El Enfoque de Jürgen Habermas

46,044 views

Published on

Published in: Technology, Business
2 Comments
10 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
46,044
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
289
Actions
Shares
0
Downloads
890
Comments
2
Likes
10
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El Enfoque de Jürgen Habermas

  1. 1. PROGRAMA HERMENÉUTICO FENOMENOLÓGICO DE INVESTIGACION FILOSÓFICA. ENFOQUE CRITICO- PRAGMATICO: JÜRGEN HABERMAS Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 1
  2. 2. • Rodolfo-J. Rodríguez Rodríguez • E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr • U.R.L.: • http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor • http://cienciascognoscitivas.bravehost.com • http://cienciascognoscitivas.275mb.com • http://cienciascognoscitivas.275mb.com/publicats Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 2
  3. 3. La Escuela de Francfort Horkheimer (izq) y Adorno en primer plano. Detrás Habermas. Foto de 1965. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 3
  4. 4. La Escuela de Francfort Se denomina Escuela de Francfort a la institución educativa alemana que se orienta desde 1920 a la llamada teoría crítica de la sociedad. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 4
  5. 5. La Escuela de Francfort Su objetivo es la investigación de la teoría de la sociedad como un todo, es decir, que no se limita a indagaciones específicas en forma especializada o sectorial, sino que tiende al examen de los aspectos relacionales que vinculan los temas históricos, religiosos y culturales, en tanto que motores de la convivencia, pero partiendo de una visión global, crítica y evaluatoria de la sociedad contemporánea. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 5
  6. 6. La Escuela de Francfort Se funda en los nexos entre el hegelianismo, el marxismo y la teoría freudiana, pero atendiendo a la contradicción fundamental de la sociedad capitalista. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 6
  7. 7. La Escuela de Francfort Sus representantes principales son: Friedrich Pollock, Henryk Grossmann, Karl-August Wittfogel, Franz Borkneau, Max Horkheimer, Theodor W. Adorno, Herbert Marcuse, Erich Fromm, Walter Benjamin, Leo Löwenthal, Franz Neumann, Alfred Schmidt, Oskar Negt y Jürgen Habermas. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 7
  8. 8. Jürgen Habermas (1929) Jürgen Habermas (1929) discípulo mas joven de los filósofos anteriores, ya no comparte la actitud pesimista y desilusionada de sus maestros frente a la posibilidad de liberación que entraña la razón para las sociedades modernas. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 8
  9. 9. Jürgen Habermas (1929) Habermas, ayudante primero de Adorno y después de Hans Gadamer, la dialéctica negativa se mezcla con la hermenéutica deudora de Nietzsche y Heidegger, para cumplir el destino trágico de la razón en el siglo y dar origen a la teoría de la acción comunicativa y una versión procedimentalista del derecho basada en una interpretación kantiana de la filosofía de Hegel, que Habermas reconoce le provoca miedo y le parece inalcanzable. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 9
  10. 10. Jürgen Habermas (1929) Algunas obras de Habermas traducidas al castellano: • Problemas de legitimación en el capitalismo tardío,1975 • La reconstrucción del materialismo histórico, 1981 • Conocimiento e interés, 1982 • Ciencia y técnica como ‘ideología’, 1984 • Conciencia moral y acción comunicativa, 1985 • Teoría y praxis. Estudios de filosofía social, 1987 • Teoría de la acción comunicativa. I.- Racionalidad de la acción y racionalidad social, 1987 • Teoría de la acción comunicativa. II.- Crítica de la razón funcionalista, 1987 • La lógica de las ciencias sociales, 1988 • Teoría de la acción comunicativa: complementos y estudios previos, 1989 • El discurso filosófico de la modernidad, 1989 • Identidades nacionales y postnacionales, 1989 • Pensamiento postmetafísico, 1990 • La Necesidad de revisión de la izquierda, 1991 • Escritos sobre moralidad y eticidad, 1991 • Sobre la relación entre política y moral, Almagesto, 1991 • Facticidad y validez. Sobre el derecho y el Estado democrático del derecho en términos de teoría del discurso, 1998 • Más allá del Estado nacional, 1998 • La inclusión del otro. Estudios de teoría política, 1999; • Problemas de legitimación en el capitalismo tardío, 1999; • Aclaraciones a la ética del discurso, 2000. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 10
  11. 11. Jürgen Habermas (1929) Habermas ha intentado fundamentar una sociología comprensiva (herencia de Weber), que tenga en cuenta el significado puesto por el sujeto en la acción, accesible por medio de un acercamiento hermenéutico que conecta el significado con la tradición cultural. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 11
  12. 12. Jürgen Habermas (1929) En este sentido se ha colocado de este modo muy cerca del interaccionismo simbólico, heredero del pragmatismo americano, consumando así en el plano de la ciencia empírica la separación entre “trabajo e interacción”. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 12
  13. 13. Jürgen Habermas (1929) La razón instrumental en la modernidad, para Habermas ya no se debe interpretar como una fatalidad, sino un desarrollo parcial de la racionalidad técnico-instrumental, a costa de la racionalidad moral-práctica y de la estético-expresiva. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 13
  14. 14. Jürgen Habermas (1929) Pero las tres formas de la racionalidad son una parte de la razón, la razón comunicativa, ya que la razón está ahí donde lo seres humanos se entienden honradamente sobre algo, y no sólo ahí donde persiguen racionalmente sus fines. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 14
  15. 15. Jürgen Habermas (1929) Influencia de Marcuse Habermas se reconoce deudor de Marcuse, cuya visión y crítica de la sociedad industrial, retomó en: Técnica y ciencia como ideología (Tecnik und Wissenschaft als “Ideologie”)”. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 15
  16. 16. Jürgen Habermas (1929) Influencia de Marcuse En “Ciencia y técnica como Ideología” ( Tecnik und Wissenschaft als “Ideologie” ) y en “Conocimiento de interés”(Erkenntnis und Interesse ), del mismo año, distingue la acción racional con orientación utilitaria de la acción comunicativa. Esta distinción apunta ya a desarrollo de una teoría de la comunicación. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 16
  17. 17. Jürgen Habermas (1929) Influencia de Marcuse Retomó la tesis básica de Marcuse: la técnica y la ciencia en los países industrialmente avanzados se ha convertido no sólo en la fuerza productiva primera, capaz de producir potencial para una existencia satisfecha y pacificada, sino también una nueva forma de ideología que legitima un poder o dominio administrativo de las masas. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 17
  18. 18. Jürgen Habermas (1929) Influencia de Marcuse Habermas en un primer momento, igual que Marcuse, enlaza metodológicamente la lógica de la investigación con el psicoanálisis, lo que le permite unir la hermenéutica con los logros antes reservados a las ciencias de la naturaleza. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 18
  19. 19. Jürgen Habermas (1929) Caracterización del psicoanálisis: El psicoanálisis es una forma de reflexión porque la traducción del inconsciente al consciente ya es reflexión y demanda una responsabilidad ética hacia el contenido, dado que su finalidad radica en el reconocimiento del yo en un otro. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 19
  20. 20. Jürgen Habermas (1929) Caracterización del psicoanálisis: Habermas incluye al psicoanálisis en las que denomina interpretaciones generales — no teorías —, aquellas que determinan los fenómenos como casos regulares de un sistema dado y suministran esquemas para historias con variantes previsibles. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 20
  21. 21. Jürgen Habermas (1929) Caracterización del psicoanálisis: Sus características básicas son: 1) dependen de un lenguaje común al intérprete y su objeto, 2) su aplicación es una traducción dependiente de la comprensión hermenéutica y, 3) la comprensión es una explicación. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 21
  22. 22. Jürgen Habermas (1929) Eclectisismo en Habermas: El denso eclecticismo de Habermas incorpora a la teoría de la acción comunicativa la argumentación — de resonancias sofísticas por sus ámbitos de aplicación: retórica, dialéctica y lógica — rescatada para el pensamiento jurídico en el siglo XX por Perelman y Viehweg y a la cual ha de acudirse cuando un desacuerdo no puede ser resuelto por vías cotidianas, ni por el poder. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 22
  23. 23. Jürgen Habermas (1929) Eclectisismo en Habermas: El eclecticismo de Habermas, en el que desaparecen la razón, su objeto y su sujeto, pone de manifiesto la crisis profunda de la filosofía contemporánea — llevada a su extremo por la hermenéutica de la posmodernidad —, y su amplia aceptación algunos de los motivos de esa crisis. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 23
  24. 24. Jürgen Habermas (1929) Eclectisismo en Habermas: • Habermas entiende la argumentación como el conjunto de razones ligadas sistemáticamente a la pretensión de validez de una afirmación dudosa; su valor es teórico y práctico, pues también convalida normas o conductas apegadas a éstas que significan un interés común a los afectados, quienes le otorgan su reconocimiento racional. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 24
  25. 25. Jürgen Habermas (1929) Eclectisismo en Habermas: • Habermas ha buscado el debate teórico entre distintas tradiciones: • La filosofía del lenguaje (Austin, Searle, Putnam, etc.) • El pragmatismo filosófico (Peirce, Dewey, Mead, etc.) • La sociología (Weber, Dilthey, Durkheim, Parsons, etc.) • La ‘primera generación’ (Horkheimer, Adorno, Marcuse) • Sus mentores: Hegel, Marx, Freud y Lucaks. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 25
  26. 26. Jürgen Habermas (1929) Eclectisismo en Habermas: Mediante los conceptos elaborados por las distintas tradiciones llega a una reconstrucción de los presupuestos universales de la razón, que se torna en razón comunicativa, de la razón que se hace intersubjetiva y posibilita un nuevo significado de razón que remite al ideal ilustrado y sortea el modelo de racionalidad cartesiano que conduce a la razón instrumental y sus anomalías sociales. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 26
  27. 27. Jürgen Habermas (1929) Eclectisismo en Habermas: La recuperación de estas distintas tradiciones, aparentemente irreconciliables, no es para Habermas un mero ejercicio académico sino que tiene un objetivo más profundo: restaurar la dimensión emancipatoria y creativa de un mundo de vida basado en una ética universal. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 27
  28. 28. Jürgen Habermas (1929) Eclectisismo en Habermas: No es, pues, extraño que renuncie al papel tradicional de la filosofía que hasta nuestros días se ha afanado en dar sentido a la vida, cuando su única función postmetafísica es la reflexión sobre los procedimientos mediante los que se pueden responder las preguntas éticas en general (Aclaraciones a la Ética del Discurso) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 28
  29. 29. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica Habermas es crítico de lo que el llama el “fracaso del programa de los años 30” de la Teoría Crítica de la sociedad que consistía en aplicar un “materialismo interdisciplinario” como método de las ciencias humanas. Este fracaso se debería al agotamiento del programa de investigación de la filosofía de la conciencia. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 29
  30. 30. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica Replantear las tareas pendientes interrumpidas con la crítica de la razón instrumental de Adorno y Horkheimer. Habermas afirma que la filosofía de la conciencia acaba dejándonos en las manos de la razón instrumental. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 30
  31. 31. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica Habermas ha traducido el proyecto de la Teoría Crítica de la sociedad desde el marco conceptual de una filosofía de la conciencia, adaptada a un modelo de sujeto y objeto de cognición y acción, al marco conceptual de una teoría del lenguaje y de la acción comunicativa. El giro lingüístico o transito desde la filosofía de la conciencia al análisis del lenguaje, (positivismo lógico y otras versiones de la filosofía analítica) solamente mantiene el tradicional empleo diádico de los signos, es decir la relación entre oraciones y estados de cosas. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 31
  32. 32. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica Habermas desarrolla una teoría del lenguaje que abre un camino hacia su aspiración de universalidad. Allí el lenguaje está al servicio de la coordinación social, salvando las barreras culturales y las creencias individuales o de grupos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 32
  33. 33. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica Al conectar el concepto de lenguaje con el de sociedad, y este con el de mundo de la vida como su horizonte contextualizador, se abre la posibilidad de la teoría del lenguaje que concilie la acción con la interpretación. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 33
  34. 34. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica Habermas pretende que la noción de racionalidad comunicativa esta contenida implícitamente en la estructura del habla humana como tal y que significa el estándar básico de la racionalidad que comparten los hablantes competentes al menos en las sociedades modernas. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 34
  35. 35. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica Esto significa que aquel que comprende la relación interna entre los requisitos de validez y el compromiso respecto a dar y recibir argumentos se está comportando racionalmente. Y no solamente en una dimensión de relaciones lógicas entre proposiciones y acciones (coherencia) sino en una dimensión de relaciones dialógicas entre diferentes hablantes. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 35
  36. 36. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica Esto también implica que la racionalidad comunicativa es también una actitud racional específica que los individuos adoptan hacia otros y hacia sí mismos como una actitud de reconocimiento mutuo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 36
  37. 37. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica “Este concepto de racionalidad comunicativa encierra connotaciones que, en su esencia se fundan en la experiencia central del discurso argumentativo que produce la unión sin coacción y que crea el consenso, proceso en el cual los diversos participantes logran dejar atrás sus creencias, primeramente solo subjetivas y, gracias a la experiencia común del convencimiento motivado racionalmente adquiere la certeza, simultáneamente, de la unidad del mundo objetivo y de la intersubjetividad del contexto en que desarrollan sus vidas” (Habermas, Teoría de la Acción Comunicativa, Vol. I, Pág.28) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 37
  38. 38. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica Con la teoría de la acción comunicativa Habermas se propone superar la crítica de la razón emprendida por la Escuela y fallida porque queda prisionera de las condiciones de la filosofía del sujeto y no cuenta con las categorías conceptuales suficientes para precisar en qué consiste la integridad del hombre y la sociedad que destruye la racionalidad instrumental, por lo que para superar esta situación es necesario pasar de la filosofía de la conciencia a la racionalidad comunicativa, con lo que, al pasar de la razón a la racionalidad, transforma lo sustancial en relacional (en tributo rendido a Hegel a pesar de sí mismo). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 38
  39. 39. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica Mimesis es la idea, tomada de Horkheimer y Adorno, a la cual recurre Habermas para transitar a la racionalidad comunicativa y la caracteriza como la facultad de transformación por la cual una persona imita y se asimila a otra, comporta conductas de identificación con un modelo por un impulso no racional ni susceptible de ser determinado por la relación sujeto-objeto de la cognición instrumental. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 39
  40. 40. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica La mimesis permite arribar a la filosofía del entendimiento intersubjetivo o comunicación, a condición de encontrar su núcleo racional. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 40
  41. 41. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica Habermas considera que Adorno atisbó el tránsito a la racionalidad comunicativa al considerar la libertad como un fenómeno de comunicación y comprender que la emancipación individual no se plantea en relación con la sociedad, sino en la liberación de ésta del aislamiento y atomización a que son reducidos los hombres, pero no pudo obtener las consecuencias a que lleva al quedar atrapado en las contradicciones insolubles de la subjetividad y la razón instrumental. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 41
  42. 42. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: La reificación Según Habermas, la problemática de la reificiación, dice, no debería asociarse, como lo hicieron Lukács y la Escuela de Frankfurt, con la concepción de la racionalización(o de la acción- racional-deliberada) como tal. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 42
  43. 43. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: La reificación Nota histórica: Para Marx el trabajo es una actividad vital, es la necesidad de la existencia física. Es en sí una actividad libre y consciente que determina el carácter genérico del hombre. Esta actividad vital es objeto de su voluntad consciente. (Manuscritos económicos, 1844) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 43
  44. 44. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: La reificación Nota histórica: En este sentido el hombre produce para la satisfacción de las necesidades inmediatas, pero también produce libre de la necesidad física, reproduce la naturaleza, entonces el hombre crea según las leyes de la belleza (Marx, Idem). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 44
  45. 45. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: La reificación Nota histórica: El objeto del trabajo es contemplarse a sí mismo, creando un mundo como objetivación de la vida genérica del hombre (Marx, Idem). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 45
  46. 46. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: La reificación Nota histórica: No obstante, el trabajo enajenado arranca al hombre el objeto de su producción.(Marx, Idem) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 46
  47. 47. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: La reificación Nota histórica: Luckács: Historia y conciencia de clase: rechaza la separación entre sujeto y objeto, y establece la teoría de la verdad como una representación realista de los objetos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 47
  48. 48. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: La reificación Nota histórica: “Reificación”, parte de las ideas marxianas de alienación y fetichismo de la mercancía. Es entonces la transformación de los seres y las cosas en RES (cosa en latín), es decir los cosifica por medio de una pseudo- objetividad y pseudo-subjetividad. En este sentido borra la mediación de la praxis social como totalidad Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 48
  49. 49. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: La reificación Entonces, según Habermas, en su lugar, la reificiación debería conectarse con los modos en los que las “condiciones funcionales de reproducción del sistema” en las sociedades modernas usurpan y socavan la fundamentación racional de la acción comunicativa en el mundo vital. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 49
  50. 50. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: Las tareas de la Teoría Crítica, concluye Habermas, tienen hoy día que integrarse con la valoración de la forma institucional del capitalismo tardío, y con las tensiones que le son inherentes. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 50
  51. 51. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: Se han desarrollado nuevos conflictos y nuevos movimientos sociales, que divergen de los tipos más antiguos de la lucha de clases que se centraba en las relaciones de producción y en el estado de bienestar social. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 51
  52. 52. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: Tales conflictos no conciernen ya al principalmente a la distribución de los bienes materiales, sino más bien a la reproducción cultural y a la socialización, y no siguen los mecanismos establecidos de negociación que están asociados a los sindicatos o los partidos políticos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 52
  53. 53. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: Al ser expresión de la reificación del orden comunicativo del mundo vital, se concluye, por tanto, que estas que estas tensiones no pueden aliviarse por medio de un desarrollo económico adicional o por mejoras técnicas del aparato administrativo de gobierno. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 53
  54. 54. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: Los nuevos conflictos, y los movimientos sociales asociados, se derivan sólo de los problemas que pueden resolverse sólo reconquistando el mundo vital por medio de la razón comunicativa, y por transmutaciones concomitantes del orden normativo de la vida cotidiana. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 54
  55. 55. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: Los nuevos movimientos sociales son principalmente defensivos, y se preocupan de proteger el mundo vital contra una colonización adicional. Los movimientos ecológicos y antinucleares son de este tipo, pues están característicamente vinculados con el ímpetu de defender el medio ambiente natural contra la expoliación y para recrear las relaciones comunes de varios modos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 55
  56. 56. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: Cualquiera que sea el potencial, para los movimientos específicos, Habermas afirma enérgicamente, sin embargo, que la “conexión” existente entre el sistema y el mundo vital es muy probable que continúe siendo en un futuro próximo su punto de partida. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 56
  57. 57. Jürgen Habermas (1929) Crítica de la crítica: La teoría de la acción comunicativa, sostiene, nos ayuda a comprender por qué es así, y puede emplearse para señalar los puntos-de-presión en los que podría obtenerse un cambio real; ésta sustituye el tipo de teoría crítica más antigua, fundamentada en posturas filosóficas que ahora resultan insostenibles. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 57
  58. 58. Jürgen Habermas (1929) El interés En el ensayo: Erkenntnis und Interesse (1965) combate, frente al positivismo, la objetividad, de las ciencias y sus métodos teóricos de conocer, defendiendo la estrecha vinculación entre conocimiento e interés en búsqueda de la racionalidad práctica del conocer, o unión de teoría y praxis, uno de los temas nucleares de su pensamiento. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 58
  59. 59. Jürgen Habermas (1929) El interés La tarea de una crítica de la ciencia debe evitar la perspectiva del positivismo, y admitir el carácter “interesado” de aquella: no hay conocimiento neutral. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 59
  60. 60. Jürgen Habermas (1929) El interés Más aún, hay diversos intereses científicos: uno es el técnico de las ciencias empíricas; otro, el práctico, orientador de la acción por su comprensión de sentidos; y el tercero, el emancipador de la teoría crítica de la sociedad. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 60
  61. 61. Jürgen Habermas (1929) El interés Habermas toma de Fichte la idea de interés y lo caracteriza como las orientaciones básicas rectoras de la autoconstitución y reproducción de la especie: la interacción y el trabajo (Marx) encaminados a la solución de los problemas sistemáticos y no a la satisfacción de necesidades empíricas específicas, media entre la historia natural del hombre y su proceso de autoconstitución y su formación implica procesos de comprensión y aprendizaje. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 61
  62. 62. Jürgen Habermas (1929) El interés El interés participa de la fuerza liberadora de la reflexión que le permite al hombre aclararse a sí mismo, no deforma a la razón, ya que se fusiona con ella en los actos y no se presenta externo al conocimiento. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 62
  63. 63. Jürgen Habermas (1929) Sin embargo, la reflexión que une razón e interés no es suficiente para que el hombre se constituya, también intervienen condiciones objetivas y subjetivas de socialización en las interacciones e intercambios de materia técnicamente controlable mediante la acción comunicativa. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 63
  64. 64. Jürgen Habermas (1929) Medio: Dimensión de Interés cognitivo Saber la existencia social Ciencia: Disciplina que lo caracteriza (Acción) humana Instrumental Técnico (Explicación Trabajo Ciencia analítico-empírcas o naturales causal) Práctico Interacción humana/ Hermenéutica histórica Práctico (entendimiento) el lenguaje o "interpretativas" Emancipativo o Ciencias críticas, o críticamente Emancipatorio emancipatori Poder orientadas (empíricas e (reflexión) o interpretativas) Tabla de: "Conocimiento e Interés" en el primer Habermas Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 64
  65. 65. Jürgen Habermas (1929) El conocimiento Para Habermas el conocimiento cumple dos funciones: de “adaptación a la naturaleza” y de “dominio” de la misma. Rechaza la ilusión objetivista de que el hombre no perciba coo ficción su mundo ficticio de símbolos. Porque el substrato de la significación cognoscitiva “consiste en imágenes que son producidas poéticamente con ocasión de estímulos externos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 65
  66. 66. Jürgen Habermas (1929) El conocimiento Sólo la fijación convencional de tales metáforas “proporciona a los productos de la fantasía una apariencia de correspondencia, y con ello de verdad”. Estas metáforas están fijadas convencionalmente en el marco de la gramática del lenguaje. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 66
  67. 67. Jürgen Habermas (1929) El conocimiento En la gramática del lenguaje están incluídas las reglas según las cuales nosotros ordenamos categorialmente los contenidos metafóricos. Prolongando reflexivamente la abstracción inherente al lenguaje, tendremos ciencia. Así la tarea ded una teoría del conocimiento es la deducción lingüística de las categorías. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 67
  68. 68. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico En 1976 recurre a la teoría de la comunicación para lograr una “reconstrucción” del materialismo histórico. Reconstrucción, esto es, descomposición y reconstrucción en forma nueva de una teoría con el fin de ver y alcanzar mejor su meta. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 68
  69. 69. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Aceptada la diferencia entre trabajo e interacción simbólicamente mediada, la crítica del marxismo se deduce fácilmente: tiene que ver con su énfasis en lo económico y su descuido de lo superestructural y hacer fuerte hincapié en lo económico- material. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 69
  70. 70. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Critica las contradicciones y tendencias de la crisis del capitalismo tardío- burocrático, las cuales derivan de la falta de consenso racional con respecto al principio de organización de la sociedad vigente. Es decir, apunta a la consideración de lo particular en detrimento de lo argumentativamente generalizable. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 70
  71. 71. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Sin embargo, es una censura moral con la cual un Habermas no puede contentarse. Hay que tener en cuenta sobre todo las tendencias concretas a la crisis del capitalismo, las cuales se ubican no sólo en el plano económico administrativo, sino también en el sociocultural de las legitimaciones y motivaciones. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 71
  72. 72. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Por otro lado, no se puede concluir con certeza la autosupresión del principio capitalista de organización, ni tampoco predecir la necesidad de una crisis. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 72
  73. 73. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Habermas se propone una reconstrucción del materialismo histórico, empezando por hacer un análisis de la teoría marxista en torno a trabajo social, que fundamenta las relaciones de producción, de organización y distribución del trabajo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 73
  74. 74. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Enlaza el concepto de división social del trabajo con la teoría de la evolución natural de la especie, de herencia darwiniana. “La clave para la reconstrucción de la historia de la humanidad se contiene den la idea del modo de producción”. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 74
  75. 75. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Las distintas etapas del desarrollo de los modos de producción y del trabajo social se corresponden con la evolución e historia de humanidad desde el período de hominización y paso del chimpancé al homo sapiens hasta las actuales estructuras de integración social. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 75
  76. 76. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Para Habermas, el materialismo histórico tiene, pues, por trasfondo el evolucionismo naturalista darwiniano, y se asentaría en sus principios. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 76
  77. 77. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Considera al pragmatismo americano como una interesante propuesta para compensar las debilidades de la teoría marxista de la sociedad. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 77
  78. 78. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Todo ello lo conducirá a la idea de una pragmática universal desarrollada ampliadamente en su Teoría de la acción comunicativa. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 78
  79. 79. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico “Lo que hoy nos separa de Marx son evidencias históricas: por ejemplo, la evidencia que las sociedades capitalistas desarrolladas no existe una clase identificable, no existe ningún grupo social claramente circunscrito que podamos señalar sin más como representante de un interés general no satisfecho”.(Réplica a objeciones, 1980). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 79
  80. 80. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico “Fue ya esta evidencia la que separó a la vieja generación de la Escuela de Francfort, una generación que tuvo delante tanto al facismo como al estalinismo, de ese gran inspirador que para los francfortianos fue Lukács”.(Réplica a objeciones, 1980). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 80
  81. 81. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico “Cuando Marx, a través de Hegel, toma del romanticismo ese ideal expresivista de formación, transfiere la productividad estética a “la vida laboral de la especie”, entiende el trabajo social como autorrealización colectiva de los productores y, sobre este trasfondo normativo, presenta la actividad del trabajador asalariado moderno como una fuerza alienada a la vez que emancipadora, se ve confrontado con una serie de dificultades”(Idem). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 81
  82. 82. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Estas dificultades no pueden superarse mediante una losa antropologizante de un concepto de praxis que se limite a evocar la riqueza del horizonte semántico que le presta la historia de las ideas”.(Réplica a objeciones, 1980). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 82
  83. 83. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico “En primer lugar, habría que aclarar analíticamente el concepto económico de trabajo puede ser ampliado y convertido sin más en el concepto de una productividad creadora a la vez que formadora. Pues para ello ya no puede bastar el modelo de la actividad artesanal, que Marx aduce y transfigura en términos románticos.”.(Réplica a objeciones, 1980). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 83
  84. 84. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico “Pues, aunque ello fuera como dice Marx, queda en pie la cuestión de si ese modo paradigmático de actividad es tan general como la actividad teleológica y la comunicación Réplica a objeciones, 1980). ”.( Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 84
  85. 85. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico “Si no fuera así, no cabría decir sin más que el contenido normativo de ese concepto ampliado de producción viene inscrito, en tanto que pretensión de razón, en las propias estructuras de la producción social.”.(Réplica a objeciones, 1980). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 85
  86. 86. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico “Y finalmente, habría que mostrar que se da efectivamente una dialéctica de trabajo alienado y actividad crítico-revolucionaria – pues ambas cosas no representan sino momentos distintos de un mismo ciclo de entrañamiento, objetualización y reapropiación de las fuerzas esenciales humanas.”.(Réplica a objeciones, 1980). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 86
  87. 87. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico “Ciertamente que hoy tenemos buenas razones que nos impiden seguir ciegamente a Marx en sus consideraciones relativas a la teoría del valor, a la vieja Escuela de Francfort en una filosofía de la historia, que, por lo demás, ya se había alejado de la ortodoxia, e incluso a Adorno y a Marcuse en sus desesperados intentos de escapar del callejón sin salida de una crítica totalizadora ”.(Réplica a objeciones, 1980). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 87
  88. 88. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico “Mi propia tentativa puede entenderse, desde luego como un intento de proseguir la empresa que la teoría crítica se vio en la necesidad de interrumpir a principios de los años 40. Lo que intento es renovar una crítica de la sociedad que pueda asegurase de sus propios fundamentos normativos, haciendo suyas las experiencias teóricas obtenidas por la vía que va de Kant a Marx pasando por Hegel, y las obtenidas de y a G. H. Mead, pasando por Peirce y Dilthey y articulándolas en una teoría de la racionalidad”. (Réplica a objeciones, 1980). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 88
  89. 89. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico “Se trata de articular un concepto de razón que ni sea víctima del historicismo o de la sociología del conocimiento, ni tampoco se oponga abstractamente a la historia y a los contextos de vida social”. (Réplica a objeciones, 1980) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 89
  90. 90. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Propone su propia versión de la crítica a la sociedad y renovadas alternativas de superación de las controversias mediante su concepto de acción comunicativa y su ética del discurso. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 90
  91. 91. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Cree como Marcuse que la ciencia puede ser un instrumento de liberación. Ha disuelto completamente su referencia a Marx, y en gran medida a la negatividad de la Escuela de Frankfurt. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 91
  92. 92. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico El análisis de Marx, considera Habermas, es más relevante de las primeras fases del desarrollo de las sociedades capitalistas. En estas fases, los mecanismos económicos que Marx identificó tienden a ser efectivamente importantes. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 92
  93. 93. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Sin embargo, no sólo existe un mecanismo directivo (la economía) en las sociedades modernas, sino dos; y el segundo, el aparato administrativo del poder, no fue captado por Marx de un modo satisfactorio. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 93
  94. 94. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico En parte por esta razón, el marxismo ortodoxo no puede iluminar algunos de los fenómenos clave del capitalismo tardío, donde la intervención estatal es cada vez más extensa, y donde se mantiene la democracia de masas y las reformas para el bienestar social. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 94
  95. 95. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Habermas tuvo como punto de partida y tema básico en toda su obra es la distinción, y la contingencia de la relación, entre dos esferas diferentes de la sociedad humana: el trabajo y la interacción, la técnica y la praxis Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 95
  96. 96. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico La apropiación de la naturaleza por los hombres mediante instrumentos es algo diferente en esencia a la interacción de la totalidad ética por medio de lenguaje. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 96
  97. 97. Jürgen Habermas (1929) Materialismo histórico Habermas propone sustituir la determinación dialéctica de fuerzas productivas y relaciones de producción por la relación contingente entre estas dos esferas del actuar instrumental y del práctico-simbólico. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 97
  98. 98. Jürgen Habermas (1929) Teoría de la Acción comunicativa, 1981: Es una obra sociológica, una teoría global de la sociedad: el origen, la evolución y las patologías de la sociedad. Habermas abandona el programa de la filosofía de la conciencia o del sujeto y se ubica en el de la intersubjetividad comunicativa o del entendimiento lingüístico. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 98
  99. 99. Jürgen Habermas (1929) Teoría de la Acción comunicativa, 1981: Desde este punto de vista, considera entre otras cosas que el modelo de acuerdo con el cual hay que pensar la acción social no es ya el de una acción subjetiva orientada por fines egoístas de sujetos individuales, sino el de una acción orientada al entendimiento en el cual los sujetos coordinan sus planes de acción sobre la base de acuerdos motivados racionalmente, a partir de la aceptación de pretensiones. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 99
  100. 100. Jürgen Habermas (1929) Teoría de la Acción comunicativa, 1981: La pragmática universal intenta identificar y reconstruir las condiciones universales de todo entendimiento posible en el medio específico del habla. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 100
  101. 101. Jürgen Habermas (1929) Teoría de la Acción comunicativa, 1981: Junto con el concepto de acción comunicativa, Habermas introduce una noción complementaria: el mundo de la vida, único horizonte desde el cual y sobre el cual puede producirse la reproducción simbólico- social en acciones lingüísticamente mediadas. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 101
  102. 102. Jürgen Habermas (1929) Teoría de la Acción comunicativa, 1981: Los ámbitos de actuación donde predomina esta orientación hacia el entendimiento se encuentran, en la privacidad de la familia y la vida pública política, estos son, entonces, designadas conjuntamente como “mundo de la vida”. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 102
  103. 103. Jürgen Habermas (1929) Teoría de la Acción comunicativa, 1981: Sin embargo, una teoría sociológica no puede reducirse a mera teoría de la comunicación sino que se requiere además de una teoría sistémica. La sociedad queda así enfocada como mundo de la vida por un lado, como sistema por otro. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 103
  104. 104. Jürgen Habermas (1929) Teoría de la Acción comunicativa, 1981: El mundo de la vida se contrapone en las sociedades modernas a la economía y al aparato estatal, que no se mantienen cohesionados mediante la comunicación, sino mediante mecanismos de dirección al margen de la comunicación lingüística, a saber, dinero y poder. Esto es entonces, lo que denomina “sistema”. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 104
  105. 105. Jürgen Habermas (1929) Teoría de la Acción comunicativa, 1981: Con estos elementos puede afrontar el carácter paradójico del proyecto ilustrado: la creciente racionalización del mundo de la vida corre paralela a la creciente complejidad sistémica. Esta última desborda su esfera propia y “coloniza” el mundo de la vida: de ahí la pérdida de sentido y libertad. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 105
  106. 106. Jürgen Habermas (1929) Teoría de la Acción comunicativa, 1981: El origen de los problemas sociales a una “colonización del mundo de la vida” por el sistema, o sea, como la presencia de dinero y poder en las esferas privada y pública, dominadas por ellos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 106
  107. 107. Jürgen Habermas (1929) La acción: –Se entiende como dominio de situaciones. Acción comunicativa: –Aspecto teleológico de ejecución de un plan de acción –Aspecto comunicativo de interpretación de la situación y obtención de un acuerdo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 107
  108. 108. Jürgen Habermas (1929) La acción: –Se entiende como dominio de situaciones. Situación: –Representa un fragmento de un mundo de vida delimitado por relación a un tema. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 108
  109. 109. Jürgen Habermas (1929) •Tema: Surge en conexión con intereses y metas de acción de (a lo menos) un participante; circunscribe el ámbito de relevancia, de los componentes de la situación suceptibles de ser tematizados y viene subrayado por planes que los participantes conciben sobre la base de la interpretación que hacen de la situación con el fin de realizar sus propios fines. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 109
  110. 110. Jürgen Habermas (1929) Acción Solamente hay acción cuando seguimos una regla donde el sujeto sabe que sigue una regla y que en las circunstancias apropiadas está en condiciones de decir que regla está siguiendo. En sentido estricto, actuar, significaría cambiar algo en el mundo. las acciones intervienen en el mundo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 110
  111. 111. Jürgen Habermas (1929) Acción: Al comunicar debemos ejecutar otras acciones como emitir determinados sonidos (locuciones) que tienen un significado (tienen sentido), que pertenecen a un lenguaje que la otra persona entiende y que en definitiva me sirven para entenderme con otro. Tales actos Habermas lo llamo Locucionarios. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 111
  112. 112. Jürgen Habermas (1929) Acción: •Habermas especifica cuatro tipos de acción que suelen intervenir en la teoría social. •La acción teleológica •La acción regulada por las normas •La acción dramatúrgica •La acción comunicativa. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 112
  113. 113. Tipos de acciones en Habermas Características Pragmático Funciones del Orientaciones de Posiciones Exigencias de Referencia Actos del habla formales lenguaje la acción fundamentales validez s de mundo Tipos de acción influencia Acción perlocuciones, orientación hacia mundo sobre la Objetivizante (efectividad) estratégica imperativos el éxito objetivo contraparte Acción descripción orientación hacia mumdo Comunicativa constativos de estados la comunicación Objetivizante verdad objetivo Conversación de cosas comprensible Acción producción orientación hacia conformismo mundo regulada por regulativos de relaciones la comunicación autenticidad normativo social normas interpersonales comprensible orientación hacia Acción mundo expresivos autorepresentación la comunicación expresivo veracidad dramatúrgica subjetivo comprensible Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 113
  114. 114. Jürgen Habermas (1929) Acción: Acciones teleológicas: “acciones orientadas al éxito” y las subdivide en: –Acciones instrumentales (si no son sociales) –Estratégicas (si son sociales) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 114
  115. 115. Jürgen Habermas (1929) Acción comunicativa: Son aquellas orientadas al consenso, donde dos sujetos “capaces de lenguaje y acción” entablan una relación interpersonal. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 115
  116. 116. Jürgen Habermas (1929) Acción comunicativa: Al comunicar debemos ejecutar otras acciones como emitir determinados sonidos (locuciones) que tienen un significado (tienen sentido), que pertenecen a un lenguaje que la otra persona entiende y que en definitiva me sirven para entenderme con otro. Tales actos Habermas lo llamo locucionarios. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 116
  117. 117. Jürgen Habermas (1929) Acción comunicativa: Habermas también distingue los actos del habla de otros tipos de actos no lingüísticos. Dice que al enfrentarnos a una acción cualesquiera que esta sea podemos preguntarnos que razones tiene el actor para llevarla a cabo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 117
  118. 118. Jürgen Habermas (1929) Acción comunicativa: Las acciones no verbales pueden ser descritas desde la perspectiva de un observador como acciones, pero su interpretación, es decir, saber que intención tiene el actor para ejecutarlas, no podemos obtenerla por observación; antes suponemos un contexto general que nos autoriza a sospechar tal intención. Pero aún entonces permanece la acción necesitada de interpretación. Habermas sostiene que la acción no nos dice cuales son los planes del agente. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 118
  119. 119. Jürgen Habermas (1929) Acción comunicativas: Cuando un profesor me da una orden, “entrega tu examen”, entonces se sabe con bastante exactitud qué acción ha ejecutado: ha expresado esa determinada orden. Esto implica que un oyente puede saber por el contenido semántico de la emisión cómo se está empleando la oración emitida, es decir, que tipo de acción se está ejecutando con ella. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 119
  120. 120. Jürgen Habermas (1929) Acción comunicativa: Esta situación lleva a Habermas a concluir: las acciones teleológicas simples se distinguen de los actos del habla porque estos últimos se interpretan a si mismos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 120
  121. 121. Jürgen Habermas (1929) Acción comunicativa: Habermas parte de una idea de cómo se puede verificar la verdad de una afirmación, y él defiende una tesis que el criterio de verdad de una afirmación, es decir, la verificación de una afirmación, es el consenso de todos, tanto en lo teórico como en lo práctico. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 121
  122. 122. Jürgen Habermas (1929) Acción comunicativa: No obstante, debe tomarse en cuenta que, el consenso es la consecuencia y no la fundamentación de la verificación. Este es un consenso que se lleva a cabo bajo condiciones especiales, que son las condiciones de "la situación del habla ideal". Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 122
  123. 123. Jürgen Habermas (1929) Acción comunicativa: 'todos los que toman parte en un discurso, en una argumentación comunicativa, deben poder expresar sus deseos',[…] 'todos deben tener también fuera de la argumentación un poder igual, es decir nadie puede estar subordinado a nadie' Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 123
  124. 124. Jürgen Habermas (1929) •La acción comunicativa: (Observaciones sobre el concepto de acción comunicativa, 1982) “Llamo cultura la provisión de saber de la que los participantes en interacción, al entenderse entre sí sobre algo en el mundo, se proveen de interpretaciones”(p.498) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 124
  125. 125. Jürgen Habermas (1929) •La acción comunicativa: (Observaciones sobre el concepto de acción comunicativa, 1982) “Llamo sociedad a los órdenes legítimos, a través de los que los participantes en la interacción regulan su pertenencia a grupo sociales y con ello se aseguran la solidaridad.(Idem) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 125
  126. 126. Jürgen Habermas (1929) •La acción comunicativa: (Observaciones sobre el concepto de acción comunicativa, 1982) “Por personalidad entiendo las competencias que convierten a un sujeto capaza de lenguaje y acción, es decir, lo ponen en situación de participar en rpocesos de entendimiento y afirmar en ellos su propia identidad.(Idem) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 126
  127. 127. Jürgen Habermas (1929) •La acción comunicativa: (Observaciones sobre el concepto de acción comunicativa, 1982) “ El campo semántico de los cotenidos simbólicos, el espacio social y el tiempo histórico constituyen las dimensiones en que se extienden las acciones comunicativas “.(Idem) Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 127
  128. 128. Jürgen Habermas (1929) •La teoría de la acción comunicativa: Se propone como tarea investigar la “razón” inscrita en la propia practica comunicativa cotidiana y reconstruir a a partir de la base de la validez del habla un “concepto” no reducido de razón.(Ibid, p. 506). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 128
  129. 129. Jürgen Habermas (1929) •La teoría de la acción comunicativa: •Este concepto de racionalidad comunicativa lleva consigo connotaciones que en última instancia se remontan a la experiencia central de la capacidad de aunar coacciones y de fundar consenso que tiene un habla argumentativa en la que los distintos participantes superan la subjetividad inicial de concepciones y merced a la comunidad de convicciones racionalmente motivadas se aseguran simultáneamente de la unidad del mundo objetivo y de la intersubjetividad del plexo de la vida social en que se mueven.(Ibid, p. 506). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 129
  130. 130. Jürgen Habermas (1929) La teoría de la acción comunicativa: Habermas construye la teoría de la acción comunicativa a partir de la sustitución de la razón práctica kantiana, insostenible por el agotamiento de la filosofía del sujeto, que termina por diluirlo, por la razón comunicativa, que deja de atribuir la razón a sujeto alguno para alojarla en el ámbito lingüístico, que media las interacciones y hace posible la estructuración de las formas de vida. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 130
  131. 131. Jürgen Habermas (1929) La teoría de la acción comunicativa: La acción comunicativa se construye por la actividad organizada de grupos comunicantes integrados mediante el lenguaje común, según el cual la objetividad del conocimiento se encuentra fijada por reglas de interpretación de los símbolos, dado que todo intérprete actúa dentro de la estructura del mundo al cual pertenece, donde es socializado y sujeto a los intereses que la determinan. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 131
  132. 132. Jürgen Habermas (1929) La teoría de la acción comunicativa: La acción comunicativa se dirige a las experiencias dadas en el mundo constituido mediante el lenguaje y sus reglas de construcción. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 132
  133. 133. Jürgen Habermas (1929) •Mundo y Mundo de la vida: –Desde la perspectiva de los participantes, vertida hacia la situación, el mundo de la vida aparece como: contexto formador de horizonte de los procesos de entendimiento, que delimita la situación de la acción y por lo tanto, permanece inaccesible a la tematización. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 133
  134. 134. Jürgen Habermas (1929) •Mundo y Mundo de la vida: –El mundo de la vida no sólo tiene función de formar contexto. –Ofrece una provisión de convicciones, a la que los participantes en la comunicación recurren para cubrir con intepretaciones suceptibles de consenso la necesidad de etendimiento surgida en una determinada situación. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 134
  135. 135. Jürgen Habermas (1929) •Mundo y Mundo de la vida: –Como recurso, el mundo de la vida cumple, pues, un papel constitutivo, en los procesos del entendimiento. –El mundo de la vida, en la medida en que entra en consideración como recurso de los procesos de interpretación, podemos representárnoslo como acervo lingüísticamente organizado de supuestos de fondo, que se reproduce en forma de tradición cultural. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 135
  136. 136. Jürgen Habermas (1929) •Mundo y Mundo de la vida: –Los tres mundos: •El M-D-L-V provee a que los particpantes en la iteracción encuentren ya de antemano intepretada, en lo que a contenido se refiere, la conexión entre mundo objetivo, mundo social y mundo subjetivo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 136
  137. 137. Jürgen Habermas (1929) •Mundo y Mundo de la vida: –En la práctica comunicativa cotidiana no se dan situaciones absolutamente desconocidas, también las nuevas situaciones emergen de un mundo de la vida que está construido de una provisión de saber ya siempre familiar. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 137
  138. 138. Jürgen Habermas (1929) •Mundo y Mundo de la vida: –“Mundo” y “mundo de la vida” se diferencian no sólo desde el punto de vista de la tematización de objetos, sino también desde la restricción de los espacios de acción . Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 138
  139. 139. Tabla de: Mundo de la Vida MUNDO DE LA VIDA mundo objetivo mundo social mundo subjetivo Como totalidad de las propias Como totalidad de las Como totalidad de las vivencias a las que cada cual entidades sobre las que relaciones tiene un acceso privilegiado son posibles interpersonales y que el hablante puede enunciados verdaderos legítimamente reguladas manifestar verazmente ante un público criterios de verdad verdad rectitud veracidad Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 139
  140. 140. Jürgen Habermas (1929) •La acción comunicativa: –bajo el aspecto funcional de entendimiento, sirve a la tradición y a la renovación de saber cultural, bajo el aspecto de coordinación de la acción sirve a la acción social y al establecimiento de solidaridad. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 140
  141. 141. Jürgen Habermas (1929) •La acción comunicativa: –Bajo el aspecto de socialización, sirve al desarrollo de identidades personales. Las estructuras simbólicas del mundo de la vida Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 141
  142. 142. Jürgen Habermas (1929) •La acción comunicativa: –Las estructuras simbólicas de saber válido, de la estabilización de solidaridades grupales y de la formación de actores capaces de responder de sus actos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 142
  143. 143. Jürgen Habermas (1929) •La acción comunicativa: –El proceso de reproducción conecta las nuevas situaciones con los estados existentes del mundo de la vida, y ello tanto en la dimensión semántica de los significados o contenidos (de la tradición cultural), como en la dimensión del espacio social(de los grupos socalmente integrados) y del tiempo histórico (de las generaciones que se suceden unas a otras). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 143
  144. 144. Jürgen Habermas (1929) •La acción comunicativa: –A estos procesos de reproducción cultural, de integración social y socialización corresponden como componentes estructurales del mundo de la vida la cultura, la sociedad y la persona. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 144
  145. 145. Jürgen Habermas (1929) La racionalidad comunicativa centra su atención en los procesos de interpretación de sujetos que coordinan sus conductas mediante pretensiones de validez susceptibles de crítica; su objeto de estudio no lo es ya el individuo solitario en su relación con un algo en el mundo, sino las relaciones intersubjetivas de lenguaje y acción cuando se refieren a algo común. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 145
  146. 146. Jürgen Habermas (1929) • El discurso filosófico de la modernidad Habermas refleja el debate que se instaura en los ´80 en los medios académicos. En el primero califica la llamada “filosofía posmoderna” de neoconservadora, y aboga por una nueva apropiación crítica del proyecto moderno teniendo en cuenta problemas que la modernidad no resolvió Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 146
  147. 147. Jürgen Habermas (1929) • El discurso filosófico de la modernidad Concluye que lo agotado no es hoy la racionalidad moderna, sino el paradigma del sujeto o de la conciencia, y que el “espíritu moderno” sigue aún vigente en el vivir la historia como proceso marcado por la crisis, en la actualidad como relámpago que alumbra difíciles encrucijadas y en el futuro como apremio de lo no resuelto. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 147
  148. 148. Jürgen Habermas (1929) • El pensamiento posmetafísico En esta obra señala la necesidad de tomar en serio el prefijo “pos” y de tener en cuenta los motivos del pensamiento actual. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 148
  149. 149. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Desde 1981 en adelante su interés se centra en la filosofía práctica: moral, ética, derecho y justicia. En “Conciencia moral y acción comunicativa” y en “Moralidad y ética”, de 1986, intenta fundamentar una ética en un universalismo normativo y afrontar así el escepticismo de nuestro tiempo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 149
  150. 150. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo El problema central para Habermas es la radical negación neopositivista de que los juicios morales no sean susceptibles de verdad. Según este planteamiento la convivencia política contemporánea se asienta en un ‘no consenso’ permanente, sólo superado por el sistema democrático que permite la creación de unas instituciones jurídicas coercitivas para garantizar el orden social. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 150
  151. 151. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo La justicia se basa, pues, en la renuncia a verdades prácticas y se convierte en una construcción, un convenio, un artificio necesario para la convivencia, que imponen los representantes de la mayoría democrática al conjunto social. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 151
  152. 152. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Para Habermas, si es posible establecer un principio universalizador de una norma moral, entonces se puede afirmar su validez racionalmente. Y para establecer este principio universalizador, Habermas no duda en recurrir a Kant: "que pueda querer también que mi máxima se convierta en ley universal” Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 152
  153. 153. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Habermas dotará de mayor precisión al concepto de ley universal, entendiéndola como ‘ley para todos los seres dotados de lenguaje y capacidad de actuar’ y abriendo con ello dos esferas de análisis diferenciadas: la de la fundamentación, basada en el lenguaje y entendida como proceso comunicativo, y la de la aplicación, basada en la acción y entendida como adecuación a la norma moral Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 153
  154. 154. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo La ética del discurso ha aprendido la lección y distingue entre la validez - o la justicia - de las normas y la corrección de los juicios singulares que con base en una norma válida distinguen una determinada acción como mandada (Aclaraciones a la Ética del Discurso). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 154
  155. 155. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Para Habermas, hacer un juicio moral implica establecer una pretensión de validez universal. Pero esta pretensión de validez no es puramente subjetiva como podría desprenderse del propio. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 155
  156. 156. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Kant cuya ética del deber es estrictamente personal como se encarga de señalar el propio Habermas que la califica de "ética abstracta de la actitud interior" (Aclaraciones a la Ética del Discurso), sino que esta mediada por un acto comunicativo, entendiendo el acto comunicativo como una forma de interacción social que usa el lenguaje como medio para entenderse. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 156
  157. 157. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Puesto que no existen observadores trascendentales o ideales que puedan garantizar la imparcialidad, sólo es posible garantizar la imparcialidad del juicio mediante la libre contraposición "de necesidades e intereses rivales de todos los participantes”(Aclaraciones a la Ética del Discurso. Trotta, Madrid, 2000. Pág. 160) en el acto comunicativo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 157
  158. 158. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo De ahí las estrictas condiciones bajo las que se debe realizar el acto comunicativo: "la publicidad del acceso, la participación con igualdad de derechos, la veracidad de los participantes, la ausencia de coacción a la hora de tomar postura, etc."(Aclaraciones a la Ética del Discurso) para que los participantes estén convencidos que su decisión sólo estará determinada por la coacción del mejor argumento. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 158
  159. 159. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo En este contexto, fundamentar una acción moral mediante un discurso práctico, es paralelo al principio de inducción en el discurso empírico-teórico. Y es aquí donde Habermas recurre a la noción de verdad de Peirce quien la define en sentido pragmático como una "praxis de entendimiento mutuo idealmente libre de barreras en la dimensión social y temporal” (Aclaraciones a la Ética del Discurso). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 159
  160. 160. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Conceptos como ‘real’, ‘verdadero’ o ‘válido’ sólo adquieren sentido en el marco de una comunidad interpretativa cuyos miembros argumentan dentro de un mundo de la vida compartido. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 160
  161. 161. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Esta noción pragmática de verdad, plenamente aplicable a las ciencias nomológicas contemporáneas (¿se podría hablar de la verdad de los quarks o de las supercuerdas?), basada en un proceso discursivo llevado a término en una determinada comunidad científica, permite establecer un paralelismo con el de validez deóntica obtenido mediante argumentación en una comunidad ilimitada de comunicación; aunque la segunda se refiera a relaciones interpersonales en el mundo social y la primera se refiera a estados de cosas (¿reales?) en el mundo (¿objetivo?). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 161
  162. 162. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Con ello Habermas establece como ineludible el punto de vista moral de toda acción comunicativa, como ya había sido sugerido por Aristóteles quien afirmó que el sentido de lo justo y de lo injusto es propio del hombre precisamente por su capacidad de palabra: "La palabra sirve para expresar lo útil y lo perjudicial y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto” (Aristóteles. Política). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 162
  163. 163. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Habermas, además, supera el subjetivismo kantiano al convertir el contenido del principio moral en una argumentación intersubjetiva, en lugar de una ley como Kant había querido. El paso es gigantesco: desde la filosofía del sujeto, anclada en la interioridad de Descartes y los racionalistas, a la teoría de la comunicación, basada en la comunidad de interpretación de Peirce y los pragmatistas y superadora de la conciencia presocial. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 163
  164. 164. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo La noción clave es la idea regulativa de “comunidad ideal de comunicación”, libre de coerciones de intereses particulares. En ese concepto está supuesto que la moral individual es una abstracción, pues siempre está involucrada en la eticidad concreta de un concreto mundo de la vida. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 164
  165. 165. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Se entiende así que también la ética sea para Habermas una ciencia reconstructiva que no deja a un lado elementos histórico-culturales. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 165
  166. 166. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Habermas confía en la estrategia de la “ética del discurso”: el discurso representa una forma de comunicación en la medida en que su fin es lograr el entendimiento entre los hombres, por lo cual apunta aún más allá de las formas de vidas singulares, es decir que se extiende a la ya mencionada “comunidad ideal de comunicación”, que incluye a todos los sujetos capaces de lenguaje y acción. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 166
  167. 167. Jürgen Habermas (1929) Deontologismo Se garantiza así una formación de la voluntad común que da satisfacción a los intereses de cada individuo sin que se rompa el lazo social sustancial a cada uno con todos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 167
  168. 168. Jürgen Habermas (1929) De la Eticidad a la Juridicidad Comprometido con el objetivo de asegurar la validez y no sólo la vigencia de las normas éticas, del derecho y a la constitución fáctica de los estados democráticos, esta necesidad de “moralizar” la política no supone confundir esferas diferentes: la pretensión de legitimación del derecho positivo no puede agotarse en la validez moral. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 168
  169. 169. Jürgen Habermas (1929) De la Eticidad a la Juridicidad Una norma jurídica es tal en la medida en que se agrega un componente empírico, el de su imposición a todas las personas por igual. Queda justificado así el poder político y sus instituciones, claro que generando nuevos conflictos derivados del contraste entre una idealidad deseada y una pragmática factibles. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 169
  170. 170. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica Habermas desarrolla su teoría jurídica enlazada con la filosofía política y la sociología desde el supuesto de que la razón comunicativa establece la base de validez del habla, que se traslada a las formas de vida, pero sin generar facultades subjetivas que dicten deberes, por lo que no es una fuente de normas de conducta individual . Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 170
  171. 171. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica Su contenido normativo queda circunscrito a asumir significados vinculados a factores pragmáticos por parte de los actores que por ello responden de sus actos; es una coerción trascendental, un tener qué débil y no prescriptivo de una norma de conducta, él la orienta mediante pretensiones de validez, pero sin contenido determinado alguno. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 171
  172. 172. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica Se dirige hacia la verdad y la rectitud normativa, asi como a convicciones y afirmaciones susceptibles de crítica y propias de la argumentación. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 172
  173. 173. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica La razón comunicativa funciona como hilo conductor para la reconstrucción de los discursos que preparan las opiniones y decisiones integradas en el poder ejercido bajo la forma de derecho. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 173
  174. 174. Jürgen Habermas (1929) La teoría jurídica de Habermas se presenta como un intento por superar los abismos entre las concepciones normativistas, cuyo formalismo las aleja de la realidad, y las objetivistas, que prescinden del valor normativo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 174
  175. 175. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica Mediante ella se tiende un puente entre facticidad y validez, de manera que resultan ponderables según la observancia media de las normas y en atención a la legitimidad de su pretensión de reconocimiento, dejando la oportunidad de elegir a los integrantes de una comunidad jurídica su actitud objetivante y su interpretación. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 175
  176. 176. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica • El sistema de los derechos del Estado democrático contemporáneo se constituye con el conjunto de derechos articulados, reconocidos por sujetos que desean regular legítimamente la convivencia social mediante el derecho positivo, fundado en dos elementos: • 1.— El principio del discurso, según el cual valen sólo las normas que pueden ser aceptadas por todos los afectados como participantes de discursos racionales. • 2.— La forma jurídica, que no depende de la voluntad individual para ligarse a la norma, ya que consiste en una abstracción de la complejidad social simplificada. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 176
  177. 177. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica Habermas aborda la relación entre facticidad y validez, que implica el problema de la justicia, a partir de una serie de críticas a teorías de la justicia que incluye la de Rawls, la cual considera débil por no tomar en cuenta que el derecho también es un sistema empírico de acción y quedar reducida al análisis de la legitimidad, sin incluir, tampoco, la dimensión institucional del derecho. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 177
  178. 178. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica • Una teoría de la justicia, sostiene, debe plantear previamente el problema de la relación entre idea y realidad, entre validez y facticidad, tanto en sus procedimientos racionales de producción como en los de su aplicación, de manera que pueda cumplir su función integradora y satisfacer las pretensiones de legitimidad, necesitadas de decisiones consistentes y aceptación racional. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 178
  179. 179. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica • La administración de justicia demanda seguridad jurídica y rectitud normativa, posible sólo mediante el empleo de criterios suprapositivos que permitan la integración de principios con normas —al modo de Ronald Dworkin— y siguiendo el procedimiento crítico-hermenéutico, denominado por él mismo interpretación constructiva, consistente en referir la racionalidad de la comprensión a un propósito. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 179
  180. 180. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica • Habermas distingue los principios jurídicos, o normas superiores, por su carácter deontológico, de los valores, por su carácter teleológico y ser expresiones de las preferencias de una sociedad. Los primeros, dada su pretensión de validez, únicamente permiten su aceptación o su rechazo, sin aceptar diferencias de grado, como sucede con los valores. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 180
  181. 181. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica • La interpretación y aplicación del derecho no dependen de consideraciones sobre el mejor equilibrio de los valores en juego, sino de decisiones conforme a criterios deontológicos que orienten la reflexión a fin de expresar las diferentes alternativas planteadas por una situación. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 181
  182. 182. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica • La comprensión procedimental del derecho, basada en la acción comunicativa, llevada a la política identifica a ésta como un proceso de la razón y no sólo de la voluntad, de persuasión, no de poder, encaminado a lograr acuerdos justos sobre la vida social y en el cual destaca la deliberación como fórmula de la voluntad democrática, legitimada por los procedimientos que permiten las decisiones en favor de los mejores argumentos. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 182
  183. 183. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica • El procedimiento democrático de generación del derecho, concluye Habermas, fundamenta su legitimidad no en el acuerdo previo de una comunidad ética, sino en sí mismo. Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 183
  184. 184. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica • La tensión entre facticidad y validez, en la que intervienen intereses y orientaciones valorativas, así como exigencias pragmáticas, que conducen al establecimiento de compromisos jurídico-políticos, se resuelve mediante leyes cuya pretensión de validez haga compatibles los intereses particulares con el bien común y permita la vigencia de los principios universales de justicia dentro de los límites de una forma de vida que acepte e integre múltiples concepciones valorativas (tolerancia y pluralidad). Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 184
  185. 185. Jürgen Habermas (1929) Facticidad y Validez: Teoría Jurídica • Razón y justicia, disueltas en la racionalidad comunicativa, se resuelven en las condiciones de posibilidad de participación del discurso; en el procedimiento que lo hace posible, por un camino donde la razón, vuelta contra sí misma, deviene imposible y niega sus propios fines Rodolfo-J. Rodríguez-R. E-mail: rodolfor@cariari.ucr.ac.cr / U.R.L.: http://cariari.ucr.ac.cr/~rodolfor 185

×