la posibilidad más propia de mi existencia, es decir, su fin, en el sentido de que toda mi existencia está referida a la muerte, entendiéndose como un ser-para-la-muerte (Sein zum Tode). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 61
  62. 62. Onto-fenomenología El ser-para-la-muerte (Sein zum Tode), muestra el carácter de pura posibilidad de la misma. Pero pone de relevancia también el que la existencia es en cada caso la mía, puesto que su posibilidad más propia, la muerte, es una experiencia intransferible. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 62
  63. 63. Onto-fenomenología Entender el ser como posibilidad remite, a su vez, a una noción de temporalidad (Zeitlichkeit) de la existencia que constituye una temporalidad distinta de la tradicional (un marco ya dado en el que los acontecimientos externos se suceden, y que Heidegger califica de comprensión vulgar del tiempo). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 63
  64. 64. Onto-fenomenología La dimensión temporal del ser, en cuanto proyecto del «ser-ahí» y enfrentamiento a la muerte (el ser-ahí es también «estar vuelto hacia la muerte» [Sein zum Tode] ), sería el otro gran olvido de la filosofía clásica. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 64
  65. 65. Onto-fenomenología El esfuerzo de Heidegger por pensar el ser como relación de los entes en el tiempo está en la base del posterior movimiento hermenéutico. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 65
  66. 66. Onto-fenomenología El olvido del Ser Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 66
  67. 67. Onto-fenomenología Lo que Heidegger ha denominadado como: “el olvido del ser” (Seinsvergessenheit), debe ser entendido como olvido de que su cuestionamiento constituye la pregunta fundamental de la filosofía. Este olvido, sin embargo, no es trivial. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 67
  68. 68. Onto-fenomenología Se debe, más bien, al hecho de que la tradición ha considerado respondida la cuestión por quienes dieron comienzo a la filosofía planteándola. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 68
  69. 69. Onto-fenomenología Lo que ocurre es que un análisis de esas respuestas pone de manifiesto no sólo su indeterminación, vaguedad y carga de prejuicios, sino también que se ha perdido el sentido mismo de la pregunta. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 69
  70. 70. Onto-fenomenología A este análisis de la ontología tradicional, revelador del progresivo olvido de la cuestión del ser, se lo denomina destrucción de la ontología, y muestra las limitaciones de toda ontología elaborada con un lenguaje en principio adecuado sólo a la caracterización de entes. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 70
  71. 71. Onto-fenomenología Estas limitaciones implican una esencial diferenciación de nivel entre el ser y lo ente, entre lo ontológico y lo óntico, diferencia a la que Heidegger denomina ontológica, y que implica la necesidad de encontrar un lenguaje específicamente adecuado a la investigación del ser, que recibe ahora, para diferenciarla de la tradicional, el nombre de ontología fundamental (“Fundamentalontologie”). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 71
  72. 72. Onto-fenomenología Diferencia ontológica (ontologische Differenz) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 72
  73. 73. Onto-fenomenología Diferencia Ontológica es una noción que introduce Heidegger en el contexto de su crítica a la metafísica tradicional. Ésta no constituye una adecuada respuesta a la pregunta por el ser porque lo trata como un ente, cuando el ser es precisamente aquello que constituye la condición de la aparición de todo ente. Toda metafísica, por tanto, deberá dar comienzo reconociendo una radical diferencia entre lo ente, lo que es, y el ser del ente. En otros términos, entre lo óntico y lo ontológico. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 73
  74. 74. Onto-fenomenología Entonces, Heidegger se propone delimitar con precisión los ámbitos de lo ontológico (ser) y lo óntico (ente), cuya escisión asimiló al primero, al ser, con la permanencia y la eternidad, en oposición al carácter sumamente efímero y cambiante del ente. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 74
  75. 75. Onto-fenomenología La escisión entre lo ontológico y lo óntico se pretende eliminar mediante un enraizamiento del ser en la temporalidad. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 75
  76. 76. Onto-fenomenología Heidegger llegará considerar que: la palabra “Ontológico”, en el contexto de la vulgarización filosófica, -y que ha dado pie una confusión radical-, debería ser denominado como: “Ontico”, esto es una actitud hacia el ente, tal como dejarlo ser en sí mismo en lo que es y como es. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 76
  77. 77. Onto-fenomenología Pero con todo ello, aún no se ha planteado el problema del ser, ni tampoco ha logrado lo que debe constituir el fundamento para la posibilidad de una “ontología”. (Cfr. “Vom Wesen des Grundes”) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 77
  78. 78. Onto-fenomenología El “Da Sein”(Ser ahí) designa entonces aquél que somos en cada caso nosotros, pero no al hombre entendido como un género o como un ente cualquiera al que le es ajeno su propio ser, sino como aquel ente al que precisamente le es esencial una comprensión de su ser (Seinsveständnis), lo que hace de él el ente que puede formular la pregunta por el ser en general, así como aquél al que puede dirigirse esa misma pregunta. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 78
  79. 79. Onto-fenomenología En definitiva, podemos decir que el ser-ahí se singulariza ónticamente por su carácter ontológico. Esta especificidad del ser-ahí comporta a su vez una especificidad de su análisis, que no se situará al nivel de la psicología o la antropología (que consideran al hombre como un ente más) sino que lo hará a un nivel ontológico, recibiendo el nombre de analítica existenciaria (existenziale Analytik). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 79
  80. 80. Onto-fenomenología Nota: Ontico: existente, adjetivo con significado diferente de “ontológico”, que se refiere al ser categorial, esto esto es, la esencia o a la naturaleza de lo existente. Así por ejemplo, la propiedad empírica de un objeto es una propiedad óntica, la posibilidad o la necesidad es una propiedad ontológica. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 80
  81. 81. Onto-fenomenología “La pregunta que interroga por el ser apunta, por ende, no sólo a una condición apriorística de posibilidad de las ciencias que escudriñan los entes, moviéndose en cada caso ya en cierta comprensión del ser, sino a la condición de posibilidad de las ontologías mismas que son ateriores a las ciencias ónticas y las fundan” (Sein und Zeit, 3). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 81
  82. 82. Onto-fenomenología El Da Sein como proyecto (Entwurf) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 82
  83. 83. Onto-fenomenología Heidegger intenta establecer una ontología distinta, una superación de la metafísica tradicional "olvidadiza" de la cuestión del ser, mediante una analítica existencial: es el hombre el que se pregunta por el sentido del ser (Dasein, ser-ahí) y, por lo tanto, todo estudio de esta cuestión requiere un examen previo de lo que es el hombre, entendido no de manera genérica, sino como aquello que abre la visión del ser y a través del cual se deja oír su voz. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 83
  84. 84. Onto-fenomenología El Dasein es el hombre, aquel ser que posibilita que el ser esté presente y pueda ser interpretado, pero no ha de entenderse como una cosa, sino como un poder-ser, como el lugar en el que se manifiestan y despliegan sus posibilidades. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 84
  85. 85. Onto-fenomenología Este poder-ser que es el hombre está condicionado por la facticidad. El Dasein se despliega en el absurdo de lo dado, lugar que le preexiste desde siempre y desde el cual se proyecta irrevocablemente más allá de sí mismo, como forma de realizarse como proyecto (Entwurf): no es todavía lo que tiene que ser y ha de dejar de ser lo que ahora es; el hombre es una anticipación de sí mismo porque es un ser- en-el-mundo (In-der-Welt-sein). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 85
  86. 86. Onto-fenomenología Más allá de la filosofía de Husserl, Heidegger propone volcar la fenomenología en la hermenéutica, pues aquélla no está libre de prejuicios ni puede considerarse una descripción neutral y transparente de lo real, ni la propia conciencia un yo imparcial. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 86
  87. 87. Onto-fenomenología El hombre es un decir inconcluso, un proyecto incompleto que debe asumir la muerte como fin radical. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 87
  88. 88. Onto-fenomenología Estamos arrojados (arrojamiento:Geworfenheit) a un mundo que es nuestro espacio y posibilidad de realización y, por lo tanto, puede ser considerado un utensilio, un instrumento que utilizamos para realizarnos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 88
  89. 89. Onto-fenomenología En la medida en que nos servimos del mundo y lo instrumentalizamos para nuestras acciones y proyectos, creamos una relación con él que varía dependiendo no sólo de los condicionantes históricos y temporales, sino con cada individuo. El hombre crea mundo, hace mundo, dependiendo del uso y de los fines que lleve a cabo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 89
  90. 90. Onto-fenomenología Heidegger advierte de los peligros de la técnica cuando ésta menoscaba nuestra relación originaria con el ser y nos hunde en la facticidad de los entes, instrumentalizándonos a nosotros mismos y dejándonos atrapar por los propios objetos que hemos creado. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 90
  91. 91. Onto-fenomenología Nuestra existencia es preocupación surgida de la angustia de vernos proyectados en un mundo en el que tenemos que ser a nuestro pesar. Provenimos de una nada y nos realizamos como un proyecto encaminado hacia la muerte, por eso, la angustia es constitutiva del Dasein, porque es la condición de un ser caído y solitario que no puede contar con Dios ni remedio alguno a su condición. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 91
  92. 92. Onto-fenomenología Debemos hacernos responsables de nuestra propia vida, asumir nuestra propia muerte sin dejarnos fagocitar en nuestra relación con los objetos y sus funciones. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 92
  93. 93. Onto-fenomenología La autenticidad Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 93
  94. 94. Onto-fenomenología La vida inauténtica nace del ocultamiento de lo terrible de nuestra condición. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 94
  95. 95. Onto-fenomenología La autenticidad consiste, según Heidegger, en reconocer que somos un ser para la muerte, única vía de acceso a la libertad. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 95
  96. 96. Onto-fenomenología El hombre es libertad, preocupación, trascendencia, temporalidad. En realidad, todo se reduce a esto: el hombre está "tejido en tiempo" y, en ese tiempo, es proyecto, adelantarse a... De ahí la trascendencia y la preocupación. La existencia auténtica es preocupación(angustia, cura). Como el hombre está tejido en tiempo, el pro-yecto definitivo es la muerte. El hombre es ser-para-la-muerte. La muerte da la aceptación lúcida del destino humano. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 96
  97. 97. Onto-fenomenología La noción de verdad en Martin Heidegger Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 97
  98. 98. Onto-fenomenología Heidegger nos acerca a la experiencia de la verdad en el alba de occidente, invitándonos a una escucha profunda y estereofónica de la palabra griega que los diccionarios traducen como verdad: aletheia. Aletheia indica etimológicamente la cesación de lo que estaba latente y en letargo (raíz lath: ocultar), es traducida al alemán por Heidegger como Unverborgenheit . Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 98
  99. 99. Onto-fenomenología Heidegger apuntala el sentido de este vocablo con seis palabras cuyo sentido general se da en la versión castellana: “desocultamiento”, “desocultación”, “desvelamiento”, “dessimulación”, “desencubrir”. Palabra que en el fondo no significa lo que el latín veritas o nuestros veritat y verdad. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 99
  100. 100. Onto-fenomenología A partir del mundo romano, y sobre todo en el mundo moderno, la verdad se convierte en fría concordancia (adaequatio) entre nuestra representación subjetiva y una realidad exterior y objetiva. Es una verdad que busca la certeza (certitudo). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 100
  101. 101. Onto-fenomenología Pero en la experiencia griega originaria la verdad era lo que se torna manifiesto y se revela en toda su luminosa inmediatez. Heidegger intenta recuperar un modo de pensamiento anterior a la escisión entre sujeto y objeto, escisión de la que emerge la historia de occidente. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 101
  102. 102. Onto-fenomenología La comprensión en Martin Heidegger Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 102
  103. 103. ¿Cómo se llega al comprender? "El 'ser ahí ' es, existiendo, su 'ahí ', quiere decir en primer término: el mundo es 'ahí'; su 'ser ahí' es el 'ser en'. Y éste es igualmente 'ahí', a saber, como aquello por medio de lo que es el 'ser ahí '. En el 'por medio de qué' es abierto el existente 'ser en el mundo' en cuanto tal, 'estado de abierto' que se llama 'comprender” (Ser y tiempo). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 103
  104. 104. ¿Cómo se llega al comprender? "A veces usamos hablando ónticamente la expresión 'comprender algo' en el sentido de 'poder hacer frente a una cosa', 'estar a su altura', 'poder algo'. Lo que se puede en el comprender en cuanto existenciario no es ningún 'algo', sino el ser en cuanto existir. En el comprender reside existenciariamente la forma de ser del 'ser ahí' como 'poder ser'" Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 104
  105. 105. ¿Cómo se llega al comprender? "¿Por qué en todas las dimensiones esenciales de lo susceptible de abrirse en él, siempre viene el comprender a parar en las posibilidades? Porque el comprender tiene en sí mismo la estructura existenciaria que llamamos 'proyección'" (Op. cit:162). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 105
  106. 106. ¿Cómo se llega al comprender? "El carácter de proyección del comprender constituye el 'ser en el mundo' respecto al 'estado de abierto' de su 'ahí' en cuanto 'ahí' de un 'poder ser' (...) El carácter de proyección del comprender quiere decir, además, que el comprender no aprehende temáticamente aquello mismo sobre lo que proyecta, las posibilidades. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 106
  107. 107. ¿Cómo se llega al comprender? Tal aprehender quita a lo proyectado justamente su carácter de posibilidad, rebajándolo al nivel de algo dado y mentado, mientras que en la proyección se pro–yecta la posibilidad en cuanto posibilidad, permitiéndole ser en cuanto tal. El comprender es, en cuanto proyectar, la forma de ser del 'ser ahí' en que éste es sus posibilidades en cuanto posibilidades" Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 107
  108. 108. ¿Cómo se llega al comprender? "En cuanto comprender, el 'ser ahí' proyecta su ser sobre posibilidades. Este comprensor 'ser relativamente a posibilidades' es él mismo, por obra de la repercusión de las posibilidades en cuanto abiertas sobre el 'ser ahí', un 'poder ser'. El proyectar del comprender tiene la posibilidad peculiar de desarrollarse. Al desarrollo del comprender lo llamamos 'interpretación'. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 108
  109. 109. ¿Cómo se llega al comprender? En ella el comprender se apropia, comprendiendo, lo comprendido. En la interpretación no se vuelve el comprender otra cosa, sino él mismo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 109
  110. 110. ¿Cómo se llega al comprender? La interpretación se funda existenciariamente en el comprender, en lugar de surgir éste de ella. La interpretación no es el tomar conocimiento de lo comprendido, sino el desarrollo de las posibilidades proyectadas en el comprender" . Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 110
  111. 111. ¿Cómo se llega al comprender? Esta dislocacación hermenéutica de la estructura trascendental permite a su vez distintas lecturas. Dasein, puede leerse como “ser-ahí”, humano, pero también puede leerse como el ahí del ser mismo (Da-Sein, Da des Seins selbst), y el “ser ahí” del hombre significa “ex-sistencia”(Ex-sistenz), un “exponerse”(Hinaus-stehen) a la verdad del Ser. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 111
  112. 112. ¿Cómo se llega al comprender? Paul Ricoeur ha señalado: "En Ser y Tiempo la teoría del comprender no está más referida al entendimiento de otros, sino que se convierte en una estructura del ser–en–el–mundo (...). El momento del 'comprender' corresponde dialécticamente al ser en una situación: es la proyección de nuestras más propias posibilidades en lo profundo de las situaciones en las cuales nos encontramos nosotros mismos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 112
  113. 113. ¿Cómo se llega al comprender? Quiero retener de este análisis la idea de 'la proyección de nuestras más propias posibilidades', aplicada a la teoría del texto. Debido a que lo que debe ser interpretado en un texto es un mundo posible el cual puedo habitar y donde puedo proyectar una de mis más propias posibilidades. Eso es lo que llamo el mundo del texto, el mundo propio a este único texto" ( Ricoeur, Paul. 1975. The hermeneutical function of distanciation). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 113
  114. 114. ¿Cómo se llega al comprender? Entonces, lo que ha desarrollado Heidegger es una onto-fenomenología hermenéutica. En el mismo Sein und Zeit, define filosofía como: “La filosofía es la ontología fenomenológica universal, partiendo de la hermenéutica del Dasein que, como analítica de la existencia, ha amarrado el cabo del hilo conductor de todo cuestionamiento filosófico ahí donde éste tiene su origen y a donde vuelve” Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 114
  115. 115. Heidegger y Lukács ANEXO: Heidegger y Lukács Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 115
  116. 116. Heidegger y Lukács Lucien Goldman (1913 Bucarest -1970 Paris) Lukács et Heidegger .Pour une nouvelle philosophie. Ed. Denoël, 1973. Lukács y Heidegger, Hacia una filosofía nueva. Ed. Amorrortu, Buenos Aires, 1975. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 116
  117. 117. Heidegger y Lukács Golman, examina, de entre los escritos de Lukács, «El alma y las formas» (1913) —conjunto de ensayos, que incluyen la «Metafísica de la tragedia»—, la «Teoría de la novela», en que se pretende superar el dualismo kantiano entre leyes de la Naturaleza y leyes del obrar humano, e «Historia y conciencia de clase» (1921), escrita con anterioridad a su adhesión al stalinismo. El eje de referencia heideggeriano lo constituye «Ser y tiempo» (1927), estableciendo el paralelo, en especial con la «Metafísica de la tragedia» lukacsiana. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 117
  118. 118. Heidegger y Lukács Lucien Goldman en: ha argumentado que el "Ser y Tiempo" de Martin Heidegger, no podría ser entendido sin reconocer en este un debate con el trabajo: “Historia y Conciencia de Clase de Lukács”. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 118
  119. 119. Heidegger y Lukács Este marxista húngaro, publicó Historia y conciencia de clase en 1923. Este se basó en las mismas fuentes de Heidegger, pero interpretando estas como formas intelectuales de relaciones sociales alienadas, tal como fueron analisadas por Marx. La solución de Lukacs al problema de la alienación es la conciencia colectiva de la clase trabajadora. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 119
  120. 120. Heidegger y Lukács Goldman mostró que "Ser y Tiempo" de Heidegger, trata con el mismo problema de la aliencación, pero originada en Heiddegger en la condición humana, y en Lukacs localiza en la sociedad capitalista. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 120
  121. 121. Heidegger y Lukács Heidegger en "Ser y Tiempo" ha escrito sobre la inautenticidad del trabajo asalariado. La inautenticidad se asocia con el trabajo asalariado, la autenticidad se muestra con el "Servicio laboral desinteresado" Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 121
  122. 122. Heidegger y Lukács Heidegger usa la misma categoría de autenticidad en esa apelación Nazi que indica la superioridad de el "Servicio laboral desinteresado" sobre las relaciones reciprocas de intercambio, como es el caso del trabajo asalariado. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 122
  123. 123. Heidegger y Lukács La inautenticidad del tabajo asalariado puede ser considerado como un enfoque común entre Lukacs y Heidegger, pues por un lado se encuentra la critica de Heidegger a la inautenticidad y por otra a la Lukacs a la reificación. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 123
  124. 124. Heidegger y Lukács Pero Heidegger en "Ser y tiempo", se distancia del enfoque de Lukacs, cuando rechaza el argumento de est último sobre la conciencia de la clase trabajadora, pues considera que no tiene sentido una "conciencia universal", cuya pluralidad los sujetos la tienen como si estuviera flotando sobre ellos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 124
  125. 125. Heidegger y Lukács Lukacs había visto la solución a a la alienación en la revolución social, mientras que Heidegger ve la solución en la inautenticidad en el "Servicio laboral desinteresado" Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 125
  126. 126. Heidegger y Lukács Heidegger ha mostrado de manera explícita su germanismo, cuando llega a considerar que "el mundo espiritual de un pueblo no es la superestructura de una cultura, ni tampoco es simplemente un arsenal de conocimientos y valores utilizables. Es la fuerza más profunda de la preservación de su poder de la tierra y la sangre". Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 126
  127. 127. Heidegger y Lukács Posteriormente, Lukacs comentará sobre Heidegger, que Ser y Tiempo, es una confesión de un ciudadano de los años 20´s, y su pensamiento no carece de intereses. Es cierto que es una absorbente lectura, pero en el fondo es un documento que muestra como siente y piensa una clase, y no es en realidad una divulgación ontológica de la verdad última. Es solo porque este libro se situa en mundo emocional de los intelectuales de hoy, que las arbitrariedades de su pseudoargumentaciones no son reveladas (Lukacs, Existentialism or Marxism, in Marxism and Human Liberation, p.256) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 127
  128. 128. Heidegger y Lukács Las descripciones de Heidegger, están relacionados con las condiciones espirituales que han impulsado por la crisis de la posguerra en el capitalismo imperialista. Hay pruebas de ello, no sólo en la influencia ejercida por Ser y Tiempo, mucho más allá de la mera esfera filosófica. En Heidegger se describe como la subjetividad de la intelectualidad burguesa invierte de las categorías económicas del capitalismo, de tal forma, que las subjetivisa de una manera radicalmente idealista y, por lo tanto distorisionándolas (Lukacs, Destruction of Reason, Merlin, p 500-1). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 128
  • cdwricardo

    Jul. 8, 2013
  • elkin020189

    Mar. 15, 2012
  • OctaLop58

    Jul. 5, 2011

Views

Total views

3,427

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

3

Actions

Downloads

114

Shares

0

Comments

0

Likes

3

×