Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

La caída del precio del petróleo, una estrategia geopolítica

341 views

Published on

la crisis mundial y la caida del precio del petroleo, el hegemonismo, ecuador y una posible crisis con la caida del precio del petroleo, desempleo mas desigualdad y pobreza un mundo tan bolatil

Published in: Economy & Finance
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La caída del precio del petróleo, una estrategia geopolítica

  1. 1. La caída del precio del petróleo, no es más que una estrategia geopolítica de la hegemonía. Econ. Juan Ramón Rallo y Richard Belduma Análisis Entrando al año 2015 se está produciendo la mayor batalla geopolítica imperialista de los últimos tiempos en una feroz pugna geoestratégica por el nuevo sistema monetario internacional. Es la batalla en la que se podrá establecerun sistema multipolar entre las más grandes potencias imperialistas de la actualidad, pero un mundo multipolar no es el único escenario posible. No podamos excluir de antemano la posibilidad de la instalación de un gobierno global conducido por la élite financiera con la OTAN como su brazo militar. Ni está claro si la futura élite financiera en el poder sigue siendo la actual de Wall Street y la City de Londres o si Shanghái y Moscú entren o incluso predominen en la yunta. Tampoco podamos descartarel escenario de un colapso financiero a escala global de varios años caos económico, social y político
  2. 2. durante cuyo período podrían darse nuevos procesos revolucionarios. A la luz de la posible independencia energética de EE.UU, garantizada por los yacimientos de esquisto, Washington podría ser el principal orquestadorde la caída de los precios delpetróleo,afirma el analista. (Alexander Morózov, 2015) La sobreproducción en el ámbito mundial, la caída de la demanda debido a la desaceleración del crecimiento global, el alza de las cotizaciones deldólar,así como la explotacióna través delaceite que otorga el hidrocarburo esquisto bituminoso (grupo de rocas sedimentarias con la suficiente abundancia en material orgánico querógeno como para producir petróleo a través de la destilación), son factores que han repercutido en la caída sostenida de las cotizaciones del oro negro desde mediados de 2014. Es indudable que la abrupta disminución del precio ha generado incertidumbre en los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), mismos que sostienen sus presupuestospúblicos bajo perspectivas de un rango de precios que oscila entre los 100 y 110 dólares por barril. En la actualidad, sin embargo,los precios se han estabilizado en una banda que va de los 50 hasta los 70 dólares en sus variedades WestTexas Intermediate (WTI) y Brent. Todo parece indicar que la cotización del energético seguirá enfrentando presiones a la baja en el corto plazo, o al menos con tarifas muy por debajo de las observadas entre 2002 y junio del año pasado (después de la quiebra de Lehman Brothers en septiembre
  3. 3. de 2008, las cotizaciones del mercado petrolero mundial se desplomaron, meses después volvieron aumentar ante el valor refugio que los títulos vinculados al petróleo representaron para las inversiones en la esfera financiera). Hay que destacar que la caída en los precios del petróleo (así como del resto de los commodities, a excepción de los alimentos) no se trata únicamente de una fluctuación menor, sino que constituye, en realidad, una tendencia crónica y de largo plazo que nos plantea un nuevo escenario geopolítico global. ¿Qué naciones se ven perjudicadas y cuáles se ven beneficiadas tras este nuevo ordenamiento que podría revolucionar, de manera paulatina, elmapa energético mundial? Dentro de los beneficiados se encuentran a grandes rasgos los mercados importadoresde crudo.Enesencia, los territorios donde se encuentran los mayores yacimientos de shale oilo lutitas bituminosas del mundo, posicionándose Australia en primer lugar, seguido de cerca por la Federación Rusa, Estados Unidos, Argentina y Libia, segúndatos de la AgenciaInternacional de Energía(IEA,por su sigla en inglés). No obstante, debido tanto a factores económicos como medioambientales,ninguno de estos países (aexcepciónde Estados Unidos) ha destinado un monto de inversiones significativo para el desarrollo tecnológico en la exploración y explotación de estas piedras metamórficas arcillosas procedentes de la fauna y la flora acuática. Es, por lo tanto, Estados Unidos quien se encamina a posicionarse, de manera aparente, como el productor mundial de
  4. 4. referencia gracias al aumento sostenido de su producción desde 2013. Sin embargo, en cuanto los efectos derivados de la caída de los precios, los casos de Estados Unidos y la Unión Europea ameritan especial atención. Si bien es cierto que por un lado los ingresos de las familias se han visto aliviados por la caída del precio de las gasolinas, por otro lado no obstante, el desplome en las cotizaciones de los productos energéticos ha consolidado la deflación (caída de precios) de la economíaensu conjunto y con ello,incrementado los riesgos de caer en una recesión prolongada o peor aún, una depresión económica. Asimismo, dentro del grupo de naciones más perjudicadas se encuentran Rusia, Irán, Argelia y Arabia Saudita. Mientras que en América Latina destacan los casos de Venezuela y Ecuador, entre otros países. No obstante, esta disminución en los ingresos parece no afectar tan gravemente a Arabia Saudita (líder mundial en la extracción de petróleo a través de fuentes convencionales),que optó por descartar una reducción en la producción del oro negro en el marco de las reuniones de la OPEP como vía para evitar el desplome de las cotizaciones, aceptando incluso, disminuir la tarifa de precios a sus clientes asiáticos.
  5. 5. Mientras la caída del precio del petróleo pone contra las cuerdas a una Rusia que, ya en crisis por causa de las sanciones de Estados Unidos y de la Unión Europea, ve disminuir los ingresos provenientes de sus exportaciones energéticas,Estados Unidos está convirtiéndose en el mayor productor mundial de crudo –en lugar de Arabia Saudita– y pronto será no sólo autosuficiente sino que estará también en condiciones de garantizar a la Unión Europea petróleo y gas en abundancia y además barato. Eso es lo que nos dicen los medios de prensa. Una historia que vamos a confrontar aquí con los datos de la realidad partiendo de la siguiente interrogante: ¿Por qué han bajado los precios del petróleo? Esta caída se debe no sólo a factores económicos, como la contracción de la demanda mundial, sino también a factores geopolíticos. Ante todo, a la decisión de Arabia Saudita, el mayor exportador mundial –seguida de Rusia–, de mantener un nivel de
  6. 6. producción elevado para que, al aumentar la oferta, disminuya el precio delcrudo.¿Qué interés tiene Arabia Saudita en esamaniobra, que puede reducir sus propios ingresos provenientes del petróleo? Afectar a otros países exportadores, principalmente a Rusia, Irán y Venezuela. Riad puede darse el lujo de realizar esa maniobra porque los costos de extracción del crudo saudita se hallan entre los más bajos del mundo, 5 o 6 dólares el barril, mientras que la extracción de un barril de petróleo en, por ejemplo, el Mar del Norte cuesta más de 26 dólares. La idea de que la maniobra de Riad pueda estar dirigida contra Estados Unidos, donde ha comenzado el bum del petróleo de esquistos, carece de lógica. En primer lugar porque Estados Unidos sigue importando petróleo saudita, cuya calidad conviene a las refinerías estadounidenses, mientras que el petróleo de esquistos sustituirá el que se importaba de Nigeria, de Angola y de Argelia. Y además porque la maniobra sobre el precio delpetróleo es resultado de un acuerdo entre Washington y Riad basado en la estrategia tendiente –en primer lugar– a debilitar y aislar a Rusia. En ese contexto se inserta el bum del petróleo y del gas extraído, en Estados Unidos,de los esquistos bituminosos mediante la técnicade fracturación hidráulica, o sea desbaratando la roca de los estratos profundos mediante el uso de agua mezclada con diversas sustancias químicas. Se trata de una técnica muy costosa.Segúnla AgenciaInternacional para la Energía, extraer petróleo de las arenas de esquistos cuesta entre 50 y 100 dólares por barril mientras que extraer un barril de
  7. 7. petróleo en el Medio Oriente cuesta unos 10 dólares. Según los expertos, la extracción del gas de esquistos es económicamente interesante cuando el precio internacional del petróleo sobrepasalos 70 dólares por barril. Pero desde junio el barril el precio del barril de petróleo ha sufrido un descenso del40%,así que el precio del barril anda por los 60 dólares, y puede seguir bajando. ¿Cómo es posible entonces que se mantenga el bum? Porque Estados Unidos –o sea, el Estado federal– está dedicando miles de millones de dólares a estimular esa actividad, en la que sean implicados generalmente pequeñas compañías petroleras. Resulta significativo comprobar que las mayores compañías se mantienen fuera de ese negocio, entre otras cosas porque los yacimientos que se explotan mediante la técnica de fracturación hidráulica se agotan mucho antes que los yacimientos convencionales. También hay que tener en cuenta que esa técnica de extracción provoca muy graves daños al medioambiente, daños cuyos costos recaen sobre las colectividades locales.Muchas de ellas se oponen, hasta ahora con poco resultado, al uso de sus territorios para la extracción de petróleo y de gas de esquistos. Así que el bum petrolero estadounidense tiene como locomotoralos objetivos geopolíticos de Washington:por un lado, perjudicar a Rusia y otros países, y por otro lado, hacer que los aliados europeos sustituyan las compras de productos energéticos rusos por los que provienen de Estados Unidos. El hecho es que Estados Unidos, que es el mayor importador de crudo del mundo, no puede garantizar a Europa los volúmenes de petróleo y de gas natural que garantiza Rusia, ni tampoco a los
  8. 8. precios que practicaRusia.Todo esto no pasade serun bluffo, como dicen los españoles,un “farol” en el «pókeramericano»de la guerra. Web Grafía http://www.telesurtv.net/opinion/Configura-la-caida-del-precio-del- petroleo-un-nuevo-escenario-geopolitico-global-20150406- 0006.html.

×