Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
DOS IDEAS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGOS ASOCIADOSA LA SITUACIÓN DEL RETIRO MILITAR, PARTIENDO DESDE LA SITUA...
DOS IDEAS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGOS ASOCIADOSA LA SITUACIÓN DEL RETIRO MILITAR, PARTIENDO DESDE LA SITUA...
DOS IDEAS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGOS ASOCIADOSA LA SITUACIÓN DEL RETIRO MILITAR, PARTIENDO DESDE LA SITUA...
DOS IDEAS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGOS ASOCIADOSA LA SITUACIÓN DEL RETIRO MILITAR, PARTIENDO DESDE LA SITUA...
DOS IDEAS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGOS ASOCIADOSA LA SITUACIÓN DEL RETIRO MILITAR, PARTIENDO DESDE LA SITUA...
DOS IDEAS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGOS ASOCIADOSA LA SITUACIÓN DEL RETIRO MILITAR, PARTIENDO DESDE LA SITUA...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Dos ideas para la atención de los factores de riesgos asociados a la situación del retiro militar, partiendo desde la situacion de actividad

2,107 views

Published on

Propuesta para la atención de los factores de riesgos asociados a la situación de retiro de los militares en la República Bolivariana de Venezuela

Published in: Travel, Business
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Dos ideas para la atención de los factores de riesgos asociados a la situación del retiro militar, partiendo desde la situacion de actividad

  1. 1. DOS IDEAS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGOS ASOCIADOSA LA SITUACIÓN DEL RETIRO MILITAR, PARTIENDO DESDE LA SITUACION DE ACTIVIDADGeneralidades La carrera militar más que un oficio para labrarse un futuro, sigue y seguirásiendo un verdadero apostolado para el servicio a la nación y por ende a la sociedadvenezolana, hoy día con el proceso socio-político que gozamos, resalta aún más lacaracterización vocacional de dicha actividad social, es tan axiomático este postuladoque el mismo humanizo la expresión “militar”, que hasta a finales de la década de losnoventa, su significado apuntaba exclusivamente a la “guerra”, término que debe sermuy respetado a oídas de las sociedades verdaderamente democráticas, por lasconsecuencias que ella origina, es por eso que con la entrada en vigencia de laConstitución Bolivariana le agrega la particularidad de participar activamente en eldesarrollo nacional, me refiero a la Fuerza Armada Bolivariana, circunstancia esta quehace imperativa la relación, mejor dicho la integración PUEBLO- FANB, que a la postreson uno mismo. Sin lugar a dudas, se sigue requiriendo de militares con vocación, de maneraque continúen transmitiendo y participando conjuntamente con todos y todas lasvenezolanas, en generar la máxima sensación de seguridad nacional. La ausencia deesta disposición en algún oficio e incluso en cualquier actividad que se deseeemprender, corre el riesgo de anular cualquier garantía de concretar el propósito de laempresa. Hagamos una reflexión a simple inspección en otros de los oficios socialesde gran arraigo, por lo menos hasta el siglo antepasado, como es la iglesia católica, lacual se ha visto envuelta (me refiero a un número importante de sus servidorespúblicos) en cualquier cantidad de abusos lascivos de sus asistidos, en condiciones dedesventajas de estos últimos por ser menores y otras personas con dificultad paramanifestar su voluntad. Indiscutiblemente la aptitud de estos individuos -por lo menoslos que se hicieron públicos- se presenta como consecuencia de la ausencia total degusto por la actividad que emprende, sin obviar cualquier otra cantidad de elementospropios de conducta criminal; esto como muestra extrema, pero en realidad resultaque otros servidores pudieran manifestar en esa y otras actividades u oficios,conductas, que sin llegar a ser delictivas, están apartadas en mucho de suslineamientos morales y éticos y con ello desdicen de su vocación. El apostolado que debe ser referencia en todo tiempo del militar, lo lleva hoydía a una consagración del mismo a la Nación, por ende al Estado a la sociedad, enotras palabras al pueblo, como lo recoge la Constitución de la Republica Bolivarianade Venezuela en su artículo 328: “…En el cumplimiento de sus funciones, está alservicio exclusivo de la Nación…”Breve Identificación de la situación No pretendo hacer juicio de valor sobre el “retiro militar”, por el contrario,partiendo de las circunstancias fácticas que rodean el entorno del individuo en dichasituación militar, observadas desde una institución como el IPSFA durante mi estadíaen ella y hoy día, desde esa situación militar, pretendo empíricamente identificaralgunas de las variables que influyen su día a día. El escenario del militar, expuesto en las generalidades del presente escrito, noniega el reconocimiento del individuo como sujeto de un sustento material en concreto,más allá de lo básico o elemental, no tengo duda al señalar que dicho sustento
  2. 2. DOS IDEAS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGOS ASOCIADOSA LA SITUACIÓN DEL RETIRO MILITAR, PARTIENDO DESDE LA SITUACION DE ACTIVIDADmaterial debe ser en todo caso de mediano hacia arriba. Pareciera un juiciocontradictorio al discurso que he venido desarrollando, no es así, el hombre/mujer deuniforme para lograr adecuarse al perfil de la carrera lo lleva a olvidarse de sí mismo,concretando esta distracción en ir postergando el desarrollo de su estabilidad, por laatención al servicio, esto se agrava por la peculiaridad que representa que la vidaactiva del militar está limitada legalmente a una cantidad determinada de años deservicio, a diferencia de las demás profesiones y oficios, el militar se retira en plenascondiciones y con la mayor experiencia, las demás áreas no tienen límite de tiempo enel ejercicio de su práctica. Agrego, al final de su carrera, es decir al pasar a la situaciónde retiro, le cambia la vida diametralmente, empieza por abandonar su compañero demuchos años, “el uniforme”, elemental símbolo que cohesiona la institución, siendo elmensaje transmitido que a partir de ese momento ya no es militar, a pesar que laintrínseca militar diga lo contrario, lo cierto es que se siente fuera de su institución. Otro de los aspectos en el que se ve afectado por su nueva situaciónadministrativa militar, viene a ser una ficción de la ley que se pudiera confundir con laciudadanía, -vuelve a ser civil -, puesto que nunca lo dejo de ser, es decir ciudadano,sí tenía en servicio activo algunas limitaciones de carácter legal, moral y ético de susderechos. En todo caso, resulta ser una experiencia un tanto olvidada y como talrequiere reeducarse con la finalidad de ajustarse a su nueva situación administrativamilitar. Aquí influye negativamente el hecho de tener una vasta experiencia en elejercicio, no solo lo relativo a la naturaleza de su carrera, sino en cualquier otra de lasáreas en las que recibió capacitación y de hecho ejerció tareas, y ahora en su nuevasituación se le dificulta ponerlo en práctica. Si bien no son todos, sobrepasan enmucho el 50% de los militares en situación de retiro, que sufren esta circunstancia, sincontar aquellos y aquellas que se separan del servicio voluntaria o involuntariamenteantes de cumplir los años máximos de servicio o de los años mínimos para acreditarseel derecho a la pensión de retiro. Ya en retiro, la situación es otra, esta fase en la vida del militar, es una etapaque en la mayoría de los casos, puede traer consigo un conjunto de factores de riesgo,a saber, entre otros: marginación laboral, social y familiar, sentimiento de minusvalía yrechazo, nivel de vida precario, inseguridad socioeconómica, disminución del potencialde sustento familiar. Precisamente la primera y más oportuna previsión a tomarse sería propiciar lascondiciones socio-económicas iniciales del recién retirado, expuesto anteriormente,partiendo de esta condición inicial propuesta, la atención es otra, puesto que tenemosa una persona en plenas condiciones de capacidad y experiencia queconsecuencialmente queda desocupado y lo que es peor le cuesta acceder al mercadolaboral y con ello se materializa el riesgo señalado: “marginación laboral”, en otraspalabra el militar pierde su vigencia. Sin lugar a dudas, está marginación tiene unafección importante en la personalidad y en general en la salud, de tal manera que enmuchos de los casos se presentan cuadros depresivos del militar en retiro.Independientemente del riesgo de marginación laboral y sus consecuencias expuesta,por mejores que sean las condiciones materiales, el ser humano requiere la atenciónde necesidades secundarias (Abraham Maslow), como la de autorrealización
  3. 3. DOS IDEAS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGOS ASOCIADOSA LA SITUACIÓN DEL RETIRO MILITAR, PARTIENDO DESDE LA SITUACION DE ACTIVIDAD(necesidades del “yo”): lograr los ideales o metas propuestas (incluyendo el sentirseútil) para conseguir la satisfacción personal. Esta situación se agrava en el perfil delafectado, ya que el mismo, en tiempo de actividad en el servicio, cumplía un horario detrabajo de tiempo completo incluyendo en bastantes ocasiones los fines de semana;además de ello en el transcurso de su formación y capacitación, fue recibiendo unaserie de herramientas administrativas que le permitieron asumir sus responsabilidadescientíficamente a través de métodos y procedimientos.La propuesta de las ideas La atención a este empírico diagnostico debe ser asumido estructuralmente porel Estado, incluyendo por supuesto por sus mismos afectados, los que al finalizar susaños de servicios de actividad y los que eventualmente también pasen a integrar laslargas listas de los que padecen esta afectación. En tal sentido me atrevo a proponerdos estrategias, la primera de ellas está dirigida a la atención financiera y económicadel militar en actividad, de manera que le facilite su consagración a su misión con elmenor número de distracciones materiales. El Estado y particularmente la Fuerza Armada Bolivariana cuenta hoy día coninstituciones financieras, como las Cajas de ahorro, SISA, que permitiríanefectivamente la atención efectiva económica financiera del militar en actividad. Elpaso que a mi entender deben asumir estas instituciones es comportarse como unaplataforma financiera más allá del rol importantísimo de ahorro que han venidollevando, es decir creo que sería interesante que los mismos liderizarán en formaproactiva y response las actividades financieras y económicas del militar en todo elterritorio nacional, a través de una tutela personalizada de los ahorros, con la finalidadde dirigirle inversiones sin riesgo, además de facilitarle la adquisición de bienes yservicios, como la compra de vivienda y en general la atención a su núcleo familiar. Nuevamente pareciera un doble discurso contrastado con los valores que sepromulgan en la institución, por lo que reitero que no lo considero de esa forma,puesto que cualquier individuo independientemente de su actividad, abriga laesperanza del desarrollo personal conjuntamente con su desarrollo económico, para locual participa directa y personalmente en concretar dicha expectación, para ello cuentacon las condiciones personales y tiempo disponible; el militar por el contrario, disponeprecariamente de su tiempo puesto su condición de servicio exclusivo a la Nación, asícomo las condiciones también pudiéramos considerar que son limitadas, sobre todolas que apuntan a los principios y valores de la carrera. No propongo la “millonarización” del militar, apunto exclusivamente a unascondiciones materiales dignas que le transmitan la sensación de seguridad, sin sobresaltos, de manera que el uniformado y uniformada puedan consagrarse a su misióncomo es el deseo del Estado venezolano, además si está actividad la ejecutamoscomo se visualiza, se generalizará las mejoras de las condiciones socio-económicasdel militar al inicio de su situación de retiro. La segunda propuesta está relacionada con la atención de la aflicción delmilitar en retiro, para lo cual la institución también cuenta con una entidad, que si bienen los actuales momentos no es tan efectiva como las señaladas para el asuntoeconómico financiero, sí cuenta con estructura organizativa, logística e incluso con una
  4. 4. DOS IDEAS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGOS ASOCIADOSA LA SITUACIÓN DEL RETIRO MILITAR, PARTIENDO DESDE LA SITUACION DE ACTIVIDADnormativa legal, el IORFAN (LEY DEL INSTITUTO DE OFICIALES DE LAS FUERZASARMADAS NACIONALES EN SITUACION DE RETIRO GACETA OFICIAL DE LAREPUBLICA DE VENEZUELA) vigente desde viernes 10 de agosto de 1990 GO34.528, en dicha ley se establece en su artículo primero el objeto del instituto de lasiguiente forma: “El Instituto de Oficiales de las Fuerzas Armadas en situación de Retiro, es un organismo de carácter público, con personalidad jurídica y patrimonio propio, independiente del Fisco Nacional, creado con el objeto de agrupar a todos los Oficiales que se encuentren o pasen a dicha situación, estimular su mutuo acercamiento y fortalecer los vínculos de fraternidad que deben existir entre los miembros de la Institución Armada y, a través de los organismos correspondientes procurarles medios de bienestar económico, social y cultural” La ley en forma errada, de acuerdo a mi criterio, confunde el mandato deatención del retirado o retirada, toda vez que entiende como objeto del instituto como:“…estimular su mutuo acercamiento y fortalecer los vínculos de fraternidad quedeben existir entre los miembros de la Institución Armada…”, a través de laprocuración de medios de bienestar económicos y otros, lo que lamentablemente llevóa esta organización y otras de naturaleza civil, a través del tiempo a conceptualizar enforma negativa al militar en retiro, al identificarnos exclusivamente como personas deedad no productiva, proclive a las enfermedades y en el mejor de los casos sujetos dela tercera edad, y en esa línea desarrollaron su actividad, sus metas y productos,siendo el caso, que sin negar las circunstancias de hecho, ya contamos con unainstitución como el INSTITUTO DE PREVISIÓN SOCIAL DE LA FUERZAARMADA NACIONAL (IPSFA) que asume legalmente ese compromiso y hacumplido en toda su historia una magnífica labor en este sentido. Además de ello,sus Juntas Directiva no han identificado la raíz del trauma del militar una vezpasado a retiro, mediante un diagnostico efectivo, por lo menos no lo han hechopúblico. Estas instituciones, particularmente el IORFAN como pública, hoy día debeasumir un rol que verdaderamente dinamice a sus afiliados y afiliadas, y que mejormanera de tomar conciencia de su rol, que concebir al sujeto como una personacon atributos importantes, por encima de su condición de edad, con capacidad yexperiencia suficiente para seguir asumiendo satisfactoriamente un una actividadlaboral y en tal sentido desarrollar su gestión como institución de asistencia almilitar en retiro, no necesariamente pensionado. Siendo esta la visión que se tengadel profesional, la institución será clave para lograr la ocupación de la mayorcantidad de militares en retiro que así lo deseen. El IORFAN tiene las condiciones para comportarse como una institución deenlace con la administración pública y privada, como generadoras empleo en elpaís, de manera que les permita conocer, por un lado las necesidades en las
  5. 5. DOS IDEAS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGOS ASOCIADOSA LA SITUACIÓN DEL RETIRO MILITAR, PARTIENDO DESDE LA SITUACION DE ACTIVIDADdiferentes áreas de trabajo del país y por otro lado, estará en capacidad de ofrecera estas propuestas del recurso humano calificado de acuerdo a sus necesidades.Para el logro de esta empresa, la institución deberá emprender coordinaciones deprimer orden, además de desarrollar creatividad. Paralelo a esta actividad, el IORFAN o la institución que eventualmente lasustituiría, también pudiera asumir actividades de educación para quienes estén enla postrimería de la actividad del militar, con el propósito de crear las mejorescondiciones que permitan la preparación para el retiro a la vida sin uniforme, en lacual se le pudiera suministrar en forma científica, como asumir y minimizar losriesgos que pudieran presentarse en la situación de retiro; además, durante eltranscurso de la carrera del militar, pudiera mantener con el personal militar enactividad, una comunicación permanente con la finalidad de proporcionarlesistemáticamente información que le permita a él o a ella, prever oportunamente losriesgos asociados a la situación de retiro de manera que aspiren un desenvolvimientoen un entorno favorable. Esa educación se complementaría con un plan agresivo decapacitación del militar en retiro, mediante talleres, seminarios y demás técnicas,herramientas y tecnologías del momento, aportadas precisamente por quienesrequieren el recurso humano, además por esta vida también se le pudiera suministrarperiódicamente la información que lo mantenga enterado sobre el desarrollo de laFuerza Armada Bolivariana. Antes de cerrar las ideas propuestas, quiero hacer mención a un punto deimportancia tal, que debo aprovechar esta oportunidad para plantearlos públicamente,independientemente que a las primeras de cambio pareciera que no se ajusta alordenamiento jurídico existente en la materia, siento que debe ser atendido, en todocaso ser ampliada su justificación, me refiero a la indigencia eventual en la quepudiera desmoronarse cualquier militar particularmente en situación de retiro, que poralguna desventura, como divorcios traumáticos, embargos, enfermedades, etc., loslleve a tal adversidad, circunstancia esta que se repite con cierta frecuencia porconstancia personal de hecho, específicamente en aquellos militares que voluntaria oinvoluntariamente se han separado del servicio activo sin derecho a pensión de retiro.En algún momento tuve la oportunidad de hacer este planteamiento, solicité lainclusión de una norma en la ley de seguridad, en la cual el IPSFA se obligue, una vezque se tenga la certeza de tal situación, a la atención material “temporal” de laadversidad, así como al mismo tiempo, en coordinación con el nuevo IORFANparticipen activamente en la reactivación laboral del afectado, el apoyo material sinduda sería hasta que se concrete la desaparición de las consecuencias de ladesdicha.Conclusión Partiendo de la premisa cierta que el militar nunca deja de serlo, por lo cual elúltimo grado militar ostentado lo acompaña el resto de su vida, el Estado no debeagotar las iniciativas que le permita amalgamar el recurso humano de la instituciónmilitar, con más razón hoy día cuando por mandato constitucional la seguridad de lanación es responsabilidad de toda la sociedad.
  6. 6. DOS IDEAS PARA LA ATENCIÓN DE LOS FACTORES DE RIESGOS ASOCIADOSA LA SITUACIÓN DEL RETIRO MILITAR, PARTIENDO DESDE LA SITUACION DE ACTIVIDADAl concretarse el principio de la conservación del grado militar al pase de retiro, comoha sido la praxis en la institución castrense, se infiere que él o ella no dejan de sermilitares, siendo así, obviamente la atención del militar retirado no debe estarsupeditada al derecho de pensión. De lo contrario no se cumpliría con el principiohistórico del mantenimiento del grado militar en la situación militar. Se requiere aprovechar los recursos existentes relacionados con las dos ideaspara la atención de los factores de riesgos asociados a la situación de retiro del militar,en tal sentido en la primera de ella, la relacionada con la plataforma de atenciónfinanciera del militar activo, sería necesario diseñar, planificar y ejecutar toda una seriede operaciones de esa índole de acuerdo a lo aquí planteado.En cuanto al segundo de los pensamientos, sería necesaria la reorientación legislativade la “Ley del instituto de oficiales de las Fuerzas Armadas”, en este sentido, ella debeapuntar a crear una institución dinámica, cuya visión general sea la de estimular lavigencia y actualización del militar en retiro, dejándole la atención socio económicaexclusivamente al IPSFA. Los factores de riesgos que se han materializado en el devenir del militar enretiro tienen sus antecedentes cuando este se encontraba en la situación de actividad. No es congruente la condición de servicio exclusivo del militar a la nación y susefectos, con su mediana actitud de prever los riesgos que deberá asumir al pasar aretiro, por lo cual es necesario su asistencia y representación en esta tarea, de maneraque logre alguna sensación de seguridad que le permita asumir su apostolado comose planteo. Con estas propuestas, no pretendo negar el derecho que tenemos losvenezolanos y venezolanas de agruparnos con propósitos lícitos, como se puedeinferir del escrito lo que aspiro es coadyuvar con estas ideas en identificar nuevosobjetivos a las instituciones aquí mencionadas. Para finalizar, deseo señalar que las ideas que explano en este breve escrito,son producto de mi pasantía profesional por el IPSFA, donde tuve la oportunidad deelaborar un diagnostico empírico de la situación por mi cuenta, su origen y algunaforma de atención de las inquietudes del militar en retiro. Espero que este atrevimientomotive futuras ideas y ejecutorias para la atención de tal circunstancia. Rafael María Contreras Acevedo Coronel CI 4208526 ramaconta@gmail.com

×