Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Uso del cobre

11,048 views

Published on

  • Be the first to comment

Uso del cobre

  1. 1. UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN INGENIERÍA CIVIL BIOMÉDICA Equipamiento Médico - Madariaga. 2010 USO DEL COBRE EN HOSPITALES EFECTO BACTERICIDA Introducción Ya en la antigüedad los egipcios utilizaban recipientes de este metal para esterilizar el agua destinada al lavado de las heridas, los aztecas también usaban el oxido de cobre y malaquita para las infecciones cutáneas, los ciudadanos del antiguo Imperio Romano usaban el cobre para mejorar la higiene pública. Se dieron cuenta que el agua transportada a través de este material era segura de beber y que los utensilios de cobre para cocinar ayudaban a prevenir enfermedades. En la epidemia del cólera del año 1850 resultaron inmunes quienes empleaban pailas de cobre. Mucho después, cuando fueron descubiertos los microbios y la teoría de los gérmenes de las infecciones fue relacionada con las bacterias y otros microorganismos con infecciones y enfermedades, los científicos comenzaron a entender cómo la propiedad antimicrobiana del cobre podía ser utilizada para proveer beneficios adicionales. Hoy en día los usos antimicrobianos del cobre se han expandido hasta incluir fungicidas, medicinas antimicrobianas, productos de higiene oral, aparatos médicos higiénicos, antisépticos y una gran cantidad de aplicaciones útiles. Al usar el cobre que es antimicrobiano en vez de de materiales inertes biológicamente en tubos intercambiadores de aire, filtros y ductos, el cobre es recomendado como un medio viable y efectivo debido a los costos para ayudar a controlar el crecimiento de humus, bacterias, parásitos y hongos que se multiplican en estos componentes oscuros y húmedos de sistemas de HVAC (sistema de ventilación, calefacción y aire acondicionado). La eficacia del cobre para inhibir la multiplicación de microorganismos patogénicos en conjunción con los numerosos atributos en el desempeño del cobre en ingeniería en sistemas de HVAC son un ejemplo preciso para considerar las propiedades antimicrobianas del cobre en los componentes de HVAC. Aplicaciones actuales del cobre en la higiene Aplicación en la agricultura El uso más extensivo del cobre se encuentra en la formulación de fungicidas, su empleo comenzó, por accidente en el 1700, con el descubrimiento de que las semillas de grano puestas en remojo en sulfato de cobre inhibían el crecimientos de hongos que alteraban las semillas. Poco después el macerar las semillas en soluciones de cobre se convirtió en una práctica común en el campo para controlar el olor de desperdicios podridos del trigo lo que era endémico en cualquier parte que creciera éste. Hoy en día debido a las aplicaciones de sulfato de cobre, esta enfermedad de las semillas ya no significa un problema económico. Debido a sus propiedades fungicidas y bactericidas, el sulfato de cobre fue usado además en campos como desinfectante contra la putrefacción de semillas almacenadas y la prevención de ciertas enfermedades animales, como la putrefacción de pies de ganado y ovejas. Aplicaciones en las herraduras de los caballos Para quienes están familiarizados con el mundo de los caballos, y por ende de las herraduras, saben que un problema que afecta a los equinos es la proliferación de hongos que corroe sus cascos y, por ende, su movilidad y vida útil. Salmones
  2. 2. En cuanto al ámbito de la salmonicultura, se ha fabricado un producto que se llama MAD21, que está siendo sometido a una exhaustiva prueba para ser usado como malla en las jaulas donde se mantiene a los salmones en cautiverio. Ésta inhibe la formación de crustáceos y elimina los virus como el ISA. Con esta nueva aplicación, los peces tienen apetito, reducen sus enfermedades y se crían en mejor ambiente, ya que la superficie del metal, aun cuando esté en las profundidades marinas, mantiene sus propiedades bactericidas. Textil. Las aplicaciones que ha desarrollado la empresa Cupron Andino y Monarch son posibles hoy, luego de tres años de desarrollo de numerosos prototipos y diseños, para concentrarse específicamente en polímeros. Los calcetines para diabéticos tienen un diseño diferente: la fibra con cobre cubre todo el pie para protegerlo de hongos y otras infecciones. La empresa Améstica cuenta que se ha experimentado bastante con ropa interior. En pruebas realizadas con estas últimas en adolescentes, se evidenció que los que tenían problemas de acné reducían las infecciones. Hay, además, antifaces y fundas de almohadas que demostraron que podían reducir las arrugas, devolver la tonalidad de la piel y, en el caso de las almohadas, evitar la proliferación de ácaros. Prendas especiales - El antifaz de fibra de polyester con cobre reduce arrugas en torno a los ojos. - Pruebas en camisetas de adolescentes demostraron que eliminan el acné en la espalda. - Toallas evitan la contaminación y la proliferación de hongos. - Almohadas impiden generación de ácaros y mejoran la piel. - Guantes y ropa de uso hospitalario tienen amplias proyecciones comerciales. Superficies y pinturas El cobre ha contado largamente con la aprobación de la industria de la biotecnología. Microbiólogos y científicos celulares han confiado en incubadores con paredes de cobre para resistir el crecimiento de microbios, particularmente el crecimiento de hongos, y para resistir la contaminación de líneas celulares sensibles de humanos y animales cuando están siendo cultivados en incubadores humidificados de laboratorio. Instalaciones e insumos en Medicina a) Formulaciones higiénicas para instrumentos médicos: Mientras investigaba materiales sensitivamente higiénicas para la industria de instrumental médico, Sagripani (1992) descubrió que una solución de cloruro de cobre inactivaba el Bacillus subtilis con una eficacia similar a un desinfectante y a químicos para esterilización usados típicamente en la industria de instrumental médico. b) Productos de consumo: Los productos de consumo fabricados con cobre antimicrobiano han sido usados en ambientes de cocina durante años. Los productos para aseo fabricados de cobre ayudan a prevenir la contaminación cruzada de platos y recipientes, además los lavaplatos hechos de cobre son muy comunes en muchas regiones, especialmente en Japón. En el Medio Oriente las cubiertas de las mesas han sido hechas de cobre durante siglos. El cobre también es usado por sus propiedades bactericidas en medicinas y productos higiénicos como agentes anti placa bacteriana y pastas de dientes.
  3. 3. Vale la pena mencionar un nuevo producto de cobre antimicrobiano de alta tecnología que previene el crecimiento de bacterias y algas en refrigeradores de uso comercial y en sistemas de enfriamiento industriales. La presencia de algas y bacterias pueden comprometer la calidad higiénica de los cubos de hielo el aire lo que es un problema común entre los hoteleros, dueños de restaurantes y en edificios en donde se efectúan grandes convenciones. Definiciones de las propiedades antimicrobianas del cobre Bacteriostático/ Honguistático: Un agente “estático” inhibe el crecimiento microbiano limitando el crecimiento de bacterias y hongos patógenos y además, los puede inactivar. Antimicrobiano: Una sustancia “antimicrobiana” química y física puede prevenir el crecimiento microbiano ya sea por acción estática o por la muerte de los microbios. Bactericida/Honguicida: Un agente “cidal”, ya sea que daña un microorganismo en bajas concentraciones y/o reduce el tiempo de contacto por lo que cesa su función normal. Como agente daña un microorganismo sub letalmente, la total inactivación es funcionalmente equivalente a matar el organismo (0% de supervivencia) Sanitización: La sanitización es la eliminación de microorganismos patogénicos de objetos públicos o superficies, lo que lleva a mejorar la higiene. Superficie higiénica: Una superficie higiénica dificulta o inhibe la multiplicación microbiana y puede inactivar totalmente a ciertos microorganismos patógenos. Desinfección: La desinfección es el proceso de reducción del número de organismos patogénicos en objetos o en materiales para que no sean una amenaza de enfermedad. Bajo las condiciones indicadas, el cobre ha demostrado ser una sustancia antimicrobiana, que funciona como agente estático o cidal con una eficacia o tasa dependiente de las condiciones del ambiente, la concentración de iones de cobre y el tipo de microorganismos. Muchas especies de bacterias dañinas, moho, algas y hongos son inactivados, y otros tienen una tasa de 0% de supervivencia. Esta propiedad apoya el uso de cobre como superficie higiénica. Investigaciones recientes en el ambiente Medico. En mayo pasado, el Hospital del Cobre de Codelco -ubicado en la ciudad nortina de Calama -fue testigo de una transformación inusual dentro de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Y es que un equipo de expertos, principalmente, de la Universidad de Chile, reemplazaron una serie utensilios de acero inoxidable de uso diario, como los brazos de las sillas de visita, las barandas de las camas, el lápiz para ingresar datos del paciente, la palanca para subir y bajar las camas, la mesa de alimentación y los porta sueros, por elementos similares, pero de cobre. Todo esto para demostrar científicamente, y en terreno, que el metal rojo posee propiedades antibacterianas capaces de combatir y evitar diversas enfermedades intrahospitalarias, las que en casos específicos han llegado a provocar, incluso, la muerte de pacientes. Esta iniciativa ha sido un éxito en el mundo. Numerosos estudios perfilan al cobre como el material predilecto para disminuir las infecciones en recintos de salud, hasta ahora un problema sin solución. Actualmente, los análisis están localizados en 8 hospitales del mundo, incluido Chile.
  4. 4. Para concretarlo, en nuestro país, la International Copper Association (ICA), Codelco y las Facultades de Ingeniería y Medicina de la Universidad de Chile, se unieron en sus capacidades y entregaron financiamiento para materializar este proyecto, estimado en $254 millones, mientras que InnovaChile de CORFO otorgó $326 millones. Desde 2002 que existían investigaciones que demostraban, a nivel de laboratorio, que el cobre era antimicrobial, pero no se poseían análisis dentro de hospitales que confirmaran el hallazgo. Fue así como ICA, en conjunto con Codelco, gestaron la idea de realizar pruebas en el Hospital de Codelco Norte en Calama, que demostraran en terreno lo ya sabido. Esta idea coincidió en que el organismo internacional ya había propuesto llevar a cabo un estudio similar en 7 hospitales en el mundo (Inglaterra, Japón y EE.UU.), proyecto en el cual se consiguió incluir también a Chile. Por intermedio de la Fundación para la Transferencia Tecnológica, UNTEC, creada por la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, la iniciativa fue presentada a InnovaChile de Corfo, la que tiempo después fue aprobada. EL PROCESO El académico y Director del Proyecto Rodrigo Palma explica que durante 10 semanas, el personal del Hospital de Codelco Norte debió tomar muestras de la carga bacteriana en 6 objetos distintos dentro de la UCI. Una vez obtenidos los resultados, se instalaron los nuevos utensilios de cobre. “Es esperable que no se genere ninguna carga bacteriana con este metal”, acota. Los nuevos objetos están siendo utilizados con normalidad: manipulados por las visitas, las enfermeras, personal, etc. Ya desde el 8 de junio se comenzó a medir, una vez a la semana, la carga bacteriana, lo que se extenderá durante 30 semanas. Además, a los pacientes se les hará un seguimiento y se les tomarán muestras. “Queremos demostrar que el cobre efectivamente mata las bacterias, pero antes de dar cualquier resultado, primero debemos verificarlo”, explica Palma. Según el especialista, en Chile existe una vasta investigación en enfermedades intrahospitalarias y se estima que “en promedio, el periodo de permanencia de una persona enferma en una UCI se extiende en 10 días, sólo por el hecho de haber adquirido una enfermedad dentro de un recinto de salud. Los días no trabajados de esa persona provocan que la producción disminuya en US$ 70 millones”. Asimismo, en EE.UU. se realizó un estudio en donde se analizó en qué elementos existía una mayor cantidad de microbios. De este modo, un lápiz que se usa para marcar la pantalla del PC y que es manipulado por muchas personas, apareció con una alta carga. En definitiva, el que lleva las bacterias a los hospitales son los visitantes, pero quien la transmite al enfermo, es el personal médico. “Hay un interés tanto económico como de salud pública. De todo punto de vista hay que evitar que una persona se enferme, pero para eso hay que analizar todos los aspectos posibles. Por ejemplo, los protocolos de limpieza no han sido evaluados en estas otras pruebas del laboratorio, entonces si se escoge mal un líquido de limpieza para una superficie de cobre, puede adquirir un aspecto poco agradable, aún cuando posiblemente mantenga su característica bactericida, pero la persona puede pensar que está sucio y tal vez quiera cambiarse nuevamente al acero, son suposiciones, pero hay que tenerlas en cuenta”. Por lo tanto, se pretenden detectar todos los obstáculos para que el cobre sea efectivamente antimicrobial y que, además, su uso sea atractivo. En ese sentido, según el académico, se logró comprender que para este proyecto no sólo interesaba la prueba microbial, sino además las distintas aleaciones de cobre, que presentaban diferente resistencia mecánica, de oxidación y apariencia. “El cobre mismo podría tener un tono que no fuera del todo agradable o del todo parejo y en esa situación habría que buscar alguna aleación especial. Ése fue uno de los motivos por el cual se
  5. 5. acercaron al Departamento de Ingeniería Mecánica y nos pidieron ser partícipes del proyecto, a través de la UNTEC”, explica Palma. Para el experto, lo que se presentará como producto final será, más que un objeto en sí, el conocimiento de lo investigado en toda la sociedad chilena y en todo el mundo, así como su difusión. “O sea, dar a conocer que en los hospitales es posible disminuir las enfermedades intrahospitalarias al reemplazar por cobre los distintos elementos que no pueden eliminar bacterias, como el plástico y el acero. Por lo tanto, vamos a generar estos datos experimentales en conjunto con la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y, además, realizaremos una propuesta tomando en cuenta qué aleaciones son las más apropiadas para los distintos componentes de la UCI, en este caso, del Hospital de Codelco Norte”, enfatiza. ALEACIONES El equipo de metalurgia, que dirige el Dr. ingeniero Rodrigo Palma, cuenta con académicos del departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Chile, del departamento de Metalurgia de la Universidad de Santiago y profesionales de la Universidad Austral, a cargo de los estudios de corrosión. Además, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, la doctora y profesora titular del Programa en Microbiología, Valeria Prado, está a cargo de la parte bacteriológica y cuenta con la ayuda de los mismos equipos utilizados en EE.UU. que le permiten medir con exactitud la cantidad de bacterias. “Es muy importante la disponibilidad de los materiales, porque de las 275 aleaciones son muy pocas las que se hacen en Chile, y en el mundo tampoco se realizan todas. Hemos pedido cotizaciones, pero en muchas formas determinadas no están disponibles. Lo primero que haremos es determinar cuáles son los requerimientos de cada uno de los objetos. Segundo, en paralelo y dentro de esta investigación, se va a hacer un estudio de mercado dentro del hospital acerca de qué componente tiene mayor futuro del punto de vista comercial. Lo que estamos creando, son las bases para facilitar que industriales de Chile y de todo el mundo puedan montar un negocio con esto”, comenta. Al evaluar las distintas aleaciones, se manejarán placas de las asociaciones seleccionadas y serán introducidas en un ambiente similar al de una UCI, en la Universidad Austral. Ahí se realizarán, lo que se llaman, ensayos acelerados. De este modo, se pueden obtener resultados en menor tiempo en la medida que se estudian las alteraciones, los cambios de colores y si se mantiene la capacidad bactericida. Además, se experimentará con distintos líquidos, como vinagre, agua, etc. “Se sabe lo que pasa teóricamente, pero qué ocurre cuando se combina el vinagre con el líquido de limpieza. Queremos repetir tal cual como ocurre en una UCI. También vamos informar acerca de nuestros análisis, a través de una página web, para que un industrial pueda ver cómo funciona el negocio. Nuestra idea también está en generar muchos más proyectos que exploten el potencial del cobre, por ejemplo en los equipos de aire acondicionado, para que elimine virus y hongos en los ductos, y así muchas más posibilidades, más alternativas de poder aumentar el consumo de cobre con mayor valor agregado”. Poderosa bacteria no pudo con el cobre Luego de 10 meses de investigación, se presentaron los primeros resultados del proyecto piloto que está midiendo el efecto bactericida del metal rojo en salas de cuidado intensivo del Hospital del Cobre Dr. Salvador Allende, de Codelco, ubicado en Calama. “Las conclusiones preliminares son auspiciosas: todas las salas UCI cobreizadas presentaron sobre un 85% de reducción de bacterias,” señaló el doctor Marco Crestto, subdirector del Hospital del Cobre durante su presentación en el III Encuentro Informativo de Cobre, llevado a cabo del 18 al 20 de noviembre en Puerto Varas, X Región. El facultativo añadió que “las puertas para nuevas aplicaciones industriales del cobre están abiertas.” Los resultados son alentadores y deben ser confirmados y oficializados en el próximo Congreso Mundial de Infecciones Intrahospitalarias, que se realizará en marzo de 2010 en Estados Unidos. La mitad de las salas (UCI) del Hospital del Cobre Salvador Allende fueron acondicionadas con aplicaciones de cobre en las superficies de alto impacto y con objetos y utensilios del metal, como barandas de
  6. 6. camas, palancas para operar las barandas, apoya brazos de sillas, mesas, portasueros y lápiz para ingresar información del paciente en el monitor,áreas conocidas por su alta contaminación. Siguiendo un protocolo científico, validado internacionalmente y aplicado por profesionales de la Universidad de Chile, se midió por primera vez en el país, durante el mes de julio, la adherencia de la bacteria SAMR (Staphylococcus Aureus Meticilino Resistente) a superficies de cobre y acero inoxidable. Los resultados mostraron que en láminas de cobre no se detectó adherencia de SAMR en ningún momento, durante un periodo de observación entre las 0 y 48 horas. Al contrario, en láminas de acero inoxidable se detectó adherencia de las bacterias a partir de las 18 horas, con aumento importante en los recuentos a las 36 y 48 horas de contacto con este metal. En el cobre no sobreviven los virus. No sólo el A H1N1, sino también los de la hepatitis, los de resfríos comunes e incluso la listeria. Su propiedad es genérica, reafirma la experta. Por lo tanto, si la forma de contagio se evita con la descontaminación de superficies, una medida es recubrir esas superficies con cobre. Hacerlo en utensilios de uso doméstico y público podría marcar la diferencia. Hay estudios que señalan como puntos críticos los mouse y teclados de los computadores de cibercafés, escuelas o universidades, las barras de los metros o la locomoción colectiva y las bandejas y utensilios de casinos y restaurantes. Las aplicaciones podrían ser miles. Un mundo de cobre. ¿Por qué no? El científico a cargo de la investigación dice : por un lado, explica que el cobre es capaz de alterar la integridad de las membranas celulares de los microorganismos, causando oxidación y, por tanto, daños en los componentes grasos de su estructura. Ante este evento, en las membranas de los microbios se produce fuga de nutrientes y muerte de las células. Por otra parte, el investigador indica que el metal se liga a proteínas que los microorganismos requieren para su funcionamiento y, al hacerlo, inhiben o alteran la fabricación de las misma. Y la tercera vía es todavía más determinante. El cobre modifica el ADN de los microorganismos y, en consecuencia, ellos pierden su capacidad de multiplicarse. Microbios que son inactivados por el cobre La eficacia del cobre podría inactivar muchos tipos de microbios entre los que se incluyen: • Hongos: Actinomucor elegans, Aspergillus niger, Penicillium chrysogenum, Rhizopus niveus. • Bacterias: Campylobacter jejuni, algunas del género Proteus, Escherichia coli, Staphylococcus aureus, Streptococcus grupo D, y Pseudomonas aeruginosa. Bacterium linens, Bacillus megaterium, Bacillus subtilis, Brevibacterium erythrogenes, Tubercle bacillus, Achromobacter fischeri, Photobacterium phosphoreum. •Levaduras: Saccharomyces cerevisiae. • Virus: Poliovirus y rotavirus. Recuento de la bacteria SAMR adheridas a superficies de cobre (línea roja) y acero inoxidable (línea azul). Súper cobre: mata la bacteria de la listeria y la A H1N1 (influenza humana) “Se ha comprobado que las bacterias no se adhieren al cobre (y con eso mueren), en cambio, en el acero inoxidable, símbolo de la limpieza, no sólo los virus se adhieren, sino que se multiplican exponencialmente”, explica la doctora Valeria Prado.
  7. 7. En primates de experimentación, tratados con altos contenidos de cobre en el agua para beber, hasta 50 veces más que el valor aceptado para el hombre (hasta 10 mg/día), no demostró ningún efecto deletéreo.Por el contrario, hoy se sabe que el déficit de cobre, como nutriente esencial, provoca trastornos en el organismo humano. Según la Organización Mundial de la Salud, el 20% de la población está en este riesgo. El cobre también ha probado su capacidad para eliminar bacterias que contamina los alimentos. Entre ellas, la Escherichia coli 0157:H17, causante de la colitis enterohemorrágicas por consumo de carne molida de las hamburguesas y el Síndrome Hemolítico Urémico o SHU; la Salmonella entéricay la Campylobacter jejuni, que ocasionan cuadros diarreicos por el consumo de carnes de ave, y la Listeria monocytogenes, un patógeno letal en el 20% a 30% de los casos cuando contamina alimentos crudos o procesados. Por sus propiedades antimicrobianas inhibe también el crecimiento de hongos, parásitos y virus, incluyendo los virus del Sida y de la influenza humana. Una de las preguntas que se hacen los expertos en estas materias es por qué aún no se fabrican mascarillas a base cobre. En la actualidad, el metal es usado en productos de higiene bucal, en pinturas de las carcasas de los barcos, en antisépticos y en utensilios médicos. Datos importantes. • En el Reino Unido 300.000 pacientes contraen infecciones en hospitales cada año. Al menos 5.000 de éstos mueren y el costo para el Sistema Nacional de salud es de mil millones de libras por año. • El 80% de la transmisión del estafilococo dorado se realiza a través de superficies de contacto, que en su mayoría son de acero inoxidable. • Es por eso que la infraestructura está siendo reemplazada por cobre junto con las tapas de los baños, las manillas para hacer correr el agua y barandas entre otras. Incluso los lápices que use el equipo serán de una aleación con cobre. Infecciones hospitalarias en retirada • Madeco Mills tiene como objetivo estratégico incorporar el cobre en el sistema hospitalario, y ya trabajan en los hospitales Roberto del Río y Militar, dice Cristián Monsalve, gerente general de Madeco Mills. • El cobre, de hecho, podría reducir drásticamente las infecciones intrahospitalarias. En Estados Unidos generan un gasto de más de US$ 4 mil millones por año y en Chile representan del orden de US$ 70 millones. Por eso, en Dubái intentan construir Salas UTI cobrizadas. Resultados en E.E.U.U En 2008, el cobre se convirtió en el primer metal que la Agencia Ambiental de EE.UU. (EPA) certifica como bactericida. Existen 275 aleaciones que han demostrado eliminar las bacterias que se depositaban en su superficie. Y aunque en laboratorio se había demostrado que después de dos horas de exposición al metal se eliminaba 99,9% de éstas, faltaba ver cuán efectivo era el cobre en un ambiente "real". Experiencia Chilena La iniciativa es impulsada por la principal productora estatal de cobre del país, Codelco, y consiste en aplicar cobre y aleaciones de cobre en equipos médicos de alta manipulación. Entre éstos figuran porta-sueros, lápices para introducir datos en las pantallas de los ordenadores, mesas de comida para pacientes, palancas reguladoras de camas y brazos de camas, además de sillas para visitas. Todo ello con el fin de combatir las infecciones intrahospitalarias. El Presidente Ejecutivo de Codelco, José Pablo Arellano, destaca que "la EPA -principal entidad medioambiental de Estados Unidos- ha reconocido al cobre como el primer metal antibactericida del mundo y
  8. 8. esto abre enormes usos y posibilidades para el cobre en los hospitales". Por su parte, la vicepresidenta de Finanzas, Promoción y Sustentabilidad de la cuprífera estatal, Isabel Marshall, anunció recientemente que "en el período 2008-2012, Codelco invertirá cerca de 1.500 millones de dólares en diversas iniciativas de sustentabilidad, basadas en el efecto bactericida del cobre". Lo anterior es posible gracias a que Chile es uno de los principales productores mundiales del metal rojo y de acuerdo a un reciente informe emitido por el Banco Central de ese país, las exportaciones de cobre totalizaron 25.058,5 millones de dólares en agosto de este año, lo que implicó un crecimiento del 8,9% en los últimos 12 meses. “La minería del cobre contribuye en promedio a un 20% del PIB y representa más del 60% de las exportaciones chilenas”, recalca Viviana Araneda, Directora de ProChile en Los Ángeles, Estados Unidos. ProChile es una entidad dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores del país, que apunta a proyectar la política comercial de Chile. “Las ganancias fruto de las exportaciones de la gran minería del cobre hoy equivalen a todas las transacciones que lleva a cabo el retail en Chile. De hecho, la mediana minería actualmente exporta más toneladas de cobre que la industria del salmón y de la uva juntas”, asevera Juan Carlos Guajardo, Director Ejecutivo del Centro de Estudios del Cobre y la Minería de Chile (Cesco), organismo que contribuye al diseño y debate de las políticas públicas para potenciar la actividad minera del país. La reducción de las infecciones intrahospitalarias A juicio de Rubén Polanco, profesor de la Escuela de Bioquímica de la Universidad Andrés Bello, “el impacto y los beneficios del proyecto bactericida del cobre para el sector salud podrían llegar a ser muy relevantes, debido a que un reciente artículo publicado en la Revista Chilena de Infectología, indica que en el país se registran 70 mil infecciones intrahospitalarias al año, con un costo estimado para Chile de 70 millones de dólares”. Por su parte, Guillermo Figueroa, jefe del laboratorio de Microbiología y Probióticos de la Universidad de Chile, añade que “un porcentaje importante de las personas que acude al hospital, termina con una patología que no guarda ninguna relación con la que presentaban al momento de ingresar". De igual forma, el experto asegura que entre 6.000 y 7.000 personas fallecen cada año en Chile a causa de infecciones contraídas al interior de los centros médicos. Asimismo, el académico explica que la iniciativa de Codelco puede marcar el comienzo de una nueva industria en Chile, abocada a la producción de utensilios de cobre o de aleaciones del metal rojo para hospitales. “Esta podría producir piezas tan simples y cotidianas como manillas de puertas hasta material clínico más especializado, como instrumental quirúrgico”, comenta. El Hospital "Luis Tisné" estrenó camas verticales para partos. Las salas fueron acondicionadas con aplicaciones del metal rojo en las superficies de alto impacto, así como camillas, barandas de camas, sillas, teclados de computadoras y mouses, botones de llamado de enfermeras y áreas conocidas por su alta contaminación.

×