OBSERVATORIO DE LAPARTICIPACIÓN CIUDADANAEN LA GESTIÓN LOCAL Y LAORGANIZACIÓNCOMUNITARIA PARA LAAUTOGESTIÓNMayo de 2013Inf...
1Tabla de contenidoI. Introducción. .........................................................................................
2Informe nacional del Observatorio de laParticipación Ciudadana en la GestiónLocal y la Organización ComunitariaI. Introdu...
3 Los análisis de los resultados de la encuestas, organizados de la siguiente manera:• Valoraciones de las capacidades de...
4II. AntecedentesEn 2004 la Red Local evaluó la participación de los ciudadanos/as en la gestión municipalen 42 municipios...
5Después de más de tres años transcurridos desde el último examen, la Red Local sepropuso recuperar su proyecto histórico ...
6del gobierno municipal se hable también de gestión municipal, sin atender a lasimprecisiones en la que se podría caer.El ...
7investidas para tales fines. En este sentido, la gestión consiste en “conseguir hacer lascosas por medio de otros”.Sin em...
8Para fines de este Observatorio el conjunto de normas, de estructuras organizacionales yde patrones de dirección y operat...
9IV. Metodología y ficha técnicaEl diseño, levantamiento y análisis de la información en que se basa el presente informegl...
10Ficha TécnicaLa presente edición del Observatorio de la Participación Ciudadana se basa en unaencuesta aplicada a una mu...
11Con esta información se procedió a la distribución de la muestra por municipios en unatabla con los datos de población, ...
125.2% era alfabetizado, el 22.3 había cursado estudios de primaria, 36.6% con estudios desecundaria, el 10. 9% con estudi...
13Tablas2. Participación y conocimiento de procesos de planificación¿En qué procesos de planificación haparticipado?%Elabo...
14A la pregunta sobre la regulación municipal del uso del suelo para fines de vivienda y denegocios, los encuestados respo...
15Rebaja impuestos a los productores 5.3Como lo ilustra la tabla No. 4, las principales actividades de las alcaldías en ap...
16comerciantes (27.4%)son más apoyados que los productores agropecuarios (16.6%). Encambio los universitarios ven este apo...
17Tabla 7. Desarrollo económico local y mujeres¿Hay algún apoyo especial que da la alcaldía a las mujeres?% general % muje...
18Recolección debasura7.9 17.8 36.9 25.4 11.o 0.9Mantenimiento decalles y caminos4.6 12.6 34.6 31.1 16.4 0.7Registro Civil...
19Respecto al mantenimiento de los parques, los jóvenes entre 16 y 30 años ofrecenvaloraciones más críticas que la opinión...
20Pese a estas buenas credenciales, estas capacidades tienen su flanco débil en la bajaparticipación ciudadana con que dia...
21rendición de cuentas, como de presentación del presupuesto (10.6 y 9.3%, respectivamente),le siguen las consultas sector...
22El otro espacio o momento de interlocución entre autoridades y ciudadanía son las sesiones de losconcejos municipales, c...
23Tabla 12. Importancia atribuida al Concejo Municipal¿Ha participado en alguna sesión pública delConcejo Municipal?%Sí, p...
24El acceso a la información pública es el derecho que tiene la ciudadanía de conocer las acciones ydecisiones que toman l...
25Tabla 14. Formas alternas de solicitar información¿Qué otras formas de solicitar información pública en la alcaldía ha u...
26d) Personas que tienen dinero 50.2 17.8 11.9 20.1e) Campesinos 23.7 39.6 16.9 19.8f) Pueblos indígenas 9.5 19.6 20.8 50....
27Parte de esta información pública la constituyen los informes financieros periódicos y losresultados de auditorías finan...
28Un elemento importante en la incorporación de los intereses de la ciudadanía en la gestiónpública es la apertura de los ...
29NS / NR 50.6 50.9 50.3Una cifra igual (10.2%) expresó contrario, es decir, que no hubo ningún tipo de impacto deestas in...
30• La ciudadanía tiende a participar más en las actividades consultivas, un poco menosen las informativas, pero mucho men...
31• Sobre los pueblos indígenas, se repite el patrón de las percepciones que ya se habíavisto en el acceso a la informació...
32Tabla 21. Inclusión de necesidades de género¿Cómo atiende la alcaldía las necesidades de género? %Mediante una oficina d...
33arroja que para el 82.3% de la población no se atiende o se excluye las necesidades de lospueblos indígenas de la gestió...
34Las opiniones de quienes piensan que las alcaldías favorecen la participación de lasorganizaciones afines (46.0%) son cl...
35Comunitaria 2.5Apoyada por una ONG 4.0Sectorial 1.7No participa 63.2Si se suman las opiniones de quienes reconocen perte...
36Tabla 26. Efectividad de la participación organizadaTan solo el 32.0% de las personas encuestadas afirmó haber realizado...
37Tabla 27. Medidas para hacer valer derechos¿Si su organización no recibe respuestas quéacciones estaría dispuestos a rea...
3828.3% se organiza para buscar soluciones por sus propios medios, o sea sin esperar que lasautoridades ofrezcan respuesta...
39Tabla 29. Participación en la política local¿Participa o es miembro de algúnpartido político?%Si 37.5No 62.5En cuanto a ...
40idea de la importancia que tienen los partidos en la política municipal, aunque estos solohablen de los problemas locale...
41términos generales la participación de la población a duras penas supera el 30.0%. Enotras palabras, este sería el tamañ...
42VII. Bibliografía citada y consultadaGómez, Ricardo. (2008) Gobierno municipal, democracia y combate a la pobreza, en“Pu...
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana

1,486 views

Published on

Nota de Prensa
(01-2013)

Para solicitar más información escriba a:
comunicacion@redlocal.org.ni
o busque en www.redlocal.org.ni

Presentación de Informe Nacional
Observatorio de la Participación Ciudadana en la Gestión Local
y en la organización comunitaria para la autogestión


Managua, 15 de mayo de 2013. A 4 meses y 120 días de la juramentación de las autoridades municipales (2013 – 2016), Red Local presenta el Informe Nacional sobre las valoraciones y las formas de intervención de la ciudadanía en los fenómenos relacionados con la democracia y el desarrollo local en 23 municipios del país.

La encuesta aplicada a 1668 personas durante noviembre y diciembre de 2012, tuvo como prisma la participación ciudadana en dos fenómenos asociados: la gestión municipal y la organización de la comunidad para buscar respuestas a sus demandas e intereses.

Malpaisillo, Nagarote, Chinandega, El Viejo, Ciudad Sandino, Masaya, Masatepe, Diriamba, La Conquista, Moyogalpa, Altagracia, Granada, Boaco, Camoapa, Juigalpa, Acoyapa, Nueva Guinea, Mosonte, Ciudad Antigua, Jinotega, San Rafael del Norte, Pueblo Nuevo y Condega, fueron el terreno donde catorce organizaciones miembros de Red Local y más de medio centenar de jóvenes, hombres y mujeres, realizaron el levantamiento de los datos. Para esto fijó un máximo de 15 días para trabajar de forma simultánea en todos los municipios.

Con este Observatorio, Red Local pretende “…contar con un espacio de reflexión e interacción que busque construir procesos dinámicos, que además de generar conocimientos sobre lo que ocurre en los municipios, también promueva la movilización de la ciudadanía en el control, la denuncia y la influencia en las decisiones públicas locales”.
Entre los hallazgos del Observatorio están que la participación ciudadana tiende a aumentar a medida que los espacios formales de interlocución con sus autoridades municipales salen del edificio de la municipalidad. Otro aspecto develado por el Observatorio es que “la ciudadanía tiende a participar más en las actividades consultivas, un poco menos en las informativas, pero mucho menos en las auditorías de fiscalización y casi menos aún en las toma de decisiones. Con un acceso a la información percibido de manera tan pobre y desigual, y con una fiscalización que merece tan poca confianza en sus efectos, no es extraño que la participación sea más pasiva que proactiva”.

Para más información lea Informe Nacional en: observatorio.redlocal.org.ni

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,486
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
89
Actions
Shares
0
Downloads
26
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Informe Nacional Nicaragua: Observatorio de la Participación Ciudadana

  1. 1. OBSERVATORIO DE LAPARTICIPACIÓN CIUDADANAEN LA GESTIÓN LOCAL Y LAORGANIZACIÓNCOMUNITARIA PARA LAAUTOGESTIÓNMayo de 2013Informe nacional deconsultoríaelaborado por CEAPSA
  2. 2. 1Tabla de contenidoI. Introducción. ............................................................................................................................... 2II. Antecedentes .............................................................................................................................. 4III. Aspectos conceptuales............................................................................................................ 5IV. Metodología y ficha técnica.................................................................................................... 9Ficha Técnica ..................................................................................................................................... 10V. Resultados de la encuesta......................................................................................................... 111. Valoraciones de capacidades de las alcaldías como gestoras del desarrollo municipal....... 12a) Para planificar el desarrollo. ............................................................................................. 12b) Para ordenar el territorio.................................................................................................. 13c) Para promover el desarrollo económico local. ................................................................. 14d) Para brindar los servicios municipales. ............................................................................. 172. Valoraciones sobre ejercicios y experiencias de participación ciudadana ........................... 20a) En qué y cuándo se participa. ........................................................................................... 20b) Quiénes participan. ........................................................................................................... 30c) Cómo se participa.............................................................................................................. 343. Participación en elecciones y la vida política local................................................................ 38VI. Conclusiones.......................................................................................................................... 40VII. Bibliografía citada y consultada ............................................................................................ 42Anexos............................................................................................................................................... 43Organizaciones participantes........................................................................................................ 43Municipios en los que se aplicó la encuesta ................................................................................. 44Nombre de supervisores, encuestadores y digitadores................................................................ 45Cuestionario de la encuesta.......................................................................................................... 48
  3. 3. 2Informe nacional del Observatorio de laParticipación Ciudadana en la GestiónLocal y la Organización ComunitariaI. Introducción.El presente informe es el último paso de un largo proceso para retomar el ansiadoproyecto de la Red Nicaragüense por la Democracia y el Desarrollo Local, de crear unobservatorio de la participación ciudadana en línea, que sirva de herramienta auxiliar altrabajo de su membresía y a la vez que su actualización sea el fruto de ese mismo trabajode construcción de ciudadanía.Entre los cambios que por el camino fue experimentando este proyecto, está laampliación de sus alcances al ámbito de la gestión local, fruto de arduas discusiones entrelas organizaciones que finalmente participaron en esta nueva fase del Observatorio. Sinembargo, todavía este intento está inconcluso porque en este informe aún falta lainformación primaria de las municipalidades, que en todo proceso participativo son la otraparte del objeto observado.Por ello hay que insistir que en este informe únicamente se recogen los resultados de unaencuesta realizada entre noviembre y diciembre de 2012. Esto fue posible gracias alenorme esfuerzo realizado por las organizaciones que participaron, por el personal quepusieron a la disposición del trabajo de campo y por los recursos que destinaron paragarantizar los resultados. Mención especial merece en este esfuerzo la Fundación OdoricoD´Andrea (FODA), una organización que pese a no ser miembro de nuestra Red, aportóuna inestimable colaboración al levantamiento de la información en el Municipio de SanRafael del NorteEl informe está compuesto de las partes siguientes: Un breve abordaje de los conceptos en que se ha basado este Observatorio La explicación de la metodología utilizada y la ficha técnica
  4. 4. 3 Los análisis de los resultados de la encuestas, organizados de la siguiente manera:• Valoraciones de las capacidades de las alcaldías como gestoras del desarrollomunicipal.• Valoraciones sobre ejercicios y experiencias de participación ciudadanatratando de responder a las preguntas: en qué y cuándo participan, quiénesparticipan y cómo participan, y• Participación en la vida política local, referidas a la elecciones y a los partidoslocales Conclusiones sobre los resultados y los objetivos de este Observatorio.La idea es que este informe sea una pauta para la redacción de los informes municipalesque corresponderá redactar a las organizaciones miembros de la Red Local.Por último, un justo reconocimiento al personal de la Secretaría Ejecutiva de la Red,quienes sacrificando sus vacaciones navideñas aseguraron con solvencia los últimostramos del trabajo de campo, y muy en especial la “subida” de los resultados de lasencuestas al sitio web http://observatorio.redlocal.org.ni/También un reconocimiento especial a los colegas del Movimiento Juvenil Nicaragüita quese “fajaron” días y noches digitando los datos de las encuestas que algunas organizacionesno pudieron realizar por razones de fuerza mayor.También una mención especial a la empresa Koi Diseño Integral que tuvo a su cargo eldiseño de los instrumentos y la instalación del portal electrónico del Observatorio.Por último, un especial agradecimiento a Inés Molina, comunicadora de la RedNicaragüense por la Democracia y el Desarrollo Local, por haber leído el primer borradorde este informe, por haber contribuido a limpiar el campo minado de erratas que tenía, ysobre todo por sus observaciones y sugerencias al contenido. Si este informe ha mejoradoes gracias a Inés. Sinceramente gracias, García.
  5. 5. 4II. AntecedentesEn 2004 la Red Local evaluó la participación de los ciudadanos/as en la gestión municipalen 42 municipios del país, correspondiente a los gobiernos del período 2001-2004,considerando que hasta ese momento en los procesos de transmisión de gobiernos localesno se incluía el examen de este factor clave de la gobernanza democrática.Para garantizar la continuidad de la labor iniciada, en 2005 se realizó un monitoreo quedescribió el estado de la participación ciudadana en 37 municipios, durante el primer añode gestión de los gobiernos del 2005-2008, lo que permitió comparar sus resultados conlos obtenidos en la evaluación del año 2004.Como consecuencia, la Red Local se dio a la tarea de sistematizar ambas experiencias conel objetivo de obtener insumos para la realización de otros estudios de forma periódica yparticipativa, para que contribuyeran a mejorar las capacidades de su membresía y lacalidad de su intervención en el tema de la participación ciudadana.Las lecciones aprendidas de ambas experiencias generaron como resultado un conjunto devariables y un enfoque metodológico que constituyó la primera aplicación delObservatorio de Participación Ciudadana (OPC) en 2007.Para su aplicación se realizaron495 entrevistas a informantes claves en 18 municipios del país donde trabajaban losmiembros de la Red. Este primer Observatorio estuvo enfocado en cuatro temas:Información sobre la gestión pública, consulta de políticas públicas, espacios deconcertación municipal y monitoreo y evaluación de la gestión pública.Dos años después, la Red dio continuidad a esta iniciativa con la evaluación de “Losprimeros 100 días de gobiernos municipales. Tendencias de la participación ciudadana”,en la que se examinó el comportamiento de los gobiernos electos en 2008 respecto almarco jurídico e institucional de la participación ciudadana. Esta evaluación se realizó en39 municipios del país mediante la aplicación de 4650 encuestas, dirigidas a la poblaciónen general, a líderes comunitarios, a directivos de organizaciones civiles, y a concejales delos municipios seleccionados.Todos estos estudios de la Red Local tuvieron como tónica que cada uno abordaradistintas variables y ámbitos de la participación ciudadana, un hecho que si bien aportabaa la comprensión multidimensional del fenómeno no permitía la continuidad delmonitoreo de estas variables, ni contribuía a la comparación entre sus resultados.
  6. 6. 5Después de más de tres años transcurridos desde el último examen, la Red Local sepropuso recuperar su proyecto histórico de instalar un observatorio de la participaciónciudadana permanente, que se nutriera del aporte de sus miembros. Pero en este casoquiso ampliar más el reto y se ha propuesto, acorde con los tiempos de la conectividad,hacer un observatorio en línea al que sus miembros puedan acceder y actualizar datosperiódicamente, así como el público en general.Con estos propósitos, adicional a la publicación de los resultados de las encuestas de cadamunicipio en el portal electrónico del Observatorio de la Red, se ha elaborado el presenteinforme que contiene el análisis de los resultados globales.III. Aspectos conceptualesLa voluntad de los miembros de la Red Local de ampliar el campo del Observatorio a la“Participación ciudadana en la gestión local y la organización comunitaria para laautogestión”, trae consigo nuevas complejidades que implican pasar a un nivel superiordel análisis dentro del ámbito municipal.La primera complicación se deriva directamente del hecho mismo de la ampliación, porcuanto la participación ciudadana pasará a ser el prisma a través del cual se observará dosfenómenos asociados: la gestión municipal y la organización de la comunidad para buscarrespuestas a sus demandas e intereses. Es decir, esto significa que en este Observatoriose dará igual peso a las prácticas participativas, que a las valoraciones, las percepciones ylos niveles de información de la población sobre la gestión local y la autogestióncomunitaria.Lo anterior lleva a la segunda complejidad que surge de la adopción del mismo término degestión local, por dos razones: la Red Local no tiene un concepto propio de gestión local ysu carácter altamente polisémico tanto en la economía como en las ciencias políticas. Perocomo la primera complejidad no puede ser resuelta sino mediante una discusión similar ala que ha habido para adoptar los otros conceptos referentes de la Red, se propone acontinuación la construcción de un concepto operacional de gestión local que por un ladocontribuya a orientar el análisis de este Observatorio, y que por el otro sea consideradocomo base para una discusión interna de la Red.El concepto gestión local está compuesto por dos palabras de uso cotidiano y por tanto dedifícil acotación. Una gestión comúnmente puede significar “hacer un trámite”, “organizaruna actividad”, “operar la decisión de alguien jerárquicamente superior”, o “administraruna empresa”, entre otras acepciones. En economía y en ciencias políticas la gestión estámás asociada con funciones administrativas y ejecutivas, hasta el punto de utilizarse comosinónimo de gerencia y de gobierno. Por eso no es extraño que para referirse al ejercicio
  7. 7. 6del gobierno municipal se hable también de gestión municipal, sin atender a lasimprecisiones en la que se podría caer.El uso de la expresión local es todavía más impreciso porque su definición casi siempre sehace respecto a una dimensión superior, nacional, internacional o global. De modo que lacategoría de lo local siempre será relativa y susceptible de convertirse en global o superiorrespecto a algo más próximo a quién habla. Sin embargo, de manera genérica, el nivellocal del gobierno es entendido como el nivel municipal, salvo en la Costa Caribe, dondehay otras expresiones locales que se definen respecto al gobierno nacional: regional,municipal y comunitario/territorial.Entonces, ¿qué entenderemos por gestión local en este Observatorio? Antes de construiruna definición operativa de gestión local conviene ahondar un poco más sobre el conceptode gestión pública que es de donde se deriva el concepto de nuestro interés.La gestión pública como fenómeno político ha sido de interés para los académicos einvestigadores por la importancia que ha ido adquiriendo dentro de la política, y más aúnpor su papel en el ciclo de las políticas públicas. Un foco particular ha sido la separaciónentre electos (políticos) y funcionarios, y por ende entre tomadores de decisiones y losejecutores/administradores de las mismas.A este cuerpo de funcionarios es lo que habitualmente se ha denominado comoburocracia, servidores públicos o simplemente servicio civil, para referirse aldestacamento de profesionales que tienen a su cargo la gestión pública, en el sentido dediagnosticar, formular y ejecutar las mejores opciones para cumplir de manera eficiente yefectiva -últimamente se ha agregado la calidad— de los objetivos marcados por un grupode electos legítimamente.Pero esta versión de la gestión pública tan sesgada hacia un enfoque administrativistaserviría de muy poco a las propósitos de este Observatorio, que aspira a conocer lasvaloraciones y las formas de intervención de la ciudadanía en los fenómenos relacionadoscon la democracia y el desarrollo en el municipio. Por ello hay que recurrir a losacadémicos que han abordado las nuevas formas del ejercicio gubernativo en el queintervienen tanto las autoridades como la ciudadanía, bajo el formato de la gobernanzademocrática y la nueva gestión pública.Desde esta perspectiva, Les Metcalf (1993: 178-179) propone un abordaje de la gestiónpública desde la interdependencia entre organizaciones públicas y privadas que ayuda aromper con ese enfoque administrativista, y que se acerca más al enfoque de gestiónpública participativa que le servirá de referencia a este Observatorio. Para Metcalf lo másimportante en la gestión es “la asunción de la responsabilidad por el comportamiento deun sistema”, lo que habitualmente ocurre cuando la persona o el grupo de personas son
  8. 8. 7investidas para tales fines. En este sentido, la gestión consiste en “conseguir hacer lascosas por medio de otros”.Sin embargo, —y aquí viene otro de sus aportes- aunque esta responsabilidad por el buenfuncionamiento del sistema puede hacerse mediante el control, la gerencia o la gestión,Metcalf introduce diferencias entre estos posibles sinónimos. Plantea que “gestionar no esgerenciar ni controlar”, en primer lugar porque “no se trata simplemente de gerenciarpolíticas públicas” a las que hay asignar recursos y vigilar su cumplimento; pero tampocose trata de controlar desde la jerarquía de quien asume la responsabilidad.Agrega que controlar “supone la capacidad de determinar los resultados”, mientras que lagestión requiere de “creatividad, ingenio, riesgo y resolución de conflictos”, más aúndentro de la administración pública donde las decisiones tienen que aplicarse “en unproceso de adaptación que avanza por experimentación, aprendizaje e innovación en unentorno cambiante”. En otras palabras, no solo al interior del sistema, sino también en lasociedad donde se inserta. En ambas situaciones, se requiere concertar una acción común“frente a intereses organizados diferentes y a veces contrapuestos”.De manera que a diferencia de las organizaciones privadas, “la gestión pública consiste enhacer algo por medio de otras organizaciones” y en ello radica su particularidad, perotambién su complejidad y su alineamiento con la participación ciudadana, en lo quetambién se incluye a las organizaciones comunitarias.Visto lo anterior, en este observatorio por gestión local entenderemos el conjunto denormas, de estructuras organizacionales y de patrones de dirección y operativos, que elgobierno municipal tiene que adoptar para cumplir los objetivos de la acción pública,involucrando los intereses de la ciudadanía en la definición de las estrategias paraalcanzarlos.Bajo este enfoque, el gobierno local es visto como un gestor del desarrollo pero no comoel único protagonista. Este papel de gestor no debilita ni discute la legitimidad adquiridaen las urnas; más bien le otorga capacidades y habilidades para convocar y concertar conla ciudadanía y sus organizaciones, para relacionarse con el gobierno central y paranegociar con actores internacionales, inversionistas y agencias de cooperación aldesarrollo. Todo esto dirigido a generar resultados favorables para el desarrollo y lademocracia local.En razón de la anterior, hay quienes definen la gestión municipal, y por tanto local, comouna gestión compleja, “en la que se entremezclan cuestiones gerenciales con cuestionesrelacionadas con el ejercicio democrático del poder” (GIZ, 2008). En otras palabras, la ideade gestión local nos remite a un modelo de toma de decisiones colectivas más que a unpatrón de gobierno en solitario.
  9. 9. 8Para fines de este Observatorio el conjunto de normas, de estructuras organizacionales yde patrones de dirección y operativos, las ubicaremos en la administración o en lagerencia municipal; la acción y las políticas públicas las ubicaremos en las iniciativas dedesarrollo local cuya promoción tienen a cargo las municipalidades entre suscompetencias; y la incorporación de los intereses de la ciudadanía la contemplaremos enla participación ciudadana en las decisiones públicas y en las organización comunitarias, através de las preguntas de “en qué y cuándo participan”, “quiénes participan”, y “cómoparticipan”.De manera que haremos énfasis en las percepciones y valoraciones de la ciudadanía sobrela gestión local en las siguientes dimensiones:• Administración/gerencia municipal: Conocimientos, normas y formas de organizaciónque las municipalidades adoptan para cumplir con los objetivos y las decisiones adoptadaspor el gobierno municipal electo por voto el directo de la ciudadanía.• Iniciativas de desarrollo local: Planes, proyectos y procesos de identificación, creación,uso y potenciación de las capacidades y los recursos locales para que la población aseguresu protagonismo, su desarrollo personal, y mejore su calidad de vida de forma equitativa,progresiva y sostenida.• Participación ciudadana en las decisiones públicas: conjunto de prácticas deintervención directa de ciudadanas y ciudadanos, de forma individual y colectiva, ante elEstado, con el fin de alcanzar la igualdad política y social que les permita influir de formapermanente en las decisiones públicas y realizar un escrutinio de la administraciónpública, que contribuya tanto a su eficiencia y eficacia como a su democratización, incluidala elección de las autoridades locales y nacionales.•Organización comunitaria para la autogestión: Forma de asociación de las personas entorno a intereses específicos y para dar respuestas a los problemas de sus localidades consus propios recursos, sin interactuar necesariamente con las autoridades.En concordancia con lo anterior, se pretende con este Observatorio contar con un espaciode reflexión e interacción que busque construir procesos dinámicos, que además degenerar conocimientos sobre lo que ocurre en los municipios, también promueva lamovilización de la ciudadanía en el control, la denuncia y la influencia en las decisionespúblicas.Por ello se espera que el Observatorio sea una iniciativa permanente y de carácterinterdisciplinario, multitemático en sus áreas de interés y arraigado en el trabajo de losmiembros de la Red. Se espera cambiar la tónica de los observatorios que son unidadesaisladas, o sitios web y bases de datos desactualizadas, o informe únicos que pasan aengrosar los libreros de las oficinas.
  10. 10. 9IV. Metodología y ficha técnicaEl diseño, levantamiento y análisis de la información en que se basa el presente informeglobal del Observatorio de la Participación Ciudadana de la Red Local, ha seguido las fasesque a continuación se indican:1) Recopilación de la información documental sobre otros observatorios y sobre losantecedentes del Observatorio de la Red.2) Diseño de la encuesta y de las entrevistas, y del instrumento de control de las guías decampo.3) Pilotaje de instrumentos. Se seleccionaron dos municipios que representaran lascaracterísticas de los territorios en los que se aplicaría el Observatorio. Este pilotaje serealizó en los municipios de Diriamba y La Conquista. Estuvo a cargo del personal deAsociación de Desarrollo Comunitario del Departamento de Carazo (Adeca) y de laRed Juvenil de Carazo con la cual trabaja en ambos municipios.4) Capacitación al personal de campo, mediante un taller central en Managua. En estacapacitación se abordó todo el proceso del observatorio: el levantamiento de lainformación, la metodología seguida para la selección de las muestras en cada municipio,y el procesamiento de las encuestas en las aplicaciones de escritorio para subir a la sitioweb de la Red Local.5) Aplicación de las encuestas por parte de los miembros. Se asignó un máximo de 15 díaspara el levantado de la información de forma simultánea en todos los municipios. En estepaso se tuvo presente dos preocupaciones originadas de experiencias pasadas: laobjetividad de las encuestas (selección de la muestra, trabajo de encuestadores) y eltamaño del instrumento o cuestionario.6) Contratación de empresa para la creación de una plataforma virtual flexible quefuncionara desde el dominio web de la Red Local. Esto implicó elaborar dos aplicacionesauxiliares para el procesamiento de los resultados de las encuestas en base a los datosobtenidos de los municipios, para ser alojadas en el portal electrónico.7) Capacitación a digitadores/as de las organizaciones de la Red Local para procesar lasencuestas y transmitirlas a la empresa contratada para que las subiera al portalelectrónico del Observatorio.8) Correcciones y ajustes de la información procesada y publicada en el sitio electrónico.9) Publicación en línea de la primera versión del Observatorio de la Participación Ciudadanade la Red Local.10) Elaboración de un manual tutorial para el uso de la información publicada en el portalelectrónico.
  11. 11. 10Ficha TécnicaLa presente edición del Observatorio de la Participación Ciudadana se basa en unaencuesta aplicada a una muestra de 1,668 personas en edad de votar, en 23 municipiosdonde trabajan los miembros de la Red Local.Los procedimientos para la construcción de una muestra representativa de la poblaciónque fue considerada en la encuesta de base para este Observatorio, fueron los siguientes:Para elaborar esta muestra representativa hubo que tomar dos decisiones:1º El tamaño muestra: Qué tamaño debería tener la muestra según el tamaño depoblación a encuestar.2º El diseño muestral: Cómo proceder para elegir a las personas encuestadas de lamuestra de modo tal que todas tuvieran igual probabilidad de formar parte de la muestra.Tamaño de la muestraPara el cálculo de la población de los 23 municipios implicados en la observación, a partirde los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE) en susproyecciones de población por municipio, estimadas para junio de 2012. La población totalresultó de 1, 317, 644.Sobre este universo se calculó un estimado (aproximado) del porcentaje de la poblaciónvotante a nivel nacional teniendo en cuenta la población de 15 años y mayores de estaedad para junio de 2012. Esto resultó ser el 66.7% de la población.Con este porcentaje se calculó un estimado del tamaño total de la población votante enlos territorios, que resultó ser de 878,869 habitantes.Por último, mediante la aplicación de la calculadora para obtener el tamaño de unamuestra del sitio web de la Facultad de Medicina Universidad del Nordeste de Argentina1,según la población votante estimada, resultó una muestra con el +/- 3% margen de error(muy aceptable para el estándar de +/- 5%) y un 98.0% de nivel de confianza (muyaceptable para el estándar en las investigaciones sociales de 95.0%). El tamañorecomendado por la calculadora es de 1501 pobladores a observar. No obstante, por seruna muestra en la que se estratifica por municipios y después por unidades territorialesaumentamos a una muestra de aproximadamente 1,600 pobladores, que finalmente fuede 1,668 personas en 23 municipios del país en vista de la solicitud de algunasorganizaciones de la Red para aumentar el número de las encuestas por municipios.1http://www.med.unne.edu.ar/biblioteca/calculos/calculadora.htm
  12. 12. 11Con esta información se procedió a la distribución de la muestra por municipios en unatabla con los datos de población, la población votante (según cálculos de 66,7%) total ypor estratos municipales, y por último la cantidad de personas en la muestra total ycantidad de votantes proporcional de esta muestra correspondiente a cada estratomunicipal (ver anexo la tabla con la distribución).El diseño muestralPara hacer la elección final de los ciudadanos de los respectivos municipios, ya sabiendo lacuota de la muestra que correspondía a cada uno, se aplicó la técnica de diseño oconglomerados. Los pasos seguidos hasta llegar a las personas encuestadas fueron lossiguientes:1) 1er. racimo. En cada municipio se eligió de manera aleatoria el 20. 0% de sus unidadesterritoriales (barrios, zonas, sectores, etc.). Para esto se hizo un listado de todas lasunidades territoriales, se numeraron y sus número se depositaron en un recipiente dedonde se extrajo al azar la cantidad correspondiente al 20.0%.2) 2do. racimo. Una vez identificadas las unidades territoriales a tomar en cuenta senumeraron las manzanas de los barrios o sectores y se eligió de forma aleatoria con elmismo procedimiento anterior el 20.0% de las manzanas.3) 3er. racimo. En cada manzana seleccionada se tomó otro criterio aleatorio para elegirlas casas a encuestar. Se orientó a cada encuestador que recorriera las manzanas denorte a sur y que se detuviera cada cinco minutos y tocara a la puerta de la casa quecorrespondiera.4) Cuando los encuestadores/as llegaran a las casas, se les pidió enumerar a las personasdiferenciándolas por sexo, y que se eligiera aleatoriamente a la persona a entrevistar.Para esto se orientó tomar en cuenta que la muestra debía tener aproximadamente lamitad de hombres y de mujeres. Por ello, si en una casa se había seleccionado a unhombre, en la siguiente casa a encuestar se debía escoger a una mujer, y asísucesivamente. Lo mismo se orientó considerar el 30.0% de jóvenes entre 16 y 30años.V. Resultados de la encuestaDurante la revisión de las encuestas se encontró errores e imprecisiones en 54 de las levantadas,por esta razón se decidió devolvérselas a las organizaciones encargadas para que se levantaran denuevo y tener la información lista para la fase de elaboración de los informe por municipios. Estadepuración hizo que la muestra se redujera a 1614, siempre por encima del tamaño muestralrequerido para que la encuesta conservara una estimación del 3.0% de error.De estas personas encuestadas, 849 (52.6%) eran mujeres y 765 (47.4%) hombre. Según los gruposde edad, 683 (42,3%) tenían entre 16 y 30 años, 389 (24.1%) entre 31 y 40 años, 376 (23.3%)entre 41 y 60 años, y 134 (8.3%)más de 60 años. Por nivel académico: el 3.6% era analfabeta, el
  13. 13. 125.2% era alfabetizado, el 22.3 había cursado estudios de primaria, 36.6% con estudios desecundaria, el 10. 9% con estudios técnicos, y 21.3% con estudios universitarios.1. Valoraciones de capacidades de las alcaldías como gestoras deldesarrollo municipal.En esta fase del Observatorio, en que no se examinaron las formas de organización que lasmunicipalidades adoptan para cumplir con los objetivos y las decisiones tomadas s por el gobiernomunicipal, se dio mayor peso a las valoraciones de la población sobre los conocimientos y lascapacidades de los gobiernos locales para hacer cumplir las normativas y las competencias que lasleyes municipales les asignan.a) Para planificar el desarrollo.Respecto a las capacidades técnicas y profesionales de las municipalidades para gestionar eldesarrollo de acuerdo a un plan, menos de la mitad de la población consultada (46.6%) afirmóconocer la existencia del Plan de Desarrollo de su municipio (PDM). Esto refleja un bacheimportante si consideramos que prácticamente la totalidad de los municipios cuenta con estetipo de planes.Tabla 1. Plan de desarrollo municipal¿Existe un plan de desarrollo municipal? %Si 46.6No 53.4Por segmentos de la población, los hombres presentan ligeras ventajas (48.0%) en lasrespuestas positivas sobre las mujeres (45.0%). Por grupos de edad, las personas de entre 41y 60 años son quienes revelan mayor conocimiento, las mayores de 60 son quienes presentanlos porcentajes más bajos (39.0%), y los jóvenes entre 16 y 30 años se encuentran en la partemedia (45.0%). Por nivel de escolaridad, los universitarios y técnicos revelan el mismo gradode conocimiento (53.0%) de la existencia de los PDM; las personas analfabetas y alfabetizadosson quienes presentan los porcentajes más bajos (31.0 y 36.0%, respectivamente).Una explicación a este grado de conocimiento de los PDM quizás se deba a que apenas el 7.4%de los encuestados reconoció haber participado en su elaboración. En cambio casi el 21.0 %afirmó haber participado en la formulación de proyectos para sus barrios, que si bien deberíanforman parte de los PDM, sólo el 32.5% consideró que hay correspondencia entre ambos.
  14. 14. 13Tablas2. Participación y conocimiento de procesos de planificación¿En qué procesos de planificación haparticipado?%Elaboración de planes de desarrollo local 7.4Elaboración de proyectos para su barrio/ comarca20.8Elaboración de plan de inversiones 3.2Ninguno 58.5NS / NR 10.1Esto último también podría agregarse como otra causa asociada al bajo reconocimiento de losPDM y con ello la baja valoración de las capacidades de planificación de las municipalidades,puesto que solo el 35.3% aceptó que las soluciones de los problemas de sus barrios han sidotomadas en cuenta en los PDM. El 21.0% valora que si bien sus problemas fueronconsiderados no ha habido respuestas en los planes municipales. De allí que solo 30.4% de losencuestados afirme conocer los proyectos que las alcaldías realizan en sus barrios.Todo esto deja como balance que las capacidades de las alcaldías para planificar el desarrollolocal son poco valoradas, pero más por la baja relación que la población advierte entre losplanes y los proyectos con los problemas de sus barrios. En otras palabras, no percibe que lavisión de desarrollo plasmada en los planes esté relacionada con la mejoría a sus vidas.Otro rasgo a destacar son los bajos porcentajes de participación con que se formulan losplanes. Pero ello no quiere decir que las personas no estén interesadas en tomar parte en lasdecisiones, porque la participación en los proyectos concretos para sus barrios se multiplicapor 3 respecto a los planes de desarrollo. Esto podría conducir a la proposición de que a mayorcercanía con los resultados concretos, mayores niveles de participación y por ende mayoresniveles de legitimidad de las de decisiones públicas.b) Para ordenar el territorio.El ordenamiento del uso del suelo en el municipio es una de las atribuciones, que de acuerdocon la Ley de Municipios, tienen las alcaldías. Sin embargo, la efectividad de la regulaciónvaría de una municipalidad a otra y es la percepción de la ciudadanía sobre el ejercicio de estaregulación la que se precisa conocer en este acápite.¿Cree que los proyectos de laalcaldía tienen relación con esteplan?%Son parte del plan 32.5No los toman en cuenta 9.9NS / NR 16No aplica 41.5¿Siente que los problemas de su barriohan sido tomados en cuenta para eldesarrollo del municipio?%Han sido tomados en cuenta 35.3Nunca han sido tomados en cuenta 25.6Fueron tomados en cuenta pero nohan dado respuesta20.7NS / NR 18.4¿Conoce los proyectos quetiene la alcaldía para subarrio?%Si 30.4No 69.6
  15. 15. 14A la pregunta sobre la regulación municipal del uso del suelo para fines de vivienda y denegocios, los encuestados respondieron como se muestra en la tabla siguiente:Tabla 3. Ordenamiento y uso del territorioCon relación al uso del suelo en la zona urbana, usted cree que laalcaldía… %Vigila que la gente no se instale donde sea 40.1Permite que la gente se instale donde sea 30.2NS / NR 23.4Estimula que la gente se instale donde sea 6.3En estas respuestas puede destacarse que solo el 40.0% de las personas cree que lasalcaldías cumplen con la función de controlar y supervisar el uso del suelo. Sin embargo, sedebe señalar la falta de respuesta de la ciudadanía que puede estar relacionada con eldesconocimiento de esta labor de la municipalidad.Desagregados los resultados por sexo y nivel académico, no se encuentran diferenciasrelevantes en las respuestas de los encuestados. De ello se deduce que estas capacidadesde las municipalidades, de carácter eminentemente normativo, no tienen especialincidencia en la vida de las personas o bien el ejercicio de esta función no es tan visible enla vida cotidiana.No obstante, preocupa que las valoraciones negativas tengan casi el mismo peso (36.0-35.0%) que las positivas, precisamente por tratarse de funciones de regulación social queen teoría los gobiernos deben hacer cumplir sin dejar margen a que se interprete quetolera y alienta que las personas se asienten u ocupen terrenos en las zonas urbanas.c) Para promover el desarrollo económico local.Las alcaldías también tienen entre sus atribuciones la promoción del desarrollo económicolocal, para lo cual impulsan actividades y establecen alianzas con sectores productivos delmunicipio. De allí la importancia de conocer las percepciones de la población sobre cómoestán cumpliendo con estas funciones y el impacto sobre sus vidas.Tabla 4. Promoción del desarrollo económico local¿Qué tipo de planes de promoción económica apoya la alcaldía? %Organización de ferias 27.2Campañas para atraer turismo 14.2Ninguna 12.7NS / NR 12.0Financia proyectos productivos 11.7Atraer inversión de empresarios de fuera 8.6Apoya participación en ferias fuera del municipio 8.3
  16. 16. 15Rebaja impuestos a los productores 5.3Como lo ilustra la tabla No. 4, las principales actividades de las alcaldías en apoyoal desarrollo económico local se refieren a las de promoción (ferias y campañas) yen menor medida a las de fomento de la producción y de otras actividadeseconómicas. Pero lo que más destaca en el patrón de estas respuestas es la bajafrecuencia de las opciones “no sabe/no responde”, y el reconocimiento queobtienen los otros tipos de apoyo —atracción de inversiones, apoyo a laparticipación en ferias fuera del municipio y rebaja de impuesto a productores-.Esto puede significar que las municipalidades están ganando visibilidad comogestoras del desarrollo económico de sus municipios.Respecto a las percepciones sobre qué sectores están recibiendo mayores apoyosde las municipalidades, como se ve en la tabla No. 5, casi la cuarta parte de losencuestados coindicen en que los más apoyados son los comerciantes, aunque nomuy lejos se colocan los productores agropecuarios y los transportistas. Este refleja queaparentemente las alcaldías están apostando por potenciar los sectores que les generanlos mayores ingresos tributarios por ventas y servicios.Sorprende el relativamente bajo apoyo que estarían recibiendo los artesanos que enalgunos municipios cumplen roles emblemáticos para el municipio, y que por representarun producción autóctona deberían merecer más respaldo.Por último, cabe destacar el peso de las mujeres en las respuestas “No sabe/Noresponde”, considerando los papeles que desempeñan en las pequeñas empresasfamiliares. Quizás este desconocimiento esté relacionado con su poca participación en losprogramas de las municipalidades.Tabla 5. Sectores que reciben apoyo de la alcaldía¿A quiénes apoya la alcaldía para el desarrollo económico del municipio?% general % hombres % mujeresComerciantes 23.9 24.1 23.8NS / NR 18.2 16.0 20.4Productores agropecuarios 17.8 19.1 16.6Transportistas 17.2 16.8 17.6Artesanos 15.8 16.0 15.5Otros 7.1 8.0 6.2La percepción de los encuestados con nivel de educación técnica difiere ligeramente de laexpresada por los universitarios, en el sentido de que los primeros opinan que los
  17. 17. 16comerciantes (27.4%)son más apoyados que los productores agropecuarios (16.6%). Encambio los universitarios ven este apoyo con algunas variaciones (25.6% y 18.2%,respectivamente).En cuanto a los beneficios recibidos por estas actividades de Desarrollo Económico Local(DEL), solo el 18.3% percibe algún tipo de beneficios por los empleos generados.Tabla 6. Empleos generados por el DEL¿Usted o alguien cercano ha sido beneficiado por empleos producidos por estas actividades?% general % 16 a 30 años % 31 a 40 años % 41 a 60 añosNo 63.3 63.8 59.9 63.0Si 18.3 17.5 21.6 18.6NS / NR 18.4 18.7 18.5 18.4Según la tabla No.6, el segmento de 31 a 40 años es el que más beneficios reconoce por losempleos generados por el DEL, y los que menos reciben son los grupos de 16 a 30 años y de 41 a60 años. Esto indicaría que las actividades están más dirigidas al segmento denominado adultosjóvenes, personas en plenas capacidades de salud y laborales, con algún tipo de formación. Peroen cambio no estarían apuntando al primer empleo de los más jóvenes.Diferenciados por formación académica, comparando a los universitarios con los que cuentan conformación técnica,el mayor porcentaje de respuestas positivas de los técnicos da la idea de que seestán creando mayores oportunidades laborales para este grupo, quedando relegados losprofesionales en estas iniciativas económicas que promueve la alcaldía, que además se muestranmás desinformados respecto a estas actividades de impulso económico local.Diferenciando las valoraciones por sexo, encontramos que son los hombres quienes aparecencomo los principales beneficiarios por estos empleos. Estos resultados llaman la atención sirecordamos que las mujeres son las principales destinatarias de programas sociales del gobiernocentral, como hambre cero, usura cero y legalización de tierras. Sin embargo, en estasvaloraciones no aparecen como receptoras de los beneficios que generan las actividadesproductivas generadas desde la municipalidad.Apoyo a la actividad económica de las mujeresEn los últimos 25 años, se ha promovido el abordaje del enfoque de género como forma dediferenciar los roles y las oportunidades que tienen socialmente los hombres y las mujeres. Deigual forma, se han promovido políticas públicas para ayudar a las mujeres a mejorar suscondiciones de vida y sus oportunidades políticas. En este caso interesaba conocer en qué medidalas alcaldías incorporaban a las mujeres en los procesos de desarrollo económico local.
  18. 18. 17Tabla 7. Desarrollo económico local y mujeres¿Hay algún apoyo especial que da la alcaldía a las mujeres?% general % mujeres % hombresCrédito / Financiamiento 24.6 25.6 23.4Ninguno 22.0 23.3 20.5NS / NR 18.9 16.9 21.2Capacitaciones 18.2 17.3 19.1Apoyo Organizativo 9.1 9.4 8.8Asesoría legal 7.2 7.4 7Los encuestados coincidieron en que el principal apoyo que las alcaldías brindan a las mujeres esel crédito o financiamiento. Al respecto, las mujeres es el grupo que aparece como el másinformado sobre estas políticas. A estas medidas de fomento le siguen las de fortalecimiento decapacidades tanto individuales como colectivas para facilitar su incorporación a la economía local.Sin embargo, debe resaltarse que también hay un grupo importante (cerca del 40.0%) que nopercibe ningún apoyo especial a las mujeres. Esta situación puede deberse a que estos programasson focalizados y que por tanto no llegan a todos los sectores, pero también a que de algunamanera no están teniendo el efecto buscado y que solo sean actividades de apoyo asistencial queno las integre a alguna cadena productiva.d) Para brindar los servicios municipales.La prestación de servicios municipales es, sin duda, una de las labores más visibles y cercanas a laciudadanía que presta el gobierno municipal en ejercicio de sus atribuciones. Por la importanciaque tienen estos servicios, se consideró en este Observatorio la necesidad de contar con lasvaloraciones de la ciudadanía sobre la prestación de estos servicios y auscultar las percepciones dela población acerca de los “conocimientos, normas y formas de organización que lasmunicipalidades adoptan para cumplir con los objetivos”.Con el fin de presentar de forma dinámica las valoraciones de los encuestados, se organizaron enuna tabla las respuestas de la población en general y se irán comentando los aspectos másrelevantes de estos resultados desagregados por edad, sexo y nivel de escolaridad.Tabla 8. Servicios municipalesServiciosValoracionesExcelente MuyBuenoBueno Regular Malo Ns/Nr
  19. 19. 18Recolección debasura7.9 17.8 36.9 25.4 11.o 0.9Mantenimiento decalles y caminos4.6 12.6 34.6 31.1 16.4 0.7Registro Civil de laspersonas7.8 13.3 38.8 21.6 7.0 11.4Mantenimiento decementerios3.2 10.8 33.5 27.6 15.9 9Ordenamiento ycontrol sanitario demercados.2.7 6.3 21.6 27.0 21.9 20.6Mantenimiento deparques6.6 14.4 36.3 26.1 12.7 3.8Embellecimiento dela ciudad5.6 12.2 29.7 35.6 13.5 3.4Registros de fierros 2.9 6.1 14.6 11.6 7.1 57.6Regulación detransporte municipal2.0 8.7 30.0 28.3 19.8 11.3Funcionamiento ehigiene de rastros.1.5 3.6 13.8 18.4 12.9 49.8A simple vista los servicios mejor valorados son lo de recolección de basura, registro civil delas personas, mantenimiento de calles y caminos, mantenimiento de los parques y decementerios. Los peor valorados son la regulación del ordenamiento y control de losmercados, la regulación del transporte y el ornato de la ciudad. Los menos conocidos, elregistro de fierros y la regulación e higiene de los rastros.Los mejor valorados se refieren a los llamados servicios de intendencia, los necesarios paraque funcione la vida en el municipio: recolección de basura, reparación de calles y caminos, ymantenimiento de los espacios públicos. Llama la atención que entre las valoracionespositivas se cuele el registro civil de las personas, un servicio que habitualmente ha sidocomplicado y tedioso para la ciudadanía. Estos servicios son la cara pública de lasmunicipalidades por cuanto la población es la usuaria final de los mismos y quizás esta“materialidad” hace que las valoraciones sean tan rotundas (bajos porcentaje de respuestasNs/Nr).Las mujeres valoran mejor que los hombres del registro civil y además son los hombresquienes más respondan con la opción “no sabe/no responde”. Esto es comprensible si tomanen cuenta los roles de género, pues socialmente se asigna a las mujeres las responsabilidadesde crianza y cuido de los niños, ancianos y enfermos. En esta lógica son ellas quienes realizantrámites ante las oficinas públicas para garantizar el acceso a los servicios de salud yeducación.
  20. 20. 19Respecto al mantenimiento de los parques, los jóvenes entre 16 y 30 años ofrecenvaloraciones más críticas que la opinión general. Comparativamente, es el segmento que peorcalifica la gestión de los parques (41.4% de sus opiniones). Esto implica que es un punto devista de peso si se toma en cuenta que este segmento de la población suele estar entre losprincipales usuarios de los parques como espacio público.En cambio los peor valorados no parecen responder a ningún patrón, visto que se trata de unaactividad de intendencia y dos de regulación (transporte y mercados). Lo sorprendente es queel transporte reciba más opiniones desaprobatorias cuando habitualmente había estado enotros estudios entre los servicios ubicados en las partes medias de las valoraciones. Tambiénhay que resaltar la reprobación que en la práctica reciben los gobiernos en el ornato yembellecimiento de las ciudades, lo cual parece apuntar a que sus habitantes se niegan a vivircon resignación en ambientes descuidados.La calificación de los grandes desconocidos (registro de fierros y regulación de mataderos)seguramente se debe a que la encuesta fue de tipo urbano, y que los principales usuarios deestos servicios son el área rural (dueños de ganado), o están muy focalizados (ganaderos ycomerciantes).Hasta aquí las valoraciones de la ciudadanía encuestada sobre las capacidades, normas ypatrones de operación de las municipalidades para gestionar el desarrollo municipal, y enespecial el desarrollo económico local, para ordenar el territorio y para prestar serviciosmunicipales.De estas valoraciones es posible extraen algunas lecturas no definitivas:Hay un reconocimiento medio de las capacidades de las municipalidades para diagnosticar yformular las mejores opciones o políticas en función del desarrollo local. En este desempeñolos gobiernos han ganado visibilidad como promotores del desarrollo económico local, perono hacia todos los actores de la economía sino más bien hacia los sectores de comercio,transporte y ganadería.De estas actividades se percibe parcialmente incluidas a las mujeres como agenteseconómicas, visto que predominan los fomentos de tipo asistencial que no agregan valor a suslabores económicas, ni las vinculan a cadenas productivas de los municipios. En cambio,quienes sí parecen sentirse incluidos son los hombres entre 31 y 40 años.También las capacidades para prestar los servicios municipales reciben un buen grado dereconocimiento, en especial aquellos en los que la población es usuaria o consumidora final.Pero este no es el caso de la regulación del transporte público que se encuentra entre los peorevaluados.
  21. 21. 20Pese a estas buenas credenciales, estas capacidades tienen su flanco débil en la bajaparticipación ciudadana con que diagnostican, formulan y ejecutan las decisiones. Esto quedamás claro en los planes de desarrollo municipal, elaborados con niveles participativossumamente pobres. Con semejante déficit, resulta difícil afirmar que hay una adecuadarelación entre problemas y respuestas; más bien se aprecia una legitimidad cuestionada de laspolíticas municipales en la medida que no puede decirse que representen el sentir y lasdemandas de los distintos sectores de la población.2. Valoraciones sobre ejercicios y experiencias de participaciónciudadanaa) En qué y cuándo se participa.Una de las dimensiones claves para medir la calidad de la participación ciudadana es el tipo deactividades en las que se participa en los espacios institucionalizados de interlocución con lasautoridades, y su peso en el ciclo de las decisiones públicas, es decir, cuándo se participa.Como ya vimos en el acápite de los PDM, la planificación muestra niveles sumamente bajos departicipación que no llegan ni al 10.0% de la población urbana. Como explicación podríadecirse que la elaboración de los PDM es un proceso, tedioso y abstracto que no interesa a laciudadanía en general por cuanto se trata de participar en deliberaciones sobre un futuro amediano plazo. Por eso examinaremos otros ámbitos y espacios participativos.Consultas presupuestarias territoriales y sectoriales para la elaboración del presupuestomunicipal.Estas consultas forman parte del proceso de elaboración de los presupuestos que lasmunicipalidades organizan cada año, conforme a la Ley 376 de Régimen PresupuestarioMunicipal. Se preguntó a la población por su participación en los últimos dos años (2011 y2012) en cualquiera de las actividades del proceso (consultas territoriales, sectoriales ycabildos). Los resultados obtenidos fueron los siguientes:Tabla 9. Participación en consultas del presupuesto¿A qué tipo de consultas del presupuesto ha asistido en 2011 y 2012? %Cabildos para evaluar el presupuesto del año anterior 10.6Cabildos para presentar el presupuesto del año siguiente 9.3Consultas territoriales 4.1Consultas sectoriales 6.1Ninguno 62.3NS / NR 7.6En total solo el 30.1% afirmó haber participado en al menos unas de las fases de consulta delpresupuesto, un poco más del 60.0% dijo que en ninguna y el resto dijo que no sabía o noquiso responder. Las actividades en que más han participado son los cabidos, tanto de
  22. 22. 21rendición de cuentas, como de presentación del presupuesto (10.6 y 9.3%, respectivamente),le siguen las consultas sectoriales y las que menos registran participación son las consultasterritoriales.Sobre lo anterior caben las siguientes lecturas:• Solo el 30.0% de población que siente incluida en las consultas y en las respuestasbrindadas.• El factor urbano podría influir en el mayor peso de las consultas sectoriales que lasterritoriales por la naturaleza de la organización de la población, más proclive a asociarsepor sector que por lugar de vivienda.• Los cabildos despiertan más interés que las sesiones de consulta, aunque éstas sean másdeliberativas y su formato de pequeñas reuniones sirva mejor para concretar lasdemandas ciudadanas.A propósito de los cabildos, un aspecto clave es la forma de invitar a las reuniones, porque ellopermite incluir o excluir a segmentos de la población. Como se ilustra en la tabla siguiente, lasvaloraciones positivas (invitan con tiempo, las invitaciones son abiertas y ayudan a que todosparticipen) suman el 39.0%, frente a las negativas que suman 40.9%. Entre estas últimas cabedestacar que prácticamente el 30.0% de los encuestados considera que solo se invita apersonas allegadas al gobierno municipal.Tabla 10. Invitaciones a cabildos¿Cómo considera Ud., la forma de invitar a los cabildos? %Invitan con tiempo 13.7Las invitaciones son abiertas 21.0No invitan con tiempo 11.2Solo invitan a sus allegados 29.7Ayudan a que todos participen 4.3NS / NR 20.1En otras palabras, a pesar del mayor interés que despiertan los cabildos en el ciclo de consultas delpresupuesto, la forma de invitar a los mismos merece por igual calificaciones positivas quenegativas, entre las que destacan las razones de tipo político.Acerca de la utilidad de estas consultas del presupuesto, el 31.0% considera que son unaoportunidad para introducir cambios en las propuestas de la alcaldía, es decir que son unaposibilidad de influir en las decisiones; el 22.0% coincide en que no vale la pena participar porqueya está todo “amarrado”; hay un 33.0% que reafirma que no ha participado y 14.0% que no quisoresponder. En otras palabras, parece confirmarse que la porción que siente parte de las decisionesde las autoridades sobre el presupuesto anual es menos de 1/3 de la población.Participación en sesiones públicas del Concejo Municipal.
  23. 23. 22El otro espacio o momento de interlocución entre autoridades y ciudadanía son las sesiones de losconcejos municipales, cuyo carácter público está establecido en las leyes. Pero antes de conocer elgrado participación de la población en estas sesiones, se interrogó a los encuestados sobre laimagen que tenían de los mismos.Tabla 11. Imagen del Concejo Municipal¿Para usted qué es el Concejo Municipal? %La máxima autoridad de la municipalidad 29.6Un grupo de personas que están bajo las órdenes del alcalde 27.8Es un complemento de la alcaldía que ayuda la aprobación de losproyectos30.5NS / NR 12.1Aproximadamente el 30.0% reconoce que el Concejo Municipal es la máxima autoridad de lamunicipalidad, aunque también un porcentaje similar atribuye su importancia a la función deaprobar los proyectos de beneficio para el municipio. En igual medida, otro grupo de encuestados(28.0%) se decanta por ver en los Concejos Municipales a cuerpos de regidores supeditados a lasórdenes de los alcaldes/as.Visto este panorama de las concepciones que tiene la población del Concejo Municipal, se indagóel grado de participación en sus reuniones, las razones de su participación, los resultados y, ensentido inverso, las veces que los Concejos fueron a los barrios.
  24. 24. 23Tabla 12. Importancia atribuida al Concejo Municipal¿Ha participado en alguna sesión pública delConcejo Municipal?%Sí, por que solicitó participar 17.8Nunca he querido hacerlo 30.1No, porque solicitó participar y no merespondieron3.5No sabía que tenía ese derecho 23.1NS / NR 25.5En general podría decirse que solo un poco más del 20.0% de los encuestados ha tenido interés departicipar en las sesiones. De estos, el 18.0% participó porque hizo la gestión y cerca de un 3.0%, apesar de haberlo solicitado, no recibió respuesta. El 79.0% restante nunca ha participado en estasreuniones porque no ha querido (30.0%), no sabía que tenía el derecho (23.0%), o simplemente noquiso responder a la pregunta (26.0).El motivo más mencionado para participar en las reuniones fue la exposición de problemascomunitarios (65.9%), seguido de la exposición de problemas sectoriales y solicitar informaciónsobre proyectos (ambos con 23.0%) y para poner quejas o criticar el funcionamiento de la alcaldía.Sin embargo, como resultado de estas gestiones, tan solo el 36.6% dijo que obtuvo respuesta, unporcentaje igual no recibió ninguna, y hay un 30.0% que aún confía en obtener alguna respuesta.En sentido inverso el panorama cambia. Cuando le ha tocado al Concejo desplazarse a los barrios,el 32.0% de los encuestados reconoce en los últimos dos años algún tipo de contacto con losconcejales, en reuniones que por lo general son por iniciativa de la ciudadanía. Esto pareceríaindicar que la participación ciudadana tiende a aumentar a medida que los espacios formales deinterlocución salen del edificio de la municipalidad, lo cual sería coherente con las reuniones antesseñaladas con sectores y territorios.Acceso a la información pública.¿Si contestó que sí, cuál fue el motivode su participación? Más de una respuestapor persona.%Exponer problemas comunitarios 65.9Exponer problemas personales 10.1Solicitar información sobre proyectosu obras 23.0Exponer problemas sectoriales 23.0Quejarse del funcionamiento de laalcaldía 22.2¿Cuál fue el resultado de su participación? Soloquienes participaron%Obtuvo respuestas 36.6No obtuvo respuestas 36.6Le prometieron responderle pero no le hancumplido 30.7¿Cuántas reuniones se realizaron ensu barrio con el Concejo o conconcejales en los últimos dos años?%Una o dos porque las solicitamos 14.0Tres a cuatro porque las solicitamos 5.0Una a dos a iniciativa del Concejo 8.1Tres a cuatro a iniciativa del Concejo 4.7No se realizó ninguna reunión 36.5NS / NR 31.7
  25. 25. 24El acceso a la información pública es el derecho que tiene la ciudadanía de conocer las acciones ydecisiones que toman las autoridades en el ejercicio de su función pública. Pero además, es unacondición necesaria para el ejercicio del derecho a una participación ciudadana efectiva, en tantopermite el involucramiento consciente e informado en la gestión municipal.De acuerdo con la Ley 621, de Acceso a la Información Pública, cada institución pública, gobiernocentral y gobiernos municipales tiene la obligación de crear condiciones para facilitar el acceso a lainformación de la ciudadanía —tal es el caso de la oficina de acceso a la información pública- ycumplir con el procedimiento para la entrega de la información. Sin embargo, el cumplimiento deestas obligaciones es variable y no todas las instituciones públicas los cumplen.Tabla 13. Existencia de oficina de acceso a la información pública¿Sabe si en la alcaldía hay una oficina de accesoa la información pública?% % Mujeres % HombresSí 34.5 33.8 35.3No 38.5 38.3 38.7NS / NR 27.0 27.9 26.0Como lo muestra la tabla anterior, el conocimiento sobre la existencia de una oficina deacceso a la información en las alcaldías es deficitario, si se suman las respuestas negativas conlos no sabe/no responde. Esta situación resulta paradójica, puesto que reflejadesconocimiento y desinformación sobre la oficina. Desagregando las respuestas por sexo, lasmujeres son las que aparecen con el porcentaje más alto de desconocimiento con un 27.9%.En el análisis por los grupos etarios encontramos que los jóvenes menores de 30 años parecenestar más enterados de la existencia de estas oficinas que otros grupos.A las personas que respondieron que conocían de la existencia de una oficina de acceso a lainformación pública, se les preguntó cómo calificarían atención que brinda a la ciudadanía quela solicita. Los encuestados calificaron mayoritariamente como buenas, aunque un altonúmero no respondió o no supo qué responder. También a esta pregunta los jóvenesrespondieron en su mayoría de forma positiva. Ambos resultados hacen pensar que losjóvenes son los principales usuarios de estas oficinas.Pero también la ciudadanía hace uso de medios alternativos para solicitar información pública.Con distintos grados de formalización, son modalidades habituales en las relaciones con lasautoridades de cercanía: cartas a las autoridades, denuncias públicas a través de los mediosde comunicación, solicitud espacios en reuniones del Concejo Municipal y abordaje directo alas autoridades o funcionarios.
  26. 26. 25Tabla 14. Formas alternas de solicitar información¿Qué otras formas de solicitar información pública en la alcaldía ha utilizado? Más deuna respuesta por persona.% general % Mujeres % HombresLa pide a la oficina de participación ciudadana 4.5 4.2 4.8Habla con el Secretario del Concejo 5.0 5.1 4.8Pide un espacio en una sesión del Concejo 5.0 4.4 5.7Habla con concejales 9.3 9.2 9.4Habla con el alcalde 14.0 13.7 14.3NS / NR 15.0 15.1 14.9La pide ante las áreas de la alcaldía 21.8 23.0 20.6Manda una carta al alcalde 25.4 25.4 25.5Las personas encuestadas señalaron que para acceder a la información pública en lamunicipalidad principalmente dirigen cartas al alcalde, van a distintas direcciones de laalcaldía y hablan con el alcalde. Estos comportamientos en parte reflejan los rasgos de lacultura política nicaragüense: dirigirse u orientar sus gestiones directamente a la figura delalcalde para que autorice la entrega de información. No obstante el reconocimiento que vanganando las oficinas especializadas o áreas internas de las alcaldías. Lo anterior contrasta conla baja valoración de los Concejales como fuente de información.Por estrechos márgenes respecto a las mujeres, los hombres prefieren mandar cartas y hablarcon el alcalde. Las mujeres parecen optar por dirigirse a las oficinas relacionadas con sussolicitudes.Desagregados por grupos de edad, las personas entre 41 a 60 años mandan una carta o hablancon el alcalde; y los jóvenes prefieren ir a las diferentes dependencias de la alcaldía a pedirinformación.En cuanto a si se percibe que se da preferencias o se excluye a grupos de la población en elacceso a la información pública, los encuestados en general consideran que los hombresadultos tienen mayores posibilidades de obtener información. Esto se reafirma en ladesagregación por sexo de las respuestas, en la que los hombres consideran que ellos mismostienen más posibilidad de conseguir información, de lo que perciben las mujeres que tienenun porcentaje más bajo.Tabla 15. Posibilidades de obtener informaciónMuchas Pocas Ninguna Ns/Nra) Hombres adultos 41.8 38.0 4.8 15.4b) Mujeres 41.1 39.0 4.9 15.1c) Jóvenes 34.9 38.2 11.8 15.1
  27. 27. 26d) Personas que tienen dinero 50.2 17.8 11.9 20.1e) Campesinos 23.7 39.6 16.9 19.8f) Pueblos indígenas 9.5 19.6 20.8 50.1g) Simpatizantes del gobierno 72.7 10.2 2.5 14.6h) Simpatizantes de la oposición 18.7 37.6 25.6 18.1Según los encuestados las personas que tienen más probabilidades de obtener informaciónpública son los simpatizantes del gobierno (72.7%), le siguen las personas adineradas y loshombres adultos pero no muy lejos de las mujeres. Quienes tienen menos posibilidades sonlos pueblos indígenas y los simpatizantes de la oposición, que reciben las valoraciones másaltas en la opción de “ninguna posibilidad”.Quienes opinan que los allegados al gobierno municipal tienen más posibilidad de obtenerinformación son personas del sexo masculino y los jóvenes.En cuanto al desconocimiento de estas posibilidades, resaltan las respuestas “No sabe/Noresponde” (50.1%) en la valoraciones sobre pueblos indígenas. Esto podría tener dos tipos delecturas: que en los municipios de la muestra el peso demográfico de los pueblos indígenassea poco significativo; o que para la mitad de la población consultada estas personas sean“invisibles” en el sentido de que se desconozca cómo ejercen sus derechos.Respecto a los tiempos de respuesta de las alcaldías ante las solicitudes de información, lamitad de la población consultada opinó que no obtuvo respuestas, aunque hay que señalartambién que el resto reconoce haber recibido respuestas dentro de los plazos que fija la ley.Tabla 16. Tiempo de respuestas a las solicitudes de informaciónDesagregados los resultados por sexo, los hombres aparecen como los que menos respuestasreciben, y las mujeres como las obtiene más respuestas inmediatas.Calidad de la información pública: auditorías financieras.El acceso a la información pública contribuye a que la ciudadanía pueda realizar labores deauditoría social que posibilitan reorientar decisiones de las autoridades, y fiscalizar el uso delos recursos para garantizar su mejor utilización.Cuando ha solicitado información ante la alcaldía, la respuesta hasido ...% General % Mujeres % HombresInmediata 19.3 19.7 18.8En un mes 13.6 14.0 13.2En 15 días 17.8 17.9 17.6No obtuve respuesta 49.3 48.4 50.3
  28. 28. 27Parte de esta información pública la constituyen los informes financieros periódicos y losresultados de auditorías financieras que las municipalidades están obligadas a realizar ydivulgar. Los resultados de estos informes financieros son elementos importantes para que laciudadanía conozca el balance de costos, gastos y el destino de los fondos públicos.Por eso se preguntó a los encuestados si conocían algún resultado de auditorías realizadas,que hubiesen despertado el interés de la ciudadanía o Concejales de la oposición, y que a suvez generaran mayor demanda de información o aclaración sobre algún dato publicado enestos informes.Tabla 17. Conocimiento de auditorías financieras¿Sabe si algún informe de auditoría realizado a la municipalidad ha generadoalguna demanda de información desde la ciudadanía o desde los concejalesde oposición?% General % Mujeres % HombresSi 11.4 10.2 12.7No 31.9 30.9 33.1NS / NR 56.7 58.9 54.2Al respecto, llama la atención que la respuesta mayoritaria de los encuestados fuese “Nosabe/No responde”, seguida de respuestas negativas. Ambas respuestas reflejan un ampliodesconocimiento acerca de la administración de los recursos de las alcaldías y la carencia deinformación de calidad para el seguimiento de los planes municipales. De los grupos por sexo,las mujeres son quienes resultaron estar más desinformadas.Desagregando los resultados por condición de instrucción académica, todos los encuestadosindependientemente de su nivel académico respondieron con “No sabe/ No responde”. Es dehacer notar que quienes tienen nivel de secundaria aprobada aparecen con el porcentaje másalto de “No sabe/No responde”; los técnicos, por su mayor número de respuestas negativasson quienes aparecen como los más desinformados.De manera general se puede concluir que tan sólo una minoría sabe si los informes de lasauditorías han generado algún tipo de demanda de aclaraciones o interpelaciones hacia losgobernantes municipales. Esto podría indicar que el interés por el desempeño transparentede las autoridades es asunto de unos pocos, o bien que las demandas de aclaración o deinterpelación trascienden poco a la opinión pública local.Esta última posibilidad es la que parece cobrar más fuerza, si se toma en cuenta que el 80.0%de la población respondió con “No sabe/No responde” a la pregunta de si las demandas deinformación generadas por las auditoría habían recibido algún tipo de respuesta por parte delas autoridades.Nivel de participación en procesos de auditorías sociales.
  29. 29. 28Un elemento importante en la incorporación de los intereses de la ciudadanía en la gestiónpública es la apertura de los aparatos administrativos al control, supervisión y exigencias decuentas de la ciudadanía sobre el uso de recursos públicos, en procesos de auditoría social.Algunas organizaciones civiles han sido parte de estos procesos y han dado su apoyo a gruposde ciudadanos.En este sentido se preguntó a los encuestados sobre dos aspectos: su conocimiento sobreiniciativas de auditoría social en su municipio y su participación en estas.Tabla 18. Conocimiento y participación de auditorías sociales¿Usted sabe si se han realizado auditorías ciudadanas o de seguimiento a algúnproyecto de la municipalidad en los dos últimos años?%General % Mujeres % HombresSí, se han realizado y yo participe 8.8 8.1 9.5Me di cuenta que se han realizado pero noparticipé 24.6 23.8 25.5NS / NR 66.6 68.1 65.0De los resultados se deduce que el conocimiento de los encuestados sobre los procesos deauditoría es bajo, y más bajo aún es su participación en los mismos; de hecho elreconocimiento de ambas condiciones aparece con el porcentaje más bajo de las respuestas.Los hombres aparecen como el grupo que más ha participado en estas iniciativas.Vistos por grupos de edad, los encuestados del grupo entre 41 a 60 años son quienes másparticipan y también son quienes más se enteran de estos procesos. El grupo que aparececomo más desinformado es el de entre 31 a 40 años, con un 73.0% de respuestas “Nosabe/No responde”.A los encuestados que respondieron que se habían realizado procesos de auditoría social ensus municipios (8.8%), se les preguntó qué impacto tuvieron. Como se refleja en la tablasiguiente, en su mayoría eligieron la opción “No sabe/No responde”, lo que denota falta deconocimiento sobre el impacto de las mismas. Tan solo el 10.6% reconoció algún tipo deefecto, en especial la corrección de los errores denunciados por las auditorías sociales.Tabla 19. Impacto de autorías socialesSi contestó que se habían realizado auditorias ciudadanas o de seguimiento¿Qué impacto tuvieron?% General % Mujeres % HombresNo aplica 28.6 30.9 26Corrigieron fallas denunciadas 6.6 6.5 6.8Pararon las obras 2.0 1.1 3.0Cambiaron contratista 2.0 2.1 2No pasó nada 10.2 8.6 11.9
  30. 30. 29NS / NR 50.6 50.9 50.3Una cifra igual (10.2%) expresó contrario, es decir, que no hubo ningún tipo de impacto deestas iniciativas.Las personas que contestaron mayoritariamente “No sabe/No responde” fueron las mayoresde 60 años, con un 54.5%. En cambio, los jóvenes de 16 a 30 años son los que afirmaron quese corrigieron las fallas denunciadas. El segmento de 41 a 60 años fue el que más manifestó lafalta de reacción de las autoridades ante las denunciasEn síntesis, las personas más adultas aparecen como las más desinformadas y desencantadasde las auditorías ciudadanas, y los jóvenes aparecen con las mayores más expectativas sobrela efectividad de estas acciones.De modo que respondiendo a las preguntas de “En qué y cuándo participa la población”, losresultados parecen apuntar en las siguientes direcciones:• En lo que se refiere a los espacios participativos, las consultas del presupuesto, ysobre todo los cabildos, reflejan los mayores índices participativos, aunque más de2/3 de la población afirma que se invita de forma sesgada, dando preferencias a lossimpatizantes del partido que gobierna en el municipio.• Respecto a las sesiones del Concejo Municipal, las respuestas indican que lasreuniones despiertan más interés cuando los concejales llegan a los barrios. De locontrario, la población no parece muy dispuesta de participar en las sesiones que sonen el edificio de la Municipalidad.• Quizás estos contrastes no solo tengan que ver con la mayor proximidad de lasautoridades con los problemas de la localidad donde sesionan (barrios, zonas,sectores), sino además con la percepción de que se participa más cerca de ladecisiones, y que por ende es la mejor oportunidad para incidir en las mismas.• En lo que se refiere a la información pública, parece claro que se prefiere losmecanismos menos formalizados en la Ley de Acceso a la Información Pública, comolas cartas al alcalde y las solicitudes directas a las oficinas encargadas del tema deinterés.• Sin embargo resaltan dos sombras en este ámbito de la participación: nuevamente lapercepción de que se limita o se facilita al acceso a la información pública por razonespolíticas y la invisibilidad de los pueblos indígenas. Ambos factores son igualmentereconocidos como excluyentes, tanto de la participación en las reuniones como en laobtención de información.
  31. 31. 30• La ciudadanía tiende a participar más en las actividades consultivas, un poco menosen las informativas, pero mucho menos en las auditorías de fiscalización y menos aúnen las toma de decisiones. Con un acceso a la información percibido de manera tanpobre y desigual, y con una fiscalización que merece tan poca confianza en susefectos, no es extraño que la participación sea más pasiva que proactiva.b) Quiénes participan.En esta dimensión se trata de indagar las valoraciones que la propia población hace acerca dea quiénes se incluye o se excluye de los procesos participativos, pero también las percepcionessobre autoinclusión o autoexclusión.Derivado del inciso anterior, se tomó como referente el proceso de elaboración de lospresupuestos municipales para interrogar quiénes y cuánto participan según varias categoríassocioeconómicas.Tabla 20. Participación de la población por segmentosMucho Poco Nada Ns/Nra) Hombres adultos 40.0 34.4 5.0 20.6b) Mujeres 4.01 35.0 4.7 18.6c) Jóvenes 33.5 36.4 11.0 18.5d) Personas que tienen dinero 22.7 27.9 25.5 24.0e) Campesinos 27.3 31.5 16.2 25.0f) Pueblos indígenas 9.8 15.8 22.2 52.0g) Simpatizantes del gobierno 67.2 11.4 3.4 18.0h) Simpatizantes de la oposición 13.1 40.3 24.6 22.1i) Personas organizadas 38.3 32.3 7.0 22.5j) Organizaciones sectoriales(comerciantes, productores,empresarios)34.2 33.6 9.3 23.0Del cuadro anterior se obtiene los siguientes resultados derivados de las valoraciones delas personas encuestadas:• Las personas que más participan son las consideradas allegadas al gobierno y las quemenos lo hacen son las consideradas como de oposición.• No hay diferencias relevantes entre los niveles de participación de hombres y mujeres.• Desde el punto de vista generacional, se considera que la participación en lasconsultas del presupuesto de los jóvenes es más bien baja.• La condición de estar organizado/a tampoco parece influir tanto en los niveles departicipación. Lo mismo se piensa de las personas con recursos económicos, a quienesno se les percibe con interés de participar.• En cuanto a la población campesina, posiblemente el hecho de que la encuesta hayasido de cobertura urbana incida en que se aprecie su participación como sumamentebaja.
  32. 32. 31• Sobre los pueblos indígenas, se repite el patrón de las percepciones que ya se habíavisto en el acceso a la información pública; es decir: poca participación y un elevadodesconocimiento acerca del ejercicio de este derecho. Por esta razón se amplió elanálisis con las valoraciones que tiene la ciudadanía de los municipios donde haypoblaciones indígenas reconocidas. En estos municipios (8 de los 23) los resultadosmuestran ligeros cambios: el 23.6% considera que participan mucho, 27.1% que muypoco y 21.7% que no lo hacen del todo. Pero el cambio más importante ocurre en lasrespuestas de Ns/Nr: sólo el 27.6%. En otras palabras, el desconocimiento de toda lapoblación de cómo ejercen el derecho a la participación los pueblos indígenas es casiel doble que el de los municipios donde hay comunidades indígenas reconocidas.En resumen, según los encuestados, las personas que participan en las consultas delpresupuesto en las ciudades, tienden a ser simpatizantes del gobierno municipal de ambossexos, adultas y algunas veces organizadas.En las sesiones del Concejo Municipal (ver tablas No. 12), los hombres presentan unaparticipación más notoria que las mujeres (21.0% vs 15.0 %), que igualmente son las quemenos respondieron a esta pregunta. Pero tanto hombres como mujeres aparecen igualigualados en las respuestas de quienes no sabían que tenían el derecho de participar enestas reuniones.Por grupos de edad, las personas entre 41 y 60 años son quienes más afirman haberparticipado en reuniones del Concejo en los últimos dos años. Quienes menos participanson los mayores de 60 años y los jóvenes entre 16 y 30 años. Igualmente este segmentomostró ser el que menos sabía que tenía el derecho de participar en este espacio.Inclusión de las demandas de género, juventud y pueblos indígenas.En cuanto a la inclusión de las demandas específicas de segmentos de la población comoexpresión de la participación en la gestión local, este Observatorio interrogó sobre lostipos de atención que las municipalidades brindan a las demandas de género, juventud ypueblos indígenas.GéneroLo primero que salta a la visita es el desconocimiento (40.7%) de las acciones específicasresponder para responder a estas demandas. Entre quienes sí respondieron, la opiniónligeramente mayoritaria (16.7%) es que las alcaldías no atienden las demandas de género.Sin embargo, esta valoración negativa se vuelve relativa frente a otras opiniones quereconocen atención a estas demandas a través tres tipos de medidas: las oficinas degénero (13.1%, políticas de género (11.4%) y mediante una comisión del ConcejoMunicipal (9.3). También se reconoce otras medidas, como partidas presupuestarias yordenanzas, pero en menor medida.
  33. 33. 32Tabla 21. Inclusión de necesidades de género¿Cómo atiende la alcaldía las necesidades de género? %Mediante una oficina de género 13.1Mediante una comisión de Concejo Municipal 9.3A través una partida presupuestaria 4.1A través de políticas de género 11.4A través de ordenanzas 4.7No las atiende 16.7NS / NR 40.7Comparativamente, hay pocas diferencias en las valoraciones de hombres y mujeres,aunque estas últimas dan ligeramente más reconocimiento a las políticas de género de lasmunicipalidades.JuventudEn general hay menos desconocimiento de la atención que se brinda a las necesidadesjuventud que a las de género (40.7% vs 29.2%, respectivamente). En esta línea de opinión,las formas de atención más mencionadas -“mediante una oficina de juventud” (27.9%) y“políticas de juventud” (14.3%)- son superiores a la opción de “no las atiende” (11.8%).Este reconocimiento se incrementa cuando se revisan las respuestas obtenidas de lapoblación entre 16 y 30 años; es decir, la población meta de esta atención diferenciada. Enparticular cae el desconocimiento al 24.4% y suben las menciones de las políticas hacia lajuventud al 17.4%.Tabla 22. Inclusión de necesidades de juventud¿Cómo atiende la alcaldía las necesidades de la juventud? %Mediante una oficina de juventud 27.9Mediante una comisión de Concejo Municipal 7.5A través de una partida presupuestaria 5.1A través de políticas de juventud 14.3A través de ordenanzas 4.2No las atiende 11.8NS / NR 29.2Pueblos indígenasNuevamente en este caso, lo que destaca es la percepción de la exclusión casi total de lasnecesidades de los pueblos indígenas, reflejada en la ausencia de respuestas de casi el70.0% de la población y las respuestas negativas (“no las atienden”) del 12.3%. Lo anterior
  34. 34. 33arroja que para el 82.3% de la población no se atiende o se excluye las necesidades de lospueblos indígenas de la gestión de los gobiernos municipales.Tabla 23. Inclusión de necesidades de pueblos indígenas¿Cómo atiende la alcaldía las necesidades de los pueblos indígenas? %Mediante una oficina de pueblos indígenas 5.0Mediante una comisión del Concejo Municipal 5.1A través de una partida presupuestaria 0.7A través de políticas para pueblos indígenas 4.6A través de ordenanzas 3.2No las atiende 12.3NS / NR 69.06Todo esto pese a que la Ley de Municipios establece que las juntas directivas de lascomunidades indígenas deben ser reconocidas y certificadas por los gobiernosmunicipales, quienes deben respetar sus derechos y mantener una convivencia armónica.El comportamiento de las mismas respuestas en los municipios con comunidadesindígenas refleja variaciones en todas las respuestas. Las formas de atención másreconocidas son las ordenanzas (26.8%) y las oficinas municipales para pueblos indígenas(11.0%). O sea que hay un reconocimiento de esfuerzos o de ciertas capacidadesinstitucionales en las municipalidades para atender las necesidades de los pueblosindígenas. Pese a ello sigue habiendo un alto porcentaje de personas que lo desconocen(55.7%) y el número de personas que niegan cualquier tipo de atención es idéntico enambas muestras (un poco más del 12.0%).Pluralidad política de las organizaciones comunitarias y sectoriales que participan.Aunque no sea el acápite para valorar las formas de participación colectivas, hemosquerido incluir aquí las valoraciones obtenidas acerca de qué tipo de organizacionescomunitarias y sectoriales tienen más posibilidades de participar en la gestión local, enconsideración de sus posiciones políticas.Tabla 24. Pluralismo político y participación organizadaSegún su opinión, el gobierno municipal ... %Favorece la participación de todo tipo deorganizaciones36.2Favorece a las organizaciones que tiene susideas políticas46.0NS / NR 17.8
  35. 35. 34Las opiniones de quienes piensan que las alcaldías favorecen la participación de lasorganizaciones afines (46.0%) son claramente mayoritarias, frente a quienes consideran locontrario: que se propicia la participación a todo tipo de organizaciones (36.2%). Quienesmuestran diferencias con este patrón de opiniones son las personas de entre 41 y 60 años,que se distribuyen en porcentajes parecidos las opiniones: 43.0% sobre participaciónrestringida, vs 40.0% sobre participación amplia.En este punto la diferencia más importante entre hombres y mujeres es que hubo másmujeres que no respondieron a la pregunta (16.0% vs 20.0%, respectivamente).Como ya venía siendo observado en el inciso anterior, las respuestas a la pregunta de“quiénes participan” indican que son personas allegadas a los gobiernos municipales, concierto predominio de hombres entre 41 y 60 años, en especial cuando se trata de lassesiones del Concejo Municipal.Los encuestados perciben que hay más inclusión de las demandadas o necesidades de lajuventud que de las mujeres, pero ambos segmentos reciben los mismos tipos de atencióna sus demandas de parte de las autoridades: mediante oficinas específicas de lasmunicipalidades y por medio de políticas enfocadas a mujeres y jóvenes.Las razones de la exclusión parecen claras según las valoraciones de los encuestados:étnicas y políticas; pero a medida que los argumentos se desplazan a hacia la política losmárgenes para participar se reducen.c) Cómo se participaSi bien en el acápite anterior ya empezamos a abordar las formas de participacióncolectivas, en este inciso pretendemos ampliar las distintas modalidades de participar queutiliza la población, partiendo del hecho que las leyes reconocen por igual formasindividuales que colectivas.El 37.0% de los encuestados afirmó que participa en algún tipo de organización. Se tratade un abanico que van de las organizaciones para el desarrollo de la comunidad,partidistas y religiosas, hasta organizaciones efímeras o poco formalizadas inducidas porONG.Tabla 25. Organizaciones en las que se participaTipo de Organización a la que pertenece %Partido 8.4Vinculada a un partido 4.8Económica 1.2Religiosa Católica 7.7Religiosa Evangélica 6.5
  36. 36. 35Comunitaria 2.5Apoyada por una ONG 4.0Sectorial 1.7No participa 63.2Si se suman las opiniones de quienes reconocen pertenecer a un partido y las quepertenecen a organizaciones vinculadas a partidos, encontramos que hay más de un 13.0%de personas que abiertamente reconocen estar organizadas en un partido político, comoforma de organización comunitaria. A todas luces es la forma de organización mayoritariafrente a las demás. El otro rasgo que llama la atención es el peso que representan lasorganizaciones de la iglesia evangélica, muy cercano a las católicas.En general, las mujeres revelan estar ligeramente más organizadas que los hombres; porgrupos de edad, las personas entre 41 y 60 años son quienes afirman estar másorganizadas, y los menos organizados son quienes se encuentran entre los 31 y 40.De las cuatro categorías de participación posible que se presentaron a los/asencuestados/as organizados/as, la mayoría se definió como miembro (25.0%), seguidos delos autodefinidos como dirigentes (7.0%), participante ocasional (4.0%) y beneficiario(2.0%). El segmento que mayoritariamente se identificó como dirigente pertenece a lapoblación entre 41 y 60 años.Efectividad de las organizacionesEl grado de la participación de la ciudadanía a través de sus organizaciones estáfuertemente influido por los resultados que obtenga de la misma, por cuanto esto puedellevar a las personas a mantener las formas individuales de gestión ante las autoridades oinclinarse por las formas colectivas.
  37. 37. 36Tabla 26. Efectividad de la participación organizadaTan solo el 32.0% de las personas encuestadas afirmó haber realizado gestiones ante lasmunicipalidades a través de una organización. De estas personas solo 17.0% (un poco másde la mitad) ha obtenido alguna respuesta, pero el 4.8% no obtuvo respuestas y el 10.0%todavía está esperando. Más de la mitad no respondió, de lo que se deduce que formanparte del universo que no participa en ninguna organización.Los mecanismos más utilizados por las organizaciones, según los/as encuestados/as, sonlos establecidos en las leyes; es decir, formas cívicas, y sobre todo las indirectas y tal vezmás pasivas, como hacer un carta de petición (24.0%) y solicitar una reunión (14.7%).Ante la posibilidad de que no se obtengan respuestas por parte de las autoridades, sepreguntó qué tipo de acciones estarían dispuesto/as a llevar cabo para hacer cumplir susderechos, tratando de explorar la disposición a formas de participación más beligerantes.Las reacciones preferibles, según las respuestas obtenidas, serían cartas a las autoridades(59.0%), demanda de reuniones con las autoridades (50.0%), y después otras formas másbeligerantes como marchas o manifestaciones (46.0%), denuncias públicas (45.0%) y otrostipos de protestas que reciben una opinión dividida a favor y en contra (40.0-43.0%).¿Si su organización ha realizado algunagestión con la municipalidad, cómo fue larespuesta que recibió?%Hicimos la gestión y se nos resolvió 16.9Estamos esperando respuesta 10.2No se nos resolvió 4.8No ha realizado ninguna gestión 14.6NS / NR 53.5¿Si su organización tiene que haceralguna demanda ante la alcaldía, quétipo de mecanismos son los que másusa?%Pide una reunión 14.7Espera ver al alcalde en la calle o sucasa3.6Busca quien lo conecte con alguien dela alcaldía6.8Hace uso de los medios decomunicación1.5Hace una carta de petición 24.0Busca a un concejal 4.8NS / NR 44.5
  38. 38. 37Tabla 27. Medidas para hacer valer derechos¿Si su organización no recibe respuestas quéacciones estaría dispuestos a realizar parahacer valer sus derechos?% Deacuerdo%Desacuerdo% Ns/Nra) Marchas o manifestaciones 45.7 39.6 14.7b) Protestas ante autoridades 43.6 40.8 15.6c) Cartas a las autoridades 58.9 27.1 14.1d) Denuncias públicas 44.7 39.6 15.7e) Demandas de reuniones con autoridades 49.6 34.5 15.9f) Ninguna porque de nada sirve 17.6 53.5 28.9En cambio, respecto a probables reacciones de apatía ante la falta de respuestas, el 53.5%estuvo en desacuerdo con la posición de que es preferible no hacer nada porque de“todos modos no se obtiene ninguna respuesta” por parte de las autoridades.De modo que con esto último es posible concluir que aunque la población da preferencia alos métodos pasivos para reclamar sus derechos, esto no debe conducir a pensar que hayuna actitud generalizada de apatía o de resignación. Aunque los métodos más activos noestén entre los preferidos, la disposición a las protestas y las denuncias públicas estáabierta con claridad.Organización para la autogestiónEl efecto lógico de estas actitudes contrarias a la inactividad frente a los problemascomunitarios sería la organización para la autogestión por parte de la población,independientemente de que medie el contacto con las autoridades, lo que también seacostumbra a llamar capital social.Conscientes de la importancia de la auto-organización para la participación ciudadana,este Observatorio también indagó sobre la disposición de la población a formar suspropias organizaciones para dar respuestas a los problemas en sus comunidadescorrespondientes.Tabla 28. Disposición a la organización frente a los problemas de la comunidadCuando hay un problema en su barrio o comunidad, ¿Cómoreacciona la gente?%Se organiza para resolverlo por sus propios medios 28.3Se organiza para gestionar ante la alcaldía 37.3No se hace nada, espera que alguien o la alcaldía los resuelva 22.4NS / NR 12.0La mayor parte de quienes respondieron (37.3%) concuerda que cuando hay un problemaen la comunidad, la gente se organiza para gestionar soluciones ante la alcaldía, y solo el
  39. 39. 3828.3% se organiza para buscar soluciones por sus propios medios, o sea sin esperar que lasautoridades ofrezcan respuestas. El 22.4% prefiere esperar a que la alcaldía o terceraspartes den respuestas a los problemas.Comparando estas opiniones entre hombre y mujeres, se encuentra que las mujerestienen más disposición a la auto organización comunitaria que los hombres por estrechomargen (30.0% contra 27.0%), y los hombres se muestran más favorables a organizarsepara gestionar ante las autoridades. Por grupos de edad, la población joven (16-30) y losamayores de 60 años son quienes dan más alta valoración a la disposición a organizarsepara buscar respuestas dentro de las propias comunidades.Visto lo anterior, se puede que afirmar que la organización comunitaria tiene un buencaldo de cultivo que ronda el 66.6 % de la opinión consultada. De esta base un pocomenos de la mitad está arraigada en la disposición a la autogestión comunitaria. Esto se veacentuado por el hecho de que las opiniones pesimistas (“la gente no hace nada”) sonminoritarias.De manera que volviendo a la pregunta rectora de este inciso, sobre cómo se participa,resulta que los niveles de participación en las distintas modalidades de organización(37.0%), se corresponden con los niveles de participación confesados por lo población(30.0%-32.0%) a lo largo de este informe. Esto quiere que decir que la participaciónorganizada es la modalidad de participación más importante.Pero no porque se confíe en la efectividad de estas organizaciones para resolver losproblemas comunitarios (cerca del 17.0%), sino quizás por la confianza en el adagio de que“la unión hace la fuerza”. Pese a esta desesperanza sobre las posibilidades de lasorganizaciones, no se desprenden ánimos de acciones de fuerza, sino más bien apego a lasvías cívicas para hacer valer los derechos.3. Participación en elecciones y la vida política localCon frecuencia la participación en la política local se ve disociada de la participaciónciudadana en la gestión local, con la intención equivocada de no mezclar la gestión por eldesarrollo local con los asuntos partidistas. Sin embargo, como bien se sabe, una de lasactividades más importantes del ejercicio de los derechos ciudadanos es la participaciónen la elección de las autoridades, con las cuales se tendrán más tarde relaciones entregobernantes y gobernados.Al respecto, solo el 37.5% de las personas encuestadas afirmó que participa o pertenece aun partido político. Los hombres participan (40.0%) más que las mujeres (35.0%); porgrupos de edad, el segmento entre 41 y 60 años es el que más participa en partidos(46.0%) y el que menos es el de mayores de 60 años. Por su parte solo el 34.0% de jóvenes(de 16 a 30 años) afirmó participar en partidos.
  40. 40. 39Tabla 29. Participación en la política local¿Participa o es miembro de algúnpartido político?%Si 37.5No 62.5En cuanto a las aspiraciones políticas de presentarse como candidato a alguna elección, el72.0% se identificó con la afirmación rotunda de “no me interesa”; el 12.0% estaría interesadopero nadie se lo ha propuesto; y tan solo el 3.0% afirmó haber sido candidato.Las respuestas de ambas tablas parecen reflejar un marcado desinterés en los partidos en lavida política local. Para comprobar estas apreciaciones, se pasó a interrogar a los encuestadossobre la importancia que se atribuye a los partidos como vía para enfrentar los problemaslocales. Solo el 13.0% opinó que son el mejor mecanismo, mientras que para el 53.0% lo sonlas organizaciones comunitarias y el 17.0% prefiere otras organizaciones civiles y gremiales.El poco peso que la población parece otorgar a los partidos para atender los problemascomunitarios se puede notar en que ni siquiera quienes afirmaron pertenecer a un partido(37.5%), parecen tener la opinión de que son el mejor mecanismo para responder a estosproblemas.Respecto a la participación en las elecciones municipales que acababan de celebrarse tressemanas antes de la encuesta, solo 16.0% reveló haber participado en la elaboración de losplanes de gobiernos de los partidos, pero esto no implicó que durante la campaña electoral nohubiese tenido interés por la oferta de los partidos: el 26.0% afirmó haber conocido los planesdel partido que le interesaba y el 14.5% conoció los planes de más de un partido. El resto noconoció los planes de ninguno (49.0%) o prefirió no responder a la pregunta (10.5%).Pese a todos los indicios de una baja participación en la política local, finalmente, el 69.0%reveló haber votado en las pasadas elecciones municipales. No hay diferencias importantesentre la participación de hombres y mujeres; pero por grupos de edad el segmento de 41 a 60es el que más votó y el mayor de 61 el que menos. El grupo de los jóvenes reveló unaparticipación del 67.0%.A pesar de la poca importancia que se atribuye a los partidos para atender los problemascomunitarios, no se puede negar que según las respuestas de la población la mitad de lasformas de organización corresponden a formas partidistas, lo que de alguna manera da una¿Ha tenido interés de ser candidato ha sidocandidato de algún partido para cualquiera de laselecciones?%He sido candidato 2.9He tenido interés pero nadie me lo ha propuesto 11.9No me interesa 72.0NS / NR 13.4
  41. 41. 40idea de la importancia que tienen los partidos en la política municipal, aunque estos solohablen de los problemas locales durante las campañas electorales.VI. ConclusionesEl presente informe del Observatorio de la Participación Ciudadana ha sido construido nosolo en base a las experiencias prácticas de la ciudadanía en sus relaciones con lasautoridades, sino que también ha recogido lo que saben y lo que sienten sobre estasrelaciones. De modo que hemos querido darle también su espacio al estado de opiniónsobre lo que se percibe más allá de las experiencias personales.Gestión y administración municipal. Aunque este Observatorio todavía no analizó lainformación interna de las municipalidades, las valoraciones de la ciudadanía sobre lascapacidades técnicas de los funcionarios públicos son buenas, incluso en aquellas que sonmenos conocidas. El punto de apoyo de estas percepciones positivas sobre el desempeñode las municipalidades se encuentra en los servicios municipales, en especial aquellos enlos que la población aparece como usuario o consumidora final.Sin embargo, estas buenas calificaciones caen al mínimo cuando se pasa al terrenopolítico. Las opiniones mayoritarias reconocen que los gobiernos municipales no gestionanlos asuntos públicos para toda la población. Este contrasentido de hecho convierte enprivados algunos servicios que las personas allegadas al partido gobernante tienenmayores posibilidades de obtener. El acceso a la información pública es el caso másemblemático.Esto deja la imagen de una gestión municipal con muchas capacidades técnicas, pero conpoca voluntad política de gobernar para toda la ciudadanía. Ambos rasgos atraviesan ycondicionan las demás dimensiones que se indagaron en este Observatorio.Iniciativas de desarrollo local. En esta dimensión la ciudadanía también valorapositivamente el desempeño de las municipalidades, en especial los roles diversificadosque están cumpliendo en la promoción del desarrollo económico local. Pero igualmente seperciben déficits que atentan contra la legitimidad de estas iniciativas, ya sea por unaparticipación sumamente pobre en la elaboración de los planes de desarrollo, o porque sepiensa que las alcaldías dan privilegio a los sectores económicos que generan más ingresostributarios.En este ámbito, la exclusión es expresa en términos políticos, pero también económicos.Participación en las decisiones públicas. El examen de los espacios institucionalizados(cabildos, consultas del presupuesto y sesiones del Concejo Municipal) arroja que en
  42. 42. 41términos generales la participación de la población a duras penas supera el 30.0%. Enotras palabras, este sería el tamaño de la población que está incluida o que intentaincluirse el proceso de las decisiones públicas, y que está acotada políticamente por elgrado de cercanía con el gobierno municipal.Pero desde el punto cualitativo se notan algunos cambios: como ya es habitual, loshombres -pero por márgenes muy estrechos- participan más que las mujeres en lasreuniones municipales; y las mujeres los hace más en las consultas de los barrios; losjóvenes están haciendo más uso de los mecanismos de información pública contempladosen las leyes; y las personas de la cohorte entre 41 y 60 años son quienes más aprovechanlos espacios institucionales de interlocución con las autoridades.Sobre esto último cabe levantar una pregunta para próximas investigaciones: ¿Por qué hayesa caída en los niveles de politización entre las personas de 41 y 60 años y las de 31 a 40años? La primera cohorte fue a protagonista de la Revolución y a la segunda lecorrespondió vivir bajo los gobiernos liberales.Organización comunitaria para la autogestión. Aunque para algunos este tipo deorganización, por su carácter autogestionario, no está vinculada a procesos de interaccióncon las autoridades, se incluyó en este Observatorio por sus aportes a la autoorganizacióny por tanto a la autonomía de la sociedad civil.Las proporciones similares de la población dispuesta a organizarse para gestionar por símisma sus problemas, y la que prefiere organizarse para gestionarlos ante las autoridades,revela que en las comunidades se vive de manera complementaria ambas formas departicipación y que en algunos casos una puede ser retaguardia de la otra. Pero lo másimportante es la potencialidad que representan ambas expresiones de la organizaciónpara profundizar los procesos de empoderamiento local.En las experiencias y las percepciones de este sólido cimiento de más de 2/3 de lapoblación consultada se pueden seguir construyendo nuevas formas de ciudadanía,haciendo más exigibles sus derechos, con civismo pero con beligerancia.
  43. 43. 42VII. Bibliografía citada y consultadaGómez, Ricardo. (2008) Gobierno municipal, democracia y combate a la pobreza, en“Puentes, Aldemar. Gerencia pública y gobierno municipal, GIZ, Managua.Hevia, Felipe y Vergara, Samana. (2011) ¿Cómo medir la participación? Creación,validación y aplicación del cuestionario de conductas de participación, CIESAS-Indesol,México DF.Metcalf, Les. (1993) Public Management; from Imitation to Innovation, en “Kooiman, Jan.Modern Governance, SAGE Publications, Londres”.Red Nicaragüense por la Democracia y el Desarrollo Local. (2009). Los primeros 110 díasde los gobiernos municipales. Tendencias de la participación ciudadana. Managua.______________________. (2007) Observatorio de la participación ciudadana. Informe2007, Managua

×