FáBulas

11,275 views

Published on

Published in: Education, Technology
1 Comment
2 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
11,275
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
206
Actions
Shares
0
Downloads
30
Comments
1
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

FáBulas

  1. 1. CON LA SEÑORITA MÓNICA, 3º GRADO “B” ESTUVO LEYENDO FÁBULAS Y TRABAJANDO SOBRE LA MORALEJA. LEÍMOS LA FÁBAULA DE LA LIEBRE Y LA TORTUGA , HICIMOS LAS ACTIVIDADES DEL PROGRAMA Y LA REDACTAMOS NOSOTROS. ASÍ NOS QUEDÓ…
  2. 2. PROGRAMA CLIC VENTANA DE LA FÁBULA LA LIEBRE Y LA TORTUGA LECTURA DE LA FÁBULA DE LA LIEBRE Y LA TORTUGA ROMPECABEZAS DE LAS IMÁGENES DEL CUENTO SOPA DE LETRAS DE ALGUNAS PALABRAS DE LA FÁBULA ARMADO DE ORACIONES DESORDENADAS DE LA FÁBULA
  3. 3. CONSIGNA EN UNA PROCESADOR DE TEXTOS: ESCRIBIMOS LA FÁBULA DE LA LIEBRE Y LA TORTUGA CON NUESTRAS PALABRAS. AL FINAL COLOCAMOS LA MORALEJA DE ESTA FÁBULA. MIRAMOS LOS DIBUJOS COMO AYUDA…
  4. 4. Había una vez una tortuga lenta y paciente y una liebre ocupada y ágil. Un día se vieron la liebre y la tortuga en el pantano y liebre la retó a una carrera. En el día de la carrera la liebre se estaba preparando y la tortuga también. La liebre corre veloz y la tortuga camino lentamente y quería ir a la meta. En el camino la liebre le dio hambre y se fue a una granja a comer verduras y se fue a descansar mientras la tortuga lentamente paso y pudo ganar. MORALEJA : Que nunca jamás debes rendirte. AGUSTÍN ACOSTA- KEVIN - DIEGO
  5. 5. Había una vez una tortuga y una liebre .La liebre reto a la tortuga a una carrera y la tortuga aceptó. La liebre Salió como un rayo y la tortuga muy lento. La liebre paró a comer y luego se tiró a dormir mientras la tortuga sin descansar la pasó y cuando despertó la liebre ya había perdido. MORALEJA nunca hay que rendirse ROBERTO – ENZO - ANGEL
  6. 6. Había una vez una tortuga y una liebre. La tortuga invito a la liebre a jugar una carrera. La liebre salió corriendo con toda su fuerza y la tortuga salió despacito. La liebre tuvo hambre y fue a la huerta y comió mucho y después se recostó en un árbol y la tortuga pasó lenta mente y después llegó a la meta y ganó. MORALEJA : no hay que confiar en que uno va a ganar. SERGIO - LUCAS
  7. 7. Había una vez una liebre muy rápida y ágil y una tortuga gorda y lenta. Y se encontraba siempre. A la segunda vez que se encontraron la liebre retó a la tortuga a una carrera. La tortuga acepto entonces a la mañana comenzaron la carrera .La liebre en unos segundos ya había pasado a la tortuga. Después la liebre como veía que la tortuga iba mas lenta la liebre se tiro a descansar y se levanto para comer. La tortuga la pasó y ganó la carrera. MORALEJA NUNCA HAY QUE CONFIAR EN QUE VAS A GANAR ROCIO CAPUTO – ANA LAURA – AGUSTÍN BENITEZ
  8. 8. Había una vez la tortuga y la liebre. La tortuga había retado a la liebre a jugar una carrera, la liebre aceptó. Toda la gente había ido a verlas .Después empezó la carrera y la liebre se adelantó. ,Más tarde a la liebre le empezó a dar hambre y se puso a comer , Cuando termino de comer, las amigas invitaron a la liebre a tomar un té, más tarde la liebre se puso a dormir y cuando se despertó se dio cuenta de que se había dormido cuando la liebre llego a la meta la tortuga había ganado. MORALEJA : es que nunca hay que hacerse el mejor porque podes ser el peor. ALDANA Y RENATA
  9. 9. Había una vez una liebre y una tortuga. La liebre le ofreció una carrera a la tortuga. La tortuga le dijo que si. Y empezó la carrera, la liebre como estaba adelantada dijo que como la tortuga era lenta voy a dormir una siesta. La tortuga la vio durmiendo dijo voy a caminar en puntitas de pie para no despertar a la liebre. Cuando llego a la meta la liebre, la tortuga ya había ganado. Fin. MORALEJA : Nunca hay que rendirse aunque esa persona te parezca lenta por que aunque sea lenta esa persona te podría alcanzar… GALA – FLORENCIA – ROCIO MAYOR
  10. 10. Había una vez una tortuga y una liebre. Una vez la tortuga le reto una carrera a la liebre y la liebre aceptó. Entonces empezó la carrera, rápidamente la liebre corría mientras la tortuga caminaba lenta mente luego la liebre sintió hambre fue en busca de comida y se puso a descansar mientras la tortuga seguía la carrera y ganó. Moraleja Nunca hay que descansar Fabricio - gabriel

×