Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Leer te da más. guía para madres y padres

1,092 views

Published on

Lectura en familia

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Leer te da más. guía para madres y padres

  1. 1. MAS MINISTERIO DE EDUCACIÓN. CULTURA Y DEPORTE SECRETARIA GENERAL DE E D U C A C I Ó N Y F O R M A C I Ó N PROFESIONAL
  2. 2. Leer te da m á s . Guía para padres © 2 0 0 2 Secretaría General de Educación y Formación Profesional MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE S E C R E T A R Í A GENERAL DE E D U C A C I Ó N Y FORMACIÓN PROFESIONAL ÑIPO: 1 7 6 - 0 2 - 1 8 8 - 5 ISBN: 8 4 - 3 6 9 - 3 6 0 9 - 4 C o n t e n i d o s : N K N , J o a n V. S e m p e r e , I n é s Miret. Edición: NKN, Javier G o n z a l o . Ilustración: P e l o r r o t o y E s p a d a . D e p ó s i t o Legal: M - 4 3 . 6 4 4 - 2 0 0 2 Impreso e n España. Imprime: S A O R Artes Gráficas S e p e r m i t e la r e p r o d u c c i ó n d e la p r e s e n t e o b r a s i e m p r e q u e l l e v e i n c o r p o r a d o el copyright.
  3. 3. ER TE D A M Á S guía para padres este ¡Fn!v*5 IJT5L* - UlPfi SECRETARÍA GENERAL DE E D U C A C I Ó N MINISTERIO . CULTURA Y DEPORTE DE EDUCACIÓN Y FORMACIÓN PROFESIONAL
  4. 4. E s t a G u í a p a r a p a d r e s b a j o el t í t u l o L E E R T E D A M Á S e s e n r e a l i d a d u n a g u í a p a r a t o d a la s o c i e d a d , p a r a c u a l q u i e r a q u e p r e t e n d a a y u d a r a u n niño a iniciar su vocación lectora y p a r a a n i m a r y o r i e n t a r a los p r o p i o s n i ñ o s q u e , e n los e s p a c i o s p r i v i l e g i a d o s d e la familia y la escuela, inician sus p r i m e r a s lecturas. L o s s e r e s h u m a n o s a lo l a r g o d e l a v i d a a d o p t a m o s m u c h a s c a r a s , m u c h o s vestidos: p o d e m o s ser hijos y a la vez s e r p a d r e s , abuelos, h e r m a n o s . . . T a m b i é n nos disfrazamos de e s t u d i a n t e s , profesionales, jubilados... P o d e m o s s e r ociosos o t r a b a j a d o r e s , s a n o s o e n f e r m o s , a l e g r e s o t r i s t e s , ricos o p o b r e s y m u c h a s v e s t i d u r a s m á s q u e depend e r á n d e la e d a d , d e l m o m e n t o e n q u e n o s e n c o n t r e m o s , d e n u e s t r a h i s t o r i a p e r s o n a l o d e n u e s t r o s s u e ñ o s . E n c u a l q u i e r a d e e s t a s circ u n s t a n c i a s desde que a p r e n d e m o s a leer sin necesidad de t e n e r u n a g r a n f o r t u n a , u n sitio especial, u n a s c u a l i d a d e s específicas t e n e m o s la s u e r t e d e p o d e r r o d e a r n o s d e l i b r o s , d e l e e r l i b r o s p a r a v i v i r m e j o r nuestras vidas. E s t e e s el o b j e t i v o d e e s t a p u b l i c a c i ó n : q u e los p a d r e s t e n g a n u n a h e r r a m i e n t a p a r a a y u d a r a s u s hijos a d i s f r u t a r del i n m e n s o privilegio q u e s u p o n e c o n v e r t i r s e en l e c t o r e s a s i d u o s y p l a c e n t e r o s , q u e la l e c t u r a s e a u n a a c t i v i d a d n o r m a l e n el á m b i t o f a m i l i a r . P o r eso s e h a i n t e n t a d o e v i t a r los t é r m i n o s a c a d é m i c o s y l o s c o n c e p t o s q u e i d e n t i f i q u e n la a c t i v i d a d d e l e e r c o n u n a c a r g a o u n d e b e r .
  5. 5. Es indiscutible q u e leer, p a r a to, s u p o n e u n p r i m e r esfuerzo E s o e s lo q u e l a S e c r e t a r í a Profesional quiere t r a n s m i t i r q u i e n t o d a v í a no h a a d q u i r i d o el h á b i p e r o es u n t r a b a j o q u e m e r e c e l a p e n a . G e n e r a l de E d u c a c i ó n y F o r m a c i ó n con este libro: leer s i e m p r e c o m p e n s a . N u e s t r o s hijos v a n a vivir e n u n m u n d o c a r a c t e r i z a d o por c o n s t a n tes cambios: es previsible q u e se sigan produciendo contactos a veces conflictivos e n t r e d i s t i n t a s c u l t u r a s , c o s t u m b r e s , r e l i g i o n e s e i d e a s , q u e l a m o v i l i d a d e n e l t r a b a j o y e n el l u g a r d e r e s i d e n c i a s e a c a d a vez m a y o r . V i v i r e m o s y v i v i r á n e n u n m u n d o d o n d e los v a l o r e s como la tolerancia y de educación en la c i u d a d a n í a s e r á n c a d a vez m á s i m p r e s c i n d i b l e s . P a r e c e n e c e s a r i o q u e los q u e a h o r a s o m o s a d u l t o s l e s e q u i p e m o s lo m e j o r p o s i b l e p a r a e s e m u n d o d e l s i g l o q u e e m p i e za. L a l e c t u r a es u n a mochila imprescindible y gozosa t a n t o p a r a a p r e n d e r los s e c r e t o s de la r e a l i d a d e x t e r n a como del p a i s a j e del alma. E s e e s u n o d e los o b j e t i v o s q u e t i e n e el P l a n d e F o m e n t o d e l a L e c t u r a e n e l q u e el M i n i s t e r i o d e E d u c a c i ó n , C u l t u r a y D e p o r t e e s t á e m p e ñ a d o , y e s t a g u í a q u e h o y v e la l u z p r e t e n d e s e r u n e s c a l ó n m á s en esa tarea. 5
  6. 6. Decálogo para padres Diez principios imprescindibles para crear buenos lectores. Decálogo para niños Diez principios imprescindibles para ser buenos lectores. Preguntas y respuestas Consejos sobre las dudas más frecuentes de las madres y los padres. Paso a paso Actividades recomendadas para el hogar. 7
  7. 7. ara crear buenos lectores, buenas lectoras. ¿ q u é se p u e d e hacer? Dar ejemplo Las personas adultas somos un modelo de lectura para los niños. Leamos delante de ellos, disfrutemos leyendo. Escuchar En las preguntas de los niños está el camino para seguir aprendiendo. Estemos pendientes de sus dudas. Compartir El placer de la lectura se contagia leyendo ¡untos. Leamos cuentos, contemos cuentos. Proponer, no imponer 1 8 Es mejor sugerir que imponer. Evitemos tratar la lectura como una obligación. Acompañar 2 0 El apoyo de la familia es necesario en todas las edades. N o los dejemos solos cuando aparentemente saben leer.
  8. 8. Ser constantes 2 2 Todos los días hay que reservar un tiempo para leer. Busquemos momentos relajados, con buena disposición para la lectura. Respetar Los lectores tienen derecho a elegir. Estemos pendientes de sus gustos y de cómo evolucionan. Pedir consejo El colegio, las bibliotecas, las librerías y sus especialistas serán excelentes aliados. Hagámosles una visita. Estimular, alentar Cualquier situación puede proporcionarnos motivos para llegar a los libros. Dejemos siempre libros apetecibles al alcance de los niños. Organizarse La desorganización puede estar reñida con la lectura. Ayudémosles a organizarse: su tiempo, su biblioteca...
  9. 9. Dar ejemplo Las personas adultas somos un modelo de lectura para los niños. Leamos delante de ellos, disfrutemos leyendo Los p a d r e s , l a s m a d r e s , los abuelos, los tíos... somos u n modelo de l e c t u r a p a r a los niños. Con n u e s t r o c o m p o r t a m i e n t o como lectores, podemos e n s e ñ a r l e s lo f u n d a m e n t a l : c o n t a g i a r l e s el placer por la lectura, m o s t r a r l e s s u s funciones y los u s o s q u e h a c e m o s de ella e n la actividad cotidiana. Los n i ñ o s deben v e r n o s leyendo con frecuencia, e n s i t u a c i o n e s diferentes, solos y a c o m p a ñ a d o s . Deben v e r n o s u s a n d o libros y d i s f r u t a n d o de la lectura. L a s familias p u e d e n cumplir u n papel esencial p a r a d e s p e r t a r la curiosidad de los niños por c u a l q u i e r escrito. Los a d u l t o s s a b e m o s q u é son, p a r a q u é sirven y cómo i n t e r p r e t a r l o s , pero d e b e r í a m o s p r e g u n t a r n o s si los niños s a b e n utilizarlos a d e c u a d a m e n t e y q u é podemos hacer para enseñárselo. Conviene q u e los niños s e p a n c u a n t o a n t e s q u é son esos objetos llenos de l e t r a s y de dibujos. Conviene t a m b i é n q u e a p r e n d a n a b u s c a r s u significado e n el m o m e n t o e n q u e es necesario leerlos, e n l a s situaciones y con los fines q u e los adultos los e m p l e a m o s . P o d e m o s m o s t r a r l e s , por ejemplo, q u e e n la compra t r a t a m o s de b u s c a r información e n l a s e t i q u e t a s ; q u e p a r a o r i e n t a r n o s , nos fijamos e n los c a r t e l e s ; q u e si n e c e s i t a m o s localizar u n n ú m e r o de teléfono, hojeamos r á p i d a m e n t e u n a guía telefónica o u n a a g e n d a ; q u e p a r a p r e p a r a r u n a receta, n o s s e r v i m o s de u n libro de cocina; q u e si nos i n t e r e s a la a c t u a l i d a d ,
  10. 10. S portante Dar ejemplo acudimos al periódico..., y lo q u e es más importante: que cuando q u e r e m o s disfrutar v e r d a d e r a m e n t e de la lectura, leemos u n a novela, u n cuento, u n r e l a t o . Los a d u l t o s practicamos actos de l e c t u r a diferentes en función de n e c e s i d a d e s d i s t i n t a s , pero ¿se lo h e m o s contado esto a los niños? La lectura es u n acto p e r s o n a l q u e funciona en n u e s t r a m e n t e de m a n e r a silenciosa, casi a u t o m á t i c a . Y, sin e m b a r g o , si c o m p a r t i m o s con los niños estos m o m e n t o s de lectura, si t r a t a m o s de v e r b a l i z a r todo aquello que s a b e m o s sobre los textos, sobre c u á n d o u s a r l o s o cómo interpretarlos, estamos e n s e ñ á n d o l e s a c o m p o r t a r s e como lectores. N u e s t r a s explicaciones les s u g e r i r á n n u e v a s p r e g u n t a s que, a su vez, s e r á n el c a m i n o p a r a seguir aprendiendo. Debemos leer delante de los niños: solos y acompañados, en situaciones distintas y con finalidades diferentes. Podemos aprovechar cualquier situación de la vida cotidiana para despertar la curiosidad de los niños por todo tipo de texto escrito: literario, funcional y de información o consulta. Es conveniente mostrarles y comentar con ellos qué es cada texto, para qué sirve y cómo leerlo. Mientras leemos, debemos verbalizar lo que pensamos, lo que interpretamos y en qué nos fijamos para ello. 13
  11. 11. Escuchar En las preguntas de los niños está el camino para seguir aprendiendo. Estemos pendientes de sus dudas. L a curiosidad de los niños y de l a s n i ñ a s por los textos escritos se m a n i f i e s t a mucho a n t e s de q u e a p r e n d a n f o r m a l m e n t e a leer. Rótulos y a n u n c i o s de la calle, e t i q u e t a s de productos, cuentos, periódicos, letreros de la ropa... son objetos que d e s p i e r t a n su i n t e r é s . Los n i ñ o s p r e g u n t a n u n a y mil cosas sobre l a s l e t r a s , sobre s u significado. Conviene p r e s t a r atención a e s t a s p r e g u n t a s e s p o n t á n e a s y no dejarlas sin r e s p u e s t a . Y p a r a ello, n o es necesario e s p e r a r a que la escuela tome la iniciativa, a u n q u e tampoco d e b e m o s " e n s e ñ a r a leer", p o r q u e e s t a s e n s e ñ a n z a s son r e s p o n s a b i l i d a d de los profesores. Se t r a t a , s e n c i l l a m e n t e , de c o n t e s t a r a l a s d u d a s de los niños, a t o d a s l a s q u e s u r j a n : a h í , ¿qué pone?; ¿cómo se escribe mi nombre?; ¿y el tuyo?; ¿qué l e t r a es esa?... Con n u e s t r a s r e s p u e s t a s , los n i ñ o s e m p e z a r á n a c o n s t r u i r s u s p r i m e r o s conocimientos sobre la l e n g u a escrita y d e s c u b r i r á n el placer q u e proporciona la l e c t u r a .
  12. 12. S portante En ocasiones, no solo d e b e m o s e s p e r a r a que formulen s u s p r e g u n t a s , sino que h e m o s de e s t i m u l a r l e s a q u e nos c u e n t e n qué e n t i e n d e n , dónde e s t á n las dudas. C u a n d o los niños crezcan, si h a n encontrado útil n u e s t r a a y u d a , s e g u i r á n p r e g u n t a n d o : ¿el lobo existe?, ¿las h i s t o r i a s de Astérix son verdad?, ¿dónde p u e d o e n c o n t r a r información sobre...?, ¿te g u s t a n las h i s t o r i a s de t e r r o r ? E n todo caso, c u a n d o los profesores h a y a n iniciado el camino hacia la lectura, los p a d r e s debemos seguir a c o m p a ñ á n d o l e s . Prestemos atención a las preguntas de los niños sobre la escritura, incluso antes de que empiecen a aprender formalmente a leer y a escribir. Encontrar una respuesta para sus dudas es muy fácil: contestemos, no tratemos de "explicar" o de "enseñar" a leer. Con nuestras explicaciones, los niños irán aprendiendo mucho sobre la lengua escrita y sobre los escritos que usamos habitualm'ente. De esta forma, descubrirán también las historias más apasionantes creadas por la literatura. 15
  13. 13. ¡Compartir El placer de la lectura se contagia leyendo ¡untos. Leamos cuentos, contemos cuentos. No se puede a m a r lo que se desconoce. Si los niños no e s t á n en contacto p e r m a n e n t e con los cuentos, si no dedicamos u n rato todos los días a leer, si no les hemos contado las historias fantásticas de n u e s t r a infancia, si no hemos leído en voz alta los relatos m á s emocionantes..., es difícil que los niños p u e d a n apreciar el placer de la lectura. Desde edades t e m p r a n a s debemos favorecer el contacto de niños y niñas con la l i t e r a t u r a por medio de u n a g r a n variedad de textos: cuentos, poemas, canciones, retahilas... La lectura compartida puede ser u n a de las mejores formas de hacerlo: el relato oral o la lectura en voz alta, con el libro presente, serán momentos idóneos para descubrirles los m u n d o s imaginarios de los cuentos. Con n u e s t r o s relatos les acercaremos al contenido del texto - a la emoción, a la diversión o al miedo-, y así a p r e n d e r á n algunas p a u t a s p a r a la construcción de un texto escrito. M e d i a n t e la lectura en voz alta podemos incidir en que, a d e m á s de la historia, es i n t e r e s a n t e fijarse en la m a n e r a en que está escrita, en el lenguaje que se utiliza. En los momentos de lectura compartida debemos crear u n clima agradable y relajado, centrado en los textos, en lo que se dice y en cómo se dice. En todo momento, se ha de p r e s t a r atención a las dificultades que p u e d a n encontrar los niños con ciertas formas de expresión o con el uso de t é r m i n o s poco familiares. En estas situaciones, se pueden buscar p a l a b r a s o formas próximas que faciliten la interpretación.
  14. 14. portante Compartir En todo caso, es aconsejable acompañar la lectura o el relato oral de algún juego: modular la voz p a r a distintos personajes, s i m u l a r efectos de sonido, invitar a los niños a que participen y r e p i t a n con nosotros... Todos estos recursos contribuirán a que los niños sientan la lectura como u n a actividad especial, de emoción y juego, que siempre apetecerá repetir. Cuando los niños crecen, o en la adolescencia, es f u n d a m e n t a l m a n t e n e r el apoyo y el seguimiento de los hijos desde la familia. E n e s t a s edades podemos sugerirles n u e v a s lecturas en relación con s u s t e m a s favoritos o con sus aficiones; podemos proponer, sin imponer, nuevos libros; podemos hacerles partícipes de a l g u n a de n u e s t r a s lecturas; podemos sugerirles que nos acompañen a la biblioteca o a la librería... Con la lectura en voz alta y con los relatos orales estamos invitando a niños y niñas a descubrir los mundos maravillosos creados por la literatura. Debemos proporcionarles la ocasión de conocer la lengua que aparece en los escritos, cómo se escribe y qué lenguaje van a encontrar en los libros. La práctica de la lectura requiere un clima agradable, relajado. Cuando surjan problemas de comprensión, si es necesario, adaptemos lo que leemos haciéndonos entender, siempre que no alteremos el texto. Es importante seguir apoyando a los niños cuando crecen, buscando nuevas formas para orientarles y acompañarles en su formación como lectores.
  15. 15. ( Proponer, no imponer Es mejor sugerir que imponer. Evitemos tratar la lectura como una obligación. L a l e c t u r a no p u e d e ser u n a obligación, porque, e n ocasiones, disfrute y obligación d i s c u r r e n por c a m i n o s diferentes. Si n u e s t r o objetivo e s f o r m a r b u e n o s lectores, c r e a r a m a n t e s de la lectura, poco conseguiremos con imposiciones. H a y formas de d e s p e r t a r el i n t e r é s por los libros en l a s q u e complicidad y sugerencia p u e d e n d a r mejores r e s u l t a d o s . P a r a s e r buenos compañeros de lectura, es i m p o r t a n t e c r e a r u n a m b i e n t e relajado y de confianza hacia n u e s t r o s consejos. Y p a r a ello deberemos c o m p a r t i r con frecuencia la l e c t u r a con los niños, escucharles, i n t e r e s a r n o s por s u s libros y p r o c u r a r que estos e s t é n p r e s e n t e s e n los m o m e n t o s m á s gratificantes. T r a t e m o s de b u s c a r ocasiones propicias, e s t e m o s t r a n q u i l o s , sin forzar, a s u m i e n d o q u e todos t e n e m o s derecho a elegir y a t e n e r gustos propios. D e b e r e m o s e s t a r rodeados de libros y d e s p e r t a r el i n t e r é s de los niños siendo nosotros mismos algo i m a g i n a t i v o s : c o n t a r h i s t o r i a s sin finalizarlas, i n t e r c a m b i a r n o s los papeles de lector y de oyente, leerles p á g i n a s de n u e s t r a s lecturas... H e m o s de d a r siempre la opción de elegir la lectura, b u s c a n d o u n equilibrio con l a s n u m e r o s a s actividades q u e n i ñ a s y n i ñ o s r e a l i z a n d u r a n t e el día (jugar, pintar, e s c u c h a r música...). P r o c u r e m o s no
  16. 16. portante Proponer, no imponer e n f r e n t a r televisión y l e c t u r a . E n ocasiones, en la televisión se p u e d e n e n c o n t r a r disculpas p a r a llegar a los libros: p r o g r a m a s e n que se r e c o m i e n d a n libros; series que p u e d e n conducir a la lectura, si t e n e m o s la precaución de v e r l a s y c o m e n t a r l a s con n u e s t r o s hijos; películas b a s a d a s e n c u e n t o s q u e d e s p u é s p o d r e m o s leer... Con los adolescentes, p u e d e ser i n t e r e s a n t e utilizar películas b a s a d a s en o b r a s l i t e r a r i a s p a r a introducirles en su l e c t u r a . De e s t a m a n e r a , podemos h a c e r l e s ver que t a m b i é n en los libros h a y acción, a v e n t u r a , pasión. Ofrezcamos s i e m p r e la posibilidad de leer, e n c u a l q u i e r situación, por cualquier motivo. El camino de la sugerencia siempre será mejor que el de la obligación. Siempre podremos establecer complicidades con los niños. La lectura debemos presentarla como una manera divertida, emocionante, de ocupar el tiempo libre. N o enfrentemos lectura con el resto de las actividades de tiempo libre, incluida la televisión. Veamos formas de que la televisión también nos lleve a los libros. Debemos aprender a escucharles e interesarnos por sus gustos literarios, tratando de estar atentos a sus preferencias y a su evolución como lectores.
  17. 17. Acompañar El apoyo de la familia es necesario en todas las edades. No los dejemos solos cuando aparentemente saben leer. Con frecuencia, l a s familias p r e s t a n m á s a t e n c i ó n al periodo inicial de a p r e n d i z a j e de la l e c t u r a q u e a los años posteriores, en los q u e los niños y a d o m i n a n el descifrado de l a s l e t r a s . Y, sin e m b a r g o , d u r a n t e toda su formación como lectores el apoyo de los p a d r e s es f u n d a m e n t a l . A p r e n d e r a leer no es t a r e a fácil. S u p o n e u n largo proceso de aprendizaje q u e a b a r c a r á toda la escolaridad, y en c a d a m o m e n t o p u e d e n a p a r e c e r n u e v a s dificultades. U n m o m e n t o crítico p a r a a f r o n t a r la l e c t u r a de textos diversos será c u a n d o n i ñ a s y n i ñ o s conozcan la traducción de letra a sonido, ya que, a p a r e n t e m e n t e , e s t á n en condiciones de descifrar todos los textos. Pero ¿ e s t á n en condiciones de comprenderlos? E n ocasiones p u e d e suceder q u e el texto r e s u l t e d e m a s i a d o largo, o q u e no s e a n c a p a c e s de seguir el hilo a r g u m e n t a l , o q u e e n c u e n t r e n p r o b l e m a s e n el vocabulario, o q u e no t e n g a n suficientes conocimientos sobre el t e m a t r a t a d o , o que no s e a n capaces de ver el texto como u n i d a d y t a n solo a s i m i l e n ideas sueltas... Leer sin c o m p r e n d e r n o es leer. D e b e m o s e s t a r a t e n t o s a t o d a s e s t a s dificultades, i n v i t a n d o a los niños a q u e c o m p a r t a n con nosotros s u experiencia como lectores. Leyendo con ellos conoceremos q u é les g u s t a , q u é s a b e n y dónde e n c u e n t r a n 20
  18. 18. S portante Acompañar p r o b l e m a s . Solo de e s t a m a n e r a podremos b u s c a r formas a d a p t a d a s de e s t i m u l a r su gusto por la l e c t u r a y de mejorar sus habilidades. Algo s e m e j a n t e h e m o s de p l a n t e a r n o s con los adolescentes. Con frecuencia, e n e s t a s e d a d e s , los p r o b l e m a s p e r s i s t e n o se m a n i f i e s t a n de m a n e r a diferente. U n apoyo cercano, desde la familia, s e r á esencial p a r a c o m p l e m e n t a r la labor de los profesores. El papel de la familia e n la iniciación l i t e r a r i a de los n i ñ o s es esencial, y lo s e g u i r á siendo en la consolidación y p e r m a n e n c i a del h á b i t o de l e c t u r a m á s allá de los años iniciales de desarrollo. N o abandonemos a los niños en su esfuerzo permanente por comprender los textos. Cuando se conocen las letras, aún no se sabe todo sobre la lectura. Con el diálogo podemos ofrecer ayuda para comprender la historia. Leamos con ellos. A los niños les puede gustar tener apoyo cercano, tener oyentes. Es importante que se sientan seguros. Debemos seguir estando atentos a las dificultades que puedan encontrar los adolescentes. 21
  19. 19. Ser constantes Todos los días hay que reservar un tiempo para leer. Busquemos momentos relajados, con buena disposición para la lectura. La mejor m a n e r a de c r e a r el h á b i t o de la lectura es poniéndolo en práctica. La l e c t u r a frecuente, p r a c t i c a d a con r e g u l a r i d a d , puede ser u n o de los mejores apoyos p a r a c r e a r u n b u e n h á b i t o de l e c t u r a . D u r a n t e el curso académico, los n i ñ o s suelen t e n e r n u m e r o s a s actividades d e s p u é s del horario escolar: idiomas, d a n z a , música, deportes... Pero ¿les h e m o s dejado t i e m p o suficiente p a r a leer, p a r a disfrutar de la lectura? ¿Hemos r e s e r v a d o u n r a t o en el q u e los niños no e s t é n c a n s a d o s d e s p u é s de t a n t a s actividades? Leer debe ser u n a actividad p l a c e n t e r a , q u e se afronte con la cabeza despejada y p r e p a r a d a p a r a r e a l i z a r u n cierto esfuerzo. La lectura exige u n a disposición m e n t a l , r e q u i e r e concentración y esfuerzo en todos los lectores, y e s p e c i a l m e n t e en los p r i m e r o s años, en q u e no e s t á n a u t o m a t i z a d o s ciertos m e c a n i s m o s . La l e c t u r a no p u e d e ser p l a n t e a d a como u n esfuerzo s u p l e m e n t a r i o a las n u m e r o s a s actividades del día. H a y q u e r e s e r v a r m o m e n t o s relajados y apetecibles, e v i t a n d o aquellos en q u e los niños e s t á n m á s c a n s a d o s . Es h a b i t u a l q u e a los niños les g u s t e leer a n t e s de dormir. Pero si este es el único m o m e n t o de lectura con ellos, d e b e r í a m o s p l a n t e a r n o s en q u é
  20. 20. portante Ser constantes o t r a s ocasiones podemos sugerirles q u e lean. P o d r í a m o s p e n s a r e n situaciones i g u a l m e n t e a d e c u a d a s en las que los niños e s t é n m á s descansados: por las t a r d e s , d e s p u é s de m e r e n d a r ; e n las m a ñ a n a s de días festivos o de vacaciones... J u n t o con la intervención de los p a d r e s , podemos s u g e r i r la práctica de la l e c t u r a a c u a n t a s p e r s o n a s se e n c a r g a n de las actividades extraescolares de los niños. H a g a m o s q u e la l e c t u r a esté p r e s e n t e en su t i e m p o libre. De e s t a m a n e r a t a n sencilla, a d e m á s de c r e a r a m a n t e s de la lectura, m e j o r a r e m o s la calidad de vida de n u e s t r o s hijos. La única manera de favorecer el hábito de la lectura es poniéndolo en práctica. Reservemos un tiempo de lectura todos los días. Busquemos los momentos propicios, en los que el cansancio no impida a los niños estar despejados, curiosos, ante el libro. N o ocupemos todo su tiempo libre con otras actividades. Dejemos tiempo para leer. Una buena forma de mejorar la calidad de vida de nuestros hijos está en la lectura. N o lo olvidemos. 23
  21. 21. Respetar Los lectores tienen derecho a elegir. Estemos pendientes de sus gustos y de cómo evolucionan. L a s p e r s o n a s a d u l t a s t e n e m o s gustos l i t e r a r i o s distintos, p r a c t i c a m o s la l e c t u r a en m o m e n t o s y situaciones m u y d i v e r s a s . Los niños y los jóvenes t a m b i é n t i e n e n s u s preferencias. H a y n i ñ o s y n i ñ a s con preferencias m a r c a d a s hacia ciertos t e m a s , personajes, series, autores..., m i e n t r a s q u e otros muchos e s t á n abiertos a opciones m á s a m p l i a s . E n todo caso, debemos t e n e r en c u e n t a q u e e s t a s preferencias v a r í a n en función de c i r c u n s t a n c i a s m u y diversas: la t r a y e c t o r i a de cada lector, la edad, l a s condiciones que a c o m p a ñ a n la lectura, el e s t a d o de á n i m o o incluso el m o m e n t o del día o del a ñ o . Los gustos de los lectores c a m b i a n y evolucionan. E n l í n e a s generales, los expertos indican los i n t e r e s e s m á s c o m u n e s e n t r e los distintos grupos de e d a d (por ejemplo, los libros de a n i m a l e s e s t á n e n t r e los favoritos de los m á s p e q u e ñ o s ; los q u e p l a n t e a n conflictos propios de la adolescencia s u e l e n a t r a e r a los jóvenes). Pero e s t a s directrices no t r a t a n de establecer c a t e g o r í a s c e r r a d a s , sino de ofrecernos criterios p a r a conocer los gustos de c a d a lector: conocer p a r a r e s p e t a r y p a r a m o s t r a r n u e v a s posibilidades. Conviene que estemos a t e n t o s a todos estos cambios, a los c i r c u n s t a n c i a l e s y a los q u e t i e n e n que ver con la evolución de los niños
  22. 22. portante Respetar y de los adolescentes como lectores, s i e m p r e d e s d e la óptica de poder descubrirles otros horizontes. E n e s t a labor, p u e d e ser útil c o n t r a s t a r n u e s t r a s recomendaciones con el consejo profesional de los bibliotecarios, los profesores, los libreros o el de revistas y otros medios especializados. Del mismo modo d e b e r í a m o s r e s p e t a r los m o m e n t o s favoritos de lectura de los niños, e n s e ñ á n d o l e s a e n c o n t r a r su propio r i t m o y las situaciones m á s a d e c u a d a s p a r a disfrutar de ella. T a m b i é n en esto h a y q u e d a r ejemplo, sugiriendo y proponiendo. Conocer los gustos de niñas y niños y ser conscientes de que las preferencias cambian en función de numerosas circunstancias. Respetarlos y estar en disposición de proponer otras opciones, sin forzar ni intentar modificar sus preferencias de manera brusca. Contrastar nuestras sugerencias con los profesionales: bibliotecarios, profesores, libreros y otros medios de información especializada. Conocer su ritmo, los momentos en los que nuestras sugerencias pueden ser mejor acogidas.
  23. 23. Pedir consejo El colegio, las bibliotecas, las librerías y sus especialistas serán excelentes aliados. Hagámosles una visita. L a s bibliotecas y las librerías son l u g a r e s q u e d e b e r í a n formar p a r t e de los recorridos h a b i t u a l e s de la familia. D e s d e pequeños, los niños d e b e r í a n e m p e z a r a conocer s u funcionamiento: las secciones, los libros r e c o m e n d a d o s , las promociones, la p r o g r a m a c i ó n de actividades de a n i m a c i ó n a la lectura... Se p u e d e n h a c e r el c a r n é de lector y pedir consejo a los profesionales: bibliotecarios, libreros o a n i m a d o r e s . E n ellas p o d r á n p a s a r m u y b u e n o s r a t o s . E n e s t a s v i s i t a s es conveniente q u e los n i ñ o s v a y a n a c o m p a ñ a d o s por los p a d r e s . Los adultos podemos r a s t r e a r las e s t a n t e r í a s , hojear las n o v e d a d e s o pedir orientación. Y con todo ello les e s t a m o s e n s e ñ a n d o cómo c o m p o r t a r s e en los l u g a r e s donde e s t á n los libros. E n la biblioteca podemos disfrutar de la l e c t u r a o h a c e r uso de los diversos servicios a disposición de los lectores. M u c h a s de ellas, y las b u e n a s librerías, r e a l i z a n n u m e r o s a s actividades de promoción de la lectura: e n c u e n t r o s con a u t o r e s , r e p r e s e n t a c i ó n de obras, fiestas a l r e d e d o r de los libros.... Por o t r a p a r t e , en los centros educativos suele h a b e r u n a biblioteca en la q u e se o r g a n i z a n actividades y se ofrece u n servicio de p r é s t a m o . 26
  24. 24. Us portante Pedir conseio Algunos centros proponen t a m b i é n e n c u e n t r o s p a r a familias, e incluso e s t a r á n a b i e r t o s a las sugerencias de los p a d r e s s i e m p r e que se a n i m e n a p a r t i c i p a r . Sin duda, p a r a la a d e c u a d a orientación a los niños, r e s u l t a r á de g r a n a y u d a el consejo de los profesionales - m a e s t r o s , bibliotecarios y l i b r e r o s - , a s í como la consulta de las l i s t a s de libros recomendados en g u í a s de lectura, r e v i s t a s especializadas o catálogos. Es conveniente e s t a r informados de la labor de los especialistas. Aprovechemos todo este conjunto de iniciativas: el m u n d o del libro y la afición por la l e c t u r a se n u t r e n de todas ellas. Acudir a las librerías y a las bibliotecas puede ser una actividad interesante para hacer por las tardes, los días de fiesta, en vacaciones... Desde pequeños, podemos familiarizar a los niños con su funcionamiento. C o n nuestro ejemplo y con la ayuda de los especialistas aprenderán lo esencial para manejarse en ellas. Las bibliotecas, las librerías, organizan numerosas actividades de animación a la lectura. Tengámoslas en cuenta. La biblioteca del colegio de los niños puede ser un buen recurso. Pidamos información sobre posibles formas de participación. Tomemos la iniciativa. 27
  25. 25. Estimular, alentar Cualquier situación puede proporcionarnos motivos para llegar a los libros. Dejemos siempre libros apetecibles al alcance de los niños. C u a l q u i e r ocasión p u e d e ser b u e n a p a r a llegar a u n libro: u n a conmemoración, u n t e m a de a c t u a l i d a d , u n a película, u n deporte, u n personaje, u n deseo, u n sueño, u n viaje... D e b e m o s a p r o v e c h a r c u a l q u i e r acontecimiento familiar, c u a l q u i e r experiencia de los niños, p a r a p r o p o n e r l e s la l e c t u r a de libros. S i e m p r e q u e p o d a m o s , debemos dejar libros i n t e r e s a n t e s a su alcance. E n la familia se producen n u m e r o s a s situaciones en l a s q u e se p u e d e n r e g a l a r libros: c u m p l e a ñ o s , n a v i d a d e s , final de t r i m e s t r e , vacaciones, v i s i t a s de familiares... Pero t a m b i é n podemos utilizar otros recursos: la a p a r i c i ó n de u n libro de la colección preferida de n u e s t r o s hijos, o el l a n z a m i e n t o de u n n u e v o título q u e consideremos i n t e r e s a n t e . P o d e m o s r e g a l a r libros sin motivo a p a r e n t e , como s o r p r e s a o como m u e s t r a de cariño. El precio de los libros no debería s e r u n obstáculo p a r a q u e los niños t e n g a n acceso a u n a b u e n a v a r i e d a d de textos. Debemos c o m p a r a r l o con o t r a s actividades de ocio, y a d e m á s , s i e m p r e p o d r e m o s b u s c a r o t r a s formas de e n r i q u e c e r la biblioteca familiar: por ejemplo, haciendo uso de
  26. 26. S portante Estimular, alentar Cualquier acontecimiento familiar o experiencia de los niños puede servirnos para acercarles a los libros. Podemos buscar numerosas disculpas los servicios de p r é s t a m o de para regalar libros, más allá bibliotecas o i n t e r c a m b i a n d o libros de las fechas tradicionales. e n t r e familias p r ó x i m a s . U n b u e n libro, a u n q u e s e a p r e s t a d o , Para acertar en nuestras sugerencias, s i e m p r e s e r á u n g r a n regalo. debemos estar al día de las preferencias de niñas y niños, A s u vez, podemos ir así como sobre la publicación r e s p o n s a b i l i z a n d o a los n i ñ o s sobre de novedades interesantes. el g a s t o que s u p o n e la c o m p r a de Consultemos a los especialistas. libros, p r o p o n i é n d o l e s u n cierto a h o r r o p a r a conseguir s u s libros N o siempre es necesario comprar favoritos. De e s t a forma, les libros para poder leerlos: hagamos a y u d a r e m o s a t o m a r conciencia uso de los servicios de préstamo de s u s gastos y a v a l o r a r e intercambiemos libros lo q u e es suyo. entre familias próximas.
  27. 27. Organizarse La desorganización puede estar reñida con la lectura. Ayudémosles a organizarse: su tiempo, su biblioteca... E n la familia, la falta de organización puede i m p e d i r q u e se d e n l a s condiciones a d e c u a d a s p a r a leer: disponer de u n m o m e n t o relajado p a r a la lectura o poder localizar los libros en el m o m e n t o en que son necesarios. El orden es i m p o r t a n t e ; sin rigidez excesiva pero con orientación suficiente p a r a q u e h a y a tiempo y espacio p a r a todo. C u a n d o los niños son pequeños, su organización d e p e n d e casi e x c l u s i v a m e n t e de la n u e s t r a : ¿qué tiempo dedicamos a la lectura?, ¿en q u é m o m e n t o s p u e d e n prescindir de n u e s t r a presencia?, ¿cuándo salimos con ellos?, ¿cuándo h a y q u e ir a dormir?... Sin ser e x c e s i v a m e n t e estrictos, u n cierto plan en las actividades les a y u d a r á a r e g u l a r s e e irá configurando s u propio orden. Los n i ñ o s t o m a n como modelo n u e s t r o orden y t a m b i é n n u e s t r o desorden. Conviene que, desde m u y pronto, los niños v a y a n r e s e r v a n d o u n espacio de la casa p a r a s u biblioteca. E n ella g u a r d a r á n o r d e n a d a m e n t e s u s libros, r e p a r a r á n los estropeados, colocarán s u s objetos y s u s a d o r n o s . Como a y u d a , podemos sugerirles procedimientos sencillos de clasificación de los libros. 30
  28. 28. Ht.portante Organizarse Debemos ayudar a los niños, a las niñas, a ser ordenados con sus cosas, con su tiempo. Ellos se fijan y aprenden de nosotros. Hay que ser flexibles: la rigidez Su u t i l i d a d p u e d e ser u n b u e n excesiva puede ser contraproducente. criterio: libros p a r a a p r e n d e r N o se trata de imponer el orden (sobre a n i m a l e s , c o s t u m b r e s y por el orden, sino de hacerles ver que c u l t u r a s del m u n d o , civilizaciones la organización está en función a n t i g u a s . . . ) , libros p a r a h a c e r de su bienestar y de su aprendizaje. cosas ( r e c e t a s , j u g u e t e s , experimentos...) y libros p a r a la Podemos buscar formas de i m a g i n a c i ó n (cuentos, p o e m a s , organización sencillas para sus cosas, canciones...). Con el t i e m p o se para sus libros. Utilicemos criterios que p u e d e ir complicando e s t a ellos puedan entender. "Para qué sirve organización, h a s t a llegar a cada libro" puede ser un buen principio e n t e n d e r el f u n c i o n a m i e n t o de l a s de organización. bibliotecas de los a d u l t o s . Con los mayores deberemos seguir L a r e s p o n s a b i l i d a d sobre s u s insistiendo en estos principios. cosas, sobre s u t i e m p o , sobre s u s Una forma de organización algo más libros, es la m e t a q u e d e b e m o s compleja de la propia biblioteca será p e r s e g u i r . El c a m i n o lo p o d e m o s ir más adecuada para estas edades (por marcando nosotros. autores, por materias, por series...). 31
  29. 29. Para ser un buen lector, una buena lectora, ¿qué puedes hacer?
  30. 30. Todos los días, resérvate un rato para leer Después de merendar, antes de dormir... ¿cuál es tu momento preferido? Hay tiempo para todo: para jugar, para estar con los amigos, para leer, para estudiar... Organízate bien y no te olvides de reservarte el momento que más te guste para leer tus libros favoritos.
  31. 31. Busca cualquier discu ^ p a r a que te lean y te cuenten cuentos ¿Te gusta que te cuenten historias? ¿Y que alguien lea en voz alta? Busca la mejor ocasión para pedir a tus padres, a tus abuelos, que te cuenten todas las historias que conocen. ¿ O prefieres que te lean cuentos?
  32. 32. ¡sita la librería y la biblioteca más próximas ¿Conoces la biblioteca más cercana? ¿Y la librería? ¿Por qué no pides a tus padres que te acompañen? Allí te enseñarán las últimas novedades y te recomendarán libros sobre tus temas favoritos. Además, puedes hacerte el carné de lector. ¿ O lo tienes ya? (Cu36 -<=c
  33. 33. Fi Fíjate bien en cómo leen las personas mayores ¿Te has dado cuenta de todo lo que hacen los mayores mientras leen? ¿Has visto lo bien que lo pasan leyendo? Cuando lean tus padres, tus hermanos, tus abuelos... no te pierdas ningún detalle.
  34. 34. te N o te quedes con ninguna duda Siempre que estés leyendo, a solas, o con tus padres, o en el colé, no te quedes con ninguna duda. Si no entiendes algo, pregúntalo. Los mayores saben muchas cosas que pueden ayudarte. Ellos sí que son buenos lectores. 38
  35. 35. 6 Si te apetece leer, lee. N o te distraigas con otras cosas ¿Hay veces que tienes unas ganas irresistibles N o lo dudes: apaga la tele, prepara tu sitio preferido y ponte a la labor. ¡Eso sí que es emocionante!
  36. 36. § Pide consejo: a tus padres, a tus profes, al bibliotecario, al librero... Si no sabes qué leer, si te has atascado con algún libro, pide ayuda. Tus profesores, tus padres, el librero o el bibliotecario de la zona, algún amigo o amiga..., seguro que a ellos se les ocurren muchas ¡deas. 40
  37. 37. ^Aprovecha cualquier ocasión para leer Cualquier motivo puede ser bueno para conseguir los mejores libros: cuando prepares tus vacaciones, cuando quieras aprender cosas nuevas, cuando te apetezca leer las historias más fascinantes... ¿Por qué no das ¡deas a tus padres para que te regalen más libros?
  38. 38. 9 iensa que tus amigas, tus amigos, son los mejores compañeros de lecturas ¿Has intercambiado alguna vez libros con tus amigos? ¿Habéis jugado a contaros historias: las más misteriosas, ' aventureras, inquietantes, d i v e r t i d a s . . . - ^ ^ f t r T T T r ^ ^ / Hay juegos basados en libros que puedes organizar: disfrazarse, una obra de teatro, hacer titeres... Pruébalo y verás qué buen resultado. 42
  39. 39. iza bien tu biblioteca jTienes tus libros bien ordenados? ¿Has reservado algún lugar especial para guardarlos? Consulta a tus padres: seguro que ellos pueden ayudarte a ordenarlos, a arreglar los que se han estropeado, a decorar tu biblioteca... 43
  40. 40. От? , "О О > S5Ë
  41. 41. La lectura y su aprendizaje 4 9 ¿Qué aprenden los niños y las niñas cuando aprenden a leer? ¿Cuánto dura el aprendizaje de la lectura? ¿Cómo ayudar antes de la lectura? ¿Cómo ayudar durante la lectura? ¿Cómo ayudar después de la lectura? Los inicios de la lectura 5 5 ¿Cuándo se empieza a leer? ¿Qué podemos hacer antes de que comiencen a leer? ¿Los libros de imágenes ayudan a leer? Las dificultades en la lectura 5 9 ¿Dónde puede haber dificultades? ¿Qué podemos hacer ante las dificultades iniciales de lectura? ¿Qué errores pueden cometer los padres?
  42. 42. Los libros y las edades 6 3 ¿ Q u é libros gustan antes de los cinco años? ¿ Q u é libros gustan entre los seis y los ocho años? ¿ Q u é libros gustan entre los nueve y los once años? ¿ Q u é libros gustan a los mayores de doce años? La selección de lecturas 6 9 ¿Cómo elegir libros de imágenes? ¿Cómo elegir obras de ficción? ¿Cómo elegir obras de información y de consulta? El hábito de la lectura 7 5 A mi hijo, a mi hija, no le gusta leer, ¿qué puedo hacer? A mi hija, a mi hijo, le gusta mucho leer, ¿qué más puedo hacer? ¿Por qué, a cierta edad, hay chavales que leen menos? ¿Lectura y televisión son incompatibles?
  43. 43. La lectura y su aprendizaje ¿Qué aprenden los niños y las niñas cuando aprenden a leer? A p r e n d e r a leer significa a p r e n d e r a i n t e r p r e t a r u n t e x t o escrito. Y ello exige el dominio de m u y d i v e r s a s habilidades, a l g u n a s de l a s cuales p u e d e n r e s u l t a r complejas p a r a los niños. P e n s e m o s e n cómo leemos los a d u l t o s , l a s d e s t r e z a s q u e debemos e m p l e a r p a r a acceder al significado completo de u n escrito. P a r a i n t e r p r e t a r u n texto, los n i ñ o s deben a p r e n d e r a u t i l i z a r adecuadamente todas estas habilidades: — S e r concientes de por q u é y p a r a q u é leen, es decir, q u é finalidad p e r s i g u e n con la lectura: a p r e n d e r , e n t r e t e n e r s e y d i v e r t i r s e , localizar u n a información... — S a b e r q u é contenido b u s c a n y e n qué textos es posible e n c o n t r a r l o . C a d a t e x t o p e r m i t e usos distintos, y s u l e c t u r a p u e d e a b o r d a r s e de m a n e r a s diferentes. - D e t e c t a r cómo e s t á organizado cada texto y q u é conocimientos o experiencias p r o p i a s p u e d e n a y u d a r l e s a i n t e r p r e t a r l o . - Descifrar p e r f e c t a m e n t e los escritos, s a b e r qué sonido c o r r e s p o n d e a c a d a l e t r a y a t o d a s s u s combinaciones y r e a l i z a r este proceso de forma a u t o m á t i c a . 49
  44. 44. - Disponer de u n vocabulario a b u n d a n t e y a d e c u a d o p a r a a b o r d a r el t e m a t r a t a d o . - E s t a r en condiciones de i n t e r p r e t a r frases y e s t r u c t u r a s s i n t á c t i c a s m á s o menos complejas. - D u r a n t e la lectura, ser capaces de controlar si e s t á n c o m p r e n d i e n d o o si h a n e n c o n t r a d o u n p r o b l e m a q u e les i m p i d e s e g u i r e n t e n d i e n d o el texto. - C u a n d o se pierden, reconocer q u é h a podido o r i g i n a r el p r o b l e m a : u n a p a l a b r a desconocida, u n despiste, u n a frase complicada, falta de conocimientos sobre el t e m a . . . - Elegir la forma a d e c u a d a de resolver el p r o b l e m a : releer, leer con m á s d e t e n i m i e n t o , c o n s u l t a r u n diccionario o u n a enciclopedia o, incluso, a v a n z a r en la l e c t u r a p o r q u e se considera q u e el p r o b l e m a no i m p i d e la comprensión del texto. La consulta de u n diccionario no s i e m p r e es la mejor solución. - E n t e n d e r el texto como u n a u n i d a d y s a b e r i n t e r p r e t a r l o como t a l . D e s d e la p r i m e r a idea h a s t a la ú l t i m a , t r a t a r de e n c o n t r a r s u s relaciones y, en consecuencia, poder r e s u m i r su contenido e n pocas p a l a b r a s . C u a n d o los niños a p r e n d e n a leer t i e n e n q u e a p r e n d e r a d o m i n a r todo e s t e conjunto de h a b i l i d a d e s . Solo así p o d r á n acceder al significado de los textos. 50
  45. 45. ¿Cuánto dura el aprendizaje de la lectura? El aprendizaje de la l e c t u r a d u r a toda la vida. El dominio de l a s h a b i l i d a d e s q u e p e r m i t e n c o m p r e n d e r los textos sigue e n r i q u e c i é n d o s e d u r a n t e toda n u e s t r a experiencia como lectores, en la confrontación con n u e v a s lecturas, textos m á s complejos o p r o p u e s t a s n a r r a t i v a s diferentes. E s cierto q u e l a s d e s t r e z a s de descifrado se a p r e n d e n p r o n t o . D e s d e pequeños, los n i ñ o s conocen las relaciones e n t r e l e t r a s y sonidos y s u s combinaciones, y s a b e n i n t e r p r e t a r estos sonidos e n c a d e n a d o s como p a l a b r a s con significado en el conjunto de u n texto. Pero con este conocimiento no h a t e r m i n a d o el aprendizaje de la lectura, el de la c o m p r e n s i ó n e i n t e r p r e t a c i ó n de los textos. P a r a ser capaces de c o m p r e n d e r u n texto, debemos p o n e r en juego s a b e r e s m u y distintos: u n o s en relación con n u e s t r a e x p e r i e n c i a y conocimiento del m u n d o ; otros sobre la l e n g u a y sobre los t e x t o s . La experiencia a m p l i a e n c a d a u n o de estos á m b i t o s n o s p e r m i t i r á acceder al contenido del texto e n su integridad: i n t e r p r e t a r la intención del a u t o r , la ironía, los dobles sentidos o la a l u s i ó n y relación e n t r e textos. A leer se e s t á a p r e n d i e n d o s i e m p r e . D u r a n t e toda la escolaridad, los niños y los jóvenes deben seguir perfeccionando s u s h a b i l i d a d e s . C u a n d o t r a t e m o s de a y u d a r a n u e s t r o s hijos en s u aprendizaje, no d e b e m o s olvidarlo.
  46. 46. ¿Cómo ayudar antes de la lectura? Antes de abordar la lectura de u n texto, las personas a d u l t a s nos preparamos para leer, sabemos qué vamos a leer y con qué objetivo. En ocasiones, estas preguntas las hacemos de m a n e r a inconsciente, pero su respuesta será u n a guía imprescindible para la interpretación del texto. Sin embargo, los niños suelen iniciar la lectura sin plantearse previamente qué van a leer o qué finalidad persiguen con la lectura. Podemos ayudarles a descubrirlo: - Recapacitando sobre lo que van a leer y para qué e s t á n leyendo: entretenerse, buscar información, localizar u n dato, aprender a hacer algo (preparar u n a receta, montar u n juguete, r e p a r a r u n objeto...), obtener información a b u n d a n t e y ordenada para p r e p a r a r u n trabajo monográfico, e s t a r informados sobre la actualidad... - Ayudándoles a recordar lo que saben sobre el tema tratado o sobre asuntos relacionados: recordar otras lecturas, viajes, películas, experiencias... - Fijando su atención sobre el valor de las marcas del texto que proporcionan información sobre su estructura: títulos y subtítulos; capítulos y apartados; subrayados, negritas... En algunos escritos, los índices pueden ser u n a buena ayuda para hablar sobre su contenido y sobre cómo está organizado. - Con los m á s pequeños, identificando p a l a b r a s familiares p a r a situar el tema: nombres de personajes o de los lugares donde discurre u n a historia, nombres de objetos, lugares o personas en los pies de fotos o de ilustraciones... - Tomando la iniciativa nosotros e indicando para qué y cómo leemos u n texto, con el fin de que poco a poco vayan haciéndolo solos.
  47. 47. ¿Cómo ayudar durante la lectura? C u a n d o los a d u l t o s leemos, podemos c e n t r a r la a t e n c i ó n e n la c o m p r e n s i ó n del texto p o r q u e h a y otros procesos q u e somos c a p a c e s de r e a l i z a r de forma a u t o m á t i c a (como el descifrado, p o r ejemplo). Y si e n c o n t r a m o s dificultades, t r a t a m o s de resolverlas h a c i e n d o u s o de e s t r a t e g i a s d i s t i n t a s . Sin e m b a r g o , los n i ñ o s p u e d e n r e q u e r i r a y u d a m i e n t r a s e s t á n leyendo. P a r a ello, podemos g u i a r l e s : - C u a n d o son p e q u e ñ o s , colaborando e n el descifrado de a l g u n a s p a l a b r a s complicadas y e n s e ñ á n d o l e s a seguir las l í n e a s i m p r e s a s correctamente. - L l a m a n d o s u atención sobre i m á g e n e s y e s q u e m a s q u e a c o m p a ñ a n al texto y m o s t r á n d o l e s la relación que se establece e n t r e a m b o s . - E s t i m u l á n d o l e s a q u e h a b l e n sobre lo q u e e s t á n leyendo: q u e n o s c u e n t e n qué leen, dónde h a n e n c o n t r a d o u n a información, si s a b e n m á s cosas sobre el tema... - P r e g u n t á n d o l e s si e s t á n e n c o n t r a n d o p r o b l e m a s y a y u d á n d o l e s a c o n c r e t a r q u é es e x a c t a m e n t e lo que no e n t i e n d e n y dónde p u e d e r e s i d i r el p r o b l e m a : e n el vocabulario, en la e s t r u c t u r a de l a s frases, en el tema... - Ofreciendo d i s t i n t a s soluciones c u a n d o no c o m p r e n d e n algo: la r e l e c t u r a , la l e c t u r a del contexto, la consulta del diccionario o de otro libro donde a m p l i a r conocimientos... 53
  48. 48. ¿Cómo ayudar después de la lectura? H e m o s comprendido u n texto c u a n d o somos c a p a c e s de e n t e n d e r l o como u n a u n i d a d y, por t a n t o , podemos e x p r e s a r su contenido en pocas p a l a b r a s . U n a vez finalizada la l e c t u r a , podemos seguir a y u d a n d o a los niños: - C o n v e r s a n d o sobre la lectura, t r a t a n d o de a v e r i g u a r q u é pasajes les h a n r e s u l t a d o m á s complicados y por q u é . - C o n t r a s t a n d o , c u a n d o lo h a y a , el índice del libro con lo q u e h a n e n t e n d i d o , haciendo n o t a r la v e n t a j a de r e v i s a r títulos y epígrafes como i n s t r u m e n t o p a r a r e c o r d a r y p a r a e l a b o r a r el propio r e s u m e n m e n t a l . - Indicándoles que pueden a n o t a r s u s d u d a s y que d e b e n s a b e r f o r m u l a r l a s en clase (en especial e n la realización de trabajos escolares). - R e c o r d a n d o el vocabulario n u e v o y c o m p r o b a n d o q u e h a n a p r e n d i d o su significado (con juegos de definición de p a l a b r a s o de b ú s q u e d a de p a l a b r a s p a r a u n a definición d a d a ) . - O r i e n t á n d o l e s c u a n d o t r a t a n de h a c e r u n r e s u m e n e i n v i t á n d o l e s a sacar conclusiones, a o r d e n a r u n a historia, a hacer un esquema. - Sugiriéndoles que clasifiquen el texto leído, en c o m p a r a c i ó n con otros del m i s m o tipo: científico, histórico, de ficción... De e s t e modo, i r á n o r g a n i z a n d o su biblioteca y su conocimiento sobre los textos.
  49. 49. Los inicios de la lectura ¿Cuándo se empieza a leer? No se p u e d e indicar u n m o m e n t o exacto p a r a el comienzo d e la l e c t u r a . E n r e a l i d a d , todo e m p i e z a c u a n d o los niños i n t e n t a n e n t e n d e r textos de uso h a b i t u a l : c a r t e l e s , e t i q u e t a s , a n a g r a m a s . . . Los escritos s o n objetos q u e e s t á n p r e s e n t e s en s u e n t o r n o y, desde m u y pronto, n i ñ o s y n i ñ a s t r a t a n de i n t e r p r e t a r l o s . A leer se e m p i e z a c u a n d o se e m p i e z a a b u s c a r significado en u n texto. Los n i ñ o s c o m i e n z a n a a c e r c a r s e a la lectura, sobre todo, c u a n d o v e n leer a los m á s próximos. Si nos v e n leer h a b i t u a l m e n t e a los m a y o r e s , si nosotros les e s t i m u l a m o s p a r a q u e p r e s t e n atención a los escritos, pronto empezarán a hacernos preguntas. Mediante estas p r e g u n t a s están i n t e n t a n d o o b t e n e r dos tipos de conocimientos: por u n a p a r t e , conocer el significado de l a s p a l a b r a s (¿ahí q u é pone?) y, por o t r a , s a b e r cómo s e lee (¿qué l e t r a es esa?). E n este m o m e n t o podemos decir q u e el a p r e n d i z a j e de la l e c t u r a h a comenzado. 55
  50. 50. ¿Qué podemos hacer antes de que comiencen a leer? Los expertos afirman q u e los n i ñ o s q u e e s t á n e n a m b i e n t e s e n los que la l e c t u r a forma p a r t e de la actividad h a b i t u a l de la familia a p r e n d e n a n t e s y mejor a leer. Y ¿cómo c r e a r este a m b i e n t e ? Sencillamente, leyendo d e l a n t e de ellos, leyendo con ellos y p a r a ellos, con c u a l q u i e r motivo, e n c u a l q u i e r situación. Si i n t e n t a m o s leer j u n t o s , si h a b l a m o s sobre ello, s e g u r o q u e les a y u d a m o s : b u s c a n d o el significado de c a r t e l e s y e t i q u e t a s ; c o n s u l t a n d o g u í a s telefónicas, p r o g r a m a s y a g e n d a s , p a r a h a c e r u n a l l a m a d a u o r g a n i z a r u n a salida; leyendo r e v i s t a s , periódicos, cuentos, historietas..., y c o m e n t a n d o p a r a qué leemos y cómo lo h a c e m o s ; r e s p o n d i e n d o a s u s p r e g u n t a s sobre l a s l e t r a s y s u descifrado. Más tarde aprenderán sistemáticamente todas las letras y sus combinaciones j u n t o con el r e s t o de l a s h a b i l i d a d e s q u e les p e r m i t i r á n c o m p r e n d e r u n a a m p l i a v a r i e d a d de textos.
  51. 51. ¿Los libros de imágenes ayudan a leer? Leer es b u s c a r significado e i n t e r p r e t a r u n escrito. E n t o n c e s , ¿ h a b l a m o s de l e c t u r a solo c u a n d o h a y algo escrito? Fijémonos en l a s h a b i l i d a d e s q u e ponemos e n funcionamiento c u a n d o t r a t a m o s de leer i m á g e n e s y v e r e m o s su u t i l i d a d en la l e c t u r a . C u a n d o los n i ñ o s leen u n a i m a g e n deben identificarla, a i s l á n d o l a del resto ("¿Cuál es el perro?"); t i e n e n q u e reconocerla como signo de lo r e p r e s e n t a d o ("Esto es u n perro" ); deben conocer l a s funciones del objeto r e p r e s e n t a d o , p u d i e n d o f a n t a s e a r incluso sobre e l l a s ("¡Uy, q u e m e muerde!"). E n cierto modo, procesos s e m e j a n t e s a estos i n t e r v i e n e n en la l e c t u r a de textos escritos, y existen libros p r e p a r a d o s p a r a favorecer su desarrollo. Se t r a t a de los i m a g i n a r i o s , abecedarios, libros con a r g u m e n t o m í n i m o , libros de conocimientos y á l b u m e s . Son libros q u e b á s i c a m e n t e c o n t i e n e n i m á g e n e s , con m u y poco texto, y q u e r e s u l t a n m u y útiles p a r a a p r e n d e r a leer i m á g e n e s y t e x t o s .
  52. 52. A d e m á s , si somos cuidadosos e n su elección, t i e n e n otro cometido i m p o r t a n t e : la educación estética y la introducción al m u n d o de los libros y de la l i t e r a t u r a . Desde e d a d e s m u y t e m p r a n a s , conviene ponerlos al alcance de los niños. A d e m á s son u n b u e n apoyo p a r a leer con ellos. Nos p u e d e n servir p a r a : conversar, d e s p e r t a r su curiosidad, e n s e ñ a r a leer i m á g e n e s , a p r e n d e r n u e v a s p a l a b r a s , c o n t a r h i s t o r i a s , e n s e ñ a r l e s a d i s t i n g u i r los dibujos de l a s l e t r a s , m o s t r a r cómo y dónde se lee, e n s e ñ a r l e s cosas sobre el m u n d o q u e les rodea, a y u d a r l e s a c o n s t r u i r u n r e l a t o , e d u c a r su sentido estético, d e s p e r t a r el a m o r por los libros y o t r a s mil cosas q u e se nos p u e d a n ocurrir...
  53. 53. Las dificultades en la lectura ¿Dónde.puede haber dificultades? La l e c t u r a es u n proceso complejo e n el q u e e s t á n i n v o l u c r a d a s h a b i l i d a d e s m u y d i v e r s a s . E n los inicios de la l e c t u r a y d u r a n t e toda la escolaridad, n i ñ o s y jóvenes p u e d e n e n c o n t r a r dificultades en d e s t r e z a s d i v e r s a s q u e no h a y a n desarrollado a d e c u a d a m e n t e . Algunos ejemplos de dificultades frecuentes de los n i ñ o s e n l e c t u r a son: - No s a b e n e x a c t a m e n t e p a r a q u é e s t á n leyendo, qué contenido v a n a e n c o n t r a r e n el texto o q u é información deben b u s c a r . - N o t i e n e n suficiente experiencia con los diferentes tipos de t e x t o como p a r a e n c o n t r a r , con r a p i d e z y seguridad, el contenido o la información deseados. No s a b e n localizar en qué p a r t e del texto e s t á lo esencial. - No s a b e n lo suficiente sobre el t e m a t r a t a d o . E n estos casos, p u e d e q u e s e a n capaces de descifrar el texto, pero no de comprenderlo. - N o t i e n e n a u t o m a t i z a d o el proceso de descifrado y, como consecuencia, deben r e a l i z a r u n g r a n esfuerzo en la traducción de l a s l e t r a s a sonidos, lo cual les i m p i d e c e n t r a r s e en la comprensión. N o b u s c a n significados sino l e t r a s . - T i e n e n dificultades p a r a c o m p r e n d e r u n n ú m e r o significativo de p a l a b r a s y p a r a i n t e r p r e t a r frases complejas. 59
  54. 54. - No s o n conscientes de si e s t á n siguiendo el hilo a r g u m e n t a l o no. No son capaces de controlar la c o m p r e n s i ó n y, por t a n t o , no u t i l i z a n n i n g u n a e s t r a t e g i a p a r a resolver s u s p r o b l e m a s . - P u e d e que, a u n siendo conscientes de q u e se h a n perdido, desconozcan la c a u s a : u n a p a l a b r a desconocida, u n a frase complicada, u n despiste... —Ante p r o b l e m a s de comprensión, no s a b e n por dónde seguir o q u é h a c e r . No conocen la v a r i e d a d de m e c a n i s m o s que p u e d e n s e r útiles p a r a solucionar s u s problemas: releer, leer el contexto, c o n s u l t a r u n diccionario u otro libro especializado, p r e g u n t a r a u n compañero... - N o son capaces de v e r el texto como u n i d a d , se q u e d a n con i d e a s s u e l t a s . Les r e s u l t a m u y difícil h a c e r u n r e s u m e n . Con frecuencia, los p r o b l e m a s de l e c t u r a p u e d e n e s t a r e n v a r i a s de e s t a s h a b i l i d a d e s . T r a t a r de conocer dónde e s t á la dificultad s e r á u n p r i m e r paso p a r a poder d a r u n a orientación a n t e e s t a s situaciones. ¿Qué podemos hacer ante las dificultades iniciales? Lo m á s i m p o r t a n t e es a c t u a r de m a n e r a coordinada con el colegio, a v e r i g u a n d o cuál es el p r o b l e m a y viendo posibles formas de colaboración. E n todo caso, h a y a l g u n o s consejos q u e podemos seguir, e s p e c i a l m e n t e en el m o m e n t o inicial del aprendizaje. No q u e m a r e t a p a s . A veces, los n i ñ o s no p u e d e n a p r e n d e r lo q u e p a r a nosotros r e s u l t a obvio. No t e n g a m o s prisa. E s posible que los m á s p e q u e ñ o s s e p a n el n o m b r e de las l e t r a s , incluso s u sonido, pero no s e a n c a p a c e s de e n c o n t r a r el significado. P u e d e q u e utilicen l a s l e t r a s p a r a escribir p a l a b r a s y textos m í n i m o s y, s i n e m b a r g o , t e n g a n
  55. 55. dificultades e n la l e c t u r a , incluso e n la de textos q u e ellos m i s m o s h a y a n escrito. E s t o es frecuente y, a ciertas edades, forma p a r t e del proceso n o r m a l de aprendizaje. No e s p e r a r d e m a s i a d o . No es necesario e s p e r a r a q u e los n i ñ o s conozcan las l e t r a s , el código alfabético, p a r a leer con ellos. Son ellos los que d a r á n la medida, e s t i m u l a d o s y a y u d a d o s por nosotros. S i e m p r e d e b e r e m o s d a r l e s la o p o r t u n i d a d de e s t a r e n contacto con los libros, con l a l e c t u r a . A c t u a r e n paralelo. N u n c a e s t a r á de m á s p r a c t i c a r la l e c t u r a j u n t o s , leyendo p a r a ellos y m o s t r á n d o l e s cómo lo hacemos, p r o p o n i é n d o l e s l a i n t e r p r e t a c i ó n de textos h a b i t u a l e s , pidiéndoles que n o s c u e n t e n q u é h a c e n p a r a escribir y p a r a leer, e s t i m u l á n d o l e s a q u e n o s p r e g u n t e n todas sus dudas. ¿Qué errores pueden cometer C u a n d o creemos q u e n u e s t r o s hijos no leen como nosotros e s p e r a m o s , solemos p r e o c u p a r n o s . Y la preocupación p u e d e s e r la m i s m a , t e n i e n d o o no motivos p a r a ello. ¿Cómo s a b e r si r e a l m e n t e falla algo? C o n s u l t a n d o a los profesores. Ellos n o s o r i e n t a r á n y nos i n d i c a r á n q u é h a c e r e n caso de q u e s e a n e c e s a r i a u n a a y u d a adicional. P o d r í a m o s cometer u n e r r o r si, por principio y sin m á s información, p e n s á r a m o s que existe u n r e t r a s o . Solo el c o n t r a s t e con los profesionales nos p e r m i t i r á s a b e r si esto es a s í o si, por el contrario, aquello q u e nos p r e o c u p a forma p a r t e de la evolución n o r m a l e n el a p r e n d i z a j e .
  56. 56. N u e s t r a intervención sin c o n s u l t a r a n t e s con el m a e s t r o p u e d e llevar a otros e r r o r e s : - C r e a r ciertas contradicciones e n t r e el método de la escuela y el q u e e m p l e a m o s en casa. Sin t e n e r conciencia de ello, podemos p r e s e n t a r el s i s t e m a de e s c r i t u r a de m a n e r a m u y diferente a la q u e e s p e r a n o e s t á n a c o s t u m b r a d o s los niños. - E m p l e a r textos i n a d e c u a d o s por su extensión, por su i n t e r é s o por su t e m a (tanto por exceso como por defecto). - I n t r o d u c i r u n r i t m o de aprendizaje excesivo, q u e m a n d o e t a p a s y provocando u n aprendizaje poco seguro o poco válido p a r a resolver s u s p r o b l e m a s . Podemos, incluso, c r e a r u n cansancio innecesario. - R e p e t i r o e n s e ñ a r lo y a sabido, provocando cierto a b u r r i m i e n t o . P a r a s a l i r de d u d a s , es fácil p r e g u n t a r en la escuela.
  57. 57. Los libros y las edades • ¿Qué libros gustan antes de los cinco años? A e s t a s e d a d e s , el diseño de los libros - l a s ilustraciones, los colores, los m a t e r i a l e s , l a s t e x t u r a s , l a s t r a n s p a r e n c i a s , los c a l a d o s o t r o q u e l a d o s - es u n e l e m e n t o f u n d a m e n t a l que a t r a e la a t e n c i ó n de los niños y que p r o m u e v e el juego. Los libros son objetos m u y apetecibles q u e p u e d e n ser leídos con los p a d r e s o explorados a solas. E n los libros p a r a los m á s p e q u e ñ o s p r e d o m i n a n la i l u s t r a c i ó n y los e l e m e n t o s gráficos. M e d i a n t e los dibujos, los niños reconocen objetos, p e r s o n a s , a n i m a l e s . . . Algunos libros incluyen textos m í n i m o s : p a l a b r a s , frases sencillas, p e q u e ñ o s diálogos, repeticiones, p a l a b r a s y frases s o n o r a s . De hecho, el sonido de las p a l a b r a s p u e d e ser u n aliciente p a r a la l e c t u r a de u n libro: d e s c u b r i r sonidos e x t r a ñ o s , divertidos, cacofónicos... A e s t a s e d a d e s g u s t a la repetición de sonidos, de p a l a b r a s o de i d e a s . Es i m p o r t a n t e vigilar que las p o r t a d a s e s t é n plastificadas o r e f o r z a d a s , q u e los libros no c o n t e n g a n m a t e r i a l e s tóxicos ni p u n t a s o e l e m e n t o s p u n z a n t e s q u e p u e d a n d a ñ a r a los niños.
  58. 58. E n e s t e periodo g u s t a n las h i s t o r i a s de ficción b a s a d a s e n actividades c o t i d i a n a s con las que p u e d a n identificarse, c e n t r a d a s e n sí m i s m o s o en n i ñ o s y n i ñ a s de e d a d e s s e m e j a n t e s . Los a n i m a l e s son u n o de s u s t e m a s favoritos. E n todo caso, las h i s t o r i a s deben ser sencillas y fáciles de predecir. E n t r e los libros q u e m á s i n t e r e s a n a los m e n o r e s de cinco años, podemos e n c o n t r a r los siguientes: — Libros juego: troquelados, con agujeros, v e n t a n a s , e l e m e n t o s móviles, r e a l i z a d o s con distintos m a t e r i a l e s y t e x t u r a s . - L i b r o s p a r a h a c e r actividades: dibujar, colorear o r e c o r t a r . - L i b r o s de i m á g e n e s sin texto, con u n a secuencia n a r r a t i v a lineal m í n i m a donde ellos p u e d a n r e c r e a r la historia. - L i b r o s con i m á g e n e s y con textos m u y breves, con dos o t r e s l í n e a s i m p r e s a s por página. - P o e s í a s , a d i v i n a n z a s , canciones y juegos de p a l a b r a s . —Libros d o c u m e n t a l e s o de información que les a y u d a n a d e s c u b r i r el m u n d o q u e les rodea y a a c e r c a r s e a nuevos t e m a s : p l a n t a s y a n i m a l e s , formas y colores, juegos y trabajos m a n u a l e s . . .
  59. 59. ¿Qué libros gustan entre los seis y los ocho años? E n los libros dirigidos a e s t a s e d a d e s , las ilustraciones s i g u e n t e n i e n d o u n a g r a n i m p o r t a n c i a : los colores, los dibujos y el diseño son e l e m e n t o s de atracción y guía q u e o r i e n t a n e n la l e c t u r a del texto. Los textos deben ser breves, p r e s e n t a d o s con u n lenguaje directo y claro, con diálogos, repeticiones, p a l a b r a s y frases sonoras. Los niños comienzan t a m b i é n a leer narraciones sencillas, organizadas incluso por capítulos, con la e s t r u c t u r a canónica de presentación, nudo y desenlace. La tipografía h a de ser g r a n d e y el formato del texto debe e s t a r b i e n distribuido. Los libros deben s e r r e s i s t e n t e s , con p o r t a d a s r e f o r z a d a s . E n t r e los libros preferidos por los niños de seis a ocho a ñ o s p o d e m o s d e s t a c a r los s i g u i e n t e s : - N a r r a c i o n e s con personajes p r o t a g o n i s t a s próximos a los n i ñ o s y n i ñ a s de e s t a s e d a d e s , q u e p r e s e n t a n situaciones de la vida c o t i d i a n a r e l a c i o n a d a s con s u s experiencias. - N a r r a c i o n e s con personajes a n i m a l e s . — N a r r a c i o n e s de a v e n t u r a s , f a n t a s í a y h u m o r . - C u e n t o s clásicos y p o p u l a r e s , libros de fábulas y c u e n t o s de h a d a s . - P o e m a s , a d i v i n a n z a s , acertijos y t r a b a l e n g u a s . - O b r a s de t e a t r o p a r a ser r e p r e s e n t a d a s (con m a r i o n e t a s , títeres...). - L i b r o s d o c u m e n t a l e s o de información e n distintos s o p o r t e s (papel y electrónico) q u e d e s p i e r t a n la curiosidad de los niños sobre t e m a s como el cuerpo h u m a n o , la n a t u r a l e z a , los a n i m a l e s , c u l t u r a s del m u n d o , civilizaciones a n t i g u a s . . .
  60. 60. ¿Qué libros gustan entre los nueve y los once años? A e s t a s edades, g r a n p a r t e de los niños son capaces de leer textos e x t e n s o s : n a r r a c i o n e s con diálogos, e s t r u c t u r a d o s e n capítulos y acordes al e s q u e m a clásico de presentación, n u d o y d e s e n l a c e . E n este periodo, h a y n i ñ o s que se i n t r o d u c e n en la l e c t u r a de novelas cortas. Los n i ñ o s y las n i ñ a s p u e d e n i n t e r e s a r s e por c u a l e s q u i e r a de los géneros l i t e r a r i o s : cuentos y novelas, poesía y t e a t r o p a r a s e r r e p r e s e n t a d o , e incluso por géneros como el cómic o el libro informativo y de conocimientos. Por lo general, en estas edades la ilustración tiene menor presencia, se suele p l a n t e a r como complemento del texto o como interpretación de este. M e d i a n t e la gráfica se destacan los momentos principales de la acción. P r o g r e s i v a m e n t e , el formato de los textos va siendo similar al de los a d u l t o s . Los t e m a s favoritos suelen s e r las a v e n t u r a s , el h u m o r y el t e r r o r . E s frecuente que, e n este periodo, chicas y chicos se i n t e r e s e n por series b a s a d a s en la vida de u n p r o t a g o n i s t a q u e se e n f r e n t a con p r o b l e m a s propios de e s t a s edades.
  61. 61. E n t r e las l e c t u r a s p r e f e r i d a s e n t r e los n u e v e y los once a ñ o s , podemos d e s t a c a r las s i g u i e n t e s : - N a r r a c i o n e s de a v e n t u r a s , h u m o r , ciencia ficción y t e r r o r . - N a r r a c i o n e s de f a n t a s í a , cuentos de h a d a s , cuentos y l e y e n d a s de la tradición oral. - B i o g r a f í a s y r e l a t o s históricos sencillos. - L i b r o s en d i s t i n t o s soportes (papel y electrónico) q u e c o m b i n e n el e n t r e t e n i m i e n t o y el conocimiento: e x p e r i m e n t o s , cocina, manualidades... - L i b r o s de información científica o técnica, de divulgación, con información r i g u r o s a y a d a p t a d a a e s t a s edades, p r e s e n t a d o s e n soporte p a p e l y electrónico. ¿Qué libros gustan a los mayores de doce años? A p a r t i r de cierta edad, p u e d e r e s u l t a r difícil establecer l í m i t e s e n la clasificación de los libros. H a y lectores y lectoras q u e a los t r e c e , catorce o quince a ñ o s e s t á n en condiciones de afrontar l e c t u r a s complejas, m i e n t r a s q u e otros siguen u n proceso m á s l e n t o h a c i a la l e c t u r a a d u l t a . No o b s t a n t e , en t o r n o a los doce años, h a y preferencias m á s o m e n o s e x t e n d i d a s e n t r e los jóvenes. Es frecuente que en este periodo se d e c a n t e n por ciertos géneros, t e m a s o series que c o n s u m e n á v i d a m e n t e .
  62. 62. E n t r e los libros que m á s a t r a e n a estas edades, podemos destacar los siguientes: - H i s t o r i a s de acción, con protagonistas juveniles, en las que aparece u n héroe o u n líder. - R e l a t o s de aventuras, de viajes y descubrimientos. - Historias policíacas, de misterio y terror. - Libros de ciencia ficción. - Novelas y poemas de amor. - L i b r o s de historia de las civilizaciones y biografías de personajes ilustres. - Obras clásicas en ediciones originales. - A n t o l o g í a s de cuentos y de poemas. - Obras de teatro. - Cómics. - L i b r o s de información científica y técnica, amenos y complementados con material gráfico, en soporte papel y electrónico. - O t r a s obras de referencia, impresas y electrónicas: diccionarios, enciclopedias, monografías sobre t e m a s de estudio y aficiones (fotografía, cine, pintura, música, etc.). 68
  63. 63. La selección de lecturas ¿Cómo elegir libros de imágenes? E x i s t e u n a a m p l i a v a r i e d a d de libros de i m á g e n e s q u e p u e d e n c u m p l i r funciones diferentes en la educación de los lectores m á s p e q u e ñ o s . A l g u n a s indicaciones sobre cómo e m p l e a r cada u n o de ellos: - I m a g i n a r i o s o libros con colecciones de imágenes. Libros con g a l e r í a s de i m á g e n e s , o r g a n i z a d a s g e n e r a l m e n t e por t e m a s : a n i m a l e s , j u g u e t e s , vehículos, i n s t r u m e n t o s musicales, objetos domésticos... Son los p r i m e r o s libros q u e d e b e r í a n "leer" los niños. Con ellos se p u e d e n h a c e r actividades p a r a identificar, reconocer, n o m b r a r , c o m p a r a r , c o m e n t a r . . . - A b e c e d a r i o s . Libros en los q u e las l e t r a s del alfabeto se a c o m p a ñ a n de i m á g e n e s con motivos (un objeto, u n animal...) cuyo n o m b r e e m p i e z a p o r c a d a u n a de las l e t r a s del abecedario. A veces, se p r e s e n t a t a m b i é n u n a estrofa, u n p o e m a o u n a frase sencilla. Al igual q u e los a n t e r i o r e s , sirven p a r a identificar y reconocer, y a d e m á s posibilitan el p r i m e r contacto de los n i ñ o s con la e s c r i t u r a ( d e s t a c a n la l e t r a inicial p a r a facilitar el conocimiento de las l e t r a s , incluyen la e s c r i t u r a de p a l a b r a s frecuentes y los textos algo m á s extensos favorecen l a s p r i m e r a s relaciones con el lenguaje propio de la e s c r i t u r a ) . 69
  64. 64. - L i b r o s de imágenes con secuencia narrativa básica. Libros de i m á g e n e s , sin texto, en los q u e se p l a n t e a u n a secuencia n a r r a t i v a sencilla. Se s u e l e n p r e s e n t a r u n o o varios personajes ligados por u n a acción lineal m í n i m a . P u e d e r e s u l t a r u n recurso de i n t e r é s p a r a introducir a los n i ñ o s e n la secuencia de la n a r r a c i ó n : las actividades que r e a l i z a n los personajes, los cambios de estos personajes... - Libros de imágenes con texto mínimo. Libros con p o e m a s sencillos, estrofas o cuentos m u y breves. Constituyen u n a fuente imprescindible p a r a la iniciación literaria de los m á s pequeños y p a r a d e s p e r t a r el gusto por la l i t e r a t u r a . Sirven p a r a identificar y reconocer i m á g e n e s y letras, al tiempo que son u n recurso i n t e r e s a n t e p a r a familiarizar a los niños con las formas del "lenguaje que se escribe" (formas de inicio y fin de los cuentos, formas rimadas...). Los adultos podemos leerlos en voz alta, o invitar a los niños a memorizarlos, a reconocer p a l a b r a s y l e t r a s . . . - L i b r o s de conocimientos. J u n t o con las o b r a s l i t e r a r i a s , existen otros m u c h o s libros q u e a y u d a n a los n i ñ o s a conocer el e n t o r n o e n q u e viven. Son libros e n los que la i l u s t r a c i ó n tiene u n a presencia p r e d o m i n a n t e . E s t á n i l u s t r a d o s con fotografías o dibujos, con o sin texto. Su finalidad es didáctica. Con ellos los n i ñ o s p u e d e n conocer o t r a s funciones de la e s c r i t u r a (la e s c r i t u r a sirve p a r a fijar y t r a n s m i t i r conocimientos). Son u n b u e n recurso p a r a e n r i q u e c e r el vocabulario y d e s a r r o l l a r a l g u n a s h a b i l i d a d e s r e l a c i o n a d a s con la l e c t u r a (la e s c r i t u r a de n o m b r e s y el uso de las l e t r a s , especialmente).
  65. 65. — Libros juego. Libros a n i m a d o s con agujeros, v e n t a n a s , acordeones, abanicos, puzzles, t r o q u e l a d o s , t e x t u r a s y, a veces, efectos m u s i c a l e s . S u e l e n e s t a r r e a l i z a d o s con m a t e r i a l e s r e s i s t e n t e s : tela, m a t e r i a l plástico, m a d e r a . . . E n todos ellos se h a de r e a l i z a r a l g u n a a c t i v i d a d m a n u a l : mover, l e v a n t a r , recortar, dibujar, colorear... ¿Cómo elegir obras de ficción? E n la selección de libros d e ficción (cuentos, novelas...) u n criterio i m p o r t a n t e es la c a l i d a d a r t í s t i c a de la obra, de los textos y de l a s i m á g e n e s . Y, sin e m b a r g o , sobre este criterio es difícil ofrecer u n a s p a u t a s objetivas e i n o p i n a b l e s . La mejor m a n e r a de o r i e n t a r s e e n este aspecto s e r á c o n t r a s t a n d o las p r o p i a s i m p r e s i o n e s con los criterios profesionales: el c o m e n t a r i o con los profesores, la c o n s u l t a al bibliotecario o al librero, la l e c t u r a de las l i s t a s de libros r e c o m e n d a d o s en medios especializados (en r e v i s t a s y p r e n s a , en I n t e r n e t , e n radio o en TV) nos p e r m i t i r á n o b t e n e r u n a opinión c o n t r a s t a d a . E n todo caso, se indican a continuación a l g u n o s de los criterios q u e p u e d e n g u i a r la selección de libros de ficción. G r a n p a r t e de ellos p u e d e n r e s u l t a r i g u a l m e n t e útiles p a r a elegir obras en soporte p a p e l y e n soporte electrónico. 71
  66. 66. - V a l o r a r el t e m a y su t r a t a m i e n t o , b u s c a n d o t e m a s a t r a c t i v o s y v a r i a d o s , a d e c u a d o s p a r a los d i s t i n t o s tipos de lectores s e g ú n e d a d e s , preferencias personales, t r a y e c t o r i a y l e c t u r a s previas... - O b s e r v a r e l e m e n t o s del a r g u m e n t o o d e la organización i n t e r n a q u e p u e d a n dificultar la compresión: acciones múltiples, saltos hacia d e l a n t e y hacia a t r á s e n la n a r r a c i ó n de los hechos, cambios en el p u n t o de vista... - V i g i l a r la t r a n s m i s i ó n de valores positivos, e v i t a n d o prejuicios, estereotipos o tópicos. - T e n e r en c u e n t a la organización del t e x t o y la presencia de apoyos q u e p u e d a n facilitar la comprensión: títulos, organización en capítulos... - D e t e c t a r , e n el texto, rasgos q u e p u e d a n p l a n t e a r p r o b l e m a s de comprensión: vocabulario, e s t r u c t u r a de las frases, r e c u r s o s estilísticos m á s o menos complejos (ironías, dobles sentidos, etc.)... - C o n s i d e r a r la calidad de la traducción, e n el caso de o b r a s o r i g i n a r i a m e n t e escritas e n o t r a s l e n g u a s . - A p r e c i a r los aspectos v i s u a l e s y m a t e r i a l e s de p r e s e n t a c i ó n de la obra: tipografía y t a m a ñ o de la letra, legibilidad, calidad del papel y de la e n c u a d e m a c i ó n , t a m a ñ o , peso... L a mejor forma de elegir es leyendo y conociendo a fondo l a s o b r a s que leen n u e s t r o s hijos. De e s t a m a n e r a p o d r e m o s formarnos u n criterio, c o n t r a s t a r l o con los especialistas y c o m p r o b a r c u á l e s son l a s apreciaciones de los propios niños.
  67. 67. ¿Cómo elegir obras de información y de consulta? A c t u a l m e n t e existe u n a a m p l i a oferta de o b r a s de c a r á c t e r informativo: libros de conocimientos, diccionarios, enciclopedias, monografías, etc. L a oferta c o m p r e n d e m a t e r i a l e s en distintos soportes —impreso, a u d i o v i s u a l y electrónico— q u e d e b e r á n ser c o n v e n i e n t e m e n t e a n a l i z a d o s p a r a a s e g u r a r n o s de la calidad de la publicación. Algunos de los criterios q u e se p u e d e n e m p l e a r en la selección de o b r a s de información y de c o n s u l t a son los siguientes: - R i g o r y accesibilidad de la información. L a s a d a p t a c i o n e s q u e r e q u i e r e la p r e s e n t a c i ó n de contenidos de c a r á c t e r informativo p a r a n i ñ o s y jóvenes n u n c a d e b e r á n ir e n d e t r i m e n t o del rigor de l a información. - A c t u a l i z a c i ó n de l a información. Muchos de los c o n t e n i d o s q u e se p r e s e n t a n e n estos m a t e r i a l e s h a n de t e n e r u n a a c t u a l i z a c i ó n periódica. Conviene e s t a r a t e n t o s a l a r e g u l a r i d a d de las a c t u a l i z a c i o n e s y p u e s t a s al día de las o b r a s . - O r g a n i z a c i ó n de la información en distintos niveles de c o n s u l t a . Los contenidos d e b e r á n d e s a r r o l l a r s e en distintos niveles: textos p r i n c i p a l e s y textos c o m p l e m e n t a r i o s , que sirven p a r a c o m p l e t a r , a m p l i a r o ejemplificar las informaciones p r e s e n t a d a s . E s t o s r e c u r s o s a y u d a n a u n a consulta ágil y flexible de la obra. Del m i s m o modo, s e r á i m p o r t a n t e la utilización de recursos p a r a m a r c a r estos d i s t i n t o s niveles de información: tipografía, t a m a ñ o s , colores, distribución del texto en la página... 73
  68. 68. - C a l i d a d de los e l e m e n t o s gráficos: fotografías, dibujos, e s q u e m a s , d i a g r a m a s , gráficos... E n este aspecto d e b e r á n vigilarse la legibilidad, la c a l i d a d de las i m á g e n e s y la c l a r i d a d de e s q u e m a s y gráficos. — P r e s e n c i a de h e r r a m i e n t a s de consulta: instrucciones, g u í a s de uso, glosarios, s u m a r i o s , índices de m a t e r i a s , de autores... T o d a s e s t a s h e r r a m i e n t a s facilitarán u n u s o a u t ó n o m o de la obra en función d e m u y d i v e r s a s necesidades i n f o r m a t i v a s . — I n t e g r a c i ó n a d e c u a d a de e l e m e n t o s t e x t u a l e s , gráficos y o t r a s h e r r a m i e n t a s de consulta, posibilitando diferentes i t i n e r a r i o s de l e c t u r a . — C a l i d a d de las traducciones e n c u a n t o al texto y a o t r a s posibles a d a p t a c i o n e s del contenido e n función del contexto en q u e se creó la obra. Como sucede con c u a l q u i e r l e c t u r a q u e esté al alcance de los niños, es n e c e s a r i o a n a l i z a r los libros informativos en todos estos aspectos, a s í como r e a l i z a r v a r i a s c o n s u l t a s s e g ú n los posibles u s o s q u e de ellos p u e d a n realizar. El a s e s o r a m i e n t o profesional s e r á i g u a l m e n t e ú t i l y o r i e n t a d o r en la selección de e s t a s o b r a s . 74
  69. 69. El hábito de la lectura A mi hijo, a mi hija, no le gusta leer, ¿qué puedo hacer? A n t e todo, dialogar. I n t e n t a r a v e r i g u a r l a s c a u s a s , y n o forzar, no obligar a d i s f r u t a r con algo q u e en principio no e n t r a en s u s p l a n e s . U n a vez d e t e c t a d o el problema, p o d r e m o s a c t u a r . A u n q u e a veces r e s u l t e complicado, n u n c a debemos a b a n d o n a r la labor de e s t í m u l o y orientación. H a b r á q u e h a c e r u s o de n u e s t r a i m a g i n a c i ó n y de n u e s t r a h a b i l i d a d p a r a u t i l i z a r todos los recursos al alcance. E s t o s son a l g u n o s consejos q u e p u e d e n o r i e n t a r en estos casos: - S i e m p r e hay que prevenir. E n el periodo e n que los n i ñ o s y a conocen el código p e r o a ú n no leen con soltura, es conveniente c o n t i n u a r a s u lado. El cansancio p u e d e vencerles. E s t a r s i e m p r e cerca, o b s e r v a r su comportamiento y tener preparadas algunas ideas para estas ocasiones p u e d e d a r b u e n o s r e s u l t a d o s : leer j u n t o s , s o r p r e n d e r l e s con n u e v o s libros, a c u d i r j u n t o s a l a s actividades de l i b r e r í a s y bibliotecas... - H a g a m o s de la lectura una actividad imprescindible. N u m e r o s a s a c t i v i d a d e s de la vida cotidiana p u e d e n llevarnos a los libros. S e t r a t a de b u s c a r esos m o m e n t o s en q u e los libros son necesarios o p u e d e n s e r u n c o m p l e m e n t o i n e s p e r a d o p a r a s u actividad: p r e p a r a r u n viaje; h a c e r u n a visita al zoológico, a u n m u s e o o a u n a exposición; ver u n a película; aprender manualidades... 75
  70. 70. - Seleccionemos momentos adecuados. No i n t e n t e m o s modificar s u s hábitos d e forma b r u s c a y por obligación. P a r a ello, d e b e m o s e v i t a r p r o p o n e r la l e c t u r a en las situaciones e n q u e los n i ñ o s e s t á n m á s a g i t a d o s o e s t á n m á s i n t e r e s a d o s en r e a l i z a r o t r a s actividades: salir, oír m ú s i c a , ver la televisión... -Tratemos de involucrar a sus amigos. Si a l g u n o s de s u s a m i g o s son b u e n o s lectores, podremos s u g e r i r a c t i v i d a d e s q u e s e a n de g r a n a y u d a : i n v i t e m o s a los amigos a l e e r a casa, o r g a n i c e m o s u n club de lectura, e s t e m o s a t e n t o s a la p r o g r a m a c i ó n de actividades de la biblioteca o de la librería p a r a que v a y a n juntos... E s t a s s u g e r e n c i a s básicas p u e d e n a y u d a r a iniciar el c a m i n o . E n las d i f e r e n t e s secciones de la G u í a se p o d r á n e n c o n t r a r o t r a s m u c h a s ideas ú t i l e s p a r a afrontar e s t a s situaciones. T e n e r hijos a los q u e les g u s t a p e r o d e b e r e m o s seguir a t e n t o s p o d r e m o s h a c e r algo m á s p a r a y a f i a n z a r el h á b i t o que e s t á n m u c h o leer constituye u n a g r a n ventaja, p a r a q u e la afición p e r m a n e z c a . S i e m p r e a y u d a r l e s a evolucionar como lectores adquiriendo. N u e s t r o ejemplo, n u e s t r o consejo y orientación siguen siendo necesarios e n la elección de l e c t u r a s y en la formación de u n criterio propio y de u n a visión crítica y p e r s o n a l sobre los libros. E n e s t a labor, podemos t o m a r a l g u n a iniciativa m á s : la suscripción a r e v i s t a s infantiles
  71. 71. y juveniles q u e incluyan r e s e ñ a s de libros; la l e c t u r a de los s u p l e m e n t o s de periódicos dirigidos a e s t a s e d a d e s ; la consulta de servicios especializados en I n t e r n e t donde se p r e s e n t e n n o v e d a d e s o se p r o p o n g a la participación en foros sobre los libros; el a c e r c a m i e n t o progresivo hacia la l i t e r a t u r a de a d u l t o s , leyéndoles a l g u n o s pasajes de n u e s t r o s libros o c o m e n t a n d o lo q u e e s t a m o s leyendo nosotros; la creación de u n club de l e c t u r a con s u s amigos, p a r a i n t e r c a m b i a r libros o discutir sobre s u s g u s t o s literarios... O t r a posibilidad p a r a los p e q u e ñ o s m u y aficionados a l a l e c t u r a , y quizá t a m b i é n p a r a los no t a n p e q u e ñ o s , es o r i e n t a r l e s hacia la e s c r i t u r a : ¿te g u s t a r í a escribir a v e n t u r a s s e m e j a n t e s a l a s que e s t á s leyendo? Con a l g u n a indicación por n u e s t r a p a r t e , p u e d e n a p r e n d e r a c r e a r h i s t o r i a s y c o m p a r t i r l a s con los amigos. Sea cual s e a el nivel de l e c t u r a de n u e s t r o s hijos, d e b e r e m o s s e g u i r cerca de ellos, p o r q u e el h á b i t o de la l e c t u r a se c o n s t r u y e p a s o a p a s o . La pasión por los libros h a y q u e seguir a l i m e n t á n d o l a de m a n e r a constante. ¿Por qué, a cierta edad, hay chavales que leen menos? Si h a b l a m o s de n i ñ o s o n i ñ a s aficionados a la l e c t u r a q u e a p a r t i r de cierto m o m e n t o h a n dejado de leer, h a b r á que p r e g u n t a r s e q u é h a c a m b i a d o : los i n t e r e s e s , los amigos, la organización de s u tiempo, la c a n t i d a d de actividades fuera del horario escolar, l a s condiciones p a r a la lectura... P u e d e suceder t a m b i é n que nosotros m i s m o s h a y a m o s dejado de a p o y a r l e s p e n s a n d o q u e s u h á b i t o e s t a b a suficientemente a s e n t a d o .
  72. 72. E n e s t o s casos es i m p o r t a n t e i n d a g a r q u é es lo q u e les p u e d e a p a r t a r de la l e c t u r a y p l a n t e a r s e q u é h a c e r en c a d a situación. Se p r o p o n e n a l g u n a s reflexiones que p u e d e n a y u d a r a c o m p r e n d e r este p r o b l e m a : - E l esfuerzo que requiere la lectura y la posible falta de competencia para abordar textos más complejos. P a r a disfrutar de la l e c t u r a h a y q u e poder leer sin que el esfuerzo p u e s t o e n la actividad sea s u p e r i o r al placer q u e nos proporciona. A m e d i d a q u e los n i ñ o s crecen, los libros les p r o p o n e n nuevos retos como lectores p a r a los q u e no s i e m p r e e s t á n formados: la t r a m a se complica, las formas lingüísticas son m á s complejas... H a y ocasiones en q u e los n i ñ o s o los jóvenes no e s t á n p r e p a r a d o s p a r a a b o r d a r la l e c t u r a de ciertos textos a u n q u e , en principio, estos p a r e c i e r a n a d e c u a d o s p a r a su e d a d . E n estos casos, no p u e d e n disfrutar con la l e c t u r a p o r q u e el esfuerzo q u e e s t a les exige es demasiado grande. - L a aparición de nuevos intereses. A ciertas e d a d e s , los chicos y l a s chicas t i e n e n i n t e r e s e s q u e c o n s u m e n b u e n a p a r t e de su t i e m p o y q u e , si no e s t á n bien enfocados, p u e d e n a p a r t a r l e s de la lectura: la televisión, los juegos electrónicos, los amigos... Los jóvenes e s t á n m u y i n t e r e s a d o s en la socialización e n s u grupo d e amigos y les g u s t a c o m p a r t i r las m i s m a s aficiones. Pero p a r a aficionarse a la l e c t u r a , h a y q u e d e s c u b r i r el placer de e n f r e n t a r s e a u n a h i s t o r i a e n solitario. Si la l e c t u r a no forma p a r t e de las preferencias del g r u p o de amigos, s e r á m á s difícil afrontar su d e s i n t e r é s .
  73. 73. - E l exceso de actividades fuera de la escuela: idiomas, deportes, d a n z a , informática... H a y familias que conceden m u c h a i m p o r t a n c i a a ofrecer a los n i ñ o s u n a formación m u y completa que les g a r a n t i c e u n b u e n futuro. Pero no somos suficientemente conscientes de q u e la l e c t u r a es la mejor g a r a n t í a de su futuro: leer p a r a disfrutar y p a r a d i s p o n e r de u n horizonte c u l t u r a l amplio; leer p a r a e s t a r informados y p a r a a p r e n d e r las h a b i l i d a d e s n e c e s a r i a s p a r a seguir a p r e n d i e n d o por sí solos. T e n g a m o s en c u e n t a que el excesivo c a n s a n c i o físico o m e n t a l provocado por e s t a s o t r a s actividades p u e d e a p a r t a r l e s de la l e c t u r a . -Simplemente, no les gusta leer. E n ocasiones, las aficiones q u e h a n ido d e s a r r o l l a n d o los n i ñ o s no les h a c e n inclinarse hacia la l e c t u r a . Prefieren el movimiento, o la actividad física, o la p a s i v a visión del televisor. No h a n sabido d e s c u b r i r la emoción de la l e c t u r a , y eligen c u a l q u i e r o t r a actividad que no sea la p l a c e n t e r a relación con los libros. E n todos estos casos, no h a y q u e a b a n d o n a r : debemos s e g u i r p r o b a n d o con las n u m e r o s a s s u g e r e n c i a s c o n t e n i d a s en e s t a Guía, no t o d a s s e r á n i g u a l m e n t e eficaces, pero a l g u n a de ellas p u e d e d a r a l g ú n r e s u l t a d o . ¿Lectura y televisión son incompatibles? I n d u d a b l e m e n t e , la televisión ocupa u n a p a r t e i m p o r t a n t e del t i e m p o de la mayoría de los niños. Está claro, t a m b i é n , q u e la excesiva dedicación a la televisión r e s t a tiempo a la lectura, a la relación libre y personal con los libros. Sin embargo, a n t e los niños no deberíamos p l a n t e a r a m b a s como actividades c o n t r a p u e s t a s sino como actividades d i s t i n t a s . L a s dos p u e d e n ser p r o p u e s t a s a t r a c t i v a s p a r a el tiempo libre, en su medida, a su tiempo. 79
  74. 74. Los p a d r e s t i e n e n u n papel f u n d a m e n t a l en l a s c o s t u m b r e s de los niños e n relación con la televisión. Con frecuencia, l a s propias familias son r e s p o n s a b l e s del exceso de televisión en el hogar. Los p a d r e s d e b e n ser u n a guía p a r a seleccionar ( e n s e ñ a r a elegir calidad), i n t e r p r e t a r (discernir r e a l i d a d y ficción), r e g u l a r los t i e m p o s dedicados a la televisión ( a p a g a r y b u s c a r o t r a actividad) y e s t a b l e c e r posibles p u e n t e s con los libros (descubrir la m i s m a historia de u n a película en u n libro, conocer a v e n t u r a s s e m e j a n t e s en los libros, a m p l i a r o a c l a r a r información de u n documental...). U n a de l a s claves en favor de la l e c t u r a e s t a r á en la b u e n a planificación del t i e m p o libre de los niños, r e s e r v a n d o s i e m p r e m o m e n t o s p a r a la l e c t u r a y disponiendo las condiciones a d e c u a d a s p a r a r e c r e a r s e con los libros. L a l e c t u r a requiere silencio, concentración; necesita de u n a disposición m e n t a l activa y d i s t e n d i d a a la vez, p r e p a r a d a p a r a el disfrute. P a r a la lectura es necesario t e n e r libros a t r a c t i v o s al alcance y p o d e r c o n t a r con el apoyo de los a d u l t o s p a r a resolver d u d a s , p a r a c o m p a r t i r los m o m e n t o s m á s i n t e r e s a n t e s o p a r a p r e v e n i r dificultades. Si no se d a n e s t a s c i r c u n s t a n c i a s , s e r á difícil q u e la l e c t u r a ocupe u n espacio preferente en el ocio de los niños. E n todo caso, la mejor m a n e r a de q u e los n i ñ o s y las n i ñ a s d e d i q u e n m á s t i e m p o a la l e c t u r a es h a c i e n d o de ella u n a a c t i v i d a d apetecible, imprescindible, emocionante. Y e s t e d e s c u b r i m i e n t o es difícil q u e los niños p u e d a n hacerlo solos o de forma e s p o n t á n e a . D e s d e la familia podemos a y u d a r l e s a establecer u n a relación especial, de privilegio, con los libros.
  75. 75. Paso a paso Para comprender 8 4 Tratando de adivinar Juegos con letras Juegos con palabras Juegos con textos Para compartir ?ó ¿Intercambiamos libros? M e gusta, ¿quieres que te lo lea? Mis favoritos, ¿y los tuyos?
  76. 76. Para descubrir Visitas a la librería La biblioteca más próxima Las revistas Una vuelta por Internet Para siempre 110 Un cuento para cada ocasión Leer en vacaciones La biblioteca familiar y la biblioteca persona
  77. 77. Para comprender Tratando de adivinar ¿Cómo? - Aprender a encontrar en los textos pistas que puedan guiar la lectura: portada, títulos, ilustraciones... - Utilizar estas pistas para prever o adivinar el contenido del texto. ¿Cuándo? - Antes de iniciar la lectura y durante la lectura. - Cuando estén demasiado pendientes del descifrado y no puedan centrarse en la comprensión. Fijar la atención. Al iniciar la l e c t u r a de u n libro con n u e s t r o s hijos, fijemos su atención en la p o r t a d a y en el título. C o m e n t e m o s el t e m a , p e n s e m o s de qué p u e d e t r a t a r , i n v i t é m o s l e s a i m a g i n a r los personajes, los escenarios, la t r a m a . . . Los momentos clave. Si les leemos u n cuento, d e t e n g á m o n o s en los m o m e n t o s clave c u a n d o se p r e s e n t a n los personajes, al iniciarse el desarrollo de la historia, c u a n d o h a y a v a r i a s opciones q u e u n personaje p u e d a t o m a r , c u a n d o vaya a resolverse la historia... T r a t e m o s de i m a g i n a r con ellos posibles formas de c o n t i n u a r la t r a m a , con soluciones diferentes, y luego c o m p r o b e m o s si h e m o s a c e r t a d o .
  78. 78. Anticipar, prever, estimar. Con los libros de conocimientos, podemos i n v i t a r l e s a a n t i c i p a r (adivinar) l a s características de u n objeto, de u n animal..., y q u e luego se cercioren de si h a n a c e r t a d o o no c o n s u l t a n d o el texto. E n c u a l q u i e r actividad ( m a t e m á t i c a s , ciencias), h a g á m o s l e s p r e v e r los r e s u l t a d o s , estimarlos... Distintas formas de continuar. A n t e cualquier texto, i n t e n t e m o s ver con ellos de c u á n t a s m a n e r a s p u e d e c o n t i n u a r u n a frase. P r o p o n g a m o s soluciones y v e a m o s luego cuál de ellas se parece m á s a la q u e figura e n el libro. Modificaciones y adivinanzas. C a m b i e m o s el color de l a s cosas, el t a m a ñ o , el orden, a l g u n a de s u s características... A n t e s de leer u n adjetivo, i n t e n t e m o s q u e los p e q u e ñ o s lo adivinen, lo i n t u y a n , y q u e p o s t e r i o r m e n t e c o m p r u e b e n si a c i e r t a n o no.
  79. 79. Juegos con letras Cómo - Comprender que la relación entre lectura y escritura consiste en representar los sonidos con letras. - Aprender la correspondencia entre letras y sonidos. Los nombres. E s c r i b a m o s su n o m b r e e n s u s dibujos, en la p u e r t a de su h a b i t a c i ó n , e n s u s libros. P r o c u r e m o s hacerlo con l e t r a s m a y ú s c u l a s de i m p r e n t a : palos y redondeles. R á p i d a m e n t e i d e n t i f i c a r á n su l e t r a inicial y las iniciales de otros n o m b r e s de uso c o m ú n : de sus amigos, de s u s h e r m a n o s , de s u s p a d r e s . . . Les p o n d r á n n o m b r e : "la mía", "la tuya"... S a b i e n d o esto, es m u y fácil o r g a n i z a r juegos p a r a q u e reconozcan iniciales. No nos p r e o c u p e m o s si no n o m b r a n bien t o d a s las l e t r a s . Se t r a t a de q u e poco a poco v a y a n a p r e n d i e n d o u n r e p e r t o r i o a m p l i o de l e t r a s . ¿Cuándo? - C u a n d o intenten descifrar una palabra o un texto. - Ante cualquier pregunta de los niños con el descifrado - Siempre, si lo planteamos como un juego. Semejanzas y diferencias. A y u d é m o s l e s a e n c o n t r a r s e m e j a n z a s y diferencias e n t r e los n o m b r e s por su longitud, la coincidencia de a l g u n a s l e t r a s , la presencia de t e r m i n a c i o n e s s e m e j a n t e s , la posición de las l e t r a s e n c a d a n o m b r e y todo aquello q u e se nos o c u r r a q u e les p e r m i t a p e n s a r sobre los motivos de e s a s s e m e j a n z a s y diferencias. A p a r t i r de estos juegos, c o n t e s t e m o s a s u s p r e g u n t a s . ¿Para qué?
  80. 80. Otros juegos con nombres. C u a n d o conozcan u n r e p e r t o r i o g r a n d e de l e t r a s , a u n q u e no s e p a n cómo s u e n a n , podemos h a c e r juegos con n o m b r e s e n s i t u a c i o n e s diferentes: c u a n d o leamos j u n t o s , pedirles q u e reconozcan los n o m b r e s de los p e r s o n a j e s de los cuentos a p a r t i r de la inicial; c u a n d o m i r e m o s libros de i m á g e n e s , fijar su atención en la e s c r i t u r a de los n o m b r e s de los motivos r e p r e s e n t a d o s ; por la calle, m i r a n d o c a r t e l e s , l e t r e r o s y m a t r í c u l a s d e los coches, podemos j u g a r a identificar "su letra", la n u e s t r a , la de la abuela... Lápiz y papel. P o s t e r i o r m e n t e , p u e d e n copiar los n o m b r e s e n u n p a p e l y j u g a r a identificarlos, r e c o r t a r l o s y colocarlos debajo de la i m a g e n c o r r e s p o n d i e n t e . P u e d e n escribirlos, a su modo, en t i r a s de p a p e l q u e luego s i t ú e n j u n t o a los dibujos o fotografías. A d e m á s , se p u e d e n i n v e n t a r o t r a s m u c h a s m a n e r a s de reconocer y j u g a r con n o m b r e s de objetos, de p e r s o n a s . . . Por ejemplo, ¿por q u é no r e c u r r i r a l a s l e t r a s d e colores de los a n u n c i o s , r e c o r t á n d o l a s y componiendo n o m b r e s con ellas? Juegos comerciales. C u a n d o los n i ñ o s o l a s n i ñ a s crezcan, podemos j u g a r con ellos a u n a g r a n c a n t i d a d de juegos b a s a d o s en la composición de p a l a b r a s : el Scrable, los juegos de p a r e j a s de p a l a b r a s al estilo de M e m o r y , S c a t t e r g o r i e s , el ahorcado, etc. Todos ellos les a y u d a n a fijarse e n l a s iniciales y a t e n e r u n a visión global de las p a l a b r a s . P u e d e n r e s u l t a r de g r a n u t i l i d a d e n el aprendizaje del descifrado, no solo en l a s e t a p a s iniciales sino d u r a n t e toda la educación p r i m a r i a .

×