Universidad de Cuenca.
Facultad de Odontología.
GUIA DE PRACTICA CLINICA PARA DIAGNOSTICO Y
TRATAMIENTO DE MALOCLUSION CLA...
GUIA DE PRACTICA CLINICA PARA DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO DE
MALOCLUSION CLASE II EN ORTODONCIA
1. Finalidad
La ortodoncia y...
Entregar al estudiante, docente y odontólogo en general una guía clínica para el
diagnostico y tratamiento de la maloclusi...
Modelos dentales
Radiografías intraorales y panorámicas
Radiografías cefálicas.i
Una maloclusión es cuando uno o varios di...
Examen clínico detallado
Valoración de tejidos blandos y proporciones faciales
Valoración de la salud bucal general
Valora...
distancia vertical entre ambos representa la altura facial. La anchura corresponde a la
máxima distancia bicigomática. La ...
Su etiología es multifactorial, en la mayoría de los casos, no hay una sola causa
etiológica, sino que hay muchas interact...
6.7 Factores de riesgo:
De origen ambiental:
Caries
Pérdidas prematuras de dientes primarios por caries u otra causa, que ...
potenciando la corrección de la Clase II. La dolicocefalia será desfavorable por la post-
rotación de la sínfisis y la ten...
Kowalski han comprobado mediante estudios cefalométricos el potencial hereditario de
la Clase II División 1. iii
Según Can...
permiten una intrusión y retracción simultanea con un buen control de la inclinación
axial.xvii
9. Técnicas y procedimient...
deberán estar unidos al alambre pesado rectangular de acero inoxidable de calibre
0.017 ó 0.025 para que funcione como una...
3. Regulador de Función de Frankel
Es fundamental el componente muscular, existiendo un equilibrio entre los músculos de
l...
Con los aparatos dentro de la boca, el paciente no puede ocluir en la posición distal y el
maxilar inferior se ve forzado ...
lleva a cabo una rotación posterior de los cóndilos y un incremento de la capa de
cartílago en posterior y reabsorción en ...
movimientos mandibulares. Obtiene resultados gracias al tratamiento dinámico y
funcional, desarrolla su influencia en el e...
momentos en los que se usan incorporados a estos alambres permiten una simultánea
intrusiónó y retracción de los dientes c...
REFERENCIAS
i American Association of Orthodontists. CLINICAL PRACTICE GUIDELINES FOR
ORTHODONTICS AND DENTOFACIAL ORTHOPE...
xi. Fernández Ysla R, Marín Manso G, Otaño Laffite G, Pérez López M, Delgado
Cabrera L. Los Bloques Gemelos: Uso y constru...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Guia de practica clinica para diagnostico y tratamiento de maloclusion clase ii en ortodoncia pdf

13,895 views

Published on

Guia de practica clinica para diagnostico y tratamiento de maloclusion clase ii en ortodoncia pdf

  1. 1. Universidad de Cuenca. Facultad de Odontología. GUIA DE PRACTICA CLINICA PARA DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO DE MALOCLUSION CLASE II EN ORTODONCIA Verónica Galarza Paulina Guamán Emilio Ruiz Daniela Salinas Teodoro Rodríguez 4to “B”
  2. 2. GUIA DE PRACTICA CLINICA PARA DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO DE MALOCLUSION CLASE II EN ORTODONCIA 1. Finalidad La ortodoncia y la ortopedia dentofacial es una especialidad de la ortodoncia que concierne la supervisión, guía y corrección de las estructuras dentofaciales en crecimiento o maduras, incluyendo aquellas condiciones que requieren movimiento de los dientes o corrección de las malrelaciones y malformaciones de las estructuras relacionadas y el ajuste de la relación entre dientes y huesos faciales con la aplicación de fuerzas y/o estimulación y redirección de las fuerzas funcionales en el complejo craneofacial. (American Association of Orthodontists)i. Una guía de práctica clínica está definida según el Instituto de Medicina como “estatutos sistemáticamente desarrollados para asistir al operador y al paciente en decisiones acerca de un apropiado cuidado de la salud en circunstancias clínicas especificas”. Esta guía tiene como finalidad ayudar a los estudiantes, profesores y odontólogos en general; desarrollar juicios en diagnostico, planear tratamientos y determinar tiempos de tratamiento en la terapia ortodoncica y ortopédica. Igualmente permite integrar tratamientos de las condiciones orales en vez de tener tratamientos aislados; teniendo como consecuencia una mejor relación profesional-paciente, una potencial eficacia en los tratamientos realizados y ser usada en casos de litigación de la mala práctica médica. 2. Objetivo General
  3. 3. Entregar al estudiante, docente y odontólogo en general una guía clínica para el diagnostico y tratamiento de la maloclusión clase II en ortodoncia. 3. Objetivos Específicos Asistir al operador en el desarrollo de sus juicios diagnósticos, en la proyección del tratamiento y en la determinación del tiempo que tomará el tratamiento aplicado. Unificar las pautas para la realización de diagnósticos y tratamiento entre los estudiantes y profesionales. Instruir al paciente la importancia que tiene la ortodoncia, más allá del punto de vista estético. 4. Ámbito de Aplicación Esta Guía de Práctica Clínica para Diagnóstico y Tratamiento de Maloclusión Clase II en Ortodoncia tiene como interés llegar a todos los estudiantes de la cátedra y de la clínica de ortodoncia de la Universidad de Cuenca, a los docentes universitarios y a los profesionales en general de esta especialidad. 5. Diagnóstico de la Maloclusión Un diagnóstico correcto permite que el plan de tratamiento resuelva la molestia principal del paciente. Los métodos diagnósticos de una patología van a variar según la naturaleza de la condición del paciente, pero deben ser suficientes para identificar problemas, formular un diagnostico y permitir el desarrollo de un curso aceptable de tratamiento. Estos incluyen: Imágenes intra y extra orales
  4. 4. Modelos dentales Radiografías intraorales y panorámicas Radiografías cefálicas.i Una maloclusión es cuando uno o varios dientes están situados en una posición anormal pudiendo ser netamente de origen dental o que las estructuras esqueléticas no se han desarrollado de una manera correcta y han generado esta patología. La maloclusión clase II o distoclusión es aquella en la que hay una relación distal del maxilar superior con respecto al superior. Se presenta en aproximadamente en el 20% de los pacientes ortodóncicos. Es el resultado de una discrepancia anteroposterior esquelética, dental o una combinación de ambos elementos. En las maloclusiones esqueléticas la posición maxilar puede ser protruida o normal (una mayoría significativa son debidas a una mandíbula retruida).xxi Muchos autores, entre ellos Angle, enfatiza la ubicación distal de la mandíbula respecto al maxilar superior en la clase II, pero en muchos casos el maxilar superior es prognatico, una morfología cráneo facial diferente, pero que produce una relación molar similar, y por ende, la misma clasificación. Dentro de las Clase II se distinguen dos tipos: división 1 y división 2, en función de la relación incisiva. iii La Clase II división 1 se caracteriza por el aumento del resalte y proinclinación de los incisivos superiores, en la cual la mordida probablemente sea profunda, el perfil retrognático y el resalte excesivo, exigen que los músculos faciales y la lengua se adapten a patrones anormales de contracción. Típicamente hay un músculo mentoniano hiperactivo, que se contrae intensivamente para elevar el orbicular de los labios y efectuar el sello labial, con un labio superior hipotónico y el inferior hipertónico. La postura habitual en los casos más severos es con los incisivos superiores descansando sobre el labio inferior. En la Clase II división 2 el resalte esta reducido y la corona de los incisivos superiores inclinada hacia lingual. Se caracteriza por profundidad anormal de la mordida, labioversión de los incisivos laterales superiores y función labial más normal; el esqueleto facial, no es tan retrognático como en la Clase II división 1. La división 1 y la división 2 tienen un rasgo en común: el molar inferior está en distal de la posición que le correspondería ocupar para una normal interrelación oclusal. Para realizar un correcto diagnostico se debe realizar lo siguiente: 1. Historia clínica 2. Motivo de consulta 3. Historia médica dental individual y familiar
  5. 5. Examen clínico detallado Valoración de tejidos blandos y proporciones faciales Valoración de la salud bucal general Valoración de los aspectos funcionales Valoración de aspectos esqueléticos 4. Ayudas diagnosticas Radiografía lateral de cráneo Radiografía panorámica Radiografías peri apicales completas (serie radiográfica) Modelos de estudio Fotografías intraorales y extra orales 5. Lista de problemas en orden de prioridad Salud dental Salud periodontal Función articular Patrón de crecimiento esquelético Oclusión Problemas estéticos y cosméticos Problemas relacionados a la estabilidad 6. Diagnósticos Esquelético Dental Facial Funcional 7. Pronósticos 8. Plan de tratamiento 9. Consentimiento informado 10. Seguimiento del paciente. Paciente clase II división 1: Tipo de perfil: Las Clases II dentarias no alteran el perfil y solo las de origen esquelético pueden afectar, el prognatismo maxilar, junto al retrognatismo mandibular relativo imponen una tendencia a la convexidad facial. En el tercio inferior facial sobresale más el labio superior que el inferior. Para analizar el perfil se hace una inspección facial en la que sirve de guía el plano estético (Plano E de Ricketts), que va desde el punto más prominente de la raíz al punto más anterior del mentón blando. En distoclusión el labio superior está más cerca del plano E que el inferior. La boca prominente y la protrusión dentaria impiden el sellado labial por lo que es frecuente que el paciente mantenga su boca entreabierta estando en oclusión habitual. Patrón facial: analizar las proporciones de la cara y el patrón morfo genético del paciente. El índice facial se mide en proyección facial en el plano superciliar (unión de las líneas de las cejas) y el punto gnatión (punto más inferior del mentón blando) la
  6. 6. distancia vertical entre ambos representa la altura facial. La anchura corresponde a la máxima distancia bicigomática. La proporción entre altura y anchura determina el que la cara pueda calificarse de ancha, media o larga. Si la cara es predominantemente larga o corta el crecimiento seguirá manteniendo el mismo patrón morfológico. En las distoclusiones el patrón braquiocefálico es favorable por la tendencia de la mandíbula a crecer hacia delante potenciando la corrección de la Clase II. La dolicocefalia será desfavorable por la post-rotación de la sínfisis y la tendencia a la mordida abierta. iii La base craneana: La longitud aumentada en la parte anterior de la base craneana contribuye a la protrusión de la parte media de la cara, mientras que el alargamiento de la parte posterior tendera a ubicar la articulación temporomandibular más retrusivamente. Forma del arco. El arco superior tiene forma cilíndrica. Suele ser angosto, elongado y no guarda armonía con la forma del arco mandibular. Patrón neuromuscular: Las posiciones de los labios impuestas por el esqueleto facial, pueden causar una mayor labioversión de los incisivos superiores y/o inclinación lingual de los inferiores. En otros casos, los incisivos superiores e inferiores están inclinados fuera de sus bases. Como los labios y la lengua deben efectuar un sellado anterior durante la deglución y la producción de ciertos fonemas, sus esfuerzos para hacerlo en presencia de una displasia esquelética con frecuencia agravan las relaciones incisales. Una retracción mandibular funcional es un rasgo común de la Clase II en las denticiones primarias y mixtas. Otro factor neuromuscular común que puede acompañar el estado de Clase II son la respiración bucal y los hábitos parafuncionales de la lengua.iii Paciente clase II división 2: Tipo de perfil: resalte reducido porque la mandíbula está retrusiva, retroinclinación de los incisivos superiores, combinada con una mordida profunda. iv labioversión de los incisivos laterales superiores y función labial más normal; elesqueleto facial, no es tan retrognático como en la división 1. La división 1 y la división 2 tienen un rasgo en común: el molar inferior está en distal de la posición que le correspondería ocupar para una normal interrelación oclusal. iii 6. Consideraciones generales de la maloclusión 6.1 Etiología
  7. 7. Su etiología es multifactorial, en la mayoría de los casos, no hay una sola causa etiológica, sino que hay muchas interactuando entre sí, y sobreponiéndose unas sobre otras pudiendo ser por factores generales o factores locales, que incluyen todos los elementos capaces de condicionar una maloclusión durante el desarrollo craneofacial. Es importante que el profesional estudie estos fenómenos multifactoriales, de manera de poder neutralizarlos, logrando así el éxito del tratamiento evitando posteriores recidivas.iii Dentro de los factores generales existe: Herencia Alteraciones musculares Hábitos ii La maloclusión clase II puede deberse a una displasia ósea básica, o un movimiento hacia delante del arco dentario y los procesos alveolares superiores, o a una combinación de factores esqueléticos o dentarios. Además suele estar relacionado con factores extrínsecos por ejemplo: hábitos como la succión digital o de chupón, la interposición del labio inferior, con succión o no de este el cual es un freno patológico para el desarrollo de la arcada mandibular y un estímulo para el prognatismo maxilar, la persistencia de la deglución infantil contribuye a que se produzca la distoclusión. Existe también otra causa como es el hábito respiratorio que influye por la repercusión de la boca entre abierta en el funcionamiento estomatognático. 6.2 Fisiopatología La mayoría de las maloclusiones sagitales responden a una discrepancia en el crecimiento de las estructuras que soportan los arcos dentarios: el complejo nasomaxilar y la mandíbula. Durante el desarrollo la cara emerge de la parte inferior del cráneo a través de un largo proceso que se inicia prenatalmente y acaba en la adolescencia. Este crecimiento se realiza a través de la aposición ósea en los cóndilos mandibulares y en el circuito sutural que une el complejo nasomaxilar con el cráneo siguiendo una trayectoria hacia delante y abajo, sus superficies externas son remodeladas hasta alcanzar el tamaño, morfología y posición topográfica de la cara adulta. 6.3 Aspectos epidemiológicos La prevalencia de maloclusiones indica que aproximadamente un tercio de la población tiene una oclusión que puede considerarse como normal o casi normal, mientras que unos dos tercios tienen algún grado de maloclusión. La Clase II División 1 es la desarmonía dentoesquelética más frecuente en la población de raza blanca y que en mayor porcentaje llega a consulta, en búsqueda de tratamiento. iii
  8. 8. 6.7 Factores de riesgo: De origen ambiental: Caries Pérdidas prematuras de dientes primarios por caries u otra causa, que favorecen el desarrollo de maloclusiones en el plano transversal, sagital y vertical y el acortamiento del perímetro de arco promoviendo el apiñamiento, erupción ectópica o impactación de los dientes permanentes. Persistencia de hábitos bucales parafuncionales como la succión digital, succión de objetos y protrusión lingual; que favorecen un crecimiento y desarrollo anormal del complejo dentofacial, produciendo estrechez transversal del arco maxilar, mordidas cruzadas o abiertas, protrusión de incisivo superiores y aumento del resalte horizontal.v De Origen genético: Alteraciones del número de dientes, producen problemas en la erupción, desplazamiento o impactación de gérmenes dentales y compromiso de la alineación. Asociados a síndromes y pueden ser producidos por desórdenes de la lámina dental. 7. Consideraciones especificas 7.1 Manifestaciones histopatológicas 7.2 Manifestaciones clínicas Las mal oclusiones de clase II esqueléticas tienen una relación distal del arco mandibular con respecto al maxilar y como referencia dental la cúspide mesiovestibular del primer molar inferior mostrando además una relación diente a diente en premolares. Tipo de perfil: Las clases II división 1 no lo afectan, como si suelen hacerlo las de origen esquelético. El prognatismo maxilar es algo dominante y el retrognatismo mandibular relativo, son dos factores que generan convexidad facial. En el tercio inferior sobresale el labio superior, en las distoclusiones este labio está más cercano al plano estético de Ricketts que el inferior. El sellado labial se encuentra obstaculizado por una boca prominente y por la protrusión dentaria, por lo que el paciente suele mantener su boca entreabierta cuando se halla en oclusión habitual. Patrón facial: Deberá determinarse si es una cara ancha, media o larga. En el caso de distoclusiones por las razones expuestas al considerar la etiopatogenia, el patrón braquicefálico es favorable por la tendencia de la mandíbula a crecer hacia delante
  9. 9. potenciando la corrección de la Clase II. La dolicocefalia será desfavorable por la post- rotación de la sínfisis y la tendencia a la mordida abierta. Base craneana: Su longitud esta aumentada en la parte anterior lo que contribuye a la protrusión del tercio media de la cara, la parte posterior de la base se encuentra alargada lo que tiende a ubicar a la ATM en retrusion. Forma del arco: El arco superior es angosto, elongado y no guarda armonía con el arco mandibular. La arcada maxilar es cilíndrica. Patrón neuromuscular: Labioversión de los incisivos superiores y/o inclinación lingual de los inferiores, producto de la posición labial, en otros casos los incisivos pueden estar inclinados fuera de sus bases. Labios y lengua efectúan un sellado anterior durante la deglución y fonación, los esfuerzos para hacerlo en presencia de una displasia esquelética con frecuencia agravan Las relaciones incisales. Existe una retracción mandibular funcional en las denticiones primarias y mixtas. Es frecuente la respiración bucal y hábitos parafuncionales de lengua. 7.3 Manifestaciones radiográficas En una panorámica puede notarse que los espacios para premolares son muy reducidos en los dos maxilares, se pueden visualizar las vías aéreas superiores congestionadas lo cual es característico en un respirador bucal. En una cefálica lateral se ve Retrognatismo mandibular, overjet aumentado, mordida profunda, incisivos superiores vestibularizados e inferiores en retroinclinación. 8. Revisión Sistemática de la maloclusión clase II: Se realizó una revisión sistemática sobre que periodos de edad fueron los más indicados para poder tratar la maloclusión clase II, concluyéndose que se pueden obtener mejores resultados si se realiza el tratamiento en una adolescencia temprana.Viii La mayoría de las maloclusiones sagitales responden a una discrepancia en el crecimiento de las estructuras que soportan los arcos dentarios: el complejo nasomaxilar y la mandíbula. Durante el desarrollo la cara emerge de la parte inferior del cráneo a través de un largo proceso que se inicia prenatalmente y acaba en la adolescencia. Iii Según la revista lationoamericana de ortodoncia y odontopediatría esta maloclusión puede deberse a una displasia ósea básica, o un movimiento hacia delante del arco dentario y los procesos alveolares superiores, o a una combinación de factores esqueléticos o dentarios. Para unos el desplazamiento maxilar estaría controlado genéticamente mientras que para otros la influencia funcional seria decisiva. Harris y
  10. 10. Kowalski han comprobado mediante estudios cefalométricos el potencial hereditario de la Clase II División 1. iii Según Canut suele estar relacionado con factores extrínsecos por ejemplo: hábitos como la succión digital o de chupón, la interposición del labio inferior, con succión o no de este el cual es un freno patológico para el desarrollo de la arcada mandibular y un estímulo para el prognatismo maxilar, la persistencia de la deglución infantil contribuye a que se produzca la distoclusión. Existe también otra causa como es el hábito respiratorio que influye por la repercusión de la boca entre abierta en el funcionamiento estomatognático.xiv Según Rivero Lesmes, realizó un estudio en una paciente en la cual diagnostico clase II esquelética con resalte por protrusión del maxilar superior y retrusión e hipoplasia mandibular. Además indico que la sobremordida se debe a la lingualización y extrusión de los incisivos inferiores. Todos los parámetros indican la tendencia al crecimiento horizontal, por una mandíbula con rotación anterior primaria. En este estudio, el tratamiento se dividió el tratamiento en 3 fases: Fase 1: Tratamiento funcional con Activador tipo Harvold, durante un tiempo aproximado de 2 años. Fase 2: Tras la reevaluación se determinó la necesidad de insistir en otra fase de ortopedia. Dadas las características de crecimiento de la mandíbula se decidió utilizar un Activador tipo Pfeiffer y Grobety con bandas 6+6 para anclaje Extraoral de tipo cervical, con el objetivo de poterrotar la mandíbula, al mismo tiempo que estimular el avance de la mandíbula. Fase 3: Aparatología fija con técnica bioprogresiva. Finalmente se vio que transcurrido 5 años y 5 meses de iniciado el tratamiento, se ha alcanzado una situación esquelética y dental favorable.xv Según Ugalde Morales, la maloclusión se debe a diversos factores tanto generales (herencia, defectos congénitos, medio ambiente, problemas nutricionales, hábitos de presión anormales y aberraciones funcionales, postura, trauma y accidentes) como locales(anomalías de número de dientes, anomalías en el tamaño de dientes, anomalías en la forma de los dientrs, vía de brote anormal, anquilosis, caries, etc.). Además el autor define a la maloclusión clase II “Cuando por cualquier causa los primeros molares inferiores ocluyen distalmente a su relación normal con los primeros molares superiores en extensión de más de una mitad del ancho de un cúspide a cada lado. Y así sucesivamente los demás dientes ocluirán anormalmente y estarán forzados a una posición de oclusión distal, causando más o menos retrusion o falta de desarrollo de la mandíbula.” xvi Según Uribe y Nanda, las maloclusiones clase II división 2 son difíciles de tratar. Este estudio presento un método para corregir este tipo de maloclusión basado en principios mecánicos. Los arcos de intrusión y los arcos continups con loop en forma de seta proporciona un método sencillo para la corrección de las maloclusiones clase II división 2 con pocos efectos secundarios. Las fuerzas y momentos aplicados a estos alambre
  11. 11. permiten una intrusión y retracción simultanea con un buen control de la inclinación axial.xvii 9. Técnicas y procedimientos a realizar. Dentro del tratamiento se debe hacer una correcta evaluación al paciente para tomar la mejor decisión en el procedimiento a seguir, se pueden hacer extracciones, como parte del tratamiento. A través de los años la literatura aborda diferentes protocolos de tratamiento, relaciona la época de intervención de la deficiencia mandibular (antes o después del pico de crecimiento del paciente). El pico de crecimiento puberal generalmente es considerado el mejor momento para el tratamiento ortodóncico. xx Clásicamente, están descitas dos maneras de tratar una Clase II: estimulando el creciemiento mandibular con un aparato funcional o limitando el crecimiento maxilar con una tracción extraoral. Sin embargo, los problemas pueden ser diferentes y por lo tanto, los abordajes también.xxii Extracción vs No Extracción: Se sugiere ejercer con precaución las extracciones de los cuatro primeros premolares por los posibles efectos perjudiciales sobre el perfil facial, sobremordida, y la reapertura de los espacios de extracción después del tratamiento. Parece haber una mayor tendencia a la recidiva de la inclinación de los incisivos maxilares corregidos, sobre todo cuanto más anterior era la extracción, lo que parece favorecer la extracción más atrás en el arco o un enfoque sin extracciones. Es mejor evitar extracciones de premolares superiores en los casos de labio superior delgado y ángulo nasolabial aumentado porque surgen efectos negativos sobre la curva del labio superior y ángulo nasolabial. El tratamiento sin extracciones parece favorecido principalmente con aparatos funcionales; porque se aprovecharía del crecimiento vertical de la cara para ayudar con la corrección de la sobremordida. vi Tratamiento sin extracciones clase II. 1. Mecanismos ortopédicos. Redirección del crecimiento anteroposterior del maxilar: Si se utilizaran tracciones de fuerza extra oral dependiendo del efecto deseado, se recomienda utilizar fuerzas extra orales pesadas de 450 o 500 gramos por lado de manera intermitente, por doce o catorce horas día en contra de los primeros molares maxilares en individuos en crecimiento y desarrolla activo. Cuando se usan en pacientes con brackets los dientes
  12. 12. deberán estar unidos al alambre pesado rectangular de acero inoxidable de calibre 0.017 ó 0.025 para que funcione como una sola unidad. Si hay adelantamiento clínico de la mandíbula, pero los cóndilos salen de sus cavidades, esto quiere decir que se produjo un cambio neuromuscular obligado por el aparato sin crecimiento. Redirigir el crecimiento anteroposterior y vertical del maxilar y estimular la mandíbula: El efecto mecánico de las fuerzas pesadas extra orales altas o combinadas de 450o 500 gramos por lado, de manera intermitente, durante doce o catorce horas al día trasladadas al hueso basal por medio de aparatos funcionales con bloques de mordida y tubos laterales que adelantan. 2. Mecanismos ortodónticos. Control del crecimiento vertical del hueso alveolar de los molares: Controlando el desarrollo vertical del hueso alveolar en la parte posterior del arco maxilar en etapas tempranas de la dentición, con fuerzas extra orales altas y ligeras, de 180 o 250 gramos, por lado de dieciocho a veinticuatro horas día y bloques de mordida en acrílico que invaden el espacio libre interoclusal se obtiene una intrusión de los primeros molares maxilares. Intrusión absoluta: Es la intrusión mecánica real que se produce por efecto de la fuerza extra oral en los primeros molares maxilares. Intrusión relativa: Es la intrusión que se produce por la disminución en el crecimiento vertical del hueso alveolar normal en los primeros molares maxilares. Distalizacion: De los primeros molares maxilares con sistemas intra orales fijos con resortes de titanio/molibdeno en contra de los primeros molares maxilares. El proceso tarde dieciséis semanas para distalizar seis milímetros por lado. Resortes comprimidos de acero inoxidable o de níquel/titanio sobre alambres rectangulares de acero inoxidable de calibre 0.017 * 0.025. se deben controlar las fuerzas de reacción sobre al segmento anterior con elásticos intermaxilares de clase II. Se aplican fuerzas extra orales en contra de los primeros molares maxilares de dieciocho a veinticuatro horas por día con fuerzas suaves y continuas para lograr el efecto dental. vii Las mejores oportunidades de tratamiento ortodontico surgen durante las etapas de crecimiento y desarrollo del paciente. Uno de los objetivos del tratamiento a realizar es mejorar el perfil logrando una armonía facial y muscular, con lo que se logra una mejor aceptación y mayor autoestima en el paciente.iii
  13. 13. 3. Regulador de Función de Frankel Es fundamental el componente muscular, existiendo un equilibrio entre los músculos de las mejillas y labios y lengua. Son vestibulares, actúan neutralizando las fuerzas musculares y al no llevar acrílico por dentro la lengua tiene libertad de movimientos remodelando la cavidad oral, de ahí su nombre de regulador. Hay 4 tipos de los cuales el tipo 1 se usa para clase II división 1 y el tipo 2 para clase 2 división 2. Frankel tipo 1: aparato bimaxilar que consta de alambres y acrílico vestibular que va desde los últimos molares a los caninos evitando la acción de los músculos de la mejilla y así los maxilares crecen en sentido transversal debido a que solo reciben el estimulo de la lengua. En la parte antero inferior lleva acrílico en forma de botones (olivas vestibulares). Los alambres 1 que lleva son: arco vestibular superior0,9mm, retenedores en los 3, apoyos oclusales en los 6, resorte transpalatino de 6 a 6 con omega central de alambre, en la parte inferior lleva un alambre por debajo de los incisivos para las olivas y por linfual un resorte de 0,8mm en los 3. Frankel tipo 2: parecido al tipo 1, se construye en mordida constructiva, lleva un resorte por palatino en el maxilar superior formando asas en los caninos. Como alternativa al tratamiento convencional, cuando estén presenten los 4 incisivos centrales y los primeros molares permanentes, existe el Configurador Reverso Sostenido II, que es un aparato de ortopedia funcional que actúa por acción de su arco reverso que retruye el maxilar superior aplicando una fuerza sostenida. iii 4. Twin Block Llamados también bloques gemelos, reposicionan la mandíbula y redirigen las fuerzas oclusales. Están construidos en una mordida protrusiva que permite modificar eficazmente el plano inclinado oclusal por medio de planos inclinados de plástico o de acrílico colocados sobre los bloques de mordida oclusales.
  14. 14. Con los aparatos dentro de la boca, el paciente no puede ocluir en la posición distal y el maxilar inferior se ve forzado a adoptar una mordida protrusiva con los planos inclinados encajados en oclusión. Su uso está indicado las 24 horas del día con el objetivo de aprovechar al máximo todas las fuerzas funcionales que actúan sobre la dentición, incluyendo las fuerzas de masticación. En el tratamiento de la maloclusión de clase II, los planos inclinados se sitúan en una posición mesial a los primeros molares inferiores y superiores. El aparato Twin Block tiene 2 etapas: A) Corrige una Clase II esquelética a una relación de Clase I normal, reduce el overjet y overbite. Expande al arco superior e inferior. B) Consiste en mantener la relación de incisivos corregida hasta que se haya producido la oclusión posterior total, mediante la utilización de una placa superior con plano inclinado anterior. (xi,xii) 5. Bionator Clase II Desarrollado en 1952 por Balters. Según el autor, el equilibrio entre la lengua y el mecanismo perioral del buccinador es responsable de la forma de las arcadas y de la intercuspidación. El objetivo del bionator para clase II es establecer una buena coordinación de los músculos, eliminar las posibles restricciones deformadoras del crecimiento y eliminar las cargas ejercidas sobre el cóndilo mediante una posición adelantada de la mandíbula, corrección esquelética al maxilar, mandíbula, dientes y relajación muscular. Cambios producidos: Retracción de los incisivos superiores, aumento del ángulo del plano de la mandíbula, incremento en la longitud mandibular, aumento de la altura facial inferior y erupción de los molares. En el perfil se produce una disminución de convexidad esqueletal, incremento de la altura facial anterior y posterior, reducción del overjet y overbite, Mecanismo de acción: Durante la protrusión mandibular incrementa la actividad de división celular en el cartílago del cóndilo por lo que aumenta el crecimiento sagital. Se
  15. 15. lleva a cabo una rotación posterior de los cóndilos y un incremento de la capa de cartílago en posterior y reabsorción en la zona anterior del cóndilo y un aumento anterior de la fosa glenoidea con una traslación morfológica posterior de la zona de la mandíbula. xiii 6. Pistas Planas para Distoclusiones (Clase II) Diseñadas por el Dr. Pedro Planas, tienen acción bimaxilar para mejorar la función del sistema masticatorio. Mecanismo de acción: Actúan por presencia, que está proporcionada y activada por las pistas. Al ser colocada la placa palatina o lingual de acrílico, el diente se separa de ésta, para poder seguir su movimiento normal dentro del alvéolo (las pistas se aflojan). Corrigen las relaciones maxilomandibulares. Producen la expansión fisiológica de los maxilares, mejoran las relaciones máxilomandibulares y equilibran las relaciones oclusales. Principio Biológico: Establecer un plano oclusal fisiológico con libertad de los movimientos de lateralidad mandibular sin traumatizar el parodonto y rehabilitando la ATM. Las pistas se dirigen hacia arriba en sentido posteroanterior. Funciones: Obligan a contactar las placas sin interferencias dentarias Facilitan los movimientos de lateralidad Establecen un plano oclusal fisiológico Rehabilitan la ATM Corrigen distoclusiones o frenan mesioclusiones Ayudan a eliminar las mordidas cruzadas xviii 7. Bimler Clase II (Tipo A y B) Es un aparato funcional elástico de apoyo dental activo, su apoyo dentario junto a la acción de resortes y tornillos logran un desplazamiento dental, ya que su pequeño tamaño y elasticidad facilitan la fonación y
  16. 16. movimientos mandibulares. Obtiene resultados gracias al tratamiento dinámico y funcional, desarrolla su influencia en el espacio libre de la cavidad oral. Tipo A: En la arcada superior tiene dos resortes retroincisales y un arco vestibular extendido desde distal del segundo premolar anclado en dos aletas de resina palatinas posteriores entre si a través del paladar. En la arcada inferior tiene un rectangulo incisal que discurre por la cara de caninos, premolares y molares ascendindo para unirse al superior. Tipo B: Muy similar al tipo A, con un particularidad en la arcada superior debido a que los resortes y barra palatina retruyen los incisivos lateriales y protruyen los centrales. xix 8. Aparato de Herbst El aparato de Herbst es un dispositivo eficiente en la corrección de la maloclusión Clase II de Angle, especialmente en la normalización de la relación molar y en la corrección del overjet. Afecta el crecimiento maxilar y restringe el dislocamiento anterior Algunos estudios recientes encontraron respuesta tisular en individuos tratados con Herbst después del pico de crecimiento pubertal, además de remodelación de la fosa glenoidea, cóndilo y adaptación de la ATM. La literatura es controversial en cuando a escoger la mejor época de actuación del Herbst. Weschler y Pancherz recomiendan el uso del Herbst en el inicio de la dentición mixta; otros autores como Pancherz y Hägg sugieren la utilización de este aparato durante la dentadura mixta tardía y permanente joven, es decir, próximo al pico de crecimiento puberal; y otros después del pico de crecimiento puberal y que exista algún tipo de crecimiento residual mandibular. 9. Tratamiento en Adultos Son habitualmente díficiles de tratar; los arcos de intrusión y los arcos continuos con loop en forma de seta proporcionan un método sencillo para la corrección de maloclusiones Clase II división 2 con pocos efectos secundarios. Las fuerzas y los
  17. 17. momentos en los que se usan incorporados a estos alambres permiten una simultánea intrusiónó y retracción de los dientes con un buen contros de la inclinación axial de los dientes sin la necesidad de realizar una fase de correción de las raíces.xxi 9.1 Compensación ortodóntica o camuflaje Trata las discrepancias esqueléticas evitando la cirugía ortognática. Las extracciones dentales permiten obtener una correcta relación dental a pesar de que exista un relación incorrecta de la Clase II esquelética.xxiii
  18. 18. REFERENCIAS i American Association of Orthodontists. CLINICAL PRACTICE GUIDELINES FOR ORTHODONTICS AND DENTOFACIAL ORTHOPEDICS 2008 ii Universidad Nacional de Colombia. GUIA CLINICAS DE ATENCION ORTODONCIA. Bogotá Colombia 2006 iii Ortiz M, Lugo V; MALOCLUSION CLASE II DIVISION I: ETIOPATOGENIA, CARACTERISTICAS CLINICAS Y ALTERNATIVA DE TRATAMIENTO CON UN CONFIGURADOR REVERSO SOSTENIDO II (CRS II) iv Cenk Doruk, Altug A. Bicakci, TRATAMIENTO PARA LEVANTAR LA MORDIDA EN UNA MALOCLUSIÓN CLASE II, DIVISIÓN 2. The orthodontic cyber journal. vMedina Aida, Crespo Onelia. FACTORES DE RIESGO ASOCIADOS A MALOCLUSIÓN EN PACIENTES PEDIÁTRICOS. Acta Odontológica Venezolana - VOLUMEN 48 Nº 2 / 2010. ISSN: 0001-6365 - www.actaodontologica.com vi Millett DT, Cunningham SJ, O'Brien KD, Benson PE, de Oliveira CM. TREATMENT AND STABILITY OF CLASS II DIVISION 2 MALOCCLUSION IN CHILDREN AND ADOLESCENTS: A SYSTEMATIC REVIEW. Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2012 Aug. 142(2):159-169.e9. doi: 10.1016/j.ajodo.2012.03.022 - www.ajodo.org/article/S0889-5406%2812%2900404-0/abstract vii ALEMAN J; GUIA PARA EL TRATAMIENTO DE PACIENTES DE ORTODONCIA DE LA CLÍNICA CES SABANETA. Universidad CES, Medellin Colombia 2009. Cañón O., Otero L;. EFECTIVIDAD DEL TRATAMIENTO TEMPRANO EN LA MALOCLUSIÓN CLASE IICRANEOMAXILARES Vs ACTIVADORES. Recusos Javeriana, 2006- www.recursostic.javeriana.edu.co/doc/tratamiento_clase_II.pdf TULLOCH JF. PHILLIPS, KOCH G, PROFFIT W. The effect of early intervention on skeletal pattern in class II malocclusion: a randomized clinical trial. Am J Orthod. 111:391. 1997 GHAFARI J. KING GJ, TULLOCH JF. EARLY TREATMENT OF CLASS II, division 1 maloclussion: comparison of alternative treatment modalities. Clin orthod res 1:107. 1998.
  19. 19. xi. Fernández Ysla R, Marín Manso G, Otaño Laffite G, Pérez López M, Delgado Cabrera L. Los Bloques Gemelos: Uso y construcción del aparato convencional. Rev Cubana Estomatol 2005 xii. Trenouth MJ. Ortopedia Funcional de los Maxilares con el Aparato Twin Block (Bloques Gemelos). Ortodoncia Clínica 2001; 4(2):86-93 xiii. Borbón-Esquer CL, Gutiérrez-Villaseñor J, Díaz-Peña R. Empleo del aparato funcional Bionator para tratamiento de clase II esqueletal. Rev Tamé 2013; 2 (5):159- 164. xiv. Canut JA. Ortodoncia Clínica y Terapéutica. Ed Masson, Madrid. 2001. xv. Rivero L. Severe class II, angle and skeletal malocclusion, marked overjet and overbite, with a brachycephalic pattern, early treatment. Ortod. Esp. 2009; 49 (1); 49-56 xvi. Ugalde M. Clasificación de la maloclusión en los planos anteroposterior, vertical y transversal. Revista ADM 2007; LXIV (3): 97-109 xvii. Uribe F, Nanda R. Tratamiento de la clase II división 2 en adultos. Consideraciones biomecánicas. Rev Esp Ortod 2003; 33: 193-201. xviii. Arias M, González M, García B. CONSIDERACIONES PRACTICAS PARA LA CONSTRUCCION DE PISTAS PLANAS. ISCHM-CH Facultad de Estomatología. Rev Cubana Ortod 200; 15(2):61-5 xix. Ribes Valles C. Modelador Elástico de Bimler. Epónimos Científicos. España 2010 xx. Alencar Maia S, Palomino-Gómez SP, Sampaio Dib L, Boamorte Raveli T, Barnabé Raveli D. Tratamiento de Maloclusión Clase II División 1 con el Aparato de Herbst Tipo Férula, después del Pico de Crecimiento Puberal. Acta Odontológica Venezolana. 2011. 49 (2) 17. xxi. Uribe F, Nanda R. Tratamiento de la Clase II división 2 en adultos. Consideraciones biomecánicas. Rev Esp Ortod 2003; 33: 193-201. xxii.Puigdollers A. Tratamiento de las Clases II (en memoria del Profesor Tiziano Baccetti). Rev Esp Ortod. 2011; 41: 195-6 xxiii. Torres Ugalde M, González Balut M. Compensación ortodóntica de una paciente clase II división 1 quirúrgico. Caso clínico. Rev Odon Mex 2007; 11 (2): 91-102

×