Lucrecia Piedrahita

695 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Lucrecia Piedrahita

  1. 1. 1 de 38 Encuentro de críticos e investigadores Centro Cultural de España en Montevideo dfdfsdf 1 - Espacios sin espacio
  2. 2. 2 de 38f 2 El hombre es un ser nómadaf 3 Un intento por narrar el viaje de la mirada
  3. 3. 3 de 38f 4 "Espacios con muchas voces. Y hasta espacios sin ninguna"
  4. 4. 4 de 38Recoger lo que la imaginación acumulaLucrecia Piedrahíta “Las imágenes al igual que los textos, requieren la labor de la lectura.” Mieke Bal. Teórica y crítica cultural. “La imagen es lo que nos recuerda que no estamos solos en el mundo incluso si somos los más fuertes”. Serge Daney. Crítico de cine1999. Estudiar la ciudad. Recorrer la ciudad. “Según datos de organizaciones nogubernamentales que trabajan en los asentamientos, cada día llegan a Medellín entre 10 y 15familias y se diseminan –de acuerdo a declaraciones de Planeación Municipal de Medellín– entodos los sectores donde hay barrios de invasión. Así, el Plan de Ordenamiento Territorialclasificó, para 1999, 52 asentamientos en los que los desplazados por la violencia se cruzan conlas familias pobres residentes de antiguo que aprovechan la oportunidad para mezclarse con losdesplazados y recibir así el tratamiento de víctimas de la violencia.”.1999 - 2009. En Colombia, la guerra por el territorio y la violencia ha dejado, en los últimoscuarenta años, miles de colombianos deambulando por trochas, caminos y carreteras; cientosde familias que, en caravana, se dirigen a las cabeceras municipales buscando un refugio yqueriendo mezclarse con la población para salvar sus vidas.Documentar una historia de vida de las comunidades desplazadas en Colombia permite hilar unrelato de interpretaciones del trasiego de personas que buscan siempre otras orillas, otrosdiques por donde moverse, planificar rutas diariamente en medio de hostilidades y entornosinciertos para pertenecer a nuevas geografías. Miembros de una sociedad civil tratando debuscar salidas para que se les respete las leyes. Son documentos visibles, textos visuales endonde las imágenes como “factores pragmáticos de producción política de comportamientos ysubjetividad”1, actúan en nosotros como -sujetos de experiencias, sujetos de impresión-.Estéticas Políticas. Memoria Decapitada, un formato investigativo que da cuenta de los múltiplessentidos de la casa para el desplazado y una restitución de imágenes acumuladas en elhorizonte de la memoria. Historias contadas, materializadas, que se escuchan y se observan en1 PUELLES, Romero Luis, Entre imágenes: experiencia estética y mundo versátil,, en Estudios Visuales, Cendeac, 2003;pp, 132.
  5. 5. 5 de 38los asentamientos y que establecen correspondencias con una actitud estética y crítica de laviolencia y sus consecuencias. “Lo estético designa un modo de relación, un modo de estar enrelación cuyos términos son el mundo en sus apariencias y la subjetividad en sus afectos. Estaren la actualidad es prioritariamente estar en relación estética con ella y, socialmente, con los 2demás.”Rozar los campos de la interpretación equivale a nombrar y a describir la imagen en sus efectosvisuales y textuales, la imagen que recuerda, se instala y se proyecta para ser en sí misma unamediación comunicativa.… En medio del drama del desplazado siempre habrá un espacio anclado, radicado, es la casa,el espacio de todos los tiempos.f 5 Un ejército de miserables que sólo poseen la ropa que llevan puesta2 Ibidem. pp, 133.
  6. 6. 6 de 38ESTÉTICAS POLÍTICAS. DESPLAZAMIENTO FORZADO EN COLOMBIA.Múltiples son las causas del desplazamiento forzado y, por lo tanto, múltiples son lasperspectivas desde las cuales puede ser aprehendido como objeto de estudio. A las variableseconómicas, sociales, políticas o geográficas, se suman aquellas más particulares –no por esomenos importantes– de las realidades concretas, de las historias individuales, de los hombres,mujeres y niños que padecen el desarraigo.Al primer grupo de variables pertenecen los estudios sobre el desplazamiento adelantados pordiversos actores sociales –tales como los medios de comunicación, las ONG, la iglesia, el estadoy las universidades–, que con instrumentos propios de la metodología científica, pretenden darcuenta de la lógica de la guerra (cómo actúan los actores armados, qué ocurre con la sociedadcivil en medio del conflicto, las disputas por el poder y por el territorio, entre otros) y de susconsecuencias, entre las cuales el desplazado es una cifra más, un problema más, un“desarraigado” que por su condición amenaza el orden antiguo de la ciudad a la que no sabecómo pertenecer.El segundo grupo de variables permite realizar una lectura diferente del desplazamiento:aquella que se sirve de los conceptos propios de la estética, la etnografía y la teoríacomunicacional para describir la relación que los desplazados “re-inventan” con el espacio;analizar la re-identificación de los individuos con sus lugares (sujeto-objeto); y las re-significaciones de las relaciones sociales (sujeto-sujeto). Dicho de otra manera: el desplazado,ese hecho singular que se repite una y mil veces cada día, tiene innumerables relatos; suhistoria es la de un drama personal, íntimo, que reclama ser narrado y que no excluye el deseode re-habitar la ciudad a la que llegan. Deseo que llena de esperanzas el presente de lascomunidades desplazadas; que se vuelve forma, imaginario; que dota de sentido y adquierecorporalidad.El problema de los desplazamientos forzados en Colombia, producto del conflicto que vive elpaís desde hace más de cuarenta años, es el objeto de esta escritura. Escritura que es untanteo estéticopolítico en torno a dos asentamientos –ambos en Medellín– de comunidadesdesplazadas: el asentamiento Jardín – Oasis, situado en la zona de Manrique, y el asentamientodel Picacho, situado en los límites con el municipio de Bello y destruido por un incendio en elaño 2002.
  7. 7. 7 de 38 f 6 Estrategias de resistencia y de pertenenciaf 7 "Habitado por el viento"Condenado a la errancia, la única salida del desplazado parece estar en la capacidad que tengapara comenzar otra vida en un nuevo sitio. Y, en el caso particular de Colombia, la ciudad espara la gran mayoría de estos “nuevos nómadas” ese territorio desconocido por conquistar.Territorio que, etnográficamente, significa La Casa, La Ciudad y El Entorno.Este trabajo es un intento por narrar el viaje de la mirada en su recorrido íntimo por esos“espacios sin espacio” creados bajo la premura del tiempo.
  8. 8. 8 de 38 f 8 Cargan los rincones de las casas que han abandonadoCONTEXTOEn Colombia, la guerra por el territorio y la violencia ha dejado, en los últimos cuarenta años,millones de colombianos deambulando por trochas, caminos y carreteras; cientos de familiasque, en caravana, se dirigen a las cabeceras municipales buscando un refugio y queriendomezclarse con la población para salvar sus vidas, constituyen un ejército de miserables que sóloposeen la ropa que llevan puesta...En el mundo y para el año 2004, el número total de personas desplazadas dentro de sus países,a causa de un conflicto o por la vulneración de sus derechos humanos, era alrededor de 25millones3. En ese mismo año, Colombia se posicionaba como el tercer país con el mayor númerode personas desplazadas. En junio de 2007, durante la conmemoración del Día Mundial de losRefugiados, la Oficina del Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU (ACNUR) informó que3 de los 13 millones de desarraigados internos a los que atendió en 2006 en todo el mundoeran colombianos. Esta cifra, que equivale al 23 por ciento del total, elevó al país al indeseableprimer lugar en número de desplazados atendidos por esa agencia de la ONU. Los resultadosseñalan también que la población más vulnerable en Colombia, la más expuesta a los atropellosde una guerra que silenciosamente va arrancando las esperanzas de vida está constituida porniños y mujeres: alrededor del 65% de la población afectada.3 UNICEF. La niñez colombiana en cifras. París: UNICEF, s.f. pp.52-57.
  9. 9. 9 de 38f 9 La memoria decapitada Ilustración 1 Desplazamiento en el mundo. Fuente: Le Monde Diplomatique 2001
  10. 10. 10 de 38Ilustración 2 Identificación de zonas de asentamiento en Medellín
  11. 11. 11 de 38Ilustración 3 Migración interdepartamentalsegún cambios de residencia durante los últimos 5 años.
  12. 12. 12 de 38ITINERARIOS URBANOS Y ESTRATEGIAS DE REPRESENTACIÓNEn Colombia las ciudades, particularmente las principales capitales, son los puntos másconcurridos por las personas que, agobiadas por la guerra, emprenden el éxodo. La arquitecturaque se levanta en las zonas periféricas de Medellín concentra la mayor parte de asentamientosde desplazados. Un nuevo tejido se adhiere a la topografía, difícil y escarpada, de las zonasaltas (nororientales y noroccidentales) de la ciudad. Es una improvisada arquitectura que seaferra al terreno de una superficie sin límites para contener una neo-grafía.Esta neo-grafía lleva implícita una carga conceptual que la vincula al estadio de la imagendotada de múltiples puntos de vista políticos para hacer visible -otros objetos y otros textosvisuales- que se insertan en la recepción pública y redefinen las Estéticas Políticas y sus fines:“la capacidad de dotar a la imagen producida de un "sentido otro", potencialmente político porser capaz justamente de desenmascarar el orden de relaciones que estructura "lo real". Lapotencia político-subversiva de -(la neo-grafía entendida como la imagen)- (la fotografía) seexpresa justamente entonces como la eficacia de su inconsciente óptico: él es capaz de ponerde manifiesto todo aquello que una economía interesada de la representación pretendemantener oculto, forcluso.” (J. L. Brea. El inconsciente óptico y el segundo obturador.)En la deconstrucción del concepto de estética política, la política, entendida como esaconstrucción de lo público y el escenario para la vida social, nos lleva necesariamente acuestionarnos críticamente la actualidad, a reflexionar por los hechos, a –referenciar las –artesde hacer- o las tácticas que el ciudadano opera sobre su medio ambiente para vivir su realidadde manera significativa- (M. de Certeau). De ahí que al vincular la estética y la política dentrodel marco de la contemporaneidad nos lleve a cuestionarnos: “Cómo se nos hace sentir?. Y enesos desplazamientos del concepto de la estética anclada ya en el siglo XXI “la preocupación espensar en las implicaciones éticas de lo que vemos, miramos, de lo que construimos: -Cómo loestético incide en las determinaciones éticas y de conformación de la subjetividad- paracuestionarnos – -¿Cómo se nos constituye políticamente?- . Y esta pregunta se ancla no ya enel mundo del arte sino en el mundo de las imágenes, es decir, en el mundo mismo. (LuisPuelles. Entre imágenes: experiencia estética y mundo versátil)En Medellín y en los asentamientos de los desplazados surge un paisaje de visióncaleidoscópica, múltiple, fracturada y expansible que se integra o, más bien, hace parte de lourbano. La cartografía es mutable y sirve de contexto para describir la ciudad como unaconjunción de espacios cerrados, abiertos, inconclusos, insinuados, de ambientes presentes enla memoria, de lugares de paso, de interiores brutales; todos ellos elementos que definen lacomunicabilidad de lo urbano.
  13. 13. 13 de 38Una mirada etnográfica descubre nuevos sistemas de construcción para la mirada, y sugiereotros planteamientos en la relación público/privado. En estos ambientes, en efecto, sedesarrolla una atmósfera nueva que exige otras lecturas y propone problemas que conciernen ala representación visual: la “nueva escritura” que se descifra en esos espacios contenedores y,a su vez, contenidos, traza líneas de sensaciones y de histerias, de gritos, luchas yacoplamientos. Es la lectura de un mapa de pasiones en donde se visualiza formas que narranla violencia a través de símbolos, signos, metáforas y relaciones. En el asentamiento seencuentran fragmentos de objetos mutilados que señalan los recuerdos, que aluden al paso deltiempo y que transmiten memoria. Los límites desaparecen, las formas se multiplican y secombinan las imágenes para otorgar significado al sentido del lugar. f 10 Una arquitectura inacabada
  14. 14. 14 de 38f 11 El cuerpo, monólogo de una tragediaf 12 Un país que compartimenta su biografía
  15. 15. 15 de 38f 13 Se construye la historia colectivaf 14 Parece ser un cielo de espejos
  16. 16. 16 de 38 f 15 Deambulando por trochas, caminos y carreteras f 17 Textos visualesf 16 Un espacio de control
  17. 17. 17 de 38 f 17.A. Al borde de la montañaf 18 Autobiografía
  18. 18. 18 de 38f 19 La estética del desarraigo
  19. 19. 19 de 38ARQUEOLOGÍA DE UN PAISAJE PERDIDO f 20 Formas de territorialidad
  20. 20. 20 de 38f 21 Cuerpos silenciosos
  21. 21. 21 de 38El camino que va desde las avenidas de la ciudad hasta las casas de los desplazados estámarcado: el trabajo cotidiano de supervivencia ha construido nuevos significados al exigircombinar objetos y materiales en asociaciones aparentemente imposibles: el esqueleto de unperro se ha convertido en las piezas de juego para los niños de la montaña; en la quebrada, unsillón abandonado, el ojo rayado de una muñeca, las hojas dispersas de un libro; un martillogolpea con fuerza las letras de un abecedario inventado… Imágenes de lugares devastados y dememorias decapitadas, ensambladas con pedazos de madera, bañadas de tierra y de basuras;Imágenes de violencia, de muerte, de crónicas políticas; objetos mutilados, quemados,recuperados, unidos, que recuerdan y son vida, juego, reunión. Imágenes y objetos arrancadosde su silencio. f 22 El ojo rayado de una muñecaEn la antropología simbólica o semántica, el paisaje se vincula al mundo de los valores estéticos,puesto que habla de orden, lógica interna de la composición y armonía. En los procesos deinterpretación de las comunidades desplazadas, es posible subrayar la expansión del campoestético de un paisaje re-construido, re-creado por las colectividades vulneradas. Paisajes que, alresemantizar los objetos, traspolar los significados, subvertir las relaciones entre lo público y loprivado, adquieren una valoración urbano-rural e imprimen a esta nueva concepción estética unarelación con el entorno, no solamente visual sino de expresión y comunicación.Las imágenes que se producen en estos espacios, reflejo de la barbarie, portan una identidadsubjetiva que las reconduce hacia una narrativa de historias y silencios: en la fragilidad de lasparedes, es posible reflexionar sobre el “objeto estético u objeto estetizado” que, por sucomunicabilidad, comporta un sentido. En la resignificación de los objetos, muchos de desecho, se
  22. 22. 22 de 38forman imágenes desmembradas que nos hablan de una estética de lo oculto. Imágenesradicalmente fuertes en las que la posibilidad de asociación entre un grupo de muñecas mutiladas,atadas con un retazo de toalla curtida por el polvo y la tierra, y los fardos funerarios –objetosconstruidos por los indios en los que colocaban a sus muertos y luego colgaban del techo de suscasas hasta por dos años– es referente del miedo, de la huida. Podría decirse que son objetos-retratos.f 23 Fardos funerarios. Objetos retratos f 24 Soñar el espacio que falta
  23. 23. 23 de 38 f 25 Las propiedades quiméricasEl cruce de identidades, las relaciones entre el espacio habitado y habitacional, las conexionesentre el hombre y el territorio, el anclaje de la imagen y las percepciones para entender el mundoredefinen la geopolítica contemporánea que estructura sus relaciones simbólicas y sus imaginariosvisuales en medio de flujos cambiantes. Del sentido del espacio, a las relaciones entre el hombrey su entorno, de la expresión de las prácticas culturales al tránsito de los actos visuales y por ellosy entre ellos la imagen como una relación, como un desvío, como un dispositivo ético/político.El poder de las imágenes, de las percepciones y de las representaciones es elemento fundamentalde la geopolítica. La imagen es una frontera móvil y mutante y es un factor determinante de laproducción simbólica y de las prácticas políticas, sociales y culturales. Por las imágenes y susfisuras y escondites es posible re-pensar el mundo y proyectar los sentidos del espacio.En los tránsitos de la representación ésta deviene imagen. En términos contundentes SergeTisseron distingue entre “representaciones” e “imágenes” aduciendo que la representación es “uncontenido sin cuerpo”, en cambio la imagen es una relación, es motriz, es socializante. Podríaargumentarse que -la representación es planimétrica, la imagen posee un espesor sensorial y uncontenido que funciona como cohesionador-.Si trasladamos estos esquemas a la geopolítica de la imagen es necesario referenciar losconceptos que sobre la imagen han desarrollado algunos críticos y teóricos que ayudan aconceptuar desde este campo. Serge Daney, crítico de cine distingue entre lo visual, la imagen ylas visibilidades. Entiende lo visual como lo óptico, nos conduce en términos de verificación ópticade cualquier procedimiento de poder (técnico, político, publicitario o poder militar).
  24. 24. 24 de 38Para Daney lo visual no tiene contracampo, no admite añadidos. Lo visual que predomina en latelevisión, no remite a otro, sólo a si mismo, su esencia es la tautología. La imagen, en cambio,testimonia una alteridad. La imagen tiene lugar siempre en la frontera de dos campos de fuerza. Ylas visibilidades no son más que imágenes sin significación.Por su parte el director de cine francés Jean Luc Godard diferencia entre lo visual y lo visible ydestaca que es en el lugar de lo visible donde se asienta la imagen. Y para Ranciere la imagen essiempre una relación, un desvío. Significa y muestra a la vez, es plural… “En la imagen siemprehay una desviación entre lo que muestra y lo que significa (…) una imagen no es un icono queestá ahí, un dato visual, una unidad visual. No es un cuadro ni un plano (…) la imagen es siempreuna relación, un desvío, una separación entre una función de significación y una función demostración, pero también una separación entre dos imágenes, entre la mostrada y otras queserían posibles. La imagen siempre es plural. La vida de las imágenes se hace con otras imágenes(…) Una imagen está muerta si está dada y se interrumpe. La imagen es siempre un intervalo o 4una expansión. Metamorfosis, desestabilización, trasformación.Todo esto constituye lenguajes, formas de participación, estrategias de consenso y disenso,espacios de opinión pública que se asientan en la construcción del imaginario y que permitenlevantar cartografías para identificar territorios en donde tenga cabida un contramapa de lageopolítica a partir de las micropolíticas que rehacen, cotidianamente, las comunidadesdesplazadas de sus territorios, hasta el tránsito de la imaginación, entendida esta última, entérminos de Hannah Arendt, como la facultad de hacer presente aquello que está ausente. TantoArendt como Kant plantean una interpretación de la imaginación como facultad política, es decir,la imaginación es el puente entre la estética y la ética. (…) la imaginación es la facultad de tenerintuiciones sin la presencia del objeto”. Es productiva cuando se trata de la artística. Es “lacondición de la memoria”. Por lo tanto referenciarla temporal y espacialmente es otorgarle susmúltiples sentidos y materializarla como facultad que tiene de dar cuerpo a lo que está ausente,por ello la Geoimaginación es el aporte a estos mecanismos de análisis antropológicos,etnográficos, éticos, estéticos y políticos para llegar a un mapa interpretativo de las comunidadesimplicadas.Así entonces la imagen se entiende como un ensayo visual de las prácticas, acciones y actos quepermite analizar el orden mundial y sus producciones y en este caso, haciendo una apuesta desdeel concepto de las micropolíticas a la geoimaginación para ir más allá del significado de repartoespacial del poder y de situaciones de subordinación política, económica y cultural.4 BERNÁRDEZ SANCHÍS, Carmen et al. Imágenes de la violencia en el arte contemporáneo.Madrid: Valeriano Bozal Editor, 2005.
  25. 25. 25 de 38De las micropolíticas a la geoimaginación como rutas necesarias para definir un nuevo ordenmundial. f 26Estudio sobre la casa. Un acercamiento etnográfico
  26. 26. 26 de 38f 27 Estudio sobre la casa. Un acercamiento etnográfico
  27. 27. 27 de 38f 28 Estudio sobre la casa. Un acercamiento etnográfico
  28. 28. 28 de 38f 29 Estudio sobre la casa. Un acercamiento etnográfico
  29. 29. 29 de 38f 30 Topografía base asentamiento Jardín Oasis, Manrique Oriental. Medellín f 31 Topografía base asentamiento Jardín Oasis, Manrique Oriental. Medellín. 1999f 32 Topografía base asentamiento Jardín Oasis, Manrique Oriental. Medellín. 2009
  30. 30. 30 de 38 f 33 Topografía base asentamiento Picacho. Medellín,f 34 Topografía base asentamiento Picacho. Medellín, límites con el municipio de Bello, Antioquia.1999.En el año 2002 fue incendiado
  31. 31. 31 de 38f 35 Cartografía de Medellín. Asentamientos de desplazados. 1999-2009 f 36 Asentamiento Picacho, 1999. Límites entre Medellín y Bello, Antioquia
  32. 32. 32 de 38f 37 Asentamiento Picacho, 1999. Medellínf 38 Asentamiento Picacho, 1999. Medellín
  33. 33. 33 de 38f 39 Asentamiento Jardín-Oasis. Detalle, 1999. Medellín
  34. 34. 34 de 38UN TEXTO PARA UN NUEVO PALIMPSESTO En la oscuridad añeja está la imagen del asentamiento como una trama medieval: callejonesestrechos y calles sin salida se combinan con materiales como plástico, cartón, papel, ladrillo,piedra o madera. Ondean los muros de las casas arrodilladas en el polvo5. El movimiento producesonidos, los niños corren, se ríen, lloran. Una niña sentada a la puerta de su casa tritura unpedazo de ladrillo con la ayuda de las piedras del camino como herramienta. El color terracotaque logra del polvo de ladrillo es el maquillaje para su muñeca. Con paciencia, lo humedece yprepara en su mano, luego aplica con delicadeza el rubor en las mejillas del juguete y lo pone alsol para que se fije. Es el ritual de un juego de niños para lograr una máscara, un nuevo rostro yun traje diferente para su único juguete.El desplazamiento es una ruptura profunda en las lógicas de la vida. Aprehender su historia eslevantar una imagen como disposición al caos, re-elaboración del mundo interior, re-construcciónde las ruinas de la morada del hombre; es reflexionar sobre la contemporaneidad como presenciaambigua, efímera y cambiante, en la que la conjugación de tiempo y espacio comunica y define laimagen; imagen dislocada de los individuos desarraigados que en busca de significaciónreinventan los códigos; es realizar una ardua labor de catarsis que recupere para el desplazadolos múltiples sentidos –antropológicos, sociológicos, escénicos y estéticos– del habitar la tierradespués del paraíso y antes de la expulsión.5 La expresión es de Octavio Paz.
  35. 35. 35 de 38f 40 Sobre Nómada. Interpretación del artista Hernán Marín. 2009
  36. 36. 36 de 38BIBLIOGRAFÍAAUGE, Marc. Las formas del olvido. Barcelona: Gedisa, 1998. AZARA, Pedro. La imagen y elolvido. El arte como engaño en la filosofía de Platón. Barcelona: Siruela, 1995. BACHELARD,Gastón. La poética del espacio. México: Fondo de Cultura Económica, 1983. BADIOU, Alain. Elsiglo. Buenos Aires: Manantial, 2005. BARTHES, Roland. La aventura semiológica. Barcelona:Paidós Comunicación, 1993. BERNÁRDEZ SANCHÍS, Carmen et al. Imágenes de la violencia en elarte contemporáneo. Madrid: Valeriano Bozal Editor, 2005. BREA, José Luís. “La desaparición delespacio público”. En: FESTIVAL INTERNACIONAL DE ARTE CIUDAD DE MEDELLÍN. NUEVA BIENALDE ARTES, SEMINARIO ARTE Y CIUDAD. Ponencia presentada en el Festival Internacional de ArteCiudad de Medellín. Nueva Bienal de Artes, Seminario Arte y Ciudad. Medellín: s.n., 1997.CORTINA, Adela. Ciudadanos del mundo, hacia una teoría de la ciudadanía. Madrid: Alianza,1998. DEBRAY, DE DIEGO, Estrella. Arte contemporáneo II. Madrid: Graficinco, 1996. DELGADO,Manuel, et al. Sobre hábitat y cultura. Centro de Estudios del Hábitat Popular CEHAP, Centro deInvestigaciones Estéticas. Facultad de Arquitectura, Universidad Nacional de Colombia. Medellín:Ecográficas, 1997. DUQUE, Félix. La problemática contemporánea de la imagen en el arte.Medellín: Facultad de Artes, Instituto de Filosofía, Universidad de Antioquia, Seminario, 1998.ECO, Umberto. Tratado de semiótica general. Barcelona: Lumen, 1997. EL COLOMBIANO, “Paz yderechos humanos”. Medellín, 13 de enero de 2007. FONDO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LAINFANCIA. Excluidos e invisibles. Estado mundial de la infancia. París: UNICEF, 2005. GARCÍACANCLINI, Néstor. Culturas híbridas, estrategias para entrar y salir de la modernidad. México:Grijalbo, 1998. ________. La ciudad de los viajeros. México: Grijalbo, 1996. GIRALDO, Fabio, et.al. Pensar la ciudad. Santafé de Bogotá: Tercer Mundo Editores, 1998. GOFFMAN, Erving.Estigma, la identidad deteriorada. Buenos Aires: Amorrortu Editores, 1970. GÓMEZ, Horacio.Decadencia del pueblo colombiano. Bogotá: Plaza y Janés, 1984. GROZONSKI, Serge. La guerrade las imágenes: de Cristóbal Colón a “Blade Runner” (1492-2019). México: Fondo de CulturaEconómica, 1995. HABERMAS, Jürgen. La modernidad, un proyecto incompleto. Barcelona: Kairos,1985. ________. La lógica de las ciencias sociales. Madrid: Tecnos, 1997. HEGEL, G. W. F.Introducción a la estética. 3ª ed. Barcelona: Península, 1997. HONORABLE CONCEJO DEMEDELLÍN. “Acuerdo 46 de 2006 por el cual se revisa y ajusta el Plan de Ordenamiento Territorialpara el Municipio de Medellín y se dictan otras disposiciones”. CD - ROM. LEROI GOURHAM, André.El gesto y la palabra. Caracas: Universidad Central de Venezuela, 1971. LÓPEZ PEDRAZA, Rafael.Hermes y sus hijos. Barcelona: Anthropos, 1991. LYOTARD, Jean François. La posmodernidad.Barcelona: Gedisa, 1996. MARTÍN-BARBERO, Jesús. Pre-textos. Cali: Universidad del Valle, 1996.MEDINA, Medófilo. La crisis socio-política colombiana: un análisis no coyuntural de la coyuntura.Santafé de Bogotá: Utópica, 1997. MOLANO BRAVO, Alfredo, et al. “Éxodo, patrimonio eidentidad”. En: V Cátedra anual de historia Ernesto Restrepo Tirado. Ponencia. Bogotá: Ministeriode Cultura y Museo Nacional de Colombia, 2001. MUNICIPIO DE MEDELLÍN. Oficina de Planeación
  37. 37. 37 de 38Municipal. “Revisión de estadísticas y documentos sobre desplazamientos en Colombia. (1998,1999, 2000)”. Medellín: El Municipio, 2000. MUNTAÑOLA, Joseph. Topogénesis dos. Ensayo sobrela naturaleza social del lugar. Barcelona: Oikos-Tau, 1979. PARAMIO, Ludolfo. “La crisis de lapolítica y su refundación democrática”. En: Revista Foro. Santafé de Bogotá. No. 31 (1997); s.p.PARDO, José Luís. Las formas de la exterioridad. Valencia: Pretextos, 1992. PAZ, Octavio.In/Mediaciones. Barcelona, Seix Barral, 1981. PERSONERÍA DE MEDELLÍN. Unidad permanentepara los derechos humanos. “Informe situación de derechos humanos 2006”. Medellín: LaPersonería, 2006. CD –ROM. PIEDRAHITA, Lucrecia y Luisa Restrepo. “Ya no Dios sino el cuerpo”.Entrevista al semiólogo Pere Salabert. En: Periódico El Mundo. Medellín. 1999. ___________ “Ladiosa de – alada. El cuerpo como espacio en los desplazados y sus narrativas de interpretación”.Beca de investigación del Ministerio de Cultura. 2002. Revista Anagramas, rumbos y sentidos dela comunicación. Julio – diciembre 2003. PUELLES, Romero. Entre imágenes: apariencia estética ymundo versátil, en Revista Estudios Visuales 3. Cendeac, España, 2005. REGUILLO, Rossana.“Pensar la ciudad desde la comunicación. Un ejercicio necesario”. En Jesús Galindo y Carlos Luna.Campo académico de la comunicación: hacia una reconstrucción reflexiva. México: CNCA/ITESO,1993. REVISTA NÓMADAS No. 10. “Lo nomádico... apuestas, fugas, deslindes”. Santafé deBogotá: Universidad Central, Guadalupe, 1999. ROJAS, Jorge y De ROOY, Carel. Un país quehuye. Desplazamiento y violencia en una nación fragmentada. Codhes, Unicef-Colombia. Santaféde Bogotá: Guadalupe, 1999. SALABERT, Pere. Declives éticos apogeo estético y un ensayo más.Cali: Universidad del Valle y Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, Posgrado deEstética, 1995. ________. Figuras de la ciudad. Medellín: Universidad Nacional de Medellín, 1998.SALDARRIAGA ROA, Alberto. “La dimensión cultural de la vivienda”. En: Simposio sobreantropología de la vivienda. Pontificia Universidad Javeriana, Departamento de Antropología –Colcultura, Bogotá, 1990. SANTANA, Pedro, et. al. Las incertidumbres de la democracia. Santaféde Bogotá: Foro Nacional por Colombia, 1995. SENNETT, Richard. Carne y piedra, el cuerpo y laciudad en la civilización occidental. Madrid: Alianza, 1991. SILVA, Armando. Imaginarios urbanos,cultura y comunicación urbana. Santafé de Bogotá: Tercer Mundo Editores, 1998. SILVA,Armando, et. al. “Ciudad y cultura memoria, identidad y comunicación”. En: VII CONGRESO DEANTROPOLOGÍA EN COLOMBIA. Ponencia presentada en el VII Congreso de Antropología enColombia. Medellín: s.n., 1994. TANISAKI, Junichiro. El elogio de la sombra. Madrid: Siruela,1996.CRÉDITOS.La Memoria Decapitada. Estéticas Políticas. Desplazamiento Forzado en Colombia.Investigación / Proyecto / Curaduría. Lucrecia Piedrahita OrregoProducción: Lia M. Londoño. Fotografía: Juan Fernando Ospina, Lucrecia Piedrahita, Clara I.Duque. Dibujo arquitectónico: Arq. Juan David Mesa. Cartografía digital. Arq. María IsabelGonzález (F. 35). Maquetas de terreno: Arq. Santiago López
  38. 38. 38 de 38

×