Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
PALABRAS DE VIDA                                   24 Julio 2011                                                          ...
DISCERNIMINETO, DIÁLOGO Y ORACION                                           “koinonía”Para la revisión de vida   Somos muc...
LA DECISIÓN                                 Texto complementarioNo era fácil creer a Jesús. Algunos se sentían atraídos po...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

17 domingo t. o. a

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

17 domingo t. o. a

  1. 1. PALABRAS DE VIDA 24 Julio 2011 17 Domingo T.O. (A) La Salle Mateo 13, 44, 52Lectura del santo evangelio según san MateoEn aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: -«El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en elcampo: el que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegría va a vender todo lo que tiene ycompra el campo. El reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas que, alencontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra. El reino de los cielos se pa-rece también a la red que echan en el mar y recoge toda clase de peces: cuando está llena, la arrastrana la orilla, se sientan, y reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran. Lo mismo sucederá al finaldel tiempo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los echarán al horno encendido.Allí será el llanto y el rechinar de dientes. ¿Entendéis bien todo esto?» Ellos le contestaron: -«Sí.» Élles dijo: -«Ya veis, un escriba que entiende del reino de los cielos es como un padre de familia que vasacando del arca lo nuevo y lo antiguo. » UN DIOS SIN ATRACTIVO (J.A. Pagola)Jesús trataba de comunicar a la gente su Dios nos atrae de verdad. No puede haberexperiencia de Dios y de su gran proyecto nada más grande para alentar y orientar lade ir haciendo un mundo más digno y dichoso existencia. El "reino de Dios" cambia nues-para todos. No siempre lograba despertar su tra forma de ver las cosas. Empezamos aentusiasmo. Estaban demasiado acostum- creer en Dios de manera diferente. Ahorabrados a oír hablar de un Dios sólo preocu- sabemos por qué vivir y para qué.pado por la Ley, el cumplimiento del sábado A nuestra religión le falta el "atractivo deo los sacrificios del Templo. Dios". Muchos cristianos se relacionan con élJesús les contó dos pequeñas parábolas para por obligación, por miedo, por costumbre,sacudir su indiferencia. Quería despertar en por deber..., pero no porque se sientanellos el deseo de Dios. Les quería hacer ver atraídos por él. Tarde o temprano puedenque encontrarse con lo que él llamaba "reino terminar abandonando esa religión.de Dios" era algo mucho más grande que lo A muchos cristianos se les ha presentadoque vivían los sábados en la sinagoga del una imagen tan deformada de Dios y de lapueblo: Dios puede ser un descubrimiento relación que podemos vivir con él, que la ex-inesperado, una sorpresa grande. periencia religiosa les resulta inaceptable eEn las dos parábolas la estructura es la incluso insoportable. No pocas personas es-misma. En el primer relato, un labrador «en- tán abandonando ahora mismo a Dios porquecuentra» un tesoro escondido en el campo... no pueden vivir ya por más tiempo en un cli-Lleno de alegría, «vende todo lo que tiene» y ma religioso insano, impregnado de culpas,compra el campo. En el segundo relato, un amenazas, prohibiciones o castigos.comerciante en perlas finas «encuentra» una Cada domingo, miles y miles de presbíteros yperla de gran valor... Sin dudarlo, «vende obispos predicamos el Evangelio, comentan-todo lo que tiene» y compra la perla. do las parábolas de Jesús y sus gestos deAlgo así sucede con el «reino de Dios» es- bondad a millones y millones de creyentes.condido en Jesús, su mensaje y su actuación. ¿Qué experiencia de Dios comunicamos?Ese Dios resulta tan atractivo, inesperado y ¿Qué imagen transmitimos del Padre y de susorprendente que quien lo encuentra, se reino? ¿Atraemos los corazones hacia elsiente tocado en lo más hondo de su ser. Ya Dios revelado en Jesús? ¿Los alejamos de sunada puede ser como antes. misterio de Bondad?Por primera vez, empezamos a sentir que
  2. 2. DISCERNIMINETO, DIÁLOGO Y ORACION “koinonía”Para la revisión de vida Somos muchos los bautizados, pero ¿somos muchos los cristianos, los que vivimos de acuerdo con nuestra fe, los que vivimos convencidos de que el Reino de Dios es el mayor tesoro de nues- tra vida? Y yo ¿qué soy: bautizado o discípulo de Jesús? ¿He descubierto verdaderamente el Reino de Dios en mi vida? ¿Siento mi vida llena de gozo y alegría por ese hallazgo? ¿Soy capaz de venderlo todo por ese tesoro, por esa perla?Para la reunión de grupo Aunque las dos primeras parábolas están construidas sobre el esquema de vender y comprar, su mensaje central es, precisamente, que en la vida hay cosas que pueden valer mucho más que todo eso que se compra y se vende… El dinero solo no hace la felicidad. Para un rey sabio (Salomón) es más importante el don de saber gobernar que las riquezas. Y para todo ser humano hay algo que es “más importante que todo lo demás”. ¿Será ése el sentido de estas dos parábolas? Comen- tar. ¿Qué es eso que es «más importante que todo lo demás»? ¿La gracia de Dios? ¿El perdon de Dios? ¿La pertenencia a la Iglesia? ¿Cristo? ¿La felicidad? ¿Qué felicidad? ¿El amor? ¿La salva- ción? ¿Qué salvación? La pregunta por «lo más importante» es en todo caso muy importante, también en la sociedad actual. La tercera parábola está construida sobre el esquema “esta vida/la otra”. A este respecto: CIRES, en 1991, publicó en España una encuesta según la cual, en la católica España, “4 de cada 10 espa- ñoles no creen ni en la resurrección ni el infierno”. En ese mismo país, la revista Misión Abierta publicaba otra encuesta en la que descubría que “en la resurrección no cree el 48% de los ciuda- danos españoles. Pero, en cambio, hemos dado un viraje hacia Oriente porque un 25% acepta la reencarnación”. En este contexto, ¿cómo repetir la parábola hoy para que sea significativa para todos? ¿Podemos en la reunión de grupo (sin autocensuras doctrinales) arriesgar una reinterpreta- ción?Para la oración de los fieles Por la Iglesia, para que no sea sólo una asociación de bautizados sino el rostro visible en el mundo del amor de Dios Padre. Roguemos al Señor. Por todas las personas, para que tengamos la sabiduría y el discernimiento suficientes para distin- guir el bien de las gentes y trabajemos por él. Roguemos. Por todos los que trabajan por el Reino de Dios, Reino de justicia, de amor y de paz, para que vean recompensados sus trabajos con un mundo mejor. Roguemos. Por quienes no tienen otro reino que sus propios intereses y egoísmos, para que se haga la luz en sus vidas y cambien de metas. Roguemos. Por todos los que tienen la oportunidad de conocer el Evangelio, para que lo descubran como el mayor y mejor tesoro por el que merece la pena darlo todo a cambio. Roguemos. Por todos nosotros, para que el Señor nos conceda aquellos dones con los que mejor podamos servir a los hermanos.Oración comunitariaDios, Padre nuestro, concédenos sabiduría para descubrir el significado y la importancia del Reinoque tu Hijo anunció e inauguró entre nosotros; que lo acojamos en nuestra existencia como el te-soro más precioso, y que dediquemos a él toda nuestra vida. Por Jesucristo.
  3. 3. LA DECISIÓN Texto complementarioNo era fácil creer a Jesús. Algunos se sentían atraídos por sus palabras. En otros, por el contra-rio, surgían no pocas dudas. ¿Era razonable seguir a Jesús o una locura? Hoy sucede lo mismo:¿merece la pena comprometerse en su proyecto de humanizar la vida o es más práctico ocuparnoscada uno de nuestro propio bienestar? Mientras tanto, se nos puede pasar la vida sin tomar deci-sión alguna.Jesús cuenta dos pequeñas parábolas para seducir el corazón de aquellos campesinos. Un pobrelabrador está cavando en un terreno que no es suyo. De pronto encuentra un «tesoro escondido».No es difícil imaginar su sorpresa y alegría. No se lo piensa dos veces. «Lleno de alegría», vendetodo lo que tiene y se hace con el tesoro.Lo mismo le sucede a un rico «comerciante en perlas finas». De pronto se encuentra una perla devalor incalculable. Su olfato de experto no le engaña. Rápidamente toma una decisión. Vende todolo que tiene y se hace con la perla.El reino de Dios está «oculto». Muchos no han descubierto todavía el gran proyecto que tieneDios de un mundo nuevo. Sin embargo, no es un misterio inaccesible. Está «oculto» en Jesús, ensu vida y en su mensaje. Una comunidad cristiana que no ha descubierto el reino de Dios no sabepara qué ha nacido de Jesús.El descubrimiento del reino de Dios altera la vida de quien lo descubre. Su «alegría» es inconfun-dible. Ha encontrado lo esencial de la vida, lo mejor de Jesús, el valor que puede cambiar su vida.Si los cristianos no descubrimos el proyecto de Jesús, en la Iglesia no habrá alegría.Los dos protagonistas de las parábolas toman la misma decisión: «venden todo lo que tienen».Nada es más importante que «buscar el reino de Dios y su justicia». Todo lo demás viene des-pués, es relativo y debe quedar subordinado al proyecto de Dios.Esta es la decisión más importante que hemos de tomar en la Iglesia y en las comunidades cris-tianas: liberarnos de tantas cosas accidentales para comprometernos en el reino de Dios. Despo-jarnos de lo superfluo. Olvidarnos de otros intereses. Saber «perder» para «ganar» en autenti-cidad. Si lo hacemos, estamos colaborando en la conversión de la Iglesia.

×