AUTO BIENVENIDA A MI NUEVA SITUACIÓN MILITARComo respuesta a comentarios hechos al artículo: “Compañeros militares en situ...
más relevante es el conocimiento de las consecuencias que se producen con laalteración del honor militar.Recientemente en ...
misma, más no para los integrantes de la Fuerza Armada Nacional, puesto quela comisión del legislativo obviando el proyect...
productivas del Estado como funcionarios y funcionarias y que hoy día al igualque nosotros no lo están. La concreción de l...
Básico, denominación que aparece en la planilla de haberes hasta la      presente fecha”La referida pretensión como esta p...
aquellas individualidades y sectores de la sociedad que por los motivos quefueran no forman parte de la fuerza laboral del...
a los efectos, además de la satisfacción innegable que nos embarga el hechode saber que a la postre, el estado va reconoce...
Servicio de odontología gratuito al personal militar y sus        familiares con derecho.        Acceso del militar en sit...
situación, mediante la realización de tareas que estimulen la participación delos experimentados militares, en las diferen...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Auto bienvenida a mi nueva situacion militar

804 views

Published on

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
804
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Auto bienvenida a mi nueva situacion militar

  1. 1. AUTO BIENVENIDA A MI NUEVA SITUACIÓN MILITARComo respuesta a comentarios hechos al artículo: “Compañeros militares en situación de retiro, con laverdad ni ofendo ni temo”, me propuse subir a la red, este otro escrito que elaboré una vez que pasé a retiroen el año 2008, AUTO BIENVENIDA A MI NUEVA SITUACIÓN MILITAR donde queda explícitamenteplasmado el propósito que me mueve.En el transcurso de mi carrera militar, específicamente en los últimos años,como cualquier oficial superior, aspiraba desarrollar algunas ideas que mepermitiera dejar a mis compañeros que me sucederían en el trajinar militar,paradójicamente, las circunstancias ocurridas por obra de la providencia, dio ungiro de 180 grados a tal pretensión, en lo que se refiere a los sujetos a quienirían dirigidas; en este caso, claro está, no con la actitud del maestro al alumnosino por el contrario, tomando en consideración que pretendo en estaoportunidad que paso a la honrosa situación de retiro (lamentablemente aúndenominada de tal forma) transmitir a mis superiores, iguales e inferioresmilitares, en todo caso los militares que me han precedido en arribar a estasituación militar anteriormente indicada, algunas inquietudes personales que seme han presentado en los últimos momentos de mi carrera como oficial activo yespecíficamente experimentada en la última semana vivida en tal condición.No pretendo en este artículo dar clases de moral, puesto que siempre heconsiderado que en esta vida todos tenemos el derecho a desplegar laconducta que deseamos desarrollar sin más limitaciones que las establecidaspor la convivencia social (incluyendo las leyes si fuera el caso); de acuerdo alcristal con que se mire y por quien la mire, para cada caso existen lasinstituciones que resolverán lo que deban resolver y los demás comociudadanos y ciudadanas, si somos o no afectados en nuestras esferaspersonales, tenemos el derecho a formarnos nuestro criterio particular sobre loocurrido y que cada quien responda con el misma audacia con que ha actuado.De manera que solo deseo compartir una experiencia.Siempre considere que el honor militar resulta ser la más sublimecaracterización del hombre y mujer de uniforme, sobre todo a los efectos querepresenta la institución militar para la sociedad venezolana, a tal punto quecomo jurista militar que alguna vez fui dentro de la organización, tengo claroque tal caracterización termina siendo el bien tutelado principal del derechopenal militar, conjuntamente con los pilares fundamentales de la institución, merefiero a la obediencia, la disciplina y la subordinación; siendo así cada vez quehe observado alguna conducta que relacione de alguna forma el honor militar,la advierto, como sucede en el caso que deseo hacer referencia, más aúncuando se trata de profesionales militares en el rango de de oficiales y en latambién honrosa situación de retiro, que no por ello la calificación de HONORMILITAR debe sonar simple reminiscencia romántica, puesto que la situaciónmilitar no suprime el grado y por ende la condición castrense y lo que resulta
  2. 2. más relevante es el conocimiento de las consecuencias que se producen con laalteración del honor militar.Recientemente en una reunión de trabajo, en la cual me correspondió asistir dealguna forma como vocero del Sr Ministro del Poder Popular para la DefensaNacional, ordenada por el Tribunal Supremo de Justicia, con una asociación demilitares en la situación de retiro que se entiende defensora de los derechos delos militares, por lo menos los de sus asociados, aunque de común se leescucha decir a sus representantes legales que la defensa que realizan esextensiva a todos los militares, situación esta que no tengo claro si deboagradecer como militar, sobre todo cuando se emplean medios que como heseñalado rayan con la moral militar. La mencionada asociación en el mejorestilo “leguleyo y sindicalero” y no por desdecir de las dignas actividades que laoriginan en nuestro estado de derecho, me refiero al ejercicio del derecho y a laactividad sindical, de inaplicación esta última en el seno de la Fuerza ArmadaNacional, sino específicamente a la actitud de los actores involucrados paraconseguir los supuestos fines que se han propuesto, llevándose consigo acualquier cantidad de compañeros y compañeras de armas que creyendo debuena fe en al accionar de dicha asociación, han venido atendiendo unasolicitud de aporte desinteresada para sufragar costos. Lo acontecido en lareunión en cuestión, por cierto con acompañamiento de otras instituciones delEstado venezolano, también ordenado por el TSJ, como representantes de laProcuraduría General de la República, Defensoría del Pueblo y Ministerio delPoder Popular para el Trabajo, resulta de triste recuerdo para quien escribe,sobre todo por que la misma venía a ser una de mis últimas actividades comomilitar activo de la Fuerza Armada Nacional y precisamente me correspondiócompartirla con compañeros de armas en la honrosa situación de retiro quesiempre he respetado como superiores militares, pero que en esta oportunidadparece que han obviado el valor de la Fuerza Armada Nacional; y es que enpura verdad, tal actitud no nace en la reunión en la cual voy a centrar el objetode este articulo, sino por el contrario, sin lugar a dudas la referida asociación havenido torpedeando la consolidación de una aspiración de los militares (activosy retirados) como es la Redacción del proyecto de la Ley Orgánica deSeguridad Social de la Fuerza Armada Nacional elaborado por las diferentescomisiones ordenadas en su oportunidad por los Srs. Ministros del PoderPopular para la Defensa Nacional que le ha correspondido y montando tiendaaparte han apostado a un “ante proyecto de ley” distinto al elaborado por lacomisión de ley ordenada en el seno de la Fuerza Armada Nacional, de la cualhe formado parte; fundamentando tal conducta en una supuesta desatenciónde los militares en la situación en actividad a los retirados, situación que hoydía en mi nueva condición militar niego a todas luces.El “lobby” realizado por la asociación ante la Comisión Permanente dellegislativo rindió frutos exclusivamente para los representantes legales de la
  3. 3. misma, más no para los integrantes de la Fuerza Armada Nacional, puesto quela comisión del legislativo obviando el proyecto del Ejecutivo (MPPDN) quientiene la principal iniciativa de ley de acuerdo al artículo 204 de la Constituciónde la República Bolivariana de Venezuela, asumió como suyo el referido“anteproyecto” elaborado por dicha asociación, fundamentándolo comoiniciativa de los diputados integrantes de la Asamblea Nacional (“…en númerono menor de tres…”) a tenor del mismo artículo 204 pero en este caso en sutercer numeral, que dicho sea de paso no es una iniciativa popular, como lodesarrolla el numeral séptimo del mismo artículo, sino parlamentaria, puestocomo lo reitero, tres diputados de la comisión del legislativo lo asumían comopropio, sin lugar a dudas es más que evidente la tarjeta de presentación de latantas veces mencionada asociación, que a espalda, no solo de la instituciónmilitar a la cual todavía están ligados, sino de todos los militares quealbergábamos expectativas en la comisión de ley del ministerio, puesto que ensu agenda de trabajo, dicha comisión tomo en cuenta a los diferentes actoresinvolucrados en los procesos de bienestar social de la institución armada,quedando patentizada tal característica en la estructuración de la comisión queincluyo al sector de militares en retiro en la persona del para entoncespresidente de IORFAN, de muy recordada participación por los integrantes dela comisión del Ministerio, refiero a mi coronel Peña, a quien aprovecho desaludar la valorada experiencia que puso a la orden de la redacción delanteproyecto de ley; así mismo es necesario hacer mención a la atención quela comisión de la Fuerza Armada Nacional le dio también a la asociación encuestión, toda vez que la misma fue atendida en plenaria, por cierto dedesagradable recuerdo la forma atropellada con que se presentaron susrepresentantes, es importante aclarar que en aquella oportunidad los queasistieron a la comisión no se correspondía a las mismas personas querepresentaron a la asociación en esta oportunidad, cierro este capituloobservando que los que conformábamos la comisión de la Fuerza ArmadaNacional en ningún momento sospechábamos que la referida asociación habíainstalado todo un tinglado a los efectos que se habían propuesto, toda vez quepara entonces el mismo Sr. Ministro de la Defensa del momento les habíaabierto las puertas del Ministerio y en las instalaciones del mismo, por losmenos dos profesionales de la asociación hacían vida profesional comoasesores.Volviendo nuevamente a la reunión en cuestión, pero ahora haciendo menciónal hecho que la origino que no fue otro que una acción judicial (amparo)intentada por la agrupación ante el TSJ, la misma, sin pretender obviar ni unasola de las pretensiones del libelo de la acción, el centro de la mismaindudablemente por simple inspección resulta ser el tan anhelado “derecho a lacesta ticket” que tenemos, no solo los militares que nos encontramos en lahonrosa situación de “retiro” y sus afines, sino por todo un ejército deciudadanos y ciudadanas que en un tiempo formaron parte de las fuerzas
  4. 4. productivas del Estado como funcionarios y funcionarias y que hoy día al igualque nosotros no lo están. La concreción de la acción de amparo la desarrollancomo: “ACCIÓN AUTONOMA DE AMPARO CONTRA EL ACTO ADMINISTRATIVO EMITIDO POR EL CIUDADANO MINISTRO DE LA DEFENSA ALMIRANTE ORLANDO RAMÓN MANIGLIA FERREIRA (Agraviante), MATERIALIZADO EN LA DIRECTIVA MINISTERIAL GENERAL NO MD-DGSPP-DIRPLA2005-13/006 DEL 27 DE JUNIO DE 2005 SOBRE: REMUNERACIONES Y BENEFICIOS SOCIO ECONÓMICOS DEL PERSONAL MILITAR DE LA FUERZA ARMADA NACIONAL (ANEXO 2)…”El planteamiento en cuestión, específicamente el que en mi apreciación ratificoque es el centro de la pretensión, forma parte del documento o libelo(documento público) en el TITULO I, DE LOS HECHOS, Letra A., NEGACIÓNDEL BENEFICIO DE ALIMENTACIÓN, en su explanación los representantesde la agrupación hacen las siguientes menciones: 1) La prima de alimentación que nominalmente se nos cancelaba al personal militar activo y por extensión de la ley de Seguridad Social de la Fuerza Armada Nacional al personal de militares en la honrosa situación de retiro con derecho a goce de pensión. 2) Así mismo hacen de conocimiento al TSJ, que la Fuerza Armada Nacional participó a todo el personal militar, que con fecha 14 de Febrero del 2002 el Señor Presidente de la República aprobó la incorporación al sueldo básico el concepto remunerativo “prima de alimentación” para poder otorgar, a partir del 01 de Enero 2002 el “beneficio alimentario” por medio de ticket o cupones, reconocido por el Estado por medio de la Ley Programa de alimentación para los trabajadores (Gaceta Oficial No 38.094 del 27 Diciembre 2004) (Institución que tienen su noción a partir del 01 Enero 2001 dentro del escenario de los funcionarios públicos al servicio de la Administración Pública Nacional). 3) Señala la agrupación que a partir del mes de octubre 2002, aparece en la planilla de liquidación de haberes el cual anexa copia, el concepto: SUELDO BASICO + PRIMA DE ALIMENTACIÓN, agrega el mismo, se mantiene el resto del año 2002, 2003 y se prolonga hasta el mes de Julio 2004, anexa copia, para concluir en este apartado, indica que: “…sin ninguna explicación para los administrados desaparece el concepto PRIMA DE ALIMENTACIÓN, apareciendo solo el Sueldo
  5. 5. Básico, denominación que aparece en la planilla de haberes hasta la presente fecha”La referida pretensión como esta planteada, objetivamente omite algunoselementos que es necesario que se nos diga en forma clara y transparente,más cuando tales elementos evidentemente influyen efectivamente encualquier decisión, sea esta administrativa como ya se produjo, o judicial queesta pendiente. Los elementos a los que me refiero parten de la premisa que laagrupación no dice nada de los 24.000 Bs. (viejos)que se devengaban comoprima de alimentación, una vez que por autorización del Sr. Presidente de laRepública Bolivariana de Venezuela se incorporo al sueldo básico, comoconcepto remunerativo prima de alimentación, es decir la agrupación acento enforma clara que de la denominación: SUELDO BÁSICO + PRIMA DEALIMENTACIÓN dejo de aparecer nominalmente lo relativo a PRIMA DEALIMENTACIÓN, pero reitero, no dice nada de los 24.000 Bolívares, que atodas luces aún se nos cancela a todo el personal integrado con el denominadosueldo básico.En el mismo orden, la agrupación tampoco agrega nada sobre la naturaleza delas instituciones jurídicas que argumenta, evidentemente existe unacaracterización bien marcada cuando se habla de la “prima de alimentación”,en los términos como lo desarrollaban las diferentes directivas deREMUNERACIONES Y BENEFICIOS SOCIO ECONÓMICOS DELPERSONAL MILITAR DE LA FUERZA ARMADA NACIONAL que lascontenían, para que se nos pretenda forzadamente confundirla con el otrobeneficio reconocido por el Estado en el marco de la Ley de Alimentación paralos Trabajadores publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana deVenezuela (la “Gaceta Oficial”) N° 38.094 de fecha 27 de diciembre de 2004, lacual deroga y sustituye a la anterior Ley Programa de Alimentación para losTrabajadores publicada en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela N°36.538 de fecha 14 de septiembre de 1998 (la “Ley Anterior”). La Nueva Leyintroduce modificaciones al programa de alimentación creado en 1998mediante la Ley Anterior. Similarmente a lo que establecía la Ley Anterior, elobjeto de la Nueva Ley es proteger y mejorar el estado nutricional de lostrabajadores, a fin de fortalecer su salud, prevenir las enfermedadesocupacionales y propender a una mayor productividad laboral. Artículo 1. Esta Ley tiene por objeto regular el beneficio de alimentación para proteger y mejorar el estado nutricional de los trabajadores, a fin de fortalecer su salud, prevenir las enfermedades ocupacionales y propender a una mayor productividad laboral.A simple apreciación nos damos cuenta que este beneficio desarrollado por elEstado venezolano apunta a las fuerzas activas del país, con un sentido ynaturaleza jurídica bastante clara, de no aplicación por lo menos por esta vía a
  6. 6. aquellas individualidades y sectores de la sociedad que por los motivos quefueran no forman parte de la fuerza laboral del estado, ojo, con ello nopretendo sentenciar que el sin número de ciudadanos y ciudadanasvenezolanos que no formen parte de la fuerza laboral no tienen derecho aun beneficio similar, específicamente a aquellos y aquellas que luego derendir sus fuerzas, hoy día se encuentran disfrutando de beneficiostambién reconocidos por el estado, como la jubilación, pensiones porincapacidad, otras y en caso nuestro la honrosa situación de retiro, por elcontrario no solo tengo claro la necesidad de legislar para reconocer beneficiosa estos sectores de la sociedad, como de hecho, debemos reconocerloindependientemente de la postura política que se tenga, ha venido asumiendoel Ejecutivo Nacional en esta última década.Particularmente, en este orden de ideas me correspondió como lo señaleanteriormente en la comisión de la redacción del Ante proyecto de LeyOrgánica de Seguridad Social de la Fuerza Armada Nacional, donde fueronincluidos el reconocimiento de beneficios que concretarían el planteamientocon el cual finalice el párrafo anterior, es decir entre otros beneficios se admitíael reconocimiento de un “bono de alimentación” dentro del calculo de lapensión de retiro, pero en tal sentido ya sabemos cual fue el destino de esteante proyecto de ley (paralizado en la Asamblea Nacional), que sin quereraseverar categóricamente que para la agrupación fue su objetivo, lasconsecuencias fueron las mismas y ahora quieran aparecer como lossalvadores y reivindicadores de nuestros derechos, definitivamente por estetipo de anti héroe no desearía ser atendido.Debo agregar algo más, que entiendo ya debe ser de conocimiento de muchoscompañeros y compañeras de armas, no solo en la situación de retiro sinotambién a las fuerzas activas de nuestra institución, actualmente esta por darseinicio a las conversaciones en la administración pública relativo a lanegociación del contrato colectivo macro, como es recogido de la páginaelectrónica:http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?t=7316&postorder=desc&sid=d8d0544952b3f97d7235fa10b499394e “La coordinadora del Comité Ejecutivo Nacional de Fentrasep, Linye Guevara, manifestó que han obtenido la buena disposición del titular de la cartera del Trabajo, Roberto Hernández; así como del viceministro de este ente, Rafael Chacón con el propósito de discutir la mesa que se conformará para la negociación del contrato colectivo macro.”Una de las aspiraciones de la Federación Nacional de Trabajadores del SectorPúblico (Fentrasep) en dicha discusión precisamente resulta ser la clausulareferida a los cesta ticket para pensionados y jubilados. Este agregado lo hago
  7. 7. a los efectos, además de la satisfacción innegable que nos embarga el hechode saber que a la postre, el estado va reconocer tal beneficio y queevidentemente nos favorecerá, la invitación a la reflexión a los que nosencontramos como he repetido en varias ocasiones en la honrosa situación deretiro, solo nuestra unidad en base a los principios que siempre nosidentificaron en la actividad, la conciencia de cuerpo (activos y retirados) nospermitirá seguir alcanzando el reconocimiento de derechos que en tiempo deactividad de los representantes de la agrupación, ni pensar que a los militaresse les reconocerían y en lo general a todo el personal militarindependientemente a su situación militar, el llamado a reflexión consiste enidentificar los designios que se nos presentan a diario a través de lainterpretación objetiva de la sucesión de los hechos, de manera que no nosconvirtamos en presa fácil de proposiciones agoreras con intencionesignominiosas, que lejos de estar orientadas en beneficio del individuo y lainstitución como lo señalé anteriormente, apuntan a desarrollar egospersonalísimos.Esta reflexión la complemento con una idea que he venido considerando endesarrollar una vez adquirida mi nueva situación militar, me refiero a la visiónque nosotros mismos (activos y retirados) tenemos del militar en tal situación,sin pretender generar polémicas innecesarias, las diferentes agrupacionessociales que reúnen en su seno militares en situación de retiro, incluyendo alIORFAN (reconocida por el estado mediante ley), nos identifica como personasde edad no productiva, proclive a las enfermedades y en el mejor de los casossujetos de la tercera edad, que sin negar las circunstancias de hecho, yacontamos con una institución como el INSTITUTO DE PREVISIÓN SOCIAL DELA FUERZA ARMADA NACIONAL (IPSFA) que ha cumplido en toda suhistoria una magnifica labor en este sentido y más aún, hoy día consustanciadacon la función que desarrolla dentro de un modelo de estado que se proyectahacia el humanismo (políticamente léase socialismo) como única vía que poneal ser humano como centro del modelo por encima de sus mismaspretensiones insensatas, ejemplo de ello, lo percibimos por esa cantidad dederechos – beneficios que su Junta Administradora del instituto ha venidoacordando, por mencionar algunos: Programa gratuito de medicinas para tratamiento permanente o prolongado, para sus afiliados y familiares con derecho. Reembolso de un porcentaje importante de todos aquellos gastos médicos que realicen los afiliados y sus familiares con derecho. Programa gratuito de medicinas, para sus afiliados y familiares con derecho.
  8. 8. Servicio de odontología gratuito al personal militar y sus familiares con derecho. Acceso del militar en situación de retiro a los préstamos y demás beneficios en igualdad de condiciones del personal militar en actividad, esto incluye a los sobrevivientes con derecho. Estrategia desarrollada por la Junta Administradora del Instituto de donación permanente y continua de equipos médicos al sistema de hospitales de la Fuerza Armada Nacional, sin más condición que el requerimiento hecho por las autoridades competentes de dichos recintos. Complemento de gastos médicos cuando el monto de la póliza del seguro no es suficiente. La estrategia de desarrollar las diferentes sucursales del Instituto como verdaderas sucursales, capaces de atender los requerimientos de sus afiliados en las diferentes regiones militares. La participación proactiva del instituto en la redacción del proyecto legislativo de la Ley Orgánica de Seguridad Social de la Fuerza Armada Nacional, defenestrado este por las circunstancias que desarrollé al inicio del artículo.Pues bien, en el mejor de los casos que la visión que se tiene del militar ensituación de retiro sea la señalada, ya el IPSFA ha venido asumiendo talescircunstancias, motivo por el cual es innecesario que agrupaciones sociales decarácter civil, asuman tal representación por las mismas características de lainstitución castrense, en ninguno de los casos serán más eficientes que elinstituto de previsión, esto sin dejar de reconocer el derecho que tenemoscomo ciudadanos de reclamar en sedes administrativas y judiciales nuestrosderechos e incluso hacernos representar para tales fines, me refiero a lajurisdicción contenciosa. De mantener en los estatutos de las diferentesasociaciones civiles que agrupen militares en retiro, más aún así no esténcontenidas en los estatutos, pero persista su presencia en la volición de susrepresentantes legales de asumir tales condiciones, como en el caso delIORFAN, nos debe resultar poco atractivo para nosotros como sus eventualesafiliados, cuando por el contrario dichas organizaciones deberían apuntalar conprimacía, en consideración a que el militar al cumplir su servicio activo, aún seencuentra en pleno ejercicio de sus facultades y con una experienciainteresante, en propender a la promoción de la vigencia del militar en tal
  9. 9. situación, mediante la realización de tareas que estimulen la participación delos experimentados militares, en las diferentes áreas del saber y del hacer enlas comunidades públicas o privadas; ¿Cómo lograrlo?, no se, es la respuestalógica más racional que les puedo ofrecer, pero agregaría la frase queconstantemente parafrasea nuestro presidente Comandante Hugo Chávez, delinsigne maestro Don Simón Rodríguez, “o inventamos o erramos”, el cielo seránuestro limite para construir una asociación verdaderamente apropiada anuestros tiempos.Lo medianamente desarrollado, me sirve también, para de cualquier forma daruna explicación a cualquier cantidad de compañeros militares en esta situaciónmilitar y cualquier otro en actividad, que han recibido una informaciónmediatizada y en todo caso interesada de lo que ocurrió en la reuniónsostenida en la Sala Simón Bolívar del IPSFA, sin dejar de mencionar loscorreos electrónicos que circulan por la red con similares comentarios, dondeen todos se hace alusión de mi persona, quiero dejar claro que en la mismaocurrieron otros hechos de los cuales siento como militar pena ajena por susprotagonistas y de los mismos no quiero hacer referencia en este artículo pormotivos obvios; sin embargo estoy a la entera disposición en el correoelectrónico: ramaconta@cantv.net, para aportar más detalles sobre loexplanado en este escrito. Cnel. (EJB) Rafael Ma. Contreras Acevedo CI: 4208526 Abogado INPRE 61723

×