Successfully reported this slideshow.

Reconstrucción de la educación de mi familia

219 views

Published on

Reconstrucción de la educación de mi familia

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Reconstrucción de la educación de mi familia

  1. 1. LA HISTORIA ESCOLAR DE MI FAMILIA Comparación evolutiva de la educación 22 DE ABRIL DE 2015 ROCÍO FERNÁNDEZ RINCÓN 2º A. Grado en Educación Primaria. Toledo.
  2. 2. Tendencias Contemporáneas de la Educación. 2º A Educación Primaria. Facultad de Educación de Toledo. 1 LA HISTORIA ESCOLAR DE MI FAMILIA Asignatura: Tendencias contemporáneas de la educación Profesor: Daniel Rodríguez Arenas Fernández Rincón, Rocío  rociofr2@gmail.com Fecha de presentación: 22-04-15 Fecha de aprobación: Resumen: Con este trabajo quiero reflejar los cambios en cuanto a educación y sistema educativo se refiere, basándome en las experiencias educativas de varios miembros de mi familia. Para ello he entrevistado a mis cuatro abuelos (tanto los paternos como los maternos) y a mis padres. Es curioso como la experiencia entre mis abuelos, a pesar de tener todos una edad similar, es muy diferente en cada caso. Al igual que ocurre en el caso de mis padres. Todo ello se debe a factores como el nivel socioeconómico o circunstancias personales. De manera general, se puede comprobar como la educación ha ido progresando cambiando en numerosos aspectos. Palabras claves: Educación, escuela, familia y cambios.
  3. 3. Tendencias Contemporáneas de la Educación. 2º A Educación Primaria. Facultad de Educación de Toledo. 2 Introducción: A lo largo de la historia la educación ha ido cambiando de una manera muy progresiva. Pero una vez que has recorrido varias etapas en el sistema educativo actual y viviendo en primera persona el funcionamiento de la escuela, como es mi caso, piensas que siempre ha sido así. Pero esto es un gran error. Para demostrarlo tenemos este estudio. Creo que no hay mejor manera que hacer una comparación de miembros que pertenecen a la misma familia pero con diferentes circunstancias lo que la hace que se remarquen las grandes diferencias. Y es que tanto la educación como la escuela como tal han necesitado de diferentes cambios para llegar a ser lo que son. Para ello voy a hacer un recorrido desde el 1940 hasta el 2015. Metodología: Para la elaboración de este informe he realizado entrevistas a los miembros de mi familia que han participado en él, como son: mis abuelos paternos, mis abuelos maternos y mis padres. Las preguntas en las que me he basado han sido las siguientes:  ¿En qué colegios estudiaste?  Dicho centro, ¿Pertenecía a una zona urbana o rural?  ¿El colegio era público o privado?  ¿El colegio o las clases eran mixtas o en cambio os separaban por sexos?  ¿A qué edad comenzaste y terminaste tu escolaridad?  ¿Cómo era el trato por parte del profesor con el alumno?  ¿Qué material utilizabas?  ¿Qué asignaturas tenías? En ocasiones, al contestar estas preguntas, recordaban aspectos en relación que más adelante también dejaré reflejados. En este informe no he podido añadir material adicional como fotos o documentos sobre el paso por la escuela de mi familia ya que no conservan ninguno, o bien por pérdida o bien porque los tiene guardados otro familiar. Es por ello que las imágenes que
  4. 4. Tendencias Contemporáneas de la Educación. 2º A Educación Primaria. Facultad de Educación de Toledo. 3 plasmaré serán extraídas de internet, pero serán iguales, o al menos lo más parecidas a la realidad que me cuentan. Resultados y discusiones: Los testimonios en los que me baso para la obtención de resultados son los siguientes:  Federico Fernández Terriza (abuelo paterno): Nació el 19 de Enero de 1936, en Almagro, un pueblo perteneciente a Ciudad Real. Su familia tenía un nivel socioeconómico muy bajo, por lo que ni él, ni ninguno de sus cinco hermanos pudieron acudir a la escuela. En su caso, comenzó a trabajar con tan solo seis años. El nunca acudió a ningún lugar donde le enseñaran a leer y a escribir, ni escuela, ni si quiera a una casa particular, como era el caso de otras personas. Toda su vida la ha dedicado a trabajar, primero por sus padres y hermanos y más tarde por su mujer e hijos. Un dato que me resulta curioso de él es que únicamente sabe escribir su nombre, pero esto se debe a lo siguiente. Un sobrino suyo le enseñó cómo se escribía y él, a base de repetirlo, se lo aprendió. No porque sepa qué letras contiene, ni cómo se leen, simplemente porque lo aprendió de memoria. Y desde entonces su firma para todo es su nombre, escrito tal cual, no con unas letras perfectas, pero sí que se entiende a la perfección. Me cuenta que actualmente le da mucha rabia no saber escribir ni leer y que por ello se siente inferior al resto de las personas. Le da mucha envidia cuando escucha a mi abuela leer, ya que ella sí que sabe, y que le hubiera encantado aprender. Cuando le escuchas comprendes que lo que cuenta es verdad ya que, al no saber leer, determinadas palabras que no acostumbra a oír las dice mal. Por ello, a día de hoy, aconseja a todo el mundo que estudie y se forme, porque en un futuro lo va a agradecer. Y, además, afirma que quien no lo haga le va a pesar durante el resto de su vida.
  5. 5. Tendencias Contemporáneas de la Educación. 2º A Educación Primaria. Facultad de Educación de Toledo. 4  Luisa Fernández Ureña (abuela paterna): Luisa nació el 25 de Septiembre de 1938 en Almagro (Ciudad Real), al igual que mi abuelo, en el seno de una familia con un nivel socioeconómico medio-bajo. A pesar de esto, fue la única de sus cinco hermanos que aprendió a leer y a escribir. Debido a la situación económica de su familia no pudo acudir a la escuela y desde muy pequeña comenzó a trabajar (no recuerda la edad). Pero a pesar de esto, ella tenía muchas ganas y afán por aprender a leer y a escribir por lo que cuando tenía 12 años, de manera personal, decidió asistir a unas clases nocturnas que daban unas monjas en el convento. A ella le suponía un gran esfuerzo ya que, por el día trabajaba y por la noche acudía al convento a aprender, pero con sus ganas y esfuerzo lo consiguió. Me cuenta que utilizan cartillas en las que aparecían primero las vocales, y unas líneas para aprender a escribirlas. Lo mismo hacía con el resto de letras del abecedario. Una vez aprendidas las letras y sabiendo escribirlas, fueron uniéndolas para aprender a leer. En cuanto a la lectura, empezaron por palabras muy sencillas, siguiéndoles oraciones simples y a continuación fueron complicándolo más hasta llegar a los textos. Mientras que cuenta esto su cara demuestra lo que significó para ella aprender a leer y escribir. La alegría que le produce hace parecer que fue ayer cuando ocurrió. Además es que dice que su aprendizaje fue muy rápido debido a las ganas con lo que lo hacía. Una vez que ella sabía leer y escribir dejo de acudir a dichas clases, ya que había conseguido su objetivo. Tras esto, nunca más volvió a tener contacto con la educación, ya que se dedicó a trabajar y a las laboras del hogar colaborando primero con sus padres y hermanos, y más tarde con su marido e hijos. A día de hoy, cuando escribe y lee lo hace lentamente, pero lo hace bien. También influye la enfermedad que padece, Alzheimer, pero se nota que le enseñaron a ello, y mucho más si lo comparamos con su marido, mi abuelo.
  6. 6. Tendencias Contemporáneas de la Educación. 2º A Educación Primaria. Facultad de Educación de Toledo. 5  José Rincón Huertas (abuelo materno): Nació el 19 de Marzo de 1934 en Almagro (Ciudad Real), en el seno de una familia acomodada, de un nivel socioeconómico medio. Con 6 años ingresó en un colegio de Acción Católica en el cual impartían Educación Primaria. Era público y me cuenta que no era obligatoria. Solo iban los chicos que querían o los hijos de aquellos padres que les llevaban por gusto. En aquellos momentos los centros se dividían en centros masculinos y centros femeninos, por lo que en este centro solo había chicos. José no duró mucho en esta escuela ya que, debido a la actitud tan “dictatorial” que profesaba su maestro y por otros motivos en consecuencia a esto, decidió abandonarlo. Pero esto no fue motivo para que el dejara de aprender. En aquellos tiempos, en el pueblo, había algunas personas adultas que, sabiendo leer y escribir, se ofrecían a enseñarles a los niños en sus propias casas. Y así fue como él aprendió. Él acudía por las tardes a la casa de un hombre, el cual le enseñó a leer y a escribir. Me cuenta que utilizaba el mismo método que en la escuela. Comenzó con cartillas en las cuales aparecían todas las letras del abecedario de manera individual para aprender cómo se escribían. Más tarde iban uniéndolas hasta formar palabras, y así, de manera progresiva, iban aumentando su dificultad hasta conseguir leer y escribir. Tras acudir año y medio a estas clases, dejó de ir, ya que sabía leer y escribir que era su objetivo. Después de esta experiencia no tuvo ningún otro contacto de enseñanza de ningún tipo. Este aprendizaje le resultó ser muy útil ya que en su futuro más cercano se sacó el carnet de conducir y el de camión (donde para ello tenía que leer los manuales y escribir para hacer los exámenes), gracias a los cuales trabajaría hasta su jubilación, ya que se convirtió en camionero. A día de hoy, escribe y lee a menudo y lo hace bien, aunque debido a la falta de costumbre tiene algunas faltas normales.
  7. 7. Tendencias Contemporáneas de la Educación. 2º A Educación Primaria. Facultad de Educación de Toledo. 6  Josefa González Díaz (abuela materna): Nació el 19 de Marzo de 1940 en Almagro (Ciudad Real). Su familia poseía un nivel socioeconómico medio en comparación con las circunstancias y el resto del pueblo. A los 6 años ingresó en un colegio de monjas (no recuerda el nombre). Este centro era público y solo para chicas, ya que estaban diferenciados por sexos. Este colegio daba la opción de ser interno (estar las 24h del día allí, incluso dormir) o acudir solo unos horas, durante las clases. En el caso de mi abuela, ella solo iba a las clases y luego volvía a su casa. En este centro no solo les enseñaban a leer y a escribir sino que también aprendían otras labores como coser, bordar, etc. Los materiales que utilizaban también eran cartillas. Primero aprendían las letras de manera individual, y luego las iban uniendo hasta que aprendieron a leer textos. Tras cuatro años (aproximadamente) coincidiendo con el año que hizo la comunión, abandonó la escuela ya que su madre consideró que sabía lo suficiente como para poder desempeñar las laboras de casa y comenzar a trabajar. Después de esta experiencia nunca más volvió a tener relación la enseñanza ni recibió clases de ningún otro tipo. Me cuenta que en su opinión, si hubiera sido por ella, hubiera seguido con sus estudios, pero en aquellos tiempos tenías que hacer lo que tus padres consideraran oportuno, y así fue. Actualmente sabe leer, pero escribir lo hace con mucha dificultad y apenas se entiende ya que como siempre ha trabajado de costura o en la limpieza no lo ponía en práctica y se le ha ido olvidando. También le cuesta pronunciar palabras de manera correcta.
  8. 8. Tendencias Contemporáneas de la Educación. 2º A Educación Primaria. Facultad de Educación de Toledo. 7  Antonio Fernández Muñoz (Padre): Nació el 3 de Octubre de 1963 en Almagro (Ciudad Real) en el seno de una familia perteneciente a un nivel socioeconómico medio. Tan solo son dos hermanos por lo que esto le supuso mayores facilidades. De cuatro a seis años acudió a un colegio de monjas llamado Las monjas del Rosario. Al cursar en él Educación Infantil dice que todo lo que hacía eran juegos, solo recuerda haber utilizado algún cuadernillo Rubio en esta etapa (se muestran en la derecha), pero el del nivel más básico. Tras este, con seis años, acudió al Colegio Público Primo de Rivera. Las clases estaban divididas por sexos y no se podían mezclar los chicos y las chicas ni si quiera en el recreo. En él utilizaba libros para las asignaturas de Lengua, Matemáticas y Geografía. Además de estas asignaturas en los cursos de sexto, séptimo y octavo cursó la lengua del francés. Cuenta que en este centro había un aula dedicada para aquellos estudiantes que les costaba más el aprendizaje, que suspendían o que tenían algún tipo de problema. De forma paralela y como refuerzo, por las tardes acudía a clases particulares. Era un hombre que cobraba una pequeña cantidad por horas y les ayudaba con el estudio. No eran muchos los que iban a clases particulares, ya que en ese momento no todos se lo podían permitir. Tras obtener el título de EGB (Graduado escolar) siguió su formación haciendo un FP (formación personal) de primer grado en la especialidad de Administrativo. Una vez obtenido este título ingresó en el conversatorio.
  9. 9. Tendencias Contemporáneas de la Educación. 2º A Educación Primaria. Facultad de Educación de Toledo. 8  Rosa María Rincón González: Nació el 15 de Julio de 1965 en La Malvarrosa (Valencia) en una familia con un nivel socioeconómico medio. Ser la mayor de tres hermano hizo que fuera la que menos estudios tuvo. A los cuatro años entró en el Colegio Público Diego de Almagro. En él curso tanto la educación infantil como la primaria. Las clases estaban separadas por sexos y no se podían juntar ni en los recreos. Su horario era de 10 a 1 y después de comer volvían de 3 a 5. Me cuenta que para enseñarles a leer y a escribir utilizaban los cuadernillos Rubio. Más tarde, en segundo o tercero empezaban a utilizar libros de texto en asignaturas como Matemáticas, Lengua y Geografía. En cuarto o quinto tenían la asignatura de religión, la cual era impartida por un sacerdote. Así mismo, también les incluían la asignatura de francés, en donde aprendían los conocimientos básicos de la lengua. En el centro contaban con un aula destinada a aquellos alumnos que suspendían e incluso para aquellos que repetían, con el fin de ayudarles y facilitarles el aprendizaje. Afirma que el sistema escolar era muy severo y los profesores abusaban de su autoridad ya que imponían castigos fuertes, incluso físicos, por cualquier cosa que a ellos les molestara. Rosa llegó hasta sexto, dejó voluntariamente la escuela con la intención de ponerse a trabajar y así colaborar en los gastos de su casa. A pesar de esto, sus padres la insistieron en que, al menos, obtuviera el graduado escolar y por ello acudió a clases nocturnas con el objetivo de conseguirlo. Tras un año acudiendo a estas clases obtuvo el graduado escolar y fue cuando definitivamente dejó su formación escolar y se dedicó a trabajar. A día de hoy escribe perfectamente aunque en la ortografía, con ciertas palabras, tiene dudas. En cuanto a la lectura lo hace perfectamente ya que a lo largo de la vida lo ha puesto en práctica más a menudo.
  10. 10. Tendencias Contemporáneas de la Educación. 2º A Educación Primaria. Facultad de Educación de Toledo. 9 Conclusiones: Tras elaborar este informe he podido sacar diferentes conclusiones ya que es evidente el gran cambio que ha sufrido tanto el sistema educativo como la escuela como tal. Las más relevantes son las siguientes: En cuanto al material es notable su mejoría. Los libros que utilizaban en la época de mis abuelos eran en blanco y negro, mucho más teóricos y monótonos. En la actualidad los libros tienen muchas más imágenes, representaciones reales y lo más importante, en color. Pero no solo ha habido cambios en los libros, sino también en otros materiales escolares como calculadoras, reglas, etc. Sin duda alguna el mayor cambio que ha podido sufrir la escuela ha sido la creación de material tecnológico como han sido pizarras táctiles, proyectores, ordenadores en las aulas, etc. los cuales facilitan mucho el desarrollo y la metodología de la educación. El cambio de actitud por parte de los profesores también ha sido notable, aunque tiene mucha relación con las leyes que rigen el sistema. En los años de mis abuelos todo valía, y cualquier castigo era lícito, incluido los castigos físicos, como recibir golpes con tizas o sujetar libros, con las dos manos alzadas, con un peso considerable de rodillas. En la actualidad ningún profesor puede imponer un castigo que perjudique al alumno de manera física o psicológica. Por otro lado, la metodología también ha supuesto un cambio favorable. Antes hacían más hincapié en dar teoría y que los alumnos se lo aprendieran a base de repeticiones o de memoria, que suele ser el método más convencional y el que peor resultados proporciona. No hacían salidas (o si las hacían eran muy escasas) ni ponían en práctica el aprendizaje significativo. A día de hoy se pretende que los alumnos aprendan mediante la experimentación y participación, por lo que se consigue que los conocimientos se adquieran de una manera más segura y amena. Sin embargo, la diferencia que a mi particularmente más me ha llamado la atención ha sido el tema de la coeducación. En la escuela de mis abuelos los centros eran únicamente de chicas o de chicos. En la de mis padres, el centro admitía los dos sexos, pero los separaban por aulas y no se podían juntar. Actualmente, y puedo decir que por suerte, son tanto centros como aulas mixtas lo que favorece la igualdad.
  11. 11. Tendencias Contemporáneas de la Educación. 2º A Educación Primaria. Facultad de Educación de Toledo. 10 En cuanto a las dificultades encontradas en el desarrollo y elaboración de este informe, puedo decir que no han sido muchas pero sí que notables. No he podido obtener material fotográfico como muestra de las experiencias educativas de los miembros de mi familia ya que no los conservan o en algunos casos están tan bien guardados, que se podría decir que los han perdido. Otra dificultad es que mis abuelos, por ejemplo, no recordaban con exactitud cierta información por lo que me ha sido un poco más difícil a la hora de exponer su experiencia. Para concluir, me ha parecido de los trabajos que he realizado hasta ahora, el más interesante sin duda. Es una forma de aprender la historia y el progreso de la educación desde mi propio ámbito y la experiencia de mi familia. Referencias y bibliografía: Monés i Pujol-Busquets, J. (1999). La educación en España, en el siglo XX. Cuadernos de pedagogía, (286), 12-33. de Puelles Benítez, M. (2008). Las grandes leyes educativas de los últimos doscientos años. Participación educativa, (7), 7-15.

×