Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
1. Evolución política: la 
conquista, los emiratos y el 
Califato de Córdoba. 
2. La crisis del siglo XI: reinos 
de Taifa...
INTRODUCCIÓN 
En el año 711 desembarcaron en la punta de Tarifa 
soldados del ejército musulmán que avanzaban en su 
tarea...
1. Evolución política. 
1.1. Invasión y conquista: 
La conquista musulmana de la Península 
Ibérica, entre los años 711 y ...
En el mismo año 711 Tariq continuó su avance primero dirigiéndose a Córdoba 
y a Toledo, ciudad que ocupó sin apenas resis...
1. Evolución política. 
1.2. El Emirato dependiente (711-756): 
Los musulmanes organizaron el territorio 
peninsular como ...
La tarea de los emires dependientes fue la de controlar el territorio para 
organizar el nuevo estado. 
Se trataba de impl...
En cuanto a la población autóctona, los antiguos 
campesinos dependientes de los latifundistas 
godos pasaron a ser libres...
1. Evolución política. 
1.3. El Emirato independiente (756-929): 
La familia Omeya gobernaba el califato de 
Damasco desde...
Abd al Rahmán I inició la tarea de construcción de un estado independiente en 
al-Ándalus. Para ello necesitaba fundamenta...
MEZQUITA DE CÓRDOBA
1. Evolución política. 
1.4. El Califato de Córdoba (929-1008): 
Abd al Rahmán III, octavo de los emires 
independientes d...
Creador del califato, tras 
conseguir sofocar las 
revueltas que hacían 
peligrar la integridad de Al-Ándalus, 
y de tener...
MEDINA AZAHARA
2. La crisis del S. XI: reinos de Taifas e imperios africanos. 
2.1. Crisis del Califato y 
reinos de Taifas (1008-1090): ...
Más de una veintena de reinos surgieron en el territorio de al-Ándalus; los más 
grandes fueron los de Toledo, Badajoz y Z...
PALACIO DE LA ALJAFERÍA - ZARAGOZA
2. La crisis del S. XI: reinos de Taifas e imperios africanos. 
2.2. Los almorávides (1090-1144): 
 Finales S. XI – nuevo...
2. La crisis del S. XI: reinos de Taifas e imperios africanos. 
2.3. Los almohades (1144-1248): 
 Dinastía norteafricana ...
Hasta 1195, cuando vencen 
en la batalla de Alarcos a los 
castellanos, consiguieron 
mantener la unidad andalusí y 
sufi...
3. Organización política y social. El legado cultural. 
3.1. La organización del poder: 
 En los años del emirato dependi...
3. Organización política y social. El legado cultural. 
3.2. Economía y sociedad: 
 Las actividades económicas de al-Ánda...
SSOOCCIIEEDDAADD AANNDDAALLUUSSÍÍ 
DDIIVVIISSIIÓÓNN SSOOCCIIAALL DDIIVVIISSIIÓÓNN RREELLIIGGIIOOSSAA 
MUSULMANES (CREYENTE...
3. Organización política y social. El legado cultural. 
3.3. El legado cultural y artístico: 
 Influencia permanente de l...
 Materiales de construcción: 
piedra (poco frecuente), 
mampostería, ladrillo recubierto de 
yeso para permitir la decora...
La impronta cultural de los árabes ha 
quedado plasmada en edificaciones 
tanto de carácter civil como religioso, 
palacio...
Tema 2. La Península Ibérica en la Edad Media: al-Ándalus
Tema 2. La Península Ibérica en la Edad Media: al-Ándalus
Tema 2. La Península Ibérica en la Edad Media: al-Ándalus
Tema 2. La Península Ibérica en la Edad Media: al-Ándalus
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Tema 2. La Península Ibérica en la Edad Media: al-Ándalus

La Península Ibérica en la Edad Media: al-Ándalus
1.-Evolución política: la conquista, los emiratos y el Califato de Córdoba.
2.--La crisis del siglo XI: reinos de taifas e imperios africanos.
3.-Organización política y social. El legado cultural.

  • Be the first to comment

Tema 2. La Península Ibérica en la Edad Media: al-Ándalus

  1. 1. 1. Evolución política: la conquista, los emiratos y el Califato de Córdoba. 2. La crisis del siglo XI: reinos de Taifas e imperios africanos. 3. Organización política y social. El legado cultural.
  2. 2. INTRODUCCIÓN En el año 711 desembarcaron en la punta de Tarifa soldados del ejército musulmán que avanzaban en su tarea de ampliación territorial, iniciada en los últimos años de la vida del profeta Mahoma (muerto en 632). Tras avanzar por el Norte de África y conquistar toda la orilla Sur del Mediterráneo, el paso siguiente fue pasar a la Península Ibérica. La conquista de este territorio por los musulmanes hay que entenderla, pues, en el contexto de la expansión de los árabes por el Mediterráneo. Sin encontrar gran resistencia, los ejércitos islámicos iniciaron la conquista y ocupación de la Península Ibérica, regida por el reino visigodo, y dieron a esta tierra el nombre de al-Ándalus. Comenzaba así un largo periodo de ocupación musulmana que pasaría por varias etapas políticas. Al-Ándalus dejó una importante impronta cultural, ya que fue puente entre Occidente y Oriente, y transmitió la cultura clásica de griegos y romanos a la Europa medieval.
  3. 3. 1. Evolución política. 1.1. Invasión y conquista: La conquista musulmana de la Península Ibérica, entre los años 711 y 716, fue “fulminante como un rayo”. El primer paso lo dio un ejército de 12.000 soldados al mando de Tariq , lugarteniente de Musa, gobernador del Noroeste de África (Ifriquiya), que cruzó el Estrecho y asentó una base militar. Enterado del asunto el rey visigodo don Rodrigo, se dirigió al encuentro de Tariq con su ejército. La batalla, llamada del río Guadalete (aunque no se sabe muy bien su emplazamiento) fue un desastre para los visigodos: perdieron la batalla, murió su rey y se derrumbó la organización de su reino. Tariq ben Ziyad
  4. 4. En el mismo año 711 Tariq continuó su avance primero dirigiéndose a Córdoba y a Toledo, ciudad que ocupó sin apenas resistencia. En el 712 fue el propio gobernador norteafricano Musa quien desembarcó con un ejército de 18.000 hombres para seguir afianzando la conquista. Se dirigió a Sevilla y luego a Mérida. En los años siguientes las campañas se dirigieron hacia el Norte y Noreste, y así ocuparon Zaragoza y León en el 714, y dos años después Pamplona, Tarragona, Gerona y Narbona. La resistencia hispano-visigoda fue prácticamente nula. El control de la población se hizo mediante pactos de rendición con los grandes terratenientes godos, y concediendo permiso a los pequeños campesinos para que pudieran seguir trabajando sus tierras en paz, a cambio de contribuir con rentas y tributos al enriquecimiento del nuevo estado musulmán asentado en el territorio conquistado. Incluso los campesinos podrían haber recibido a los árabes con alivio, al ser su presión fiscal menor que la sufrida en tiempos visigodos. La minoría judía también habría apoyado la presencia musulmana, pues habían sido aislados en la sociedad goda. Los cristianos podían seguir practicando su religión a cambio de pagar un impuesto a mayores, llamado “jizya”, por lo que muchos se convirtieron al Islam.
  5. 5. 1. Evolución política. 1.2. El Emirato dependiente (711-756): Los musulmanes organizaron el territorio peninsular como una provincia más del gran califato de Damasco, gobernada por emires. En un principio los invasores no tenían idea de crear una colonia de poblamiento, sino de explotación, que les serviría de paso y abastecimiento para conquistar Europa; pero al ser vencidos por los francos en Poitiers en el año 732, comprendieron que se les acababan las posibilidades de expansión y se plantearon el asentamiento definitivo en la Península. Diez años antes (722), los musulmanes también habían sido vencidos por los hispanogodos y ástures en Covadonga, desde donde se gestaría la resistencia cristiana peninsular llamada “Reconquista”. Batalla de Poitiers
  6. 6. La tarea de los emires dependientes fue la de controlar el territorio para organizar el nuevo estado. Se trataba de implantar la nueva forma política, religiosa y económica de la administración califal. Necesitaban promover la convivencia con los autóctonos hispano-godos, por ser los invasores una minoría (¿30.000?) frente a una mayoría autóctona (¿4.000.000?). Los problemas fueron mayores entre los propios invasores, al ser de procedencia étnica muy diversa:  Árabes: aristócratas que ocuparon altos cargos del ejército y de la administración. Tenían el poder y se instalaron en las grandes y esplendorosas ciudades del Sur. Se consideraban superiores al resto de musulmanes.  Bereberes: subordinados a los árabes, constituían el grueso del ejército y procedían del norte de África. Fueron enviados a ocupar las tierras del norte, más frías y más pobres y expuestas al peligro de ataques cristianos. Después del 740 las rebeliones bereberes serían constantes por lo que se abandonaron las zonas más próximas a los cristianos.  También hubo una minoría de sirios.
  7. 7. En cuanto a la población autóctona, los antiguos campesinos dependientes de los latifundistas godos pasaron a ser libres, de hablar en latín pasaron a hablar en árabe, y de ser cristianos, muchos pasaron a ser musulmanes (muladíes). El proceso de islamización de al-Ándalus se vio favorecido por tres circunstancias:  La inmigración de musulmanes.  Los matrimonios mixtos de hombres musulmanes con mujeres cristianas que educaban a sus hijos en el Islam.  La conversión al Islam de la población hispano-goda. Probablemente la formación cristiana de los grupos más bajos de la escala social era tan débil que no tenían inconveniente en cambiar de religión. Además, en los primeros tiempos de la ocupación, sólo los no musulmanes pagaban impuestos.
  8. 8. 1. Evolución política. 1.3. El Emirato independiente (756-929): La familia Omeya gobernaba el califato de Damasco desde la muerte de Mahoma. En el año 750, otra familia, los Abbásidas, les arrebataron el trono con la matanza organizada de todo el grupo familiar. Sólo hubo un superviviente, el príncipe Abd al Rahman (o Abderramán) que se refugió en Al-Ándalus, donde consiguió ser nombrado emir. No parecía lógico que mantuviera relaciones con los califas Abbásidas que habían asesinado a su familia, de manera que cortó los lazos políticos que durante el emirato dependiente unían a al-Ándalus con el califa. Comenzaba por esa razón el emirato independiente bajo Abd al Rahmán I en 756. Abd al Rahman I
  9. 9. Abd al Rahmán I inició la tarea de construcción de un estado independiente en al-Ándalus. Para ello necesitaba fundamentalmente tres cosas: un ejército, unos ingresos económicos, y sofocar las posibles revueltas de sus enemigos. Esos tres frentes fueron objeto de atención por Abd al Rahmán I, quien para consolidar el poder firme sobre al-Ándalus introdujo un sistema dinástico de sucesión. Además, fue el primero que se ocupó del desarrollo de su capital, Córdoba, cuya mezquita mandó iniciar en el 784. Sus sucesores siguieron su tarea de consolidación del estado. Hay que destacar entre los gobernantes del siglo IX a, Abd al Rahmán II (822-852), que llevó a cabo una modernización de al-Ándalus, incorporando elementos orientales, se preocupó de recaudar más impuestos y ampliar el ejército, y de fundar nuevas ciudades (Úbeda, Murcia y Jaén). Los emires de la segunda mitad del siglo IX se encontraron con graves problemas al rebelarse en diversas partes de al-Ándalus algunos nobles musulmanes, que se levantaron contra el poder centralizado del emir. La familia de los Banu Qasi en torno a Zaragoza, Ibn Marwan en la zona de Badajoz, y Omar ben Hafsun centrado en Bobastro (Málaga), estuvieron a punto de terminar con el emirato independiente. Solo el poder fuerte del emir Abd al Rahmán III consiguió poner fin a estas revueltas, y reunir de nuevo en sus manos el territorio de al-Ándalus.
  10. 10. MEZQUITA DE CÓRDOBA
  11. 11. 1. Evolución política. 1.4. El Califato de Córdoba (929-1008): Abd al Rahmán III, octavo de los emires independientes de Córdoba, tras recobrar el control de al-Ándalus, decidió autoproclamarse califa en el año 929. Esto significaba el rechazo a la soberanía de Damasco y la afirmación del soberano andalusí como gobernante único de su territorio, pero además el título le confería la aureola de jefe religioso y no sólo político. No solo rechazaba el poder abbasí, sino también el de un nuevo califato en el Norte de África (fatimí) que amenazaba con integrar al-Ándalus. El califato duró un siglo, desde 929 a 1030. Durante el siglo X, el califato de al-Ándalus fue un estado de gran esplendor y poder. Abd al Rahman III
  12. 12. Creador del califato, tras conseguir sofocar las revueltas que hacían peligrar la integridad de Al-Ándalus, y de tener el valor de autoproclamarse califa, hizo frente a los reinos del Norte, llegando a imponerles tributos en ocasiones. Aún así sufrió una decisiva derrota frente al reino de León en la batalla de Simancas (939) Construyó el palacio de Medina Azahara. Su política se caracterizó por el amor a la paz y a la cultura. Mantuvo el dominio militar sobre los cristianos, que visitaron o enviaron embajadores a la corte califal en varias ocasiones. Su amor por la cultura, por las artes y las letras, se reflejó en la ampliación de la mezquita de Córdoba y en la fundación de una espléndida biblioteca. Hijo de Al-Hakam II, fue el más débil de los califas de Córdoba. Tuvo como regente a Almanzor, que se hizo cargo del poder poco después de heredar el trono Hisam, y fue el auténtico mandatario del califato hasta su muerte en el año 1002. Almanzor llevaría a cabo una política muy agresiva contra el Norte, lo que le dio gran poder y el apoyo total del ejército.
  13. 13. MEDINA AZAHARA
  14. 14. 2. La crisis del S. XI: reinos de Taifas e imperios africanos. 2.1. Crisis del Califato y reinos de Taifas (1008-1090): Los últimos años del califato fueron extremadamente problemáticos, pues los califas fueron personajes cuya autoridad había caído en manos de los visires. Al morir Almanzor le sucedió en el cargo su hijo Abd al-Malik. Su muerte en el año 1008 desencadenaría una crisis política. Hubo trece proclamaciones de califa durante esa etapa turbulenta, hasta 1031, en que una asamblea de nobles declaró extinguido el califato, lo que da idea de la división existente. Algunos de los personajes que habían estado tratando de hacerse con el poder se proclamaron reyes en algunos territorios y se inició el periodo conocido como de los Reinos de Taifas.
  15. 15. Más de una veintena de reinos surgieron en el territorio de al-Ándalus; los más grandes fueron los de Toledo, Badajoz y Zaragoza. No tardaron mucho los reinos de Norte en aprovechar la debilidad de estos pequeños reinos y comenzaron a arrebatarles territorios, aunque algunos desaparecieron al ser absorbidos por otras taifas más poderosas.  La debilidad frente a los cristianos llevó a muchos gobernantes de las Taifas a pagar tributos (parias) a cambio de la paz. La riqueza de al-Ándalus se iba así al Norte + subidas de impuestos = crecimiento del descontento.  1085 – Alfonso VI de León conquista Toledo – importancia simbólica de la recuperación de la vieja capital visigoda de toda Hispania.  Reyes de Sevilla y Algarve llaman en su auxilio al nuevo Imperio Almorávide formado en el norte de África. Prosperidad económica y cultural de los reinos de Taifas: al principio se dio una prosperidad económica que se traduciría en la vida cultural. En las cortes de Sevilla y Zaragoza se construirían grandes palacios, como la Aljafería, y se promovieron las letras y las ciencias.
  16. 16. PALACIO DE LA ALJAFERÍA - ZARAGOZA
  17. 17. 2. La crisis del S. XI: reinos de Taifas e imperios africanos. 2.2. Los almorávides (1090-1144):  Finales S. XI – nuevo imperio en el norte de África: el Almorávide.  1086: desembarco en la P. Ibérica: vencen a los cristianos en  Sagrajas o Zalaca (Badajoz).  Entre 1090 y 1110 recuperan casi todo al-Ándalus (incluso Valencia), aunque no lograron recuperar Toledo.  Factores que posibilitaron su avance:  La debilidad de los Taifas y el descontento popular.  Nuevo sentimiento de Guerra Santa y rigor islámico.  Con el tiempo recuperarían el estilo de vida andalusí y llegarían la crisis y las rebeliones (nuevas autonomías regionales-2º taifas). En 1144 no quedaba nada de su dominio.  Nuevo avance cristiano – 1118 conquista de Zaragoza – Alfonso I el Batallador (rey de Aragón).
  18. 18. 2. La crisis del S. XI: reinos de Taifas e imperios africanos. 2.3. Los almohades (1144-1248):  Dinastía norteafricana procedente del corazón del Atlas que, encabezada por el guerrero Ibn Tumart, se organizó para derrocar a los almorávides, con argumentos de pureza y revitalización religiosa.  Conquistaron al-Ándalus con gran violencia, y lo dotaron de cierta estabilidad y prosperidad económica y cultural, aunque tardaron en completar la conquista (1172 – caída de la taifa de Murcia).  Grandes constructores, se rodearon de los mejores hombres de ciencias y de letras de su tiempo.
  19. 19. Hasta 1195, cuando vencen en la batalla de Alarcos a los castellanos, consiguieron mantener la unidad andalusí y suficiente resistencia, pero a partir de entonces decayó.  1212 – gran ofensiva cristiana – coalición de reinos – batalla de las Navas de Tolosa – derrota musulmana aplastante. Batalla de las Navas de Tolosa  Entre 1223 y 1248, leoneses, aragoneses y castellanos avanzaron hacia el sur conquistando Cáceres, Mérida, Badajoz, Valencia, Murcia, La Mancha y Andalucía occidental. Era el fin de al-Ándalus como unidad política.  Solo permaneció independiente hasta 1492 un importante reino llamado Nazarí, vasallo del poder cristiano, con su centro en la ciudad de Granada.
  20. 20. 3. Organización política y social. El legado cultural. 3.1. La organización del poder:  En los años del emirato dependiente, los dirigentes de al-Ándalus eran delegados del gobernador de Ifriquiya, que controlaba sus actividades en nombre del Califa de Damasco.  756 – fundación del emirato – el gobernador se declara independiente y comienzan a configurarse las instituciones andalusíes, que se establecieron definitivamente con el califato.  Soberano – (Emir, Califa o Rey) – tiene un poder absoluto, asistido por toda una serie de cargos palaciegos y territoriales que suelen estar en manos de familias árabes. Abderramán III
  21. 21. 3. Organización política y social. El legado cultural. 3.2. Economía y sociedad:  Las actividades económicas de al-Ándalus se caracterizan fundamentalmente por la dedicación a la agricultura y la ganadería.  A pesar de que la mayoría de los habitantes de al-Ándalus eran campesinos, hay que destacar la enorme importancia que tuvieron las ciudades: palacios, mezquitas, zocos, bazares, barrios artesanos… Las suyas fueron las ciudades más populosas y esplendorosas de la Europa medieval.  Poco a poco fueron ganando importancia la artesanía y el comercio.  La moneda fue un instrumento y un aval de la economía comercial de al-Ándalus, que llegó a un gran esplendor durante la época del califato. Se acuñaban monedas de oro (dinar) y de plata (dirham), que contribuyeron a la brillantez económica del califato, cuya economía ha llegado a considerarse como la más importante de Europa en los primeros siglos de la Edad Media.
  22. 22. SSOOCCIIEEDDAADD AANNDDAALLUUSSÍÍ DDIIVVIISSIIÓÓNN SSOOCCIIAALL DDIIVVIISSIIÓÓNN RREELLIIGGIIOOSSAA MUSULMANES (CREYENTES) Árabes, bereberes, muladíes: • Podían desempeñar cargos públicos. • Estaban exentos de tributo personal (en los primeros tiempos). DIMMIES (NO CREYENTES) Mozárabes y judíos: • Tienen sus propias autoridades. • Pagan impuestos personales.
  23. 23. 3. Organización política y social. El legado cultural. 3.3. El legado cultural y artístico:  Influencia permanente de la religión.  Generalización del árabe como lengua oficial y de uso general: el español de hoy en día tiene cientos de palabras provenientes del árabe Mozárabes y muladíes continuaron usando el latín y el romance.  Gran esplendor durante el Califato de Córdoba: Abderramán III y Al-Hakam II trajeron a su corte escritores, filósofos, historiadores y doctores de Oriente y de todo el mundo islámico, los protegieron y promocionaron la construcción de escuelas y bibliotecas. Averroes y Maimónides destacaron en filosofía.  En el terreno de la ciencia fue importantísimo el avance en astronomía y en medicina. Los médicos andalusíes alcanzaron gran fama en todo el Occidente medieval. Inventaron el astrolabio, introdujeron el papel y los números árabes, etc.
  24. 24.  Materiales de construcción: piedra (poco frecuente), mampostería, ladrillo recubierto de yeso para permitir la decoración. Soportes: pilar de ladrillo, columna  Tipos de arco: herradura, herradura apuntado, lobulado, mixtilíneo  Cubiertas: de madera. Bóvedas: de crucería y de mocárabes, cúpulas.  Decoración: exuberancia decorativa, ausencia de representación humana o animal, predominio de: composiciones geométricas, decoración vegetal, decoración epigráfica, lazos complicadísimos, mocárabes
  25. 25. La impronta cultural de los árabes ha quedado plasmada en edificaciones tanto de carácter civil como religioso, palacios y mezquitas. Buenos ejemplos de esas huellas, pertenecientes a las diferentes etapas de al-Ándalus, son los siguientes:  Emirato y califato de Córdoba (siglos VIII-X). Algunos ejemplos: Mezquita de Córdoba, Palacio de Medina Azahara y Mezquita de Bib al Mardom (Cristo de la Luz de Toledo).  Reinos de Taifas: Aljafería de Zaragoza.  Dinastías africanas: Giralda y Torre del Oro, en Sevilla.  Reino de Granada: Alhambra y Generalife.

    Be the first to comment

    Login to see the comments

  • AliciaMercante

    May. 10, 2015
  • AliciaCabelloPiar

    Jan. 15, 2018
  • rousbell

    Jan. 9, 2020
  • AyJam

    Jan. 20, 2021

La Península Ibérica en la Edad Media: al-Ándalus 1.-Evolución política: la conquista, los emiratos y el Califato de Córdoba. 2.--La crisis del siglo XI: reinos de taifas e imperios africanos. 3.-Organización política y social. El legado cultural.

Views

Total views

3,808

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

1,386

Actions

Downloads

62

Shares

0

Comments

0

Likes

4

×