LIDERAZGO FEMENINO

995 views

Published on

Trabajo realizado por Sao Voong Dinh Knul Bui para la asignatura Comunicación Interpersonal durante el curso 2010/2011. Publicidad y RR.PP. (Segovia). Universidad de Valladolid.

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

LIDERAZGO FEMENINO

  1. 1. LIDERAZGO Y MUJER.  El liderazgo es un aspecto que poseen ciertas personas bastante complejo de definir o  materializar. Muchos han sido los estudios que se han realizado acerca de este  fenómeno.  Ese “algo” llamado liderazgo lo caracterizamos en la interacción humana, y  en multitud de ámbitos. Sin embargo, el liderazgo siempre se ha relacionado y  desarrollado acorde a la figura masculina. En la actualidad se puede comprobar que el  papel de la mujer es relevante y crucial. El hecho de que la mujer se haya incorporado  al mudo laboral es evidente, pero siguen latentes ciertas brechas que la alejan de  avanzar el liderazgo en un mundo dominado históricamente por hombres, como lo es  el sector empresarial.  ¿Qué es el liderazgo?  “Si tuviéramos que comparar el liderazgo con un objeto, yo diría que el liderazgo es  como un cuerda: una herramienta extraordinariamente útil, si se trata de arrastrar,  pero completamente inútil si lo que se quiere es empujar con ella.”  Motivar vs. Controlar.  La esencia funcional del liderazgo reside en que el individuo sea capaz de generar un  comportamiento enérgico impulsando a las personas. Dentro de la empresa, la gestión  se ocupa de controlar a las personas impulsándolas en la dirección adecuada. En  contraposición a esto se encuentra el liderazgo, que las motiva satisfaciendo las  necesidades básicas humanas que poseen los empleados.  El control garantiza que los fallos de calidad se detecten inmediatamente, de este  modo, un comportamiento muy motivado o genial es prácticamente irrelevante a que  los procesos de gestión se  garanticen en la seguridad y en la exención de riesgos.  El liderazgo es completamente diferente, la motivación y la inspiración dan energía a  las personas, creando un sentimiento de aprecio y autoestima, sentimientos que  emocionan sobre el individuo y provocan una respuesta intensa.  Técnicas de motivación.  Los buenos líderes motivan a las personas de muchas maneras. En primer lugar  acentúan la visión de la organización de forma que se acentúen los valores de la  audiencia a la que se dirigen, así el trabajo será importante para dichas personas.   Implicar a las personas en las decisiones a llevar a cabo. Esto le da a los empleados  sensación de autocontrol sobre sus propias vidas.   Apoyar los esfuerzos de los empleados. Ofreciéndoles formación e información,  ayudando a las personas a desarrollarse profesionalmente mejorando su  autoestima. 
  2. 2.  Recompensar. Esto da a las personas sentimiento de éxito y de pertenencia a la  organización.  Cuando todos estos puntos se llevan a cabo, el trabajo se convierte en algo motivador  por sí mismo.  ¿Cuestión de personalidad?  Según el autor John P. Kotler, el liderazgo no es algo místico o misterioso. No tiene  nada que ver con el carisma u otro rasgo exótico de la personalidad, no supone el  “dominio de los elegidos” como la mayoría de la gente tiende a pensar.  De hecho las investigaciones realizadas demuestran  que los buenos líderes son  capaces d reprimir  ciertos rasgos de su personalidad, o desarrollar otros con el fin de  dirigir sus organizaciones de forma eficaz.  EL PAPEL DE LA MUJER.  El papel de la mujer en el mundo profesional es relevante, ocupan el 40% de la mano e  de obra mundial. Además están mejor formadas y una estadística realizada por el  Instituto de la Mujer, demuestra que hay un mayor número de mujeres licenciadas  frente a los hombre licenciados.  TECHO DE CRISTAL  “La barrera invisible que impide el acceso de las mujeres a los puestos de alta dirección  y a cargos profesionales en las empresas y organizaciones.”  Este concepto nos remite al de que a pesar de la imagen de igualdad laboral existente  entre hombres y mujeres, la realidad es otra. Existe una cierta barrera que impide a las  mujeres alcanzar los puestos de máxima dirección, manteniéndose así una segregación  laboral femenina/masculina.  EFECTOS  Esta realidad porta consigo una serie de efectos que perjudican en su mayoría el papel  de la mujer. Reciben un salario menor al de los hombres a pesar de ocupar el mismo  puesto de trajo. Tal sueldo, las condiciona a que su contribución a los ingresos  familiares sea menor.  Así mismo la falta de acceso a funciones directivas tanto en el pasado como en la  actualidad crea una falta de modelos de rol. La falta de modelos de rol supone que  mujeres  hombres se hayan sentido envueltos en una visión donde las madres se han  dedicado a ocuparse de las tareas del hogar mientras que el padre llevaba el peso  económico de la familia. Es prácticamente inexistente el modelo de rol donde la madre  es una gran ejecutiva o empresaria. 
  3. 3. OBSTÁCULOS.  Las investigaciones indican lo difícil que es traspasar el “techo de cristal”. Uno de los  mayores obstáculos a la hora de que las mujeres alcancen puestos de alto nivel es la  idea preconcebida de no poder compatibilizar la vida laboral con la familiar. Incluso  aquellas mujeres sin responsabilidades familiares se las considera madres potenciales.  Esto supone un lastre dado que un puesto directivo se caracteriza por emplear largas  horas de trabajo a disposición de la empresa. En consecuencia, las empresas tampoco  invierten en la formación de las mujeres. Además las mujeres deben trabajar mucho  más que los hombres para conseguir reconocimiento.  En definitiva, el estereotipo sexual que da a pensar que las mujeres portan la  incapacidad de llevar un puesto de alta responsabilidad las frena a la hora de que las  empresas otorguen oportunidades llegando de así a un circulo vicioso.  ¿LIDERAZGO FEMENINO O MASCULINO?  Existe otro inconveniente a la hora de que las mujeres lleven a cabo su trabajo. Ya  hemos nombrado las dificultades que supone para una mujer el techo de cristal, sin  embargo, las pocas mujeres que consiguen atravesarlo deben adoptar un modelo de  liderazgo masculino. Todo aquel rasgo de feminidad que tengan a la hora de liderar  supondrá un impedimento o motivo de subestimación. Esto produce un miedo al  rechazo donde incluso la mujer llega a sentirse culpable de su propio estereotipo.   PROGRESO  A pesar de todo, la mujer y la sociedad en general está progresando. Las empresas son  conscientes de talento y la capacidad de la mujer optando por aumentar el número de  contrataciones femeninas. Además se han implanto diversas políticas de igualdad de  oportunidades. Aunque en España sólo el 12% de población femenina ocupa cargos  directivos, en Australia es el 43%.  MUJERES LÍDERES:   Ursula Burns: Primera afroamericana directora general de la compañía Xerox.   Andrea Jung: Directora ejecutiva de Avon y codirectora de Apple.   Rosa MªGarcía: Directiva española de Microsoft Ibérica.   Primera CEO que posee un blog: personal.http://elventanalderosa.spaces.live.com/       
  4. 4.  

×