Había una vez un cerdito llamado Paolo que soñaba con volar y no                             podía hacerlo, por eso se man...
Intervino el león Mario y le dijo: ¡Tú quieres volar y yo te quierocomer!, pero no puedo porque eres mi amigo, por eso te ...
Luego con una voz delgada hablo la gata rosa: miau miau, yo sé de eso,las alturas son espantosas, yo me subí un día a un á...
De inmediato Paulo recordó a su madre Teresa que le decía: Hijo recuerda que el bienestartuyo está en tu buena alimentación.
Nilsa al escuchar a Paolo expresó: Eso es verdad lo que                                    decía tu mama, porque perderías...
Por último habló la más sabia y vieja, la tortuga María,quien le digo: Mira cerdo por más que tú quieras volarjamás lo log...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Autoformas cuento 2

1,502 views

Published on

empleado auto

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,502
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
436
Actions
Shares
0
Downloads
12
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Autoformas cuento 2

  1. 1. Había una vez un cerdito llamado Paolo que soñaba con volar y no podía hacerlo, por eso se mantenía triste, él vivía en una enorme granja acompañado de muchos animales, allí todos eran muy amigos y colaboradores.Un día la vaca Clara se percato de la tristeza de Paolo y en formasecreta convoco a una reunión para todos los miembros de lagranja. Todos llegaron muy puntuales, siendo el primero en llegarel león Mario, seguido por la mariquita Margarita, el perro Tulio;lento pero seguro el Elefante Pacho acompañado por la gata Rosa,la araña Amelia, la abeja Nilsa, el hipopótamo Pepe, el piojo Javier,el pollo Kiko, la rana Tita y la más vieja de todos la tortuga María.
  2. 2. Intervino el león Mario y le dijo: ¡Tú quieres volar y yo te quierocomer!, pero no puedo porque eres mi amigo, por eso te digo que nopodemos tener todo lo que queremos en la vida, dedícate a sercerdo y ya. Más tarde exclamo la mariquita: Pues yo quisiera quitarme el nombre de mariquita y solo ser margarita, yo que vuelo te digo que uno se cansa mucho y le duelen sus alitas de tanto batirlas, no te aconsejo que quieras volar.De inmediato intervino el perro, no sé porque esa idea necia devolar, me parece una perdedera de tiempo, jamás podrás hacerlo.
  3. 3. Luego con una voz delgada hablo la gata rosa: miau miau, yo sé de eso,las alturas son espantosas, yo me subí un día a un árbol y no me pudebajar, desecha esa idea, es mejor estar en tierra que en el aire. De inmediato la araña Amelia le propuso que le tejería una telaraña que lo sostuviera para que éste pudiera subirse a algún lado y volar, pero recordó que la telaraña no tenía tal resistencia, pues no era a prueba de cerdos y prosiguió diciendo: ¡Lo siento amigo!, no podre tejerte nada, porque sería como matarte.Cuando habló la abejita Nilsa, todos quedaron perplejos, pues eraun poco joven y dijo: Que rico que te construyas unas alas conplumas y yo te enseño a brincar de flor en flor, el néctar esdelicioso y volar es espectacular, sientes el viento en tu rostro ytienes la sensación de que todo lo puedes; pero lo únicoimportante es que pierdas peso para que puedas alzar el vuelo.
  4. 4. De inmediato Paulo recordó a su madre Teresa que le decía: Hijo recuerda que el bienestartuyo está en tu buena alimentación.
  5. 5. Nilsa al escuchar a Paolo expresó: Eso es verdad lo que decía tu mama, porque perderías tu esencia de cerdo al perder peso, para poder volar, entonces no dejes de ser quien eres.Luego como una voz ronca exclamo el hipopótamo Pepe:¡Yo me acepto gordito y grisesito!, naci sin alas y no lashe necesitado jamás y tampoco quiero cambiar eso. A esta voz se unió el piojo y la rana, quienes expresaron que estaban de acuerdo con lo que decía pepe, porque ellos eran felices con sus saltos y no querían volar.
  6. 6. Por último habló la más sabia y vieja, la tortuga María,quien le digo: Mira cerdo por más que tú quieras volarjamás lo lograrás. ¡No por correr más rápido se llega máslejos!. Mejor acéptate y quiérete como eres: Un hermosocerdo, nunca reniegues de tu esencia porque eresperfecto y así te hizo Dios.Al escuchar las palabras de todos sus amigos, finalmentePaolo entendió, que volar no era lo que lo haría feliz, pues élpodría ser el cerdo más feliz del mundo si se aceptaba tal ycomo era..

×