Psicoanalisis

1,102 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,102
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
36
Actions
Shares
0
Downloads
22
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Psicoanalisis

  1. 1. ISSN: 1699-6410 Anuario de Psicología Clínica y de la Salud / Annuary of Clinical and Health Psychology, 2 (2006) 57-64 Psicoanálisis, arte e interpretación Carmen Loza Ardila Dpto. de Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos. Facultad de Psicología. Universidad de Sevilla (España)INTRODUCCIÓN “Psicoanálisis, arte e interpretación” es el Una vez planteado el tema procederemos a sunombre que le corresponde a las últimas Jornadas de análisis. No pretendemos ahondar en el concepto dePsicoanálisis celebradas en la facultad de Psicología de psicoanálisis ni mucho menos desarrollarlo, pero esla Universidad de Sevilla con la colaboración del Dpto. imprescindible decir, entre otras cosas, que elde Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicoló- psicoanálisis es un conjunto de teorías o una metateoríagicos. que, como todas, tiene como finalidad explicar algo y El hecho de celebrarse unas nuevas Jornadas más concretamente la conducta humana. Por otra parte,este año, como en años anteriores, responde, por un la metodología psicoanalítica descansa en lalado, al deseo de rozar o introducirnos en temas que no interpretación.nos permite el programa de la asignatura de Psicoa- Como nos señala Coderch (1995), la filosofíanálisis debido al corto tiempo (cuatrimestral) del que de la ciencia hace una distinción entre cienciasdisponemos para ello; y, por otro, al deseo expreso de formales, que pueden subsistir por sí mismas, y laslos alumnos de cursos anteriores que han dejado ciencias fácticas, que intentan comprender la realidad yconstancia mediante cartas dirigidas a tal fin. describirla. Se apoyan en la observación de los hechos, La variedad de temática es extensísima y, por de la experiencia y, sobre los datos obtenidos,ello, se elige el contenido de las Jornadas en función de construyen sus conceptos, leyes y teorías; pero éstasalguna contingencia como la de este año, en el que deben ser revisadas constantemente y confrontadas conpodíamos contar con la colaboración de una Galería de los nuevos datos para que no pierdan su capacidad deArte y sus artistas y también con un grupo de explicación y predicción. No obstante, participan depsicoanalistas que trabajan de continuo en el tema del algún modo o medida de la metodología de las cienciasarte. formales. Poseen capacidad para formular hipótesis, El arte en sí mismo no es el núcleo del plantear diseños, etc. Y, a veces, incluso puedenpsicoanálisis pero el arte, o más concretamente la obra expresar sus datos matemáticamente. “No cabe duda deartística, es la producción del individuo y, como tal, que el psicoanálisis pertenece a las ciencias fácticas”tiene una estrecha vinculación con él. Diríamos que es (pág. 54), ya que no hay que olvidar que no es sólo unauna respuesta del hombre ante ciertos estímulos tanto teoría o modelo teórico sino que, además, es un métodointernos como externos; la tenemos que considerar, por de investigación y un método terapéutico. Comotanto, como una forma de conducta. A propósito de esto método de investigación se adhiere y puede participarúltimo Mijolla y Mijolla-Mellor (1996)- haciendo perfectamente, y con todo derecho, de la metodologíareferencia al pintor Lucian Freud, uno de los más de las ciencias formales. Otra cosa sucede cuando nosafamados pintores ingleses, y a Bela Freud, diseñadora, referimos al psicoanálisis como método terapéuticoambos nietos de Sigmund Freud - explican que donde puesto que entonces su metodología queda constreñidaFreud “ponía palabras al inconsciente, ellos han a su propio, único y genuino método: el hermenéutico,preferido dar cuerpo a fantasmas” (pág. 675), es decir, incluyendo aquí la interpretación y la comprensión.que proyectan sus fantasías sobre las obras que crean. Y En realidad puede haber confusión cuando seasí como el analista pone sus palabras para interpretar barajan estos términos: hermenéutica, interpretación yel material que le ofrece el paciente, también se pueden comprensión. Nosotros mismos en el título de lasinterpretar las obras de arte; eso sí, con la diferencia y Jornadas hemos incluido el término interpretación, yla distancia que las separan del proceso terapéutico. debemos aclarar esta acepción puesto que hay que1 admitir que posee connotaciones diversas. Dirección de contacto:Dra. Carmen LozaDepartamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológicos.c/ Camilo José Cela s/n 41018 Sevilla (España) E-mail: cloza@us.es
  2. 2. Loza, C.: Psicoanálisis, arte e interpretaciónDESARROLLO DEL TEMA teórico, convenientemente utilizado por el analista, generarían interpretaciones cuyo objetivo, en primer Si rastreamos la literatura al respecto término, sería el de ajustarse lo más posible al mundoacordaremos que el término interpretación en sentido interno del sujeto y equivaldrían a hipótesis de trabajopsicoanalítico únicamente se refiere a lo que está que pueden ser aceptadas o refutadas, como sustentan larelacionado con el proceso de la cura y que, por tanto, mayoría de psicoanalistas, entre otros Klimovskyocurre en lo que llamamos el encuadre psicoanalítico. (1986; 2002), Coderch (1990; 1995)… AsimismoNuevamente Mijolla y Mijolla-Mellor (1996) opinan deben ser desinteresadas, es decir, desinteresadas porque “no hay interpretación psicoanalítica formulable parte del analista, que no debe perseguir con susfuera de la situación psicoanalítica” (pág. 153); y, para interpretaciones algo que le aporte beneficio a él, comodar más énfasis a esta afirmación, continúan aclarando hacer más creíble su trabajo de cara al paciente o dirigirque para que la interpretación tenga sentido es y manipular la conducta de éste. La pertinencia senecesario que el analista y el paciente trabajen juntos, refiere al cuándo, al modo y al qué se interpreta, pues,cada uno haciendo su labor, el analista formulando las aunque no hay reglas fijas, el analista posee uninterpretaciones y el paciente siendo el receptor de conocimiento y entrenamiento que le permiten actuaréstas. Los autores citados se pronuncian a favor de que tan pertinazmente como cuando otro investigadortoda interpretación fuera de este contexto sería una formula sus hipótesis, además de que debe estarinterpretación “salvaje”, silvestre o profana - como diría sometido (lo que es otra garantía) al proceso deFreud (1900) -, lo cual no significa que sea inexacta supervisión de su trabajo.sino que vendría a ser otra forma de interpretar. Es Y, por último, Coderch (1995) añade otraevidente que este modo de contemplar la interpretación cualidad consistente en que toda interpretación debeno admite que ésta pueda sobrepasar los límites del estar correctamente formulada (lo que en cierta medidaámbito de la cura y, por tanto, todo intento más allá de estaría ya implícita en la anterior), pero este autor poneeste contexto no tendría que denominarse interpretación el énfasis sobre todo en que la formulación de lao, al menos, no sería interpretación psicoanalítica en interpretación se adecue a las capacidades cognitivassentido puro. Otros autores, como Racker (1986), del paciente para que éste pueda comprender sindefendieron esta postura pues, aunque indicaron que ambigüedad alguna (y, por tanto, sin incertidumbre oprimero hay que partir de la superficie, de lo más confusión) lo que le corresponde al yo y discriminar alcercano a la conciencia, luego había que rastrear hasta no yo, como diría Bleger (2001).esferas más profundas y, por tanto, una interpretación Abordamos con esto una de las dificultadestendría como cometido traer hasta la superficie de la interpretación. Interpretar no es fácil. Aulagniercontenidos y procesos para que el paciente tomara (2003) opina que la tarea más comprometida y difícilinsight o conciencia de ello, como las resistencias, lo del analista consiste realmente en encontrar las palabrasreprimido, los elementos formales de la conducta, la precisas y adecuadas no sólo para que el paciente seatransferencia…, aunque en diferentes momentos del capaz de comprender sino también para que produzcanacontecer psicoanalítico. Pero propuso que para que una en él una reacción, de forma que aquellasinterpretación fuese completa debería incidir o referirse representaciones que están reprimidas y a vecesal sistema ello y superyo (lo que quiere decir que disociadas vuelvan a emerger, facilitando que lasversaría principalmente sobre aspectos inconscientes, representaciones de cosas se tornen en representacioneslatentes), aunque partiendo del yo, de lo manifiesto, y verbales aunque ligadas a sus afectos correspondientes.de los procesos defensivos. Pero aquí en este punto encuentra de nuevo otro Etchegoyen (2002) profundiza aún más en escollo, ya que los afectos, rabia, miedo fusión, rencoreste matiz restrictivo de la interpretación indicando una u odio o envidia, correspondientes a cada represen-serie de consideraciones que forzosamente la reducen al tación reprimida (que operan en nosotros y todosámbito puramente terapéutico. Para él la interpretación sentimos no sólo a nivel consciente) debenva ligada inexorablemente al sujeto de la cura y no al transformarse en lenguaje a través de la interpretación,hombre en general y, además, está ligada al “aquí y lo mismo que sucede, por ejemplo, con las imágenesahora”, lo que la sumerge de lleno en el encuadre oníricas cuando se interpreta un sueño. Por eso laterapéutico, en las sesiones analíticas, y no más allá. interpretación no es una función puramente intelectualPor otra parte, la interpretación es un trabajo que realiza o cognitiva, no consiste sólo en que el paciente razone oel analista y que forzosamente debe ser comunicada al conozca la relación causa-efecto entre los acon-paciente. Es evidente que el analista no puede tecimientos más o menos remotos y su conducta actualestablecer comunicación con el analizado fuera del sino también en revivir, re-sentir, expresar el afectosetting y, menos aún, una comunicación que verse sobre implícito en el recuerdo para que así el paciente puedaaspectos profundos de su personalidad, como habíamos reorganizarseindicado, y realizada de forma sistemática. Otra Pese a que hasta ahora todo indica que laconsideración sobre la interpretación es que ésta tiene interpretación debe relacionarse forzosamente con elcomo objetivo producir unos efectos en el paciente, ámbito de la cura, Etchegoyen diferencia y establecedesde el indicado insight hasta remover y comprender matizaciones entre interpretación e información abrien-situaciones y procesos que no pueden encajarse más do por ahí una vía por la que nosotros podemos accederque en el ámbito terapéutico. de cara al trabajo de nuestras Jornadas. La Más aún, los parámetros de eficacia de la interpretación es el trabajo que realiza el analista y queinterpretación psicoanalítica propuestos por Etchegoyen lanza al paciente para que sea capaz de conocer lo queson veracidad, desinterés y pertinencia. Para ser veraz o no sabe de su mundo interno; mientras que laacertada la interpretación se apoyaría en el material información, aunque también es un trabajo que realizaaportado por el paciente, en la experiencia del analista y el analista, va dirigida a que el sujeto conozca lo queen la teoría psicoanalítica. Este material, el clínico y el ignora de su mundo externo (y, a veces, del interno) 58
  3. 3. Anuario de Psicología Clínica y de la Salud / Annuary of Clinical And Health Psychology, 2 (2006) 57-64pero, eso sí, fuera del setting. Recordemos que el Este procedimiento para tratar los datos o elanalista no tiene que estar únicamente vinculado a la material (que en este caso no tiene que estarterapia sino que también pueden existir psicoanalistas relacionado con la terapia) y en el que se atiende ateóricos, si bien en su proceso formativo tuvieron que diferentes factores es el que se adecua a las Jornadas en“pasar por el diván”. cuestión, tratándose en realidad de lo que se conoce Se dan opciones, por tanto, para que sí se como psicoanálisis aplicado, que consiste en utilizar laspueda utilizar el término interpretación para diferentes claves que provienen de la teoría, y - como advirtiófines sin que tengamos que contravenir su verdadero Bleger (1986) - “el psicoanálisis de una novela, unasentido psicoanalítico, simplemente utilizándolo en sus película, una obra de arte, un diario o memorias (comodos perspectivas, como nos enseña Coderch (1995). es nuestro caso), tiene la ventaja de una mayor distanciaÉstas serían: de los hechos por la cual el investigador no se halla 1) la que se refiere al acto interpretativo como emocionalmente tan involucrado como en el caso deldetonante para movilizar o remover determinados psicoanálisis clínico, pero las deducciones son másprocesos psíquicos en el paciente y vinculada, por tanto conjeturables” (pág. 122). Son las ventajas y lose inevitablemente, al proceso de la cura; inconvenientes de este tipo de interpretación o 2) la que se refiere a la llamada hermenéutica psicoanálisis aplicado. Ahora bien, aunque utilicemosy en la que podemos distinguir dos aspectos: este tipo de interpretación (respetando, por tanto, su a.- Hermenéutica entendida en su connotación distancia respecto a la interpretación auténticamenteclásica, es decir, como disciplina de la interpretación de psicoanalítica), intentaremos también encontrar ellos símbolos y que se relaciona muy particularmente sentido de nuestro material pictórico, obra literaria,con la interpretación o desciframiento de los textos película, etc. Pues, como propuso Freud (1900),bíblicos pero que, por extensión, también se refiere a la interpretar quiere decir encontrar su sentido, o sea,interpretación en general. O sea, que interpretar sería en “sustituirlo por algo que pueda incluirse en larealidad cambiar unos signos por otros, un trueque en la concatenación de nuestros actos psíquicos como uninformación y, por tanto, equivale a permutar unos factor de importancia y valor equivalente a los demássignos semánticos por otros o unos símbolos por que la integran” (pág. 406).lenguaje. En sentido general, pues, la hermenéutica es En El malestar en la cultura (1930) y enla interpretación de las manifestaciones psicológicas Construcciones en psicoanálisis (1937) Freud se refirióaunque realizadas de acuerdo con unas reglas a la operación “interpretación de la construcción” comodeterminadas. a la función que debe realizar el analista para b.- Hermenéutica enfocada como una reconstruir lo que ha olvidado o reprimido con ayuda deinvestigación de los contenidos reprimidos que, por lo los rastros que ha ido dejando. Más tarde, en 1981,general, son arcaicos, y de los que el paciente no tiene Grinberg propuso usar el término “interpretación >conocimiento, pero que se llega a ellos a través de los construcción” (expresión del autor) como un medioenlaces con el material consciente o manifiesto. para comprender la riqueza que aporta éste en la labor De las dos perspectivas señaladas la más analítica, y se refiere a él como a un concepto en el quecompleja es la primera, pues no se trata sólo de “está incluida la utilización de la contratransferencia, laintercambiar información sino que, además, debe simbolización y la descripción ampliamente sugerentegenerar unos efectos en el paciente y traspasar el que puede ser llenada con diferentes sentidos” (pág.umbral del nivel descriptivo y fenomenológico de la 210). Es decir, la interpretación de la construcción seconducta siendo el paciente capaz de comprender los plantea como meta la integración del conocimiento,procesos mentales inconscientes que son el motor de la evitar las disociaciones o la discriminación de ciertasmisma (Coderch, 1990). A esta interpretación no es a la partes de la conducta que no conocemos, como señalóque nos podemos referir en las Jornadas citadas sino a Bleger (1986). Además, la interpretación psicoanalíticalas dos últimas, a la hermenéutica en sus dos aspectos. debe ser “simétrica, polivalente y análoga, lo que laEsto concuerda, en cierto modo, con el enfoque de hace merecedora del nombre “construcción” además delFreud (1900) cuando diferenciaba entre interpretar los de “interpretación”.sueños mediante el procedimiento psicoanalítico o Pues bien, así como la interpretación citadainterpretarlos mediante el procedimiento popular. El añade riqueza al proceso permutador sumándole elprimer modo es más difícil y menos cómodo, ya que, trabajo constructivo, la labor hermenéutica o el llamadoademás, contempla la posibilidad de polisentido en un psicoanálisis aplicado también aporta riqueza para lamismo proceso. Sin embargo, el método popular (en el comprensión del objeto de estudio. Grinbergque se distinguen dos modalidades, la simbólica y la ejemplifica esto a través del estudio de los mitosdescifradora) se realizan conforme a claves fijas y son literarios (en los que, por cierto, se centró ampliamentemucho más cómodos, aunque también más dados a Freud, baste recordar el mito de Edipo), los cualeserror. brindan la oportunidad de hacer más inteligibles y La interpretación simbólica o hermenéutica comprensibles partes de la personalidad o conducta deltrata al sueño o al material en su totalidad individuo, tanto en lo referido a aspectos yoicos y ensustituyéndolo por otro contenido comprensible, similar contacto con la realidad como a aspectos patológicos.o parecido. El método descifrador, sin embargo, La lectura o dramatización de los mitos se hace másdescompone al sueño o al material a descifrar, y la inmediata, más cercana al individuo y se asimilan mejorlabor interpretativa recae sobre cada fragmento de la que los términos o los textos clínicos poseyendo,totalidad. Este segundo método sería más laborioso y además, la capacidad de extraer también efectos en elno consistiría en una mera traducción o interpretación contemplador o lector. En conclusión, la laborglobal sino que atendería al contenido del material, a la interpretativa del psicoanálisis aplicado, eje de nuestraspersonalidad y a las circunstancias del sujeto. Jornadas, aunque no repose en el diván, agrega a la experiencia descifradora gran cantidad de material del 59
  4. 4. Loza, C.: Psicoanálisis, arte e interpretaciónámbito psíquico, además de ampliar el campo anteriores salidas. En 1929 Klein escribió un trabajocognitivo. titulado Situaciones infantiles de angustia reflejadas en En efecto, y acercándonos con esto al otro una obra de arte y en el impulso creador, donde exponevocablo “arte” de nuestras Jornadas, cuando que cuando el niño siente que hay objetos perseguidorescontemplamos una obra de arte sabemos lo que estamos que le han inferido algún daño, el esfuerzo posterior deviendo u oyendo, es decir, lo que procesamos mediante restaurar esta lesión puede traducirse en esfuerzosnuestros sentidos, lo que percibimos, pero se nos creadores. Así, pues, a partir de esta época considera aescapan otros muchos aspectos. Freud (1913) en El la creatividad artística como una manifestaciónMoisés de Miguel Ángel asienta que para descubrir el reparadora que implica un enfrentamiento entre lossentido y el contenido de lo que representa la obra de impulsos destructivos y los libidinales.arte es preciso poder interpretarla. Esta interpretación, Por otro lado, Klein se refiere al juego como aademás de otros muchos aspectos, facilitará conocer por la externalización de una actividad de fantasía y, sobrequé le produce un efecto determinado al sujeto que la todo, de una fantasía inconsciente. Los conflictos, loscontempla y por qué la disparidad de opiniones. deseos, el dolor e incluso la satisfacción se reflejan enAdemás, - continuando con Freud (1900) - para el el juego. Así que el acto mismo de jugar es unapsicoanalista no hay nada, aunque parezca insignifican- actividad creadora, es un modo de superación, unate, que no sea la expresión de procesos anímicos búsqueda de objetos nuevos o nuevas sensaciones yocultos. Por tanto, estos procesos anímicos latentes experiencias. Por tanto, el juego permite tanto al niñointervienen en la triada: artista, creación artística y como al adulto expresarse de forma manifiesta yespectador. Fue el psicoanálisis el que primero formuló simbólica. Conviene recordar que esta autora fuehipótesis acerca del origen del arte tratando de buscar la pionera en el estudio del juego infantil y desarrolló unrelación entre la creación artística y el artista o, más procedimiento que se denominó “técnica del juego”,bien, con su vida afectiva e instintiva. No obstante, gracias al cual se hizo posible realizar análisis de niñosquedan muchos puntos oscuros. muy pequeños. Tomaremos como eje de referencia a Freud, El proceso creativo es, pues, un proceso deaunque en distintos momentos de su bibliografía. En cambio que implica, por una parte, una reacción de1910 en su obra sobre Leonardo de Vinci, donde duelo por el yo dañado y por la pérdida de esa partepresenta un análisis de éste y de su obra, advierte que la perdida de la vieja estructura; pero, por otra, es unactividad creadora del artista deriva de sus deseos proceso innovador, de reparación, de creaciónlibidinales. Los instintos anhelan ser satisfechos pero la propiamente dicha, y que, como Klein (1940) asegura,sociedad a veces lo impide; así que una tentativa de el proceso creativo descansa en la elaboración de lasatisfacer los deseos que se han reprimido es mediante fantasía depresiva y hunde sus raíces en la vidauna fórmula sustitutoria, esto es, mediante la inconsciente.sublimación, como a Leonardo, a quien la sublimación A tenor de lo dicho, y de acuerdo conle condujo a su ansia de saber. numerosos autores entre ellos Grinberg (1993), el acto Ya en Psicoanálisis, en la quinta conferencia creador es la construcción de un nuevo mundo, unde 1909, Freud (1910a) había expuesto su concepción mundo propio del artista que crea y que tiene el valorde sublimación, refiriéndose a ésta como al proceso de la permanencia. O sea, que si el acto creador estámediante el cual “no queda perdida la energía de los condicionado por los deseos inconscientes del pasado,deseos infantiles, sino que se hace utilizable dirigiendo estos deseos, en el caso de ser recordados en el actocada uno de los impulsos hacia un fin más elevado que clínico, atenderían únicamente a la función intelectual oel inutilizable y que puede carecer de todo carácter incluso emocional, pero podrían olvidarse. Sinsexual” (pág. 1562), añadiendo que la sublimación embargo, cuando son plasmados en una obra de arte, sepuede cambiar el fin sexual del instinto por otro fin o les da vida permanente fuera del sujeto.valor más aceptado y reconocido socialmente, más Pero ya antes de que Klein y Grinbergsublime, de donde deriva el término acuñado por él desarrollaran sus teorías, Freud en 1908 habíamismo. Ahora bien, la sublimación afecta a las relacionado la actividad artística del poeta con el juegopulsiones parciales, sobre todo a aquéllas que no logran infantil. “El poeta (podíamos decir que el artista enla aceptación del propio individuo; de ahí que, aunque general) hace lo mismo que el niño que juega: crea unel planteamiento inicial de la sublimación implicase mundo fantástico y lo toma en serio” (pág. 1342).sólo a los impulsos de tipo sexual o libidinal, más tarde Tomarlo en serio quiere decir que se siente íntimamenteFreud hubo de ampliarlo también respecto a las implicado en y con el juego, siendo para él una fuentepulsiones agresivas. Así que esta otra definición de de desahogo y placer. No obstante, el niño crece, seFreud en 1932 (Lecciones introductorias del convierte en adulto, pero no por ello renuncia a lapsicoanálisis) aúne los dos aspectos: la sublimación es satisfacción: ya no juega, pero busca otras salidas. “En“cierto tipo de modificación del fin y de cambio del realidad no podemos renunciar a nada, no hacemos másobjeto, en el cual entra en consideración nuestra que cambiar unas cosas por otras; lo que parece unavaloración social” (pág. 3155). De esta forma la renuncia no es más que una sustitución” (Op.cit., pág.sublimación permite la satisfacción de los deseos 1344). Así que el artista sustituye el mundo de losinconscientes, por una parte, y, por otra, una deseos y de la fantasía infantil por otro mundo deconciliación con el yo y el superyo favoreciendo, pues, fantasías adultas.una mejor adaptación del individuo. Pero el niño que dibuja crea también un Sin embargo, para Melanie Klein la mundo fantástico, admitiendo el dibujo, al menos, unacreatividad es un proceso mucho más complejo y rico triple equiparación con el juego:que va más allá de la sublimación, estando relacionada 1) tanto las fantasías del juego como las vertidascon los procesos de la reparación, del juego y con los sobre el papel por el niño que dibuja son actuales y noinstintos de vida, que son los impulsores de las reminiscencias de un pasado lejano; 60
  5. 5. Anuario de Psicología Clínica y de la Salud / Annuary of Clinical And Health Psychology, 2 (2006) 57-64 2) la hoja de papel está en el lugar donde aún el realidad externa, que afectan a todos en mayor o menordiván no puede estar; y intensidad, pero algunos, mediante la sublimación y 3) la hoja de papel es, como los juguetes, el otros mecanismos, consiguen solventar este escollo y,instrumento donde se refleja la imagen especular y dependiendo del camino escogido por la sublimación,representa al propio yo, según Rodulfo (2001). en primer lugar, y “merced a dotes especiales” (ídem, Asimismo la escenoterapia, la dramatización pág. 1641), en segundo, surge el artista. Así que noo el simulacro de algo son también una forma de juego. todos los que pintan, escriben, proyectan edificios sonAlgunos psicoanalistas actuales, basándose en las artistas; podemos decir de ellos que dibujan, componenconcepciones clásicas de Klein, Winnicott, etc. como música, etc. pero no que son artistas. Quizá creen, peroCabré (2002) han desarrollado una modalidad opinamos que hay que distinguir entre actividadterapéutica denominada escenoterapia, que permite, simplemente creadora y actividad creadora artística, ocomo el juego y el dibujo, expresar simbólicamente los entre creador y artista.deseos y las fantasías. Según la enciclopedia Larousse (2002), una Winnicott (1982) examinó la importancia de de las acepciones de crear es hacer, componer, realizarlos “objetos transicionales” (o.t.) en la evolución del el hombre algo que no existía antes; pero arte, aunqueindividuo desde las fases infantiles hasta el logro de la tiene una acepción semejante, implicaría tambiénindividuación y autonomía. El o.t. es llamado así habilidad, destreza. Además, “arte es el conjunto deporque permite la transición o paso hacia la autonomía preceptos y reglas para hacer bien una cosadesde la madre u objeto de apego. El o.t. es el enlace determinada” (pág. 841).entre la madre y el mundo externo, es decir, con la El psicoanalista Henri Ey (1998) conceptuali-cultura y también con el arte. Pero esto es más za la obra de arte como creación de un objeto estético yprofundo. Veamos: Winnicott opina que los o.t. como resultado de un trabajo realizado conforme a unospermiten, al menos, tres transiciones: principios formales, a la ley de un estilo y a los 1) la que hemos expuesto, en la que los objetos son parámetros de una escuela, época o un cierto ideal.considerados como vehículos para materializar el pasaje Es evidente - como subrayaba Freud en 1913evolutivo de la madre al mundo de independencia; - que para ser artista hay que tener dotes especiales y 2) en cuanto que el o.t. sustituye en la mente del hacer bien las cosas. Ahora bien, un artista no seríaniño a la madre. Ésta es, por tanto, representada por el únicamente quien pinta un buen cuadro, el que dirigeo.t., aunque el niño sabe distinguir perfectamente a una buena película o el que escribe un buen libro.ambos objetos. Por tanto, el o.t. facilita la formación de También podría ser artista en sentido amplio, porsímbolos, de representaciones; permite, pues, el pasaje ejemplo, quien es capaz de hacer otras cosas que,de lo concreto a lo abstracto; y aunque más insignificantes, estén bien hechas como un 3) en cuanto que el o.t. produce al niño seguridad, objeto de madera, un traje, un objeto mecánico, o elplacer, reconfortamiento…, es investido y, por tanto, analista que realiza unas buenas interpretaciones, etc.permite el paso al mundo de las valoraciones y de los Por tanto, habría tantos artistas como personas capacessignificados. de hacer bien algo. No obstante, las artes están Por consiguiente, el giro evolutivo desde lo clasificadas en artes mayores (como las plásticas, lafísico a lo mental (como es el de la dependencia a la pintura, la escultura, la arquitectura, las literarias) yindependencia, de lo concreto a lo abstracto, simbólico artes menores.y representativo o al mundo de las valoraciones y Esto lo resuelve en parte Grinberg (1981)significados) se realiza a partir de objetos cercanos, distinguiendo dos tipos diferentes de capacidadfísicos y externos. creativa: Para Winnicott el arte es una forma de objeto 1) la común a todos los individuos, pues todos, entransicional, y la relación del artista con su obra es mayor o menor grado, tenemos capacidad creativa,semejante a la del niño con su o.t. El artista se siente siendo ésta patrimonio de la condición humana; ycon su obra tan confortado como el niño con su 2) la de aquellos seres excepcionales, genios, quepeluche. Pero, además, como interviene Eagle (1998), sobresalen de los demás y poseen potencialidadeseste tipo de relación con los objetos es tan íntima que estéticas que los distinguen del resto de la población.implica a la identidad del individuo hallándose El acto creativo –prosigue el autor- sería “el“inextricablemente unidos, no sólo en el curso del eslabón final de una serie de etapas caracterizadas pordesarrollo sino como un proceso dinámico continuo” frustraciones generalmente inconscientes y transitorias(pág. 231) durante toda la vida. entre la realidad y la fantasía, estado de desorganiza- La obra de arte podría ser considerada como ción y reorganización” (pág. 319). No obstante, todoun objeto transicional, que es externo al yo y cumple producto de la conducta humana, se inserte o no en launa función reconfortante para el mismo, siendo fuente categoría de arte, puede ser interpretado. Pero es ciertode placer para el artista. El arte, opina Freud (1911), que el arte precisa de dotes, actitudes y técnica.consigue conciliar el principio de placer con el Si retomamos a Ey, en el “comercio” del arteprincipio de realidad ya que el artista, aunque no se manejan al menos dos procesos psíquicos: el de larenuncia a la satisfacción de los instintos, consigue al proyección (que permite exteriorizar a través de la obrafin adaptarse a la realidad mediante otras vías y creando creadora los vínculos, sentimientos, vivencias, etc. delun mundo nuevo. artista) y el de la identificación, la del observador con la Para el artista como para el espectador el arte obra artística. De ahí que Hanna Segal (1955)es una actividad encaminada a mitigar los deseos manifestase que el placer estético que produce la obrainsatisfechos (Freud, 1913). No obstante, no todos los de arte vendría definido por el grado de identificaciónindividuos pueden ser artistas. Hasta aquí hemos del sujeto con ella. Esto nos lleva a la catalogaciónexpuesto procesos comunes a todas las personas como inmediata entre bello o feo en la contemplación deson los conflictos entre las exigencias instintivas y la cualquier obra, y que Segal definía, independientemente 61
  6. 6. Loza, C.: Psicoanálisis, arte e interpretaciónde conceptualizaciones filosóficas, léxicas, etc. del puede conocer), aclarando que es un trabajo desiguiente modo: investigación psicoanalítica centrado en descubrir - lo bello es lo que produce en el espectador aspectos de Leonardo que, como todo ser humano y porsensaciones armónicas, de bienestar, de equilibrio, muy importante que sea, está sometido a todo aquellobrindándole la posibilidad de revivir inconscientemente que rige tanto la actividad normal como la patológica.sensaciones de reparación y permitiéndole identificarse En este trabajo Freud pone de manifiesto que el padrecon la obra; de Leonardo desempeñó un importantísimo papel no - lo feo es lo que promueve conflictos no sólo en el desarrollo psíquico de su hijo sino también enresueltos, lo que llena al individuo de tensión, moviliza el de su obra: “Para la actividad pictórica de Leonardolos odios y reaviva los sentimientos perseguidores. tuvo una fatal consecuencia su identificación con su Ambas categorías, lo bello y lo feo, son padre. Creaba la obra y cesaba en el acto de ocuparse desubjetivas y se corresponden con experiencias ella, como su padre había hecho con él” (pág. 1610).inconscientes. O sea, que la aprehensión de una obra de Efectivamente el padre de Leonardo, que se casó cuatroarte no es meramente intelectual o estética, tal como veces y tuvo once hijos legítimos, se desentendió deapuntaba Freud (1914) en El Moisés de Miguel Ángel, Leonardo, hijo ilegítimo, o, al menos, no se ocupó de élsino también afectiva e inconsciente. de forma responsable durante los primeros años de su Otro aspecto que señaló Freud en 1913 es que vida. Sin embargo, Leonardo se identificó con su padretodo arte es una tentativa de omnipotencia ya que para y en muchos aspectos deseaba fervientemente ser comoel artista, al proyectar su conflicto interior en su obra, él; pero, por otro lado, lo detestaba, así como suésta viene a ser como su propio yo, y la sobreestima, lo autoridad y sus creencias, incluidas las religiosas.que le da poder, valor, ayudándole a superar sus Mientras no pudo liberarse de la relación paternaconflictos inconscientes. La producción artística es un encontró un modo sustitutivo de hacerlo mediante susenriquecimiento del yo y, por eso, el artista es obras. Pintaba con ganas y afecto, cual si de hijas suyasconsiderado como el prototipo de hombre narcisista. se tratase, pero luego o dejaban de interesarles o lasCuando Kernberg (2001) examina los factores externos dejaba inconclusas. Leonardo –según Freud- tenía unaque determinan el narcisimo normal o primario incluye gran facilidad para reprimir los instintos, pero tambiénentre ellos, en primer lugar, a las gratificaciones una gran capacidad de sublimarlos. Esta gran capacidadlibidinales procedentes de los objetos externos (un de sublimación se tradujo en ansias de saber en casiejemplo de ello podría ser el citado objeto transicional todos los terrenos, lo que hizo de él al hombrede Winnicott); y en segundo lugar, a las gratificaciones polifacético por excelencia de la historia. Toda su vidaprovenientes de los intereses culturales, éticos o estuvo luchando contra el padre pero tambiénestéticos (como una obra de arte). En suma, que el intentando copiarle y superarle. En torno a la pubertadnarcisismo aumenta con las gratificaciones prove- se puso al descubierto su condición homosexual y dejónientes de los objetos externos e incide sobre el mundo de interesarle la vida sexual, canalizando esta actividadinterno que, a su vez, se convierte en demandante de hacia otros derroteros como el arte, la ciencia… peronuevas gratificaciones y motor de la creación artística. también hacia el lujo y la distinción, aunque no poseía Podemos sintetizar algunas cualidades del arte bienes. Así como el psicoanálisis compara a Dios con elsiguiendo a Erdelyi (1987): el arte es regresivo en padre, Leonardo, que consiguió zafarse del influjocuanto que responde a antiguas heridas y conflictos intimidatorio de éste, se desvinculó también de laintrapsíquicos. El arte usa distintos niveles de autoridad y del dogma religioso, lo que se pone designificado ya que la realidad es diferente según quien manifiesto en el toque nuevo que aportó a su arte: susla contemple, y el mismo artista ignora sus propias imágenes religiosas son menos rígidas, menos estáticas,motivaciones internas. El arte es también mágico, a las que confirió humanidad y cercanía. Leonardo,puesto que se inserta en el mundo de la fantasía, y hasta pese a ser una de las grandes figuras de la historia,podemos decir que es una mentira o falsedad. Como en siempre conservó en muchos aspectos una parte muyel arte se concilian el principio del placer con el infantil de su personalidad durante toda su vida.secundario, intervienen en él al mismo tiempo las Su cuadro de la Gioconda, que hoy día es unafantasías y la realidad. El arte puede ser también de sus obras más visitadas y reconocidas, no satisfizo aprimitivo e ilógico, como en los cuentos, la literatura su autor, lo dejó sin terminar y se negó a entregarlo afantástica o el cine. También puede el arte amputar gran quien se lo había encargado (es una prueba de loparte de la realidad (como formas, fisonomía, colores, mencionado anteriormente). No obstante, sí que quedóel tiempo, etc.). Como colofón podemos señalar que prendado de la sonrisa de su modelo, que luego launa de sus cualidades más llamativas es la de su repetiría en todas sus obras. La sonrisa de la Giocondacarácter simbólico o de representación, como en la ha producido múltiples interpretaciones pero siguepintura, el cine, etc., realizados a base de signos o siendo enigmática y puede decirse que reúne dossímbolos que representan algo de algo. elementos como son la reserva y la seducción, Para no extendernos más sobre el tema, cualidades que Leonardo buscaba en su madre.citemos algunas muestras que avalan nuestro trabajo y En la composición del cuadro Santa Ana, laque versan sobre el mismo tipo de hermenéutica a la Virgen y el Niño - donde ambas figuras femeninas estánque nos hemos referido, aquélla que se apoya en el una a continuación de la otra, sin límites precisos,psicoanálisis pero que no se realiza en el contexto fundidas y al mismo tiempo separadas (las dos con elterapéutico. Comenzaremos con algunos ejemplos del mismo tipo de sonrisa que la Gioconda) - se aprecianpropio Freud, ciñéndonos al terreno del arte con unas similitudes con la vida y sentimientos reales debreves pinceladas. Comienza su obra Un recuerdo Leonardo, quien fue criado por dos mujeres a las queinfantil de Leonardo de Vinci (1910) (al que, como es estaba, en cierto modo, ligado de igual manera: suobvio, nunca vio ni conoció ni trató, y que supo de él lo verdadera madre y la esposa de su padre, que se hizoque cualquier persona de nuestra época interesada cargo de él. De ambas mujeres recibió cuidados y 62
  7. 7. Anuario de Psicología Clínica y de la Salud / Annuary of Clinical And Health Psychology, 2 (2006) 57-64afecto, lo mismo que el Niño del cuadro, que representa escultura y dibujo. Son características sus series de tipoal pintor. Para el artista estas dos mujeres eran dos múltiple, donde cada obra es una en sí misma y, a lapersonas diferentes al mismo tiempo que una sola vez, una parte de una única obra.madre. Carlos Urraco, a pesar de su juventud, posee Otras obras freudianas en el mismo sentido de un considerable currículum en el que destacaninterpretación artística son: El Moisés de Miguel Ángel menciones y premios en importantes certámenes y un(1914), Dostoiewsky y el parricidio (1928) o Moisés y gran número de exposiciones. En su obra el color es ella religión monoteísta (1939). protagonista absoluto y la línea sólo aparece Grinberg en 1961 realizó un magnífico testimonialmente. En algunas obras el salto a latrabajo psicoanalítico sobre la obra El proceso de abstracción es innegable diluyéndose la figura en buscaKafka, donde abordó el tema de la culpa persecutoria de la trascendencia.que, a su vez, ya había abordado Jones, el psicoanalista Y, por último, deseo expresar de una formabiógrafo de Freud en 1953 en A psychoanalitic study of muy afectuosa mi gratitud a todos los alumnos tanto aHamlet, los cuales han servido de precedentes para los que han demandado el desarrollo de este tipo detrabajos más actuales. eventos como, sobre todo, a los que han participado Menos lejanas en el tiempo son las directamente en él. Gracias.incursiones interpretativas de Erdelyi (1987) endiferentes temáticas: REFERENCIAS - la pintura, analizando cuadros como:Besognes et moments de Jean Dubuffet (Galería de Arte Aulagnier, P. (2003). La violencia de la interpretación.de Milán); La persistencia de la memoria de Salvador Buenos Aires: Amorrortu.Dalí (Museo e Arte Moderno de Nueva York); elTríptico de la pasión de Fernando Botero (Marlborough Bettelheim, B. (1999). Psicoanálisis de los cuentos deGallery, de Nueva York); o El jardín de las delicias del hadas. Barcelona: Crítica.Bosco (Resource Scala-Art); - el tema de la percepción subliminal, donde Bleger, J. (1986). Cuestiones metodológicas ense interpretan ilustraciones como, por ejemplo, la de psicoanálisis. En D. Ziziensky, Métodos deAldridge: The Beatles illustrated lyrics; investigación en psicología y psicopatología (pp 110- - la portada de la revista Playboy de 1975; o 132). B. Aires: Nueva Visión. - el análisis de viñetas, como las de Daniel elTerrible de Hank Ketcmam. Bleger, J. (2001). Simbiosis y ambigüedad. B. Aires: En cuanto a literatura también podemos citar Paidós.los trabajos de Steiner como, por ejemplo, La huida dela realidad hacia la omnipotencia en Edipo en Colona Cabré, V. (2002). Escenoterapia-dramarización(1990) y Dos tipos de organizaciones patológicas en terapéutica en grupo. Barcelona: Fundació Vidal IEdipo Rey y Edipo en Colona (1997). Barraquer, Paidós. Y, para no dilatar más esta cuestión,citaremos dos contribuciones: Coderch, J. (1990). Teoría y técnica de la psicoterapia - una, a la literatura, de Bruno Bettelheim psicoanalítica. Barcelona: Herder.(1999), sobre quien nos hemos apoyado para realizarparte de estas Jornadas: Psicoanálisis de los cuentos de Coderch, J. (1995). La interpretación en psicoanálisis.hadas, basado en la búsqueda del significado implícito Barcelona: Herder.en este tipo de narraciones infantiles; y - otra, la de Nasio (2001), en el terreno Eagle, N.E. (1998). Desarrollos contemporáneosclínico: Los más famosos casos de psicosis, obra recientes en psicoanálisis. B. Aires: Paidós.destinada no a la cura sino a la investigación yprofundización en casos clínicos reales e históricos de Erdelyi, M.H. (1987). Psicoanálisis-la psicologíaotros psicoanalistas que trataron a una serie de cognitiva de Freud. B. Aires: Labor.pacientes. No queremos dejar de dar las gracias a todos Etchegoyen, H. (2002). Los fundamentos de la técnicaaquellos que han hecho posible la realización de las psicoanalítica. B. Aires: Amorrortu.Jornadas, desde el propio Dpto. de Personalidad,Evaluación y Tratamiento psicológico y la Facultad de Ey, H. (1998). Estudios sobre los delirios. Madrid:Psicología, que apoyaron este proyecto, hasta todas las Triacastela.personas que han participado directamente en eldesarrollo de las mismas, cuyos nombres ya están Freud, S. (1900). Interpretación de los sueños. Obrasincluidos en el programa. Asimismo a la Galería de Completas (vol. II). Madrid: Biblioteca Nueva (1975).Arte “Concha Pedrosa” que, además de brindarnos sualiento y apoyo, cedió las obras de los pintores Manuel Freud, S. (1908). El poeta y los sueños diurnos. ObrasMoreno y Carlos Urraco, a quienes deseamos agradecer Completas (vol. IV). Madrid: Biblioteca Nueva (1975).muy especialmente la confianza que depositaron ennosotros y a los que deseamos testimoniar una Freud, S. (1910a). Psicoanálisis. Obras Completas (vol.merecida, aunque brevísima, semblanza: V). Madrid: Biblioteca Nueva (1975). Manuel Moreno, artista ya consagrado, partíade una concepción de tintes netamente informalistas, Freud, S. (1910b). Un recuerdo infantil de Leonardo depero desde hace varios años su pintura se ha Vinci. Obras Completas (vol. V). Madrid: Bibliotecaenriquecido en el plano espacial y ha aunado pintura, Nueva (1975). 63
  8. 8. Loza, C.: Psicoanálisis, arte e interpretaciónFreud, S. (1911). Los dos principios del funcionamiento Larousse (2002). Gran Enciclopedia. Barcelona:mental. Obras Completas (vol. V). Madrid: Biblioteca Planeta.Nueva (1975). Nasio, D. (2001). Los más famosos casos de psicosis.Freud, S. (1913). Múltiple interés del psicoanálisis. B. Aires: Paidós.Obras Completas (vol. V). Madrid: Biblioteca Nueva(1975). Mijolla, A. y Mijolla-Mellor, S. (1996). Fundamentos del psicoanálisis. Madrid: Síntesis.Freud, S. (1914). El Moisés de Miguel Ángel. ObrasCompletas (vol. VIII). Madrid: Biblioteca Nueva Racker, H. (1986). Estudios sobre técnica(1975). psicoanalítica. B. Aires: Paidós.Freud, S. (1928). Dostoiewsky y el parricidio. Obras Rodulfo, M. (2001). El niño del dibujo. B. Aires:Completas (vol. VIII). Madrid: Biblioteca Nueva Paidós.(1975). Segal, H. (1955). Aproximación psicoanalítica a laFreud, S. (1930). El malestar en la cultura. Obras estética. En M. Klein y Otros, Nuevas direcciones enCompletas (vol. VIII). Madrid: Biblioteca Nueva psicoanálisis (vol. III). B. Aires: Paidós-Hormé (1975).(1975). Steiner, J. (1990). The retreat through to omnipotenceFreud, S. (1932). Lecciones introductorias al in Oedipus Colonus. International Review of Psycho-psicoanálisis. Obras Completas (vol. VIII). Madrid: Analysis, (17), 227-237.Biblioteca Nueva (1975). Steiner, J. (1997). Dos tipos de organizacionesFreud, S. (1937). Construcciones en psicoanálisis. patológicas En Edipo Rey y Edipo en Colona. En J.Obras Completas (vol. IX). Madrid: Biblioteca Nueva Steiner, Refugios psíquicos (pp 199-221). Madrid:(1975). Biblioteca Nueva.Freud, S. (1939). Moisés y la religión monoteísta. Winnicott, D. (1982). Objetos transicionales yObras Completas (vol. IX). Madrid: Biblioteca Nueva fenómenos transicionales. En Realidad y juego, Méjico:(1975). Gedisa.Grinberg, L. (1961). El individuo frente a su identidad.Revista de Psicoanálisis, XVIII, 53-64.Grinberg, L. (1981). Psicoanálisis -aspectos teóricos yclínicos. B. Aires: Paidós.Grinberg, L. (1993). Culpa y depresión. Madrid:Alianza.Jones, E. (1953). Psychoanalitic Study Of Hamlet. EnE. Jones, Essays In Applied Psycho-Analysis (pp 97-123). Londres: Hogarth Press.Kernberg, O. (2001). Desórdenes fronterizos ynarcisismo patológico. B. Aires: Paidós.Klein, M. (1929). Situaciones infantiles de angustiareflejadas en una obra de arte y en el impulso creador.Obras Completas (vol. I). B. Aires: Paidós-Hormé(1975).Klein, M. (1940). El duelo y su relación con los estadosmaníaco-depresivos. Obras Completas (vol. II). B.Aires: Paidós-Hormé (1975).Klimovsky, G. (1986). Estructura y validez de lasteorías científicas. En D. Ziziensky, Métodos deinvestigación en psicología y psicopatología (pp 9-40).B. Aires: Nueva Visión.Klimovsky, G. (2002). Aspectos epistemológicos de lainterpretación psicoanalítica. En H. Etchegoyen, Losfundamentos de la técnica psicoanalítica (pp 433-456).B. Aires: Amorrortu. 64

×