E-inclusión en la ZP de Maracaibo

3,495 views

Published on

La gestión pública territorial de
asentamientos precarios y
periurbanos en Venezuela
Alternativas para la e-inclusion
en la ZP de Maracaibo
Trabajo de Seminario de Investigación en
E-law e E-government. Prof. Ricardo Cuberos Mejía, Universidad del Zulia, Maracaibo - Venezuela. Programa de Doctorado sobre la Sociedad de la Información y el Conocimiento Institut Iterdisciplinar d´Internet, Universidad Oberta de Catalunya UOC, Barcelona, España - Enero 2005

Published in: Business, Technology
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,495
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
51
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

E-inclusión en la ZP de Maracaibo

  1. 1. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela Alternativas para la e-inclusion en la ZP de Maracaibo Trabajo de Seminario de Investigación en E-law e E-government Responsable del Seminario: M. Rosa Fernández Palma Prof. Ricardo Cuberos Mejía Universidad del Zulia Maracaibo - Venezuela Directora: Rosa Borge Programa de Doctorado sobre la Sociedad de la Información y el Conocimiento Institut Iterdisciplinar d´Internet Universidad Oberta de Catalunya Barcelona, España - Enero 2005
  2. 2. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela Gaudy, pensamientos, corazón y piel… …como siempre, a mi lado… i
  3. 3. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela Indice Agradecimientos ..................................................................................... iv Lista de Tablas ........................................................................................ v Lista de Figuras...................................................................................... vi Preámbulo ............................................................................................. vii Introducción .......................................................................................... xii 1a. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. ......................................................... 1 1.1 Ámbitos del gobierno electrónico .................................................. 2 1.1.1 La participación electrónica (e-participation) ..........................3 1.1.2 La inclusión electrónica (e-inclusion) .....................................6 1.2 Estado del arte internacional en gobierno electrónico ................... 9 1.2.1 Experiencias norteamericanas ..............................................9 1.2.2 Experiencias asiáticas.........................................................10 1.2.3 Experiencias europeas ........................................................11 1.2.4 Experiencias latinoamericanas............................................13 1.3 Experiencias en la gestión territorial electrónica......................... 13 2a. Parte. Lineamientos para un Modelo de Gestión Territorial Inclusiva en Venezuela ......................................................................................... 25 2.1 La visión multilateral ................................................................. 26 2.2 Estado actual del gobierno electrónico en Venezuela .................. 31 2.2.1 Situación de las TIC en Venezuela.......................................31 2.2.2 Iniciativas de gobierno electrónico en Venezuela..................33 2.3 Premisas para la gestión territorial participativa a través del gobierno electrónico ................................................................... 38 2.3.1 Premisas situacionales: Asentamientos periurbanos precarios.............................................................................39 2.3.2 Premisas operacionales: ámbitos de inclusión electrónica ...........45 2.4 Modelo preliminar para una gestión territorial electrónica e inclusiva ............................................................................................ 49 ii
  4. 4. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela 2.4.1 La dimensión situacional del modelo...................................51 2.4.2 La dimensión operacional del modelo ..................................52 3a. Parte. Modelo de Gestión Territorial para la ZP de Maracaibo ......... 54 3.1 Dimensión Situacional de la ZP.................................................. 55 3.1.1 Ámbito Territorial ...............................................................56 3.1.2 Hechos Territoriales ............................................................59 3.1.3 Entes Territoriales ..............................................................60 3.2 Dimensión Operacional de la ZP de Maracaibo ........................... 62 3.2.1 Procesos Participativos........................................................62 3.2.2 Procesos TIC .......................................................................66 3.2.3 Procesos de Decisión...........................................................71 Conclusiones ......................................................................................... 77 Bibliografía .............................................................................................82 iii
  5. 5. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela Agradecimientos En la ocasión de mi asistencia a Virtual Educa 2001, tuve la oportunidad de conversar animadamente acerca del gobierno electrónico municipal con unos estudiantes y un profesor, en el pabellón que la UOC tenia instalado en el Palacio de Convenciones de Madrid. Ese primer contacto despertó mi interés en concretar un proyecto de formación doctoral bajo la modalidad a distancia, aspiración que tres años después pude emprender. Vaya mi primer reconocimiento a esos gentiles anónimos en mi memoria. También quiero mencionar a mis profesores de la UOC Montse Guitert, Josep Duart, Imma Tubella, Elisenda Ardèvol, Alessandra Caporale, Jordi Alberich, y muy en particular a Rosa Borge y Maria Rosa Fernández, a quienes agradezco su atenta apreciación a los planteamientos de este trabajo. Asimismo, el reconocimiento a mis compañeros de trabajo de la Universidad del Zulia, con quienes hemos venido acariciando proyectos en equipo, consagrando trabajo creativo y pertinente con ordenadores, pizzas y tesón. A ellos, mi compromiso de responder con creces a sus expectativas sobre mi programa de formación doctoral. Pero, sobre todo, agradezco a mi país las oportunidades que me brinda de poder desplegar una labor académica y profesional encaminada a hacer ciudadanía, y ayudar a forjar la patria que mis hijos necesitan para ser felices y útiles en su comunidad. iv
  6. 6. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela Lista de Tablas Tabla 2.1. Modalidades de programas de Gobierno electrónico…………………………… 30 Tabla 2.2. Índices de accesibilidad al gobierno electrónico: América Central y del Sur……………………………………………………………………… 38 Tabla 2.3. Índice de participación electrónica: las primeras 25 posiciones a nivel mundial …………………………………………………………………………………………………….. 38 Tabla 2.4. Calidad y relevancia de las iniciativas de la participación electrónica en 35 países.…………………………………………………………………………………..... 38 Tabla 2.5. Perfil de los pobladores en asentamientos urbanos de periferia …………….. 44 v
  7. 7. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela Lista de Figuras Figura 1.1. Grados de participación pública ………………………………………………….. 4 Figura 1.2. Niveles de Participación …………………………………………………………... 4 Figura 1.3. Web de la ciudad de Saukaryam ………………………………………………….16 Figura 1.4. Web del Condado de Washtenaw …………………………………………….… 16 Figura 1.5. Proyecto IRIS: Portal Web (izq), sistema interno de seguimiento de solicitudes (der), modelo conceptual (abajo)………………………………………………………………. 17 Figura 1.6. SIG de la ciudad de Barcelona…………………………………………………… 18 Figura 1.7. Servicios de e-government de la ciudad de Bogotá …………………………… 18 Figura 1.8. Servicios de e-government de la ciudad de Santiago de Chile………………. 19 Figura 1.9. Servicios de e-government del sector Chacao de la ciudad de Caracas: Módulo de Atención Telemática (izq.), Infomapa (der), trámites disponibles (abajo)……. 19 Figura 1.10. Iniciativas de e-government de la ciudad de Segovia: Portal Ciudadanos2005.net (izq); Plano del PGOU (der)…………………………………… 21 Figura 1.11. Portal GIS de la ciudad de Wellington………………………………………….. 21 Figura 1.12. Selección participativa de la imagen del poblado de Hayden: Arriba: Presentación de alternativas (izq), Selección por teclado (der) Abajo: GIS de modelaje prospectivo (izq), Modelo tridimensional generado (der)………. 22 Figura 1.13. Recursos de Google Earth: Visualización de información del área periurbana de Maracaibo (izq), Interfaz de foros de discusión e intercambio de una comunidad temática (der)…………. 23 Figura 2.1. Modelo de Gestión Territorial Inclusiva …………………………………………. 51 Figura 3.1. Maracaibo y su Zona Protectora. Izquierda: Estructura vial (gris), límites parroquiales (negro) y ZP (en rojo); Der: Ocupación consolidada (rojo y amarillo), precaria (azul) y ZP (blanco)…………….. 55 vi
  8. 8. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Preámbulo. Preámbulo A partir del siglo XX y en el ámbito latinoamericano, las llamadas universidades nacionales han estado convocadas no sólo a la formación de profesionales calificados para los distintos campos laborales que participan dentro de la dinámica social y económica de sus comunidades receptoras, sino que adicionalmente deben asumir un rol activo y protagonista en procesos de gestión pública. Contando con una cierta inversión del Estado, dichas acciones se cumplen tanto a través de la colaboración con entes del poder público en servicios asistenciales directos a la comunidad, como en la atención al sector productivo gubernamental y privado en la optimización y actualización permanente de sus métodos y tecnologías de actuación, todo ello bajo la orientación de un desarrollo humano sustentable en sus recursos y sostenible en el tiempo. Bajo tal orientación, el Instituto de Investigaciones de la Facultad de Arquitectura y Diseño (IFAD) adscrito a la Universidad del Zulia, la segunda universidad nacional autónoma más grande de Venezuela, ha venido cumpliendo una labor de 36 años en proyectos de investigación transdisciplinaria aplicada, particularmente en el campo de la planificación territorial y el ordenamiento urbano. No sólo han sido cuantiosos los informes de planes y proyectos desarrollados por solicitud de organismos del sector público municipal, regional y nacional, así como los manuscritos científicos generados a partir de sus investigaciones de soporte, sino incluso también han sido preparados y entregados a los entes de gobierno, múltiples sistemas de información automatizada que apoyarían la gestión de tales planes. Allí ha estado concentrada la labor académica del grupo de trabajo dentro del cual he estado participando por los últimos 10 años como Profesor Titular en Infonomía para la Gestión de Espacios Antropizados, área prioritaria de investigación que busca canalizar el diseño de sistemas de información sobre los procesos de ocupación del suelo y el desarrollo urbano, incorporando criterios de vii
  9. 9. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Preámbulo. optimización inteligente e integración racional de fuentes documentales y procesamiento estadístico, ello dentro de los procesos de síntesis holística requeridos para atender apropiadamente los complejos problemas urbanos. Desafortunadamente, a pesar de que los sistemas informacionales que hemos desarrollado, han tenido una utilidad esencial dentro de los procesos de elaboración de planes y proyectos, su transferencia tecnológica a las instituciones con atribuciones de gobierno para la gestión de dichos planes ha sido poco exitosa. Esto se ha debido entre otros factores a: • La baja credibilidad del político respecto a la validez de los sistemas informáticos. Los funcionarios prefieren tomar decisiones en virtud de sus criterios empíricos y compromisos electorales, y no depender estrictamente de los resultados estadísticos de un sistema automatizado. Si el ordenador plantea un lineamiento opuesto al criterio del político, probablemente éste considere que el ordenador “está equivocado, porque el sistema automatizado no sabe cómo son las cosas en la realidad”. • La alta rotación de funcionarios en las oficinas gubernamentales no ha permitido la permanencia en el tiempo del personal capacitado. El uso de las TIC requiere de un nivel permanente de actualización del personal; el problema es que justo cuando el personal se forma, es reubicado o removido por inestabilidad organizacional o por renovación política de la gestión. • La baja inversión en tecnologías de información. La esporádica y tardía adquisición de recursos informáticos, el alto costo de sistemas diseñados para acciones de gobierno, la falta de soporte técnico eficaz de los proveedores nacionales de tecnología, y la ausencia de una cultura organizacional acerca de la importancia de la confiabilidad de viii
  10. 10. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Preámbulo. la información, conspiran contra la inserción de sistemas con la categoría de estado-del-arte dentro de la cotidianidad de la gestión pública. A estos factores se suma otra circunstancia singular: la concepción casi esquizoide de que existen dos gestiones gubernamentales, una aplicable a las comunidades “regulares”, que obedece al ordenamiento jurídico, cumple con disposiciones tributarias y a la cual se debe gestar una calidad de vida urbana bajo estándares internacionales; y otra, aplicable a las comunidades “irregulares” (creadas espontáneamente tras la invasión de tierras ajenas), y que por ser una mayoría de bajos recursos financieros, se desarrolla con una marginación del régimen legal, sin obligaciones tributarias y poca participación calificada en el desarrollo social. Dado que esta segunda gestión involucra problemas más complejos que afectan a mayor cantidad de personas respecto a la primera, colma más fácilmente la atención de los funcionarios que en la mayor parte de su ejercicio, deben declinar el uso de sistemas informáticos concebidos para la gestión de las comunidades “regulares”. En el marco de un nuevo enfoque de la gestión pública territorial enfocado hacia la participación comunitaria, cuya expresión en Venezuela se ha impulsado a través del nuevo ordenamiento jurídico producido a partir de la nueva Constitución Nacional aprobada en 1999, y considerando el nivel actual de las TIC respecto a su capacidad de penetración y acceso por gran parte de la población, incluso aquella tradicionalmente marginada de los avances tecnológicos, es que se ha planteado la presente investigación: aquellas comunidades en condición de gran precariedad urbana, incluso hasta aquellas marginadas en la periferia espacial y gubernamental de nuestras ciudades, ¿podrán participar en la gestión territorial de su entorno con el apoyo de las TIC?. Esta interrogante parte de la base optimista de que a pesar de la brecha digital, existen en nuestro país las capacidades tecnológicas, la ix
  11. 11. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Preámbulo. expectativa social y el interés gubernamental de orientar el modelo de gestión pública hacia los postulados de la democracia participativa, intentando movilizar no sólo aquellos sectores sociales con tradicional acceso a los entes de gobierno, sino en particular al numéricamente superior y aún creciente conglomerado social que vive en la exclusión y la pobreza extrema. En tal sentido, el enfoque como hemos venido desarrollando los sistemas informacionales de apoyo a la gestión también deberían asumir una orientación distinta: de haber sido diseñados como herramientas de información taxativa acerca de las condiciones de desarrollo estipuladas para cada sector de la ciudad en virtud de la imagen objetivo perfilada por el planificador, ahora tendrían que ser plataformas telemáticas que permitan evaluar propuestas alternativas particulares de desarrollo urbano. Esta evaluación estaría sujeta ahora a lineamientos orientadores concertados en consulta pública y ajustados periódicamente, incorporando la integración estratégica de información tanto de origen institucional como de la generada a partir de la participación ciudadana. Con esta inquietud, estos meses recientes hemos combinado el desarrollo de una investigación documental con la exploración de casos de estudio regionales, en base a los cuales se pueda generar y validar un modelo de gestión pública territorial con apoyo de las TIC. Particular interés para nuestro equipo de investigación, despierta el empleo de los sistemas de información geográfica, tecnologías sobre las cuales tenemos una larga experiencia, y cuyo poder reside en la capacidad de correlacionar diferentes fenómenos urbanos entre sí a partir de su localización espacial y de su integración sistémica ambiental. Después de varias gestiones ante las oficinas de ordenamiento urbano de tres alcaldías emblemáticas en la región sobre la cual incide nuestra universidad, a finales del 2005 se presentó la oportunidad de abordar un área de características antrópicas interesantes y sobre la cual x
  12. 12. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Preámbulo. se plantea la viabilidad política y financiera del desarrollo de un plan de actuaciones bajo enfoques participativos y con principios de inclusión social. Esta área corresponde a la llamada Zona Protectora (ZP) de la Ciudad de Maracaibo, franja de 20 mil hectáreas que rodea a Maracaibo, la segunda ciudad más populosa de Venezuela. Actualmente bajo tutelaje del ejecutivo nacional y ampliamente ocupada por asentamientos precarios, las Alcaldías de Maracaibo y San Francisco (quienes comparten la judisdicción del área metropolitana de Maracaibo) deberán gestionar las actuaciones sobre dicha zona en forma mancomunada, una vez se cumpla la transferencia de competencias hacia el poder municipal planteada para principios del 2006. Las características de esta zona, recientemente estudiadas por nuestro equipo de investigación con el uso de imágenes satelitales y sistemas de información geográfica, la configuran como un caso de estudio pertinente a los efectos de determinar las modalidades de participación de las comunidades asentadas allí para determinar el destino de su ámbito territorial, considerando las TIC como uno de los canales apropiados para dicha participación. Ricardo Cuberos Mejía 3 de Enero de 2006 xi
  13. 13. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Introducción. Introducción La conversión de las comunidades actuales a la cultura de la sociedad del conocimiento, involucra no sólo un cambio cognitivo en la forma como las personas aprecian la realidad sino que, al desencadenar una dinámica distinta en la forma como los individuos interactúan entre sí y con su entorno institucional, también se afectan las expectativas que cada ciudadano tiene en el propio modelaje de su realidad. Este cambio representa importantes retos: el cómo revertir el peligro de las TIC como instrumentos de creación de realidades alienantes de grandes masas en virtud de los intereses de grupos de tecnócratas (Bordieu, citado por Matienzo, 2001), para impulsarlos como instrumentos de liberación de barreras espaciales y cognitivas hacia una participación activa y protagónica en procesos culturales propios. En el contexto de nuestras realidades latinoamericanas, este cambio de enfoque podemos abordarlo desde cuatro perspectivas: 1. El problema de la extensión periurbana ilimitada 2. La situación de exclusión social y legal de gran parte de la sociedad 3. El e-government como estrategia de profundización y ampliación de la gobernabilidad 4. El potencial de los GIS como herramientas integrales y extensivas para la gestión territorial Respecto a la primera perspectiva, podemos apreciar que la complejidad de un cambio de enfoque respecto a las TIC se multiplica en nuestros países por dos factores que se profundizan cada vez más: el incremento numérico de los conglomerados urbanos, y la precarización emergente por el crecimiento de los sectores sociales en pobreza extrema. xii
  14. 14. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Introducción. Este fenómeno se manifiesta como un problema de control a un ilimitado crecimiento periurbano a expensas de una ocupación agrícola dispersa, conllevando la condena de esas nuevas comunidades a una situación de precariedad difícilmente superable, por cuanto ellas nacen con la carencia de servicios públicos suficientes y de fuentes de empleo urbano (Chourio, citado por Ferrer, 2003). Al mismo tiempo, este crecimiento poblacional va a su vez sustrayendo sostenibilidad a las ciudades, incrementando los habitantes que dependen de la dinámica económica metropolitana y de las fuentes externas de abastecimiento de alimentos y servicios (agua, electricidad), y conspirando además contra la búsqueda de una racional relación de densidad de ocupación urbana (ampliación urbana con bajas densidades implica mayor extensión de redes de servicio y mayores desplazamientos de transporte para grupos dispersos de personas). Además, hay que considerar que la protección de zonas circundantes a las ciudades, deviene de un interés surgido en muchos planificadores urbanos del siglo XX por el control ambiental de áreas particular fragilidad (bosques, zonas agrícolas) o de previsión para el desarrollo de servicios metropolitanos (aeropuertos, cementerios, plantas de tratamiento de aguas servidas, botaderos y reciclaje de basuras y desechos sólidos) (Hall, 1996). La ocupación anárquica de estas áreas debilita la dotación de servicios metropolitanos y la preservación de áreas de estabilización ecológica del impacto ambiental que genera la urbe en su territorio circundante. Este complejo proceso de ocupación espontánea se fue dando a todo lo largo del siglo pasado y continúa en la actualidad, por lo que para el caso de las ciudades venezolanas, este crecimiento se ha venido generando a costa de un proceso de ampliación de la ocupación territorial y no por un proceso de densificación (Castellano, 2005). Aquí cabe precisar que tal fenómeno ha respondido fundamentalmente a la dinámica espontánea de comunidades, con poca o ninguna participación gubernamental o de la industria inmobiliaria privada. Así, invasores xiii
  15. 15. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Introducción. provenientes del mismo seno de la ciudad, que buscan nuevos espacios en virtud de un galopante crecimiento poblacional producto de la promiscuidad y la alta natalidad, se suman a los inmigrantes de pueblos pequeños circunvecinos olvidados y desasistidos, ya sea de la propia república o de regiones pobres de las naciones fronterizas. De esta situación surge la segunda perspectiva: por el mismo origen de estas comunidades, sus integrantes permanecen excluidos del régimen formal de asistencia que brindan los órganos del Estado. No sólo no resultan reconocidos en derechos de ciudadanía (y objetados sus derechos humanos), sino que incluso resultan perseguidos por la justicia porque en su dinámica de asentamiento violentan el sistema legal de tenencia de la tierra y la plataforma de gobernabilidad oficial (IFAD, 2005). Como causa y efecto, la miseria y la delincuencia caracterizan la situación familiar de estas sociedades emergentes, quienes deben luchar contra la carencia de servicios, los largos desplazamientos de transporte para acudir a plazas de subempleo en el centro de la urbe, y una agobiante inseguridad personal en los límites de la supervivencia. Para el caso particular de Venezuela, hay que reconocer que en los últimos años, los entes de gobierno han intentado cambiar el paradigma respecto a tales comunidades (MPD, 2001), llegando muchas veces incluso a caer en contradicciones legales al brindar asistencia y servicios de consolidación a comunidades invasoras aún a expensas de sectores urbanos que, a pesar de importantes carencias, podrían lograr de alguna manera cierta calidad de vida a través de la iniciativa privada. Bajo la aspiración de que las TIC permiten la ampliación y profundización de relaciones entre los individuos y los órganos de gobierno, y como parte de un proceso de construcción de ciudadanía (Castells, Hall & Pfeiffer y Held & McGrew, citados en UN-Hábitat, 2003), es que se plantea el gobierno electrónico como tercera perspectiva del cambio de enfoque. A través de distintas estrategias que afectan tanto al xiv
  16. 16. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Introducción. Estado como proveedor de la plataforma de servicios de información, y a las comunidades como destino y retroalimentación de la acción de gobierno, se ha venido construyendo una visión humanista de la tecnología, condicionando su desarrollo al impacto positivo que pueda generar en la calidad de vida de las personas (WSIS, 2005a). Aquí cabe mencionar que el desarrollo y popularización paulatina de las nuevas tecnologías de información y comunicación en todos los países en desarrollo, está permitiendo el acceso de numerosas personas de los estratos socioeconómicos más desposeídos a servicios privados altamente tecnificados como la telefonía celular e Internet, e incluso a alternativas comunicacionales como la televisión por suscripción (en nuestro país, frecuentemente a través de conexiones ilegales). Asimismo, son numerosos los proyectos oficiales orientados a la automatización de la tramitación de solicitudes ante órganos de gobierno, la creación de infraestructura de redes alámbricas e inalámbricas, y la instalación de puntos de acceso a Internet en comunidades remotas, ello bajo una estrategia de mitigación de la exclusión social implícita en la llamada brecha digital. En tal sentido, la importancia que los órganos oficiales venezolanos han venido dando a las TIC como herramientas de gestión de gobierno, ha orientado a una política de Estado que busca integrar diversas fuentes de información (individual-institucional, pública-privada) bajo una visión de territorio y soberanía nacional, auspiciando el desarrollo de sistemas de análisis y tomas de decisiones a múltiples niveles, ya ahora con la incorporación de tecnologías satelitales y sensores remotos. Aquí es donde incorporamos la cuarta perspectiva: el impulso a los sistemas de información geográfica (GIS) como plataforma para el análisis espacial y el monitoreo de la acción territorial. La capacidad de estas herramientas de asociar grandes bancos de información, con datos georeferenciados y en tiempo real capturados ya sea a través de unidades de servicio público equipadas con sistemas de posicionamiento global (GPS) o recibidas por xv
  17. 17. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Introducción. sensores remotos, constituyen en el estado-del-arte la opción mejor orientada hacia un enfoque ecologista, sistémico y sostenible del comportamiento antrópico de territorios, permitiendo estudiar fenómenos humanos y/o naturales en la dimensión integral que le otorga su visión geográfica. Estas particularidades respecto a los GIS se potencializan cuando analizamos el problema urbano: el manejo de ingentes cantidades de información extensiva cuyo procesamiento induce a decisiones que afectan a miles de personas por largo tiempo, requiere del análisis integral de escenarios que escapan del mero empirismo de funcionarios gubernamentales (Cuberos, 2005). La recopilación de datos sobre las actividades de la “ciudad formal” resulta un asunto complejo pero manejable, ya que se dispone de los instrumentos tradicionales de gestión pública que manejan las alcaldías y los organismos de control oficial. Pero los fenómenos que se plantean en la periferia urbana, de difícil acceso por las condiciones físicas de sus emplazamientos y por la inseguridad causada por su ilicitud, requieren la combinación de información pormenorizada que pueda generalizarse a través de métodos de estadística espacial y fotointerpretación. Es aquí donde los GIS demuestran su capacidad, gestando no sólo modelos de comportamiento urbano en zonas apenas en formación, sino modelos predictivos que permitirían anticipar una acción oficial preactiva que canalice de manera adecuada esta dinámica espontánea. Vistas estas cuatro perspectivas respecto al cambio de enfoque en la gestión de los procesos de urbanización en ciudades latinoamericanas, y particularmente venezolanas, resulta consecuente plantearse una serie de interrogantes: ¿Estará nuestro país en condiciones de desarrollar una política de participación comunitaria y orientada a la gestión territorial en el ámbito urbano? Y yendo más allá, bajo principios de inclusión social, ¿podrá xvi
  18. 18. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Introducción. plantearse un modelo de gestión pública territorial técnica y operacionalmente viable a través del cual los pobladores de comunidades asentadas en zonas periurbanas y en condiciones precarias podrían participar en forma coordinada con los entes de gobierno, en la generación de un hábitat suburbano digno y sostenible? ¿Será posible canalizar adecuadamente esta participación para que a través de mecanismos de capacitación, estas comunidades se desarrollen bajo las pautas de consolidación de usos especiales de suelo que la ciudades requieren? O por el contrario, la condición de ilicitud e insostenibilidad bajo el cual se conforman esas comunidades ¿constituye una condición inadmisible para que éstas asuman una coparticipación activa en la gestión del territorio que ocupan y la posible consolidación de su permanencia? Y más allá de la justicia social implícita en la participación democrática, ¿resultará más bien un inconveniente operativo someter el destino de áreas cuyo objeto técnico y territorial obedece a intereses estratégicos del Estado, a discusiones participativas que pueden resultar obtusas e inmediatistas en virtud de embates demagógicos y populistas? Frente a estas interrogantes, surge una hipótesis principal de trabajo, que puede ser enunciada en los siguientes términos: Las TIC pueden brindar a aquellas personas que habitan en asentamientos precarios periurbanos, una serie de mecanismos que permitan la participación individual y comunitaria en la gestión territorial especial de su entorno, para así combatir la exclusión social y facilitar su integración paulatina al desarrollo urbano sostenible de la sociedad venezolana. Una investigación que permita verificar esta hipótesis conllevaría no sólo determinar y diseñar tales mecanismos informacionales, sino incluso implantarlos y validar su real operatividad en pos del desideratum de integración al “desarrollo urbano sostenible”. Obviamente, esto implica un alcance tan amplio que requiere una acción de Estado ejecutada y evaluada en el tiempo, lo cual supera los alcances de una investigación del orden como el abordado en este trabajo. Pero en virtud de construir una línea de trabajo en esta materia, sí podemos abordar como objetivo xvii
  19. 19. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Introducción. general de investigación el siguiente: Establecer dentro de un modelo genérico de gobierno electrónico territorial aplicable a Venezuela, la propuesta de un sistema de participación convergente y sin exclusión, tanto de actores públicos como privados, para el modelaje de aquellos espacios periurbanos actualmente ocupados por asentamientos precarios, contando para ello con una plataforma TIC integradora, abierta y ubicua, con el fin ulterior de facilitar a estas comunidades su desarrollo humano alternativo y sustentable. Para abordar este objetivo, resulta necesario establecer técnicas de investigación en virtud de varios objetivos específicos. El primero de ellos corresponde al discernimiento del estado actual del objeto de estudio; por ello, se abocará a Reconocer los distintos enfoques bajo los cuales se desarrolla el gobierno electrónico, así como el estado actual internacional de aquellas modalidades encaminadas para involucrar la participación ciudadana en la administración de su espacio urbano Como consecuencia de esto, el segundo objetivo corresponderá a Determinar una serie de principios orientadores para el desarrollo de sistemas que apoyen un gobierno electrónico territorial participativo e inclusivo, aplicable a las particularidades legales, sociales, políticas y tecnológicas de Venezuela. Estos principios deben surgir de confrontar distintas modalidades de gestión territorial participativa apoyada en TIC con las particularidades de la realidad venezolana, haciendo parcial énfasis en las políticas de Estado que han sido encaminadas hacia tal objetivo. Un tercer objetivo específico buscará Diseñar un modelo para la gestión territorial participativa de zonas periurbanas venezolanas ocupadas por asentamientos espontáneos precarios, adoptando la ZP de Maracaibo como caso de estudio, y contando para ello la incorporación de los GIS y la Internet. Como ha podido apreciarse, este tercer objetivo surge del análisis de xviii
  20. 20. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Introducción. un caso de estudio, asumido a priori como emblemático de una situación recurrente en las urbes venezolanas. En tal sentido, se considerarán las particularidades actuales de la Zona Protectora (ZP) de Maracaibo, área de 20 mil hectáreas legalmente establecida hace unos 20 años como banda de contención a la expansión de la ciudad de Maracaibo (con unos 2,7 millones de habitantes en sus 23 mil hectáreas). Esta área está dispersamente ocupada por unas 50 mil personas que ocupan asentamientos precarios de mediana y baja consolidación, que viven al margen del régimen legal urbano además de sufrir todos los conflictos sociales que caracterizan las comunidades de la periferia urbana. Para abordar estos tres objetivos, se aplicará una investigación documental, fundamentada en experiencias recopiladas desde la Internet, así como de bibliografía manejada por el Instituto de Investigaciones de la Facultad de Arquitectura y Diseño (IFAD) de la Universidad del Zulia, ya sea escrita por el propio autor de este estudio en su condición de Profesor Titular de dicho instituto, como del trabajo de colegas de nuestra y de otras universidades venezolanas. Los resultados de este trabajo resultarán altamente pertinentes y aplicables en el seno de nuestra sociedad, ya que la colaboración informacional y la participación social demandan una gran atención en distintos escenarios de la vida política y tecnológica en nuestro país, y en realidad son pocos los profesionales abocados realmente a modelizar acerca de esta cuestión; mucho menos son los equipos de investigación que están abordando el modelaje urbano participativo con el apoyo de los GIS, a pesar del gran impulso que están sufriendo estas tecnologías en Venezuela. Cabe agregar además que el propio caso de estudio constituye una circunstancia interesante, ya que en estos inicios del 2006 se vislumbra la viabilidad institucional de poder validar el modelo de participación propuesto con esta investigación, gracias al apoyo de órganos de gobierno nacional regional y local. De poderse concretar esta validación, se podrá elaborar una interesante tesis doctoral sobre gobierno xix
  21. 21. La gestión pública territorial de asentamientos precarios y periurbanos en Venezuela. Introducción. electrónico territorial en el contexto latinoamericano. A continuación, este documento abordará las definiciones actuales del gobierno electrónico, sus enfoques hacia la gestión territorial participativa en Venezuela y la propuesta especifica de participación electrónica en asentamientos precarios periurbanos a través de un caso de estudio, complementando con un conjunto de referencias bibliográfícas y accesos directos a la Web que ilustran más profusamente los postulados desarrollados en la investigación. xx
  22. 22. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. 1a. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. Desde la propuesta del electronic town hall en Estados Unidos hacia 1992 (Gil, 2000), se ha desarrollado a nivel mundial una visión respecto al aporte de las TIC como apoyo a las funciones de gobierno bajo un sentido de fortalecimiento de la democracia. Esto se sustenta en el paradigma de que, debido a que las TIC facilitan el proceso de comunicación, ellas podrían también coadyuvar en la participación ciudadana en la gestión pública. En tal sentido, surgen los conceptos de e-democracia (transparencia y participación) y de e-gobierno (acceso a los servicios), englobados dentro de una visión de la administración electrónica como resultado de un cambio organizativo del sector publico para el mejoramiento de servicios y el respaldo a las políticas públicas con participación democrática (Finquelievich, 2001; Liikanen, 2003). Para esta transformación de las funciones de gobierno y la administración pública, resulta necesario adoptar tanto principios de flexibilidad en la organización y actuación de la administración como de la participación ciudadana, para lograr lo que se ha definido como visión en este nuevo milenio del Estado-Red (Castells, 1998). En tal sentido, la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información estableció en su Plan de Acción hasta el 2015 la necesidad de: “a) Aplicar estrategias de gobierno electrónico centradas en aplicaciones encaminadas a la innovación y a promover la transparencia en las administraciones públicas y los procesos democráticos, mejorando la eficiencia y fortaleciendo las relaciones con los ciudadanos. b) Concebir a todos los niveles iniciativas y servicios nacionales de gobierno electrónico que se adapten a las necesidades de los ciudadanos y empresarios, con el fin de lograr una distribución más eficaz de los recursos y los bienes públicos. c) Apoyar las iniciativas de cooperación internacional en la esfera del gobierno electrónico, con el fin de mejorar la transparencia, 1
  23. 23. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. responsabilidad y eficacia en todos los niveles de gobierno”. (WSIS, 2004) Estas acciones se han cristalizado en diversas iniciativas internacionales que abordan términos como el eVoto, la eCiudadanía (o eParticipación), la eCultura, la ePolítica, el eGobierno, los eMedia, y la educación, listadas en eDemocracia (Rubí, 2005), todas ellas para orientar el uso de las TI en tres grandes direcciones: • Desplegar información en la Web • Administración electrónica • Votación y sondeos electrónicos (Ríos et alt, 2004) De estas direcciones, abordaremos en forma pormenorizada los conceptos específicamente relativos a la administración gubernamental electrónica y sus modalidades. 1.1 Ámbitos del gobierno electrónico En nuestro mundo contemporáneo, se ha convenido en denominar como gobierno electrónico o e-Government, al conjunto de funciones o procesos de gobierno que son cumplidos gracias al uso de las tecnologías de la información y comunicación, usualmente bajo la Internet. “Se define como e-Government, el uso de la TIC y sus aplicaciones por los gobiernos para la provisión de información y servicios públicos a la gente” (ONU, 2005). Además de constituirse en “un mecanismo para aumentar la eficiencia en la gestión interna del Estado, propiciar la transformación del Estado y proveer de servicios permanentes, oportunos y efectivos a la población en general”, el gobierno electrónico permite también “aumentar la transparencia, garantizar la seguridad de la nación, fomentar el desarrollo local, posibilitar la contraloría social, la participación en la gestión pública, 2
  24. 24. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. la soberanía tecnológica y la democracia participativa y protagónica” (Gallegos, 2005). El gobierno electrónico implica interacciones de tres tipos: internas del gobierno o G2G (government-to-government); entre el gobierno y las empresas o G2B (government-to-business y viceversa); y entre el gobierno y los consumidores/ciudadanos o G2C (government-to-consumer/citizen, y viceversa) (ONU, 2005). Los dos primeros tipos de interacciones usualmente abordan la automatización de los procesos que tradicionalmente existen dentro de los gobiernos y entre éstos y las instituciones del sector privado; pero es en el tercer tipo, la relación entre el gobierno y la ciudadanía, donde se cristaliza la vocación democrática del e-government. En este sentido, el gobierno electrónico ha venido evolucionando en dos enfoques: el primero, el de la participación electrónica, y el segundo, que considera al primero e incorpora aspectos adicionales, que es el de la inclusión electrónica. A continuación, trataremos los aspectos fundamentales que encierran cada uno de tales enfoques. 1.1.1 La participación electrónica (e-participation) Uno de los cambios más profundos en concepción actual de la democracia se ha venido dando en el cambio del paradigma de la representatividad por el de la participación. Las comunidades antes elegían al funcionario quien en su nombre asumía las decisiones a su bien criterio; la participación impulsa al gobernante a llevar a consulta plural sus acciones y a ejecutar lo que la comunidad le reclama. Las tendencias hacia el empoderamiento (empowerment) de las comunidades en las tomas de decisiones que adopta el gobierno, se han venido reflejando en un gradiente progresivo, descrito por Kingston (1998) en seis grados de participación pública (véase figura 1.1): 3
  25. 25. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. Figura 1.1. Grados de participación pública. Fuente: Basado en Kingston, 1998. Este empoderamiento ha venido siendo impulsado en la actualidad por el desarrollo de Internet y de la Web, en cuyo seno ha surgido la llamada participación electrónica: “es toda actividad de los ciudadanos voluntaria (y) encaminada a influenciar en la selección de los gobernantes o en la toma de decisiones públicas, pero que se canaliza o se produce a través de medios electrónicos o telemáticos” (Borge, 2004). La participación electrónica puede calificarse en varios niveles, cuyo nivel de interactividad expresa el carácter representativo o participativo del ejercicio democrático que cumple el gobierno. En este sentido, Borge (2005) establece un modelo de cinco niveles a partir de la Escalera de Participación de Arnstein (1971) exhibido en la figura 1.2. Información divulgación documental Democracia Comunicación Representativa correos y buzones de comentarios Consulta Democracia encuestas, sondeos Participativa Deliberación debates, foros, chats Participación en decisiones y elecciones voto electrónico, debates vinculantes Figura 1.2. Niveles de Participación. Fuente: Basado en Borge, 2005 La idoneidad de la Web y la Internet para apoyar estos distintos niveles de participación se sustenta en la capacidad que tienen estas 4
  26. 26. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. tecnologías “en poner a disposición de los usuarios una gran cantidad de información y permitir el diálogo y la deliberación entre un número indeterminado de personas”. Por ello, “Internet tienen un carácter claramente democratizador y participativo (y) ofrece la posibilidad de una comunicación interactiva entre los internautas y los políticos” (Borge, 2004). Según la Organización de las Naciones Unidas - ONU (ONU, 2005), la revisión actual de los distintos desarrollos de gobierno electrónico en funcionamiento, presentan cinco escaños paulatinos de interactividad y participación: • La presencia emergente resulta el primer nivel de publicación con información básica y limitada. Incluye una página Web, con algunos vínculos a distintos departamentos, un mensaje institucional y algunos documentos básicos de la organización. • En la presencia mejorada, el gobierno informa algunas de sus políticas públicas y fuentes de financiamiento, así como documentos en archivo como normativas, informes y bases de datos. A pesar de que los usuarios pueden buscar documentos y disponer de un mapa del sitio, la interacción es fundamentalmente unidireccional y fluye del gobierno al ciudadano. • Es en la presencia interactiva cuando los servicios en línea del gobierno funcionan de manera interactiva con los usuarios permitiendo operaciones como descargar formatos de pagos de impuestos o solicitudes de documentos, acceder a algunos mensajes relevantes por audio o video, o contactar los funcionarios por correo electrónico. Además, el sitio resulta actualizado con gran regularidad. • En la presencia transaccional, se genera una interacción de doble sentido entre el ciudadano y el gobierno, permitiendo pagos en línea con tarjetas de crédito o débito, tramitación de documentos de identidad y otros trámites similares las 24 horas al día y los 7 días de 5
  27. 27. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. la semana. Los proveedores de bienes y servicios pueden incluso cobrar sus facturas a través de conexiones seguras certificadas. • La presencia en línea constituye el nivel más sofisticado de las iniciativas del gobierno electrónico. Integra relaciones G2C, C2G y G2G, albergando un diálogo bidireccional con la sociedad, a través de formatos interactivos tales como pantallas para envíos de comentarios y mecanismo de consulta en línea. A través de estas deliberaciones participativas, el gobierno solicita a los ciudadanos sus opiniones respecto a políticas públicas y proyectos de ley. Además, en este enfoque está implícita la integración de distintas agencias del sector público, bajo la comprensión del concepto de toma de decisiones en colectivo a través de la democracia participativa y empoderamiento del ciudadano. El fortalecimiento paulatino de los servicios en línea que los gobiernos van construyendo frente a sus ciudadanos, implica incrementar el acceso del ciudadano a trámites burocráticos y a compendios de información electrónica para promover su participación en tomas de decisiones que puedan afectarlo tanto a nivel social como individual. Por ello, promover la participación electrónica de los ciudadanos debe ser el punto de partida de un gobierno socialmente inclusivo, visión humanista y de equidad urgente en nuestros países que sufren de una gran brecha digital. 1.1.2 La inclusión electrónica (e-inclusion) En la mayoría de los países en desarrollo de todo el mundo se ha venido tomando conciencia acerca de la necesidad de involucrar los diferentes sectores sociales de la vida nacional, regional o local, en la toma de decisiones. Esto no sólo con la intención de democratizar el ejercicio de gobierno, sino de incluso para incorporar, con sus capacidades y aptitudes propias, a distintos sectores comunitarios y empresa privada en 6
  28. 28. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. la ejecución de los planes y proyectos de desarrollo nacional. Lograr este cambio de paradigmas en economías mayormente controladas por la acción de los gobiernos, a partir de iniciativas desarrolladas con las TIC, implica un compromiso político para viabilizar la reorganización de la cultura del Estado y las inversiones en infraestructuras de información. Para hacer más socialmente eficiente las inversiones, este compromiso debe considerar la atención a todos los ciudadanos, incluyendo aquellos marginados por su nivel económico, localización geográfica, discapacidades físicas y diferencias culturales o étnicas. A este efecto, resulta imperativo adoptar una visión orientada a “la construcción de una sociedad de la información inclusiva, basada en la apreciación de las capacidades de cada una de las personas, la dignidad que las alternativas económicas y sociales brindan, y la libertad individual o social en aprovecharlas” (ONU, 2005). Por ello, el desarrollo del gobierno electrónico debe enfocarse hacia la inclusión de todos los grupos de la población, diversificando el manejo de las TIC de manera tal que aquellos con bajos ingresos, las mujeres, los discapacitados, las minorías culturales y quienes viven en áreas rurales, puedan ser sistemáticamente incluidos en los inminentes beneficios de las nuevas tecnologías. Por tanto, para construir una sociedad de la inclusión, el e-government debe expandirse al concepto de la e-inclusion. Ya que las TIC facilitan la diseminación masiva de información y la oportunidad de obtener respuestas en base a la misma, ellas pueden constituirse en el canal idóneo para un trabajo conjunto inclusivo entre gobierno y ciudadanos dentro de la gestión pública. Esto conlleva el impulso a oportunidades para el empoderamiento social y económico de todos los ciudadanos sin excepciones. Lograr este objetivo, implica la adopción responsable de una serie de imperativos (ONU, 2005): 7
  29. 29. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. 1. reconocer la importancia de proveer iguales oportunidades para todos en su participación dentro de la sociedad de la información; 2. el compromiso y el liderazgo para una agenda de desarrollo de las TIC debe ser política de Estado, asegurando que cada paso adoptado en virtud de las metas y los objetivos de los países sean inclusivos para la mayoría de la sociedad, incorporando a las comunidades tradicionalmente marginadas; 3. debe formularse una estrategia de desarrollo social inclusivo que apunte al empoderamiento de cada uno de los ciudadanos en virtud de sus capacidades y expectativas; 4. las políticas y programas gubernamentales necesitan ser reestructurados con el rol de unas TIC intrínsecamente integradas en los sistemas de gobierno y los planes de desarrollo; y 5. se requiere la formulación de una estrategia de desarrollo basada en una utilización efectiva de unas TIC que consideren los valores culturales autóctonos, para lograr que el gobierno, las empresas y los ciudadanos adopten un rol equitativo y beneficios mutuos. Todos estos imperativos impulsan una interacción entre el Estado y los ciudadanos que migra hacia una colaboración y participación activa en la toma de decisiones. Este objetivo demanda la redefinición de los procesos, mecanismos y los órganos institucionales a través de los cuales la información es requerida y suministrada. Para esto, los gobiernos necesitan formular unas estrategias nacionales basadas en la evaluación de las necesidades de infraestructura, capital humano y requerimientos financieros y sociales al crisol de la disponibilidad de recursos económicos, financieros y humanos; en virtud de la sostenibilidad social, estas acciones deben ser manejadas dentro del concepto integral de la e- inclusion y activamente encaminadas a promover el acceso para todos. 8
  30. 30. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. 1.2 Estado del arte internacional en gobierno electrónico Existen múltiples foros virtuales que comparten experiencias y debaten acerca de las iniciativas del gobierno electrónico. En este mismo sentido, las Naciones Unidas han venido publicando informes periódicos respecto al avance en este campo; el último de ellos, publicado en diciembre de 2005, expone una evaluación por naciones que de manera muy particular hace énfasis en el nivel de participación ciudadana que involucran los portales oficiales de los gobiernos en Internet, con una especial consideración a aquellas características que los hace inclusivos a diferentes capacidades y situaciones de los ciudadanos. A continuación, se reseñarán a modo ilustrativo nueve de estas iniciativas de e-government; en la segunda parte de este documento, este espectro de alternativas será complementado a través de la referencia a otros ejemplos de gobierno electrónico, particularmente aquellos asociados específicamente a la gestión territorial y que dependen de entes distintos al gobierno nacional. 1.2.1 Experiencias norteamericanas Resulta previsible considerar que el diseño del gobierno electrónico estadounidense resulte paradigmático en cuanto al estado-del-arte se refiere. Comprendiendo la multiplicidad de sistemas y procesos que los distintos entes de gobierno poseen, el mérito principal de este proyecto es que consta de un portal universal que permite la búsqueda en 51 millones de páginas Web de información gubernamental, así como una estructura de navegación por trámites de muy fácil comprensión, organizado por tópicos de acuerdo a grupos de interés o “audiencias”. Integra todo tipo de herramientas de interactividad, e incorpora el uso de varios idiomas principalmente el español (véase en http://www.firstgov.gov ). Frente a esta experiencia, el sitio oficial bilingüe del Canadá resulta el líder nacional de accesos por Internet, suministrando múltiples servicios 9
  31. 31. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. al ciudadano a través de portales asociados. “El objetivo de la iniciativa Gobierno en-Línea es emplear tecnologías de información y comunicación para proveer a los canadienses de un acceso adecuado a servicios integrados y centrado al ciudadano en cualquier moment, en cualquier lugar y en el lenguaje oficial de su preferencia” (véase en http://canada.gc.ca) Este sitio posee un modo de personalización por usuario, así como interfaces para acceso inalámbrico y desde celulares, garantizando respuestas por correo electrónico a cada solicitud que hacen los ciudadanos con la prontitud de un solo día hábil. 1.2.2 Experiencias asiáticas Al igual que Canadá, el portal eCitizen de Singapur además de permitir el acceso organizado y sencillo a todos los servicios gubernamentales, posee un modo de personalización que permite que los ciudadanos puedan recibir por correo electrónico o mensajes de texto SMS, desde noticias parlamentarias hasta recordatorios de devoluciones de libros a bibliotecas públicas o notificaciones de renovación de documentos. Asimismo, dispone de una conectividad que permite a los ciudadanos el pago electrónico de cualquier tasa o compromiso con cualquier agencia de gobierno (véase en http://www.ecitizen.gov.sg) El sitio oficial del gobierno japonés es uno de los sólo ocho que a nivel mundial contempla la alternativa de acceso inalámbrico llamado m- government (gobierno móvil). Éste ofrece navegación a través de teléfonos celulares tanto para presentar información en tiempo real acerca de eventos de tránsito o clima, ya sea en tierra como en agua, así como para reportar problemas y reclamos (véase en http://www.e-gov.go.jp). 10
  32. 32. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. 1.2.3 Experiencias europeas Dinamarca enmarca su portal de gobierno bajo el formato de diálogo electrónico. Constituye “una herramienta orientada al diálogo sobre Internet para apoyar los esfuerzos de relación de calidad entre los ciudadanos y sus representantes electos” para dar soporte al proceso de empoderamiento ciudadano. En este sentido, su más distintiva característica es que los debates virtuales resultan vinculantes para las tomas de decisiones del gobierno, ya sean éstas de carácter nacional regional o local (véase en http://www.danmarksdebatten.dk) Asimismo, el observatorio de e-government europeo, en su reporte anual de la situación en los 25 países de la Unión publicado en noviembre pasado (Chevallerau, 2005), retrata los alcances de cada presencia, entre las que destaca la iniciativa británica Transformational Government Enabled by Technology, con cuya aprobación en noviembre pasado se pretende transformar todo el sector de gobierno electrónico nacional para asegurar que: • los ciudadanos y las empresas tengan un acceso personalizado en sus interacciones con el gobierno, orientándolo hacia la prestación de nuevas oportunidades de servicio; • los contribuyentes se beneficien del mejoramiento en la eficiencia del gobierno; • los ciudadanos, las empresas y las comunidades se beneficien de mejores regulaciones, reducción de papel y menores costos que apoyen la consecución de un sector público más efectivo y moderno; • los servidores públicos dispongan de mejores herramientas para cumplir sus labores y proveer mejores servicios; • los creadores de políticas serán más capaces de lograr sus 11
  33. 33. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. intenciones en la práctica; • los gerentes sean capaces de trasladar recursos internos de oficina a la atención al público; y • los ciudadanos se sientan más involucrados en los procesos del gobierno democrático (HM Government, 2005). Ese mismo mes, el gobierno español aprobó el llamado Plan Avanza (Plan 2006-2010 para el desarrollo de la Sociedad de la Información y de Convergencia con Europa y entre Comunidades Autónomas y Ciudades Autónomas) que respecto a la administración electrónica, persigue: “Garantizar el derecho de ciudadanos y empresas a relacionarse electrónicamente con las AAPP, para lo cual la totalidad de los servicios prestados por las Administraciones deberán ofrecer en 2010 como mínimo alguna de sus prestaciones a través de Internet. Establecer los mecanismos para que la oferta de servicios en línea se corresponda con la demanda existente, creando un catálogo claro de servicios electrónicos. Garantizar la existencia de canales adecuados para que todos los ciudadanos y empresas puedan hacer uso de los servicios proporcionados por las Administraciones Públicas. Modernizar las Administraciones Públicas españolas en términos de mejora de la calidad, agilidad y rendimiento de los servicios a los ciudadanos, eficiencia en el uso de los recursos públicos, reducción de costes, satisfacción de los usuarios, integración interdepartamental y simplificación administrativa. Crear estructuras de cooperación entre las distintas Administraciones Públicas (Administración General del Estado, Comunidades Autónomas y Entes Locales)”. Este plan estipula metas concretas como la interoperabilidad de servicios electrónicos, la instalación en todos los organismos del Estado del Servicio de Notificaciones y Comunicaciones Telemáticas Seguras, el pago telemático de todas las tasas y precios públicos, y la 12
  34. 34. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. georreferenciación de la ubicación de todas las oficinas y recursos públicos (MITC, 2005). 1.2.4 Experiencias latinoamericanas A pesar de la precariedad de recursos de la región respecto a otros continentes, algunos países de América Latina ubican sus sitios de gobierno electrónico bien ranqueados dentro de la esfera internacional. Uno de ellos es Chile: debido a que el gobierno central agrupa la atención al ciudadano más importante del país, su portal esta diseñado para facilitarle el acceso a todos los servicios en línea disponibles, así como derivaciones a subsitios de gobiernos regionales, y diversas transacciones en línea y servicios sobre seguridad y defensa de los consumidores (véase en http://www.tramitefacil.gov.cl/) Otro país que mantiene su liderazgo regional es Brasil, cuyo portal de gobierno es considerado el más efectivo de América Latina. La información y los servicios más pertinentes se encuentran agrupados en 30 subgrupos temáticos fácilmente comprensibles por el ciudadano, que permiten operaciones en línea tales como pagos de impuestos, servicios de salud u obtención de información legal. Asimismo, incorpora servicios financieros para las empresas que operan a través de un software que se descarga del sitio Web (véase en www.e.gov.br). 1.3 Experiencias en la gestión territorial electrónica En las sociedades actuales, la gestión pública del desarrollo social debe constituir un proceso intencionado de articulación de los distintos factores que actúan dentro del Estado para encaminar las decisiones y actuaciones bajo un modelo de sociedad convenido democráticamente y con criterios de sustentabilidad ambiental y sostenibilidad temporal. El estudio de cómo este proceso aborda la localización tanto de los actores 13
  35. 35. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. como de sus actuaciones, es objeto de la gestión territorial, la cual a través de políticas de ordenamiento y acciones promotoras de ciertas modalidades de antropización, promueve una relación armónica entre las actividades humanas y el entorno natural. El concepto de territorio asume diferentes escalas: la comprensión del funcionamiento de los ámbitos del territorio nacional y regional implican un alto nivel de abstracción, por lo cual los técnicos y especialistas asumen un rol dominante en la conceptualización de políticas y programas. La escala más cercana a la cotidianidad del ciudadano es la del territorio urbano, que percibe en su día a día al llevar a sus hijos al colegio, al regar las plantas de su patio o al acudir a un centro de salud. En este sentido, y considerando las particularidades del modo de vida que se desarrolla en los centros poblados, es que surge la gestión territorial urbana “como un proceso orientado a identificar, convocar y movilizar fuerzas, en torno a las distintas alternativas de intervención que tienen los actores públicos y privados para alcanzar el ideal de Estado y de sociedad que los guía” (UNIPILOTO, 2005). La gestión territorial urbana planifica, ejecuta, supervisa, informa, y administra los espacios que ocupan los centros poblados. Para ello, maneja una serie de instancias tales como el catastro, los sistemas prediales, la calidad ambiental, los sistemas viales y de transporte, los servicios asistenciales (salud y educación), los espacios de ocio, recreación y deporte, y los equipamientos de infraestructura urbana (redes de servicio y grandes equipamientos) (GMLP, 2005). Esta gestión territorial usualmente es coordinada por los gobiernos locales, a través de sus alcaldías, ayuntamientos, juntas distritales o similares. El desarrollo del gobierno electrónico participativo en los últimos años se ha reflejado en la presencia de estas instituciones locales en la Internet para prestar servicios en línea a sus ciudadanos. A continuación, revisaremos algunas experiencias ilustrativas de tales 14
  36. 36. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. modalidades de participación electrónica. En el ámbito de la gestión territorial urbana, muchas ciudades en todo el mundo poseen un modesto portal con información acerca de su localidad, los entes de gobierno, atractivos turísticos y otros aspectos de interés. En años más recientes, tales sitios han venido incorporando la posibilidad de localizar información en mapas a través de tecnologías GIS, hacer pagos electrónicos y tramitar solicitudes en línea, bajo iniciativas que han dependido de una buena visión del gobierno local, el apoyo de otras instancias del gobierno nacional y regional, la consecución de recursos financieros y tecnológicos para tales plataformas y la promoción de mecanismos de participación de los ciudadanos en la toma de decisiones frente a problemas de la ciudad. Entre las experiencias exitosas del gobierno electrónico aplicado a la gestión territorial, divulgadas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones en ocasión de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información celebrada en Túnez en noviembre pasado, se reseñó la encomiable experiencia de la ciudad de Saukaryam en India. En su portal publicado desde 2001, los usuarios pueden cumplir diversos trámites como efectuar y revisar el estatus de sus solicitudes de servicios públicos, recibir información acerca de nacimientos y defunciones, o monitorear la recolección de basura, además de revisar grandes bancos de información y noticias. Posee un sistema de pagos en línea que está integrado con la red bancaria local, así como posee una integración con la red de transporte masivo local. El callejero está desarrollado sobre una aplicación GIS, que permite al usuario la visualización y búsqueda de información cartográfica de la ciudad y sus alrededores. Pero aparte del amplio abanico de servicios, el principal mérito de este portal es que surgió a partir de la integración de iniciativas entre el gobierno local, la empresa privada y los ciudadanos organizados (véase figura 1.3). De la misma manera, muchas ciudades estadounidenses, incluso 15
  37. 37. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. hasta poblados menores, han desarrollado presencias robustas en la Web. Como un ejemplo de ello, en el portal del Condado de Washtenaw en Michigan (véase figura 1.4), muchas de las aplicaciones de gobierno electrónico se desarrollan a través de una interfaz GIS, que provee a los usuarios distintos mapas temáticos de la ciudad, localizar direcciones y servicios clave además de dar acceso transaccional a información catastral y de otros temas a través del acceso a bases de datos georreferenciadas. Figura 1.3. Web de la ciudad de Saukaryam Fuente: http://www.saukaryam.org Figura 1.4. Web del Condado de Washtenaw. Fuente: http://www.ewashtenaw.org/government/departments/gis/MapWashtenaw_Main.htm En el contexto iberoamericano, podemos destacar el proyecto IRIS (Incidencias, Reclamaciones y Sugerencias), impulsado por el ayuntamiento de Barcelona para gestionar las quejas y sugerencias de los ciudadanos a través de Internet. IRIS es un sistema multicanal que gestiona los requerimientos de los ciudadanos con la finalidad de corresponsabilizarlos con la calidad de vida y las prestaciones de sus 16
  38. 38. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. servicios urbanos (véase figura 1.5). Esta plataforma, fundamentada en el procesamiento de planteamientos presentados por los ciudadanos ya sea a través de una línea telefónica gratuita o de la página Web del ayuntamiento, es administrada por la Oficina de Atención al Ciudadano, integrando los diferentes departamentos y empresas de la organización, procesando hasta 1000 solicitudes diarias en 1600 categorías distintas. A esta plataforma de participación se unen la Red Ciudadana, en la cual los ciudadanos pueden suscribirse para recibir boletines informativos a través del correo electrónico, y una sistema GIS, donde se georreferencian incidencias determinadas por los funcionarios o denunciadas por los ciudadanos (véase figura 1.6). Figura 1.5. Proyecto IRIS: Portal Web (izq), sistema interno de seguimiento de solicitudes (der), modelo conceptual (abajo). Fuente: http://w6.bcn.es/ya2/baViewFrameDocumentAc.do 17
  39. 39. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. Figura 1.6. SIG de la ciudad de Barcelona. Fuente: http://www.bcn.es/guia/welcomee.htm Varias de las urbes que pertenecen a la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI), han desarrollado sistemas transacionales similares. La Alcaldía de Bogotá cuenta en su portal con el llamado Sistema Distrital de Quejas y Soluciones (véase figura 1.7), además de reafirmar su liderazgo internacional en publicación de información georreferenciada a través de un robusto GIS. Figura 1.7. Servicios de e-government de la ciudad de Bogotá. Fuente: http://alcaldia03.bogota.gov.co/sdqs Santiago de Chile (figura 1.8) y el sector Chacao, de la ciudad de Caracas (figura 1.9), poseen también servicios similares, con apoyo de GIS sobre Internet. Chacao posee un Módulo de Atención Telemática al Ciudadano, el cual permite múltiples trámites municipales y algunos formularios para su descarga. 18
  40. 40. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. Figura 1.8. Servicios de e-government de la ciudad de Santiago de Chile. Fuente: http://santiagoenlinea.munistgo.cl/portalinternet/principal.asp Información General del Municipio, la Policía, Seguridad Alcaldía y sus Actividades Policía de Circulación, Tránsito Atención Médica, Salubridad Pública Ruidos Molestos, Protección Civil, Emergencias 171 Desastres Naturales Aseo Urbano, Reclamos Aseo Urbano, Solicitud de Servicios Aseo Urbano, Información Aseo Urbano, Facturación Carta de Residencia, Registro Ciivil, Deportes, Parques y Recreación Atención Legal Atención a la Tercera Edad, Atención a la Educación Preescolar, Básica indigencia, Atención Infantil. Ayudas Económicas Arte, Cultura y Eventos Culturales Eventos y Relaciones Sociales Impuestos y Permisos para Comercio y Actividades Catastro, Parcelas, Exención de impuestos Planeamiento Urbano, Proyectos, Mobiliario para la 3a edad Urbano, Kioscos Construcción, Permisos, Inspecciones, Obras Públicas, Alcantarillas, Baches, Aceras, Terrenos Baldíos Iluminación, Aguas Blancas y Negras, Árboles. Oficina del Alcalde Otro Figura 1.9. Servicios de e-government del sector Chacao de la ciudad de Caracas: Módulo de Atención Telemática (izq.), Infomapa (der), trámites disponibles (abajo). Fuente: http://www.chacao.gov.ve/default.asp 19
  41. 41. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. Si bien estas modalidades de gobierno electrónico participativo ya están siendo bastante replicadas en todo el mundo, existen variantes sumamente interesantes que reseñar. Una de ellas ha sido la experiencia multitudinaria desarrollada en Madrid a través del proyecto MadridParticipa. A través de accesos multicanales, que incluyeron Internet, telefonía Java, mensajes SMS y kioskos presenciales, casi 140 mil personas se involucraron en una consulta ciudadana sobre diferentes aspectos del desarrollo de la ciudad. “Consultas electrónicas como la de MadridParticipa contribuyen notablemente a evitar la deriva de la actual democracia representativa hacia modelos con un elevado protagonismo de los partidos políticos y una marginación cada vez más clara de los ciudadanos. Estas consultas reivindican un modelo de democracia participativa que equilibra los peligros mencionados”. (Barrat y Reniu, 2004) Segovia ha sido también protagonista de iniciativas interesantes. El proyecto Ciudadanos2005.net “recrea en Internet el concepto del ágora griega o plaza pública en la que tanto los ciudadanos como sus representantes políticos y civiles exponen públicamente aquellas propuestas que consideran de interés para la comunidad y las someten a debate y deliberación del conjunto de los participantes. Aquellas propuestas con un mayor respaldo ciudadano son susceptibles de ser votadas por el Ayuntamiento en el pleno municipal y puestas en marcha con la implicación de los ciudadanos y las asociaciones que han participado en el proceso de deliberación” (Ayuntamiento de Segovia, 2005). Propuestas como el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Segovia que fue publicado para consulta desde octubre pasado, pueden ser conocidas y discutidas por los ciudadanos en foros abiertos (véase figura 1.10). Al igual que Segovia, otros 80 ayuntamientos de toda España se han involucrado en esta iniciativa inscrita en el programa europeo eEurope2005 que impulsa una Sociedad de la Información para todos dentro del “principio de participación de los ciudadanos en los asuntos públicos reconocido y fomentado por los propios gobiernos locales” (Ayuntamiento de Segovia, 2005). 20
  42. 42. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. Figura 1.10. Iniciativas de e-government de la ciudad de Segovia: Portal Ciudadanos2005.net (izq); Plano del PGOU (der). Fuente: http://www.segovia.ciudadanos2005.net/. Otras alternativas de interés han sido desarrolladas en los Estados Unidos. La ciudad de Wellington en California, aparte de poseer un portal Web con servicios en línea como los ya descritos respecto a otras ciudades (véase figura 1.11), ha incorporado una herramienta colaborativa que permite incorporar información nueva en su interfaz GIS en forma remota; por ahora, esta incorporación se mantiene reservada al personal que da mantenimiento al sistema, pero se espera que en un futuro, los ciudadanos pueda hacer sus requerimientos localizándolos ellos mismos en los mapas urbanos. Figura 1.11. Portal GIS de la ciudad de Wellington. Fuente: http://gis.tcw.ca/maps/go 21
  43. 43. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. En una actividad participativa desarrollada en el área agrícola de Hayden en Colorado, sus habitantes fueron apreciando un conjunto de propuestas de viviendas, cercados, anuncios, tiendas y calles para establecer por consenso el carácter visual de su poblado (véase figura 1.12). A medida de que se presentaba cada alternativa, los asistentes iban realizando individualmente su selección en un dispositivo similar a los que emplea el público de estudio en programas de televisión en vivo. Cada una de las variantes que ganaban el apoyo mayoritario de los asistentes, afectaba en tiempo real un modelo prospectivo desarrollado en GIS, cuyos resultados podían ser visualizados en tres dimensiones por los ciudadanos (Martin et alt, 2005). Figura 1.12. Selección participativa de la imagen del poblado de Hayden: Arriba: Presentación de alternativas (izq), Selección por teclado (der) Abajo: GIS de modelaje prospectivo (izq), Modelo tridimensional generado (der). Fuente: http://gis.esri.com/library/userconf/proc05/papers/pap1939.pdf Una última experiencia que podemos registrar en este breve inventario, es la derivada de los proyectos de planetas virtuales. Google Earth, liberado en Internet a mediados del 2005 (GOOGLE INC, 2005), 22
  44. 44. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. consiste en una interfaz telemática GIS que permite gratuitamente a los usuarios localizar en todo el planeta, direcciones en calles y avenidas, hacer acercamientos, realizar búsquedas espaciales de establecimientos y acceder a sus vínculos en páginas Web, obtener reportes de establecimientos y rutas de manejo, guardar localmente las búsquedas, manejar capas de información, construir terrenos y edificaciones en 3d, y calcular distancias. Pero lo realmente contundente de esta herramienta es que permite el intercambio abierto de información georeferenciada a través de una comunidad virtual (véase figura 1.13). Esto la constituye en una plataforma sumamente poderosa para soportar foros de discusión respecto a fenómenos existentes o propuestas planteadas sobre cualquier territorio del planeta. Dado que el servicio es de muy reciente despliegue, los usos que tendrá en proyectos de gobierno electrónico se vislumbran de profundo impacto. Figura 1.13. Recursos de Google Earth: Visualización de información del área periurbana de Maracaibo (izq), Interfaz de foros de discusión e intercambio de una comunidad temática (der). Fuente: http://www.keyhole.com/body.php?h=products&t=keyhole2LT En la siguiente parte del documento, se abordarán las premisas que deben delinear la participación y la inclusión en la gestión territorial venezolana a través de herramientas Web y GIS. Para ello, se revisarán los 23
  45. 45. 1ª. Parte. Perspectivas actuales sobre el gobierno electrónico participativo y la gestión territorial. enfoques multilaterales respecto a tratamiento del gobierno electrónico en América Latina. Continuará el documento con el análisis de una de las problemáticas territoriales que causa mayor exclusión en América Latina: los asentamientos precarios en áreas periurbanas. En virtud de ello, se perfilará una serie de lineamientos para el diseño de un modelo de gestión urbana participativa dentro del marco legal venezolano. Finalmente, y enmarcada dentro de tales lineamientos, se concluirá con una propuesta específica para un caso de estudio que sufre el tipo de condiciones de exclusión y precariedad que las TIC están llamadas a revertir. 24
  46. 46. Capítulo 2. Lineamientos para un Modelo de Gestión Territorial Inclusiva en Venezuela. 2a. Parte. Lineamientos para un Modelo de Gestión Territorial Inclusiva en Venezuela Como se ha podido apreciar, el desarrollo de gobierno electrónico en la gestión territorial ha venido abordando aquellos factores que en forma específica afectan el ordenamiento urbano: las relaciones vecinales en áreas residenciales, la calidad de los servicios públicos, la plusvalía sobre la propiedad y tenencia de terrenos, la relación socio-económica entre usos urbanos, y los requerimientos de accesibilidad y transporte entre las localizaciones espaciales de tales usos, entre otros aspectos. Dada la dinámica vertiginosa de ciudad, este ordenamiento, que tradicionalmente surge de disposiciones formuladas por expertos en un momento determinado (lapso de formulación del plan urbano), padece de manera inherente de un desgaste de vigencia, ya que es asíncrono con las dudas y planteamientos que presenta la comunidad en el día a día. Por tal razón, la planificación urbana normativa (e incluso la llamada “estratégica”), sufren el dilema de establecer disposiciones que caen o en el excesivo detalle o en la ambigua generalidad de los escenarios, sufriendo de una pérdida de credibilidad por parte del funcionario regulador quien por ello se ve inducido a ejecutar una gestión de arbitrios meramente empíricos, intuitivos y con pocos mecanismos de validación de sus decisiones. En este sentido, a partir de los años 80, los llamados sistemas de información geográfica irrumpieron en forma prometedora en los ámbitos de planificación urbana, para soportar el desarrollo del llamado “modelaje urbano”: un sistema de simulación digital de las actividades y relaciones propias de todo asentamiento poblacional, considerando las características de localización que ocupa cada elemento. Hasta ahora, tanto éstos como otros sistemas automatizados han ayudado a los funcionarios en la representación de realidades actuales y previstas, considerando las variables socio-económicas de cada ámbito urbano; su gran dificultad técnica nace del proceso de alimentación de datos, condicionado siempre al trabajo de especialistas que hacen los 25
  47. 47. Capítulo 2. Lineamientos para un Modelo de Gestión Territorial Inclusiva en Venezuela. levantamientos periódicos de información bajo sistemas auditores restrictivos. Frente a estas estrategias de automatización de la gestión, siempre en manos de los técnicos y funcionarios, surge la necesidad de incorporar a las comunidades en las tomas de decisiones bajo los principios de la cooperación para el desarrollo social. Es necesario que la tecnología soporte los esfuerzos de la población en adoptar mayor control sobre su destino y desarrollar sus propias soluciones para el reto del desarrollo social. Para ello, debe adoptarse la inclusión de las comunidades tanto en la alimentación de datos de los sistemas, en la elaboración de los criterios de análisis, y en la validación de los resultados, todo ello bajo los principios de la participación telemática. Múltiples experiencias a nivel mundial se han venido desarrollando bajo estos principios, teniendo incluso experiencias emblemáticas en Iberoamérica como las basadas en los presupuestos participativos de Porto Alegre, con raíces sociales que datan desde los años 80 (Espinoza, 2003), o entornos de participación virtual como en la ya mencionada la Web de Barcelona (www.bcn.es). En esta parte del documento, abordaremos los aspectos que nos permitirán configurar este desiderativo para nuestro país, reconociendo los factores involucrados como premisas conceptuales y situacionales de un modelo de gestión territorial participativa y que promueva la inclusión social de nuestras comunidades más desasistidas. 2.1 La visión multilateral La Declaración del Milenio adoptada por la Organización de las Naciones Unidas en 2000, permitió integrar una serie de visiones discutidas en diversos foros internacionales respecto al rol de las TIC en el desarrollo humano y social, especialmente para la erradicación de la pobreza y la exclusión.” 26
  48. 48. Capítulo 2. Lineamientos para un Modelo de Gestión Territorial Inclusiva en Venezuela. “Reconocemos por amplio consenso que las tecnologías de la información y las comunicaciones son fundamentales para el desarrollo de la nueva economía mundial basada en el saber y que pueden contribuir considerablemente a acelerar el crecimiento, promover el desarrollo sostenible y erradicar la pobreza en los países en desarrollo, así como en los países con economías en transición, y facilitar su integración efectiva en la economía mundial”. (Declaración Ministerial, UN–CES, 2000) “Velar por que todos puedan aprovechar los beneficios de las nuevas tecnologías, en particular de las tecnologías de la información y de las comunicaciones, conforme a las recomendaciones formuladas en la Declaración Ministerial 2000 del Consejo Económico y Social”. (Declaración del Milenio, ONU, 2000) De este enfoque, ha surgido un conjunto de acciones a nivel internacional bajo el “deseo y compromiso comunes de construir una Sociedad de la Información centrada en la persona, integradora y orientada al desarrollo, en que todos puedan crear, consultar, utilizar y compartir la información y el conocimiento, para que las personas, las comunidades y los pueblos puedan emplear plenamente sus posibilidades en la promoción de su desarrollo sostenible y en la mejora de su calidad de vida” (Declaración de Principios, WSIS, 2004a) Así, el uso de las TIC para la e-inclusion está resultando ampliamente promovido, particularmente en los países en desarrollo, según en Gester y Zimmermann (citado en ONU, 2005) por las siguientes razones: 1. Los bajos niveles de alfabetismo y de destrezas técnicas en la población limitan el uso de las TIC. 2. El contenido disponible en la Web puede estar en lenguas distintas a la propia (75% de los sitios son en inglés). 3. El software existente, incluyendo buscadores, han sido diseñados considerando personas sin discapacidades. 4. Las requerimientos de información de las personas pobres tanto en 27
  49. 49. Capítulo 2. Lineamientos para un Modelo de Gestión Territorial Inclusiva en Venezuela. zonas rurales como urbanas no son atendidos por el contenido colocado en la mayoría de los sitios Web existentes. 5. Las zonas rurales sufren de una conectividad limitada. 6. Los pobres y los habitantes de áreas marginales sufren de barreras en la movilidad para llegar a los centros urbanos. 7. Las mujeres, los pobres, los discapacitados y los excluidos no pueden dedicar el tiempo suficiente y suspender sus actividades productivas para asistir a programas de entrenamiento. 8. El costo de los ordenadores, el software y la conectividad son demasiado altos para la gente pobre. 9. La mayoría ignora los beneficios que la Internet le puede dar Bajo este enfoque, los gobiernos latinoamericanos suscribieron en junio de este año el Plan de Acción sobre la Sociedad de la Información de América Latina y el Caribe, que respecto al gobierno electrónico, establece entre otras, las siguientes metas: “15.3 Promover la integración electrónica de los sistemas de administración pública a través de ventanillas únicas para mejorar la gestión de los trámites y procesos intragubernamentales. 15.4 Coadyuvar al uso de la firma electrónica/firma digital en las gestiones gubernamentales, tanto por parte de los funcionarios y servidores públicos como por los ciudadanos. 15.6 Promover la adopción o desarrollo de medios de pago electrónico con la finalidad de incentivar el uso de las transacciones electrónicas con el Estado. 15.7 Fomentar mecanismos de contratación electrónica en el gobierno. 15.8 Promover la creación de mecanismos de estandarización y consolidación de la información georeferenciada, con el objeto que el 28
  50. 50. Capítulo 2. Lineamientos para un Modelo de Gestión Territorial Inclusiva en Venezuela. gobierno y el sector privado cuenten con herramientas para la toma de decisiones” (eLAC, 2005). Estas metas fueron a su vez englobadas en las resoluciones suscritas en la reunión de Túnez de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información celebrada en noviembre 2005, con el cual los gobiernos y los entes de la sociedad civil se comprometen a que: “19. La comunidad internacional debe tomar las medidas necesarias para garantizar que todos los países del mundo dispongan de un acceso equitativo y asequible a las TIC, para que sus beneficios en los campos del desarrollo socioeconómico y de la reducción de la brecha digital sean verdaderamente integradores. 20. Para ello, prestaremos una atención especial a las necesidades peculiares de los grupos marginados y vulnerables de la sociedad, entre ellos los emigrantes, los desplazados internos, los refugiados, los desempleados, las personas desfavorecidas, las minorías, los pueblos nómadas, las personas mayores y los discapacitados.” (Compromiso de Túnez, WSIS, 2005a) “Nos comprometemos a trabajar para alcanzar los objetivos indicativos establecidos en el Plan de Acción de Ginebra, que sirven de referencia mundial para mejorar la conectividad, el acceso universal, ubicuo, equitativo, no discriminatorio y asequible a las TIC, y su uso, habida cuenta de las distintas circunstancias nacionales, que deben lograrse antes de 2015, y a utilizar las TIC como herramienta para conseguir los objetivos de desarrollo acordados internacionalmente, incluidos los Objetivos de Desarrollo del Milenio mediante: j) el desarrollo y la implementación de aplicaciones de cibergobierno basadas en normas abiertas, con vistas a fomentar el crecimiento y el interfuncionamiento de sistemas de cibergobierno en todos los ámbitos, para fomentar de ese modo el acceso a la información y los servicios del gobierno y contribuir a la creación de redes TIC y al desarrollo de servicios que estén a disposición en todo momento y en todo lugar, a todas las personas y a través de cualquier dispositivo” (Programa de Acciones de Túnez, WSIS, 2005b) En concordancia con esta aspiración, los países latinoamericanos han abordado distintas iniciativas para el desarrollo de cada uno de los componentes del G2C (gobierno-a-ciudadanos). La tabla 2.1 refleja algunas de estos programas. 29

×