Decálogo del Adviento Óleos de Sor Isabel guerra Música gregoriana de Silos
Reconoce tu pobreza, tu vacío.
Reconoce tu debilidad: tú solo no puedes alcanzar lo que tanto deseas.
No te acomodes a tu pequeñez: lucha por crecer siempre más,  estírate,  transciéndete.
No te distraigas,  no te entretengas,  vive con el alma de puntillas.
Sé persona de grandes deseos:  no te conformes  con las migajas de la mesa de la esperanza.
Grita, suplica, llora, ora. Apasiónate.  Crece en el deseo, crece en el amor.  El amor engendra deseo y el deseo enciende ...
Paciencia y perseverancia.  Todo tiene su tiempo para madurar  y todo se debe preparar.  No seas caprichoso, ni ansioso. L...
No duermas.  Vigila.  No dejes que tu lámpara se apague.
También la fe ha de estar despierta.
Atento a cualquier signo, voz o pisada.  Los ojos y los oídos bien abiertos,  no vaya a pasar de largo.
¿Puede nacer mi hijo en tu casa? ¿Me abriréis la puerta?
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Preparad el camino al Señor

460 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
460
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Preparad el camino al Señor

  1. 1. Decálogo del Adviento Óleos de Sor Isabel guerra Música gregoriana de Silos
  2. 2. Reconoce tu pobreza, tu vacío.
  3. 3. Reconoce tu debilidad: tú solo no puedes alcanzar lo que tanto deseas.
  4. 4. No te acomodes a tu pequeñez: lucha por crecer siempre más, estírate, transciéndete.
  5. 5. No te distraigas, no te entretengas, vive con el alma de puntillas.
  6. 6. Sé persona de grandes deseos: no te conformes con las migajas de la mesa de la esperanza.
  7. 7. Grita, suplica, llora, ora. Apasiónate. Crece en el deseo, crece en el amor. El amor engendra deseo y el deseo enciende el amor.
  8. 8. Paciencia y perseverancia. Todo tiene su tiempo para madurar y todo se debe preparar. No seas caprichoso, ni ansioso. La espera aquilata y capacita.
  9. 9. No duermas. Vigila. No dejes que tu lámpara se apague.
  10. 10. También la fe ha de estar despierta.
  11. 11. Atento a cualquier signo, voz o pisada. Los ojos y los oídos bien abiertos, no vaya a pasar de largo.
  12. 12. ¿Puede nacer mi hijo en tu casa? ¿Me abriréis la puerta?

×