Pinocho

2,903 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,903
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
71
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Pinocho

  1. 1. Pinocho
  2. 2. Narrador: Érase una vez que se era un anciano llamado Geppeto. Geppeto era un viejo fabricante de marionetas que vivía en una pequeña población italiana. Geppeto no tenía familia y pasaba las horas fabricando muñecos.
  3. 3. Geppeto: ¡Bien! Voy a dar los últimos toques al muñeco de madera de pino que estoy fabricando. ¡Qué bien se está quedando! ¡Se llamará Pinocho!
  4. 4. Narrador: terminado su trabajo el señor Geppeto se marchó a dormir, dejando en el taller a su nuevo muñeco de madera.
  5. 5. Geppeto: ¡Ha! ¡Qué feliz sería si Pinocho fuera un niño de verdad!
  6. 6. Narrador: El hada del bosque había escuchado el deseo del señor Geppeto, se dirigió al taller de anciano tocando al muñeco de madera con su varita mágica.
  7. 7. Hada: Te concedo el don de moverte y hablar como si fueras un niño de verdad. Pinocho: ¡viva, viva, viva!
  8. 8. Narrador: Dentro de una caja de erillas escondido se encontraba un grillo.
  9. 9. Pinocho: ¡eh!, ¿qué haces ahí escondido? ¡Acércate! No tengas miedo. Pepito Grillo: está bien, mi nombre es Pepito, Pepito Grillo, pero solo saldré de la caja con una condición.
  10. 10. Pinocho: ¿y cuál es? Pepito Grillo: Prométeme que serás mi amigo. Por favor, di que sí. Pinocho: ¡Pues claro que seré tu amigo! ¡Te lo prometo, grillo saltarín!
  11. 11. Narrador: Pinocho se puso a bailar de contento y Geppeto tuvo una gran alegría al descubrir que su muñeco hablaba y se movía como si fuera un verdadero niño pues Geppeto siempre había deseado tener un hijo y abrazándolo con ternura le dijo:
  12. 12. Geppeto: Pero como quiero que seas un niño educado, te mandaré a la escuela. Narrador: Pero cuando Pinocho iba camino de la escuela, se encontró con un lobo y un gato.
  13. 13. Lobo y gato: La escuela es muy aburrida, muchacho, ¿por qué no te vienes a jugar con nosotros? Pinocho: ¡De acuerdo!
  14. 14. Narrador: Pinocho sin escuchar los buenos consejos de Pepito Grillo se marchó a jugar y entraron a robar manzanas a un huerto.
  15. 15. Pinocho: ¡Viva!, ¡esto es muy divertido! Narrador: pero el dueño del huerto les sorprendió y atrapó a Pinocho y lo encerró en una jaula.
  16. 16. Pinocho: ¡OH! ¡Déjame! ¡No lo volveré a hacer! Narrador: El hada se compareció de él y le libro de su encierro.
  17. 17. Hada: A partir de ahora pórtate bien, pues siempre que digas una mentira o hagas una mala acción te crecerá la nariz. Narrador: Sin embargo, Pinocho, en lugar de regresar a casa, se marchó con otros niños al país de los juguetes.
  18. 18. Niños: ¡Esto es estupendo! ¡Chachi piruli! ya lo verás, aquí no se va a la escuela y nos pasamos el tiempo jugando y comiendo caramelos sin parar, je, je, je.
  19. 19. Narrador: Pero al cabo de un tiempo, los niños notaron que a Pinocho le crecían unas enormes orejas de burro. Pinocho: ¡Ah! ¿Qué me está pasando? ¡Mis orejas! ¡Qué grandes!
  20. 20. Narrador: Pinocho asustado se embarcó a un país muy lejano, pero cuando el barco estaba en alta mar fue sorprendido por una gran tempestad. El barco empezó a hundirse pero Pinocho y Pepito Grillo, que siempre lo acompañaba porque era su amigo fiel, pudieron salvarse agarrados a una tabla, pero, de repente se les acercó una ballena.
  21. 21. Pepito Grillo: ¡Estamos perdidos! Narrador: La ballena abrió su enorme bocaza y se los tragó a los dos. El señor Geppeto había estado buscando a su hijo y fue tragado también por la misma ballena.
  22. 22. Geppeto: Pinocho, ¡hijo mío! ¡Qué feliz soy por haberte encontrado! Pinocho: Papá, papá, pero ¿cómo vamos a escapar de aquí?
  23. 23. Narrador: El anciano encendió una fogata y el enorme cetáceo, a causa del humo, estornudó con gran fuerza y arrojó fuera a los tres.
  24. 24. Pinocho: ¡estamos salvados! A partir de ahora prometo portarme bien y no faltar nunca a la escuela. Narrador: Y como Pinocho cumplió su promesa, el hada del bosque le convirtió en un niño de verdad.
  25. 25. Geppeto: ¡Tú serás el hijo que nunca he tenido! Pinocho: Papá, ¡te quiero!
  26. 26. Narrador: Y colorín colorado, este cuento se ha terminado. Espero que os haya gustado y si es así tocaos la nariz con la mano.

×