Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Tema 7 la españa del siglo xvi

Historia de España del siglo XVI para 2º Bachillerato.

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Tema 7 la españa del siglo xvi

  1. 1. TEMA 7: LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI 1. El Imperio de Carlos V. Conflictos internos: Comunidades y Germanías. 2. La monarquía hispánica de Felipe II. La unidad ibérica. 3. El modelo político de los Austrias. 4. Economía, sociedad y cultura en la España del S. XVI. La Inquisición.
  2. 2. INTRODUCCIÓN En septiembre de 1517 cruzaba el mar Cantábrico desde Flandes el príncipe Carlos, hijo de Juana I, para hacerse cargo de la gobernabilidad de los reinos que su madre, la hija heredera de los Reyes Católicos, no estaba en disposición de ejercer. El joven príncipe sería el primero de los monarcas de la casa de Austria o Habsburgo que gobernaría la monarquía hispánica durante cuarenta años, hasta la abdicación en su hijo Felipe II en 1556. El joven Carlos recibió una herencia espectacular: de sus abuelos paternos heredaba los Países Bajos y los territorios patrimoniales de la casa de Austria; de los maternos, Castilla y Aragón, y con ellos el dominio de América y de buena parte de Italia. Los reinados de Carlos V y Felipe II ocupan la mayor parte del siglo XVI y presentan algunos rasgos comunes, como la subordinación de los intereses hispanos a su política europea, o el papel de defensa del catolicismo adoptado por la monarquía española. Además, su tiempo fue no solo brillante en hazañas bélicas, sino por el resplandor de la cultura del Renacimiento.
  3. 3. 1. El Imperio de Carlos V. conflictos internos: comunidades y germanías. 1. 1. Llegada a la Península del nuevo rey: Carlos I de España, educado en Borgoña, venía a Castilla sin saber castellano. Nacido en Gante en 1500, sólo había hablado flamenco. Sus nuevos súbditos llevaban años sin su reina. Fernando había sido un regente como lo fue antes que él Felipe el Hermoso, y después de él el Cardenal Cisneros. Juana I no se encontraba en condiciones de reinar, y los castellanos estaban ansiosos de tener un rey, pero cuando llegó Carlos, no pudo comunicarse directamente con sus súbditos. Además, vino acompañado de una camarilla de nobles flamencos que hicieron piña en torno a él, y a los que el rey nombró para los cargos más importantes del reino. Tras duros forcejeos con los representantes, logró ser aceptado por las Cortes de Castilla, Aragón y Cataluña, tras lo cual, en junio de 1519, recibió la noticia de la muerte de su abuelo Maximiliano de Austria. Maximiliano I de Habsburgo por Alberto Durero
  4. 4. Maximiliano, emperador del Sacro Imperio, dejaba vacante el trono imperial. Carlos quiso acceder a ese trono, pero se encontraba con un contrincante poderoso, Francisco I de Francia, que también lo deseaba. Como el título era electivo, había que convencer a los príncipes alemanes electores de que votaran a Carlos, quien gastó una cantidad elevadísima para convencerlos. Finalmente los príncipes alemanes eligieron al Habsburgo, que se convertía en el emperador Carlos V. Enseguida se dispuso a emprender viaje para recibir la Corona imperial en Aquisgrán, por lo que, ya en 1520 convocó Cortes en Santiago y La Coruña para pedir dinero a las ciudades castellanas para sufragar el viaje. Acto seguido, marcharía hacia los Países Bajos. El triunfo en el exterior le planteó problemas en el interior. Primero la revuelta de las Comunidades de Castilla, luego la de las Germanías en Valencia y Mallorca. Carlos V joven y capilla palatina de Aquisgrán
  5. 5. 1. 2. La rebelión de las Comunidades de Castilla: La marcha del rey con el dinero castellano desembocó en la sublevación de las Comunidades de Castilla, rebelión contra la autoridad de la Corona que se extendió por la mayor parte de las ciudades de la zona central de Castilla. Causas: • Administración en manos de nobles flamencos. • Abandono del territorio por parte del emperador. • Gasto del dinero castellano en asuntos europeos. • Temor de los productores textiles de una vuelta a la política de exportación de lana a Flandes. • Crecimiento de la fuerza de los grandes señores ante la ausencia del Rey. El movimiento comenzaba en Toledo poco antes de marcharse el Rey, pero rápidamente se extendió a otras ciudades. Tras el incendio de Medina del Campo por parte del ejército real se generalizó la rebelión. Los comuneros tomaron Tordesillas y organizaron una Santa Junta, gobierno revolucionario que exigía la retirada de los impuestos votados en las Cortes, el respeto a las leyes del reino y la marcha de los consejeros flamencos. Así mismo, intentaron, sin éxito, convencer a doña Juana, recluida en el castillo de la ciudad, para que apoyase su causa.
  6. 6. Carlos V reaccionó ascendiendo a los puestos de gobierno a miembros de la nobleza castellana que comenzaron a reclutar tropas. Además, los levantamientos que también se producían en algunos señoríos acabaron por poner a todos los nobles del lado del emperador. En noviembre, Burgos se retiró de la Junta y, en diciembre, las tropas de la Corona recuperaban Tordesillas. Finalmente, el 23 de abril de 1521, las tropas comuneras fueron derrotadas junto al pueblo de Villalar. En pocos días, todas las ciudades sublevadas se fueron rindiendo, salvo Toledo, que resistiría hasta comienzos de 1522. Los cabecillas de la rebelión, Padilla, Bravo y Maldonado, fueron decapitados. Ajusticiamiento de Comuneros y mapa de los bandos
  7. 7. 1. 3. Las Germanías: Esta revuelta recibe el nombre de la palabra “germá”, que en catalán-valenciano significa hermano. El nombre se aplicó a los “hermanados” que lucharon en esta revuelta social desarrollada en el reino de Valencia casi al mismo tiempo que las Comunidades, aunque no hubo relación entre ambos movimientos. Las causas que la provocaron fueron de índole estrictamente social: la crisis y las epidemias llevan a un enfrentamiento contra la nobleza por parte de un pueblo llano armado al haber permitido Fernando el Católico la creación de milicias para luchar contra los piratas berberiscos que atacaban las costas del Levante peninsular. La ciudad de Valencia padeció un ataque de peste en el año 1519, por lo que los nobles huyeron de la ciudad, momento en que se manifestó el descontento del pueblo llano, apoyado por los burgueses. Se hicieron cargo del gobierno municipal colocando a su cargo a un representante de cada uno de los gremios de la ciudad, e intentaron instaurar un sistema en el que no se permitía el trabajo libre, sino sólo el controlado por los gremios. No solo se hicieron con el poder en Valencia, sino también con otras ciudades del reino valenciano.
  8. 8. Los agermanados no solo se enfrentaron a la nobleza, sino que también atacaron a los mudéjares que trabajaban en las huertas y otros oficios para los señores contra quienes luchaban obligando a muchos a convertirse al cristianismo. A pesar de su fuerza y de su victoria en la batalla de Gandía (1521), la revuelta de los agermanados fue aplastada con la ayuda de las tropas de refuerzo que el virrey de Valencia pudo recibir tras la derrota de los comuneros. Sin embargo, la fuerza del movimiento agermanado fue suficientemente importante como para que sus ecos llegaran al reino de Mallorca, donde también se produjo una revuelta social con matices parecidos a los de Valencia. Paz de las Germanías
  9. 9. 1. 4. Retorno a la Península de Carlos I: En julio de 1522 el rey regresaba a los territorios hispanos y ordenaba la represión contra los sublevados. Pronto estableció un Perdón General en Castilla, hecho que se haría esperar hasta 1528 en la zona valenciana. Efectos de las rebeliones en el rey: • Carlos V permaneció en Castilla durante los siguientes siete años. • Cambió el trato con sus súbditos, incorporó consejeros nativos al gobierno y aprendió a hablar castellano. • Mantuvo una actitud de escucha hacia las Cortes. • Mejoró su imagen pública. En 1526 se casó con Isabel de Portugal y en 1529 abandonó de nuevo la Península, dejando el gobierno en manos de su esposa. Isabel de Avis y Trastámara por Tiziano
  10. 10. 1. 5. Política Imperial de Carlos V: La política exterior del rey se dirigió hacia dos puntos fundamentales: • Unidad de la cristiandad y lucha contra el Islam. • Conservación de toda la herencia recibida. - Lucha contra Francia: La tensión territorial con Francia, heredada de los tiempos en que Aragón era independiente, se agravaría entre Carlos V y Francisco I a raíz de la elección del primero como emperador. Tras continuos enfrentamientos, y a pesar de victorias imperiales como la batalla de Pavía (1525), al final del reinado se llegó a una situación de equilibrio. - Lucha contra los turcos: Los turcos habían logrado reunificar el Islam tras una larga etapa de disgregación, convirtiéndose su nuevo Imperio en una gran amenaza en el Mediterráneo y en el continente Europeo. En 1529, el ejército turco llegó incluso a sitiar Viena. En 1535 Carlos V les arrebató Túnez, pero no logró imponer completamente su poder en el Mediterráneo (piratas berberiscos).
  11. 11. - El problema de la reforma protestante: En 1517 Martín Lutero publicó sus tesis contra la Iglesia de Roma. Su postura encontró el apoyo de príncipes alemanes que vieron en ella un instrumento más para reafirmar su independencia respecto al emperador. Carlos V se erigió entonces en defensor del catolicismo. En 1531 los protestantes formaron la Liga de Smalkalda, a la que el emperador no pudo enfrentarse hasta 1547, cuando los venció en la batalla de Mühlberg. Lejos de poner fin al problema, este se agravó hasta que, en 1555, la Paz de Augsburgo establecía el derecho de cada príncipe a decidir la religión de su territorio. A pesar de algunas desavenencias, los papas comprendieron que el Imperio era la principal defensa contra la reforma y contra el Islam, y por ello tuvieron gran presencia los teólogos y prelados españoles en el Concilio de Trento (1545-1563), donde se sentaron las bases de la Contrarreforma católica. Martín Lutero padre de la reforma protestante
  12. 12. - Fin del reinado: En 1556, agotado por el peso de su cargo, Carlos I decidió abdicar en su hijo Felipe II las coronas hispanas y de los Países Bajos (el título imperial quedó para su hermano Fernando), al que dejó casado con María Tudor de Inglaterra. Acto seguido se retiró al monasterio de Yuste, donde murió en 1558. Monasterio extremeño de Yuste
  13. 13. 2. La monarquía hispánica de felipe ii. La unidad ibérica. 2. 1. Primeros años de reinado: El príncipe Felipe tenía 29 años cuando asumió el poder que le dejaba su padre. Lo primero que tuvo que hacer fue enfrentarse a Francia, a la que venció en las batallas de San Quintín de 1557 y Gravelinas de 1558, que llevaron a la firma de la paz de Cateau-Cambrésis al año siguiente. En ella, se negociaron acuerdos territoriales y se pactó el matrimonio de Felipe II con Isabel de Valois, hija de Enrique II de Francia, que sería la esposa más querida del rey (era su 3ª esposa). Tras resolver aquellos asuntos , regresó a la Península Ibérica, de donde no saldría más, para dedicar su tiempo a resolver varios problemas internos. Felipe II e Isabel de Valois
  14. 14. 2. 2. La rebelión de los moriscos: Felipe II fue heredero de la intransigencia religiosa de sus antecesores. En 1567, apoyado por sus consejeros, dictaría un decreto que obligaba a abandonar la lengua, los vestidos y las tradiciones moriscas en el plazo de tres años. Pronto los moriscos se organizaron para negociar la ley pero, tras un año de infructuoso diálogo, se rebelaron en Granada en diciembre de 1568, haciéndose con el control de las Alpujarras. Llegaron incluso a nombrar un rey y recibieron apoyo africano. Don Juan de Austria, hermanastro del rey, se hizo cargo de la dirección de las operaciones en 1570 y al año siguiente aplastó la revuelta. El resultado fue la deportación de los moriscos por toda la Corona de Castilla con el fin de mantenerlos separados. Muchos optarían por abandonar la Península. Principales focos de rebelión Don Juan de Austria
  15. 15. 2. 3. La conquista de Portugal: En 1578 muere Sebastián I de Portugal, sobrino de Felipe II. Varios candidatos optarían entonces al trono, siendo el rey español apoyado por las clases dirigentes portuguesas. Sin embargo, las clases populares apoyaron al infante Antonio, que se hizo coronar rey en julio de 1580. Ante ese hecho, Felipe II envió un ejército bajo el mando del duque de Alba que obligó a Antonio I a abandonar el país. Las Cortes portuguesas de 1581 reconocieron como rey al español, que permaneció en Lisboa durante tres años. La anexión se realizó respetando las leyes, instituciones y funcionarios portugueses. Se creó un consejo de Portugal y se eliminaron las aduanas con Castilla. Significó además la suma de dos inmensos imperios coloniales y la extensión de los dominios de Felipe II. Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel Duque de Alba pintado por Tiziano
  16. 16. 2. 4. Antonio Pérez y la rebelión de Aragón: El rey gobernaba Aragón mediante el virrey y el Consejo de Aragón. Los cargos los podía elegir el monarca, aunque tenía que seguir la norma de que fueran para aragoneses. Había, sin embargo, otros organismos poderosos en cuyos nombramientos el rey no intervenía: las Cortes, y el tribunal del Justicia de Aragón, que ejercía la jurisdicción civil y criminal. Antonio Pérez había sido uno de los secretarios más influyentes de Felipe II, pero en 1579 fue acusado de asesinato y de conspirar contra el monarca, siendo encarcelado. En 1590 logró escapar y huyó hacia Aragón, donde reinaba el malestar contra el rey por el nombramiento de un virrey castellano. Allí fue recluido en la cárcel del Justicia Mayor, quien lo tomó bajo su protección. El rey reclamó que le pasaran a la cárcel del único tribunal sobre el que no tenían jurisdicción ni los Fueros de Aragón ni el Justicia, la de la Inquisición. En el momento en que se producía el traslado se produjo un gran tumulto en Zaragoza, cuyo resultado fue la muerte del virrey. El ejército real entró en Aragón y restableció el orden. Los líderes de la rebelión, incluido el Justicia, fueron ejecutados, pero no se pudo evitar que Pérez huyera a Francia, colaborando allí y en Inglaterra en las políticas contra la monarquía hispánica. Felipe II mantuvo los Fueros de Aragón, aunque introdujo algunos cambios que le convenían: como el derecho a nombrar a un virrey no aragonés o el control de los miembros del tribunal de Justicia.
  17. 17. 2. 5. Política exterior: La política exterior se basaría en el mantenimiento de los mismos objetivos que tuvo su padre, la unidad y defensa de la cristiandad y la conservación de toda la herencia recibida. - La rebelión de los Países Bajos: Aunque su padre no tuvo problemas en aquel territorio, Felipe II fue considerado por los holandeses un rey extranjero. A ello se uniría la amplia difusión que tuvo el calvinismo, sobre todo en el norte. En 1566 estallarían motines en varias ciudades, por lo que, en 1567, Alba fue enviado a aplastar la rebelión. En 1571 los rebeldes que pudieron huir regresaron y establecieron un gobierno independiente en el norte, calvinista, que desde entonces estuvo en guerra abierta con el sur católico y leal a España. - Lucha contra los turcos: Tras años de tranquilidad, los turcos volvieron a la acción en el Mediterráneo conquistando Túnez y Chipre. Se formó entonces la Santa Liga entre Venecia, el papado y Felipe II, alianza militar cuyo mayor peso recaía en España. En Octubre de 1571, la flota cristiana venció a la musulmana en la batalla de Lepanto.
  18. 18. - Rivalidad con Inglaterra: En 1558 murió María Tudor, segunda esposa de Felipe II, y reina católica de Inglaterra. Ascendió entonces al trono su medio hermana, la protestante Isabel I, siendo desde entonces muy tensas las relaciones con la monarquía española, sobre todo en torno a dos cuestiones: América y los Países Bajos. Incluso, en 1588, Felipe II armó la llamada Armada Invencible con la intención de invadir Gran Bretaña, pero fue derrotada. - Intervención en Francia: En 1584 estalló una guerra civil en el país vecino entre católicos y protestantes, allí llamados hugonotes, que llevó a Felipe II a apoyar a los primeros. Así mantenía a sus ejércitos implicados en tres frentes: los Países Bajos, Inglaterra y Francia. Sin resolver ninguno de los problemas, el rey moría en septiembre de 1598 en El Escorial. Derrota de la Armada Invencible
  19. 19. 3. EL MODELO POLÍTICO DE LOS AUSTRIAS. 3. 1. La administración del Imperio: La organización política de los Habsburgo es, evidentemente, herencia de la desarrollada por los RR. CC. Las figuras de consejeros, secretarios y, más tarde, validos, serían fundamentales en esta época para el asesoramiento del monarca. Los Austrias procuraron rodearse de letrados de modesto origen, apartando a la nobleza de la Corte y ocupándola en el ejército, la marina o la diplomacia. Toda la autoridad recaía en la figura del monarca, pero desde los RR. CC. se desarrolló un régimen de Consejos polisinodial (varios sínodos o reuniones) que resultaría bastante eficaz y que servían para aconsejar al monarca en diversos temas. CONSEJOS SECTORIALES TERRITORIALES Se encargaban de áreas determinadas del gobierno, como el de Estado, encargado de asesorar al monarca en cuestiones exteriores, o el de Hacienda. Encargados de administrar cada uno de los diferentes reinos que formaban la monarquía hispánica.
  20. 20. Castilla fue la sede principal del gobierno, y el resto de los Estados conservaron sus leyes e instituciones. En ellos, los reyes se hacían representar por virreyes, como en Aragón , América o Italia, o por gobernadores, como en los Países Bajos. Normalmente, estos cargos fueron desempeñados por altos funcionarios o miembros de la familia real. En el campo de la administración territorial, esta estuvo compuesta por las mismas instituciones y funcionarios que antaño: chancillerías y audiencias para impartir justicia; corregidores, para el control de las ciudades; contadores y recaudadores de impuestos; regidores y alguaciles, etc. Con Felipe II se acentuaría el predominio castellano, estableciendo la Corte en Madrid, pues Castilla era el motor financiero y militar desde el que el rey dirigía la política de sus estados. Era el territorio más rico y sobre el que recayó el peso de los mayores impuestos, dedicados a financiar las guerras europeas. Además, aportaba la plata de América que mantenía los ejércitos imperiales. La Corona de Aragón también contribuyó al esfuerzo bélico, muy afectada por lo que ocurría en el Mediterráneo. Aunque los consejeros españoles solicitaban con frecuencia al rey que la política exterior se encaminara a defender los intereses peninsulares la acción europea y los intereses dinásticos acabarían imponiéndose en la mayoría de las ocasiones.
  21. 21. 4. ECONOMÍA, SOCIEDAD Y CULTURA EN LA ESPAÑA DEL s. xvi. LA INQUISICIÓN. 4. 1. Evolución demográfica y económica: Aumento demográfico en Castilla-Aragón. De 6,5 millones de habitantes se pasa a 8. Cerca de 150.000 emigran a América. España seguirá siendo un país de campesinos con ciudades pequeñas. Cambio de distribución Auge del Sur. Comercio con América. Decadencia del Norte. Guerra de Flandes. Desarrollo económico 2 primeros tercios del S. Aumento de la población + aumento del comercio con América = crecimiento de la demanda Revolución de los precios – aumento de la demanda + metales preciosos INFLACIÓN CRISIS – 2ª MITAD SIGLO •Entrada de producto extranjero + barato. • Guerras europeas. • Presión fiscal + préstamos. • Declaración de bancarrota. La sociedad seguirá siendo tradicionalmente estamental.
  22. 22. 4. 2. La cultura del Renacimiento en España: Con el reinado de los RR. CC. y, sobre todo, de Carlos V, entrarán en España las tendencias literarias y artísticas del Renacimiento italiano. En el campo literario destacaron la poesía de Garcilaso o el teatro de Fernando de Rojas. A mediados de siglo, la novela anónima, El Lazarillo de Tormes, daba inicio a la picaresca como género. Desde la segunda mitad del siglo se da un retroceso en el humanismo debido a la intolerancia religiosa que surge de la reforma protestante. La búsqueda de la exaltación religiosa dio lugar al nacimiento de la literatura mística de autores como Juan de la Cruz o Teresa de Jesús.
  23. 23. 4. 3. El arte en el siglo XVI: -Arquitectura: No es fácil hablar de un único estilo renacentista español, pues dentro del Renacimiento se encuentran edificios tan distintos como el Hospital de los Reyes Católicos de Santiago de Compostela, como el Monasterio de El Escorial, el primero entra dentro del estilo renacimiento plateresco, muy ornamentado en algunas partes del edificio, y el segundo al estilo renacimiento purista, con ausencia prácticamente absoluta de decoración. Entre ambos hay aún un tercer estilo del Renacimiento que podría denominarse clasicista, por ser el que más se acercaría al estilo del renacimiento clásico italiano. Hospital de los RR. CC. Colegio de la Santa Cruz de Valladolid y fachada de la Universidad de Salamanca
  24. 24. Retablo de la capilla del condestable y Sepulcro de Juan II de Castilla (Burgos) -Escultura: Hay que destacar la obra de autores como Vigarny, Alonso Berruguete, Juan de Juni o Gil de Siloé, especialistas en obras de fuerte emotividad religiosa, con todas las características de belleza habituales en el Renacimiento. -Pintura: Las escuelas españolas se vieron muy influenciadas por el estilo flamenco, pero pronto llegará la influencia italiana, destacando Pedro Berruguete. Los Habsburgo fueron grandes amantes del arte e invirtieron en gran cantidad de pintura europea, sobresaliendo los encargos que hicieron a Tiziano. En la segunda mitad del XVI destaca la figura de El Greco, que marca un periodo de esplendor en la pintura española. Martirio de San Mauricio (El Greco) para El Escorial
  25. 25. 4. 4. La intolerancia religiosa y la Inquisición: En los inicios del reinado de Carlos V se acogieron las ideas de Erasmo de Rotterdam, humanista que defendía una reforma de la Iglesia pero sin ruptura. A partir de la expansión de la reforma protestante el erasmismo dejará de ser aceptado. En tiempos de los RR. CC., la persecución inquisitorial se había centrado en los conversos judíos y musulmanes. Pronto ampliaría su radio de acción a castigar la brujería, la blasfemia, desviaciones doctrinales de clérigos, la bigamia o la homosexualidad. El erasmismo ayudó a que descendiera el número de detenciones y ejecuciones en los primeros años del emperador, pero , a partir de 1527, la obsesión del Santo Oficio pasaría a ser la detección de luteranos y protestantes en general. En 1553 se publicaba el primer índice de libros prohibidos. En 1558 surgieron en Sevilla y Valladolid dos brotes protestantes. Se detuvo y ejecutó a los cabecillas en un Auto de Fe celebrado el año siguiente en Valladolid, al que acudió el propio rey Felipe II.

    Be the first to comment

    Login to see the comments

Historia de España del siglo XVI para 2º Bachillerato.

Views

Total views

2,107

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

1,102

Actions

Downloads

55

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×