compendio-portavoz-de-teologia

7,788 views

Published on

0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
7,788
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
647
Actions
Shares
0
Downloads
391
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

compendio-portavoz-de-teologia

  1. 1. COMPENDIOPORTAVOZ DE TEOLOGÍA PAU L E N NS
  2. 2. La misión de Editorial Portavoz consiste en proporcionar productos de cali- dad —con integridad y excelencia—, desde una perspectiva bíblica y confia- ble, que animen a las personas a conocer y servir a Jesucristo.Título del original: The Moody Handbook of Theology—Revised and Expanded© 1989, 2008 por Paul Enns y publicado por Moody Publishers, 820 N. LaSalleBoulevard, Chicago, IL 60610. Traducido con permiso.Edición en castellano: Compendio Portavoz de teología © 2010 por EditorialPortavoz, filial de Kregel Publications, Grand Rapids, Michigan 49501. Todoslos derechos reservados.Traducción: Daniel Andrés Díaz PachónNinguna parte de esta publicación podrá reproducirse de cualquier forma sinpermiso escrito previo de los editores, con la excepción de citas breves en revis-tas o reseñas.A menos que se indique lo contrario, todas las citas bíblicas han sido tomadasde la versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina; ©renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera1960™ es una marca registrada de la American Bible Society, y puede ser usadasolamente bajo licencia.EDITORIAL PORTAVOZP.O. Box 2607Grand Rapids, Michigan 49501 USAVisítenos en: www.portavoz.comISBN 978-0-8254-1223-3 1 2 3 4 5 / 15 14 13 12 11 Impreso en los Estados Unidos de América Printed in the United States of America
  3. 3. Este libro está dedicado a mi amada esposa Helen, con quien disfruté de cuarenta y cinco años de luna de miel, con quien el Señor me unió en cuerpo y alma y que fue una madre y esposa desinteresada.Puso primero a Cristo y a su familia, llevó a nuestros dos hijos a la fe en Cristo y me ministró de una manera profunda. Nunca se me acabó la emoción de estar casado con Helen. Ansío profundamente nuestra reunión en el cielo. Y a Terry y Jeremy, mis hijos, quienes caminan con el Señor, le sirven y educan a sus hijos en el cuidado y la amonestación del Señor. Mi esposa e hijos han sido miembros de “Teología básica de sobremesa”; he compartido con ellos muchas de estas doctrinas.
  4. 4. CON T EN I DOÍndice de gráficos 7Prólogo 9Prefacio a la segunda edición 11Prefacio a la primera edición 13 Parte 1: Teología bíblica 1. Introducción a la teología bíblica 19 2. Introducción a la teología del Antiguo Testamento 26 3. Teología de la era edénica 38 4. Teología de la era noéica 43 5. Teología de la era patriarcal 48 6. Teología de la era mosaica 51 7. Teología de la era monárquica 57 8. Teología de la era profética 60 9. Introducción a la teología del Nuevo Testamento 7010. Teología de los sinópticos 7411. Teología de Hechos 8712. Teología de Santiago 9213. Teología de Pablo 9614. Teología de Hebreos 10915. Teologías de Pedro y Judas 11616. Teología de Juan 124 Parte 2: Teología sistemática17. Introducción a la teología sistemática 13918. Bibliología: Doctrina de la Biblia 14419. Teología propia: Doctrina de Dios 17520. Cristología: Doctrina de Cristo 21521. Pneumatología: Doctrina del Espíritu Santo 24422. Angelología: Doctrinas de los ángeles, Satanás y los demonios 28523. Antropología y hamartología: Doctrinas del hombre y el pecado 30024. Soteriología: Doctrina de la salvación 31925. Eclesiología: Doctrina de la iglesia 34726. Escatología: Doctrina de los últimos tiempos 371
  5. 5. Parte 3: Teología histórica27. Introducción a la teología histórica 42128. Teología antigua 42629. Teología medieval 45030. Teología de la Reforma 46131. Teología moderna 478 Parte 4: Teología dogmática32. Introducción a la teología dogmática 48733. Teología calvinista 49034. Teología arminiana 50435. Teología del pacto 51836. Teología dispensacional 53437. Teología católica romana dogmática 552 Parte 5: Teología contemporánea38. Introducción a la teología contemporánea 57139. Teología liberal 57540. Teología neo-ortodoxa 58641. Teologías radicales 60042. Teologías historicistas 61343. Teologías socialistas 61744. Teología católica 62545. Teología conservadora 63446. Feminismo evangélico 64747. Teología carismática 66048. La iglesia emergente 675Epílogo 687Glosario 689Índice de personas 713Índice temático 719
  6. 6. Í N DICE DE GR Á F ICOSRelación de la teología bíblica con otras disciplinas 22Sucesión de la teología bíblica 22Contrastes entre las teologías bíblica y sistemática 23El reino: Tema unificador en la teología del Antiguo Testamento 33Estructura de pactos en la teología del Antiguo Testamento 34El formato de tratado entre señor y vasallo del pacto mosaico en Éxodo 19 51Visiones de Zacarías 67Comparación de los Evangelios: Diferencias y similitudes 75Milagros apostólicos similares 88Cronología de la vida de Pablo 97Las epístolas de Pablo 98Tipos de revelación divina 148La Palabra de Dios: Dos revelaciones vivas 159Los atributos de Dios: Formas de categorización 181Diagrama antiguo de la santa Trinidad 193Orden de los decretos 199Profecías de Cristo en el Antiguo Testamento 218Profecías cumplidas concernientes a Cristo 221Las obras de Dios en Jesús 230El significado milenario de los milagros de Cristo 230Milagros seleccionados en el Evangelio de Juan 231Algunos pronombres masculinos del Espíritu Santo 247Los títulos del Espíritu Santo 248Los atributos del Dios trino 250El aceite como símbolo del Espíritu 254Las creaciones inspiradas por Dios 255Secciones duales de la autoridad bíblica (2 Pedro 3:2) 258Juicios paralelos: El diluvio y la tribulación 260Comparación entre capacidades naturales y espirituales 268Las relaciones de los dones fundacionales 276Los nombres de Satanás 291Clasificaciones de los ángeles 294Tres puntos de vista sobre la composición del hombre 307Perspectivas sobre la imputación del pecado 312Falsas teorías sobre la expiación 322Contrastes entre los dos nacimientos 339
  7. 7. Formas de gobierno eclesial 358Perspectivas sobre la Cena del Señor 361Perspectivas relativas a los últimos tiempos 395Distorsiones de la doctrina de Cristo 439Perspectivas de Pelagio y Agustín sobre el pecado 442Efectos espirituales de los sacramentos medievales 456Perspectivas de la Reforma sobre la expiación 468Perspectivas de los reformadores sobre la iglesia y las ordenanzas 471Teología de los reformadores 473Perspectivas teológicas en la iglesia moderna 483Los cinco puntos del calvinismo 495Contraste entre calvinismo y arminianismo 506Doctrina arminiana (La Remonstrancia) 510Conceptos de la teología del pacto 525Esquemas dispensacionales representativos 540Los siete sacramentos católicos romanos 562La teología liberal 580Algunos puntos de vista neo-ortodoxos 593
  8. 8. PRÓLOG OLa aCTIvIDaD mÁS aLTa a la que la mente se puede dedicares la búsqueda del conocimiento de Dios. Puesto que el hombre a travésdel solo ejercicio de su mente nunca puede alcanzar dicho conocimiento(1 Co. 1:19-20; 2:14), es dependiente de la revelación que Dios hace de símismo (1 Co. 2:9-10). Como Dios se ha revelado a través de la creación(Ro. 1:19-20), algunos lo buscan a través del estudio de las ciencias natu-rales, sólo para descubrir que lo que así puede aprenderse es limitado eincompleto. Dios se ha revelado en varios momentos y de varias maneras(He. 1:1) y ha hecho que la revelación se registre con precisión en unasEscrituras inerrantes por la inspiración del Espíritu Santo. Si los mortalesrealmente quieren conocer a Dios, deben entregarse al estudio de la Pala-bra de Dios escrita. Es posible buscar este conocimiento a través de diferentes plantea-mientos sobre la Biblia. Algunos desarrollarán una teología bíblica dondeel teólogo sintetiza las enseñanzas de la Biblia y deriva etapa a etapa estasverdades, dentro de los límites de tiempo de eras bíblicas particulares odel lapso de vida de sus autores. Otros desarrollarán una teología sistemá-tica donde las doctrinas de la Biblia puedan considerarse completamente,y organizarse en un formato lógico o filosófico. Otros estudiarán las doc-trinas de acuerdo con su desarrollo histórico desde el cierre del canonhasta hoy día. Este estudio considera tanto las interpretaciones erróneasque fueron rechazadas por la iglesia como las conclusiones verdaderasaprobadas por ella. Uno puede salvaguardarse de errores al considerar lahistoria de la interpretación de cualquier doctrina al tiempo que rechazalo falso y acepta lo verdadero. Otros pueden concentrarse en la teologíacontemporánea. Este estudio es importante para presentar la verdad dela Biblia en el contexto de las ideologías actuales. Otros podrían ir tras elestudio de las Escrituras al comparar varios sistemas teológicos que hansurgido en el curso de la historia de la iglesia. Ciertamente hay mérito ybeneficio en todos estos acercamientos. Sobre cualquiera de estos métodosse han escrito volúmenes de fácil disposición para consultas detalladas. En la obra presente, el Dr. Paul Enns reúne en un volumen un com-pendio que incluye todos estos métodos teológicos. Fuera cual fuese elinterés del estudiante, encontrará a mano material pertinente sin tenerque ir de un volumen a otro o de un autor a otro para reunir estos te-mas. El autor comienza con el tratamiento de la teología bíblica y siguecon estudios sucesivos de la teología sistemática, histórica, dogmática ycontemporánea. Así, dentro de un análisis común, tales acercamientos al
  9. 9. 10 C O m P E N D I O P O R T avO z D E T E OL O G Í a conocimiento de Dios en la Palabra se ensamblan, explican y demuestran en este Compendio Portavoz de teología. Esta obra se escribió a partir de un compromiso inquebrantable con la integridad, autoridad e inerrancia de la Palabra de Dios. Está escrita desde un punto de vista evangélico, aunque se presentan y evalúan mu- chas interpretaciones y sistemas divergentes a la luz de la Palabra de Dios. El autor busca cumplir la prescripción de Tito 2:1: “Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina”. Esta obra puede ser usada por cualquier estudiante serio que desee entender la revelación de Dios, ya sea considerada histórica, sistemática o bíblicamente. Como resultado, el lector atento podrá encajar la verdad bíblica en el pensamiento teológico actual o en varios sistemas que han surgido para organizar la verdad de Dios. Que el Dios que se ha revelado se complazca en usar esta obra para llevar a muchos al conocimiento de Él. J. Dwight Pentecost Distinguido Profesor Emérito Seminario Teológico de Dallas, Dallas, Texas
  10. 10. P R E Fa C I O a L a S E G U N Da E D I C I Ó NDESDE La PUbLICaCIÓN INICIaL en inglés del Compendio Bí-blico Portavoz en 1989, han surgido varios asuntos teológicos que necesi-tan ser tratados... y varias preguntas que deben formularse. Considere el movimiento carismático. Por supuesto, ya existía antesde la primera edición del libro, pero ha continuado ganando ímpetu ytambién se ha expresado mediante la teología de la prosperidad, una po-sición que no todos los carismáticos aceptan. ¿Quiere Dios que su pueblosea rico y esté sano? La teología abierta está planteando una posición diferente de Dios.¿Conoce Dios todos los aspectos del futuro? ¿Conoce las decisiones quevamos a tomar antes de que las tomemos? ¿Cómo afecta ello a nuestra li-bertad? Tales son las consideraciones de la teología de la apertura de Dios. De rápido desarrollo en la escena cultural es la iglesia emergente. Hayuna amplitud considerable de posiciones teológicas a las que se adhie-ren los diferentes líderes emergentes, pero su enfoque es similar: deseanalcanzar e influenciar la cultura posmoderna. ¿Hay peligro en el movi-miento? ¿Cuáles son las posiciones teológicas de sus líderes? ¿Cuáles sonla metodología y el enfoque? Siguen saliendo a flote otras cuestiones. El asunto feminista está ga-nando voz de forma creciente. ¿Qué enseña la Biblia sobre el papel de lasmujeres en el hogar y en la iglesia? La teología del dominio busca promover la dominación del cristia-nismo en la esfera pública. ¿Cuáles son los parámetros bíblicos? La teo-logía del remplazo refleja un aspecto de la teología del pacto en el cualse sostiene que la iglesia ha remplazado a Israel. ¿Israel tiene futuro en elprograma de Dios? De hecho, esa pregunta se refleja en el dispensacio-nalismo. El dispensacionalismo progresivo ha sido un desarrollo relati-vamente reciente del dispensacionalismo, ahí también surge la pregunta:¿Hay distinciones entre Israel y la iglesia? ¿Cuándo comienza el gobiernode Cristo? ¿Está Él gobernando ahora, como declaran los amilenaristas?¿Está su reino restringido al futuro, como sostienen los dispensacionalis-tas clásicos? ¿Está gobernando en algún sentido de “ya pero todavía no”,como afirman algunos dispensacionalistas progresivos? He hecho adiciones a capítulos que tratan otros temas también, y heexpandido los listados bibliográficos, los cuales, confío, sean de ayudapara el lector.
  11. 11. 12 C O m P E N D I O P O R T avO z D E T E OL O G Í a Téngase una cosa en perspectiva: aunque surgen nuevos énfasis en la teología, la verdadera doctrina no cambia. Tal vez necesitemos un recor- datorio más fuerte de la soberanía, majestad y santidad de Dios mientras vivamos en este mundo pecaminoso. Muchas cosas en nuestra cultura pa- recen devaluar la soberanía y majestad de Dios para ensalzar la humani- dad y la libertad. Con todo, según concuerdan la mayoría de los eruditos bíblicos conservadores, el Señor consumará esta era conforme a su plan soberano con el retorno triunfante de Jesucristo y el establecimiento de su reino (Mt. 25:31). En la publicación de esta nueva edición de mi obra, quiero agradecer a Greg Thornton, vicepresidente y editor general de Moody Publishers, por su constante ánimo y su visión. Es una bendición trabajar junto a él. Gracias también a Allan Sholes, quien trabajó conmigo en la revisión del material ampliado y actualizado. Ha sido un placer trabajar con él. He estado escribiendo este material con pesadez en el corazón. Mi amada esposa Helen, con quien disfruté cuarenta y cinco años de luna de miel, partió a su hogar en el cielo repentinamente el 31 de enero de 2005. Éramos “uno” verdaderamente, y la vida es difícil sin ella. Con todo, la partida de Helen ha provocado que me centre en el cielo, y ese enfoque se ve representado en el material adicional sobre el tema. Mi sincero agrade- cimiento por el aliento que he recibido del doctor Erwin Lutzer, en per- sona y a través de su libro maravilloso Tu primer minuto después de morir. Gracias también a Randy Alcorn por su contribución suprema al asunto en su libro El cielo. La familia eclesial en la Iglesia Bautista Idlewild, con su pastor principal, el doctor Ken Whitten, ha sido amorosa y reconfortante para mí durante este tiempo; todo lo que una iglesia está llamada a ser. Durante este tiempo difícil quiero agradecer también a mi hijo y mi nuera, Jeremy y Kim, y a sus hijos; ellos viven cerca y han sido de gran aliento y apoyo para mí. También agradezco a mi hijo Terry y a su familia en Texas por el apoyo brindado. Tal vez la escena en constante cambio de los asuntos teológicos es un recordatorio de que vienen mejores días, y de que debemos vivir antici- pando ese día glorioso en que Cristo regrese triunfante para establecer su reino glorioso y eterno. ¡Maranata! ¡Ven, Señor Jesús! Colosenses 3:1-4.
  12. 12. P R E Fa C I O a L a PR I m ER a EDICIÓNEN REPETIDaS OCaSIONES se me han acercado estudiantes des-pués de una conferencia con preguntas como “¿Qué es un amilenarista?”,“¿Cuál es la diferencia entre teología sistemática y teología bíblica?” o“¿Qué es la teología de la liberación?”. Tales preguntas me hicieron cons-ciente de que hay una gran necesidad de una obra general introductoriaque pueda responder a preguntas básicas y simples en toda el área de lateología. Con ello en mente se ha escrito el Compendio Portavoz de teología.No sólo va dirigido a una audiencia de estudiantes de seminario, univer-sidad o instituto bíblico, sino de profesores de escuela dominical y otraspersonas laicas interesadas en aprender más de teología. Muchas obras teológicas son demasiado avanzadas para el lector pro-medio o para el estudiante neófito de teología. A menudo el estudiantedebe consultar numerosas obras para encontrar respuestas simples a pre-guntas básicas. El Compendio Portavoz de teología no pretende ser defini-tivo o exhaustivo; más bien es una obra introductoria que proporcionarárespuestas básicas a preguntas sobre las teologías bíblica, sistemática, his-tórica, dogmática y contemporánea. Aunque hay muchos libros útiles encada una de estas áreas, hay necesidad de una obra básica que describael espectro total de la teología. Tal es el propósito que este libro pretendecumplir. Dada la magnitud de los temas cubiertos, por supuesto, es imposibletratar todos los teólogos y todas las fuentes en cada área. ¡Constantementeemergen nuevas teologías! En algunas categorías, como la teología con-temporánea, sólo se han citado las obras y los teólogos representativos. Aunque la explicación en las cinco áreas principales pretende propor-cionar una introducción básica, se puede obtener información adicionalal final de cada capítulo por medio de la sección “Para estudio adicional”.Bajo esta área se ha hecho una lista de varias fuentes para facilitar la in-vestigación de un tema dado. Los estudiantes neófitos deben buscar lasfuentes citadas con un único asterisco (*). Generalmente se trata de librosbreves, capítulos únicos de libros, artículos en diccionarios o, en ocasio-nes, un título más avanzado citado allí por su gran importancia. Por logeneral, los estudios más exigentes se designan con dos asteriscos (**)para quienes quieran expandir su investigación. Ha de entenderse que las selecciones de las listas de fuentes se hicie-ron tomando como punto de partida aquello que sería más útil para el
  13. 13. 14 C O m P E N D I O P O R T avO z D E T E OL O G Í a lector general; como resultado, las listas no son exhaustivas. Por lo tanto, se omitieron algunas obras valiosas. Además de las listas de libros, hay índices al final del libro para que el lector busque un tema por asunto, autor y Escrituras. A través de todo el libro hay una documentación cuidadosa en forma de notas finales. En ocasiones el número de notas puede parecer deficiente y en otras excesivo. No obstante, se hizo un gran esfuerzo deliberado para incluir u omitir documentación de acuerdo con las necesidades estimadas de los lectores. Estas notas finales no sólo ubican las fuentes y la verifi- cación de las citas o ideas, sino que facilitan vías de estudio adicionales para el lector. La objetividad, imparcialidad y precisión al presentar varios puntos de vista fueron metas serias en la producción de este libro. Dentro de cada punto de vista o categoría teológica, como el calvinismo, arminianismo y catolicismo, se seleccionaron reconocidas autoridades como representati- vas de esas posiciones. Cualquier omisión en la documentación apropiada de las ideas no fue malintencionada. También debo reconocer a ciertas personas que han sido influyentes en este libro. Quiero agradecer a Moody Press por su apoyo y voluntad de sacar adelante este proyecto. Mi aprecio se extiende a Dana Gould, editor ejecutivo de Moody Press, por su ayuda, aliento y disponibilidad para co- mentar el proyecto. Agradezco a Bob Ramey, editor de Moody Press, por su gentileza y múltiples sugerencias útiles en el proceso de edición. Hay cuatro individuos que han sido particularmente influyentes al moldear mi pensamiento teológico, y eso debe reconocerse. Quiero agra- decer al doctor William R. Eichhorst, presidente y profesor de teología sistemática de la Universidad Bíblica de Winnipeg y del Seminario Teoló- gico de Winnipeg. Él fue quien me inculcó el amor inicial por las verda- des doctrinales de las Escrituras. Su compromiso con la autoridad y las doctrinas de las Escrituras me ayudó a formar mi pensamiento teológico y a tener confianza en la Palabra de Dios. Estoy en deuda también con los profesores del Seminario Teológico de Dallas, quienes han influenciado mi conciencia teológica a través de sus escritos y conferencias. Quiero honrar en particular a los doctores John F. Walvoord, J. Dwight Pentecost y Charles C. Ryrie. Su capacidad para comunicar la verdad de Dios con pericia y perspicacia al hablar y escribir ha sido inspiradora para mí. Quiero agradecer a mi esposa e hijos (a quienes está dedicado el libro) por su apoyo, aliento y sacrificio en el tiempo que pasé escribiendo. Gra- cias a su compromiso con este ministerio, se ha aligerado una ardua tarea. Cada uno de nosotros está comprometido con las doctrinas históricas de la fe cristiana y hemos pasado muchas horas de la cena dialogando sobre las verdades maravillosas de las Escrituras.
  14. 14. PREFaCIO a La PRImERa EDICIÓN 15 Agradezco a mi Señor sobre todo; Él me ha dado energías para esteproyecto que ha sido largo y ha tomado mucho tiempo; con todo, el Señorha sido fiel al darme fuerzas en las largas horas frente a la computadora.Mi oración es que el lector llegue a un amor mayor por Jesucristo, nuestrogran Dios y Salvador, a través del estudio de estas doctrinas. El conoci-miento es importante pero debe darse como respuesta. Jesús dijo: “Ama-rás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todatu mente” (Mt. 22:37). Mi gran anhelo es que este Compendio Portavoz deTeología contribuya al cumplimiento de este primer y gran mandamientoen la vida del lector.
  15. 15. Parte 1 T EOLOGÍ a bÍ bLICa
  16. 16. 1 I N T RODUCC IÓN a L a T EOLOGÍ a bÍ bL IC a DefiniciónEL TéRmINO teología bíblica se puede usar de diferentes ma-neras. Aunque el uso adoptado en este volumen se centra en un métodoespecial de estudio teológico, debe entenderse que el término se usa am-pliamente para referirse a un movimiento que es básicamente antagónicoa la fe evangélica. Tal uso negativo se considera y descarta aquí antes deconsiderar el significado legítimo de la teología bíblica. Entonces, primero de todo, la expresión se utiliza para describir almovimiento de la teología bíblica. Fue una consecuencia del liberalismo yla neo-ortodoxia. Comenzó en 1933 con la publicación del primer volu-men de la teología del Antiguo Testamento, escrito por Walther Eichrodt,y culminó en 1960 con la publicación del segundo volumen de la teologíadel Antiguo Testamento, escrito por von Rad.1 Brevard Childs sugiere queel movimiento fracasó en mayo de 1963 con la publicación de Sincero paracon Dios, escrito por John A. T. Robinson. Inicialmente, el movimiento fue una reacción al liberalismo y buscóun retorno al estudio exegético de las Escrituras, con un énfasis parti-cular en el estudio de las palabras bíblicas. El monumental TheologicalDictionary of the New Testament [Diccionario teológico del Nuevo Testa-mento] de Kittel, en 10 volúmenes, es consecuencia de ello. No obstante,el movimiento jamás se separó de sus apuntalamientos liberales; retuvola metodología crítico-histórica. Por ejemplo, al estudiar los Evangelios,los adeptos del movimiento de la teología bíblica aplicaron la metodologíacrítico-histórica para intentar descubrir, entre las palabras atribuidas aCristo, cuáles fueron realmente pronunciadas por Él. Si bien el movimiento reconocía el mensaje débil del liberalismo delos siglos xviii y xix, retenía las presuposiciones liberales concernientes ala Biblia. Los adeptos sostenían la perspectiva neo-ortodoxa de la revela-ción, enseñaban la evolución como teoría de los orígenes y enfatizabanel aspecto humano de la Biblia en lugar del divino. Como resultado, elmovimiento era autodestructivo. Era imposible hacer un estudio exegéticoserio de las Escrituras y, al mismo tiempo, negar su autoridad.2 El segundo uso del término teología bíblica se refiere a la meto-dología que, con orientación histórica, toma su material del Antiguo yNuevo Testamento para llegar a una teología. Es exegética por naturaleza
  17. 17. 20 C O m P E N D I O P O R T avO z D E T E OL O G Í a extrayendo su material de la Biblia, a diferencia de la comprensión filosófica de la teología; enfatiza las circunstancias históricas en las cuales se propusieron las doctrinas; examina la teología dentro de un período dado de la historia (como las eras noéica o abrahámica) o de un escritor individual (como los escritos paulinos o juaninos). La teología bíblica en el sentido anteriormente definido podría descri- birse como “la rama de la ciencia teológica que trata sistemáticamente el progreso, históricamente condicionado, de la revelación de Dios tal como está depositada en la Biblia”.3 En esta definición hay varios elementos importantes que observar:4 Sistematización La teología bíblica investiga de manera sistemática los períodos de la historia en los cuales Dios se ha revelado o los énfasis doctrinales de los diferentes escritores bíblicos tal como fueron dispuestos. La teología bí- blica, aunque se presenta de forma sistematizada, es distinta de la teología sistemática dado que la segunda asimila la verdad de toda la Biblia y de fuera de ella para sistematizar la doctrina bíblica. La teología bíblica es más limitada. Se concentra en el énfasis de un período dado de la historia en el Antiguo Testamento o la enseñanza explícita de un escritor particu- lar en el Nuevo Testamento. Historia La teología bíblica presta atención a las circunstancias históricas im- portantes en que se dieron las doctrinas bíblicas. ¿Qué se puede apren- der de la era de la revelación del Antiguo Testamento? ¿Cuáles fueron las circunstancias que rodearon los escritos de Mateo o Juan? ¿Cuáles fueron las circunstancias de los destinatarios de la carta a los Hebreos? Éstas son preguntas importantes que ayudan a resolver el énfasis doctrinal de un período particular o de un escritor específico. Progreso de la revelación Una doctrina ortodoxa a la que los evangélicos se han aferrado es la creencia en la revelación progresiva; Dios no revela toda la verdad sobre Él en un instante, sino que se revela poco a poco, dato tras dato, a diferentes personas a lo largo de toda la historia (cp. He. 1:1). La teología bíblica traza ese progreso de la revelación, notando la revelación que Dios ha dado de sí mismo en una era particular o a través de un escritor concreto. Por lo tanto, lo que Dios mostró de sí no era tan avanzado para Noé o Abraham como lo fue para Isaías. Un libro temprano del Nuevo Testamento, como Santiago, refleja una visión más primitiva de la iglesia que libros posterio- res, como las epístolas pastorales.
  18. 18. INTRODUCCIÓN a La TEOLOGÍa bÍbLICa 21Naturaleza bíblica En contraste con la teología sistemática, que extrae su informaciónde Dios de cualquier fuente, la teología bíblica tiene un enfoque más es-trecho: extrae su información de la Biblia (y de la información históricaque expande o aclara los eventos históricos de la Biblia). De este modo,la teología bíblica es exegética por naturaleza, examina las doctrinas envarios períodos de la historia o examina las palabras y declaraciones de unescritor particular. Esto le permite al estudiante determinar la revelaciónde Dios en un período dado de la historia. Relación con otras disciplinas 5Estudios exegéticos La teología bíblica tiene una relación directa con la exégesis (“expli-car, interpretar”), hasta el punto de que la teología bíblica es resultado deella. En el fundamento de la teología bíblica se halla la exégesis. Exige unanálisis del texto bíblico acorde con la metodología literal, gramatical ehistórica. (1) El pasaje en consideración debe estudiarse de acuerdo con elsignificado normal del lenguaje. ¿Cómo se entiende normalmente la pala-bra o declaración? (2) El pasaje debe estudiarse de acuerdo con las reglasde la gramática; para una comprensión apropiada del pasaje, la exégesisdemanda que se examinen los sustantivos, verbos, preposiciones, etcétera.(3) El pasaje debe estudiarse en su contexto histórico. ¿Cuáles fueron lascircunstancias políticas, sociales y, particularmente, históricas que lo ro-dearon? La teología bíblica no termina con la exégesis, pero debe empezarahí. El teólogo ha de ser hermenéuticamente exacto al analizar el textopara entender apropiadamente lo que escribieron Mateo, Pablo o Juan.Estudios introductorios Aunque la teología bíblica no tiene entre sus propósitos proporcionaruna explicación detallada de los asuntos introductorios, es esencial con-siderarlos un poco, puesto que a veces las soluciones interpretativas estándirectamente relacionadas con ellos. La introducción determina asuntoscomo la autoría, fecha, destinatarios, ocasión y propósito del escrito. Porejemplo, la datación de Hebreos es significativa porque lo relaciona conel grado del sufrimiento de su audiencia. La persecución se hizo intensadespués del incendio de Roma en el 64 d.C. Aún más crítico en Hebreoses el asunto de los destinatarios. Si se entiende que la audiencia es deno creyentes, el libro será estudiado de una forma; si se entiende que laaudiencia es de hebreos cristianos, el libro se comprenderá de un mododiferente. Por medio de otros ejemplos, las audiencias de Mateo, Marcos yLucas también determinan cómo se evalúan estos escritores. Por ejemplo,
  19. 19. 22 C O m P E N D I O P O R T avO z D E T E OL O G Í a debe entenderse el punto de vista teológico de Mateo como algo escrito para un audiencia judía. El punto de vista teológico del escritor está clara- mente relacionado con los asuntos introductorios. Relación de la teología bíblica con otRas disciplinas Escrituras Introducción Exégesis Hermenéutica Teología bíblica Teología sistemática y teología dogmática Apologética Teología histórica Teología práctica y teología contemporánea Estudios de la teología sistemática Hay tantas similitudes como diferencias entre las teologías bíblica y sistemática. Las dos tienen su raíz en el análisis de las Escrituras, aunque la teología sistemática también busca la verdad en fuentes externas a la sucesión de la teología bíblica Exégesis Teología bíblica Teología sistemática Biblia. Al analizar la relación de estas dos teologías se pueden observar varias distinciones. (1) La teología bíblica es preliminar a la teología siste- mática; la exégesis lleva a la teología bíblica, que a su vez lleva a la teología sistemática. (2) La teología bíblica busca determinar qué dijeron los escri- tores bíblicos en lo concerniente a algún asunto teológico, mientras que la teología sistemática también explica por qué algo es verdad, añadiendo el punto de vista filosófico. (3) Si bien la teología bíblica proporciona el punto de vista del escritor bíblico, la teología sistemática hace una consideración doctrinal desde el punto de vista contemporáneo. (4) La teología bíblica analiza el material de un escritor particular o de un período de la historia, mientras que la teología sistemática investiga todos los materiales, bíblicos y extrabíblicos, que se relacionan con un asunto doctrinal particular.
  20. 20. INTRODUCCIÓN a La TEOLOGÍa bÍbLICa 23 Los contrastes entre la teología bíblica y la sistemática se reflejan enel cuadro siguiente. contRastes entRe las teologías bíblica y sistemática teología bíblica teología sistemática Limita su estudio a las Escrituras. Busca la verdad en las Escrituras y en cualquier fuente externa a la Biblia. Examina las partes de las Escrituras. Examina la totalidad de las Escrituras. Compila la información sobre una doctrina Compila la información sobre una doctrina de un escritor específico (como Juan o Pablo) al correlacionar todas las Escrituras. o de una era particular (como la abrahámica, mosaica o profética). Busca entender por qué o cómo se desarrolló Busca entender qué estaba escrito en una doctrina. realidad. Busca entender el proceso así como el Busca entender el resultado: el producto. resultado: el producto. Ve el progreso de la revelación en diferentes Ve la culminación de la revelación de Dios. eras (como la edénica o la noéica). Metodología La teología bíblica del Antiguo Testamento se entiende mejor cuandose examina el Antiguo Testamento desde un centro o principio unifica-dor. Han surgido muchas propuestas concernientes al tema unificadordel Antiguo Testamento. Walter Kaiser sugirió la promesa como temaunificador; Elmer Martens sugiere el designio de Dios como punto focal;mientras que Eugene Merrill propone el reino como el tema subyacenteal Antiguo Testamento. Cualquiera que sea el tema enfatizado, la teologíabíblica del Antiguo Testamento debe poder ver el desarrollo de dicho temaen los diferentes períodos del Antiguo Testamento: la revelación progre-siva. (Véase una mayor consideración de la metodología en el capítulo 2,bajo “Introducción a la teología del Antiguo Testamento”). Puesto que los libros del Nuevo Testamento probablemente se escri-bieron en menos de cincuenta años,6 la teología bíblica del Nuevo Testa-mento debe concentrarse en el punto de vista de los diferentes autoresneotestamentarios. Así, la teología bíblica del Nuevo Testamento se estu-dia de acuerdo con la teología paulina, petrina, juanina, etcétera. Este es-tudio evalúa qué doctrinas particulares enfatizan los escritores del NuevoTestamento y cómo las desarrollaron. (Véase una mayor explicación de la
  21. 21. 24 C O m P E N D I O P O R T avO z D E T E OL O G Í a metodología en el capítulo 9, bajo el encabezado “Introducción a la teolo- gía del Nuevo Testamento”). Importancia 7 Muestra el desarrollo histórico de la doctrina La teología bíblica es importante porque impide el estudio de la doc- trina aparte de su contexto histórico. En el estudio de la teología sistemá- tica es completamente posible ignorar el contexto histórico de la verdad doctrinal; la teología bíblica sirve para evitar ese problema al prestarle atención al entorno histórico en que se dio la doctrina. Muestra el énfasis del escritor La teología bíblica revela la enseñanza doctrinal de un escritor par- ticular o de un período completo. En ese sentido, la teología bíblica sis- tematiza las Escrituras pertinentes a un escritor o período y determina su principal enseñanza o enfoque doctrinal. Capacita al estudiante para determinar qué se enfatizó durante la era abrahámica o qué subrayó el apóstol Juan, proporcionando una perspectiva diferente a la que normal- mente se alcanza a través del estudio de la teología sistemática. Muestra el elemento humano en la inspiración Aunque es cierto que la Biblia es verbalmente inspirada e inerrable, también lo es que los escritores de la Biblia escribían cada uno de acuerdo a su estilo distintivo. La teología bíblica enfatiza el factor humano al es- cribir la Biblia (pero sin excluir la inspiración). De este modo, la teología bíblica está determinada a descubrir qué enseñaron Juan o Pablo o qué se enfatizó durante cierto período de la historia veterotestamentaria. La teología bíblica “señala los trasfondos individuales, intereses y estilos de los autores. La teología bíblica enfatiza el papel de los escritores en la composición de la Palabra de Dios, mientras se basa, por supuesto, en la supervisión divina de los escritos”.8 Notas 1. J. Goldingay, “The Study of Old Testament Theology: Its Aims and Purpose”, Tyndale Bulletin, volumen 26 (1975), p. 34. 2. Para una consideración, evaluación y crítica conservadora véase G. F. Hasel, “Biblical Theology Movement”, en Walter A. Elwell, ed., Evangelical Dictionary of Theology [Diccionario teológico de la Biblia] (Grand Rapids: Baker, 1984), pp. 149-152, publicado en español por Caribe; y Geoffrey W. Bromiley, “Teología bíblica”, en Everett F. Harrison, ed., Diccionario de teología (Grand Rapids: Li- bros Desafío, 1999), pp. 601-603. Para una evaluación no conservadora véase Brevard S. Childs, Biblical Theology in Crisis (Filadelfia: Westminster, 1970) y
  22. 22. INTRODUCCIÓN a La TEOLOGÍa bÍbLICa 25 James Barr, “Trends and Prospects in Biblical Theology”, Journal of Theological Studies 25 (1974), pp. 265-282.3. Charles C. Ryrie, Biblical Theology of the New Testament [Teología bíblica del Nuevo Testamento] (Chicago: Moody, 1959), p. 12. Publicado en español por Porta- voz. Véase también la útil y breve explicación de Charles C. Ryrie, Basic Theo- logy [Teología básica] (Wheaton: Victor, 1986), p. 14. Publicado en español por Unilit.4. Ryrie, Biblical Theology of the New Testament [Teología bíblica del Nuevo Testa- mento], pp. 12-14.5. Véase la explicación en Ryrie, Biblical Theology of the New Testament [Teología bíblica del Nuevo Testamento], pp. 14-19; y Geerhardus Vos, Biblical Theology: Old and New Testaments (Grand Rapids: Eerdmans, 1948), pp. 14-16.6. Menos de treinta años, según John A. T. Robinson, Redating the New Testament (Filadelfia: Westminster, 1976), p. 352. 7. Véase Ryrie, Biblical Theology of the New Testament [Teología bíblica del Nuevo Testamento], pp. 20-24; y Vos, Biblical Theology, pp. 17-18.8. Ryrie, Biblical Theology of the New Testament [Teología bíblica del Nuevo Testa- mento], p. 23.Para estudio adicional sobre la teología bíblica* Geoffrey W. Bromiley, “Teología bíblica”, en Everett F. Harrison, ed., Diccionario de teología (Grand Rapids: Libros Desafío, 1999), pp. 601-603.** Brevard S. Childs, Biblical Theology in Crisis (Filadelfia: Westminster, 1970).** Donald Guthrie, New Testament Theology (Downers Grove: InterVarsity, 1981), pp. 21-74.** Gerhard Hasel, Old Testament Theology: Basic Issues in the Current Debate. Ed. rev. (Grand Rapids: Eerdmans, 1982). Ésta es una obra importante por su con- sideración sobre la metodología de la teología del Antiguo Testamento.** ________, “Biblical Theology Movement”, en Walter A. Elwell, ed., Evangelical Dictionary of Theology [Diccionario teológico de la Biblia] (Grand Rapids: Baker, 1984), pp. 149-152. Publicado en español por Caribe.** Walter C. Kaiser Jr., Toward an Old Testament Theology (Grand Rapids: Zonder- van, 1978), pp. 1-19.** Elmer A. Martens, God’s Design: A Focus on Old Testament Theology (Grand Ra- pids: Baker, 1981).* J. Barton Payne, The Theology of the Older Testament (Grand Rapids: Zondervan, 1962), pp. 15-24.* Charles C. Ryrie, Biblical Theology of the New Testament [Teología bíblica del Nuevo Testamento] (Chicago: Moody, 1959), pp. 11-24.* Geerhardus Vos, Biblical Theology: Old and New Testaments (Grand Rapids: Eerd- mans, 1948), pp. 3-18.

×