Domesticacion roble y rauli v2

1,920 views

Published on

Libro pionero sobre la mejora genetica de especies nativas chilenas, como el roble y el rauli, Establece las lineas conceptuales y operacionales para llevar a cabo este programa de mejora genètica

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,920
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Domesticacion roble y rauli v2

  1. 1. Domesticación y MejoraGenética de raulí y robleEditado por:Roberto Ipinza CarmonaBraulio Gutiérrez CaroVerónica Emhart Schmidtla continua destrucción de los bosquesde Nothofagu$, contribuye a debilitarelte singular capital natural, comprome-lIendo seriamente su sustentabllidad.Para restaurar su potencial productivoes menester hacer un Importante es-fuerzo tecnotOglco, legal y económico.En elte libro, meJoradores, biólogos,biotecnólogos y economistas han do-cumentado la importancia del mejora-miento genético como una estrategiacomptamantsria, económicamente neocesarla y ambiantalmente sana paraofertar a la sociedad los bienes y servl"cios ambientales que demanda.Roberto IpillZa es Ingen;ero Forestal y Doc·lar Ingeniero de Montes, especialista enmejora genética forestal, ex-Jefe de laDivisión ele Silvicultura elellnstituto Forestal~ ex-Director de la Cooperativa deMejoramiento Genético (UACH/CONAF yEmpresas Forestales), profesor delInstituto de Sil~iCllltura de la UniversidadAustral de Chile, miembro fundador de laempresa Progenesis lIda.. coordinadormundial del grupo de trabajo IUFRO Unit2.08.06 sobre "Breeding and Gene~c Re-sources of Nothofagus Species", y direc-tor de los proyectos "Mejoramientogenético para especies de Nolhofagus deinterés económico" y "Programa de mejoraGenética para la Primera Generación deCoig¡¡e y Laurel en Chile". ambos delFondo de Fomento al Desarrollo Científico~ Tecnológico de Chile,Braulio Gutiérrez es licenCiado enCiencias Forestales, In~estigador ycoordinador de proyectos del área genéticade especies nativas y exóticas del InstitutoForestal, sede Concepción, Director alternode los proyectos "MejoramierllO genéticopara especies de NOIhofagus de interéseconómico" y "Programa de mejoraGenética para la Primera Generación deCoigOe y Laurel en Chile", ambos delFondo de Fomento al Desarrollo Científico~ Tecnológico de Chile.Verónica Emhan es Ingeniero Forestal,In~estigador y Gerente Técnico de losproyectos "Mejoramiento genético paraespecies de Nothofagus de interéseconómico" y -Programa de mejoraGenética para la Primera GeneraciÓfl deCoigüe y Laurel en Chile", ambos delFondo de Fomento al Desarrollo CientíficoyTecnológico de Chile.
  2. 2. BIBL/ITFr,¡.,.II-1 cJ~~. ¡.•...,. r 1"1.¡ . . I •:. , ", I! . L" n ..Domesticación yMejora Genética deRaulí y Roble/ (C;élo " .VEditores:Roberto Ipinza,Braulio Gutiérrez yVerónica Emhart
  3. 3. Copyngtll C. 2000 UmverSld<Kl Ausltal de Chile Itnsllfulo ForeslaJDerechos Reservados ProtllblCla la reporoducaórllOlaJ o parCIal de esle libro. Stf1 la autorizacIÓn esenIa de laUniversidad Auslral de Chile Ilnslltuto foreslalDisello de la Portada: Cnslina CalalánFOIO Portada: Biblioteca DOltal fQNDEFImpreSIón: Editora e Imprenta MavaJ llda.. san José 5862. san MlQuel, sanliago de Chile.Primera Edición 2000EdITores; Roberto Ipwva, Brauho Gubérrez y Vet6nica EmhanTira¡e: 300 ejemplaresISBN: 956 288-691·3Registro de Propiedad Inlelectual N" 115.794 Agosto 2000Papellnlertor: Bood 24.80 grs.• lamaílO 180 mm lt 265 mmAutoedición
  4. 4. Introducción.Roberto Ipinza• INDICE2 Importancia económica de los bosques de N. alpina y N. obliqua.Jorge Cabrera Perramón3 Descripción de los bosques de N. elpins V N. obl/qua de Chile.Leonardo ArayaM. Verónica Oyarzún4 Estado actual del recurso forestal de N. a/plna y N. obllqua en Chile.Rodrigo VergaraKsrina Bohle5 Nothofagus en Gran Bretaña.Alicia OrtegaNeville P. Danby.6 Los desafios de la silvicultura moderna, recuperación de masas foreslales, IU productividady sustentabilldad.Hans Grossa1 Blologia reproductiva en Nothofagus.Roberto IpinzaJaime Espejo8 Variabilidad aloenzlméllca de N. alpina en Chile.Gabriel Pineda9 Reglones de pro<:edencla de N. alpina y N. obl/qua.Rodrigo Vergera10 Distribución y variación genética en caracteristlcas seminales y adaptativas de poblaclone. yprogenie. de rauli en Argentina.Leonardo GalloPaula Marchel/iPauJa CregoLucas Oudlo:erlo:Femanda IzquierdoAlejandra BreilembücherMarcelo GonzálezLuis ChauchardLeonardo MareseaCuerpo de Guardaparques de los Parques Nacionales Lanin y Nahuel HuapiUrielMele11 VariacIón aloenzimtlca. de ADN de cloroplaato y de ADN nuclear en poblaclonea y pf098nl••ele rauli en Argentina.PauJ¡¡ Marc!le//iLeonardo Gallo12 DInmlce de hibridación Intereapecfflca enlre raulf y roble pellin.Leonardo GalloPaula Marc!lel/iPaula Crego13 Modelo bblco de mejora genética.RobeflO Ipinza14 Aress productoras de semlllaa en el mejoramiento genético de Nothofllgus.Braulio Gulie"ez"11254353637595121133157181197
  5. 5. 15 Selección de árboles plus de N. alpina y N. obliqult.Roberto IpinzaAndrés BelloMauricio Navarro/e16 InJertaclón en N. alpina y N. obllqua.Verónica EmhartM" Fernanda HemándezJesus corré17 Establecimiento de huertos semilleros de Nothofsgus.Verónica EmhartBrauJio GuliérrezRoberto lpinzaAndrés BelloMauricio Navarro/eGermán C/asing18 Variabilidad Isoenllmátlca del huerto semillero clonal de N. alpina.Gabriel Pineda19 Viverizaclón de procedencias de N. alpina y N.obllqua en contenedores.Jaime RodríguezA/eJl Medina20 Variación genética del peso y forma de semilla y crecimiento Inicial de procedencias naturalesde N. alpina y N. obllqua en Chile.Roberto IpinzaBraulio GuliérrezAleJl Medina21 Establecimiento de pruebas genéticas de Nothofagus.Maria Paz MoIinaRoberto IpinzaMauricio NavarreleAndrés Belio22 Evaluación de parámetros genéticos en Nothofagus.Braulio GUliérrezRoberto Ipinza23 Ganancias genéticas esperadas para poblaciones de producción de primera generación deNothofagus.BrauJio Gutiérrez24 Estrategia de mejora genética para N. alpina y N. obliqua en Chile.Roberto IpinzaBraulio Gutiérrez25 Aplicaciones potenciales de la Blotecnologla al estudio de Nothofagus Spp.Mark> ParedesViviana BecerraLeonardo GalloGus/avo Moreno26 Estrategll de comerciallzlclón y antecedentes de mercado para la semilla mejoradagenéticamente de N. alpina y N. obl/qua.Víctor Aravena27 Aspectos legales económicos y de política para la restauración del potencial productl!io delos bosques nativos de Chile.Aarón Cavieres237257283297307323"391<03""53
  6. 6. PROLOGOSin duda. emprender la !:.In.: de desarrollar un libro de mejoramiento genético constituye un imponanlcdesafío. especialmente cuando éste debe versar sobre un género de especies forestales en las que recién seestán aplicando estos procedimientos.Aún así. conscientes de la imponancia y del enonne potencial que el recurso forestal compuesto por N.alpina y N. ob/iqua represenla para Chile. Argentina y OlfOS países. y respaldados por la experienciadesarrollada en la ejecución del proyecto del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico(FONDEF) "Mejoramiento Genélico para Especies de Notllofagu.fde Interés Económico", hemos asumidoel compromiso de desarrollaresta obra, confiados yconvencidos de que el aponc de destocados profesionalesvinculados a la investigación y producción forestal con especies naliv:ls. constituirá un complementoimprescindible que nos allanará el camino para llevarla a buen fin.El libro también represenla el primer trabajo del grupo lUFRO Unit 2.08.06 sobre "Breeding and geneticresources of Nm},oftlg/ls sp:cies". Este cuenta con valiosas contribuciones al conocimiento del géneroNorJrofaglls, realizadas por prestigiosos investigadores chilenos. argeminos e ingleses.El objetivo del libro 110 es otro que resumir los antecedentes y conceptos requeridos para desarrollar unprogramu operativo de mejorumiellto genético en N. a/pilla y N. ob/iqlla, entendiendo que de esta fonna secontribuye a Il1cjomr la productividld de sus plantaciones y se desarrolla una alternativa real de diversificaciónde la producción forestal nacional.En laobra se pone énfasis en aspectos prácticos y operativos, sin descuidar los aspectos teóricos fundamentalesque los respaldan y que constituyen la base para su adecuado entendimiento. interpretación y puesta enpráctica. Esta estructura facilita que el libro sea consultado por lectores con distinto nivel de especializacióny conocimiento. constituyendo los estudiantes de enseiianza superior. el personal de los programas demejoramiento y en general las personas e instituciones relacionarlas con el manejo del bosque. el sectorprillCipal a quienes está dirigido el libro.Confiamos en que los leclOre... puedan encontrar en esta.. página.. un apoyo a su quehacer profesional y quecontribuya. de alguna forma. a aumentar el conocimiento sobre nuestras especies nativas. Si en algunamedida cumplimos con esta misión. nos daremos por satisfechos con nuestra labor.Por último. los editores agrJ.dccemos el inmenso y desinteresado esfuerLO de los autores. que con sus
  7. 7. valiosas conuibociones permitieron concretar esta obra.De la misma fonna. es necesario extender nue~tr.:l grJlitud a Ii.., emprc~s e in~tilucioncs que de una u otrJforma han apoyado el de.~arrollo del proyecto ·Mejoramiento Genético dc Especies de Nf!f"ofllf.:II~·de IntcrésEconómico··, así como en forma muy espcci<ll <11 Fondo de Fomen1o :tl Desarrollo Cientítico y Tecnológico(FONDEF) por acoger esta propues1a y participar de su finalld1Il1ien1o. También. es necesario agradecer ¡JJUFRO, que mediante la creación del grupo lit: trabiljo 2.0K06 ha puesto de maniticsto la importalllia de 1:1colaboración científica entre los países interesados en aprovcch:Lr C.~tc importante r(l·ur,o.Numerosas personas. empresas e inslitucioncs son responsables de la m:llerialización de este libro. Imitilesserian los esfuerlOs por mencionarlas a todal>, puel> inequívocamente algunas quedarí:1Il imoluntariamentcolvidadas. A lodas cllaloo. nue...lros sinceros agrJdccimientos.Lol> editores.Marzo de 2000.
  8. 8. 1INTRODUCCIONRoberto Ipinza1INTROOUCCION.De.>dc 1m. albures de la hUI11:lnidatl el hombre ha lidiadocon la naturalc7.... tr..alandode controlarla. apaciguarla} aproH.ocharla. En pocas ocasione, ha tenido éxito y en las más ha tenido que pagar un ..ha precio. Elhombre ha reducido en calidad y camidad el capital natural. que es el "stock" que produce el flujo de 10l>recurws naturales. el bosque es uno de los capitales natumles que produce la mader.!. agua. oxígeno. vidasiheslrc y belle7.aescénica entre otros. Debido a que los bosque... eslán conformados por sere-.. vivos.lÍenenuna dinámica de desarrollo limitada por factores ontogenélicos y del ambiente en la cual nacen y cn.."Cen.Los f3clOres ambientales normalmente se reflejan en la produclhidad del Silio que afecta en formadelcrminame la e,~presión de la tasa de crecimiento del árbol. Es muy imponame conocer las relaciones decausa 1 cfc<:to que limitan el niel de apnm.:chamicntode los bosques. Los factores limitantesque delenninanlos cuJX"> dc cona porejemplo. son la tasa de crecimiento 1 la capacidad de regencf:lción de ese bosque y nola cantidad de forestales o la cantidad de ascrraderos. La lógica económica nos dice que debernos maximi7.arla productividad de los f¡KlOreS eSC:11>O~ 1 aument:lr su Ofcn:l. Esto significa que las políticas económicasdeben estar diseñadas par.¡ aurncnrar la productividad 1 cantidad del capital natural ya que este es en laactualidad un bien escaso.OOME5TICACION y MEJORAMIENTO GENETICO.l<l dome~ticación 1 mejof:l genética implic:l simplemente una secuencia repetida de selección y cru7.amientoque persigue. a tf:lés de un cambiocn la fn."l:UCllCia de genes. aumentar la proporción de individuos deseablesen las ~ucesiv:l~ gener.lcione~ de plantaciones comerciales. Se tiende a pensar que para que el mejor.lmientode los NotllOfúglls sea éxitoso. se debe disponer de mucha información sobre las frecuencias génicas quecontrolan un msgodctcnninado tal como el volumen. la rectitud o la resistencia a una enfennedad. 1lucgoaplicar la K"Oría e~tadistica de la ~lccci6n genética. Pero lamentablemente. no es el caso. el mcjor.ldor, Or. Ingeniero de Monles de la Urvversidad Politécnica de Madrid. Profesor del Instituto de SiMcunura de laUrwversiclad Austral de Chile.Ema~: maxxsOclcreuna.d
  9. 9. 2 Introduccióndesconoce la frecuencia de genes del rasgo que desea mejorar y es prob:lblc que dich:J informm,:ión no ladisponga por un largo período. Luego el mejorador para c<llTlbiar 1<1 frecuencia de genes tcnur¡¡ que utilizarel fragmentado conocimiento de la biología reproductiva de las especies de este género. la modema leoríagenética. sentido común y algo de p3cicllcia.Distintas disciplinas cienlífic3S contribuyen a 1:1 domcstic¡¡ción y mejora genética de los Nothofáxus. entreellas la e.~tadística maternátic<l contribuye en forma importante. ya que mediante ella se logra una eficienteselección de los árboles superiores. entre una gran cantidad de posibles candidatos. Mediante ella seseleccionan I;¡s familias y procedencias más adecuada... y también mediante clla se esl:lblecen los cnsayosgenéticos, estos últimos son el corazón del programa de mejora genética. Otr;¡s ciencias utilizadas son lasciencias económicas que nos ayudan a entender las fuer/.as del mercado que rcgulan la ofcrta y la demandadel capital natural, el bosque: las estrategias de mercado para valorizar el recurso y entender al cliente: laecología dc la distribución natural donde podemos evaluar 1:J Gllid:Jd Ycamidad del recurso: [a ecofisiologíade la adaptación: la ciencia de la tecnología de la madera para entender la variabilidad y la bond¡¡d delrecurso madera: la biología de la noración, herramienta fundamental para los cruzamientos controlados: laciencia de la horticultura en la injertación, y por supuesto la gcnétiCi.l cuantitativa para predecir I,ISconsecuencias de la selección,¿POR QUE MEJORAR LOS BOSQUES DE NOTHOFAGUS?¿Por qué mejorar los bosques de Nflllwjáx//,·? L.l respuesta a est¡¡ pregunt¡¡ es que la calidad es un factorlimitantc, ya que a pesar de las mejores características tecnológicas de sus maderas con relación a otrasespecies que dominan el mercado. y el interes que concitan sus crecimiento.~ y productos, todavía muchospropietarios y silvicultores no están satisfechos con su actual rendimiento y calidad. Ellos desean mejorarcar;¡cterísticas tales como: su tasa de crecimiento. la rectitud del fuste, la calid:ld de la madera y toleranciaal frío. Por lo mismo, este libro esta dirigido i los rnejoTlldores, silvicultores, propictarios, estudiantes yotras personas que estén involucrados en la domesticación como un cultivo para la producción maderera.Pero este cultivo. tiene algunos matices, ya que los NotllOfllgU.· son especies que requieren cierto grado deprotección y/o condiciones de humedad para poder desarrollarse en forma óptima, por lo que el materialmejorado debe ser utilizado como plantaciones mixtas o como enriquecimiento de bosques remanentes odegradados. Esto último, asegura que la unidad de producción sea diversificilda y cumpla además unafunción como productora de servicios ambientale.~.Los bosques de N. a/pillll y N. obliqulI ocupan en total una superJicie de 1.682.685 hectáreas. ambas especiesse encuentran en el 16,7% de dicha superficie. en 10, I% es posible encontrar N. (I/pill(/ sin N. obfiqllo. Enel 73,2 % rest¡¡nte, es posible encontrar N. ohliq//I/, sin N. {l/pilla, El 74% de todos estos bosques correspondea renovales. Los renovales pueden considerarse una situación intermedia entre un capital natural y uncapital natural cultivado, por lo tanto, además de aportar un flujo de madera también pueden aponar bienesy servicios ambientales a la sociedad. Para poder convertir a este valioso recurso en un aporte real alsistema productivo nacional es necesario reconocer dichas singularidades y diferenciar en el mercado losbienes y servicios que se pueden generar.No obstante, el largo proceso destructivo a que están siendo sometido, a través de actividades de sustitución,intervencioncs de carácter destructivo y extraetivo. corno floreo, habi litación de terrenos para uso agrícolasy g:llladero, han comprometido no sólo su cantidad sino también su calidad. Los actuales renova!cs sonbosques remanente y fragment¡¡dos, en que la restauración del potencial reproductivo y de crecimiento enmuchas ocasiones está fuertemente amcnazado, y por ende también su sustentabil idad.
  10. 10. IntroducciónESTADO DEL MEJORAMIENTO GENETlCO DE NOTHOFAGUS.Para efeclos de comparación se analiza el CSlado del mejoramiento de Nothofagus en relación conlos avances experimcntados por el mejoramiento de P¡III1S radia/a en Nueva Zelanda (Figur:l 1) YChile(Figura 2).La secuencia lecnoló~ica llevada a cabo en el primer pals ha sido: propa~ación con semilla. en una primer.!fase sin calificación genética, luego de áreas productoras de semilla. para pasar a semilla originada dehuel10s semilleros. Los huer10s :.cmilleros incrementaron paulalinamente las ganancias genélicas a medidaque los ensayos de progenie delemlinaron las mejores madres y padres productoras. EsloOriginó la silvicultur.!familiar. es decir la propagación vla semilla de los mejores cruzamientos. Debido a la siempre e..OCasasemilla que origina los cruzamientos se amplificó este malerial mediante lécnicas de propagación vegelaliva.principalmente enraizamiento de estacas. Los mejores individuos denlro de las fllmili¡¡s se propagaronvegcl:llivamCnlc y se eSI:lblecieron ensayos en distinlos silios de interés comercial y al c¡¡oo de algunosaños se determinó los mejores clones. los cuales posteriormente se masificaron a planlacioncs ya que sedisponían pmpágulos clonales de csto.~. almacenadas a bajas lemper.tlUr.ts pam manlener su juvenilid;ld.La silvicultur.t c10nal se encuentra en su fase operacional a través de la micropropagación y de laembriogenesis somálica. La biologla molecular ha permilido idenlificar los QTL(Quanlilalive Trails Locus)asociado a caraclerislicas cuamilalivas. de modo que si el car:ícler a estudiar se trasmite en forma aditiva sepodrá reali7..ar imporwmcs avances en la selección precoz. asislida mediante marcadores moleculares. Tambiénen la biología molecular ha producido imponanles avances en la Ir.!nsgencsis.MEJORA GENETlCA (APS, HUERTOS)PRClMOACIClN lEn I •SILVICULTURA CLONAL20052000Años1990 19951985DESARROLLO TECNOLOGICO198011970 1975FlguJ8 1: Desarrolo lecnol6gico de la mejora genética de Pinus radiata en Nueva Zelanda.
  11. 11. IntroducciónEn Chile. Ia~ primera" reforcl>lacionelo e inici:lron con >Cmilla "in ningún grado de mejor.! pnx:l.dcnte deuna rJIa local. El progmma de mejorJ genélica >C con>l.llid6 n-cién en 1976. medianle el nlabkcinuenlolkárea" prodUCIOr.!" de semillas y 13 selección de árbolc" plul>. Lm prinlt:ros hucnrn. C elabkderun 1978-SO. A panirde 1990. loe comenzó 3 utilizar "t"l11illa gcocli{:llnente depurJd3 de huenO" gracIa" a 13 mformaclónde Irn.en>a}o, de progenie. Esle hilO pudo dClemlinar d inidodcla l>ih icultum familiar a pamrJe 199.l Elmejor material gen..lico pnnenienlcl> de la mejore, rIladrc, dI. lo hueno dc po[ini/3Citin ahicna ..... u-.6para iniciar la sih kultum familiar. La semilla no fue ,uficiente pam cumplir con lo:. plarll.".l> de: reforel>taciónpor lo que ..... amplificó dicho malerial medianle lstaca o ··l·ulling··. Al igual que en Nuea Zelanda. lasilicuhur.J famili..r lambi..n ha eolucionado :.proH.."<:hando elm:llerial dI: lruzarnielllO l-omrnlado" de 1mmejores individuo:. y luego prop.1gado~ egel<llivamenle.Ll si[vicultum don..l SI: encuelllra en un:l fa.~e incipienle y lucalil.:lda "ólo en algunas compañia". No "e ha:lprovcchado ell fnrma más masiva los ,1dclanlUS lecnológicos de [as cmpn,:"as de Nue"a Zelanda COI11O:Tasm:lII Forcslry (micropropagación). ni de Cartel 1-1011 Harvcy (embriogene¡,is somíticas). amba" lécni{a¡,fueron de,armlladas JX)r el [nstilulO Forc¡,l:il JI: Nueva Zelanda, No Obslanll:. en la a{lualiJad t051201.lO) seha aplicado con éxilo en PillllS rllllitlla al nivel de llbor.tlOrio 1;1 embriogenl:sb. somática dc"arrullada cnconíferol de Canadá. L:l biología molecular l:11nbién:.c elll"Uelllra CII una fase e...pcrimental. ,.cndo lo másrcleante 1m c:.fuerl.O~ <."11 el cOOlfol de 13 polilla dd brolc 1!leJiante la tran~génl:,i,.L:l nw.:jorJ genélil-a de lo" NorllOjagus se::: enCul:nlrJ en u etapa inidal. por lo que una pane de Cll libro "Cha dedicadu a {alificar ~ cuantificar lo, n(·ur-.o geoclitm {-xi:.lentc.)3 que dicho unief-O. cn ept"CialIILVlCULTURA2005BIOLOGIAMOLECULAR2000Años1l11O 1l1li51115DESARROLLO TECNOLOGICO1110I1lOPf1AMIllN 11fT "Figura 2: Desarrollo t&cflOló9co de la mejOra genétICa de PIIlUS radiata en ChIle
  12. 12. Introducción 5para N. IIffJif/O y N. ohfiqllfl. con~tilu)e la ptlhlación base sohre la ¡;ual se llpli¡;:lrán los proce.~os dedomeslicación. Una visión del estado de los rccu~os es úlil y necesaria par.t :lplicar los esquemas de sclecciÓn.)a que distinta es la situ¡lción al encolllrarse con bosques nalUrales inallerados en su estnlctur¡l genélica. aencontrarse con bos(IUeS remanentes y degradados como es el caso de las especies objeto del presente libro.El enf<XJuc minero a quc sc han sometido e~tos bosques en Chile durantc los últimos 400 tillos. ha ocasionadouna im¡xmanlc erosión y frlglllclltación gcnétic¡l. con lo cual la rcst:lUr.Jd{lll y mejora de su potencial deproducci6n se h¡lce más difícil y económicamcnle más oncrOSll, a medid:l que sc relardan las acciones parasu rescale. No es de exlrañar que las inversiones necesarias sean de lal magnilud quc tengamos que endeudara las generaciones futur.ls. para minimizar los impaclos neg:ltivos sobre ellas. Si bien es cieno que no sepuede llorar sobre la leche derr:llnada. no es menos cieno que no podemos cominuar destnlyendo el capitalnatural. Yl que sólo nos han otorgado una licencia lemponll. La experiencia de los paí:>cs europeos esinequívoca y debe constituir mas que ulla señal dc alena. se debe reflejar en políticas que fomenten estebicn económico cada vez Illás escaso. El principio que debe guiar este :lccionar es que la na1Uralez:1 se 1.1conquista entendiéndola y nhedcriéndola.Con relación a las especies nativas. y en especial de los NOI/lOfaXls. su desarrollo sigue un enfoque similar:1 cU31quier program¡1 dc mejor¡¡micnlo genélico en elmunJo (Figura 3). El esfuerl.o fund:llllenwl de acopiar1:1 población base se encuentra lerminado para N. alpilla y N. olJfi(¡IIlI. mienlras para especies como N.Il/IlIIi/jo. N. r/Olllhlyi) 1../IIII"IIio .wlII/I(n·io,u esta en plcn: ejecución.El desarrollo lccnológico se initia (on la I.onforma¡;ión de áreas produclOras de semillas y la scle¡;ción deárboles plus para el establecimiento de huertos semilleros. El énfasis en los pr6ximos año~ es el eslahlecl.lrmás huenos semilleros de primera generaci6n de acuerdo a la demanda de las empresas y organizacionesforeslales. T:llnbién se deberá concrel;lr la certificación genética de la semilla pam mejor.tr la calidad de losfuturos hosqucs.La mayor diferencia tel.nológÍ(a con relación a PillllJ I"m!ia/(¡ en Chile y Nueva Zelanda es que I:.! caplurade la variabilid,ld genética en las especies Ilativas se e>lá rl.lalizando desdc el principio dd programa. Estaconsidem colect¡¡s de semillas de un gran abanico de regiones de procedencias para establecer ensayos deprogenie y procedencias. Este hilO es fundamental p:lra especies somelidaS:1 sistem:íticos nori."os o scleccióndisgénica. A panir de este mmerial se gener:lr:ín huenos de generación avanzada. mediante un enfoquesimi lar al ulilil.ado para las especie~ del género 1~lIwlypl/l, en diversas p:lnes del mundo. El euc:llipto es elque preselll:l en el .ímbi[() mundial las mayores innovaciones lecnológicas en mejora genética.El otro hito relcv:ulIe. es <Iue se inicia los eslUdios dc biologia l11olccul:lr panl determin¡lr la "verdademvariabilidad genética de las especies". a nivel del ADN. en fonml casi simultánea con el inido del prognLllla.Esto se logr:l a lr:.lvés de proyectos consnrdados con olra~ instilU(iones n:lcionales e internacionales.El enfoque de los progr:lm¡ls de mejoramielllo de especies mliv:.!s no se centraliz¡l s610 en los aspeclosrelacionados con 1:1 producción en el corto plazo. El est:tblecimiento de los cnsa)os de progenies yprocedencil. permite aplic:lr l.ln un concepto amplio ]::IS ril.nria.~ forest.ales. Y:I (lile también salvaguarda.:Icopia.) en definilia conserva la variabilid:ld genélica. La acción de conSCl"ar es una actitud muy racional),a que sin variabilidad genética no 11:1) posibilid:td de mcjora genética para hoy. ni para mañana.ESTRATEGIA DE MEJORA GENETICA.Las poblaciones naturales han evoluciorlldo sujelas a la influencia del :llllbiellle. eswlarga interacción por
  13. 13. • IntroducciónDESARROLLO TECNOLOGICOMEJORA GENETlCAPROMQAClON ser" I •2030SILVICULTURACLONAL2020Años2000 20101990198011960 1970Figura 3; Desarrollo lecnoIógico de la mejora genética os especies nativas, oon éntasis en Nothofagus. en Chile.ciento y miles lk años. ha ocasionado que comiencen a diferenciar procedencias. 1a$ cuales tienen fijadosciertas frecuencias genéticas que se manifiestan en la mayor o menor capacidad de adapcoción al ambienteen que "iven. Ellllejorador debe aprovechar el trabajo reali7ado por la naturnleZól y acopiar dicha anabilid3dpara poder incorporarla en su proceso de domesticación.El proce!>O de rncjor.1 genética se ha eSlabkcido en ¡lccionc~ de cono. mediano y largo plaLo. donde ladefinición de regiones de procedencias par,) N. (lJ,il/lI Y N. oIJliqllQ cumplen un importante papel paraordenar estos fi..Cursos genéticos. Panc fundamental del libro M: refiere a los mélodos de mejora que seestán llevando sobre e.~ta.i especies.El objclim de mejora es la obtención de madera ascrrnda. dentro de un sistema industrial o artesanal que secomplementa con el capital natural. P3r.llograr dicho objetivo. se establecen criterios de selección. dondese considera la calid:ld de las lrozas. la rectitud. el DAP. la altura. el volumen. la resistencia a plagas yenfermedades entre otTaS. Se reconoce que la semilla. es el ehículo. mediante el cual se transportan losrasgos deseables del proceso de scILeciÓn. LlI ~elllilla originllrá los árboles que llevarán la... caructerislicllsdeseable!> de todo el proceso de selección: mayor volumen de madera asermda.Las áreas pnxlucloms de semilla. son rodale~ que "C e alúan. r,c manejan para producirsemil111 genéücamenlemejorada. consllluyen el primer paso. el má~ rápido. En uno a dos años pueden originar un producto que lecambiará el nivel de pnxIucthidad a los futuros bosques de N. llipina y N. obliqua.
  14. 14. Introducción 7Los huertos semilleros. similares :llos utili1.ados en la fruticultura industrial. son obtenidos por injert:lci6nde árboles plus o sementales. seleccion:ldo medi:lJlte intensos recorridos de los bosques n:lturales. La creaci6nde huertos semilleros es también. uno de los primeros pasos para obtener semilla de alto valor genético.Después de cinco años aproximadamente de haberestablecido el huerto. la semilla se encontrará disponible.como un nuevo pnxluctoen el mercado. La productividad de los futuros bosques se incrementará:ll utilizardicha semilla.Debido a que el mejoramiento genético utiliza en este caso un proceso de selecci6n recurrente. donde seseleccionan sementales. se cruzan entre ellos. se selecciona nucvamente 1 se vuelven a cruzar 1 asísuccsivamente por varias generacioncs. El límite del escalamiento genético no se alcan7.a muy fácilmente.en especiat cuando se comienza con una selección de 300 a 400 individuos. A modo de ejemplo. en losprogramas de mejora genética del maíz. se lleva más de 50 generaciones de mejora 1 todavía se alcanzansignificativos niveles dc ganancias genética en la producción de aceite. La especie li/luS mdillltl recién estácomenzando la segunda generación 1 en la primera se obtuvo en promedio entre un 12 a 25% de g,manciaen volumen.El largo proceso de madurez de la inversión de una plantación de malerial mejorado genéticamente de N.alpillll 1 N. oblillllll. tanto en un,l pl:ll1t¡¡ción mixta o como enriquecimiento. conlleva a que se utilicen losmejores sitios para esta especie y se extremen las medidas de manejo silvicultural. No es lo mismo obtenersemilla dc un árbol cualquiera 1 viverizarlo. luego plantarlo y esperar tranquilamente en su Casa hasta elmomentO de la cosecha. puede ser que la c.iper.t sea demasiado larga. o simplemente que el propietariooriginal la no exista. Pero si es razonable tener una inersi6n por 30 a 35 años de madera de atta calidad.originada de semilla mejorada genéticamente. en donde desde el inicio de la plantación se ha establecidouna prote<.ción I¡¡teral. se ha controlado la maleza. se ha fertili1.ado para corregir deficiencias nutricionaleso para promover el crecimiemo. se ha promovido la poda nalural al manejar la competencia o se hanIl,.ali/.ado podas. Por C.<¡,IO. si la silvicullura es importante para mejorar los crecimientos y los prodUCIOS derenoakl> de NOlhofagllS. e~ muchísimo mas imporlame cuando se trabaja con material mejoradogenélicamcnte. la que la expresión máxima de las ganancias genética se alcanza cuando se minimizan laslimitamc... alllbicmales.Los grande~ pen~adores dellllejoralllienlo genético foreslal como Gene Namkoong. Rouland Burdon yTimo(hy White. entre otros. coinciden en rel"(ll1OCer que la ariabilidad genética es el recurso má... importantede que di....pone un mejorador. El dilema de aumentar las ganancias genétic¡ls a costa de una reducción de lavariabilidad no es un tema que puede ser excluido de las especies nativas de NOlhof(j¡W~. No es posibleobtener ganalH,:ias genéticas a partir de una plantación c1OlWI. o estas serán menores si partimos de unaplantación ¡,;on alto nivel de mejora. La esperanza de obtener un escalamiento en ganancias genéticls sepueden truncar ll partir de un.. base genética reducida. por cualquief:l r:lzón o motivo.Una estrategia de mejora genética el> sana cuando dispone de una amplia base genética. Una adecuadacolecta de material genético de lls regiones de procedencia que abarquen toda el área de distribución nalUmlde la!> c!>pI.,,·ic!> !> un compromi!>ü ineludible. EllIliltcrial debe ensayarse en distintas localidades par.¡ analizarsu eslabilidad. En Chile. existen pruebas ilTCfutables que los indiiduos selectos con distimas intensidadesde selección tienen una deficiencia de heterocigotos. es decir tiene una carga importante de homocigosis ypor ende de depresión endogámica. Esta ~ una pérdida o disminución en un rasgo de interés económicotales corno el crecimiento y el vigor. Este fellÓmeno afeclará en todas 1:l5 etapas del programa y debe sertenido siempre en cuenta. por lo que es necesario convertir esa debilidad en una fortaleza a través delaprovechamiento de cruces heleróicos.Por eSlO. no todo lo relacionado a la endogamia es negativo. falta mucho conocimiento sobre la dinámica
  15. 15. 8 Introducciónrcpnxluctiva de especies. en la 3clualid;¡d se ohserva una particip¡¡ción import:Ullc de los cruzamientosaleatorios pero con una creciente importancia dd cruzamiento entre parientes y de I¡¡ auto fertilización. Loque sí es ineludible, es que el malcríal genético debe ordenarse de foml:.! tal que pueda existir endogamilJdentro de la procedencia. pero nunca entre procedencia. Una cstr¡¡tcgia sana debe considerar estos aspccto.syen el futuro obtener material para los progmmas de rcforcst;¡ci6n a trdvés del cnJz<llnicnto entre procedencias,con lo que se logra romper la endogamia. El procedimiento es similar a la ohtención de hlbridos entre N.(l/pilla y N. ohfiquo que normalmente exhiben un alto grado de hctcrosis o vigor hlbrido.El material genético de las áreas productoras de semilla. el material genético de los huertos semilleros consus respectivos ensayos de progenie. el material genético de los ensayos de progenie y procedcm:i¡¡sconstituyen una parte importante de la población base, sobre la cual se reconstruirá los bosques productivos.Esto no es óbice para no potenciar la silvicultura actual de los bosques secundarios o renovales. para noreforlar las políticas de conservación de este recurso en las reservas y parques nacionales. Un programa demejoramiento genético dehc estar haciendo selecciones en forma permanente y continua. la búsqueda deárboles plus debe hacerse en bosques nalurales, de forma análoga a como el programa de mejoramientogenético de Pil1l1s radio/(¡ busca variabilidad en plantaciones no mejoradas.Un esfuerm primordial y necesario en el programa de mejora genética de mediano y largo plazo lo constituyela evaluación precoz de parámetros genéticos de aiterios de selección tales como la energía germinativa yaltura de las plántulas. entre otras. ya que [¡IS estimaciones tempranas permiten obtener valores depurados.en el sentido que han estado por menos tiempo inJ1uenciados por efectos ambientales acumulativos. de estaforma la variación expresada corresponde en mayor medida a efectos genéticos. El estudio delcomportamiento desde el inicio del desarrollo de las plántulas de las distintas familia.s y procedenciaspermite ir tomando decisiones que tienen un importante impacto en acortar la generación de mejoramientoy por lo tanto económica, Esto conlleva a una situación de riesgo versus beneficio. ya que muchos genesresponsables de un rasgo se van expresando durante la vida de un ¡írbol.Un capítulo especial esta reservado para analizar el entorno legal. económico y político de la actividadforestal en Chile. Se realil.il un di¡ífano amíl isis del papel que pueden jugar estos aspectos en la restauracióndel potenci<ll productivo de los bosques naturales y ~n especial d~ los rcn()vaJc~.APLICACIONES DE LA BIOTECNOLOGIA EN LA CONSERVACION y MEJORA GENETlCA.En el libro t<lrnbién se discute y analiza el papel de las técnicas biotecnológicas. siendo relevante c1uso dem<ln:adores para cuantificar la variación genética existente. como apoyo para el diseño de estrategias demuestreo. t<lnto en conservación de genes como en colectas de poblaciones para el mejoramiento genético.Entre otros aspectos. t<lmhién se visualiz¡lll las técnic<ls de micropropagaci61l para el aprovechamientoclonal de individuos selectos.Es necesario recordar que tanto en la conservación de recur~os genéticos como en el mejoramiento genéticoha entrado en escen<l la biOlecnología, En el Convenio sobre Diversidad Biológica lCOS) de 1992 ~edefinió 1<1 biotecnología como "toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos y organismosvivos o sus deriv<ldos para la creación o modificación de productos o procesos para usos específicos". Labiotecnologia tal como se entiende aqui abarca la aplicación del cultivo de tejidos. las técnicas inmunológicas.la genética molecular y las técnicas de AON recombillante en todas las facelils de la producción agropecuariay la ¡¡groindustria. La hintecnologia es un instrumento muy poderoso cn el desarrollo agrícol<l que ofrecegrandes posibilidades tanto positivas como negativas. La importancia de la biotecnología en el ,imbito de la
  16. 16. ·SO!JI~S;"l.;"IUOlIlO,U;"IJI";"InLUSOIU;"I!U1~:X)UO;lSIM:tnuSOl/.odlU;¡~ll;):mbOpl!;)J;)IU;"IPSO!qwl!;)Sn[l!;¡sJl!lsnfl!:>p1!dl!.:>[q!XJU/.;"IIU;)!.,!PIl~:fJlI!JIS;)mmU;l;lsJ!punjU;)(PPSOP:x!SllsOls3·S;)UO!JIl.OUlI!;)SO!qulI!.,SOl1:Op:l!1llJ:lU;lOU/.SOIJI~SO[SOpolJCS!,;)J;xpp~1Iluo!JCJ;xfol!uICJ:foJdEl·Opr:,!lotU!..o,!mu!:fmu!J.S:!(FPOpllU>lIIU:IOpl!UO!s:!40.1JI!ISJ;xppod!n!l;)13SOIl!p1.s.Jpl!p!,!PllSI:ISI:¡XJI.JISOJIS!:f;usuplm,);)pc,{u9pc:J!J!UllldC/U:Is.JUO!S!,).)PSI!IJppep!I!!.)cls;);)lucuodlU!S!!1lIPI!P~!PI:1!1SOIJCsOtpmu:>IUl!InpU9!.:ll!7!UI!:fIOIlpl!!dOJdl!I!un;)J-:>!nb:>Janblr.uO!;)nl!ISu!pl!p!,!I.)r.mm.....O.!I}U;)3OIU;)IlUllJof.)tup:>nbI;).:l.JlqCI";)O!II:<i:!:I;lUs:>oLU!II!IOd·S3NI~SOI~"~N3WO~·O.,!wguO.).S)lJ.JIU!,JISC.!II!U...J!;):x!..;¡SrJIO1!.II:dO;)!I)U;):fOIU:I!UICJnfatll.JIS.JICUO!.U:I,tJO.sopol»tlISOlr.pml0pCU!I";¡pII!IS;)j;IóXppSOIJ1!~[Il01SOIU~X9IdsOl;)IUI!JIIps!l!d;)pOI!qUI!!PU;"IOI;¡~.UI!U!J07.I:I"jS;)[I!d!.:lu~dElSO,lllO[SOlU!X9JdstJl.PJ!jJl~dIlSOlrlJjsnsVJ1~pll!:ftlIOU;l;)IO!qe[pl!ISnpU!osn;)p,(Ul}!:l1!liUI~un;):lpS:>[I!ISJJtljs;l!.xxls;¡SI!Iu3ll:J!I»U;¡3l!J(lf:llU;¡pI!UH~:fOIdOU!lSunll[[OJJt!S;¡P~!S0lt)..SI!Pl!/!I!lllI:ISU!!Jlxxll!j:l0l0U;"I:lIO!ql![:lpSJpl!P!unuodusl!10J11111jFlUJU9!:l1!.)!I",tuOP;)1SOZJJnJs;¡SOlj;.II:I![!.I!j,(S;¡pCP!I!q!..txlSl!.:lnu!,J!Iql!r.~:fOI(lU.;¡lO!qc-I·r.!Ij..npu!el;¡prJnl[n.!.I!Sr.1.CJn¡[n.!.I!Sr.[:11O,)!lyU;¡:folU:>!lUrJOf:lUlFlS;)01OIUO.[r.1OIU:lUlTUllI!untH..UO;"lr.P!pU;UU:IJ.)S:K¡:lpc"!1jlU.1ilrJof:H.u•U9!:J:mpoJIUI
  17. 17. 2IMPORTANCIA ECONOMICA DELOS BOSQUES DEN. alpina y N. obliqua.Jorge Cabrera Perramón1INTRODUCCION.La madera es uno de los productos natumlcs que más impaclO ha tenido sobre el desarrollo de la humanidaddesde sus alb()rc~ y ésta ha pr(Jcnido Ir-adit:ionalmcnIC de bosques naturales. Sólo en las últimas décadas seha comcnlado a CXlr.tef de la:. plantaciones realiLadas por el hombre. Desde un punto de "isla l,.Conórnico.puede dC("il"looC que se dispone de un capil;¡[ nalural y un capital natur31 cultivado. El primero funciona comoun .....tock·· que produce un nujo de bienes y servicios ambientales. aponando hábitat para la vida silveslrey pre.Crv;)ndo la biodicrsidad. El segundo. provee un conjunto de 1ll;llcriil~ primas que abastece la industriay prOlcgc el medio natural. Ambos capilalcs son complementarios para el hombre y resulla una miopíatratarlos (Omo elementos antagónicos. Entre ambos eXlremos surge un capilal nalural internledio. losrcno"ale~. que por su homogeneidad rclalh:I. su pOlencial silÍf,;ola y su l>usceplibilidad a ser enriquecidoscon malc:rial mc:jor..do !!enélicarncnlc. puc..lIe ofenar un flujo de rnalcrias primas de :lllo alor e innumerablesservicios :ullbientalcs.En el>le contexto, el presente capílulolienc como objetivo rcaliz¡lr un análisis sinlclizado de 1:1 c..Conomf:1 dee.tc recurso y. al mismo tiempo. pro!>pc~lar lal> fuerlas reales y potenci;¡tes que pueden g¡lIill;¡r p;¡r;¡ <Iue elflujo produ(.·livo lenga alorc~ dc Illerc:ldo t¡llcl>. <Iue pcnnilan un des:lmll1o regional.DEMANDA MUNDIAL Y NECESIDADES DE MADERA.Los fore~lalcs y la!> personas relacionada!> all>CclOr forestallienen, más que nadie. mirar pcrmancntcrnenleal fuluro. par.! poder inferir lal> nucvas IKCcl>idades de la población por produclus que gcnem el buMiue.De a~uenlo con los estudios de disponibilidad fUlura de madera del país (INFOR, 1999). cxislir.in importanlcssaltkh. ~uyo <k:slinu nc..-cc!>ariamenlc !:rá 1;1 exponación. dado c1IX:qucño l::amaño del merc::ado o::aciona!. Enesla aCliidad. se sabe de la cxilOsa };e~1i6n de exponación del St."Clor, la que se refleja en lrayeclOrias demontOS exponados cn.-cientcl>, como por ejemplo las lau..~ de aumenlo en cuanto a firmas exponadoras,Ingeniero FOfeslaJ. M.Sc. Direc10f de la Sede X· Región dellnstiluto Forestal. Casilla 385, VaIdMa. Chile.E·mail; jcabreraOlnlor.cl
  18. 18. 12tipos de productos y países de destino.Importancia Económica de los BosquesPor lo t¡mlO, dado que el tiempo futuro y el mercado exterior son los elementos rclc"a11lcs para Chile. seprescl11<l un esbozo de [as tendencias mundiales forestales. para ¡lvcriguar qué pas¡lr¡i con el consumo yproducción mundial de madera y así inferir si es recomendable seguir generando nuevos nujos madererosen unos mios mis.ELEMENTOS DE DEMANDA.A la fecha, más o menos 1.500 millones de metros cúbicos de madera se corlan anualmente en el mundopara uso industrial y otra cantidad similar se consume como leña par,! combustihle, Este consumo presentauna trayectoria creciente. duplidndosc en los últimos cillcucnw años.La razón principal que explica c1lrecimicnlo del consumo d~ madera en d mundo es la ~xistCncia de unatasa de natalidad nel:l positiva.El crecimicllto neto dc la población son tres personas por segundo y d consumo perdpita de madlra es 0.7metros cúbicos al año. Es decir. la demanda de madera está creciendo a dos metros cúbicos por segundo. 10que equivale a 64 millones de metros cúbicos al :lño. Para abastecer 64 millones de mclros cubicos por aiio.se requieren dd ord~n de tres millones de hectáreas anualmeme. pero no plantadas con cualquier especie.sino con aquellas de rápido crecirniemo y de calidad. porque para producir 64 millones de metros cúbicos alaño. r~slllla imprescim.lible que los tres millones de hectár~¡¡s generen un crecimiento de al menos 20metros cúbicos por hectárt:¡l ¡¡I año.El segundo factor que explica d i1Ullle11l0 dd consumo de la madera. es lo que se puede denominar d PGB.es d("("ir. el desarrollo económico de los países. En la medida que cada país se hace 1Jl¡ís rico o más desarrollado-tendencia mundial-. el consumo general crece. Esto se rellej¡¡ bien en el coeficiente de consumo perdpitaque también tiene una trayectoria creciente en las última.s décadas. Es imponalllc (:onsign;¡r que este mayorconsumo se ha conccntrado en d rubro de los papeles. donde cada vez aumenta la producción y el consumo.y. por otro lado. se incorJXlran nucvos productos de gran aceptación o eliciencia. por 10 t¡mto muy atractivosal consumidor. Aquí ~e cuentan prin(ipall1lcllte 1m de uso familiar. corno paflUelos de p:pel. pañales.servitletils. toallas higiéllic¡ls. sábanas y t:iertus artículos de ropa interior desechable. entre otros.Un ejemplo típico p:¡r; poder dimensionar el gran crecimiento futuro de In demanda. es pensar en lo quesucedcrá cuando China posea niveles dc ingreso percápita superiores y los mil millone~ dc h¡¡bitantes conque cuenta puedan consumir t(xla la gama de pnxlu(·tos.ELEMENTOS DE CAMBIO TECNOLOGICO.El cambio tecnológico cs otro factor que afeela y podría en cierta forma frenar la tasa dc crecimiento delconsumo de madera. Entre ellos. los trcs clementos más importantes de desta{ar son lo~ siguientcs:Lit suslitución por partc de los materiales petroquímicos ",omo los pl¡ístlcos. que clllran al mercado enfonlla muy imcnsa el ¡Ino 1970- recmplazando a muchos productos de madcra. Entre ellos c~tá. por ejemplo.el polictileno. producto de lIluy buen:l calidad en el campo de los empaques y embalajes. No obstantc.actualmente existe una cndent:ia a volvcr a lo natural. espc{ialmcllIc en los países 1Il.ís desarroll;ldos.donde. a modo de ejemplo. la ~el1te cst.í solicitando envoltorios hiodcgradable~. c.,igiendo papeles cn las
  19. 19. Importancia Económica de 108 Bosquesáreas de con~umo mal>ivo (como en ~upi..rrneT(:ados).13CONSUMO OE PAPEL ENEL OESTE DE EUROPAOtro elemento de cambio tccnológico imponante es la electrónica. que. con la llegada de computador.ls.cOrTCO~ e1cctrónicm y toda la modernidad de la~ comunicacioncs. se pensaba Ixtjaría el consumo de papel.Pero la realidad m~~traque no ha ocurrido así hasta el momento. La ineneión de la mdioen la década del50: de las gmndes computadoms en 1965: de la TV a color a fine.. de los 70: la TV por cable y los Pe en losSO, y luego el CO h:ompact disc) y la Illlernct recientemente. no ha logmdo frenar la tasa de crecimienlodelcon~UIllOde papeles. la cual se m:llltiene en crecimiento (Evergrccn. 1997).INFOR1.,1/1.1.. ""..".1w_"";W r--------------------,-30+----------"""""__-20+-----,.---;;:=--o,.~...;;;;---;;t;;:----::"t,,=---c,,:t:.o,-------:,~...=----R/IlIfT1: "OIIf.• P8pet de nc:riblr 8 lmpr~o P" 68dlwloFigura 1: Consumo de papel en el oeste de Europa.Se puede decir, por lo t;mto. que ni el ~eltllr ue empa4ues ni la c1ec1róni~¡1 han disminuido los rC(IUerimientosde consumo de madera. Al contrario, se oh~erv¡¡ ulla tendencia creciente a consumir producto.~sobre la b:lscde fibTil~ nalUraks biodegmdables en vel. de otros productos que ocasionan danos ambientales.El tercer elemell10 de cambio tecnológico e. el in1en1u de [a~ fábricas de p¡lpcl por sustituir COl1l0 materiaprima a la maOcm en trozas. por papel usado o por libms anualc¡" Respecto al papel de desecho. éste haregistrado un fucne aecirniento de consumo. no obstante ya ha llegado a los lírniles pemlisibles de reciclajey no se e..pcT:ln nuevos incrementol>. Por otro J..do. la¡, ribm¡, derÍada~ de los cullivos anuales están lejos.,a pesar de muchos inlentos. de i>Cr un buen sustituto de la madera. Ello. debido a la gmn densidad (Kglm )de esta última en compar.lción con cualquicr vegetal anual.OFERTA DE RECURSOS.Lo más importante a destacar con relación a la disponibilidad de Tl-Cursos boscosos. es que la principalfucntede ~ulllini¡,trodematerias prima.. en el mundo son los bosques nalivos y como fuente secundaria y de
  20. 20. 14 Importancia Económica de los Bosquesbajo abastecimiento par.¡ [as industrias figuran las plantaciones. con porcentajes que v,lrían entre 7.5% y9%, según lo revelan los últimos estudios (FAQ 1997. 1999).Es decir, prácticamente todas [as maderas que se consumen en el mundo provienen de bosques ",nivos. Lapregunta entonces es qué está sucediendo con estos bosques. La respuesta es conocida: existen fuertespresiones de regulación de los bosques natur:lles con el fin de bajar su función productora de madera yaumentar el de los servicios ambientales. aspecto que el públ ica en general consiente positivamente.Son conocidos los casos como el del noroeste de los Estados Unidos. donde se cerró una extensa áreaboscosa para proteger a la lechuza moleada. Así también. han aumentado las áreas destinadas a parquesnacionales y reservas de la naturaleza. donde se prohiben las actividades extractivas en beneficio de loecológico. Muchos países imponen restricciones a los sistem.s de cosecha. al tamaño de las explotacionesya los volúmenes máximos que pueden extraerse. En resumen. existe una restricción a la orena y. por ende.menos bosques están disponibles para generar productos madereros.BALANCE OFERTA-DEMANDA.Como quedó establecido en puntos anteriores. existe una demanda creciente y una oferta productivadecreciente. La consecuencia económica si la demanda aument:l y la oferta se restringe es el incremento delos precios de la madera. Hay varios efectos indirectos de este hecho. Por un lado. significa que podría serrentable cosechar áreas de bosques que hoy están dedicadas a cumplir otras funciolles. lu que presionaríanuevamente a cierto grado de destrucción. No obstante, el principal efecto del aumento del precio es quecomienzan las sustituciones. En vez de hacer la viga de madera se va a hacer de concreto. hormigón. aceroo ladrillo: se reemplazarán papeles por plásticos. etc., yeso tendrá un efecto muy imponallle en un asuntoque se puede denominar de la globalidad del mundo.Corno consecuencia de la sustitución. se empiez¡¡ a usar otros materiales reemplazando a la madera. cuyosprocesos industriales son grandes empleadores de energía y emisores de C02. Este hecho marca una tendenciaque agrava los problemas que se relacionan con el efecto invermldero o calentamiento de la Tierra.Al subir la temperatura de 1:. Tiefr<.l. aumentan los deshielos y con éstos las inundaciones. las cuales eliminanextensas áreas. principalmente agrícolas. con el tremendo perjuicio que significa para las economías de lospaíses. También aumenta la desenificaci6n. con las mismas graves consecuencias. Pero el mayor problemaque puede significar el calentamiento de la tierra para la vida humana. animal O de las plantas no es siquierasospechado.Por otra parte. este tema ha despenado una reilcción políticl como nunca antes freme a un problema decarácter ambiental. Después de desarrollarse dos cumbres iXllíticas mundiales. se detenJlinó la necesidadde reducir en poco tiempo a cero las emisiones de ciertas sustancias y mantener las emisiones de C02 alnivel del año 1990. Esto último significa que, además de que no debe aumentar el uso de combustiblesfósiles en todo el mundo. debe haber una reducción considerable en los países ahamente industrializados(principales causantes del problema) para permitir un uso creciente a aquellos menos desarrollados.En este sentido. el sector forestal y lo.~ silvicultores pueden hacer un gran aporte. Por un lado. los bosquesy plamaciones juegan un importante papel como sumideros de CO) y. al mismo tiempo. pueden generarproductos alternativos pam reemplazo de aquellos muy contaminantes. Este es qui7.áS el motivo más relevantepor el cual la forestación y el manejo de los bosques puede ayudar al mundo.
  21. 21. Importancia Económica de los BosquesMAGNITUD DEL RECURSO RENOVALES (OFERTA).MAGNITUO DEL RECURSO."----~.Como se presenla en cxten~o en el capítulo Dcsnilx:ión de los B01>ques de N. a/pilla y N. obliqlUl. en el paísexislen casi 3.6 millone~ de hectáre;l~ de renovale!> de bosque nativo (1.2 millones con presencia de N.o/pillo y N. ofJliqlfa). cifra que rellej<l la cnormc magnitud de superficie de este recurso (Figura 2). ubicándosecomo c11>cgundo recur!>u nalural de illlponllllli¡¡ después dcllx)1>(jue nativo adulto. y con una participaciónde más del doble que las plantaciones de 1;1111$ rlll!ialll. bosque plant;ldo sobre el cual se ba~a cl90% de laeconomía forestal chilena.E.~tos bosques jó·enes. lc)(:alil.ados a lo ancho y largo del país. presentan diferentes características en cuantoa edad. composición de especies. "olumetría y crecimiento. gr.tdos de cobertura y estado ecológico. Ia.~cuales en conjunto detemlinan la función principal de producción de madera o servicios ambientales. oambos. E.~ decir. aquí exi!lc una fuente de bicne1> y serlicios di"ersos y de gr.tn magnitud. muchos de loscuales tienen ya importames valores en el mercado.SUPERFICIE NACIONAL DE BOSQUES15.637.233 h.--S.N5.7"""-->r ...._1lIiJ",...>J, =--""Figura 2: SUflCrlj(.C Nac~m;¡llic BQ,.qlll:s. Fuentc: CONAF-CüNAMA. 1999.LOCALlZACION DEL POTENCIAL.La oferta de rcnOalc, 1>C concentr.t g(ográficarncnle en la1> regiones X y XI (51.6;f.). Las regiones delMaule y de la Araucania también poseen exten!>iones eonsiderdbles. con una participación de 15.0% y12.5k-. respecti·amentc.Por otra parte. los renovale! se clasifican por cobertura como denso. con más de un 75% de cobertura; semi·denso. entre 50-70% de coberturd: y abierto. entre 15-50% de cobertUrd. De acuerdo a eslO. la mayoría delos renovales pertenecen a la cale!!oría semi·denso. con un 42.7%. Le !>iguen en importancia la calegoríadenso. con un 34.8%, y en calegoría abicrto. un 22.5%. Claramente. hacia la zona sur del país los renovales~ van haciendo más dens()!. ESI;1 caracleríslic:l determina en forma importante la aptilud producti:l de losrcnovales, y¡¡ que aquellos más densos concenlran los mayores volúmenes de madem y las condiciones másadccuadas para somelerlos a lllejor;UnierllO vfa intervenciones silvicullurales.
  22. 22. Importancia Económica de los BosquesTomando en con~i(knH:ión e~lo~ Jo~ ekl1lenlll~ h;ísie(l~ de lal1laiio y l·ohcnura. los 1Il;lyorcs y mejoresrellovaks l encuenlran en la X y XI regiotll" del paí,. y en ~egllndo lugar elán h" de la VIII y IX rl·gione~.FLUJO PRODUCTIVO.Los renov;llcs pueden gener;lr un flujo impnnanlc dl madera. que puede ser la maleria prima de procesosilldustriak~.P;lra verificar -aunque leórilalllente- este hecho, a continuación ~e han: un;] estimalión de la magnitud de1;1 c:lntidad d..:: m;lder¡l anual 4u,,:: pUlde exlra..::rs( de .:sil: hO~4ue. manh:niemlo la. nmdiciorlt.s deU~h:nwhilid:uJ, El ml!lodo de dkulo involul"fa el u.O dd coefilienle lk incn:rncnto medio anual de lo~diferenles rellovales aplie,ldo a 1;] superficie IOlal. Los eodiciente que se utili/.aron son conservadores,ya que consideran una situación sin manejo, ln 4ue el dalO lIledin, ponderado por la supo.:rticie, l" de 3.l)mlha/año. con t1uelllacione~ entre 3.5 rn/h¡¡J¡lllO en un renl)al ahicnll y 5.5 m/haJ¡lllo en un rcnovaldenso.CUADRO 1FLUJO ANUAL DE MADERA DE RENOVALES (m/AÑO).USO I 11 111 IV V RM VI VIIRenoval Denso O O O O 24.233 40.934 128.783 694.184Renoval $emidenso O O O 4.945 142.064 97.379 123.022 391.455Renoval Abierto 10.950 O O 823 167.406 195.680 154.550 177.281TOTAL 10.950 O O 5.767 333.703 333.993 406.355 1.262.920USO VIII IX X XI XII TOTALRenovar Denso 1.019.533 1.076.927 1.718.519 836.933 175.169 5.715.213Renoval Semidenso 826.859 974.613 2.501.212 1.800.436 134.207 6.768.807Renoval Abierto 343.474 264.238 684.502 755.678 55.749 2.810.330TOTAL 2.189.866 2.315.778 4.904.233 3.393.046 365.125 15.294.350Considcrand¡) que pi.Jr algún 11l1Iliv(l-prtllen:ión. ll~O pai~;Ljíslico, condilillllCS de illfrae~lrtKlura y IltrllS-un tercio de la supcrlide quede fuera corno fUenle de rel·ursos. 1,1 ofcrt,l fí~it·;] de madcra akanza ,1 l¡)~ 10millones dc m por año, tlujo de materia prim¡l tk IIn valor en pie dl no meno~ de 150 millonc~ de d¡ílarcs.Dicha cantill:ld es suficiente para aba~teler loda 1,1 indu.lri:1 chilena ;¡cllIal de tableros y la mitad de los1.500 ascrr;lderos del país.Si esle tlujo de mada;1 se lograra realizar económicamente, exblirí:1 aquí un,. fuellle potenci¡¡1 del paí, parainvcrsi6n. pwducciún. empico y cxportat:ión a e,cala rcievanll para d dl~sarrllll(l regional. Aún ,i lIC
  23. 23. Importancia Económica de los Bosques 17consideran solamenle los rcnovalcs de roble·raulí de la X Región. se tiene un nujo de casi 1 millones de manuale~. cantidad que pennitiria duplicar toda la industria aclUal de la X Región. compuesta por fábricas detablenh y chapas. astillas. aserrdderos y exportación de trozas.Comoquiera que iC analice este pOIencial. aquíexiste un recUn¡() natur.i1 disponible. en crecimienlo. reno·..blcy de escala perfectamente comercial.VENTAJAS ECONOMICAS DE LA ESTRUCTURA DE LOS RENOVALES.La tendeocia productiva rnundi:ll se caracteriza por abandonar la extracción de recursos renovables desdelas fuentes naturales y. a cambio de ellas. rccmplazarlas por cultivos. 1..<1 explicación es primeramentee¡;onÓmi¡;a. pero hoy se ha sumado un fuertc componente medioambientil1.En el caso de los bosques llativm adultos chilenos. sus condiciones se muestran disminuidas en los diversosaspectos que conforman su ámbito económico productivo. como por ejemplo. escasez de especies valiosa.~-lo que implica un menor valor comercial de sus productos-o falta de infraestruclUm y lejanía de los centrosde consumo. lo que implica altos costos de manejo y cxtracción: lento crecimiento y altas tasas de interés.que resulta en baja rentabilidad del negocio. y. por otro lado. <:omidcrdciones yregulaciones de tipo ambientalque restringen y limitan las operaciones productivas. encareciendo el proceso de pnxlucción. Este lipo debosque podr.:í adquirir valor nuevamente una ez que existan expresiones de mercado más relevantes paraJos innurnembles senicios y ganancias ecológicas que éste gener..l. aspecto que sólo cabe espemr en unfuturo m:L bien de largo plazo. Mientr..ls esto no suceda. la ofena de madera naliva seguirá declinando.aunque es posible esperar que el bosque cambie su objelio productivo: de produclos a senicios ambientales.Lo anterior ha dado un paso exitoso al rubro "Plantaciones foreslales··.lal> cuales logran rápidos crecimientosy pueden ~r manipuladas perfeclamente por el hombre. desde el control de la localización -donde esimponante la selección de las condiciones de c1ima·suelo-vuelo-mercado-. decisión sobre la especie apta aesas condiciones particulares. facilidad par.lmcjora genética y rotaciones cortas o de r-ípido crecimiento.Igualmentc. con manejo se tiene "1 "cntaj¡1 de concentrar mejores volúmenes por unidad de superficie. conla con~iguiente ventaja de generar productos homogéneos y con cllo ;lprovechar mejor las economías deescala de la producción. cosecha y cürllcró,lli1-acióll de la madera. Este lipo de cultivo será la ofena. aúnhoy minoritari¡l. que p¡lsaría a dominar el creciente mercado de la mader;¡ cn cl mundo. No obstilnte, existenfuencs criticas a este tipo de rubro. las que se concentran en los problemas asociados al monocultivo y a la.~exigencias ecológicas con respecto del posible deterioro del suelo. consumo de agua y disminución de labiodiversidad. asuntos que si bien podrían no tener aún fundmncnto científico. generan en los consumidoresrcactionel> variadal> del>de indiferencia ha!>ta rechazo.En medio de estos dos tipos de rccurso forestal se encuentran los renovales. los que en buena fomla puedenasumir eficientemente las "entajas de ambos y aminordr las desventajas.Recientes estudios de presligiadas inSlituciones de orden mundial han señalado cuáles son las tresinl1Qacioocs tecnológicas relevantes. necesarias para gener.1I la madera que el mundo requiere en (.ondiciooeseconómical> y sustentables. y el tipo de recun.o n¡lturdl más apropiado para ello. Una l>íntel>1s dc Cl>tosplanteamientos se indican a continuación.Las nuevas lecnologias de cOSLt:ha de bosques se han desarrollado para hacer frente a las crecientesdificultades de acceso a los bosques n:lturales y de tr..lnsporte de sus pnxlUCIOS. con lo cual sólo han logradomalllener constantes los (ostOl> unitarios y no bajarlol>. No obstante. sr se han conseguido fuertes impaclos
  24. 24. 18 Importancia Económica de los Bosquesde disminución de COSIOS de producción en las plunlaciones y bosques homogéneos. alliempo de cumpliralias estándares de prOlecci6n ambiental.Una segunda innovación es el desarrollo de tecnologías ¡¡ilvkotas y de mejor:llnicnto gcnélil"O. quehan logrado aumemos significativos en la productividad del suelo forcst<ll. Programas de este tipo hanalcanzado incrementos de sobre un 40% en rcrursos homogéneos y de rápido crecimiento como lasplantaciones.La tercera gmn innovación en las últimas década... se refiere a los eSlándarc.<¡ ambientales --exigidos por lasociedad-o que deben satisfacer las aClhidadcs de producción forestal. Entre ellos. la mantención de ladiversidad. la conservación del suelo y los rcculYJS hídricos. así como respecto del paisaje. Estos nueosestándares significan en la práctica que más superficie de bosquc... naturales continuará siendo destinada afines diferentes al de producción maderera.El impacto económico de estos factores tecnológicos significa. en concreto. que sólo las plantacionesfore...tales o algún recurso natural "similar" serían capaces de satisfacer los mayores requerimientos mundialesde productos forestales que se proyectan para las próximas décadas.Tomando en cuenta estas proyecciones. cabe aceptar que el bosque nativo adulto está destinado -porrazones económicas y lImbientales- tl cumplir un rol mayormente orientado a proporcionar servicioslImbientales a la sociedad. Así también. las plamtlciones forestales prcsClll:lrían la mejor opción económicapara producir la madera que necesitará la humanidad.No obstante. los renoalcs. que se posicionan en una situación intennedia --debido a que son un recursonativo apreciado por la sociedad por su diversidad y bclle7.a y por poseercaractcrísticas de homogeneidady rápido crecimiento. quc son las condiciones deseadas en el proceso productivo- podrían tener la opciónde "especializarse" eficientemente en un rol ambiental o productivo maderero.CARACTERISTICAS ECDNDMICAS DE LA MADERA DE RENDVALES.CALIDAD DE LA MADERA.Las uptitudes cualitativas y de uso de las maderas tienen dependcncia dircct:l de sus propiedades físico-mecánicas. las que en definitiva detenninan su valor. En el mercado dc las madcras, como en prácticamentetodos los productos. este principio ha opemdo por siempre.Una sinteti7.ada interpretación de las propiedades es la siguiente:La madera de renoval. del tipo N. alpina. es una madera latifoliada liviana. blanda. con mediana resistenciacuando trabaja como viga sometida tanto a cargas de duración prolongada como a cargas instantáneas. peroque resiste bien los ch<x:¡ues violentos, medianamente resistente a las cargas aplicadas en dirección paralelaa las fibras de la madera y con pequena resistencia al rajamiento.Estas caraclerísticas expresan que: la madera de renoval. es fácilmente trabajable a mano Oen máquina. esrecomendable como madcra industri:ll para la construcción. mueblcs y viviendas varias. y para carpinteríaen general; que puede resistir choques violentos y vibraciones (vagones. embalajes) y que se mja con cienafacilidad. por lo que se deberá tener especial cuidado cuando se la une con clavos u otros clementos punzantes(Pérez. 1983; Carabias, 1975).
  25. 25. Importancia Económica de los BosquesCOMPARACIONES.19La madera de N. alpina de renoval es liviana y blanda al igual que el N. afpifUl de bosque adulto. Ambos sondefinidos como madera industrial. tienen resistencia a la flexión y tenacidad similares, tienen igualcomportamiento en pilares y columnas y sólo la debilidad de rajarse es superior en renovales.Los expertos usan el agrupamiento según resistencia, como una de las fonnas para manifestarse respecto acalidades. De acuerdo a este criterio existen cinco grupos, ubicándose a la madera de renoval de N. a/pifUlen el grupo intennedio, por lo que es superior a especies como canelo (Drimys winleri). ciprés (Cupressusspp.), olivillo (Mxtoxicon punclalum), lenga (Nothofagus pumilio). lepa (Laure/ia philippiaJUl), pino oregÓll(Puudotsugo menziesii) y muy superior a Pinus radiata y álamo (Popu/us spp.) (Pérez. 1983).Comparándola con Pinus radiata. la madera de N. alpina de renoval es más densa y más dura. en generalcon mayor tenacidad. Pero ambas se clasifican en uso industrial. tienen comportamiemo similar en pilaresy pies derechos, y son medianameme laminables.En sfmesis, del análisis de los diferentes valores y agrupamientos de la madera que existen en la bibliografía.se cuentan hechos que llaman poderosameme la atención. Consignando que no se lienen todos los datospara emitir un juicio totalmente fundamentado. es posible señalar con cierta confiabilidad que. en general.las maderas de renovales tienen propiedades similares a las maderas de bosques maduros comparando lasmismas especies, y son superiores a las del Pinus radiata. A pesar de esta realidad. no se observa en elmercado una valorización de este hecho que pudiera ejercer una preferencia. Al contrario, las maderas dePinus radiata siguen sustituyendo a las maderas nativas en general. La no-existencia de una demandaindustrial importante por maderas de renovales genera una condición de precios bajos que repercute en elresultado del negocio actual.Esta contrddicción podria explicarse por el lado del funcionamiento del mercado y no por la calidad intrinsecade 1:1 madera. ya que en esta situación influyen la infonnación y las dificultades de obtener un flujo deabastecimiento continuo y de calidad, aspecto al que se volverá en el apartado siguiente.PRECIOS DE LA MADERA.Las caracterfsticas generales de precios de la madera de renovales se resumen en pocos elementos: trayectoriade no aumento; monto similar o algo superior a Pinus radiata y tepa (Laure/ia philippiofUl), y los más bajosentre las especies nativas (iNFOR. 1999).Como se puede observar en el cuadro 2. la madera de renovales no ha alcanzado buenos precios ni tampocose ve una tendencia a mejorar. Como troza pulpable muestra los precios más bajos. Las bUzas para chapasson valoradas al precio del Pinus radiata. En el área aserrable, la madera de renovales tiene superioridad alPinus radiara, pero no a otras nativas.Otro elemento de interés a tener en cuenta. especialmente a la hora de definir los objetivos de produccióndel recurso, es la relación de precios de los tres tipos de trozas, la cual es prácticamente 1:2:3 a favor de lasmaderas más gruesas.La estadfstica de precios del INFOR no muestra series completas para la madera de N. ob/iquo o N. alpifUlde bosques adultos, pero los datos ocasionales que se registran indican que éstas más que duplican losprecios de las mismas especies, pero de renovales.
  26. 26. 20 Importancia Económica de los BosquesCUADRO 2PRECIO NOMINAL OE PROOUCTOS DE MADERAS DE RENOVALES (1) Y OTRAS (SIM)VALDIVIA. X REGION, PUESTO EN PLANTA.PRODUCTO ESPECIE 1995 1996 1997 1998 1999Trozas pulpables Pino 14.900 11250 12.200 11.(0) 9.500Nativas 12.700 10.200 10.200 10.000 10.000Eucalipto 26.500 24.000 26.000 26.000 27.000Trozas aserrables Pino 19.033 19.250 17.600 19.800 18.700Roble hualle 22.200 22.000 22.000 22.000 22.000Tepa 21.120 18.847 20.310 20.570 22.440Coihue 31.900 31.900 27.500 30.800 28.600Trozas para chapas Pino 28.233 28.600 28.600 26.400 26.400Roolehualle 28.233 29.150 30.800 26.400Madera Aserrada Pino 50.880 50.880 50.880 50.880 50.880Roble hualle 50.286 67.840 89.040 67.840 67.840Topa 93.704 67.840 67.840Coihue 87.980 97.096 126.352 126.352 126.352Fuente: INFOR. 1999.(1) En estas series de datos. la denonWlaci6n roble hualle COfresponde a roble de renovales e incluye la mayoria delas ye<:es, a otras espeoes como rau/I y ccihue.Con relación a precios de exponación. los registros de aduana no esp..Cifican 101 procedencia dd tipo derecurso de las especies. por lo que no es posible identificar productos a p:lnir de madcrulo de renoalc~.Esta silu:ldón de precios en un contexto l;Cncr:llla explican I;IS condiciones macroccon6micas. pero. cn 10particular y cn términos rclativos. la posici6n del precio de la madem de rellovales tendría que verfundamcntalmente con la proximidad de un sustitUlo -casi pcrfCl:to- (seglín el grado de conocimientoactual dc los consumidorcs) l1amldo Pillll.f radia/a y que logra colocarse en el mcrcado en call1idadcsimportantes. con buena present3ción y a bajos precio.~.Según lo descrito hasta aquí. la lIlader..l dc renovalcs podría tcner mayor valor. pero dcberá superar lasbarreras dcl nujo continuo. una presentación mcjorada (mejor forma. mcjores diámctros. mcnos nudos.etc.) y el uso dc una tecnología de producción más modcrna. quc mejore los productos finales y la condiciónde costos.MERCADO Y EL NEGOCIO.RENTABILIDAD DE PRODUCIR MADERA EN PIE DE RENOVALES.Los datos conocidos sobre la rentabilidad del negocio de incrtir en rcnovalcs para producir madera cn picno se compadecen con cl nivel de actividad quc cn la práctica ocurre. Lls cifras bibliográfitas indican
  27. 27. Importancia Económica de los Bosques 21valores de la lasa interna de relOrno para siluaciones de renovales de Not/wfllgllS "representalivos" de entre12ll- y l6lk. es decir. tasas muy atr.letivas. leniendo en cuenta además que éstas son inversiones de medianoa largo pla70.La explicaci6n Cl<o que estol<o cálculos <¡Qn "con proyecto". es (kcir. consideran la intervención de técnicasmodernas de manejo que llevan a lograr mayores crecimientos y una mejor calidad de los productos finales.aspecto que la mayoría dc los propiclarios de renovales no reconocen.El nujo del procc!>o productiO se inicia con un recurso que ya tiene al menos unos 40 años y que puedetener dhcrsos gmdos de eobenura (o intcrvcm::i6n). Esle recurso hoy tiene un valor comercial quc. engeneral. se asimila a un v¡llor de liquidación. o sea. el volumen aClual multiplicado por el precio de lamadera actual. el que en la mayoría de los cusos corresponde al de la madera pulpable. Es decir, el mercadono reconoce y no valor¡ por lamo el potcncial de crccimiento de este recurso. Con un volumcn inicial deunos 200 ¡l JOO mfha. el valor de mcrc3do de la hectárea no super:l los US$ 1.000. valor (Iue incluye elvuelo y el c¡l.~co. ya quc. debido a que esle bosque no puede ser sustituido por otro cultivo. el suelo por sísolo no tiene valor.Si el renoval está junto a un río imponante, lago o costa. su valor está definido por su belleza paisajíslica. encuyo caso su precio será no menos de una!> 10 veces mayor a aquel situado interionnente. Por el contrario.para un renovallocalizado en zonas de reSCfa o de protección. su precio de mercado es cercano a cero.Las intervenciones silvícola para mejorar el renoval son. normalmeme. el raleo con la marcación de losárboles fUluros y la poda del árbol hasta unos cuatro metros. Un renoval de eSIa... características necesitauno!> tres raleos y dos podas. Los micos son comerciales en la medida que tengan un centro de demandacercano. El COSto del raleo bordea los USS 9/m y cabe eXlraer unos 50. 80 Y150 m/ha en cada inlencnción.respcclivamenle. El costo de cada poda es del orden de los USS 501ha, Finalmente. luego de transcurridosunos JO a 40 años. se cosechan unos 300 m/ha a un costo de unos USS 131m.El ingreso final está confornlado por la cona selectiva de unos 120 mI para chapas: 120 mJ aserrables y 60m) para pulpa. por lo que podría esperarse un aloren pie de 50.25 y 10 USSlmJ para cada tipo de trola. entOlal USS 9.6OOIha, Esto es el negocio de 12% a 16% de rentabilidad.Nótese que fciilmenle existe en Chile un mercado para todo tipo de trOlas. pulpables. aserrables y parachapas. También debe considerarse como una oportunidad favorable para los renovales y el bo.~que nativoen general. la existencia de la industria de aslillas. cuyo poder comprador ayuda al financiamiento de losraleos que permilen mejorar el recurso boscoso.Terminado este primer ciclo. queda un rcmunente boscoso (valor residual) con el cual se inicia un nuevociclo. el que puede ser adelantado y mejorado mediante la práctica del enriquecimienlo o plantación alinterior del bosque. Esla posibilidad es una técnica de suma importancia, ya que a través de la plantación sepuede introducir la misma especie pero ITlcjorJda genéticamente. la que en su mismo hábital deberá produciren menos liempo (menorcostode capital). mejor madera y mejor composición de produclos finales (mayoresingresos).Todos eslos datos sifen para tener un orden de magnitud del negocio. La especial nalUraleza de este recurso.interna y externa. hace que las condiciones sean múltiples. por lo que la verdad del negocio en panicularsólo puede dimensionarse para cada caso específico. No obstante esto. no cabe dudas que al menosleóricamente el manejo silvícola hace rentable la producción de madero de un renoval. Si el manejo scacompaña con mejora genélica. la produclÍidad económica se incrementa suslancialmente. como queda
  28. 28. 22 Importancia Económica de los Bosquesdemostrado por su incursión histórica en c<lsi todos los rubros agrícolas y en varias especies forestales.LIMITACIONES DEL RECURSO Y DE SU MADERA.La situación actual de los rcnovalcs se c<lractenza por un estado natuml "sin acción". creciendo en condicione.~libres y sometidos;l extr¡¡cciones de floreo en desmedro del bosque residual yde su potencial. Tampoco hansido sometidos a programas de introducción de árboles genéticameme mejor;Ldos, Por tal razón, su Cfl.Cimientoes lento y su.~ productos no ;¡1c;¡nzan dimensiones comerciales de interés.La baja actividad económica rur;ll que estos recursos gener;m trae consigo el deterioro de la infraestructurac;llllinerJ y de acceso. lo cual repercute negativamente en los costos de cosecha y transporte. volviéndoseesto en un círculo vicioso.Por su pane. la Ill¡¡der.l extraída. si bien en determinad¡¡s zonas presenta .¡Igunos problem¡¡s s;lIlitarios. suprincip;¡llimitación mdic; en el pequeño tam;lño de los diámetros y la forma poco cilíndrica de la.~ Irol.aS.lo que redule su porcentaje de aprovech;¡miento illdustri;¡1 y. por ende. aUrllcn[¡¡ el co~to de 1:1 ll1ateri:lprima.Con relación a los :lspectos tecnológicos de su transformación mecánica. tampoco están resueltos todos losproblemas. y ello limit¡¡ su mayor uso industri;ll. No se tienen estudiadas l;s propied;¡des de todas lasespecies que Cfl.Cell en rcnov:lles. Falta infonnaci6n sobre colllr:lcciÓn. pemleabilidad (scc<ldo e imprcgn<lción.princip<llmente) y tmtabilidad.CONCLUSIONES.Al menos teóricamente. los rcnovales con presencia de N alpilla y N. obliqllll tienen un IXJtenci:11 productivoy ecológico de enomle imponancia, y dectiv<lmerue poJrían aportar al progreso nacional.Las oponunidades se encuentran en el mercado -mundi:ll y loc:ll- que presellla demanda a I;IS;lS crecientes.tanto por m<ldera corno por servicios ambientales. Por el lado de las fort:llez:ls. los rcnovales tienen. entérminos relativos. altos niveles de crecimiento. Igualmente poseen una estructur:l ecológic¡¡ diversilicada.las propiedades de la mader¡¡ son superiores i :lquellas que dominan el mercado en general y los cálculos derentabilidad --con manejo-, p:lra situaciones medias. indic;lll valore,~ superiores al 12%.L1 re:llidad actual de este merc:ldo se caracteriZ:l por una baja demanda de este tipo de maderas. I¡¡s que seutilizan en productos de escaso valor. loque a su vez determina el reducido precio de esta materia prima. Laexplicación de este hecho radica fundamentalmente en la falta de inform;tción productiva y. por olro lado.en la f:llta de 3plicación de tecnología silvícola e industrial.L1 forma estratégica para des;trrollar este potencial económico tiene su base en dos conceptos primordiales:logmr una diferenci.ción de esle recurso natural y de la madera en elmerc;do de la madera. sobre la basede transferir la información existente. y. por otro lado. aumenl;Jr 1<1 productividad del bosque mediante laintroducción de tecnologías de tipo silvícolas de m;lIlejo. genética y cosecha. y de utiliz;lción ambiental cindustrial. Ll primem ;¡cción tiene por objetivo alcanzar el uso y precio "nonnal" (acorde <1 sus aptitudes) yla segunda lograr su optimiz;ll:ión y especialización. en funciÓn de su capacidad natural de sitio. y con ellosu posicionamiento competitivo.
  29. 29. Importancia Económica de los BosquesREFERENCIAS.l.~Carabias. R. 1975. Determinación de la J)en~idad y Propiedades Mednicas de la Madcra de Rel1ovak" deRaulí. Tesi~. Fm:ultad de Ciencia!> Foretale". Universidad de Chile. 1975. Sal11iitgll. Chile. 5.. p.CONAF. CONA~II. 1999. Cat:l~tro y Evaluación de Reeurso~ Vegetacionale~ Na!ivo~ de Chile. Santiago.Chile. Marw1999. XX p.Evergreen. 1997. Finni~h Forc~t Indll~triü FederatiolJ. Hclsinki. Finl:mdia 1997...8 p.FAO. 1999. SilUaei6n de los Bosques del Mundo. Organizaci(ín de las Nao.:ione~ Unida~ para la Agricultllri.ly la Alimentación. Roma. Italia 191.Jl). 155 p.FAO. 1997. Anuario de Productos Forestales. Organización de las Naciones Unida~ para la Agri{.·ultllra y 1:1Alimentación. Roma. hali:1 1997...47 p.INFOR. 1999. E~tadística~ Forestales 1998, Boletín Estadístico 68. Santiago. ChilL. Agosto de 1999.127 p.INFOR. 1999. E.qadí~ti{.·a~ Forestab X Región. Bo1ctín Estadístico 69. Valdivia. Chile. Diciembre. 1999.128 p.INFOR. 1999. Roletín de Precios Forest:lb 1999.76 de Diciembre de 1999. Santiago. Chile. Diciembre de1999.2Up.INFOR. CONAF. 1999. Exponaeiones Forestales Chilenas. Boletín Estadístico 72. Santiago. Chile. Febrero2000.171 p.INFOR 19-JO. Propiedad.:s y Usos de Espcci.:s Mad.:reras de Cona Rotación. Informe Técnico 122. Santiago.ChiJe. 1990. 112p.Pérel.. Y. 19XJ. Manual de Propiedades Físic:1 mec:inicil de M:ulcras Chilt.::nas. Proy.:cto CONAF-PNUD-FAO·CHII76IOOJ. Documento de Trabajo ..7. Santiago. Chile. 198.1.451 p.Sedjo. R. 1998. Enforcing Environl1lental Regul:Jtion: Implications nf R..::motc Sensing Tcd1l1ology. Rcsourcesfor the Futllrc. W:lshington Oc. USA. May 191.)8. 41.) p.Sedjo. R. 1998. Sustilinilhil ity ofTc1l1perate F()rc~l. Resources for the Fmurc. Wa~hington De. USA. 11.)l)K102 p,
  30. 30. 3DESCRIPCION DE LOSBOSQUES DEN. alpina Y N. obliquaDE CHILELeonardo Araya!M. Verónica Oyarzún2INTRODUCCION.Inióar un progr..ama lit nll.jur:unicnlo ~I.·octicu e.> una dl."i...ión Clr.ll¿gi,,:a 4U"- irlolucrar.i la a...ign:lción deun;1 impon;lIuc I,.anlidad de r(l·Uo.t~ Jur¡lIlh: un largu período. Por lo mi...mo. dcmanda un comprumi...u lklar1,!u phuo) un I.onocimi.:nto 1."lb:.1 dI. la" carII.lcrhti,.:a... de ......IX"CÍC... a mcjurm y 101< rc-"uh¡IJH... que M.:prclcnJc Ohlllla.Sin dulla.un a~pccl1 fUl1ltllllCt1la) lo nmsliluyC 1,1 ,...h:o.:óún tI.: 1;1. (l la, c.opccic. que -"cr:ín con,id,,raJa... lnel progr.¡m¡1. E...la... il.k.·aln~t1Ic lkbcn colllar con un mercado nlllt,,:ido. lener ;¡,ociada IIml ¡Kti, id;JU indu.>lrialo un imer6 (.("omimico que ju!>tifique la invco.iün en Illljurarnit.:nlo gcn¿lÍCn. Allcm¡lliv¡llllCnl~, ~, pol>ibk4u~ el mcjor..mi~nlu l>(. aplillU( -.obre cl>peLi~!> lIu~ nu l.vidcncian un inlLrél> inlll~d¡a[{), ~n I:U)O ca!>o h.l!>3C1iidad~!> <.k ll1l:joramienlo cl;.r.in ori~nlad;., a lk,aml!l;¡r un nucnl prodU¡;ln u a Il~jor.tr el pol~n~"ialque (Ilas pu~dcn (;o¡hibir para algun;. fin;.¡lidad ~"I""~ific;.¡.En cualqui...ra de Iu), ca~t))o anlcriur...!>, ~), fundanWlllal ~OlHlI,:a cn (llrnl;. pr..., ia el r~nln.lllIu~ ,~r:¡ ohjclu d...n~jummicnhl"Alcndi~ndu a lo), :Irgull1~nlo), anlcrior~s, en ~),lC ~:IpílUlo M. enlregan antec~llenle), dc,niplim de 1,l. bo~quc!>de N. lll,Ji,llI YN. "h!Ü/11lI en Chile, aspecto), que rcpaldan y l.ontirlllan elcntJrme potenlialque ""Ie rc(ur!>orcpre~nla, l;lrltn Illlr la l"u;nllía d... l>U ,uperlilil OIIllU pur la l";.lidad lIc ),u madera, ) lIuc a !>tI 1." !>un la),r.lI.OOl da"...!> qUljU!>lifiean el e!>fulrl.o y lo!> n,lUNI!> que dc~n a,ignán.cle., par.t malcrialil.ar un complelu) bien e!>truclur;IJo progr:una dl IIlcjor.tmientu glnéliol.OISTRIBUCION DE N. obliqua Y N. alpina EN CHILE.De ..cuerdo a lo. resullado), obtenido), dd C:ualro y Evalu:u:ión Je lo., I{Clur),o!> Vegetalion:dl!> lle Chile, Ingeniero Forestal, Jele del DepanamenlO de Cuenlas Forestales. Corporación Nacional ForestaL ChileJ Ingeniero foreslal. Oepal1ameoto (le Cuentas fOfeslales. Corporación NOCIOnal FOfeslal. Chile.E-mail: voyarzunOconal.d
  31. 31. ,. Descripción de los BosquesICONAF·CONAl,tA 19991. un 20,7<;¡- lkI(l~ 75.661.561 h;t lid lI:rrilorio national cl:in cubicn:h por btNjUt:~.(.qO e" J5.637.233 ha. bta "UI:k:rlicie e~;¡ Clllllpuc"ta mayoritariamente por IlIh~luc n:llivo. con J3...BO.(>t)Jha (R5.9¡fl,Lo, bo~uc, chikl1ul> ocupan la gr.m m;l}oria lk 1;, lima de lu ht)~UC templado, <.1..: Sudamérk... 1;1 .ju,: ,1.:encucnlr.J danmlcnlc ..cp:lr.lda de la zona de lo~ bosque.. tropi..:ak~ por una :llllplia área dc~nica. En elepic...nlfu lk "I:I/una dt b"hqul: Ilmplado clá d IJo...qUl" laurifolio ·aldivj;lIlll. ocupando un áre;, que ~c:,r.lclcriza IXlr no tener IllC..... -.cro~ ni frío en el año. El ho..que l:lUrifolio clá ··rodtadu·· de boi<Jue~dcl:iduol> c:lr..Il"ttril:ld<b por el género NOIho!lIgll.f. H;llia d UT ~ d c.>tc. m;b (rio) ~CO. dL<:iduo... lk hojal1Iá~ Ix:queña. CUI1III la 1cnga (Notllflfa,l!.lIs IJ/llI/iliol ) el ñire 1N. tlllf(ln:túal. Hada el none. l1I¡h caluro!>O },el·O. lkciduo, d~ hoja lI1á~ ~r:lnd...·. nJmo el hual" (N. xltmal)~. ,obretuJo. d N. lIlJil/a y d N. ohlitflll/. 1;1ep.:cil.~ m:í, ~:Lr;¡cterí,tic;h (k e~ta ;¡rea.Lo~ hlJS(lue~ qlle ~ ~;rrJcteri/al1 por la prc~cncia (..:: lil~ e~flCcic, d....ddua~ N. {/J¡fil/II(/ YN. (llflil1(/ ,e ....n....uenlr;mde~de el cerro La Campana. en la r;.:gión tlL Valparaí~o. hata 1;1 hk..alidad (il Fre~ia. en la r....giún de Lo~Llgo~. a1can/.ando una ~upcrfidc de 1.681.6K:i ha. En un17t:; de ("la upcrlil..ic 1450.3K1 ha, ,~ (ncuentr:1N. (lIIJilla. ) a «ca met:c1ado con N. oblil[lIl/ c:!79.7.... ha) o en romunidade, dontk e~ta eperie no panicipa( 170.638 ha). LI~ 1.131..103 h:l n:,l;lnle, ~·om.:p-)IIf.kn a hO""lue, nm prc.....nda 1.1..: N. °";1/11(1. donde N.alpilla ei>lá au..cntc:.N. oblil[f1(/ lieoc un área de di~tribución l11ul,ho más ampli:1 que N. (I/Jil/tI. de hecho 1m. limite dado~corresponden .. 1.. distribución de la primera especie. I¡¡ que a ~1I Cl cOllliene;. la .>C,!!unda.N. alpil1/1 ~e clKUenlra de~dl I;r IDI.¡rlidad de Up....o. al orienw de Curic6 (Vlllkgi{ml. hasta la lereanía deFresia (X Región). preferen1emente I,n ama andina. ,obre Ir" 40lJ mctro~ de ahi1ud. e~encialll1ell1e a~o(..iadoa ~uelos de migen volcánico.En las regione~ de Valparaí<.o y Mctropotit:lna. lo, bosque, de N. ob/iqua IOtali/an una ~ufX."rlkie de 6.557ha. Ellos corre~ponden a uno ¡xx:os nxbl..:, .....mipurm de poca exten,i6n. en medio d.... ronnacionesesclcrófilas. que se encuentran en la Cordiller.l de 1:1 Cosla. -.ohre 10 1.lXX.Imclrth de ahitud. en eXlXhicione~,uro COITCspond(.·n I.·a~i cxdu,i arnl.:nte;t r....nm al..:.~. en ..lgun~ c..l>OS inten.....mentc ..rL"(.1;do~ por el eamun(.(ly lo~ incendio~, G.IOS bo~ue" ~e pre:.elllan ..~iados en un gmdo menor con la e~IX-(.·ic~: C"YI)/O(·{/ry.·(Iulba y Quil/ajtl .apOIwrifl. y cml A:.am IJ(,/to/m"i.f y Sop/lOm /luwrTlcarl/{/ en el HtoOOM¡ue.En la VI Región mallliencn en ,!!eneralla~ carat·tcri~til·a~ ant~·riore~. aunque ya e~ pH~iblc eneon1rar rodalc~más extensos. In que se ret1ej.. en un;l mayor ~urerlicie regioJ1¡tl (1~.473 halo En esta región, comienza acvidenciaISC ~u preMncia en la 70na andina. freme a la ciud¡¡d di.: San Fernando. como una fmnj¡¡ ¡¡ng0lola.pero casi continua. por la prccordillern de Ins Andcs. que ~e proyecla ha!1" la región de la Arnucania.aurncnt¡¡ndo su ancho desde non!." a sur. E.......n ..:....t;¡ rmnj;¡. ala ¡¡Ilurd de la VI Región. donde ya e~ posibleencuntrar algunu, bo<;ques primario,.En t.. región del ""laule lo~ oo,que, de Notl/llf(/.l."lIf d(.Ciduo:-. a!c:mtan una ,ignifieiltiva eXlen,ilm, lanto enla precordillera andina (01110 en la cordilll.f:I de I:t Costa. Sin ernh;¡rgo. por la cordillera <k la CO~I¡¡. rná~b..ja y má~ co~ter;l que en la, regiones anteri()rc~. l0 oo:-.quc, de N. "Mil/l/a c;hi dcaparecen.¡l<tra dominare~le hábilat el N. ~I(I/lClI. reapareciendo los bosques de N oblif¡ul/ desde la localidad de Curanipe al sur.ecn.:;I dellími1e eon la Region del Hio-Bit). En la prccordillcr;r de 10 Ande~ 1encmo~ también un ~x1cnsodorninin del N. ~1(l1t{{/. pl.ro hasta alrededor de lo:. 700 metro:. d...•altitud. desde donde comienlan a dominar10" bostlue, de N. ob1iqlla. pudiendo llegar Mlbrc lo!> l.liJO Illetm~. ~¡ e~ que la~ condicione:> del ,uelo 10pt:mliten. En e"la 10na.l,·n lugar(, ("1m ~u(lo, dI. trumao. I,n expo,il,ione, ,uro Comilnlan a aparct.-er rOOale,
  32. 32. Descripción de los Bosques 27de N. (l/pilla. má!> c!>ca!>o en la pmvincia de Curicó y en fonna m:b frecucnte en la provincia de tinarel>. Deesta manem tcncmrn. a 101> busques dc N. oh/itJlUI cn un área dc 245.284 ha. los de N. CI/pillll en una superficiedc 2.558 ha y. ,unb,ls el>p-Cie.. en 7.717 ha.Sin duda. N. IJbfiqll(/ e~ el N(I/}¡Oji.lglI.f má.. abundanle en la rLgión del Bío-Bío. así cOllloes esta la región endonde 101> bosques de NOlluifáglls d..:.Ciduo.. scplelllrionalcs (de hoja m,ís grande) alcanzan su mayor extensión.A~¡ h:nemo~ (1Ul lo.... bo~que~ de N. lIh/iI/llt1 llegan ¡¡ la~ ·¡[lM.567 ha.. los de N. tI/"i//(/ a las 16.535 ha y losbo~tlue ... con amha~ c...peeie. un área de I76.02J h, lnlalil.ando Ullól supcrlkie de 601,1 J J ha.La Cordillem de la CO~l;l c.laba ,llllpliamelllc dominada por los bosquel> de N. obfiq/1lI ,1 la llegada de lose:-p;uiok... En los Ande:-. los btlMjues "e acerc;¡n ,. la frolllem eon Argentina en las inmediaciones de I;¡laguna dd Laja y lo!;ran baj:lr al "al1e celllr.tl en la pro"inci;¡ del Bío-Bio. al sur de la cu:.l ya es posible crltl dt.-.dc la C;¡ITClerJ pan;¡rncriL;¡n;¡ (Intre Mulchén y E....perJn/.:l). En 10:- t..Ctore:- m:h ,,""Co. princip;¡lrnelllea!oOCi;¡do... a peumo (Cf)11/IJ(·af)·tl tlfhtl). ;¡Lllano l(;ellúllll fII,tlIt11lt1J. piliol (/..mlltllitlferrugilletl). En laIon:. andina. má... húmc<b. el N. a/fliml ya e... un.. c...pccie abund..nte.En la Región dI, 1.. Ar;mt;ania. N. flbfitJlltI dumina ampliamclltc el alle central. :-i" emb;¡rgo pierde MIdominio en amb;¡:- cordillera.... En la Cordillcr..l de la Costa, su dominio e:. compartido con el hoMIuc lilUrifolioy, en mucha... pane~. I>e mezclan ambo:-. En 10 Andcs. pasa a ser N. a/Iiml la cspc~ie dominanle, quedanduN. O!Jliqlltl en los fondOI> de vallcl> y en alguno:. vallc:. alloandinos más secos por la influencia patagónica,eomo es el ca:-o dc LOllquimay. Cabe hacer nul;lr que en la panc sur de esta región lo!- bosques templado~(mlall deliniliv:ltllente la frolller;¡ hacia el lado ;¡rgcmino. De eSla forma, lo:. boSllues de NOlfuJjáXllJ de~iduo~tic hoja gr:mde ocupan aclualmcnlc una ~upcrticie de 456.1 RJ ha, :.iendo 304.S02 de N. oh/il/lIl1. 64.495 deN. alpillll y St). N9J de amba... e:-pecie....En 1.. región de lo... Lagos lo~ boMjues con Notlwfág/ls dcciduo~dc hoja gmnde ...e encuelltr.m prácticamenterdegado~ a la ~"Cción none, principalmente al alle centml. y con baSlante influencia de 1:1... eSp-"Cies delbrn.que ~iemprc erde. tale:. corno laurel (Ulllrl1ill .ftlIlptn·irell"). oli illo (Atx1o.l"ictm I"mellllllm). ulmo(E¡le0plml amli/olill) ) utr..l.... E~ así como lo~ bol>que!> de NOIlwji.¡gll.f dcciduo:- de hoja grJnde ocup:mactualmente una ...upcrficie de. 348.775 h:l. de 1:1lo cuale:.152.620 <;Qll dc N. obliqlltl. 87.050 de N. a/,Jilltl}9.105 de ambas c$.pccie~.CARACTERIZACION DE LOS BOSQUES DE N. obliqua y N. alpina.CONSIDERACIONES ACERCA DE LA METODOLOGIA.P:lr.t logrJr una :ldecuada interpret..ción a lo.. rc..ultados que aquí se entregan. es necesario realizar unabrec descripción metodológic.. del procedimiento de oblención de los datos. El CalaSlrO del RecursoVegetacional Nativo de Chile. como su nombre lo indica. reali¡ró un levantamienlo canográfico del uso del..uelo en el país. ba~ndose en una metodología descriptiva objetia de las formaciones vegetales. EstamClodología pcnnil~:• Determinar y delimitar unidades de ·eget;¡ción. conociendo los componentes floristicolo. su estruclUra yfu ncionallli~nto.• Utili"lr I;¡ vcgelación como el elementu inlcgrador de 101> f;Clorel> del mcdio.• Buscar lo~ ~iSICl1laS más sencillos y sintélicos de expresión que pennilan la tfilnsfcrencia de la informacióncienlítk:1 a lo.... nivc1cs cducmivos, profcsionale:-. de planilicación y produclore~ cn genefil1.
  33. 33. Descripción de los BosquesEn el caso dd boMlue n;llivo se Jescribió en terreno. para e;lda unidad homogénea Jetennin;IJ;1 en gabinete.la altur.l de los arlxl1cs de los tipm biológicos. 1:. proyección de la cohcnurJ de COP;IS y la presencia dc unaa seis cspecie~ dominantes. también se Jetermiml ~i corre~pollde a hO~qLll adulto o renov;IL Sobre la basedc 1;1 presencia de las ül~eies dominante, se determinó d tipo y .llhlilII fore~tal al que po..:Tlenece e;ld;lunidad dc IxlsqUC. considcr:indose par.l efectos de la definición de 1m tipos la definición legal 0.5. W 259de 1980: los SUblipos se eSl;lblecicron en el eslUdio Catastro y EV;lluación de I()~ R<.Cun-os Vcgetacionalesde Chile ICONAF·CONAMA 1(99).Para los objetivos del presente trolbajo. un bosque de N. oblilfl/(l "orrcsponck a una unidad de b<Kque quetiene presenci;1 de esta eSJX.Cie entre la primer.¡ y cuan;¡ domin;mci;l. de la miMna fomla se define el bosquede N. alpitla. En forma análoga. los bosques mixlOS de N. ob!ilf/l(l - N. (¡/llilltl Mln aquellos que tienenpresenci;1 de N. oh/ilfl/(/ YN. I""inll entre la primer. ) CU;lna dominancia.COMPOSICION DE LOS BOSQUES DE N. obliqua Y VARIACION GEOGRAFICA.Descripción general de los bosques de N. obliqua.La superficie cubiena por boSt:!ues de N. ohlilf/lll alc;mza a 1.232.303.1 ha. lo, <Iue se distribuyen desde laQuinta hasta la Décima Región y form;Ul pane de una amplia "aried;ld de ecosistemas. tipos forestales ysubtipos. Estructuralmente la mayor pant: penenece a la cme¡!.oría renovales. En las re¡!.iones Quima yMetropolitana e.l{in preseJlle~ en los cerros más lltos de la Cordillera de la Costa, en la Se::ta Región encambio forman plnC de los (crros de la Cordillera de la Costa y sectores prccordil1eranos de la cordillera deLo~ Andes. en esla~ tres regi(Jne~ ocupan pj,o~ a1tilUdin;lle~ tlllC van de~de los 800 a 2000 msnm. ycorresponden a lo que Dono~o (1993) cla¡,ifi,¡¡ wmo relictos de condicione~ má, higrófila". En e..tas tresregiones forman pane de los tipos esclcr6filo~ ~ubtipo peumo. quillay. lilre. roble hualo) .If1JfilJU roble delnone y ciprés de la con!illerd.Dcs<.Ie las regiones Séptima a o...-<Cima la superficie cubiena JX)f"b()MJuc~de N. obliqllll aumenta notablemente.concemr:indose el 99",{- de la superficie en dir.:h;l~ regione". :-c ;unpHa el rango de altitudC~ que ocupanencontrándose forrnilr.:ione~ con N. o1Jliqull de~de lo~ 400 a 2.200 msnm, las mayores poblaciones seconcentran entre los 800 a 1.600 msnm. Lo~ boM1Lle~ V;Il ilulllcntando en superficies a medida que aUlllent31" latitud alcanZ;lIldo la muyor superficie cn la Octava Rq~i6n. poslcrionllcntt: 1;ls superficies cubien;ls conbosques de la especie van decreciendo gradualmente haci:l l:ls regiones NOcna y Décimi¡. C:lbc señalarque el dc<::r<"i,:irniento en superficie es mucho más leve que el aumento que experimenta desde la Sexta a laSéptima Región. En la Séptima y Octava Región fo"na pane de los tipos fon.~talcs: esderófilo slIb/ipopculllo-quillay.litre: dprés dc la cordillera: roble hualo: lenga s/lbti/XJ ñirrc: roble·raulí-coihue slIbtiporoble: roble-roiulí-coihue SlIbfi/)o coihue. En la Oclaa RegiÓfl fonna parte dc los tipos forestales amocana:lenga S/lbfi/)(}.f: Icnga. 1cnga coihue común. ñim: siempreerdc subtipos reno"al canclo y siempreverdc_ Enlas regiones Nmena y Décima imegrol los lipos forestales arnucaria: cipr6 de la cordillcrn: coihue-rnulí-teIX1 .~u1Jfipo.f: coihue y coihue.r.¡ulí.tep;l: leng;•.fll!Jtipo.f lenga. Ienga-coihuc común y ñim: roble-raulí-coihuc .IUIJlilJU.~ roble y roble·mulí·coihuc: siemprcerde .fu!JtilJlJ~· mináceas. renoval cando y siempreverde. Respci.:to a la distribución provincial de los bosques. las provincias con mayor superficie de bosquescorresponden ;1: Bío Bfo en hl O<:taa Región. CmJlín en 1;1 Novena y Valdivia en la Décima.En el Cuadro I y 2 se presenta la distribución dc los bosques de la especie por regione... y proinciasrespectivamente:.
  34. 34. Descripción de los BosquesCUADRO 1DISTRIBUCION DE BOSQUES DE N. obliqua POR REGIONES.Región Superficie (ha)V 1.044.5R.M. 5.512,6VI 14.473.3VII 245.284,3VIII 408566,8IX 304801,7X 252619,9Total 1,232,303,1CUADRO 2DISTRIBUCION DE BOSQUES DE N. obliqua POR PROVINCIAS2.Región Provincia Estructura Superficie (ha)V Ouillota Renoval 840,9V San Felipe Renoval 149,9V Valparaíso AenovaJ 53,7R,M, Chacaboco AenovaJ 840,9R,M, Maipo Renoval 132,1R,M, Melipilla Renova! 3,939,6VI Cachapoal Renoval 808,2VI Colchagua 14,473,3Bosque Nalivo Adulto 1.058,0Renoval 10,979,7Bosque Nativo Adulto·Renoval 1.627,4VII Cauquenes 7,664,6RenovaJ 7,142,8Bosque Nalivo Adu~o-Renowl 521,8VII Curicó 80,305,4Bosque Nativo Adu~o 1.272,5Renoval 70.994,3Bosque Nativo Aduho-Renoval 6.584,1Bosque Nativo Achaparrado 1.454,5
  35. 35. .10 Descripción de los BosquesRegión Provincia Estructura Superficie (ha)VII Linares 98.958,7Bosque Nativo Adulto 5.615,6Aenoval 84.750,6Bosque Nativo Adulto·Aenoval 7.756,0Bosque Nativo Achaparrado 836.5VII Talea 58.355,6Bosque Nativo Adullo t.540,0Renoval 50.662.1Bosque Nativo Adulto·Renoval 3.465. tBosque Nativo Achaparrado 2.688,4VIII Arauco 54.537,7Bosque Nativo Adulto 660,7Renoval 47.790.4Bosque Nativo Adulto·Renoval 5.378,1Bosque Nativo Achaparrado 708.5VIII Bio Bio 186.997,5Bosque Nativo Adulto 33.428.8Renoval 137.979,9Bosque Nativo Adulto·Renoval 15.446.4Bosque Nativo Achaparrado 142.4VIII Concepción 22.962,8Bosque Nativo Adulto 540,6Bosque Nativo Adulto·Renoval 10.553,7Bosque Nativo Achaparrado 2.704.9X Valdivia 182.557,8Bosque Nativo Adulto 37.081,6Aenoval 123.176.8Bosque Nativo Adulto·Aenoval 22.214.6Bosque Nativo Achaparrado 84.8X Osorno 47.761,9Bosque Nalivo Adulto 1.512,1Aenovat 35.554.8Bosque Nativo Adulto·Aenoval 10.695.0X L1anquihue 22.300,2Bosque Nativo Adulto 1.641.3Aenoval 17.584.6Bosque Nativo Adulto·Renoval 3.074.3
  36. 36. Descripción de los BosquesLos bosques de N. obliqua y sus características de altura, cobertura y estructura.31Lo, IxNlue!> de N. olJliqllfl pt:rtelK"Cen nmyoritariamente a la c:lleguri:l de renovale~. entre los renovalesden~os y S(midcn~ll se concentra el 7K.7lK de la superticie 1970.924.1 ha). En ambas categorías de densidad:~midenso (cobertura de COp:IS del dosel arbóreo entl 50 a 7.iiA,) y denso (coberturJ. de copas entre un 75 aIOW·k). la!> allm;ls dolllinanle~ eSI;in en el rango 12 a 20 Jl1IJe ;L!lura (on 184.046.1 ha y 185.786.8 haflspeo.:livalllenle. sq!Uidos de lo~ oosques entre 8 a 12 m de altur:l que suman 2R4.6Y7.7 ha. Las cifrasalll"riore!> rd1cjan el grun I>olencial de uso tlue lienen los IlllJi1lcs de la especie.Lo.. OI.ItjUCS adultos alcanzan una superficie de 130.189.2 ha. cuncentrándose el 40.6c,f, en 1;1 calegoría1x)4UC~ den"O~: J<l.O¡ en 1;1 categoría Othtlue semidenso. y un JOh en la clase de densidad bol.ques abiertos.En cuanto a altura. éqa~ -.e wncentr.m en las c1a~s 12-20 III Y 20-32 m. Los bo..que~ aduhos que estánmel.chllJn~ con renoalc~ ¡lleant..an una ..uperfilk- de 113.718.8 ha. se trolla de bosques Illás dcgrJdados_ conindiidu()~ elner<;m[C~ en fomla de remw:lles. donde no e.. pthible dislinguir una categoría de OlrJ enlémlifl(~ dl estruclura por unidad de !>upcrficie. Los bosques ac:hap;ITr.Kios ocupan una superficie de 10.913,2ha y!>e trata de hosques de mayor :lltitud. Ilx:;llil.ados en las provincias de Talca, Ñuble y Malla·o. de lasregicll1es Séplima. Oclav,l y Novena re!>pl-cli·;LIllCllte.En el cuadro J se rre.~enl;L la eslruclura. densidad. altura y supcrtide de los bosques de rohle.CUADRO 3SUPERFICIE DE BOSQUES DE N, obllqu8 POR ESTRUCTURA,DENSIDAD Y CLASES DE ALTURA.Estructura y Densidad Altura Superficie (ha)Renoval Abierto 2·4m 1.999.204·8m 2.147.70S-12m 2.410,20Subtotal 6.557,10Renoval Semidenso 2-4m 18.736.64·8m 64.110.8812m 109.670.212·2Dm 184.046,12O-32m 41.184,6Subtetal 417.748,3Renoval Denso 2·4m 54.875.24-8m 123.690,08-12m 175.027.712·2Qm 185.786.82O-32m 13.796,1Subtetal 553.175,8
  37. 37. CUADRO 3 (Continuación)Descripción de los BosquesEstructura y Densidad Allura Superficie (ha)Bosque Nativo Adulto Abierto S-12m 14.387,812-20m 16.852.820-32m 6296.8Subtolal 37.537,4Bosque Nativo Adulto Semidenso 12·2Om 11287.42O·32m 25.559.4>32m 2.833.4Sublotal 39.680,2Bosque Nativo Adu~o Denso S·12m 24.252.912-2Qm 16.424.82O-32m 11.847.8>32m 446.8Subtotal 52.972,3Bosque Nativo Adullo·Renoval Semidenso 8·12m 7.343,712·20m 17.784.32O-32m 10.092.4>32m 763,5SublolaJ 35983,9BoSQue Nalivo Adulto-Renoval Denso 8-12m 17.302.712-2Orn 40.840.12O-32m 19586.3>32m 5.8Subtotal n.734,9Bosque Nativo Achaparrado Semidenso 2·4m 2.487.44·8m 741,5Subtolal 3.228,9Bosque Nativo Achaparrado Denso 2·4m 6.954.44·8m 729.9Sublolal 7.684,3Total 1.232.303.10

×