Educar En Derechos Humanos

985 views

Published on

Documento compilado por el Doctor Francisco Cisterna.

Published in: Education, News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Educar En Derechos Humanos

  1. 1. Educar en Derechos Humanos José Vicente Mestre Chust Para educar en Derechos Humanos Amnistía Internacional propone la existencia de una materia propia de Educación en Derechos Humanos, además de usar los ejes transversales para dicha educación en valores. Para hacerlo adecuadamente hay que tener en cuenta las 3 etapas que debemos seguir para ser efectivos: Cognitiva, Emocional y Participativa. El Grupo de Educación de Amnistía Internacional en Catalunya ha creado una serie de materiales a disposición de los profesores para facilitar la tarea de educar en Derechos Humanos. La Educación en Derechos Humanos es necesaria para formar ciudadanos activos, demócratas y comprometidos con el cumplimiento de los Derechos Humanos, pero ¿Cómo debemos plantearnos la Educación en Derechos Humanos? ¿Cuáles deben ser los objetivos, o la metodología? La Educación en Derechos Humanos debe ir más allá del simple conocimiento de la situación real de los Derechos Humanos o de cuál ha sido el origen histórico de éstos. Sin embargo, durante mucho tiempo, la Educación en Derechos Humanos se limitaba a dar a conocer el documento de la Declaración Universal de Derechos Humanos, como un documento a conocer (o incluso memorizar), siendo todo esto totalmente absurdo. Esto ha provocado una polémica sobre la idoneidad de la existencia de una materia específica de Educación en Derechos Humanos en la educación reglada dentro del ámbito de la Educación en Valores ( la posible existencia de la asignatura de Educación para la Ciudadanía ha dado alas a esta posibilidad), o si ésta debería limitarse a aparecer como un elemento transversal a través de todas las materias (Matemáticas, Lengua, Filosofía...etc). Consideramos que las dos posibilidades no son excluyentes, y que, al mismo tiempo que creemos que todos los profesores deben transmitir a sus alumnos valores de tolerancia, respeto a los demás y civismo democrático, debería existir una materia que educara concretamente en los conocimientos y valores de los Derechos Humanos La ONU especifica que la Educación en Derechos Humanos no consiste únicamente en la existencia de unos contenidos y unas actividades, sino que el espacio, la escuela sea un lugar de respeto hacia los Derechos Humanos y haya una cultura participativa. Así, la Educación en Derechos Humanos va más allá de las materias que tienen en su Curriculum la educación en valores y debe aparecer de forma transversal (Curriculum en la Sombra). La educación en Derechos Humanos debe realizarse a partir de una serie de principios fundamentales: qué pretendemos conseguir con las Educación en Derechos Humanos, y quién es el objeto de esa educación. Naturalmente la educación universitaria debe tener unos objetivos y unos métodos totalmente diferentes de la educación primaria o secundaria, sin embargo los principios deben ser los mismos, adaptados a cada etapa escolar.
  2. 2. Con la Educación en Derechos Humanos perseguimos crear ciudadanos activos en los ideales de los Derechos Humanos así como en los valores democráticos. No podemos pretender simplemente informar de la situación actual de los Derechos Humanos, sino implicar a los alumnos en la lucha por la difusión y el respeto a los Derechos Humanos. Tradicionalmente se ha considerado que para que la Educación en Derechos Humanos sea realmente efectiva, deben establecerse tres fases diferentes: . Fase Cognitiva. En esta fase el formador debe ofrecer a sus alumnos la mayor información posible acerca de los Derechos Humanos (dependiendo de la edad de los alumno): La Historia de los Derechos Humanos, los documentos clave, invitando a la reflexión sobre la legitimación, su origen y analizando concretamente la Declaración Universal de los Derechos Humanos. . Fase Emocional. En esta fase lo más importante es intentar afectar la parte emocional de los alumnos. A través de ejemplos, testimonios, películas, textos... apelamos a las emociones de los alumnos, haciéndoles sentir rabia e indignación ante las violaciones de los Derechos Humanos. En sociedades avanzadas, difícilmente encontramos alumnos que hayan sentido conscientemente en sus carnes las violaciones de sus derechos fundamentales, por lo que debemos intentar que empaticen con ejemplos reales. Un elemento realmente importante de esta fase es que los alumnos deben poder expresar sus sentimientos por lo que los docentes deben fomentar la participación en esta fase. . Fase Activa. Esta fase es la consecuencia de las dos anteriores. Intentamos que el conocimiento y la reflexión racional de la primera fase, unido a los sentimientos de la segunda, converjan en una fase en la que el alumno se convierta en un ciudadano activo. Por ello debemos proponer acciones en las que el alumno se sienta protagonista de la defensa de sus derechos así como de los derechos de los demás. Cuando pretendemos educar en valores propios de los Derechos Humanos, debemos tener presentes las tres fases que acabamos de enumerar. Lo primero que debemos hacer es informar a los alumnos de la situación actual de los Derechos Humanos, del proceso histórico que los hizo posibles, del grado de cumplimiento... etc. Lo importante es tener presente que en algunas circunstancias, el proceso educativo se agota este punto, y esto no tiene sentido en la Educación en Derechos Humanos, ya que la Educación en Derechos Humanos no tiene como objetivo el conocimiento, sino la actitud del alumno. No tenemos como objetivo que sepa, por ejemplo, que muchas mujeres son discriminadas, sino que pretendemos como objetivo inicial que el alumno no sea discriminador, y en el mejor de los casos, que luche contra la discriminación. Por ello necesitamos la segunda fase en la que apelamos a sus sentimientos (de indentificación, rabia, indignación... etc) para que finalmente podamos llegar a la tercera fase (la fase activa) que es el auténtico objetivo de la Educación en Derechos Humanos, ya sea como cumplidor de los Derechos Humanos, la versión más pasiva (pero no por ello poco importante), o la de activista de la lucha por los Derechos Humanos, la versión más activa. Del mismo modo que la Educación Vial no puede quedarse en un conocimiento teórico de las normas de tráfico, sino que necesitamos la vertiente práctica que utilizará como conductor, la Educación en Derechos Humanos pretende crear ciudadanos activos, cívicos, demócratas respetuosos con los Derechos Humanos, y si es posible ir más allá, intentar que estos ciudadanos cívicos se comprometan en la lucha por la difusión de los Derechos Humanos.
  3. 3. No sólo pretendemos formar, también queremos sensibilizar y reclutar activistas por los Derechos Humanos, mientras su existencia siga siendo necesaria. Amnistía Internacional reclama desde hace tiempo la existencia de una materia de Educación en Derechos Humanos, dentro de los planes de estudio de Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato. Esto no significa, de ningún modo, acabar con la transversalidad. Todos debemos educar en los Derechos Humanos, con nuestro ejemplo, y transmitiendo los valores desde cualquier materia, haya, o no, una materia específica de Educación en Derechos Humanos. Por ello hemos luchado para que la materia de Educación para la Ciudadanía incluyera en su Curriculum la Educación en Derechos Humanos, de ahí la petición de renombrar la materia en Educación para la Ciudadanía y Derechos Humanos; ahora bien, con el nombre sólo no basta, hay que ver cómo se concreta la inclusión de los Derechos Humanos en dicha materia. Desde Amnistía Internacional (tanto el Equipo de Educación de la Sección Española de Amnistía Internacional, como desde el Grup de Educació de Amnistia Internacional- Catalunya) queremos ofrecer materiales de Educación en Derechos Humanos, para que los docentes puedan usar en el aula. Por ello creamos actividades que pueden ser utilizadas en el aula desde diferentes materias. Un elemento básico de la Educación en Derechos Humanos es el uso de las actividades, mucho más que el bombardeo de conceptos, ya que los elementos procedimentales, y sobre todo actitudinales son los que perseguimos desde la Educación en Derechos Humanos Quisiera aprovechar esta oportunidad para presentar la página web del Grup d’Educació de Amnistia Internacional de Catalunya (con materiales en catalán y en castellano) así como la página web del Equipo de Educación de la Sección Española de Amnistía Internacional, con múltiples informaciones, actividades propuestas, enlaces...etc, con un objetivo claro, hacer llegar a los profesores, el máximo de materiales posibles para ayudar a educar en Derechos Humanos. Web del Grup d’Educació d’Amnistia Internacional Catalunya http://www.amnistiacatalunya.org/educadors Web de materiales de Educación en Derechos Humanos del Equipo de Educación de la Sección Española de Amnistía Internacional http://www.es.amnesty.org/temas/educa/materiales.shtm La utopía final, el objetivo global a muy largo plazo es crear una sociedad en la que no sea necesaria la presencia de activistas por los Derechos Humanos, ya que el nivel de cumplimiento de los Derechos Humanos sea general. Mientras ese día no llega, necesitamos ciudadanos activos que estén dispuestos a trabajar por la difusión de los Derechos Humanos, por lo que seguira siendo necesaria la Educacion en Derechos Humanos. Demos un vistazo rápido a la situación actual del cumplimiento de los Derechos Humanos para darnos cuenta de la necesidad de esta Educación. Tras los atentados del 11 de Septiembre vivimos en un mundo mucho menos seguro; por una parte nos hemos dado cuenta de la amenaza seria del terrorismo internacional (vivido trágicamente en Madrid, años después, con los atentados del 11 de Marzo o en
  4. 4. Londres el 7 de Julio) Sin embargo, debemos decir, que la amenaza del terrorismo internacional no es la única amenaza a los Derechos Humanos. La política de Guerra Preventiva iniciada por la Administración Bush, la situación de limbo jurídico de los presos de Guantánamo, muestra, cómo es de fácil, despreciar los Derechos Humanos incluso en países democráticos, limitando las libertades en nombre de la Seguridad (y sin embargo, en un mundo mucho menos seguro que en el 2001). La situación de los Derechos Humanos en el mundo, lejos de mejorar está empeorando ya que sociedades democráticas están dispuestas a sacrificar las libertades, si con ello se gana en sensación de seguridad (que no en seguridad efectiva). Aún existen demasiados países en los que se practica la pena de muerte, donde se tortura sistemáticamente, donde las mujeres son discriminadas... etc. De hecho, la discriminación de la mujer es uno de los problemas más importantes respecto al tema de los Derechos Humanos ya que afectan a casi la mitad de la población mundial. La cara más horrible de esta situación es la violencia contra la mujer, que, lejos de disminuir aumenta año tras año en las sociedades más desarrolladas. ¿Qué podemos hacer? Como siempre la educación es la mejor herramienta, aunque sea a medio o largo plazo. Bibliografía Amnistía Internacional: Educación en Derechos Humanos. Asignatura Suspensa. Madrid 2004. Azkárate, G. Errasti, L. Mena, M. Materiales para la educación en derechos humanos Ararteko.Vitoria 2000 Beltran, J. Guía de los Derechos Humanos. Alhambra Longman. Madrid. 1995 Mestre, J.V. Educación en Derechos Humanos en Padres y Maestros, A Coruña, Octubre de 2005 Mihr, A. Educación en Derechos Humanos en el ámbito universitario en Tarbiya. Instituto Universitario de Ciencias de la Educación de la Universidad Autónoma de Madrid, Madrid 2004 Moriarty, K. Crear ciudadanos activos en materia de Derechos Humanos: el papel de la educación en Derechos Humanos dentro de Amnistía Internacional en Tarbiya. Instituto Universitario de Ciencias de la Educación de la Universidad Autónoma de Madrid, Madrid 2004 Artículo publicado en la Revista Padres y Maestros en marzo de 2007.

×