Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Información de la charla de la Dra. Luisa Villanueva Casado
XLV Encuentro De Primavera NATC (Santi Ibáñez del Toral) Bembi...
unión, moléculas demasiado grandes pueden pasar a la sangre. También pueden atravesar
bacterias y tóxicos, provocando una ...
rojizo. Esto indicaría que el ritmo es bueno, y que nuestro intestino elimina la comida en un
tiempo adecuado. Pero si apa...
Intestino e inmunidad convertido
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Intestino e inmunidad convertido

236 views

Published on

Charla en taller del 45 NATC de Dca. Luisa Villanueva

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Intestino e inmunidad convertido

  1. 1. Información de la charla de la Dra. Luisa Villanueva Casado XLV Encuentro De Primavera NATC (Santi Ibáñez del Toral) Bembibre INTESTINO E INMUNIDAD El proceso digestivo puede comparase con la línea de un montaje de una fábrica. En cada sección hay un trabajo de se hace, y al final se obtiene un producto, que en este caso sería la heces. Cuando en la cadena todo va bien, el producto final será de buena calidad. Si no es esto lo que obtenemos, habrá que analizar en qué punto de la cadena de montaje está el problema. Este es el recorrido que vamos a hacer, a lo largo de todo nuestro tubo digestivo, para identificar algunos fallos de fácil solución. Y otros más complicados, que ya requieren asistencia médica. Pero una buena parte de los problemas son fácilmente identificables, y corregibles. Vamos a ver cómo funciona nuestro sistema, para entender en qué puntos interferimos tanto como hábitos erróneos, que no le damos oportunidad de funcionar. LA MASTICACION La mayor parte del tubo digestivo tiene un funcionamiento automático, en el que no interviene la voluntad, ni la consciencia. Y menos mal, porque los pocos en los que tenemos posibilidad de intervenir a diario, son las principales fuentes de problemas. La masticación es un buen ejemplo de ello, a pesar de que tiene una parte automática. Nuestra mandíbulas empiezan a triturar cualquier cosas que entre en la boca, aunque no se lo ordenemos. Es el reflejo de masticación. También es automático el reflejo de deglución. O sea, que aunque no estemos atendiendo a la comida, masticamos y tragamos. Si permitiéramos que ocurriese de forma natural, no tendríamos problemas. Pero como queremos que la comida dure menos, o que nos dé tiempo a tragar más, masticamos poco la comida. Y el problema es que no hay ningún método que sustituya a la masticación. Ni siquiera triturar los alimentos que vamos a comer, ya que no irán cubiertos de la suficiente cantidad de saliva. Y aún menos una vez tragados. Trozo de comida que llega sólidos al estómago, trozos que pasarán sin digerir del todo. Por eso los chinos dicen que de la garganta para abajo, no debe pasar nada sólido, lo que tragamos debe ser siempre líquido. Y esto se consigue masticando la comida el tiempo suficiente para que todo alimento esté en formada de papilla, y se haya mezclado con saliva suficiente. PERMEABILIDAD INTESTINAL Uno de los problemas que nos podemos encontrar en el intestino, con una gran frecuencia, es un aumento de permeabilidad intestinal. Cuando la mucosa se irrita, y se lesiona, las uniones entre las células que forman las vellosidades, de los enterocitos, se alteran. Al alterarse esta
  2. 2. unión, moléculas demasiado grandes pueden pasar a la sangre. También pueden atravesar bacterias y tóxicos, provocando una respuestas de sistema de defensa. El 80% de nuestro sistema inmunitario está en el intestino. Si hay una alteración a este nivel, el sistema inmunitario se alterará, pudiendo provocar reacciones autoinmunes de distintas intensidad. Una de la vía de mejorar nuestro sistema inmunitario más eficaz, es cuidar nuestro sistema digestivo. Y una de las formas de testar cómo está es controlar la calidad del producto, las heces. Del mismo modo, debemos observar también si hay malestar, digestiones lentas o pesadas, gases…. LAS HECES Las heces ideales son ce color marrón, forman tubular, recubiertas de moco y apenas huelen. El moco que la envuelve tiene la función de impedir que el ano se ensucie al defecar. Si hay suficiente moco, apenas necesitamos papel. Si nos hace falta medio rollo, nuestro intestino no está bien. Frecuencia: Damos por bueno evacuar una vez al día, pero no basta. Desde luego que al menos tiene que ser una vez al día, pero tenemos que fijarnos en más cosas. Por ejemplo si evacuamos tres veces al día, color, olor y consistencia, mejor aún. Sin embargo, si evacuamos tres veces pero muy poca cantidad y con esfuerzo, es que estamos estreñidos. Si evacuamos tres veces y muy blando, podría indicar infección bacteriana, o que no digerimos algunos azucares, como la fructosa de la fruta o la lactosa de la leche. Si esto ocurre, se fermentarán estos azucares y esto irritara tanto la mucosa intestinal, que la heces no se podrán moldear. Si evacuamos cada tres o cuatro días, desde luego tenemos estreñimientos, fuente de problema. Pero aunque vaciemos a diario, si el olor es muy fuerte, putrefacto, vamos con un retaso importante. Siempre que huela a podrido, deberíamos acelerar el ritmo, y procurar vaciar mejor el intestino. Podemos regularlo bebiendo mucha más agua y comiendo frutos secos durante una semana. Color: Las cacas normales tienen un color entre marrón claro y marrón oscuro, en diferentes tonalidades. Unas heces blanquecinas, indican problema con la bilis. Unas heces negras, indican un sangrado digestivo alto, en estomago o duodeno, o también que hemos tomado carbón activado o suplementos de hierro. Una heces rojizas, o sanguinolentas, indican sangrado en colon o recto o también sangrado hemorroidal. A no ser que el día anterior hayamos comido remolacha roja, en este caso sería normal que las heces fueran rojizas. Podemos utilizar este cambio normal de color para testar nuestro tránsito intestinal. Si comemos una remolacha roja hoy a mediodía, las heces de mañana deben aparecer de color
  3. 3. rojizo. Esto indicaría que el ritmo es bueno, y que nuestro intestino elimina la comida en un tiempo adecuado. Pero si aparece pasado mañana, o el siguiente día, llevamos un retraso en la eliminación. Si no aparece, o hemos comido muy poca cantidad de remolacha o tenemos gran retraso. PAUTAS PARA UN INTESTINO SANO -Escoger bien la comida: debemos empezar por el primer punto de la cadena de montaje, la materia prima. De buena calidad, fresca, sin químicos añadidos, de proximidad, de temporada. Con un buen balance entre proteínas (yang) y verduras (ying). Priorizando verduras, legumbres, cereales integrales, frutas, frutos secos, germinados. Y cuidando la cantidad de carnes rojas, harinas blancas y azúcares refinado, entre otros. Cuidando especialmente con llamar comida a lo que no lo es, como los productos utraprocesados. -Aumentar el consumo de alimentos prebióticos, como los germinados, pickels, el chcucrut, el miso etc. -Masticar bien la comida, hasta que sea papilla ligera y sin grumos. -Permitir una digestión tranquila, sin prisas ni activación inmediata después de comer. Descansar después de la comida. -Hacer una limpieza hepática en primavera, por lo menos. Hay mucha formas, pero uno suave sería 10 gotas de extracto de Boldo con una cucharada de aceite de oliva en presión en frio y el zumo de 1 limón, tomado en ayunas durante 10 días. Conviene sobre todo en primavera, pero podemos repetirlo más veces en el año. -Cuidar la defecación. Concederle el tiempo y espacio que necesite, y cuidar la posición, que debe ser en cuclillas. Para conseguirlo con nuestros baños modernos, poner una banqueta para apoyar los pies. -Suplementación importante: > Omega 3 >Glutamina >kuzú >Probióticos >Factores de Tranferencia, o calostros >Cúrcuma >Magnesio >Zinc >Vitamina B >Insulina

×