Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
La venganza
Un día, Eduardo fue a cazar osos. Al encontrarse con un pequeño oso de color marrón, le disparó.
Entonces, sintió un golpecito sobre su hombro y, al darse la vuelta, vio un gran  oso negro  que le dijo: “Tienes dos opci...
Eduardo decidió agacharse.
Aunque se sintió dolorido dos semanas, rápidamente se recuperó;  juró venganza e inició otro viaje para encontrar al  oso ...
Cuando por fin lo encontró, le disparó. Entonces, sintió de nuevo otro golpecito en el hombro. Esta vez era un enorme  oso...
“ Lo que has hecho te va a doler, pero tienes dos opciones: o te doy zarpazos hasta la muerte o dejas que copule contigo.”
Nuevamente, Eduardo se agachó.
Pasaron muchos meses hasta que Eduardo logró recuperarse del todo. Ultrajado, se dirigió de nuevo al bosque con una sola m...
... de nuevo sintió un golpecito en el hombro. Cuando Eduardo se giró, vio a un gigantesco oso polar que, mirándolo fijame...
“ Admítelo, Eduardo. Tú no vienes a cazar .”
Moraleja: Los vengativos se vuelven maricones.
Espero  les  Haya  gustado
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

venganza

moraleja

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

venganza

  1. 1. La venganza
  2. 2. Un día, Eduardo fue a cazar osos. Al encontrarse con un pequeño oso de color marrón, le disparó.
  3. 3. Entonces, sintió un golpecito sobre su hombro y, al darse la vuelta, vio un gran oso negro que le dijo: “Tienes dos opciones: o te doy zarpazos hasta la muerte o dejas que copule contigo.”
  4. 4. Eduardo decidió agacharse.
  5. 5. Aunque se sintió dolorido dos semanas, rápidamente se recuperó; juró venganza e inició otro viaje para encontrar al oso negro .
  6. 6. Cuando por fin lo encontró, le disparó. Entonces, sintió de nuevo otro golpecito en el hombro. Esta vez era un enorme oso gris , más grande aún que el oso negro , que le habló y le dijo:
  7. 7. “ Lo que has hecho te va a doler, pero tienes dos opciones: o te doy zarpazos hasta la muerte o dejas que copule contigo.”
  8. 8. Nuevamente, Eduardo se agachó.
  9. 9. Pasaron muchos meses hasta que Eduardo logró recuperarse del todo. Ultrajado, se dirigió de nuevo al bosque con una sola meta: ¡venganza! Cuando logró encontrar al oso gris , apuntó, disparó y...
  10. 10. ... de nuevo sintió un golpecito en el hombro. Cuando Eduardo se giró, vio a un gigantesco oso polar que, mirándolo fijamente, le dijo:
  11. 11. “ Admítelo, Eduardo. Tú no vienes a cazar .”
  12. 12. Moraleja: Los vengativos se vuelven maricones.
  13. 13. Espero les Haya gustado

×