Los nuevos retos de américa latina socialismo y sumak kawsay

1,423 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,423
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
24
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los nuevos retos de américa latina socialismo y sumak kawsay

  1. 1. SENPLADESLOS NUEVOS RETOS DE AMÉRICALATINA: SOCIALISMO Y SUMAKKAWSAY / SENPLADES – 1ª ed. – Quito, 2010200 p.; 24 x 17 cm – (Colección Memorias, No. 1)El presente libro recoge las ponencias más representativas delForo Internacional Los nuevos retos de América Latina: socialismo ysumak kawsay. La organización del Foro estuvo a cargo de la Se-cretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES),del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN) y del Ministe-rio Coordinador de la Política (MCP). Los criterios vertidos en laobra son de responsabilidad de sus autores, y no necesariamentereflejan la opinión de estas instituciones. Los contenidos del librose pueden citar y reproducir, siempre que sea sin fines de lucro, ycon la condición de reconocer los créditos correspondientes refi-riendo la fuente bibliográfica.© SENPLADES, 2010De esta edición:Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo, SENPLADESAv. Juan León Mera No. 130 y PatriaQuito, EcuadorTel: (593) 2 3978900Fax: (593) 2 2563332www.senplades.gov.ecIMPRESO EN QUITO / PRINTED IN QUITOISBN: 978-9978-92-861-5Depósito legal: 33570Diagramación: ROMSE GROUP.Impresión: DIGITAL CENTER.4
  2. 2. Socialismo y sumak kawsayEl amplio respaldo ciudadano al movimien- La nueva Constitución no es, por tanto,to constituyente que desemboca en la nueva un documento acabado, sino un proceso queConstitución de 2008 refleja un hecho in- continúa, impulsado por las demandas ciu-soslayable: la necesidad de refundar el país, dadanas de superar el paradigma neoliberal,de cambiar nuestras reglas de convivencia, que en la actualidad se encuentra extenua-de acordar un nuevo pacto social entre los do por su amplio fracaso social. Ahora, queecuatorianos y redefinir sus relaciones con el celebramos el tercer aniversario de la Revo-resto de habitantes del mundo. Lo que está lución Ciudadana, es momento adecuadoen juego con el cambio constitucional no es para renovar esta crítica: porque el modelola mera variación de términos, sino la volun- productivista y extractivista, asumido paratad general de transformar nuestra comuni- beneficio del capital, ha puesto en riesgodad política en diferentes ámbitos y escalas: la supervivencia de la sociedad al acentuarqué consideramos como bien común, de qué la desigualdad y vulnerar nuestro entornomanera queremos convivir, cuáles han de ser natural. Con este objetivo de renovaciónlos valores compartidos que orienten nuestra crítica se realizó, entre el 18-19 de enero devida social. este año, un encuentro para debatir sobre Los nuevos retos de América Latina: socialismo y Por ello, el debate no se puede reducir a la sumak kawsay.mera cuestión de «estar a favor o en contra».Este tipo de planteamiento es tendencioso, Durante este encuentro, los partidarios deporque elude la cuestión principal, el proble- una nueva izquierda, provenientes de todoma político de fondo: ¿cómo es la sociedad a el mundo, discutimos sobre los riesgos a quela que aspiramos? ¿Se trata de una sociedad nos enfrenta la explotación capitalista, y lacapaz de actuar como un poder político or- necesidad de superarlos mediante el com-ganizado, justo pero riguroso frente a la exac- promiso constitucional del sumak kawsay,ción neoliberal, o se trata de una sociedad el «Buen Vivir», como nuevo paradigmaresignada a ser una pieza más en el engranaje de desarrollo para América Latina. Desdede la explotación mundial? ¿Una sociedad Ecuador, puedo referir este cambio para-que fortalezca los ámbitos de participación y digmático a nuestro Plan Nacional para eldecisión, o una sociedad que, por el contra- Buen Vivir 2009-2013, mapa de ruta querio, renuncie a los principios de la democra- orienta la política pública reivindicando lacia? ¿Una sociedad de ciudadanos solidarios igualdad como principio de justicia: paray vinculados por objetivos comunes, o una la realización plena de todos los ciudadanossociedad de individuos aislados y enfrenta- en una sociedad solidaria, que mantenga sudos por conseguir sus intereses particulares? 5
  3. 3. equilibrio con la naturaleza, y su sentido de Porque la realización del Buen Vivir des-responsabilidad hacia el resto de habitantes cansa sobre el principio de que, más alládel mundo y las generaciones futuras. de su forma constitucional, la garantía de cierre en materia de derechos solo puede Pero la nueva sociedad no se hará de golpe ser una garantía social; es decir, que son losni por decreto; se hará mediante realizaciones propios titulares quienes deben luchar porconcretas que se respalden, primero, en una cumplir con la promesa constitucional delsolidaridad de hecho. De ahí que el propó- Buen Vivir. La Revolución Ciudadana no sesito de este libro, que recoge las intervencio- detiene, continúa. Para sus protagonistas vanes más significativas de nuestro encuentro, dirigido este libro.no puede ser agotar el campo de cuestionesque se abren con el nuevo pacto social por René Ramírezel Buen Vivir. Antes bien, se trata de pro- Secretario Nacional de Planificaciónseguir un debate que nos permita ahondar y Desarrolloen este cambio paradigmático, poniendo encuestión las relaciones entre la normativaconstitucional, la teoría del desarrollo y labúsqueda de la sociedad a la que aspiramos.6
  4. 4. Los socialismos deAmérica LatinaEl Foro se da en un contexto marcado por estos hitos es posible intuir la cartografía delos triunfos electorales de Evo Morales en una historia de las ideas profusa en nombres,Bolivia y de Mujica en Uruguay. A este tesis, posiciones. Un universo «abigarrado»,respecto, mucho se ha debatido sobre el sig- para usar una palabra a la que recurría Renénificado polisémico de las izquierdas. Como Zavaleta Mercado, el marxista boliviano,lo señalé en su momento, en lo personal para describir la Revolución Boliviana delme identifico con ese plural: las izquierdas 52 y sus efectos.latinoamericanas. Algo similar sucede con Esta es una de las caras, no de la moneda,el socialismo: el uso del singular provoca sino de una figura de múltiples facetas dela sensación de que se trata de un sentido los socialismos latinoamericanos. La otra esunívoco y constante en la historia política la de las iniciativas organizativas y políticas,de la región. Han existido socialismos en por cierto, muy vinculada con lo ya dicho:América Latina. Definirlos así implica cómo no tener presente la particular incom-reconocer la pluralidad histórica que, desde prensión de las especificidades de la regiónsu inicio, caracterizó a América Latina. por parte de la III Internacional, o las difi- Referirse a los socialismos, en plural, es un cultades de alianza entre diversos sectores dellamado explícito para señalar un punto de las izquierdas con los frentes populares, conpartida inclusivo, en que superando una vieja el llamado populismo, entre otros, y que seortodoxia, nos ubiquemos en el contexto de evidenció en polémicas como la que se dio entre Raúl Haya de la Torre, fundador delun debate comprensivo, en el cual no existen APRA, con José Carlos Mariátegui. Otrosverdades unívocas, ni estrategias únicas. hitos de una historia compartida, sin que sea¿Cómo reconocerse parte de una tradición necesariamente una historia común, fueronintelectual y política heterogénea, diversa, establecidos por la vía de los hechos: la Re-plural y contradictoria? ¿Cómo englobar, volución Cubana, la derrota de los movi-como parte de las izquierdas latinoamerica- mientos insurreccionales de los más diversosnas, ese entramado de reflexiones y acciones signos: guevaristas, trotskistas, maoístas, etc.que tienen hitos tan sorprendentes como Desde Brasil a Colombia; desde ArgentinaJuan B. Justo, primer traductor al castellano a Venezuela; de Bolivia, con la inmolacióndel primer tomo de El capital, y Mariátegui, del Che, a Guatemala. La trágica derrota deesa mente lúcida que planteó una serie de las izquierdas chilenas en el 73. De la largaproblemas fundamentales para el marxismo lucha en El Salvador al triunfo sandinista.latinoamericano y para la construcción his-tórica de una modernidad no liberal? Entre 7
  5. 5. Generaciones de hombres y mujeres lati- Los nuevos retos de América Latina: socialis-noamericanos de todas las edades, que mu- mo y sumak kawsay es una respuesta a dosrieron por un futuro que resultó esquivo. Si tipos de razonamiento. Por una parte, contrahoy tenemos la oportunidad de reunirnos y el trillado discurso sobre el neopopulismo,dialogar sobre la relación entre socialismo y que al recurrir al neologismo lo que haceBuen Vivir es debido a esas luchas y a ese es renunciar de partida a comprender losacrificio. Cómo no pensar en aquel joven nuevo, lo que nace a veces recurriendo a laspoeta peruano incorporado a la guerrilla del formas complejas y cambiantes de las expre-MIR, Javier Heraud, muerto a los 21 años siones sociales en América Latina. Por otraen Madre de Dios, en la selva peruana, quien parte, a favor del rico concepto del sumakresumía en un poema el sacrificio de toda kawsay que se opone a la visión apocalípticauna generación: que va de la mano con las propuestas auto- ritarias e irracionales como las que ya ope- El día llegará, raron a mediados del siglo XX como salida y en los mares inmensos de la crisis. En síntesis, la reflexión sobre el no veré mas mis campos fértiles, sumak kawsay no solo es relevante para los no veré mas mis árboles verdes, debates regionales, sino también y esencial- mi viento cercano, mente, para la discusión a nivel global. Pero mi cielo claro, tampoco se trata de un determinismo. Toda mi lago oscuro, crisis tiene múltiples salidas. Dependerá de mi sol la madurez de las izquierdas, de la acertada mis nubes, evaluación de la situación, que la salida de la ni veré nada, crisis implique una superación histórica del nada, capitalismo, que asuma los grandes avances únicamente el en materia de derechos ciudadanos. Depen- cielo azul derá también de sobreponerse a las visiones inmenso locales y pensar en alternativas regionales y y mundiales. Este es un reto enorme. todo se disolverá en una llanura de agua… Carlos Arcos Cabrera Rector del Instituto de AltosMiremos al pasado de las izquierdas lati- Estudios Nacionalesnoamericanas, aprendamos de sus errores,nutrámonos de aquella entrega apasionaday generosa. En este sentido, el Foro sobre8
  6. 6. La sociedad del Buen VivirLa construcción de otra forma de socie- en su única fuente de legitimidad, y que másdad, la del Buen Vivir de todas y todos los bien da primacía al trabajo sobre el capital.ciudadanos, está en el centro del debate en Una forma social incluyente, que se ancla enEcuador, América Latina y el mundo. El la interculturalidad entendida como la posi-Ministerio Coordinador de la Política, junto bilidad no solo de reconocer cosmovisionescon la SENPLADES y el IAEN, propiciaron distintas sino, sobre todo, de interactuar yun evento para profundizar en la reflexión convivir entre sujetos diversos. Un modo deacerca de estos procesos, experimentados relacionamiento equilibrado con el entornoen diversos países de América Latina. El y la naturaleza. El Buen Vivir es entoncesForo Internacional sobre Los nuevos retos de vivir a plenitud, integrando todas estas di-América Latina: socialismo y sumak kawsay mensiones. Se trata de la construcción de unfue precisamente un espacio de debate que proyecto emancipatorio postcapitalista, bajoconvocó no sólo a reconocidos teóricos el entendimiento de que el capitalismo ya nosociales, quienes se encuentran estudian- es reformable. La mayoría de los ecuatoria-do este proceso, sino también a quienes nos apostó por esta «nueva forma de convi-aportan, desde una práctica concreta, en su vencia ciudadana, en diversidad y armoníaconstrucción. con la naturaleza», establecida en la Consti- tución de 2008 para alcanzar el Buen Vivir, Una de las principales conclusiones del el sumak kawsay. El Gobierno nacional, bajoevento es que no hay un modelo único, ni el liderazgo del Presidente Rafael Correa,esquemas predefinidos, hay procesos sociales hace esfuerzos significativos y contundentes,que deben ser autónomos y soberanos, pero a través de la implementación de innume-profundamente comprometidos con un rables políticas públicas, por concretar esteideario común de justicia social, equidad y desafío histórico que le fue encargado pordesarrollo que pone al centro el ser humano. el pueblo ecuatoriano. Los representantesCada sociedad define sus prioridades y del Ministerio Coordinador de la Política,también las formas bajo las cuales se cons- la SENPLADES y el IAEN, hemos consi-truye este proceso. Sin embargo, hay algunos derado relevante presentar, a través de estaejes que precisan una configuración cada vez publicación, las ponencias expuestas en elmás definida de este modelo. Una democra- Foro, como parte de este esfuerzo por anali-cia radical participativa que supone la cons- zar, debatir e incidir en la construcción de latrucción del poder ciudadano a través de la sociedad del Buen Vivir.participación, rendición de cuentas y controlsocial. Un modelo económico solidario, que Doris Solizno desecha el mercado pero no lo convierte Ministra Coordinadora de la Política 9
  7. 7. Contenido1 El constitucionalismo posneoliberal y el sumak kawsay La disputa de sentidos por el Buen Vivir como proceso contrahegemónico Ana María Larrea ........................................................................15 Constitucionalidad posneoliberal y la nueva forma de vivir bien Nidia Díaz ..................................................................................29 La alternativa al neoliberalismo y los futuros contingentes Marcos Roitman ..........................................................................372 El Estado como promotor de la economía Socialismo del sumak kawsay o biosocialismo republicano René Ramírez Gallegos .................................................................55 El nuevo modelo económico del socialismo del siglo XXI. Algunos elementos para la discusión Marta Harnecker .........................................................................77 La crisis del modelo de desarrollo y la filosofía del sumak kawsay François Houtart ..........................................................................91 El Estado como motor de la economía, el valor del trabajo por encima del valor del capital y los nuevos modelos de propiedad y producción Alexander Main ...........................................................................99 11
  8. 8. 3 Diferencias entre el socialismo del siglo XX y el socialismo del siglo XXI El socialismo del siglo XXI: notas para su discusión Atilio Borón ..............................................................................109 Diferencias entre el socialismo del siglo XX y el socialismo del siglo XXI. La democracia participativa y el nuevo sujeto revolucionario Ricardo Patiño ...........................................................................133 Algunas ideas sobre la lucha por el socialismo en el siglo XXI Valter Pomar .............................................................................141 4 Soberanía e integración en Latinoamérica La difícil construcción de la plurinacionalidad Boaventura de Sousa Santos .......................................................149 Tres experiencias de integración latinoamericana Luis Britto García .....................................................................155 Crisis, nueva arquitectura financiera y Buen Vivir Pedro Páez ................................................................................18912
  9. 9. 1El constitucionalismoposneoliberal y elsumak kawsay
  10. 10. La disputa de sentidos porel buen vivir como procesocontrahegemónicoAna María Larrea (Wallerstein, 1998, cit. por Unda, 2005: 34). Momentos en los cuales la realidad «po- sitivamente dada» no puede ya reproducirse1. Un cambio paradigmático por los mecanismos «normales» y la historia Al fin y al cabo somos lo que hacemos para se abre a la indeterminación y a la ausencia cambiar lo que somos. La identidad no es de certezas… En estos momentos y en esas una pieza de museo, quietecita en la vitrina, condiciones recupera centralidad la acción sino la siempre asombrosa síntesis de las con- social como constructora de realidades» tradicciones nuestras de cada día. (Unda, 2005: 35). Galeano, 2007: 111. En este marco, los procesos constituyentes Para una teoría ciega, la práctica social es promovidos en Venezuela, Bolivia y Ecuador invisible; para una práctica ciega, la teoría han conllevado el enorme desafío de generar social es irrelevante. nuevos sentidos que conjuguen las apuestas por nuevos horizontes epistemológicos, con De Sousa Santos, 2006: 16. agendas programáticas para el cambio social.En los últimos años la irrupción de luchas, El proceso constituyente del Ecuador fuereivindicaciones y propuestas desde diversos tremendamente innovador en este sentido.movimientos sociales frente al neoliberalis- Uno de los ejes de la nueva Constituciónmo, la fase más desarrollada y despiadada ecuatoriana es el concepto del sumak kawsayde acumulación del sistema capitalista, han o Buen Vivir, sobre el que reflexionaremosmostrado la necesidad de construir nuevos en este artículo.paradigmas que nos permitan impulsar pro-fundos procesos de cambio hacia la cons-trucción de sociedades más justas, igualita- 2. La crisis del «desarrollo»rias, capaces de generar alternativas desde su Es imposible que la América Latina se desa-propia diversidad y en democracia. rrolle, no importan cuáles sean las políticas gubernamentales, porque lo que se desarro- Esta necesidad se ha hecho más acucian- lla no son los países. Lo que se desarrolla este cuando en América Latina, fruto de estos únicamente la economía-mundo capitalistaprocesos de lucha y debido a la profunda y esta economía-mundo es de naturaleza po-crisis del sistema, se ha logrado disputar larizadora.importantes espacios de poder público yconseguir que varios gobiernos impulsen Immanuel Wallerstein, 1998.programas de cambio hacia la construcción El concepto de «desarrollo» ha entrado ende sociedades más justas e igualitarias. Se una profunda crisis, no solamente por latrata de procesos abiertos a la acción social y perspectiva colonialista desde donde se cons-colectiva, procesos que se van construyendo truyó, sino además por los pobres resultadosal andar, que condensan una serie de con- que ha generado en el mundo entero. Las in-tradicciones internas y profundos conflic- numerables recetas para alcanzar el supuestotos. Como lo diría Wallerstein, se trata de desarrollo, concebido desde una perspectivapuntos de bifurcación o momentos de crisis- de progreso y modelo a seguir, ha llevado atransición que pueden caracterizarse como una crisis global de múltiples dimensiones,una «constelación saturada de tensiones­ » que demuestra la imposibilidad de mante- 15
  11. 11. ner la ruta extractivista y devastadora para turaleza pasen a ser el centro y el objetivolos países del sur, las desiguales relaciones de fundamental de la acción pública, colectiva ypoder y comercio entre el Norte y el Sur y compartida, encuentra entonces un horizon-los ilimitados patrones actuales de consumo, te de posibilidad, sobre el cual es necesarioque sin duda llevarán al planeta entero al actuar y pensar.colapso, al no poder asegurar su capacidadde regeneración. Es imprescindible enton- En el momento de construir alternativasces, impulsar nuevos modos de producir, posibles y viables en el marco de un procesoconsumir y organizar la vida. de cambio no violento, surge un problema adicional que tiene que ver con los métodos Al hablar del concepto de desarrollo y herramientas para la transformación. Grandentro del paradigma de la modernidad, parte de los instrumentos con los que conta-es importante preguntarnos: ¿Qué desa- mos han sido desarrollados y responden a unrrollamos? ¿Desenvolvemos lo mismo que tipo de sociedad específica para unos finestenemos y profundizamos? ¿Desarrollamos particulares. Surge entonces la pregunta delo dado? ¿Esto significaría que en socieda- cómo podemos intentar construir lo nuevo,des como las latinoamericanas, marcadas «con herramientas que, aunque sean nuevas,por profundas desigualdades estructurales, se desarrollan para sostener y profundizarestamos «desarrollando» la desigualdad, la el poder establecido» (Unda, 2005: 21).pobreza, la injusticia, el deterioro ambiental? Requerimos entonces de una alta dosis deO por el contrario, ¿optamos por una pers- creatividad y sentido transgresor para llevarpectiva liberadora, que implica trastocar la adelante una tarea transformadora con im-realidad en la que vivimos? pactos significativos para los pueblos latinoa- mericanos. Al hablar de «desarrollo» necesariamenteestamos haciendo alusión a un modo de acu- Uno de los cambios paradigmáticos másmulación, a un sistema socio-económico y importantes de este cambio de época aludepolítico, a un tipo de relaciones sociales, etc. al cuestionamiento del concepto de desarro-Se desarrollan estos aspectos para dar paso de llo y a la búsqueda de nuevas perspectivasuna situación A a una situación B. ¿Implica epistemológicas que se nutren de las concep-esto necesariamente un proceso de cambio? ciones de los pueblos ancestrales, las luchas¿Qué profundidad tiene el cambio que pro- emancipadoras y las teorías críticas.ponemos? ¿Estamos definiendo un proceso,con un punto o puntos de llegada? ¿Qué La crítica a la concepción de desarrollomodelo de sociedad queremos alcanzar? ¿Esa de la modernidad adquiere una relevancianueva sociedad es capitalista? ¿Queremos ir particular en las propuestas contrahegemó-más allá del capitalismo? ¿Qué tipo de rela- nicas de construcción de una nueva socie-ciones sociales queremos construir? dad. Veamos entonces, los aspectos funda- mentales de esta crítica, para luego presentar Estas son preguntas ineludibles sobre todo algunos elementos que configuran las nuevaspara aquellos proyectos de cambio que, al alternativas.acceder por votación popular a las esferasgubernamentales, cuentan con enormes po- Bajo el paradigma de la modernidad, elsibilidades de generar sentidos, a partir de las campo de análisis del desarrollo se configurahistorias de emancipación y la recuperación durante la posguerra. Es importante señalarde diversas epistemologías que permitan la que al hablar de «desarrollo» aludimos a unconstrucción de sociedades en que las lógicas resultado a alcanzar, que está mediado porde acumulación del capital queden subsumi- una serie de valores. De ahí que el conceptodas a las lógicas de reproducción ampliada de desarrollo sea un concepto que alude ade la vida. El desafío de que efectivamente normas y valores, que no escapan a las re-el ser humano y sus relaciones con la na- laciones de poder y construcción de hege- monía en el marco de procesos de domina-16
  12. 12. ción. Es necesario analizar entonces dónde, de verdad de nuestras sociedades, subsumequiénes y en el marco de qué procesos de e invisibiliza también a pueblos y cultu-dominación y acumulación se definen esos ras enteras, desvalorizando sus formas devalores y normas. Quiénes establecen aquel vida, des-historizando su experiencia, sus«deber ser» que está detrás de la idea del de- luchas y reivindicaciones y generando unsarrollo y cómo desde la perspectiva de los proceso de homogenización que destruye lo«dominados» se incorporan, asumen, inter- diverso y lo desconoce.pelan o resignifican estos sentidos. Las sociedades capitalistas, construyen Desde el hegemón, todo aquello que no dos formas de pertenencia jerarquizada: elpuede ser estructurado dentro de este «deber sistema de desigualdad y el sistema de ex-ser» pasa a ser desvalorizado, invisibiliza- clusión. En el sistema de desigualdad, lodo y desconocido. Se construye entonces que está abajo, lo considerado inferior, estála idea del «subdesarrollo», con una carga dentro del sistema, por ejemplo, las traba-valórica que tiene que ver con el atraso, lo jadoras domésticas, los trabajadores en unano deseado, aquello que debe ser superado, empresa, etc. Pero en el sistema de exclusión,desconociendo la riqueza de la diversidad lo que está abajo, desaparece, no existe (Deidentificada con los sectores subalternos, Sousa Santos, 2006: 54). Se niega a estos serescomo eje constitutivo de nuestras socieda- parte de su humanidad (el hablar idioma, eldes. Desde la perspectiva de construcción profesar una religión, etc.). Ambos sistemasde sentidos del campo del «desarrollo» y del jerárquicos, la desigualdad y la exclusión, se«subdesarrollo» se construye un régimen de refuerzan mutuamente.verdad que invisibiliza a las grandes mayo-rías de nuestra población. Como bellamente A través de este proceso de invisibilización,lo dice Galeano, las sociedades capitalistas desperdiciamos una gran cantidad de expe-y neo-coloniales producen constantemente riencias sociales, por el solo hecho de negar-«nadies»: nos a mirarlas. Nuestra racionalidad, califi- cada por De Sousa Santos como indolente y Los nadies: Los hijos de nadie, los dueños perezosa, se considera «única, exclusiva y… de nada.] no se ejercita lo suficiente como para poder Los nadies: los ningunos, los ninguneados, mirar la riqueza inagotable del mundo» (De corriendo la liebre, Sousa Santos, 2006: 20). muriendo la vida, jodidos, rejodidos: Que no son, aunque sean. La razón indolente realiza dos operaciones Que no hablan idiomas, sino dialectos. simultáneamente: por una parte, contrae, Que no profesan religiones, sino supersti- ciones.] disminuye, sustrae el presente y contribu- Que no hacen arte, sino artesanía. ye al desperdicio de la experiencia, pues Que no practican cultura, sino folklore. produce como ausente mucha realidad que Que no son seres humanos, sino recursos podría estar presente. Por otra parte, la razón humanos.] indolente expande el futuro infinitamente, a Que no tienen cara, sino brazos. través de la idea de progreso, de desarrollo Que no tienen nombre, sino número. (De Sousa Santos, 2006: 20). Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.] En el campo del desarrollo, la teoría de la Los nadies, que cuestan menos modernización de los años 50, constituye que la bala que los mata. uno de las primeras expresiones sistematiza- Galeano, 2007: 59. das de esta visión. Las sociedades occiden- tales eran pensadas como el modelo haciaEstos seres que aunque existen, no son, el cual irreversiblemente llegarían todas laspierden la posibilidad de ser reconocidos sociedades del mundo. Las sociedades tra-y visibilizados, no solo individual, sino dicionales eran vistas entonces como etapastambién colectivamente. Es decir, el régimen 17
  13. 13. anteriores por las que la humanidad debía En los años 60, los teóricos de la depen-transitar hasta alcanzar el «desarrollo» a dencia combaten duramente a las teoríastravés de la industrialización. de la modernización, planteando que el desarrollo es principalmente un problema En esta visión prima una concepción del político. Estos pensadores plantean que losdesarrollo como modernización y creci- procesos de desarrollo vividos por los paísesmiento económico. A su vez, el crecimien- del norte fueron posibles debido a la ex-to económico es visto como incremento de clusión de los países del tercer mundo y aproductividad. Lamentablemente, esta con- la degradación de los recursos naturales. Sicepción no ha logrado ser superada hasta la actualmente, los llamados países «subdesa-actualidad. El desarrollo se mide en las varia- rrollados» seguirían el modelo de desarrollociones del Producto Interno Bruto (PIB). El vivido por los países del norte, el planetadesarrollo industrial es el desarrollo deseado colapsaría. No es posible, por lo tanto uny una medida de la modernización de una «desarrollo» de las mismas características.sociedad. Las causas del «subdesarrollo» son Ese tipo de desarrollo solo fue posible graciasimputadas a las propias sociedades «atrasa- a la extracción de la riqueza de los países deldas», desconociendo la existencia de factores sur para el proceso de acumulación origina-externos y sin indagar las relaciones entre las ria del capital y al enorme deterioro de lossociedades «subdesarrolladas» con los proce- recursos naturales.sos de acumulación capitalista. El desarrollo, entonces, reproduce el sub- La ciudad expresa el lugar de lo moderno, desarrollo. Para los países pobres, la única víamientras que el campo, lo rural, es visto y para salir de esta situación, según una de lasconcebido como el espacio de lo tradicio- corrientes de las teorías de la dependencia,nal, lo retrasado, lo «subdesarrollado». Las es «desconectarse», pues la modificación deculturas tradicionales son vistas como un las relaciones de poder conlleva la superaciónobstáculo para el desarrollo, el que a su vez del capitalismo.es concebido como «un proceso “natural”y “universal” —y se trata del desarrollo Si bien el gran aporte de los teóricos de ladel capital—. Entonces, la falta de ese de- dependencia ha sido el demostrar las múlti-sarrollo, se entiende como “subdesarrollo”» ples relaciones entre el desarrollo y el sub-(Unda, 2005: 22). desarrollo desde una perspectiva geopolítica, en estas teorías no se abordan los límites del La historia nos ha demostrado que los tipo de procesos de producción y extraccióncambios que operan en la vida de las socie- frente a la naturaleza, incluso en sociedadesdades no son monocausales, ni unilineales, socialistas. Al poner el énfasis en las rela-que el crecimiento económico no necesaria- ciones entre el Norte y el Sur y explicar losmente implica desarrollo, y que el «subdesa- mecanismos a través de los cuales se generarrollo» y el «desarrollo» son dos caras de una y perpetúa la dependencia, estas teoríasmisma moneda. En palabras de Galeano: descuidan el horizonte de posibilidades de ¿Dónde se cobra el ingreso per cápita? A más construcción de alternativas al interior de las de un muerto de hambre le gustaría saberlo. sociedades capitalistas, postulando visiones En nuestras tierras, los numeritos tienen que en muchos casos conducen al inmovi- mejor suerte que las personas. ¿A cuántos les lismo. va bien cuando a la economía le va bien? ¿A cuántos desarrolla el desarrollo?… En Co- En los años 80, con el resurgimiento de los lombia, los ríos de sangre se cruzan con los planteamientos liberales y el auge del neoli- ríos de oro. Esplendores de la economía, años beralismo, las nociones del desarrollo como de plata fácil: en plena euforia, el país produce crecimiento económico, la visión determi- cocaína, café y crímenes en cantidades locas. nista del acontecer y el suponer que la his- Galeano, 2007: 67. toria transcurre de un modo lineal vuelven a colocarse en el centro del debate. La idea de18
  14. 14. redistribución es archivada y sustituida por ser» más que en lo que puede «tener». Desdela noción del goteo: si los sectores «viables» esta perspectiva, se parte de las potencia-son potenciados y favorecidos, el bienestar lidades de la gente, de su forma de pensar,de estos sectores «derramará» hacia los ex- de sus necesidades, sus valores culturales,cluidos de los beneficios del sistema. De ahí su organización.que el objetivo sea apoyar al sector viable dela economía. Aquellos grupos «inviables» Sin embargo, la satisfacción de necesida-deberán o bien recibir «asistencia» del Estado des y la expansión de capacidades humanaso bien recibir «capacitación» para entrar en actuales no deben hipotecar el futuro. Porla «modernidad» y en el grupo de los sectores eso, se habla de desarrollo sustentable, es«viables». decir, de un proceso de cambio gradual y dinámico en la calidad de vida de las comu- En los años 90, frente a las consecuencias nidades, que permita un crecimiento econó-devastadoras del modelo neoliberal, surgen mico con justicia social y que no comprome-una serie de planteamientos sobre el desa- ta los recursos para las generaciones futuras.rrollo que, a diferencia de las grandes teorías Las formas de producción y los hábitos deque hemos revisado, son planteamientos consumo deben procurar la conservaciónnormativos. No se inscriben dentro de una y recuperación del ambiente, buscando lateoría. Se trata de los conceptos de desarrollo armonía entre el ser humano y la naturaleza.a escala humana, desarrollo humano y desa-rrollo sustentable. El modelo de desarrollo sustentable se basa en tres directrices básicas: ser ecológica- Los planteamientos del desarrollo a escala mente armónico, económicamente eficientehumana y del desarrollo humano parten de y socialmente justo. Implica «un cambio dela idea de que el desarrollo debe tener como orientaciones culturales: producir diferente,centro al ser humano y no a los mercados consumir diferente y organizarse diferen-o a la producción. Se trata del desarrollo de te» para evitar los impactos ecológicos y lalas personas. Por consiguiente, lo que se debe intensidad de usos de los bienes naturalesmedir no es el PIB sino el nivel de vida de (Unda, 2005: 29).las personas, medido en la satisfacción delas necesidades humanas. Las necesidades El desarrollo sustentable es inviable sin elhumanas son pocas y universales, mientras respeto a la diversidad histórica y culturalque los satisfactores de estas necesidades son como base para forjar la necesaria unidad deinfinitos y particulares. los pueblos. Conlleva, como elemento fun- damental, la igualdad de derechos y oportu- Frente a las concepciones economicistas nidades entre las mujeres y los hombres dedel desarrollo, que lo veían solamente como las comunidades, entre pueblos y nacionali-crecimiento económico, la categoría del de- dades, entre niños y adultos. Implica la irres-sarrollo humano, al asociar el desarrollo con tricta participación ciudadana en el ejerciciocalidad de vida, lo ve como un proceso de de la democracia.ampliación de oportunidades y expansión decapacidades humanas, orientado a satisfacer Es importante señalar que ninguna denecesidades de diversa índole, como subsis- estas concepciones cuestiona el capitalismo,tencia, afecto, entendimiento, participación, sino que se promueve el desarrollo humanolibertad, identidad, creación, etc. La calidad sustentable en la sociedad capitalista. Ac-de vida está dada por poder contar con una tualmente, existen una serie de teóricos quevida larga y saludable, adquirir conocimien- plantean que capitalismo y sustentabilidadtos y acceder a los recursos necesarios para son términos opuestos, que es imposible quetener un nivel de vida decente (PNUD, la sociedad capitalista sea sustentable porque1997: 20). De este modo, el acento está optar por la sustentabilidad supone afectarpuesto en lo que la gente puede «hacer y 19
  15. 15. las bases del modelo de acumulación capi- protege, demanda y es parte del nosotros.talista para el que la naturaleza es solamente Por lo tanto, el pensamiento andino es emi-un recurso más. nentemente colectivo. La comunidad es el sustento y es la base de la reproducción de Por otra parte, «las capacidades que se ese sujeto colectivo que todos y cada unoamplían lo hacen sobre la base del desarrollo «somos». De ahí que el ser humano es unade los existente y hegemónico: el capitalis- pieza de este todo, que no puede ser enten-mo, los mercados, la democracia liberal, que dido en sus partes. La totalidad se expresa enimponen las posibilidades e imposibilidades cada ser y cada ser en la totalidad. «El univer-del desarrollo humano» (Unda, 2005: 28). so es permanente, siempre ha existido y exis- tirá; nace y muere dentro de sí mismo y sólo Con excepción de las teorías de la depen- el tiempo lo cambia» (pensamiento kichwa).dencia, el rol del conflicto en la generación De ahí que hacer daño a la naturaleza es ha-de procesos de cambio y disputa contrahege- cernos daño a nosotros mismos. Cada acto,mónica es invisibilizado en todas las teorías cada compartimiento tiene consecuenciasy perspectivas que hemos enumerado. Es im- cósmicas, los cerros se enojan o se alegran,portante reflexionar sobre ello, en el marco se ríen o se entristecen, sienten… piensan…de la construcción de sentidos emancipado- existen (están).res para una nueva sociedad. El sumak kawsay, o vida plena, expresa3. El sumak kawsay: esta cosmovisión. Alcanzar la vida plena es la tarea del sabio y consiste en llegar a unhacia una vida plena grado de armonía total con la comunidad y Somos tierra que piensa, siente y ama. con el cosmos. Leonardo Boff Si recurrimos a la «traducción cultural», que nos sugiere Boaventura de Sousa Santos,Los pueblos indígenas andinos aportan a este nuestro debate sobre la construcción de unadebate desde otras epistemologías y cosmo- nueva sociedad, partiendo de epistemologíasvisiones y nos plantean el sumak kawsay, la diversas, se enriquece enormemente: ya novida plena. De hecho la idea de desarrollo estamos hablando de crecimiento económi-es inexistente en la cosmovisión de estos co, ni del PIB, estamos hablando de rela-pueblos, pues el futuro está atrás, es aquello ciones, de amplias relaciones, entre los seresque no miramos, ni conocemos; mientras humanos, la naturaleza, la vida comunitaria,al pasado lo tenemos al frente, lo vemos, lo los ancestros, el pasado y el futuro. El obje-conocemos, nos constituye y con él camina- tivo que nos convoca ya no es el «desarrollo»mos. En este camino nos acompañan los an- desde esa antigua perspectiva unilineal de lacestros que se hacen uno con nosotros, con historia, sino la construcción de la sociedadla comunidad y con la naturaleza. Compar- del Buen Vivir.timos entonces el «estar» juntos con todosestos seres; seres que tienen vida y son parte La concepción del Buen Vivir convergenuestra. El mundo de arriba, el mundo de en algunos sentidos con otras concepcionesabajo, el mundo de afuera y el mundo del también presentes en la historia del pensa-aquí, se conectan y hacen parte de esta tota- miento de Occidente. Aristóteles en sus re-lidad, dentro de una perspectiva espiral del flexiones sobre ética y política nos habla yatiempo, no lineal. del Vivir Bien. Para Aristóteles, el fin último del ser humano es la felicidad, que se alcanza Al tratar de explicar las concepciones en una polis feliz. Es decir, solamente la fe-andinas, necesariamente he tenido que re- licidad de todos es la felicidad de cada uno;currir al «nosotros» porque el mundo no la felicidad se realiza en la comunidad po-puede ser entendido desde la perspectiva del lítica. Aisladamente, los seres humanos no«yo» de Occidente. La comunidad cobija,20
  16. 16. podemos alcanzar la felicidad, solo en socie- con la estructura del Estado, su organizacióndad podemos practicar la virtud para vivir territorial, y los denominados «régimen debien, o ser felices. El fin de la polis, es enton- desarrollo» y «régimen del Buen Vivir».ces alcanzar la felicidad de los seres humanosque la integran. 4.1 Desarrollo y Buen Vivir Sin embargo, la concepción aristotélica del Como ya se ha dicho, en la ConstituciónVivir Bien no reconoce las relaciones del ser del Ecuador se supera la visión reduccionistahumano con la naturaleza ni las dimensiones del desarrollo como crecimiento económicoespirituales de las relaciones con los antepa- y se establece una nueva visión en la que elsados y con la naturaleza, que en la visión centro del desarrollo es el ser humano y elde los pueblos kichwas andinos son tan re- objetivo final es el alcanzar el sumak kawsay olevantes. Buen Vivir. Frente a la falsa dicotomía entre Es importante, resaltar el énfasis que en Estado y mercado, impulsada por el pen-ambas concepciones tiene el sentido de lo samiento neoliberal, la Constitución ecua-comunitario-social, frente a las visiones frag- toriana formula una relación entre Estado,mentarias, economicistas y mercado céntri- mercado, sociedad y naturaleza. El mercadocas del «desarrollo». deja de ser el motor que impulsa el desarro- llo y comparte una serie de interacciones con el Estado, la sociedad y la naturaleza. Por4. El Buen Vivir en la primera vez en la historia de la humanidadConstitución del Ecuador una Constitución reconoce los derechos de la naturaleza y esta pasa a ser uno de los ele-El proceso constituyente en el Ecuador fue mentos constitutivos del Buen Vivir.un espacio privilegiado para la reflexiónsobre el cambio paradigmático que implica Frente al desmantelamiento del Estadola concepción del Buen Vivir. De ahí que, impulsado por el neoliberalismo, se haceaunque inacabados e incluso contradictorios fundamental recuperar el Estado para la ciu-en algunos momentos, buena parte de los dadanía, en el marco de la recuperación deplanteamientos sobre el Buen Vivir, están lo público, en un sentido más abarcativo. Dereflejados en la Constitución. ahí que la Carta Magna fortalece el Estado recuperando sus roles en la planificación, La Constitución ecuatoriana establece que regulación y redistribución. Sin embargo,el conjunto organizado, sostenible y diná- no se trata de una visión estatizante, en lamico de los sistemas económicos, políticos, que el antiguo rol del mercado es sustituidosocio-culturales y ambientales, a los que acríticamente por el Estado. Por el contra-denomina «régimen de desarrollo», deben rio, al fortalecer y ampliar los derechos y algarantizar el Buen Vivir. Hace hincapié en reconocer a la participación como elementoel goce de los derechos como condición del fundamental en la construcción de la nuevaBuen Vivir y en el ejercicio de las responsabi- sociedad, la nueva Constitución busca el for-lidades en el marco de la interculturalidad y talecimiento de la sociedad como condiciónde la convivencia armónica con la naturaleza necesaria para el Buen Vivir en comunidad.(Constitución de la República del Ecuador, De este modo se impulsa la construcción deart. 275). un verdadero poder social y ciudadano. Es importante señalar que, de esta manera, La participación social y ciudadana es unla noción de Buen Vivir permite una impor- eje transversal en la nueva Carta Magna deltante conexión, no lograda en la Constitu- Ecuador. En toda la historia republicana delción anterior, entre la parte dogmática y la país no ha existido una Constitución que leparte orgánica de la Carta Magna, ya que los dé un peso tan importante a la participaciónderechos logran una articulación sustantiva como la actual. Esta afirmación es válida 21
  17. 17. también si comparamos con otras Constitu- La economía social es «una propuestaciones de los países latinoamericanos. Se re- política que se apoya en una teoría crítica,conocen las diversas formas de democracia y afirma otros valores y plantea otra raciona-por primera vez se incorpora a la democracia lidad para orientar las prácticas de transfor-comunitaria. mación desde la periferia latinoamericana» (Coraggio, 2007: 41). Para la nueva Constitución, el sumakkawsay implica mejorar la calidad de vida de Es importante resaltar el carácter emi-la población, desarrollar sus capacidades y nentemente político y transformador de lapotencialidades; contar con un sistema eco- propuesta y su visión histórica de los siste-nómico que promueva la igualdad a través mas económicos. Para la economía social,de la redistribución social y territorial de los no existen sistemas económicos ahistóri-beneficios del desarrollo; impulsar la parti- cos. Todo sistema económico es una cons-cipación efectiva de la ciudadanía en todos trucción social, por lo tanto es contingentelos ámbitos de interés público; establecer (Karl, 2007: 19). Contrariamente a lo queuna convivencia armónica con la naturaleza; nos ha pretendido hacer creer el pensamien-garantizar la soberanía nacional y promover to neoliberal que pregona el fin de la historiala integración latinoamericana; y proteger y y el triunfo de un capitalismo sin límites,promover la diversidad cultural (art. 276). como la única vía para el desarrollo de la humanidad, la economía social plantea que La importancia que se da a la diversidad los modelos económicos son el resultadoen la Carta Magna del Ecuador no se res- de unas relaciones sociales concretas y quetringe al plano cultural, sino que se expresa la economía tiene un sentido político, puestambién en el sistema económico. La Cons- es el producto de los conflictos y las luchastitución ecuatoriana reconoce al sistema sociales. La distribución y uso de los recur-económico como «social y solidario», in- sos de una sociedad es un tema político. Paracorporando la perspectiva de la diversidad que nadie sufra por necesidades que sonen la concepción del sistema económico y posibles de satisfacer se requiere sobre todosuperando la visión mercado céntrica que lo voluntad política (Karl, 2007: 19).definía como «social de mercado». Frente a la economía del capital y la eco- Para la economía social, el ser humano es nomía pública, la economía del trabajo seel centro de la actividad económica y por lo constituye como una alternativa utópica. Latanto, la economía debe estar al servicio de economía social como programa de acciónla vida y no la vida en función de la econo- colectiva promueve una organización econó-mía. Esto supone revertir la lógica perversa mica autónoma del capital y del poder comodel capitalismo, para el que la acumulación dominio y se compromete con un proceso dedel capital constituye el motor de la vida. La transformación social (Karl, 2007: 19-20).economía social, por el contrario, planteala generación de una economía plural en Hacer economía social implica contribuirdonde las lógicas de acumulación del capital conscientemente a desarticular las estructu-y del poder estén subordinadas a la lógica de ras de reproducción del capital y a construir un sector orgánico que provea a las necesi-la reproducción ampliada de la vida. Para dades de todos con otros valores, institucio-ello, el trabajo es una noción central. Se trata nalizando nuevas prácticas en medio de unaentonces de apoyar las iniciativas económi- lucha contrahegemónica contra la civiliza-cas de la población desde la perspectiva del ción capitalista, que afirme otro concepto detrabajo y no desde la perspectiva del empleo, justicia social (Coraggio, 2007: 39).con el fin de garantizar que la riqueza quededirectamente en manos de los trabajadores. Frente a la economía de mercado que separa(Coraggio, 2007: 68; Coraggio, 2004). la economía de la vida social, la economía social, como su nombre lo indica, subraya el carácter social de toda economía.22
  18. 18. Toda economía es, de hecho, social. Lo es reconocimiento de las actividades financieras en tanto… codetermina qué clase de socie- como servicio de orden público; la prohibi- dad soporta y contribuye a reproducir. Lo es ción a las entidades financieras de participar también porque la sociedad codetermina la en empresas ajenas a su actividad y de contar economía, directamente y a través de proce- con acciones en medios de comunicación; sos políticos… es también «social» en tanto una parte muy significativa de ella opera por la recuperación de los sectores estratégicos fuera de los mecanismos de mercado y, por para la administración del Estado; la prio- tanto, no termina de constituirse en una rización de la inversión social frente al pago esfera separada con tendencias de autorregu- de la deuda externa; la prohibición de estati- lación (Coraggio, 2007: 33). zar deudas privadas; y el establecimiento de auditorías ciudadanas para la deuda pública.Al recoger el carácter esencialmente socialy político de los procesos económicos, la La dimensión social del Buen Vivir en laeconomía social subraya las interrelacio- Constitución ecuatoriana busca la universa-nes entre economía y sociedad, abarcando lización de los servicios sociales de calidadmúltiples formas que tradicionalmente no para garantizar y hacer efectivos los dere-son consideradas como económicas. Le da chos. De este modo, se deja atrás la concep-al sujeto un carácter central en la propues- ción de educación, salud o seguridad socialta, pues plantea el retorno al sujeto, asegu- como mercancías.rando no solamente su sustento inmediato,sino sobre todo su autonomía del capital y En este marco, la Constitución garantizade una clase política separada de su pueblo. la gratuidad de la educación hasta el tercerDe esta manera, el programa de economía nivel y reafirma el carácter laico de la misma;social, que persigue alcanzar una vida mejor también se garantiza la gratuidad de la aten-para todos y todas, conlleva una lucha cul- ción de salud, se extiende la seguridad socialtural contra el pensamiento neoliberal que a toda la población, independientemente deha sido incorporado como sentido común. su condición laboral; se prohíbe la privatiza-(Coraggio, 2007: 40, 42, 51). ción de la seguridad social. Por primera vez, se incorpora en la Constitución una sección El reconocimiento del sistema económico sobre la cultura física y el tiempo libre, comocomo social y solidario, no se queda en una elementos del Buen Vivir.mera declaración, sino que se expresa en laincorporación de la noción de diversidad en En la dimensión ambiental del Buenla composición del sistema financiero, en la Vivir, como ya se dijo, por primera vez enorganización de la producción, en los tipos la historia de la humanidad, una Constitu-de propiedad, en las formas de trabajo, en la ción reconoce los derechos de la naturaleza,democratización de los medios de produc- pasando de este modo de una visión de lación y en la visión de soberanía alimentaria naturaleza como recurso, a otra concep-como objetivo estratégico del Estado. ción totalmente distinta, en la que esta es «el espacio donde se reproduce y realiza la Las principales disposiciones constitucio- vida». Desde esta concepción la naturalezanales que sustentan la nueva concepción tiene «derecho a que se respete integralmen-de economía son: la eliminación de la ter- te su existencia y el mantenimiento y rege-cerización y la intermediación laboral; la neración de sus ciclos vitales, estructura,remuneración justa con un salario digno; la funciones y procesos evolutivos», así comoprotección al trabajo autónomo; el reconoci- el derecho a la restauración (arts. 71 y 72).miento al trabajo de autosustento y cuidado Los servicios ambientales no son susceptibleshumano como labor productiva; el impulso de apropiación (art. 74).al comercio justo; la prioridad de los pro-ductos y servicios de la economía social y so- Se garantiza el principio de precaución ylidaria para las compras públicas; la política se establece que en aquellos casos de dudatributaria que promueve la redistribución, el sobre los impactos ambientales de una acti- 23
  19. 19. vidad, aunque no exista evidencia científica importantes de los movimientos indígenas ydel daño, el Estado adoptará medidas pro- afroecuatorianos del país para la construc-tectoras oportunas (arts. 73, 396). ción de la sociedad del Buen Vivir. Se reconoce el derecho de las comunida- Sin embargo, en sociedades marcadas pordes de ser consultadas antes de la aprobación la desigualdad, no se puede pensar la inter-de cualquier decisión que pudiera afectar el culturalidad sin tomar en cuenta los proce-ambiente. También se reconoce el derecho sos de dominación. El diálogo interculturalde los pueblos ancestrales de mantener, parte de la premisa del diálogo entre iguales.proteger y desarrollar sus conocimientos Éste no es posible cuando unas culturascolectivos, ciencias, tecnologías y saberes, y están subordinadas a otras. De esta manera,se prohíbe toda forma de apropiación de los el tema de las relaciones interculturales, másmismos (art. 57, numeral 12). que un aspecto antropológico se convierte en un aspecto fundamentalmente político. Se prohíbe la realización de actividades La desigualdad económica está acompañadaextractivas en áreas protegidas (art. 407). La de profundos procesos de exclusión social,producción de bienes de alto valor agregado discriminación y desconocimiento de tododeberá tomar en cuenta los límites biofísicos «otro cultural». De ahí que al hablar de in-de la naturaleza y el respeto a la vida y a las clusión e integración social, se haga impres-culturas (art. 284, numeral 4). cindible generar estrategias claras de recono- cimiento a la diferencia y a la diversidad, que4.2 El Buen Vivir en a la larga conduzcan a generar cambios en lasdiversidad: plurinacionalidad estructuras de poder.e interculturalidad Las políticas encaminadas a alcanzarComo hemos visto, uno de los aspectos mayor justicia e igualdad, como garantíacentrales en la concepción del Buen Vivir para el ejercicio pleno de los derechos de loses su dimensión colectiva, que incorpora la seres humanos, guardan una estrecha articu-relación armónica entre los seres humanos, lación con aquellas políticas encaminadas ay con la naturaleza. Sin embargo, en socieda- generar cambios socio-culturales para esta-des marcadas por la historia colonial y la do- blecer el reconocimiento de la diferencia y laminación, las posibilidades de vivir juntos en erradicación de todo tipo de discriminación,comunidad pasan primero por poder cons- exclusión o subordinación por opción sexual,truir esa comunidad de todos y todas. De ahí género, raza, edad, discapacidad o creencias.la necesidad de reconocer la diversidad como No existe una verdadera disyuntiva entreparte sustancial de la sociedad y como ele- las políticas que promueven la igualdad enmento que coadyuva al Buen Vivir a través términos redistributivos y aquellas que pro-del aprendizaje intercultural, la generación mueven el reconocimiento a las diferenciasde sinergias y las posibilidades abiertas para y las particularidades culturales. Igualdad ynutrirnos de saberes, epistemologías, cosmo- diferencia no son dos nociones contrapues-visiones y prácticas culturales distintas. tas, por el contrario constituyen dos dimen- siones de la justicia social. Este es el sentido La nueva Constitución de la República de la unidad en la diversidad. De ahí quedel Ecuador incorpora un cambio de gran para construir una sociedad democrática ytrascendencia para la vida del país: se pasa pluralista la orientación estratégica busquedel estado pluricultural y multiétnico de la la transformación en tres planos articuladosConstitución de 1998, al Estado intercultu- entre sí: el socio-económico para asegurar laral y plurinacional. De este modo, se recoge igualdad; el político que permite cambios enuna de las reivindicaciones más profundas e las estructuras de poder, de manera que la diferencia deje de ser un elemento de domi- nación y opresión; y el socio-cultural, enca-24
  20. 20. minado al reconocimiento de la diferencia y Por último, la plurinacionalidad conllevaa abrir las posibilidades para un aprendizaje la construcción de una sociedad poscolonial.entre culturas (Díaz Polanco, 2005: 61-63). El colonialismo no terminó con la indepen- dencia, pues la creación de nuestras repúbli- La plurinacionalidad promueve la justicia cas no implicó una lucha contra el sistemaeconómica y pregona la igualdad. La lucha monárquico, sino el alcanzar la independen-por la igualdad es también la lucha por el cia de la corona española. Las diversidadesreconocimiento de la diferencia. Igualdad fueron consideradas como un obstáculo parano es sinónimo de homogeneización; ni di- el «progreso» y por consiguiente, las élitesferencia sinónimo de desigualdad. impulsaron un proceso de homogeneización de los sectores subalternos, caracterizados En el plano de la democracia, el Estado como carentes de potencial político paraplurinacional supone la construcción de un plantear o constituir una alternativa paraEstado radicalmente democrático: recupera y pensar el país. De este modo, el nacimientofortalece el Estado y la sociedad para garanti- de la República ecuatoriana está signado porzar el ejercicio pleno de la soberanía popular. la exclusión de las mayorías de la construc-La plurinacionalidad supone el reconoci- ción nacional (Ramón, 2004: 23-24).miento a las autoridades de los pueblos y na-cionalidades, elegidas de acuerdo a sus usos La idea de emancipación del pueblo, con lay costumbres, dentro del Estado unitario, que se rompió los lazos coloniales, chocó conen igualdad de condiciones con los demás los hábitos políticos coloniales profunda-sectores de la sociedad. De ahí que la pluri- mente arraigados en las sociedades latinoa-nacionalidad reconoce y valora las distintas mericanas. Emancipar empieza a adquirirformas de democracia existentes en el país. el significado de «civilizar» al pueblo de suLa democracia comunitaria, la democracia atraso y anarquía (Villavicencio, 2003: 86).deliberativa y la democracia participativa En el siglo XIX, imperaba la idea de que elnutren y complementan a la democracia pueblo no estaba preparado para regirse porrepresentativa, promoviendo un verdadero un sistema republicano superior a su capaci-ejercicio democrático intercultural. dad. De ahí el intento de fundar la República «desde arriba» (Villavicencio, 2003: 81-82). La construcción de un Estado radicalmen- El mantenimiento del colonialismo interno,te democrático es también la construcción que ha generado profundos procesos de ex-de un Estado policéntrico. De ahí que la clusión, requiere de acciones afirmativasplurinacionalidad va de la mano con la des- hacia los grupos excluidos que permitancentralización y no con el debilitamiento del superar la discriminación en una perspectivaEstado. Podemos tener un Estado fuerte y de justicia histórica.descentralizado, con una sociedad fuerte. Pero, ¿cuáles son los alcances que da la La plurinacionalidad implica una ruptura Constitución del Ecuador a la plurinacio-con la noción liberal de la nación, aquella nalidad? El proyecto de nueva Constituciónsegún la cual a cada Estado le corresponde perfila la plurinacionalidad en los siguientesuna nación. El reconocer que un Estado no ámbitos: 1) el reconocimiento de territoriosdeja de ser unitario por estar constituido por indígenas, afroecuatorianos y de pueblosmúltiples naciones es sin duda un avance de- montubios, que pasarán a asumir las mismasmocrático, pero también un avance teórico- competencias del gobierno seccional de lapolítico, basado en la concepción de la di- escala correspondiente; 2) se establece elversidad. La existencia de múltiples naciones sumak kawsay o Buen Vivir como el objetivoconlleva además al reconocimiento de múl- a alcanzar en el proceso de desarrollo; 3) latiples adscripciones identitarias. ampliación de los derechos colectivos; 4) el reconocimiento a la justicia indígena, en el marco del respeto a los derechos humanos, 25
  21. 21. como una jurisdicción especial; 5) el recono- Al separar y jerarquizar los derechos, elcimiento a las nacionalidades y pueblos como pensamiento liberal apuntala un sesgo in-sujetos de derechos; 6) el fortalecimiento de dividualista y deshace el eje social que losla Educación Intercultural Bilingüe, bajo la cruza. Esto lleva en la práctica a la existenciarectoría del Estado, y el fortalecimiento de de derechos fundamentales y secundarios;la interculturalidad en el sistema «hispano» bajo esta concepción, los únicos derechosde educación, a través de la enseñanza de los verdaderos son los civiles y políticos, y losidiomas ancestrales; 7) el reconocimiento de otros son solo enunciados, deseos poco rea-la nacionalidad ecuatoriana por nacimiento listas. Detrás de esta concepción está la viejapara las personas que pertenecen a una na- distinción del liberalismo entre la libertadcionalidad indígena reconocida en el país (concebida fundamentalmente como li-y que nacieron en las zonas de frontera; y bertad negativa) y la igualdad. La libertad8) el reconocimiento del castellano, kichwa tiene prioridad sobre la igualdad. Entonces,y shuar como idiomas oficiales de relación «existen derechos sustantivos (que son ina-intercultural y de los demás idiomas como lienables) y adjetivos (que pueden pasarseoficiales en las zonas en las que habitan las por alto, al menos hasta que se realicennacionalidades respectivas. plenamente los primeros)» (Díaz Polanco, 2005: 58). Esta arbitraria jerarquía ha sido un obstáculo para que la mayoría de la hu-4.3 Los derechos como manidad disfrute una vida plena. Esta visiónpilares del Buen Vivir se ha concretado en una defensa de la liber-Las innovaciones fundamentales en el tad (léase ciertos derechos civiles entendidoscampo de los derechos, desde la perspecti- desde los valores dominantes) en detrimen-va del Buen Vivir en la nueva Constitución to de la justicia entendida como igualdad,del Ecuador, parten del reconocimiento del que fue la médula de la declaración de losEstado como «constitucional de derechos y derechos humanos de 1948 (Díaz Polanco,justicia» (art. 1), frente a la noción tradicio- 2005: 57-60).nal de Estado social de derechos. Este cambio La Constitución del Ecuador rompe conimplica el establecimiento de garantías cons- esta concepción, enfatiza el carácter inte-titucionales que permiten aplicar directa e gral de los derechos, al reconocerlos comoinmediatamente los derechos, sin necesidad interdependientes y de igual jerarquía (art.de que exista una legislación secundaria. La 11, numeral 6) y los organiza en: derechosConstitución ecuatoriana amplía además del Buen Vivir; derechos de las personas ylas garantías, sin restringirlas a lo judicial. grupos de atención prioritaria; derechos deExisten tres tipos de garantías: normati- las comunidades, pueblos y nacionalidades;vas, políticas públicas y jurisdiccionales. derechos de participación; derechos de liber-(Ávila, 2008: 3-4). De este modo, la política tad; derechos de la naturaleza y derechos depública pasa a garantizar los derechos. protección. Uno de los elementos claves en la con- A más de las personas, se considera sujetoscepción del Buen Vivir es la integralidad, la de derechos a las comunidades, pueblos,vida concebida como un todo indivisible. La nacionalidades, colectivos y a la naturaleza,noción de integralidad se hace efectiva en la incorporando lo colectivo social y a la natu-nueva Carta Magna del Ecuador al no esta- raleza frente a la visión fragmentada de losblecer jerarquías entre los derechos, superan- derechos centrados en el individuo.do aquella visión que los tipologizaba en:fundamentales (primera generación), econó- La Constitución sustituye la noción demicos, sociales y culturales (segunda genera- grupos vulnerables por grupos de atenciónción) y colectivos (tercera generación). prioritaria, desestigmatizando a las personas y generando un horizonte de igualdad en la diversidad.26
  22. 22. Por primera vez se reconocen derechos 5. Un horizonte nuevoespecíficos para los jóvenes; los migrantes, para el futurodesplazados y refugiados; las personas priva-das de la libertad; y personas portadoras de Sin duda, la aprobación de la nueva Cons-VIH. Se reconoce también por primera vez, titución del Ecuador por el 62% de la po-al agua, a la alimentación y al hábitat como blación ecuatoriana constituye un hito paraderechos humanos. la construcción del proceso de cambio im- pulsado en el Ecuador y abre enormes posi- bilidades y caminos para la construcción de una sociedad más justa y democrática que se nutra de la diversidad y haga realidad el anhelo de los ecuatorianos y ecuatorianas por alcanzar el sumak kawsay. 27
  23. 23. BibliografíaÁvila, Ramiro (2008). «Las garantías: herramientas imprescindibles para el cumplimiento de los derechos. Avances conceptuales en la Constitución del 2008». En Ramiro Ávila y otros, eds. Desafíos constitucionales. La Constitución ecuatoriana del 2008 en perspectiva. Quito: Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Tribunal Constitucional.Constitución de la República del Ecuador, 2008.Coraggio, José Luis, ed. (2007). Economía social, acción pública y política (Hay vida después del neoliberalismo). Buenos Aires: Fundación Centro Integral Comunicación, Cultura y Sociedad.Coraggio, José Luis (2004). La gente o el capital. Quito: Abya Yala, CIUDAD.Díaz Polanco, Héctor (2005). «Los dilemas del pluralismo». En Pablo Dávalos, comp. Pueblos indígenas, estado y democracia. Buenos Aires, CLACSO.De Sousa Santos, Boaventura (2007). «La reinvención del Estado y el Estado plurinacional». En Observatorio Social de América Latina (Buenos Aires, CLACSO), Año VIII, No. 22 (Septiembre): 25-46.De Sousa Santos, Boaventura (2006). Renovar la teoría crítica y reinventar la emancipación social. Buenos Aires: CLACSO.Galeano, Eduardo (2007). El libro de los abrazos. Buenos Aires: Catálogos.Karl, Itsván (2007). «Prólogo». En José Luis Coraggio, ed. Economía social, acción pública y política (Hay vida después del neoliberalismo). Buenos Aires: Fundación Centro Integral Comunicación, Cultura y Sociedad.Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (1997). Informe sobre desarrollo humano. Madrid: Mundiprensa.Ramón, Galo (2004). «Estado, región y localidades en el Ecuador (1808-2000)». En Sara Báez, Pablo Ospina y Galo Ramón, eds. Una breve historia del espacio ecuatoriano. Quito, CAMAREN - IEE.Unda, Mario, ed. (2005). Experiencias en gestión y desarrollo local. Quito: CIUDAD, EED, Universidad Andina Simón Bolívar.Villavicencio, Susana (2003). «La (im)posible república». En Atilio Borón, comp. Filosofía Política Contemporánea: Controversias sobre civilización, imperio y ciudadanía. Buenos Aires: CLACSO.Wallerstein, Immanuel (1998). Impensar las ciencias sociales. México: Siglo XXI.28
  24. 24. Constitucionalidadposneoliberal y la nuevaforma de vivir bienNidia Díaz atendían o retorcían su sentido acomodán- dolo a los intereses de la clase gobernante.1. Antecedentes Sin embargo la participación de los ameri- canos en las Cortes de Cádiz, y la promulga-La Constitución no es solo un cuerpo de ción de esta Constitución son los primerosleyes que regula la vida de los habitantes antecedentes constitucionales en América,de un Estado, sino que también significa aún cuando ya se había propagado un nuevomodo de ser o de estar. En el momento de pensamiento político liberal debido a lala Conquista, los pueblos de las naciones Independencia, a la Constitución de losindígenas tenían una Constitución, una Estados Unidos de 1864, y a la Declaraciónmanera de ser, que necesariamente repercute Universal de los Derechos del Hombre y delen esos pueblos cuando se organizan bajo un Ciudadano, dictada en Francia en el preám-instrumento legal que les da estructura jurí- bulo de su primera Constitución de 1869.dica. Después de la conquista, El Salvadorformó parte del antiguo reino de Guatemala, Esta Constitución no se cumplió enque hoy se conoce como Centroamérica. La América, no solo por la derogación que seregión estuvo regida por las leyes de España, hizo, sino por un fenómeno que ocurrió,país que al momento del Descubrimiento y y continúa ocurriendo en El Salvador y enConquista en 1524, carecía de una Consti- gran parte de Hispanoamérica, que consistetución, aunque algunos sostengan que era en el divorcio casi absoluto entre las leyes yválido como tal el «fuero juzgo», código que la realidad. Las primeras viven en el papelpuede considerarse como antesala al princi- y contiene sabios principios, pero a la parpio constitucional de que los gobernantes existe el mundo real donde las disposicio-deben estar sujetos a preceptos legales. nes legales se desatienden o distorsionan. Esta disparidad entre las leyes y la realidad Es importante decir que la primera Cons- tuvo lugar durante la Conquista por falta detitución que tuvo España fue la de Bayona, lectura o de la forma en que se leía el famosoimpuesta por Napoleón Bonaparte, pero re- requerimiento. Esta disparidad se enraizó enpudiada por el pueblo entonces invadido, el nuestro modo de ser hasta llegar a constituircual reconoció como primera Constitución una característica que ha dado nacimiento aa la de Cádiz en 1812, en cuya elaboración instituciones, si es que puede llamárseles así,participaron diputados americanos y fue como la «mordida», los profesionales farsan-recibida con júbilo en Centroamérica. Esta tes, los políticos desfachatados, etc.Constitución, que fue decretada por lasCortes Españolas, convocadas en la ausencia Todas las Cartas Magnas de Américadel Rey Fernando VII en virtud de la prisión Central nacen al impulso de acontecimien-que le había impuesto Napoleón; fue anulada tos histórico-políticos que las determinanpor el Rey a su regreso de prisión, y al decla- y tienen raíz profunda en la Conquista, lararse Rey Constitucional de España, incluso vida colonial, las luchas independentistas,algunos centroamericanos como Larrazábal, el Gobierno Federal y el desbordamientosufrieron prisión por defenderla. La Cons- que hizo surgir cinco parcelas diferentes ytitución de Cádiz fue restaurada en 1820. antagónicas entre sí.En realidad la Constitución de Cádiz nuncaestuvo vigente en Centroamérica, porquelos funcionarios encargados de aplicarla des- 29
  25. 25. En 1824 se hizo la primera Constitución Pueblo-Resistencia Nacional (ERP-RN). DeFederal de Centroamérica, la cual revela la esta vertiente se desprenden dos momentos:estructura social incipiente de una nación y el Partido Revolucionario de los Trabajadoresla falta de profundización de pensamiento Centroamericanos (PRTC) y la Resistenciajurídico de quienes la elaboraron. En 1835 Nacional (RN). Podemos decir que a finalesel Congreso Federal de la República Cen- de 1975 ya están conformadas las cinco or-troamericana, usando la facultad que le con- ganizaciones que, cinco años después, elfiere la Constitución, convocó a una Consti- 10 de Octubre de 1980, van a constituir altuyente para reformar la Constitución, pero Frente Farabundo Martí para la Liberaciónno tuvo los votos suficientes en dicha Asam- Nacional-FMLN.blea, por lo que quedó en proyecto. Con el triunfo de la Revolución Sandinista Luego hubo distintas constituciones. La y el incremento de la represión, entre 1979-de 1841, la de 1898, a principios de 1921, y 80, se crea la situación insurreccional en Ella de 1950. Y así sucesivamente hasta llegar Salvador. El desarrollo de la lucha popular,a la de 1983, que es vigente con todo y la apoyada por el movimiento revoluciona-reforma hecha. rio, se profundiza y se va radicalizando en la medida que la violencia institucional del Las luchas revolucionarias en El Salvador Estado ahoga en sangre las luchas reivin-vienen de siglos atrás, si tenemos que tener dicativas, dirigidas por las organizacionesun punto de partida sería hace doscientos del Bloque Popular, el FAPU, las Ligas 28años, cuando se gestaron las luchas de inde- Febrero, Movimiento de Liberación-MPLpendencia; procesos insurreccionales como y el Partido UDN. El mismo presidenteel de 1811 y 1814 fueron la antesala para Carter había suspendido la ayuda econó-la firma de la Independencia de la Corona mica a El Salvador, por la violación a losen 1821. Luego vino la lucha entre libera- derechos humanos. Los sectores de poderles y conservadores, de más de una década, económico, político y militar, sin la máscontra la anexión y por la República Federal mínima consideración, no tuvieron visiónCentroamericana que encabezó Francisco política ni sensibilidad para abrir paso oMorazán, y en la cual se incorporaron miles facilitar la salida política, lejos de eso incre-de compatriotas salvadoreños. Así también mentan la exclusión política y la violación ala gesta heroica de Anastasio Aquino y el los derechos humanos; no existe el Estado depueblo nonuhalco por sus derechos. En el derecho. El diálogo como mecanismo parasiglo XX, la insurrección de 1932 marca un un entendimiento era traición, y los inter-hito en la historia salvadoreña, treinta mil locutores idóneos como Monseñor Óscarcampesinos fueron masacrados: se asesina a Romero y los líderes del FDR eran aniqui-Feliciano Ama y se fusilan a los héroes Fa- lados. Es en 1979 que se crean condicionesrabundo Martí, Luna y Zacapa. Heroica para un levantamiento cívico militar el 15lucha. Los sectores oligárquicos, utilizan el de octubre, que depuso al dictador Carlosejército para prevalecer sus intereses. Humberto Romero. Durante tres meses se pudo desarrollar la junta con participación A finales de la década de 1960, surge el de gente progresista, pero luego vuelve a de-movimiento revolucionario guerrillero. Ini- rechizarse la junta y comienza nuevamente elcialmente se dan dos vertientes, la que surge genocidio. Durante tres años no hubo Cons-de la ruptura con el Partido Comunista Sal- titución, y es en 1983, cuando se convocavadoreño, el cual se había fundado en 1930, a la Constituyente.y que se constituye en las Fuerzas Popularesde Liberación Farabundo Martí (FPL), y La guerra civil en El Salvador se iniciala vertiente que viene de jóvenes socialcris- prácticamente en 1980, llegando a estallartianos, juventud comunista y otros, que se el 10 de enero de 1980. Cuando el FMLNconstituye en Ejército Revolucionario del lanza la ofensiva final, la falta de tolerancia30
  26. 26. y visión de los sectores que ostentaban el de la paz. La Constitución fue reformada porpoder económico, político y militar, no faci- primera vez siguiendo el proceso institucio-lita el diálogo y el entendimiento, lo cual es nal para hacerlo.apoyado incondicionalmente por Reagan querecién ha ganado las elecciones en EE.UU., Años atrás, en octubre de 1984, en elrestableciendo de inmediato la ayuda militar primer diálogo con el gobierno demócrata-bajo una visión de salida militar al conflicto cristiano de Napoleón Duarte, este ofreció asocial que se tornaba en conflicto armado. la guerrilla que se acogiera a la ConstituciónLe apostaron a aniquilar, derrotar o aislar, de la República, redactada un año antes. Pordebilitar al FMLN. La guerra de baja inten- supuesto que el FMLN rechazó esa propues-sidad se desarrolló por la administración de ta; prácticamente era una forma de pedirReagan. Cuatro proyectos contrainsurgentes la rendición. Esa Constitución no solo sederrotamos, durante ochos años Reagan pre- hizo sin consenso ni participación nacional,tendió debilitar al FMLN. Cuando él sale sino que también daba el poder absoluto adel Gobierno hereda un concepto a Bush los militares. Si bien es cierto que rescató lapadre, y a los sectores de ARENA, que están parte dogmática de los Derechos Humanos,ya compitiendo por ganar las elecciones en plasmados desde la Constitución de 1950,El Salvador para marzo de 1989. Concepto estructuraba una democracia rígida formal,que se basaba en la idea equivocada de que con artículos pétreos, etc. Nuestra posiciónel FMLN estaba débil, que solo era cuestión fue clara: esa Constitución no la aceptába-de meses para que se rindiera. Que no había mos, sostuvimos que debíamos negociar losque ceder nada, que solo se aguantara y se fundamentos, valores, e instituciones de unaprofundizara la salida militar. verdadera democracia. Cuando estuvimos en el tercer diálogo, en octubre de 1987, en medio de una gran confrontación, y en un2. Reformas ambiente regional positivo con Esquípelasconstitucionales de 1991, II, dijimos que aceptábamos los conceptos que este proyecto presentaba en cuanto a locontra el neoliberalismo que se concebía como democracia, pero queLa historia republicana de El Salvador (1821 debíamos plasmarlo en la Constitución de laa la fecha), lejos de mostrarnos la historia de República, pues estos conceptos se referíanun Estado de derecho, nos muestra una his- a la democracia con justicia social, con elec-toria de arbitrariedades, irrespeto a la ley, a ciones libres, derechos humanos, soberanía,la vida y a la dignidad humana; hechos pro- etc. Por supuesto que esto no avanzó, porquetagonizados principalmente por las autori- no había voluntad política de tomar acuer-dades públicas. La historia constitucional es dos que pusieran fin al conflicto. Reaganfiel testimonio de ese estado de cosas: han en su segundo periodo había recrudecidoexistido trece Constituciones y todas ellas, o la guerra, convirtiéndose en el factor quesus reformas, han sido precedidas por golpes seguía prolongando el conflicto, pues en lade Estado, y han obedecido, o bien al pro- medida que buscaban la salida militar elpósito de alterar el periodo de ejercicio de la FMLN luchaba más para abrir una correla-presidencia para perpetuarse en ella, o bien ción que posibilitara alcanzar los objetivosa la necesidad de legalizar las actuaciones de por los que luchábamos y por lo que tantoshecho. compañeros habían derramado su sangre. Esa perniciosa tradición histórica se El tema de reforma constitucional aparecerompió en abril de 1991, gracias al acuerdo por primera vez en el proceso de diálogo,que puso fin al conflicto armado en El Sal- en octubre de 1989, en la segunda reuniónvador y que abrió paso para la construcción de diálogo con el gobierno de cristiana, el FMLN propuso reformas en el sentido de someter el poder militar al poder civil, pero 31

×